Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» El paso del tiempo [Vhaleryon]
Hoy a las 11:03 am por Vhaleryon

» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 10:29 am por Evangeline McGraw

» It's Over [Evangeline McGraw]
Hoy a las 10:18 am por Evangeline McGraw

» Unexpected Guide || Thurdok & Didac
Hoy a las 2:53 am por Thurdok

» Un lugar nuevo y... peligroso? || Tizne
Hoy a las 2:46 am por Inaya

» Un nuevo comienzo [Vaurien Aureon]
Hoy a las 2:41 am por Thurdok

» Turno de noche ¿With you? ~ Arkay
Hoy a las 2:17 am por Arkay

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 2:06 am por Arkay

» Registro de PB
Hoy a las 1:59 am por Solas

» Registro de Rango
Hoy a las 1:58 am por Solas

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

40/64

Afiliados Normales


Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Vie Sep 15, 2017 2:17 am

Había trabajado largo rato en la tienda, entregado algunas piezas importantes, pero cada día vigilaba con más paranoia las ventanas de su negocio. Primero el encuentro con aquel inquisidor, que juró no dejarla tranquila, por suerte no había vuelto a verla y luego aquel dragón que la amenazaba, no había tenido suerte en aquellos meses. La híbrida se lo dijo, no confíes en nadie y ella tendía a acabar confiando, por suerte, desde un año atrás cada día le costaba mucho más.

Los nuevos toldos para la parte superior de la tienda habían llegado, eran imprescindibles para poder tener abiertas las ventanas y poder trabajar en aquel lugar, pues de dar el sol directo acabarían estropeándose los frescos. Se mordía el labio mientras dejaba recogidas y cerradas todas las cristaleras de exposición y los armarios. No sabía si esperar más tarde para volver a casa o aprovechar el momento en el que había allí montones de personas en la calle, ¿volver acompañada le protegería más o menos?

Todo estaba bien cuidado, cerrado, protegido a fin de cuentas, esperaba que tras cerrar las persianas de lugar y las fuertes puertas de madera y hierro forjado, nadie trataría de robar las pequeñas riquezas. Sobre su cabeza portaba aquellas gafas que le servían para datar piezas y comprobar los cortes y quilates de las gemas. Sobre el mostrador había dejado la cesta de la compra, tan solo un par de melocotones y un pastel de hojaldre que todavía no se había comido, tenía agua suficiente arriba para aguantar cada jornada, todavía no era tiempo de abastecer la tienda con ello. Las llaves se quedaron sobre la tela que cubría la cesta y ella por fin salió a la calle dejando la puerta entornada para volver a entrar. Quería ver por fin esos toldos.

Al salir miró hacia arriba, lo que la gente le permitía. Poco a poco se alejaba para poder observar como habían quedado. Eran de un color turquesa oscuro, los bordes eran de un color dorado y con unos pequeños bordados habían gemas, objetos como espejos o marcos...La tela turquesa no era lisa, sino que estaba hecha a rallas más claras y más oscuras del mismo color. Los bordados servían de mucho, aunque no se soliesen contemplar, así como los símbolos en los carteles de la puerta. Algunos nobles, adinerados o burgueses tenían para educarse y entender que en lo escrito ponía "orfebrería, joyería y antigüedades", la mayoría no entendía bien que era a menos que viese el escaparate o la simbología en el cartel. Antes de alejarse más, con uno de aquellos largos alambres colocó mejor uno de los toldos, que todavía había quedado un tanto plegado, siendo el alambre tan pesado que al momento le cayó al suelo haciendo un gran estruendo. Pidió disculpas a aquellos que tenía cerca y lo colocó pegado a la fachada.

Mientras caminaba hacia atrás de nuevo, le llegó un aroma delicioso a lirios y sonrió sin quitar la vista de los toldos pensando que eran una labor magnifica y merecían ser admirados. Debería ir mañana a dar las gracias al artesano. Entre varios hombres que la sortearon notó un empellón por detrás. - Ohh... disculpe. - Dijo ella misma, mirando primeramente de reojo pensando en que la persona seguiría su camino sin mas. No obstante, se volvió a girar al retener la imagen de una muchacha algo perdida. Quedó un instante observándola desde ahí quieta, la mujer parecía ir a la deriva entre empujones de unos y de otros, sin saber donde caer. Negó con la cabeza, pues ya había intentado ayudar a desvalidos y se la habían jugado, el dragón de aquel callejón la había asustado mucho, pero parecía que la inocencia de la muchacha no le daba para aprender de aquellas situaciones.

Se acercó con gracia, abriéndose paso de forma amable y rodeó una de las muñecas de la chica. - Perdona, ¿te encuentras bien? - Le dijo colocando una mano a su espalda y tratando de guiarla hacia un poco más pegado al edificio, donde la gente no pasaba tan en tropel. - ¿No eres de aquí?- Le miró a los ojos con preocupación, la mujer parecía ser madre, en el pecho se notaban aquellos rodales de las mujeres lactantes y parecía alterada. - ¿Buscas a tu pequeño? - Preguntó sin saber, por el aire de preocupación igual habían robado el hijo de esta pobre mujer.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Mar Sep 26, 2017 4:21 pm

La mujer pareció sobre saltarse, así que Aredhel al conducirla a un lugar más tranquilo, pegado a la fachada de su tienda, la soltó tranquilamente. - No temas, solo te vi agobiada, no quiero dañarte. - Las manos de Aredhel portaban sendos guantes blancos, de tela fina y suave sin importar el frío o el calor, siempre procuraba llevarlos con ella. - Tranquila, relájate y respira. ¿Que te ha pasado? ¿Alguien te ha hecho daño? - Aredhel siempre era curiosa, no por rumorear ni fisgar, sino porque estaba en su forma de ser el querer ser complaciente, el querer ayudar a aquellos en peligro, aunque se consideraba una mujer que tampoco era la más fuerte e idónea para ello. - Deberías beber algo y recuperar el aliento. Con todo este gentío es difícil encontrar lo que estés buscando. - Trató de calmarla con un tono amable aunque algo infantil.

Parecía altamente confusa, no sabía si era de allí o no, aquello era algo extraño, ¿Como no iba a saber si pertenecía a aquella ciudad o no? Quizá la hubiesen atacado y dado un golpe en la cabeza. - ¿Estás herida? Si has recibido algún golpe en la cabeza lo mejor sería que te lo cuidaras y viese alguien con conocimientos curativos. - Añadió esperando la reacción de la mujer. Le miraba a los ojos y ella no podía comprender que le sucedía, pero intentaba mantenerse allí firme con ella. Quizá, manteniendo la mano tendida la mujer optase por calmarse y con tranquilidad buscar solución a sus angustias. - Ven...- Le dijo sin esperar su respuesta al escuchar como sollozaba, pues sirviéndole de apoyo le guió hasta la puerta de la tienda. - No llores, seguro que todo tiene solución, ya lo verás.

El carácter de la híbrida era positivo, quizá más soñador e infantil de lo que le correspondía a la edad que tenía, pero ¿Que se podía esperar de una chica que había pasado casi 70 años encerrada en una mansión? Había vivido todos aquellos años ajena a todo, saliendo más que para volar y relacionándose solo con los que visitaban a su padre, incluso en las fiestas. Su madre era débil y ella mostraba claros signos de ser una dragona que tampoco tendría muy buena salud, eso le habían dicho siempre, por su tamaño. Ahora sabía que el tamaño no tenía que ver con eso, sino con su condición, ni aquella dragona era su madre, ni ella era un espécimen de aquella raza pura.

- Vale, le buscaremos, pero antes debes sentarte y recordar lo que ha pasado. - Le insistió para que entrara en la tienda de antigüedades, si no hacía memoria tampoco podrían seguir rastro alguno ni ofrecer ninguna denuncia a las autoridades competentes. -Tengo agua y unas butacas cómodas, puedes reposar un poco. - Le dijo mientras daba la vuelta al cartel de la puerta, dejando a la vista la nota de cerrado. - Nadie nos va a molestar.- Caminó detrás del mostrador y rebuscó entre los cajones, de allí sacó un pañuelo azul claro para tendérselo. - Vamos, vamos. No llores más... - No sabía bien que hacer pero no le gustaba ver a otras personas sufriendo, ya fuesen dragones, híbridos o humanos.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Lun Nov 27, 2017 12:01 pm

¿Que atrocidades había pasado aquella mujer? Pensó, tal desorientación le hacían parecer un conejillo perdido. Esperaba que en un rato la mujer encontrase cierta paz y tranquilidad y pudiese expresarse mejor sin sollozar ni enmudecer. Prefirió durante un rato no decir absolutamente nada, dejándole espacio y tiempo para que ella pensase y relajase.

Mientras tanto pasó al otro lado del mostrador y con cuidado partió aquel hojaldre en dos trozos, de la vitrina sacó una jarra grande de agua y la dejo también sobre la superficie y buscó entonces un par de vasos de cerámica, eran completamente diferentes el uno del otro y tenían algunas muescas en la parte superior, detalle que dejaba claro que aquellos vasos tenían unos cuantos años. A fin de cuentas estaban en un anticuario, era lo que más a mano tenía, exagerado sería sacar un par de griales enjoyados.

Escuchó horrorizada lo que la mujer contaba, al menos el pañuelo parecía servirle para secarse las lágrimas. Al parecer frente a ella tenía a una esclava, aquello le hizo ponerse algo nerviosa, aunque no lo exteriorizó demasiado, si además de todos los problemas que había tenido últimamente con los dragones, las amenazas de unos y de otros, el intento de extorsión y la promesa de vigilancia por parte de aquel inquisidor...si además sumaba el hecho de estar escondiendo a una esclava huida no sabía que pena podía caerle al respecto, más si en el proceso se descubría que ni siquiera era un dragón.

- Tranquilízate, lo que me cuentas es muy grave. - Negó con la cabeza. - No podemos acudir a la guardia para pedir justicia, imagino que eso es algo que ya sabes. - Aconsejó en cierto modo, aunque si la misma mujer huía ya sabía que no podría contar con el apoyo del imperio. Lo primero era ordenar que era lo que si sabía esa mujer. - Veamos...lo más importante, ¿Sabes cuanto tiempo has pasado en ese estado? ¿Cuanto tiempo llevas separada de tu bebé? - Preguntó, pues ya había escuchado que no sabía nada de su vida anterior, pero al menos recordaría cuanto tiempo llevaba allí siendo esclavizada. No debía de ser demasiado, pues cuando no se amamanta a un bebé la madre pierde la leche de sus pechos. - Mientras piensas, descansa tu cuerpo. ¿Tienes heridas más graves? No dispongo de tina en la tienda, pero puedo ofrecerte paño y agua si necesitas limpiar algo y puede que tenga algún ungüento, aunque no prometo nada.

Conforme hablaba se le veía sollozar, "Pobre mujer" pensó Aredhel conmovida por la difícil vida que habría llevado aquellos días, aunque también sintió pena por aquel vagabundo que solo quería llevarle a un callejón sin salida oscuro para intentar extorsionarla. - No debes dar las gracias, es algo que todo el mundo debe hacer para con sus iguales. - Aunque claro, el brillo cristalino de sus ojos revelaba que ella no era en si su igual, sino una híbrida o dragona. - Últimamente estoy aprendiendo que nada es justo, ningunos son tan buenos ni ningunos son tan malos y al final, por los temores y deseos de unos cuantos sufren los que menos culpa tienen. - Le extendió el vaso y después un trozo del hojaldre para de nuevo volver tras el mostrador para tomar ella el otro vaso.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Miér Ene 10, 2018 6:11 pm

Ared quedó pensativa, reuniendo la información que la compungida mujer le daba, apoyada tras el mostrador, llenando su recipiente y dando un corto trago. Llevaba casi una semana sin saber ni quien era, no solo lejos de eso, siendo maltratada. Le resultaba increíble que una raza tan avanzada como ellos, los dragones, supuestamente los seres más inteligentes de la faz de la tierra, fueran capaces de llevar un sistema de esclavismo tan retrógrado. Se acercó de nuevo arrastrando el taburete que tenía tras el mostrador para colocarse junto a ella y apoyó su mano en el hombro de la muchacha, no hacía falta que le describiese cada una de sus heridas, ya se hacía una, aunque vaga, idea de lo mucho que había sufrido. - Tranquila, con un poco de tiempo y cuidados, sanarás. No te fuerces. -  Trató de animarle un poco. Negó con la cabeza, pues no había nada que agradecerle. - Céntrate en descansar y recuperarte y, así tratar de ordenar tu mente y tratar de recordar.¿Vale? Yo no tengo prisa...- Le indicó para que supiera que podía tomarse el tiempo necesario mientras tomaba asiento ella también.

Suspiró levemente. - Algún día la habrá, la vida y sistemas de convivencia son curvas cambiantes, hay épocas de paz y otras de guerra y tarde o temprano todo estalla o todo se calma.- Asintió, ya le había costado mucho el revelar su identidad, ya había arriesgado demasiado. - Si, se podría decir que si, soy una dragona. Pero no necesito más por que para ayudarte que ver tus ojos de desesperación. - Le hizo un pequeño gesto con la cabeza y la mano indicando que bebiese, le ayudaría a recuperarse. - Lo que digan unos u otros no significa que tengan potestad para crear mi propio pensamiento. ¿Acaso dejarías una cría de ciervo morir en el bosque sin ofrecer algo de compasión siquiera? Tampoco es de la misma especie, ni parecido siquiera tiene y no dejaría que la crueldad reinase en mis actos. - Quizá eran respuestas demasiado rebuscadas, pero no estaban lejos de la realidad. Puesto que la muchacha parecía esperar ella para comer dio un mordisco pequeño a su pieza de hojaldre. - No te preocupes, no lleva nada raro.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Mar Mayo 15, 2018 9:38 pm

Su cariño y aprecio por todas las razas y especies hacían de la joven un ser amable y bondadoso. Quizá el haber sido criada en una burbuja le hacían demasiado inocente a la hora de tener prejucios, de despreciar a alguien por quien parece ser y simplemente escuchaba a las personas tratando de comprender los sentimientos de las mismas. Entendía aquella sensación de vacío, de que faltaba algo en su vida, para aquella mujer era su hijo o hija, para ella, no sabía el que, pero sentía que había algo que no estaba con ella y debiese.  Negó con la cabeza, sonriente, al escuchar las gracias de la mujer, pues sabía que no eran necesarias, esperaba que por ella el resto hiciese lo mismo.

Estiró su sonrisa ante aquel comentario halagador. - Estoy segura de que poco a poco todos viviremos mejor, ya lo verás, se tiene que ir dando cuenta el mundo entero, hay mucha gente buena, solo hay que saber mirar. Cuando obras con bondad, recibes bondad. - Claro que por su parte era inconsciente que en muchos casos, por muy buena que fuese, las gratificaciones que recibía era más por respeto y miedo a represalias que por su carácter, aunque en los comercios cercanos ya la conocían por como era y le resultaba agradable cuando ayudaba a cualquiera de ellos y después ellos mismos tenían preciosos detalles con ella.

Asintió a su respuesta con los labios estirados y sonrientes, mostrando no solo compasión por ella, sino afinidad y simpatía. - Claro. - Aunque mucha gente mataría al cervatillo para guisar la carne más tierna, sin comprender que si la carne del ciervo adulto se guisa durante unas horas más está de igual manera y no es necesario apostar por la crueldad de sesgar una vida inocente e incompleta. - Bueno, yo no sería capaz de matar nada más que las cucarachas que se cuelan en la despensa. Si viviese en el bosque moriría de hambre.- trató de cambiar de tema para animar la situación. - No eres ninguna esclava, eres una persona. Cada uno debe comer u obrar cuando deba hacerlo por necesidad o capricho, no necesitas una jerarquía para dar un simple bocado a una empanada si estás hambrienta, ni mucho menos cuando te la han ofrecido. Olvida esas tonterías aquí. - Le explicó para que dejase de estar asustada, no al menos allí en su tienda.

- Es normal, estás preocupada, cansada y asustada. Lo lógico es que no te entre nada en el cuerpo, pero es necesario para que recuperes fuerzas, esas heridas te han robado mucha energía y seguro que has perdido sangre y fuerzas. Pero come y recuperate, verás como dentro de un rato largo te encuentras mucho mejor. - Comenzó a contarle su historia y Aredhel se mantuvo atenta a sus  palabras, asintiendo y probando su pedazo de empanada. - ¿Si? sigue, rememorar es duro, pero igual así recuperas algo de memoria o detalles que no recuerdes ahora- Le aconsejó mientras le prestaba toda su atención.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Miér Jun 20, 2018 3:23 am

Siempre albergaba esperanza en la sociedad, en la humanidad y en los dragones. Se les presuponía seres de alta inteligencia, y sensibles, compartían mucho con los humanos, en virtudes y defectos, por ello creía en la posibilidad de un mundo de hermandad entre todos los seres. Esperaba por su invitada que para ella fuese así en adelante, que encontrase más personas que poner en su camino y que le ayudasen a seguir adelante, a encontrar a su pequeño y a escapar del maltrato.

Trataba de mantener un ambiente relajado, tranquilo, para que la chica se calmase y repusiera, sonriendo ampliamente cuando le vio comer de aquella empanada. - ¿Ves? es fácil tratar de relajarse, aquí ya no vas a tener que temer nada. - La escuchó hablar, todavía parecía que tenía ese trato que la empequeñecía. - No me las des...estarás bien aquí, ya lo verás. - La observó una vez más antes de seguir comiendo de su propio trozo y escuchando las vivencias terribles de la humana.

- Que horror, pobrecilla. - murmuró. - No eres un gato o un conejo que se deba o pueda domesticar, eres un humano.- negó con la cabeza en descontento con aquellos sucesos. -Vas a necesitar que un curandero o alguien revise tus heridas para que no empeoren. Aquí lo único que puedo ofrecer es agua para lavarlas, vendas para cubrirlas y poco más...- Le ofreció y aconsejó. - Si la has herido estarán buscándote bien, así que debes esconderte con todo lo que tengas o irte de la ciudad lo más lejos que puedas.- Le sugirió.

- Conozco humanos pero son gente de la ciudad, no sé cuanto de fieles son a la reina madre y a nuestra sociedad dracónica, no podría asegurarte que no te delaten.- Se encogió de hombros. - Pero de aquí no va a salir nada.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Aredhel el Jue Jul 05, 2018 12:22 am

Aredhel era un ser lleno de bondad, quizá había vivido acomodada toda su vida, no haciendo ojos ciegos ante las injusticias, sino, protegida ante la conciencia de las mismas. Fue cuando puso un pié fuera de su burbuja de largas decenas de años cuando empezó a ver aquel mundo del que "sus padres" intentaban mantenerla apartada con la escusa de su latente fragilidad, que en verdad no iba más allá de su condición de híbrida y no porque fuese una dragona débil. La sensación de estar ayudando a aquella mujer, aunque fuera con poca cosa, era mucho más apremiante y pesaba más a su espalda que el miedo a ser descubierta, que no obstante, no era poco. La mirada de la chica logró sacarle una fina sonrisa mientras compartían un poco de comida y bebida, y mientras charlaban tratando de ponerse al día con lo que le había sucedido a la maltrecha humana.

Escuchaba atenta y había dado su opinión acerca de la libertad que debía tener todo ser aunque la mujer tardó un poco en reaccionar más allá que encogimientos de hombros. "Pobre mujer" se dijo a si misma, sintiendo algo de compasión en su interior. Pareció entender lo que le decía pero ella no podía ayudarla demasiado. - ¿Salvia? - Se encogió de hombros. - No creo... - Negó la cabeza apretando los labios y con un gesto de lástima pues era una pena que no tuviese de eso.

Suspiró mientras hablaban. -Pues, ciertamente, no lo sé, algunos se mantienen callados y formales ante la ley, para ellos soy una dragona más, no creo que mostrasen intenciones de quebrantar leyes o jugársela delante mía. He vivido en mis propias carnes, dragones que te ponen a prueba, que se hacen pasar por puros humanos o con intenciones rebeldes solo para comprobar como reaccionas y luego acusarte o extorsionarte. Entiendo vuestra posición y que viváis con miedo. - "sobre todo porque no soy un dragón, soy una híbrida, y a muchos de nosotros no solo nos hacen esclavos, sino que nos exterminan, nuestra mera existencia está prohibida". Pensó al acabar la frase, comprendiendo a la mujer más de lo que podía decir.

- Quizá en la calle de la chatarrería, hay un muchacho llamado Janen, él suele salir mucho de la ciudad , busca mucho entre las ruinas del bosque y más allá en busca de tecnologías enterradas, el quizá sepa como sacarte de aquí. - Se encogió de hombros recordando al escéntrico muchacho.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 147

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Priorities of the heart -FB (Aredhel)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.