Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Llegaremos a 100?
Ayer a las 23:21 por Moira

» Confieso que...
Ayer a las 22:32 por Moira

» Stealth is the key [Oswin]
Ayer a las 21:58 por Oswin

» Habilidades perecederas -FB (Jeanne Lionheart)
Ayer a las 21:31 por Jeanne Lionheart

» Buscado el consejo de un hombre sabio [Vaurien]
Ayer a las 20:50 por Vaurien

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 20:34 por El Anciano

» Registro de Rango
Ayer a las 20:14 por Letyko

» Registro de PB
Ayer a las 20:11 por Letyko

» Registro de Grupo
Ayer a las 20:06 por Letyko

» An unexpected presence [Ariakas Verminaard]
Ayer a las 19:50 por Ranema

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
60/60

Afiliados Normales


'cause we are one // Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

'cause we are one // Privado

Mensaje por Lennox el Sáb Sep 16 2017, 03:39

Madrugué como llevaba haciendo estos últimos días, como desesperado por ver esa enorme luz anaranjada que reinaba todo el mundo conocido y que daba paz. Tomé las espadas, una larga y otra corta, aunque sabía que en la zona de entrenamientos por armas no sería. Esa mañana quería estar solo como era usual, normalmente iba a cazar sin compañía pese a que no era lo recomendable pero digamos que las normas no parecían formar parte de mi mente. Estaba desesperado por huir de ese hogar, necesitaba y anhelaba un cambio como un ave necesita volar. A veces las observaba deseando saber que veían más allá de lo que nosotros observabamos en tierra. Anduve por las cloacas escuchando los pasos de mis botas intentando no hacer demasiado ruido para no despertar a los que estuviesen dormido. El frío calaba en los huesos, pero necesitaba entrenar dado que en este tiempo alejado de casa había perdido habilidades en la caza, aunque seguía con ello pero no estaba tan acertado con el arco como debiera.

Cuando llegué a la sala observé todas las armas, mientras dejaba las mías sobre una mesa que había. El sonido de las armas contra la madera retumbaron dada la posición y fuí a tomar el arco que se encontraba allí y con el que había entrenado durante muchos años de la infancia, casi más que con el que mme regaló padre. Puse unas dianas y con una cuerda tiré de ésta haciendo que las dianas se moviesen como si de animales de caza se tratase. Anhelaba cazar algún ciervo o un jabalí, no era productivo para la comunidad y aunque en parte era consciente de que en los días anteriores las ausencias habían aumentado y desaparecía por largos periodos, incluso sin dormir en casa, imaginaba que tampoco sería una gran pérdida no estar presente cada noche, aunque anhelaba las conversaciones nocturnas con Maeve. Rodé los ojos y tomando el arco y las flechas me puse a la distancia correspondiente centrado en darle a las dianas en movimiento.

Me concentré y tiré de la flecha tensandola, concentrado en aquellas dianas en movimiento y cuando lancé, fallé. Fallé estrepitosamente como si fuera nuevo en el arte del arco o los propios dedos fallasen. Vi la flecha en el suelo-Maldita sea!-maldije claramente molesto. Entonces volví a tensar el arco con la flecha puesta a disposición centrándome de nuevo ante aquel reto que parecía ensombreserce por alguna preocupación que no lograba entender. Negué varias veces intentando olvidar dichos pensamientos que acudían con frecuencia, pareciendo visitantes permanentes que no me dejaban vivir en libertad. Fantasmas del pasado y del presente que no lograba vencer. Solté aire lentamente intentando concentrarme de nuevo y me fijé en una diana, con odio, dado que a veces funcionaba tener ira contenida. Entonces la solté y de nuevo pese a rozar dicha diana no llegó a entrar-No!-grité cabreado con la diana y con la flecha, por pagar con alguien que no estaba bien de puntería. No fallaba con ello.

La fortuna era que padre no observaba estos fracasos, dado que era de supervisión severa si de la caza se tratara, tal vez era demasiado estricto con mi hermano y conmigo con aquello. No éramos niños, pero éste nos seguía tratando como tales y aquello me mosqueaba. Así que de nuevo saqué otra flecha y con la rabia de eso que estaba pensando finalmente acerté dentro de una diana, aunque no en el centro pero al menos aquello iba a mejor. Sonreí satisfecho por ese pequeño avance y ví que de nuevo, me encontraba solo y que así seguiría siendo. En todos los sentidos. Suspiré y me senté sobre dicha mesa nombrada anteriormente, apartada de todo y apartando de manera previa las armas que allí reposaban para de nuevo, hacer la rutina de tirar tensando el arco para poco después observar como éste sonaba con la diana. Ese sonido era extrañamente agradable, como si de un triunfo se tratara. Me apoyé sobre la pared mirando las dos tristes flechas en las dianas y poco después las dos que descansaban en el frío suelo, miré el techo cerrando los ojos un tanto decepcionado por haber empeorado como cazador.

Tiempo después, me levanté para ir a recoger las flechas y de nuevo el arco, volviendo a la posición inicial. Debía mejorar, así pasara toda la mañana y no saliera. Con arco, con armas, con todo. No quería ser la decepción de los cazadores, pero sobretodo de mí mismo. Volví a tensar y de nuevo ví como ésta, debido a la fuerza quedó en la pared, alcé ambas cejas. No era la primera vez que pasaba y no creía que fuera tan fuerte como para ello. Había gente con mayor fuerza que no hacían eso. Fuí hacia ésta para quitarla.






Nox:

avatar
Lennox
Hybrid

Ocupación : Cazador
Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 'cause we are one // Privado

Mensaje por Maeve el Miér Sep 20 2017, 23:07

Salir a correr por la mañana antes empezar su día era parte de la rutina de Maeve, tener el estado físico para correr era una parte importante de sobrevivir para los resistentes y Maeve con sus descubiertos poderes de tierra había empezado a practicar hacerlo con el añadido de su armadura de piedra. Era un peso extra que la hacía esforzarse más y reducir sus trayectos ya que exigía mucho a su cuerpo. De cuando en cuando recogía semillas que encontraba y las llevaba por su camino, plantándolas por allí.

Estaba planteando algunas con una pequeña oración a la diosa que había aprendido a agradecer- Diosa de la Tierra, dadora de vida. Espero que esta ofrenda de cada día, por pequeña y alejada, ayude a extender tu territorio y patronado a todos tus fieles -susurró incluyendo en sus pensamientos a aquellos que ella enseñaba cómo mantener sus dones- Agradezco tus regalos y protección, y pido con humildad que se siga extendiendo cada día -Su mano se mantuvo sobre la tierra que tapaba la semilla que allí había puesto, imaginando que algún día crecería, muchos años después, aunque ella no siguiera en este mundo. Tan verde como el resto que lo rodeaba. Había visto que mientras hubiera tierra, los poderes allí se mantenían, aún en territorios que podrían pensarse de otros dioses, así que en el bosque consideraba que la presencia de la Diosa sería más fuerte que en ningún otro lugar, vibrante y oculta como raíces de un árbol que se extienden mucho más de lo que se ve- Gracias. Por todo lo que nos das, por todo lo que me has dado, por la fuerza para proteger a los inocentes -los recuerdos de lo ocurrido en el último festival, con el ataque al pueblo que había ido a comer algo para encontrarse con un grupo intentando asesinarlos sin haber hecho nada. La vibrante fuerza de la Tierra la había ayudado a proteger a algunos, eso era impagable.

Se movió a repartir más semillas por el lugar- Gracias… -volvió a susurrar de corazón, con esperanzas que sus plegarias siempre llegaran a la Diosa, pues su respeto era genuino y profundo a pesar de que le costara expresarlo en palabras.

De regreso anduvo con un aire más pausado, dejando que el viento secara su piel humedecida. Su cabello recogido en una coleta se arremolinaba ligeramente hacia atrás mientras la líder se adentraba en la resistencia. Sus pasos la llevaron hacia la zona de entrenamiento esperando encontrarla vacía por la temprana hora. Se frenó al notar que había alguien, no era tan inusual, la gente manejaba distintos horarios, sin embargo se interesó al ver que era Lex.

Curvó una sonrisa al pensar que claro que él iba a decidir presentarse allí cuando no había nadie ya que gustaba demasiado de la soledad y la quietud. Lennox estaba tenso y la flecha se clavó en la pared. Maeve parpadeó considerando el arco y la flecha y considerando que habían sido muy bien hechos. La resistencia a pesar de tener pocos herreros, eran de buena calidad.

Se acercó por detrás sin hacer ruido y con un movimiento experto le hizo una toma por detrás sosteniendo sus brazos para evitar que los lastimara y pegándole en la rodilla para tirarlo- ¡Alerta permanente!! -Le gritó al oído al tirarlo. Girando para quedarse encima de él con una sonrisa- Esto pasa porque vives rechazando a la gente que va a relajarte a tu habitación, estas demasiado tenso -comentó con total diversión.




avatar
Maeve
Human

Mensajes : 300

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.