Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio.

- (15/07) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Julio.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
50/64

Afiliados Normales


Renee Dasha ~ ONESHOT

Ir abajo

Renee Dasha ~ ONESHOT

Mensaje por Lol Branagh el Sáb Nov 04 2017, 19:40

Su hermana se había vuelto a marchar, como era la costumbre de ambos y volvía a sentir esa sensación de no estar completo. A pesar de haberla insistido en que se quedara no había accedido, parecía que la idea de tener un hogar para ambos, no era tan apetecible como al híbrido se le había hecho, no iba a obligarla tampoco a quedarse. También tenia que ser sincero con él mismo, ese ultimo encuentro había hecho que algo se apagase, esa tensión y excitación por verla se había esfumado al ver esos celos y dramas que Lol no lograba comprender y aunque los había aguantado, no le habían gustado nada. Había saltado sin ningún motivo, nunca ninguno había puesto una marca de propiedad al otro, Lol asumía que su hermana era muy sexy y que otros hombres podían estar con ella y a pesar de que no le gustaba, no se lo iba a echar en cara, no tenia ningún derecho mas allá del de hermano protector y ni aun así lo habría hecho.

Los primeros días eran algo horribles, esa necesidad de su hermana le hacia volverse loco dentro de la resistencia, se sentía enjaulado y necesitaba esa sensación de liberar todo lo que tenia dentro, la tristeza por la lejanía, la rabia de que no hubiera aceptado, la preocupación de tenerla lejos y que algo la pasara y no pudiera estar para ayudarla. Necesitaba respirar urgentemente.

Asique el hombre salio en busca de ese preciado aire figurativo. Fue hasta la playa a toda prisa donde ni corto ni perezoso se desnudo metiéndose al agua y transformándose ahí mismo. Volar le haría libre, ahora mismo no le importaba que le pillaran, solo le importaba sentirse bien

Salio del agua convertido en un precioso dragón blanco del tamaño de un dragón normal, gracias a la dragona con la que había jugado al pilla pilla, había descubierto aquello y le hacia sentirse mas seguro. Voló por encima de las ramas de los arboles que lindaban y separaban el bosque del mar y se dejo llevar por el aire cuando oyó en medio del silencio de la noche algo. Parecía un animal, no no era aquello, era un llanto de un bebe.

Bajo aprisa convirtiéndose en un dragón mas pequeño, a su tamaño original para no hacerse demasiado daño y cuando toco tierra volvió a su forma humana; estaba desnudo pero no importaba, tenia que localizar aquel llanto. Se angustiaba corriendo entre aquellos arboles buscando la dirección exacta y sin más paro bruscamente.



Allí estaba un bebe envuelto en una mantita, moviéndose lo poco que podía en busca de ayuda. Se acerco con lentitud mirando a los lados precavido, pues no era algo común ver a un bebito dejado a su suerte. Ya a su lado le tomo en brazos, abriendo la manta que le envolvía y descubriendo aquella cicatriz, ahora todo tenia sentido, era como él solo que en versión de bebe indefenso. Le acerco a su cuerpo a donde estaba su medio corazón y el bebe pareció calmarse  *Lo se bebe, ahora todo estará bien *


Salia su instinto paternal, uno que no pensaba que tenia y que no sabia identificar. El contacto de ambas pieles tranquilizaba al bebe y a él le llenaba de algo inexplicable, algo que pensaba que nunca sentiría por su naturaleza *Veamos que cosita tan linda eres* Le termino de quitar la mantita haciendo que la bebe riera mirándole, aquel bebe no tendría mas de un mes o dos a lo sumo asique quería decir que ese tiempo alguien la había criado asique ¿Donde estaba esa persona? *Asique eres una niña, seras Renee Dasha. La renacida y el regalo de dios* Lo primero era por ella porque iba a tener una segunda oportunidad. Mientras el segundo era por Lol porque era un regalo que le daban cuando mas lo necesitaba. Sentía una gran dicha y felicidad en su interior pero también afloraba un gran miedo... ¿Y si alguien la reclamaba?

Y asi fue como se llevo a la pequeña Renee Dasha a su hogar, a la resistencia. Desde el primer momento fue complicado, era un bebe que necesitaba leche materna y encontrar a una nodriza que criara a su bebe porque si, era ya su hija a pesar de ese miedo a que se la arrebataran, tenia una conexión especial con ella. Busco un trabajo que poder compaginar con la resistencia para poder pagar a la mujer. Al final del día acababa agotado entre el trabajo, sus funciones de portavoz de los instructores y el resto del día aprovechar en disfrutar de su princesita. Jugaba con sus manitas y sus piecitos, la daba un bañito con agua que había cocido con flores de lavanda de manera que la relajara. Era una niña muy buena, dormía toda la noche a su lado, haciendo que Lol se despertase al mínimo movimiento. Eso sumado a que se levantaba antes del amanecer para llevar a primera hora a su nena para que la nodriza la cuidase y amamantase mientras él trabajaba,

Así pasaba el tiempo, los días se convertían en semanas y las semanas habían hecho que fueran dos meses. Dos meses muy cortos donde la niña de ojos verdes y cabellos del color del sol en los que habia crecido saludable. Era una niña muy activa y aunque Lol hacia lo mejor que podía como padre, sabia que tarde o temprano necesitaría de una madre. Una que le explicase las cosas de la vida femenina pero también tenia que ser una mujer que entendiera que la bebe no era una bebe normal, era una híbrida y eso era una pega en contra de ella. Fuera como fuera Renee recibiria todo el amor de su padre Lol, la ocultaría su parte híbrida de la sociedad y la educaría como humana pero sin que olvidase quien era, esa parte tan maravillosa


Tomo a su niña en brazos mientras la bebe sonreía, lo que le hizo poner la sonrisa mas tierna que nunca nadie le hubiera podido ver * Nunca estarás sola. Te lo prometo cielo * Y como el resto de días, la llevo hasta la nodriza. Durante la tarde mientras continuaba con sus labores en el trabajo, llego un muchacho con algo entre sus manos ¡No podia ser! Era el colgante que ambos hermanos compartian ¿Estaria ella alli? ¿Como no la habia sentido? Si alho tenia claro entre tanta confusion era que su hermana se estaba despidiendo de él para siempre y quizas era lo mejor para ambos, que cada uno siguiera su camino. Lol tenia su vida junto a su pequeña. Ahora el colgante tendria otra conexion, el de padre e hija. Un vinculo que esperaba no se rompiera jamas pues como le habia prometido: nunca estaria sola








Loria:


Su mayor sueño: Una familia:

avatar
Lol Branagh
Hybrid

Ocupación : Portavoz de instructores
Mensajes : 163

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.