Novedades

- (15/05) Ya están disponibles novedades de Mayo.

- (15/05) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Mayo.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
» The Making Pt. 1 - Nikky
Hoy a las 04:17 por El Juglar

» Again... [Birshak]
Hoy a las 01:15 por Ten Thousand

» Apuesto a que no lo veías venir (Ariakas Verminaard)
Hoy a las 00:57 por Ariakas Verminaard

» ¿Esto o lo otro?
Hoy a las 00:19 por Rata

» Regreso a Casa | D'tark
Ayer a las 23:37 por Thurdok

» Heridas de Guerra | Boynne Alexandrys
Ayer a las 23:27 por Thurdok

» See you again (Thurdok)
Ayer a las 23:16 por Thurdok

» Morghur. El Exiliado Marcado
Ayer a las 23:12 por Morghur

» Telas que tejer [Delilah]
Ayer a las 23:11 por Delilah

» No habrá paz para los malvados. (Privado)
Ayer a las 23:03 por Thurdok

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
50/64

Afiliados Normales


Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Ir abajo

Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Mirecela el Mar Ago 29 2017, 01:51

Mirecela estaba tejiendo una bufanda para estar más calentita, aunque más bien se la iba a regalar  a su padre que le iba a llevar a comprar nuevas telas, pues Mirecela quería hacerse un vestido blanco y un vestido negro, tenía obsesión por hacerse dos vestidos de esos colores pues era de los dos únicos colores que no tenía vestidos todavía. Mirecela acabó su bufanda y se levantó un poco las faldas para salir corriendo en dirección la entrada de su hogar, allí su padre le esperaba.

Mirecela corrió hasta su padre y se tiró encima suyo dándole un fuerte abrazo, tenía mucho cariño a su padre y siempre que podía compartir un momento padre e hija lo disfrutaba como nunca, después del gran abrazo Mirecela le dio la bufanda que acababa de hacer y le sonrió de oreja a oreja.

Padre, te he hecho está bufanda... espero que te guste.— Mirecela le dio la bufanda.—Ahora vayamos a la ciudad, quiero que me compres unas telas nuevas... y tal vez algún perfume que me guste.— Mirecela se cogió al brazo de su padre y puso una sonrisa pícara.

Mirecela no solía ir sola por el mercado nunca, pero al estar con su padre no iba sola y por eso su guardaespaldas se había quedado en casa, esperando su regreso. Mirecela no disfrutaba mucho de tener guardaespaldas, aunque en ocasiones era ventajoso y divertido.

Mirecela estaba cogida del brazo de su padre cuando la multitud del mercado hizo que Mirecela se separará, eso le causo mucho terror y nervios que notaba en sus estomago, ese miedo, esa desesperación, Mirecela se abrió paso entre la muchedumbre, pero un hombre le cogió del brazo y la tiró al suelo haciendo que chocase con una esclava, pero la esclava salió corriendo y el hombre rápidamente le puso un cuchillo en el cuello.

Te mueves o chillas y te quedas sin garganta.— Dijo el hombre y después la abofeteo.

Mirecela tenía miedo, nunca se había visto en una situación así y su cuerpo no reaccionaba pese a que en su cabeza estaba diciendo sin parar que cogiera el brazo al hombre y tirará bien lejos el cuchillo para después huir y gritar: ¡Padre!

Vestido de Mirecela :
avatar
Mirecela
Dragon

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Vhalerion el Vie Sep 01 2017, 17:16

Después de pasarse unas largas horas en las mazmorras del castillo, interrogando a un terrorista, estaba deseando volver con su familia. Aquel humano lo había puesto de mal humor. Llevaba días preso y se había negado a dar información. Tras una exhaustiva investigación, con claras pruebas, lo habían encontrado culpable. Para él no habría juicio, algo destinado a dragones. Sería colgado al día siguiente. Aún vestido con el uniforme negro de la inquisición, regresó con su pareja y sus hijos. Nada más cruzar el umbral, en la entrada del hogar, su hija vino corriendo hacia él y se lanzó a abrazarlo.

El peso del trabajo y el mal humor se disiparon en cuanto la estrechó contra sí y mesó sus dorados cabellos besados por el sol-. Mire -susurró con cariño, ladeando la cabeza para darle un suave y tierno beso en una de sus mejillas. Tras separarse, la miró con una sonrisa que demostraba que su progenie era parte de la luz de su vida, mientras repasaba una de las mejillas con la yema de uno de sus pulgares.

La miró con grata sorpresa al tener la bufanda en sus manos. Las temperaturas habían subido, alejándolos del inusual frío que habían tenido hacía unos meses. A pesar del calor que hacía, se colgó la bufanda del cuello y sonrió ampliamente, guiñándole un ojo a su hija-. Me encanta, muchas gracias, cariño -tomó una de las manos de su "pequeña" y besó los nudillos ajenos-. Te compraré lo que desees -le susurró. ¿Cómo decirle que no? No podía. Le gustaba consentirla y ver su radiante sonrisa.

No tardaron en mezclarse entre la multitud, con el inquisidor sintiendo el orgullo paterno por tener a su lado a su hija. Hasta que el bullicio los separó. Frunció el entrecejo y la buscó entre el gentío. Miles de caras que no eran las de Mirecela. Empezó a preocuparse y a casi notar el amargo sabor de la bilis. Sus irises captaron el menudo cuerpo de una mujer huyendo. En vez de seguirla, corrió en dirección al origen de aquel escape. Cuando descubrió a aquel hombre atacando a su hija, la furia se adueñó de él.

Avanzó a zancadas por detrás y agarró el brazo cuya mano sostenía el cuchillo. Fue tan rápido y fuerte que el humano no tuvo tiempo de hacer ni un mero corte a Mirecela. Se oyó un chasquido de hueso al romperse, precediendo al alarido de dolor que escapó de la garganta masculina del atacante-. ¡Aléjate, Mire! -le dijo a su hija, tirando al otro varón al suelo y poniéndose encima para propinarle un puñetazo-. ¡Nadie amenaza a mi familia sin consecuencias!





You and Me, Forever:

In Blood, Lust, Love And Life:
avatar
Vhalerion
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 122

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Mirecela el Miér Sep 06 2017, 21:55

Mirecela se tensó en cuanto su padre terminó con aquel atacante, ¿Por qué querían hacerle daño? Ella simplemente estaba paseando animadamente con su padre. Mirecela huyó y se abrazo a su padre apoyando la cabeza en su pecho y sollozando por el miedo, estaba muy horrorizada con lo que había pasado y solo quería estar abrazada a su padre y que este la protegiera de todos.

Papá...— Dijo mientras lloraba, no le gustaba que la vieran así en público, pero no podía evitarlo.—Tenía mucho miedo, menos mal que has venido a salvarme...— Mirecela no se soltó de su padre y no paraba de llorar.—Gracias...— Mirecela se cogió del brazo de su padre mientras lloraba.—Salgamos de aquí, no quiero que me vean débil, por favor.— Dijo con un susurro antes de irse con su padre cogida de su brazo hasta un puesto de telas.

Mirecela observó dos tipos de telas, unas telas negras trasparentes que le gustaban bastante para hacer un vestido y hacer que Thurdok le viera guapa y sexy y otro blanco para que sus padres le vieran más buena y bondadosa, sin duda dos caras diferentes. Mirecela enseño las telas a su padre con un intentó de sonrisa en la boca.

¿Puedes comprarme estás telas...?— Dijo Mirecela con ojos de corderito mientras se abrazaba al brazo de su padre.—Me encantaría hacerme unos vestidos con estás telas... los tengo visualizados en mi mente... y serían hermosos.— Dijo Mirecela con una sonrisa y con los ojos aún llorosos.




Mirecela <3:
avatar
Mirecela
Dragon

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Vhalerion el Lun Sep 11 2017, 10:40

Se incorporó tras golpear al atacante y dejarlo en el suelo. Por la red avisó de aquel ataque. No era su jurisdicción sino del ejército. Pronto lo arrestarían. Antes de que despertase, pues lo había dejado inconsciente. Y cuando lo colgaran, llevaría a su hija a ver la ejecución; le susurraría que habían pagado la deuda pendiente con aquel humano. Frío. Pero nadie arremetía contra Mirecela sin un gran pago a cambio. Su furia se vio menguada al notar, de repente, los brazos femeninos rodearlo. Los propios se movieron para corresponder el abrazo con puro instinto paternal. Una de sus manos acarició con suavidad la larga melena dorada. Tragó saliva. Sólo pensar que hiciesen daño a su hija... le daba miedo y despertaba su ira.

El llanto de su hija le partió el corazón. Besó la parte alta de su cabeza y la meció ligeramente contra sí-. Tranquila, cariño. Ya pasó todo -susurró. La mantuvo abrazada contra sí hasta que ella tomó la decisión de hacerse sólo con un brazo. Adelantó una mano para retirar el rastro de humedad de sus mejillas con la yema de un pulgar-. Eres fuerte, Mire. Llorar no te hace débil -murmuró. Pero accedió a abandonar esa zona en cuanto vio el color rojo de los uniformes del ejército asomar.

Retomaron las compras en un intento de distracción y de olvidar el incidente. Con el pulgar de la otra mano rozó los nudillos ajenos de su hija que se abrazaba a su brazo. Pese a sus intentos de sonreír, se la veía afectada. Miró las telas, no muy convencido con la negra-. ¿No quieres algo más... opaco? -sugirió en un tono paternal de mantener a su hija en una burbuja.





You and Me, Forever:

In Blood, Lust, Love And Life:
avatar
Vhalerion
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 122

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Mirecela el Mar Sep 12 2017, 19:09

Mirecela está vez río al escuchar a su padre preocupado por las telas, él no quería que su hija vistiera así, aunque Mirecela debía admitir que le causaba más gracia que enfado, aunque estaba segura de que iba a comprar esas telas pues su padre no le iba a decir que no a su niñita en eso y menos con lo que había pasado.

Por favor, padre.— Dijo Mirecela poniendo ojos de corderito y morritos para darse un toque infantil.—Te juro que no son como crees.— Dijo Mirecela para intentar convencerlo.

Mirecela paseo su mirada por la gente que estaba pasando y se agarro aún más fuertemente al brazo de su padre, aferrándose todo lo posible, pues en ese momento tenía mucho miedo de que alguien la agarrase y la volviera a tirar al suelo y intentar hacerle daño o incluso llegar a forzarla, eso le estaba dando demasiado miedo a Mirecela como para dejar de estar alerta.

Por favor, padre, nunca me abandones, tengo mucho miedo de estar sola en un mundo en el que un hombre me intenta matar.— Mirecela volvió a mirar las telas.—Pero compremos esas telas antes.— Dijo Mirecela sonriendo de medio lado.




Mirecela <3:
avatar
Mirecela
Dragon

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Vhalerion el Miér Sep 20 2017, 22:21

Nononono... morritos y ojos de cachorro degollado no. No era inmune a esa expresión, sobre todo proviniendo de su hija. Le juraba que las telas no eran como creía. No estaba muy convencido... pero le estaba poniendo mirada de corderillo que iba al matadero. ¡Y había algo en ella que hacía que no pudiese apartar la mirada! Tenía que velar por el bienestar de Mirecela. ¿Pero cómo decirle que no?

Estaba en pleno dilema paternal cuando notó que el agarre de su pequeña (porque siempre sería su pequeña para él) se afianzaba en su brazo. Hasta el punto que casi dolía. Aún así no se apartó. Puso una mano sobre la ajena y acarició los nudillos con cariño. El pedido le hizo tragar saliva duramente, preocupado. Le pegó tan duro que la miró queriendo protegerla de todo y de todos-. Nunca te abandonaré, cariño -susurró. Y así, manipulado completamente, terminó accediendo a la compra.

Sacó las monedas para hacerse con las telas y se las dio a su hija con una sonrisa, esperando que eso la hiciese feliz-. ¿Quieres algo más? -le preguntó, dispuesto a consentirla. Qué padre màs fácil era-. Estaba pensando... ¿a qué te gustaría dedicarte? ¿Finanzas o ejército? ¿Has pensado en saber cómo pelear? -se interesó en saber, en susurros. Como dragona, era fuerte y rápida. Y él no quería que se viese indefensa y bloqueada ante una amenaza.





You and Me, Forever:

In Blood, Lust, Love And Life:
avatar
Vhalerion
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 122

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Mirecela el Dom Sep 24 2017, 19:33

Mirecela se sorprendió cuando su padre le preguntó que quería ser, pues ella quería ser dueña de una tienda de ropa para mujeres en la que crearía ropa de diferente tipo, con pantalones, con vestidos, todo tipo de diversidad para poder disfrutar tu estilo de la manera que más te apetecía.

Me gusta ese vestido, es precioso.— Dijo Mirecela cogiendo de la mano a su padre y arrastrándolo a toda prisa sin responder a su padre.—Este vestido debe ser mío aunque me cueste mi último aliento, papá.— Mirecela palpo la tela.—Es lo más bonito que he visto en mi vida.— Mirecela sonrió con cara de niña buena y ojitos de cordero degollado de nuevo.—Es tan bonito...— Mirecela se abrazo a su padre para que este se enterneciera aún más y le comprará cuanto antes el vestido.

Era verdad que Mirecela quería aprender a luchar y a hacer ese tipo de cosas que su padre se había ofrecido a enseñarle, pero necesitaba antes saber que más quería aprender a usar, por ejemplo le gustaría aprender a lanzar dagas de lejos y darle al blanco, o a usar una espada y matar a sus enemigos de una estocada, pero no sabía si decirle a su padre que ella ya sabía usar el arco.

Por cierto... en cuanto a lo de antes, quiero montar una tienda de ropa y me encantaría aprender a usar una espada o lanzar dagas de lejos y darle al blanco.— Dijo Mirecela susurrándole.—Pero después de las compras... ¿Vale?— Mirecela se abrazo a su brazo con una sonrisa victoriosa, estaba feliz de que su padre le hubiera ofrecido enseñarle a luchar.

Vestido:




Mirecela <3:
avatar
Mirecela
Dragon

Mensajes : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Vhalerion el Lun Sep 25 2017, 01:24

Los dedos de su hija se engarfiaron en su mano con firmeza y determinación, tirando de él de improviso. La varonil mandíbula cayó, medio en sorpresa medio en protesta. Pero no llegó a emitir sonido alguno. Trastabilló en el abrupto trayecto marcado por la más joven. Afortunadamente, no llegó a caer. Inspiró hondo cuando finalmente se detuvieron ante un vestido con sombrero. Su hija parecía haberse enamorado de la prenda y complemento. ¿Hasta qué punto iba él, como padre, a claudicar?

Pero es que le ponía una cada de ilusionada y pedigüeña... tan adorable... Y tan amorosa abrazándolo... Correspondió el abrazo con cariño. Era fácil decir que no. Sólo eran dos letras. Una ene seguida de una o. No. No era complicado. Cuando en su trabajo uno le pedía escapar, se lo decía. Le salía natural. ¿Por qué no con Mirecela? Suspiró-. Te lo compraré -se oyó decir a sí mismo. Nonono mal-. Con el sombrero -estaba fuera de control, era un padre consentidor.

Sonrió al escuchar sus deseos. Había heredado lo mejor de Celesei y él mismo. No iba a ser como su padre, negándole aprender a pelear a su hija-. Tu madre puede enseñarte cómo manejar los negocios y yo a pelear -le guiñó un ojo a Mirecela, con complicidad-. Después de las compras. ¿Te apetece algo más de ropa? Sólo una cosa más, ¿de acuerdo? Por hoy -le dijo, estando seguro de que al día siguiente volvería a sacarlo de casa para comprar con entusiasmo renovado.





You and Me, Forever:

In Blood, Lust, Love And Life:
avatar
Vhalerion
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 122

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero esas telas... y eso... ah y también eso (Priv. Vhalerion)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.