Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Llegaremos a 100?
Ayer a las 23:21 por Moira

» Confieso que...
Ayer a las 22:32 por Moira

» Stealth is the key [Oswin]
Ayer a las 21:58 por Oswin

» Habilidades perecederas -FB (Jeanne Lionheart)
Ayer a las 21:31 por Jeanne Lionheart

» Buscado el consejo de un hombre sabio [Vaurien]
Ayer a las 20:50 por Vaurien

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 20:34 por El Anciano

» Registro de Rango
Ayer a las 20:14 por Letyko

» Registro de PB
Ayer a las 20:11 por Letyko

» Registro de Grupo
Ayer a las 20:06 por Letyko

» An unexpected presence [Ariakas Verminaard]
Ayer a las 19:50 por Ranema

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
60/60

Afiliados Normales


A dead man's wish (Celesei)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A dead man's wish (Celesei)

Mensaje por Linael el Lun Nov 13 2017, 23:22

El joven cabalgaba a lomos de aquel magnífico ejemplar y agarraba la carta con firmeza. Se trataba de un blanco caballo protegido con diferentes piezas de armadura, las cuales indicaban que el animal era pertenencia del gran castillo al que se dirigía. Leyó por encima aquellos renglones y suspiró con tristeza, aún recordando el último aliento de aquel hombre, el antiguo propietario del corcel, el cual le había confiado el documento.

—Debes... procurar que este...caballo... regrese al castillo. Preg-... Pregunta por... Celesei, pues ella me lo confió... Por favor, joven... —dijo mientras la vida se le escapaba de las manos. Linael miró al caballo con cierto recelo mientras tomaba la carta de las manos de aquel soldado, presa de una terrible fiebre, y sin saber qué debía hacer optó por cumplir lo que le habían encomendado, pues así al menos quizás podría obtener algún plato caliente como recompensa. Así pues, subió a lomos del equino e inició su travesía sin nada que perder.

Vislumbró el colosal castillo al frente y no pudo reprimir una exclamación de sorpresa. La guardia de aquella fortaleza, en verle y reconocer la armadura del corcel, salieron a su encuentro con las armas por delante exigiendo explicaciones. El pequeño tragó saliva, alertado y, con un hilo de voz, murmuró:
—T...Tranquilos... Sólo vengo a devolver este caballo, esta carta lo explica. Por favor, leedla y lo entenderéis. —En leer el escrito, el guardia hizo un gesto para que los otros dos bajasen las armas y agarró las riendas del caballo.
—Muy bien, muchacho, puedes irte, nosotros nos encargamos de devolverlo al establo —dijo el hombre, intentando tras ello que el joven soltase las riendas.
—¡No! ¡A mí me han encomendado que se lo entregue personalmente a esa mujer, Celesei, y es lo que haré! —reclamó, mas no era le deber lo que lo motivaba, sino la posible recompensa, ya que aquellos soldados pretendían quedarse con el animal a cambio de nada. Tras deliberar unos instantes, el soldado accedió, pues al fin y al cabo se trataba de un crío y había logrado ver la navaja de su cinturón, quién sabía si podía volverse loco y atacarles a ellos o al caballo si no conseguía lo que quería.
—Bien, devolverás el caballo en persona, pero esperarás en los establos y no intentarás nada raro. Yo iré a buscar a la mujer que quieres ver. Vosotros, volved a vuestros puestos.

Dicho y hecho, a los pocos minutos ya se encontraba en los establos, con una sonrisa que le ocupaba toda la cara en ver aquellos caballos tan bien cuidados y esplendorosos. Era innegable que su anterior amo le había contagiado aquella pasión por los animales y viceversa, no por nada se ganó el derecho de cuidar de su establo y había quedado como único responsable del mismo. Recordando eso, una mueca de tristeza apareció en su rostro. ¿Por qué tenía que verse en aquella situación si les había regalado sus mejores acciones? ¿Por qué se querrían librar de él si tan sólo les había ofrecido cariño?
—Come un poquito, tienes que estar hambriento después del largo viaje —le dijo al corcel, guiándolo hasta la comida y lo abrazó con cuidado.
Alzó la cabeza en ver una figura a unos metros de distancia y se separó instantáneamente del caballo, rogando interiormente por que aquel gesto no le acarrease consecuencias nefastas.
—Se...Se...Señorita C... Celesei, imagino... M...Mil perdones, lo siento, disculpad —reiteró agachando nuevamente la cabeza e hincando una rodilla en el suelo en un acto reflejo, pues ni siquiera sabía cómo debía referirse a ella protocolariamente—. No se volverá a repetir.
avatar
Linael
Human

Ocupación : Esclavo de Celesei
Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A dead man's wish (Celesei)

Mensaje por Celesei Lanster el Mar Nov 14 2017, 12:27

Después de tanto tiempo ahora sabia de dónde venían aquellas pesadillas. Esta noche no solo he soñado con las palabras que creí que venían de una bruja, de una mujer… si no de un hombre… un hombre del que hace dos años que no se nada. Esta vez las palabras se repetían constantemente. – Tu mayor dicha será tu final. Llegará un momento que toda la felicidad que sientas se deshará en cenizas por tú boca. – pero no solo aquella palabra si no que el rostro de quien las pronunciaba después de tanto tiempo había tomado forma… cuando me desperté supe de quien eran aquellos ojos… quien había dicho aquellas palabras… hacía dos años que yo mimo le había desafiado por aburrimiento… no, porque el vino a mí, acusándome de cosas que no había hecho. Ese hombre era la causa de todo.

Por desgracia sé que una sigue vivió pues el corazón que yo poseo de él aún no se ha marchitado y sigue latiendo con fuerza… no me gusta saber que voy a tener que tomarme enserio algo que yo misma vi que podría ser una simple tontería de aburrimiento y diversión. No me he tomado la molestia de encontrarme con el aun… pero quizás va siendo hora de mover carta y empezar a torturar su mente hasta que falle su desafío… no concentre que aquella amenaza de antaño quede impune, no ahora que se de quien procede… no obstante por mucho que quiera ponerme ahora mismo con ello necesito despejar mi mente y trazar el plan para ello. Antes incluso de que pueda disponer a tomar un baño alguien irrumpe en mis aposentos, un esclavo me informa de que han encontrado mi caballo, uno que yo misma mande y que es un niño el que ha vuelto con él. Aquel caballo tenía que volver con un hombre y un mensaje para mí.

Me alisté entonces lo más rápido que pude mostrando mi elegancia y mi porte tanto en el cabello como en el vestido que llevaba conmigo. Cuando me encaminé hacia lo establos a lo lejos vi aquella montura blanca… por suerte estaba ilesa y no le había pasado nada. Cerca de ella había un niño, de unos once años que se apartó del corcel tratando de referirse a mí para finalmente hincar la rodilla, gesto que me hizo cierta gracia al comprobar que el niño no sabía de etiqueta o modales.-no soy la reina joven, pero me alagas… en pie.-le digo haciendo un gesto para que el mismo se levante. Es pequeño y parece haber cumplido una labor que ni siquiera a él le correspondía.-tu nombre pequeño… y cuéntame lo que ha pasado.-le digo mirándole de arriba abajo comprobando su forma de vestir… reconozco que me tiene sorprendida el hecho de que haya traído el caballo hasta aquí ya que eso implica que su jinete a muerto…





Mi honor y mi orgullo:

You and me:

When we were young:

avatar
Celesei Lanster
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A dead man's wish (Celesei)

Mensaje por Linael el Mar Nov 14 2017, 13:47

Obedeciendo la orden de aquella mujer, se alzó y sacudió ligeramente el polvo en pos de no parecer más desaliñado de lo que ya estaba. Miró a la fémina con curiosidad, fijándose sobre todo en sus dorados cabellos y en aquellos verdosos orbes que lucía. Si bien no podía negar que aquella mujer podía considerarse hermosa, sus ojos, cuya pupila se veía rasgada incluso desde la distancia a la que se encontraba de ella, le infligieron algo más que curiosidad: desconfianza.
"Esos ojos no son normales, ¿no?" pensó para sus adentros, ensimismado con ellos con la boca entreabierta; igual sí era normales, solo que no humanos.

—Mi... Mi nombre es Linael, señorita —terminó diciendo. Respiró hondo y procuró mantener la calma, al fin y al cabo aquella mujer, de tratarse de una dragona como sospechaba, no tenía ningún motivo para atacarle, ¿verdad? Aunque teniendo ya el caballo para sí, quién sabe si no se desharía de él por mera diversión.
—Andaba buscando algo que comer cuando me topé con el portador de esta carta —afirmó conforme mostraba el documento en su mano derecha—. Era un hombre moribundo, muy tocado ya por la fiebre que sufría, hasta el punto que no podía moverse cuando lo encontré —continuó, y avanzó unos pasos hasta estar enfrente de la dragona para poder ofrecerle el escrito—. Antes de pasar a mejor vida me rogó que os trajera esa carta, que era de suma importancia que la recibierais.

Echó un rápido vistazo a Celesei, fijándose algo más en el vestido del que hacía gala, nada que ver con su ropaje ya sucio de pasar algunos días a la intemperie. Intentó buscar algún rasgo más en aquella mujer que pudiese indicarle que no compartían la misma raza, sin embargo, el cansancio, el hambre y no querer quedar como un impertinente hicieron que sus ojos no se posasen demasiado en ella. Justo antes de dejar caer en papel en la mano de Celesei, miró nuevamente sus ojos y, con cierto temor, intentó una petición arriesgada que rogaba no se tomase como irrespestuosa; sin embargo, pocas cartas le quedaban ya que le permitiesen llevarse algo a la boca:
—Confío que alguien como vos sabréis agradecer haberos traído un documento de tal importancia como éste... —murmuró reuniendo todo el valor que pudo—. Pero no os preocupéis, no es oro ni joyas lo que busco, tan sólo quisiera un plato caliente encima de la mesa, os puedo asegurar que la vida fuera de estos muros no es tan apacible. Luego os aseguro que me marcharé sin armar revuelo.
¿Había sido demasiado osado? ¿Podía considerarse que pedía mucho a cambio de aquellos renglones? Él consideraba que no, de hecho, la cosa no quedaría ahí, pues como dice el refrán, "De perdidos al río".
—Y si sumado a ello tuvieseis algún ropaje que no usen vuestros esclavos o algo similar, os lo agradecería siempre.
avatar
Linael
Human

Ocupación : Esclavo de Celesei
Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A dead man's wish (Celesei)

Mensaje por Celesei Lanster el Miér Nov 15 2017, 20:16

Las palabras de aquel niño me hacían esbozar una sonrisa interna y constante… su educación recién inventada, la forma en la que vestía me daba la sensación de que era más un vagabundo que un niño… quizás el esclavo de aquel, pero aquello era algo que yo no podía saber… no obstante enarco una ceja cuando escucho sus palabras. ¿Un hombre moribundo? ¿A quién narices habían enviado a encontrase conmigo? Dos ideas surgen en mi mente en ese momento: la primera, que este niño está mintiendo por algún motivo y la segunda, que dice la verdad y ese hombre a contraído algún problema por el camino… no obstante recibo la carta como prueba de que lo que dice es verdad y al escudriñarla me doy cuenta de que finalmente la historia del pequeño es cierta.

La carta es ciertamente importante, y está bien saber que está en mis manos y no en la de otras personas no obstante separo mis ojos de ella cuando le escucho hablar de nuevo.-¿alguien como yo? Cuida tus palabras muchacho… el hecho de que me hayas traído algo de valor no implica que deba compensártelo.-le digo enarcando una ceja. No obstante no soy tan egocéntrica como para no reconocer que este niño ha hecho algo bastante apropiado y un plato de comida no es demasiado pedir.-deberías mantener la lengua cerrada… podría causarte problemas exigir algo de comer a cambio de un servicio como este.-digo cerrando la carta y guardándola en mi vestido, en uno de los muchos pliegues que ocultan algún bolsillo. Me acero disimuladamente al niño, inclinándome ligeramente y poniendo mis dedos índice y pulgar sobre su barbilla, obligándole así a que me mire a los hijos directamente. Giro su cabeza varias veces para luego sonreír.

-¿Qué te hace pensar que puedes pedir, comida y ropa y marcharte de aquí sin armar revuelo muchacho?-le pregunto sonriendo con cierta amargura y desazón. Lo cierto es que no ha hecho nada malo y mi problema erradica en los desechos sociales que son los humanos que no han sabido recibir la educación adecuada. No obstante, ese niño tiene bastantes cualidades y es joven… un poco suelto de la lengua, pero puede venirme bien tener a alguien a quien inculcar los valores, además de ser un buen esclavo. La idea ronda por mi cabeza, bastante jugosa como para negarla dos veces seguidas.-¿qué serias capaz de hacer por esas palabras muchacho? ¿Me servirías si a cambio te doy lo que pides?-le pregunto enarcando una ceja y poniéndome de pie pero sin apartar la mirada de él, dado que parece ser que ni siquiera así consigo hacerle salir corriendo de allí.





Mi honor y mi orgullo:

You and me:

When we were young:

avatar
Celesei Lanster
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A dead man's wish (Celesei)

Mensaje por Linael el Miér Nov 15 2017, 21:11

Las primeras palabras de la dragona ya le indicaban que había cruzado la fina línea entre lo que tenía derecho a decir y lo que no, algo que le hizo tragar saliva reiteradas veces y rogar interiormente por que aquella mujer no se transformase y le incinerase allí mismo. Pensó instintivamente en pedirle disculpas, una idea que apenas tardó medio segundo en esfumarse de su cabeza. ¿Cómo hacerlo, si uno de sus consejos era precisamente que contuviese la lengua? En lugar de hacerlo frunció los labios en conjunción con su ceño, dando a entender que comprendía que se había excedido y que procuraría que la acción no se repitiese.

Suspiró en ver que, lejos de envolverle en llamas, guardaba la carta con total tranquilidad en su vestido. Miró la prenda, deleitándose nuevamente, pues vestidos tan caros sólo se los había visto a Kassandra de Lordian, su anterior ama, y prendas similares en calidad a aquella quedaban muy fuera de alcance para alguien como él.
El deleite se desvaneció al igual que la idea de las disculpas, dando paso al temor. En ver a esa mujer acercándose a él, notó como un fugaz escalofrío recorría su espalda, enviándole la orden a su cerebro para que huyese sin mirar atrás. ¿Lo hizo? No. No hubiese sacado nada de ello, pues aquella situación era como estar atrapado en una gran tela de araña en la que si no agradabas al insecto, morías devorado. Celesei le tomó de la barbilla y el pequeño no pudo evitar encontrarse con su mirada, antojándosele viperina. La fémina observó su perfil, luego el contrario, y esbozó una sonrisa que seguramente acompañaría sus peores pesadillas al menos un par de noches. ¿Qué pasaba por su mente?

—¿Serviros? —Linael quedó desconcertado; por su mente tan sólo rondaba la idea de que aquella mujer se hubiese sentido ofendida por sus palabras, y sin embargo lo que le estaba pidiendo era bien distinto, amén de una oferta a considerar. Relajó la expresión de su rostro, desfrunciendo ceño y labios a la par en lo que asimilaba la pregunta de la dragona; aunque, ¿realmente podía considerarse una pregunta? Él, indefenso como se encontraba, rodeado de guardias, posiblemente muchos dragones, con una oferta como aquella sobre la mesa. ¿Acaso podía negarse? No lo hubiese hecho aunque hubiese creído realmente tener elección, pero no sabía si se podía considerar así. Asintió a modo de respuesta, acompañando el gesto de las siguientes palabras:
—Os serviría aún por menos si no necesitase comer, Señorita Celesei —aseguró, sin saber aún cómo llamarla propiamente para que no se sintiese ofendida—. Para mí sería un honor, si así lo deseáis, un gusto de hecho —aseguró, y no mentía. ¿Cómo rechazar una propuesta que incluía comida y techo? Y por qué no decirlo, servir a una mujer tan bella era mejor que pedir por la calle. Al menos la teoría decía eso, pues nunca se sabe...
—¿Cómo os puedo servir? Ordenadlo y se hará—quiso saber, inclinando la cabeza a modo de reverencia—Y también, ¿cómo debo dirigirme a vos?
avatar
Linael
Human

Ocupación : Esclavo de Celesei
Mensajes : 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A dead man's wish (Celesei)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.