Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Misión de reconocimiento - Kaira

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Misión de reconocimiento - Kaira

Mensaje por Dev el Vie Ago 04 2017, 20:46

Un caballo, un caballo, jamás había imaginado pensar en hacer todo aquello solo por un caballo. Cuando había perdido la apuesta contra el pirata no había sido tanto problema, aunque había tenido que trabajar varios días solo para reunir el dinero y reponer el animal.
Al despertar esa mañana en la cueva de las cascadas creyó que pasaría lo mismo, había cruzado el bosque con la peor resaca de su vida y luego de recuperarse un poco, buscó al explorador para explicarle, con el mayor pesar que pudo fingir, el triste destino de su querido Magnus, robado durante la tormenta. Pero la reacción fue muy distinta a la primera vez, "Magnus es especial", le había dicho el rudo hombre con los ojos casi llenos de lágrimas y entonces al herrero no le había quedado más remedio que comenzar la ardua búsqueda del corcel blanco.

Acompañado de su zorro había pasado varios días recorriendo la ciudad, buscando el rastro de aquel animal entre las miles de criaturas que habitaban Talos. Había partido en los barrios bajos, a rededor de la taberna en donde había conocido a la pelirroja, pero ni una pista logró asomarse. Ya casi había perdido las esperanzas, recorriendo las callejuelas empedradas de las zonas más opulentas de la ciudad, aquella en donde el vulgo casi no se asomaba, los esclavos abundaban y las construcciones se convertían en imponentes obras que quitaban el aliento.
"de que te sorprende, es una dragona" Pensó para si mismo con algo de resentimiento aun picándole por dentro al recordar la falsa inocencia de esos ojos plata.
Hulla lo guió directo hasta uno de los muros traseros de una maravillosa mansión de arquitectura renacentista que el artesano no fue capaz de reconocer.

Fijándose de no llamar la atención al estar a plena luz del día, se trepó a un árbol ocultando su presencia entre las hojas, buscando con su catalejo la figura del caballo blanco en los establos. Aunque era difícil por el ángulo y la cantidad de animales, creyó distinguir a Magnus, cuando hulla que seguía junto al muro, aulló y el corcel se movió relinchando como si respondiera.
- en verdad es especial... - pensó en voz baja mientras se acomodaba en su escondite arborícola para comenzar la espera. ¿Entrar solo para robar a la mansión de un dragón? Ni que el caballo concediera deseos, si tenía suerte alguien lo sacaría y él podría seguirlo para emboscarlo, si no... Tendría que pedir ayuda a la ladrona que lo llevó a la resistencia, a ella le divertían todas esas cosas que olían a suicidio.





Hulla quiere jugar con Invitado!!:

--

avatar
Dev
Human

Ocupación : Orfebre y herrero
Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de reconocimiento - Kaira

Mensaje por Kaira el Lun Ago 14 2017, 22:33




Misión de reconocimiento.
Todos los ríos unen su cauce en el mar.

Desde arriba todo se volvía pequeño, diminuto. El mundo entero yacía bajo la sombra de sus inmensas alas, y sus ojos de hielo lo escrutaban todo desde las alturas. Cada casa, cada calle, cada árbol, cada río. Todo. Hasta el viaje desde el castillo hasta las afueras de Talos, donde vivía ella, se hacía corto cuando emprendía el vuelo. Kaira adoraba aquella sensación, regresar a su forma original y ser libre.

Durante al trayecto, no pasó desapercibida una figura que le era familiar, un rostro que reconoció fácilmente, y que estaba completamente segura que jamás volvería a ver. Pero para su sorpresa, allí estaba. No había duda.

Apuró el vuelo y llegó a la estructura de mármol, dejando al humano muy atrás. Para cuando llegó, se coló directamente por el balcón de su alcoba y buscó su uniforme, aquel que nunca utilizaba debido a que sus misiones para con el army requerían de la máxima discreción, y no al contrario. Pero esta vez no estaba trabajando. Se enfundó en el traje de cuero, que se ceñía a su cuerpo como una segunda piel. Lucía el negro y el granate, con texturas que emulaban las escamas del dragón. Seguidamente, calzó con unas botas altas, exentas de adorno alguno. A Kaira le gustaban especialmente porque su punta era de hierro. Por último, cargó con todas las armas que podía llevar encima.

Salió por el balcón, como había entrado, sirviéndose de la enredadera que lo bordeaba, y atravesó los jardines con pasos firmes y raudos. A cada paso que daba su ira iba creciendo, su rostro la delataba, por más que intentase contenerla apretando con fuerza el puñal de la espada. Al principio se dirigía a la entrada principal, a sabiendas de que no lo encontraría allí, mientras se bombardeaba a preguntas. ¿Por qué la había estado buscando? O aún mejor, ¿cómo se atrevía a aparecer por allí? Sumándole que además era tan estúpido que lo hacía a plena luz del día. Había guardias. Lo verían, si es que no lo habían hecho ya.

En aquel debate estaba cuando encontró una razón que podía haberle traído hasta allí, y enseguida desvió su rumbo hacia los establos. Era solo una hipótesis, claro, pero si era tan idiota como ella pensaba, estaba la posibilidad.

Sin embargo, no encontró nada fuera de lo normal cuando llegó. Oteó el lugar con cuidado, cada esquina, y se adentró en los establos, ojeando cada rincón. Tampoco los criados parecían haber visto nada, todo seguía su curso como de costumbre. No lo había soñado, se dijo, era él. No había más lugares por la zona, sin duda se dirigía hacia allí. ¿O es que había sido tan rápida que se había adelantado?

De repente, una chispa avivó en su mente. Debía andar por allí. Aún no sabía dónde, pero sin alguna duda no debía estar muy lejos. Tardaría en encontrarlo, al menos sin que nadie más se enterara de su presencia, que era lo último que quería. Si se daba la voz de que alguien se había colado en la casa de Eskol avisarían a su padre el primero, y eso solo les traería más problemas. A ambos.
Joren, ensilla a Magnus —ordenó al primer mozo de cuadras que encontró por allí, mientras ella se dirigía a la salida. Aguardó durante unos minutos.
Si se encontraba allí y era el caballo lo que buscaba, no tardaría mucho en salir. Las puertas se abrieron, y Kaira abandonó el lugar a lomos del semental blanco.




avatar
Kaira
Dragon

Mensajes : 59

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de reconocimiento - Kaira

Mensaje por Dev el Dom Sep 10 2017, 23:11

Luego del extraño invierno de la temporada anterior, el clima en Talos volvía a ser el cálido y húmedo refugio que cultiva frondosas plantas e imponentes árboles, por lo que su ropa sencilla donde predominaba el cuero y los tonos tierra fue bastante útil a la hora de asentar su refugio de observación entre el follaje sin ser descubierto. Por el camino pasaron un par de carros y unos caminantes, pero ninguno se molestó en alzar la vista en su dirección o en detenerse por el can de pelaje oscuro que terminó recostado entre las raíces bajo la luz del sol filtrada por las hojas.

Pasó un buen rato hasta que Hulla volvió a alzar las orejas y a prestar atención a lo que percibía al otro lado del mudo. Dev se aferró a una rama mientras ajustaba la mira de su catalejo. El ceño masculino se contrajo y tragó pesado al notar la cabellera roja de la chica que montó el corcel hacia la salida, ¿justamente ella iba a salir? ¿Justamente con el caballo que él buscaba? Una alarma de advertencia resonó en su mente mientras se guardaba el instrumento de navegación en el ropaje, echando una mirada a su alrededor antes de descolgarse por el tronco en un salto ágil que lo dejó con los pies nuevamente sobre el suelo en un par de segundos.
Rápidamente se aclaró la garganta y se sacudió la ropa antes de seguir a Hulla que ya corría siguiendo el rastro de aroma del caballo que tanto llevaban buscando.
El contraste del blanco del semental con el negro del uniforme y el rojo intenso del cabello. Fue casi imposible para un humano como él no sentirse intimidado ante esa imagen, proyectando una energía tan distinta a la lúdica inocencia de esa muchacha que había conocido en el tugurio.

Seguía el camino marcado por el zorro disimulando su presencia en la arboleda que rodeaba la senda. No podía decidir la mejor forma de acercarse, si un encaramiento directo o solo seguirla a una distancia prudente, aguardando a que llegase a su destino y desmontara, rogando por una oportunidad para oportunidad para poder robar de vuelta al caballo.
- Hulla no! - Los ojos oscuros se abrieron enormes al ver al zorro corriendo para interceptar con ladridos al gran equino, como si no comprendiera las diferencias absurdas de las dimensiones. Rápidamente el joven se adelantó para agarrar al canino por el pellejo del cuello con una mano y las riendas con la otra para evitar que Magnus fuese a encabritarse, aunque contrario a un ataque, la interacción de los animales pareció más un reencuentro amistoso entre dos mascotas.

Entonces Dev vio su propia mano aferrando las riendas ajenas y la punta de acero en el estribo. >>Que mierda haces?!<<. La nuez en la garganta masculina se movió delatando el trago seco mientras la mirada ascendía en el cuerpo cubierto por el traje escamado, inconfundible emblema del ejército. El estómago del humano se volvió a retorcer, con un sentimiento bastante similar al miedo... Debía admitir que le quedaba bastante bien. Una sonrisa fugaz pareció alcanzar a asomarse en sus labios cuando se encontró más arriba con su rostro, pero pronto reaccionó, alejándose unos pasos con una formal reverencia mientras abrazaba contra el pecho al animal que emocionado movía la cola tratando de soltarse para ir con su amigo albino.
-Infinitas disculpas mi señora, el animal no está bien entrenado... -trataba de mantenerse estoico con la respetuosa mirada baja mientras era atacado por lametones y ladridos de su mascota que parecía reclamarse para que lo dejara ir.




Hulla quiere jugar con Invitado!!:

--

avatar
Dev
Human

Ocupación : Orfebre y herrero
Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Misión de reconocimiento - Kaira

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.