Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zareb Christopher el Jue 3 Ago - 0:14

Revisó el pedido por enésima vez y sonrió de conformidad al acuerdo efectuado con el general del ejército, quién había confiado de nuevo en su propia familia para adquirir todos aquellos recursos que se le antojaban necesarios para llevar a cabo su labor. Y es que a pesar de que existían otro par de fábricas de armas para equipar al cuerpo de la armada, la fama de Zenda como supervisora estricta y responsable del negocio familiar comenzaba a causar un efecto muy particular entre los dragones interesados en su seguridad y propio honor, ya que sin un buen equipamiento ninguna enorme bestia podía jactarse ante la Reina Madre de obtener la gloria en sus misiones; y todo parecía indicar que conforme pasaba el tiempo era más importante ganarse la confianza de la máxima autoridad de este mundo que apuntar con el dedo a quienes pudieran estar yéndose por el rumbo equivocado.- Ya, creo que no falta nada.- dijo entonces el joven híbrido que, inquieto, había preparado todo para hacer la entrega solicitada en tiempo y forma.- Uhm, ¿te dijo quién vendría por esto? - preguntó a su melliza mientras ambos descansaban en la oficina principal, escuchando el tenue sonido del área obrera en dónde, evidentemente, tenían a gente haciendo el trabajo pesado.

Posteriormente, el rubio se asomó por la ventana y contempló el panorama a su alrededor, mismo que no se parecía ni por poco al que podía disfrutar desde la comodidad de su casa a las afueras de Talos: no por nada le fastidiaba tener que “trabajar” en la empresa de su padre.- ¿Sabes? Sigo pensando que al paso que vas, serás la próxima en obtener un título honorario por parte de la Reina Madre.- como gran parte de la familia Verminaard, si bien para los dragones esto no significaba que fueran parte de una hermandad, sino más bien de una manada bestial.- Cuando crezca quiero ser como tú, Zenda.- agregó bromista mientras se inclinaba sobre el escritorio y miraba fijamente a su jefa directa, sonriendo por el sonrojo que pudiera haber causado en ella.- Tsk, alguien viene.- susurró finalmente cuando escuchó que alguien se acercaba a la puerta, si bien dudaba que fuera aquel a quien su mayor enviara por las armas.






♥️ ¡86 años juntos, pequeña traviesa! ♥️
avatar
Zareb Christopher
Hybrid

Ocupación : Aprendiz de Armamentista
Mensajes : 185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zeddykos el Vie 4 Ago - 17:16

En cuanto llegó al castillo, escuchó que mandaban a unos humanos a por un pedido de armas. ¿Qué hacer en una situación así? ¿Pasarse el día guardando la muralla? Aburrido. ¿O ir a por armas a un negocio? Menos aburrido. Y así fue como el teniente, ex coronel del ejército, dio un paso adelante diciendo "me presento voluntario". Y coló. Alegremente dejó la tediosa tarea de contar piedrecitas de la muralla a los demás, mientras él iba a por el cargamento. Firmar y recoger. Sencillo. De paso, se daba una vuelta por Talos. Con el calor, las mujeres volvían a llegar ropa más liviana y alegraban la vista.

Caminó, con su traje rojo del ejército, mientras silbaba. Tenía que hablar con familiares del General. Primos, hermanos o sobrinos. Siempre se liaba con ese árbol genealógico. Repasó mentalmente lo que hacer después. Llevar todo al castillo y le tocaban prácticas. Después visitaría a su hermano Letyko para molestarle. Más tarde le daría una sorpresa a Morgana con su presencia si no estaba muy liada con la botica y su nueva esclava. La aristócrata era una dragona ocupada y que continuaba al servicio de la reina.

Elevó la mirada azul violácea por la fachada del edificio cuando llegó. Allí debía de ser. Esperaba no haberse equivocado de dirección. Se aseguró por la red, mandando una imagen mental del lugar. En cuanto tuvo la confirmación de su superior, empujó la puerta y asomó la cabeza-.¿Hola? -inquirió y se aventuró a entrar. Se escuchaban fuertes sonidos de la fragua y había un aroma picante. Caminó hacia un hombre y una mujer jóvenes que vio por allí. Por su cabello, casi podía decir que eran familiares cercanos de Ariakas-. Hola, soy el teniente Zeddykos. Venía por un pedido. ¿La jefa, por favor? -se presentó y pidió, con una de sus carismáticas sonrisas encantadoras.





You are my family, brother. For love and hate, but always alive:


We got something... special:

Gracias, Morgana  :dragonflor:

Regalo de Dyl ♡:
avatar
Zeddykos
Dragon

Mensajes : 283

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zenda Faelynn el Sáb 5 Ago - 7:00

Elevé la vista de los documentos que sostenía entre mis manos justo cuando Zareb, aún inquieto por lo que era capaz de percibir, me dijo que ya no faltaba nada y así lo creía. Es decir, durante las últimas semanas habíamos dedicado gran parte de nuestros esfuerzos a atender la solicitud de armas por parte de nuestro hermano mayor Ariakas. Sin embargo, no podíamos destinar el total de nuestra mano de obra a atender una única solicitud cuando teníamos más clientes, si bien padre siempre se había centrado en el ejército y en la inquisición, yo creía que era bueno diversificarnos y darles a todos un trato prioritario. Por ello había ido haciendo un par de cambios, al menos en una de las armerías donde producíamos una fuerte cantidad de pedidos, para ir probando los beneficios de la especialización y de un trato digno a los trabajadores sin perder la calidad y productividad. Por ello, me encontraba revisando los papeles donde se plasmaban los resultados de cada armería y por ahora me centraba en aquella que se había encargado de la solicitud de Ariakas - gracias por revisar nuevamente el pedido Zareb, el mismo se concluyó hace una semana pero ya sabes el lío que es revisar pieza por pieza y luego empaquetar todo adecuadamente.

Suspiré y acomodé un par de cabellos rebeldes que no dejaban de cubrir mi rostro por mucho que intentaba dejarlos detrás de mi oreja - no, sólo me dijo que mandaría a alguien de confianza a recoger el pedido - ojalá fuera Faora, a ella la conocía y hacia bastante tiempo que no sabía nada de ella. Pero en realidad no tenía ninguna idea de quién pudiera venir por el encargo. Bajé la mirada de nuevo a los papeles para seguir revisando su contenido cuando las palabras de mi mellizo me hicieron sonrojar inmediatamente y atragantarme con mi propia saliva. Comencé a toser, tratando de aliviar la incómoda sensación que se había depositado en mi garganta ya claro en cuánto ¿en unos cincuenta años? pensé para Zareb , carraspeando una vez pasado el susto de mi saliva. Pero debía admitirlo, poder gozar de ese honor me resultaba fascinante, sería una forma de destacar que aunque Zareb y yo eramos menores habíamos logrado algo igual que mis hermanos mayores, sin contar que, de forma personal, podría demostrar que un híbrido tenía la capacidad de sobresalir sin ser los adefesios que los dragones pensaban que éramos.

Pensando que ya estaría tranquila, me acomodé sobre mi silla, encontrando inesperadamente delante de mi la mirada de Zareb acompañada de aquellas palabras que me hicieron sonrojar, una vez más - ¡ey! se supone que tu eres el mayor pero eso sería imposible porque yo quiero ser como tu - le guiñé un ojo y en eso escuché el sonido de la puerta. Un hombre en uniforme rojo se adentró tranquilamente en la oficina hasta detenerse delante de nosotros ¿sería el hombre enviado por Ariakas? Me puse de pie y me coloqué junto a mi mellizo mirando curiosa al dragón que se presentó como Zeddykos mostrando una sonrisa que me resultó tan contagiosa como encantadora - Hola Zeddykos ¿qué tal? mucho gusto, él es Zareb y yo soy Zenda - saludé con amabilidad devolviéndole con dulzura la sonrisa que nos había dedicado - y bien creo que preguntas por mi, yo soy la jefa - al menos en ausencia de padre, él solía tener muchos asuntos que atender entre laborales y sociales y cuando no estaba Zareb y yo atendíamos - ¿vienes por el pedido del...general Ariakas? - tan acostumbrada a decirle solo Ari, casi se me olvidaba darle el lugar debido a mi hermano mayor.





No sabía que iba a hacer con mi vida, porque la vida es un espacio inabarcable y sin tiempo



Hermanos Z:

Te adoro Zareb, gracias ¡Feliz Cumpleaños!


" />
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zareb Christopher el Mar 15 Ago - 0:01

Cincuenta años deberían ser muy pocos desde el punto de vista de un dragón, pero dada su naturaleza no es como si el rubio pudiera darse la oportunidad de echar abajo el mensaje implícito que su hermana había expuesto al responderle, ya que estaba suficientemente consciente de las limitaciones que traía consigo su posición como híbrido y prefería no entrar en detalles por el momento. Por otro lado, también es cierto que tenía la esperanza de que por lo menos uno de los presentes, Zenda, haría uso de todas las armas que tuviera a su alcance y acumularía numerosos logros en la vida, dado que ella siempre había demostrado ser disciplinada, atenta y capaz de enfrentarse a cualquier problemática suscitada por medio del diálogo: cualidades que Zareb no tenía y dudaba poder adquirir con la misma gracia que su melliza reflejaba al desenvolverse por el mundo. “No sabes lo que dices, pequeña”, replicó divertido y sonrió mientras la puerta se abría. La pequeña reflexión que había hecho respecto a las capacidades con las que contaban cada uno de los menores Verminaard lo habían distraído un poco.

Pero pronto retomó el hilo de la conversación y saludó de forma educada al sujeto que se había hecho presente en la estancia, extendiendo su mano para estrecharla con la del contrario de manera casi automática.- Buen día, teniente Zeddykos. Es un gusto.- definitivamente no era quien contaba con los mejores modales en casa, pero hacía el esfuerzo por el bien de su familia: esperando cumplir con las expectativas que tenían bien puestas sobre él, sobre todo ahora que parecía haberse redimido de los errores cometidos en el pasado.- Así es. La señorita es la jefa.- confirmó sin poder evitar enfatizar el hecho, y dejando que fuera Zenda quien hiciera frente al dragón mientras él se quedaba callado y atento a lo que pudiera suceder a su alrededor.

Sin embargo, no habían transcurrido ni un par de segundos cuando Zareb ya se encontraba lejos de esta realidad, preguntándose de repente si el uniforme que portaba el teniente Zeddykos era cómodo o llevadero, pues en cierta forma parecía pesado y... ¿en serio podían desplazarse con eso? Lo observó mejor. “El color me agrada”, pensó para sus adentros y sonrió, recordando que cuando era más joven le había llamado la atención formar parte del ejército pero su proyecto personal quedó en pausa cuando los temores ocasionados por su propia naturaleza llegaron para confundirlo y guiarlo por un sendero peligroso. ¡Qué suerte que esa dura etapa ya estuviera en el pasado!, si bien había ocasiones en las que sentía que el miedo nunca se iría de su cabeza y le preocupaba no por lo que pudiera suceder con él, sino por lo que sus actos pudieran ocasionar en Zenda.- Bueno, creo que falta una caja...- comentó de pronto, decidiendo distraerse con otra cosa para evitar pensar en tonterías. Y dicho esto, confirmó estar en lo cierto para pedir a uno de los empleados que trajeran el resto del pedido para la revisión que probablemente haría el teniente antes de llevarse las armas solicitadas por Ariakas.






♥️ ¡86 años juntos, pequeña traviesa! ♥️
avatar
Zareb Christopher
Hybrid

Ocupación : Aprendiz de Armamentista
Mensajes : 185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zeddykos el Vie 25 Ago - 20:06

Los dos jóvenes parecían amables. El dragón estaba seguro que de no ser él mismo afable, se le hubiera pegado de la actitud de la peliblanca y el rubio. El teniente sonrió ampliamente a ambos antes de hablar-. Muy bien. Encantado de poder venir. ¿Y vosotros? -respondió antes de escuchar los nombres de su interlocutores. Parpadeó sorprendido antes de formar una "o" muda con sus labios-. ¿Sois familia de Khan... ejem... Ariakan? Mucho gusto. Encantado de conoceros, Zenda y Zareb -sonrió, asintiendo con la cabeza. Se refirió a familia cercana, ya que él mismo era pariente de ellos-. Sí, vengo a recoger el encargo del General -admitió, guiñando un ojo con complicidad.

Miró a la mujer. Así que ella era la jefa. Pese a su joven apariencia, su fragua trabajaba sin descanso y a un buen ritmo. Estaba seguro de que debía de tener buenas cualidades de negocios para encontrar en ellos el éxito-. Un gusto, jefa -le guiñó esta vez el ojo a ella. Hey, que no la estaba coqueteando pese a lo que pudiese parecer. Al mirar al varón de claros cabellos, se dio cuenta de que lo observaba pensativo y ladeó una sonrisa-. ¿Te gusta el uniforme? -le preguntó en tono de broma, incapaz de saber qué estaba pensando-. Oh, ¿podría comprobar el pedido? Si no es mucha molestia -pidió entonces, retomando el tema que habían empezado a tratar.

No era porque no se fiase de su buen hacer. Pero las órdenes eran órdenes. Primero comprobar y luego regresar con las cajas.





You are my family, brother. For love and hate, but always alive:


We got something... special:

Gracias, Morgana  :dragonflor:

Regalo de Dyl ♡:
avatar
Zeddykos
Dragon

Mensajes : 283

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zenda Faelynn el Miér 30 Ago - 7:42

El hombre que había elegido mi hermano para venir a recoger el encargo para el ejército, poseía una sonrisa que no dejaba de resultarme tan embriagadora como contagiosa. A simple vista parecía un soldado responsable pero igualmente agradable. Ser miembro del ejército no tenía porque ser sinónimo de sobriedad y desagrado, al fin de cuentas eran punto y a parte respecto a los inquisidores ante los cuales una no podía permitirse andar sonriendo con la misma soltura como ahora yo lo hacía - también muy bien, la verdad algo entusiasmada con este pedido - admití sin problema volteando a ver de reojo a mi mellizo cuyas palabras de confirmación ante mi posición en la armería de mi papá, me causó algo de gracia. No había duda de que él era mi respaldo ¡siempre!

Enarqué una ceja curiosa al escuchar el nombre de "Khan" ¿quién era Khan? me recordaba un poco a un perro pero claro, pro el contexto era obvio que no se refería a una mascota sino ¿Ariakan? ¿en verdad le decían de esa forma en el ejército? La sorpresa dió lugar en la diversión sobre mi rostro, asintiendo pausadamente - ¡de lo que uno se entera! desconocía que Ariakan se le conociera como Khan, pero en efecto somos familia él es nuestro sobrino. Somos los hermanos menores de Ariakas - agregué a la presentación pensando en lo bien que le iba el apodo a mi sobrino que era mucho mayor que nosotros por cierto. De hecho, yo a Ariakas le decía Ari así que era bastante bueno que el apodo de Ariakan fuera Khan. Confuso sería que ambos fueran Ari.

Contuve mi deseo de voltear a ver a Zareb ante su pensamiento respecto al uniforme del teniente, mismo que lo hacía lucir bastante bien se te vería muy bien ese color pensé en dirección a Zareb notando entonces el guiño por parte del teniente Zeddykos. No iba a sonrojar aun por inesperado que resultara el gesto, no obstante la forma en la que se refirió a mi me arrebató una pequeña risa - el gusto es mío pero por favor dime Zenda - corregí amable y aún divertida por lo de "jefa" Por el rabillo del ojo, noté como Zareb se adelantaba y pedía que trajeran hasta esta área la última caja con las armas. - oh por favor, de hecho le pido que lo haga teniente. Nosotros hemos revisado y contado cada pieza pero prefiero que usted compruebe, por aquí por favor - tras decir aquello, me acerqué hasta el escritorio, del cual tomé un pergamino enrollado y luego dirigí al hombre por una puerta trasera, sitio que daba una vista parcial de la herrería y donde se estaban colocando las cajas con el pedido - tan sólo indique qué caja desea que le abramos primero - hice una seña a uno de los humanos que se encontraban cerca para que estuviera al pendiente de la petición del teniente.





No sabía que iba a hacer con mi vida, porque la vida es un espacio inabarcable y sin tiempo



Hermanos Z:

Te adoro Zareb, gracias ¡Feliz Cumpleaños!


" />
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zareb Christopher el Miér 6 Sep - 4:36

Mientras se daba a la tarea de completar el encargo se quedó pensando en lo que su hermana había dicho hace tan solo un instante, pues de alguna u otra forma parecía haber leído su pensamiento, aunque el teniente Zeddykos también había hecho un comentario sobre el tema y de ahí el sonrojo que invadía al híbrido. ¿Es que acaso era tan obvio? Vaya, ahora sabía que tenía que poner en práctica su discreción o, en su defecto, ser más atento a lo que dejaba escapar por la red para evitar que alguien llegara a lo más profundo de sus pensamientos la próxima vez.

Pero bueno, entraría en detalles luego. Ahora lo que importaba era llevar a la oficina principal la última caja, y para ello no tuvo más opción que solicitar a uno de los empleados que pusiera en pausa sus labores, por lo que llegó ante su hermana y el dragón mayor en compañía de un tercero que rápidamente dejó la caja sobre el suelo y se despidió con tal rapidez que por poco hace un desastre, aunque éste no fue mayor al que provocó el propio híbrido en cuanto quiso detener la caída de una pieza importante, pues inconscientemente brotó de su ser una larga y escamosa cola que además le causó un dolor latente en el trasero.- Lo s-siento.- su rostro lo decía todo, aquello había sido inesperado y lo único rescatable es que el pedido seguía en muy buenas condiciones. No podía decir lo mismo del jarrón que decoraba uno de los muebles, aquel que había querido salvar dado el valor sentimental que Zenda le tenía.

Respiró profundo y maldijo por lo bajo mientras recogía los pedazos y se movía con cuidado, ya que le costó un poco controlar esa parte de su cuerpo que no sabía que existía. Después, dejó sobre un cajón las piezas del jarrón y se propuso arreglarlo más tarde, aprovechando su oculta habilidad para ese tipo de arte tan abstracto que sólo Zenda conocía.- En fin, tengo una lista detallada de lo que hay en cada caja. ¿Quiere revisar primero la cantidad de las armas, o la calidad? O ambas al mismo tiempo, sí, también es factible.- sugirió mientras se tocaba la cola, un tanto incómodo por la situación, pero también curioso de ver cómo ésta se enroscaba. ¡Y era azul! Amaba ese azul.






♥️ ¡86 años juntos, pequeña traviesa! ♥️
avatar
Zareb Christopher
Hybrid

Ocupación : Aprendiz de Armamentista
Mensajes : 185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zeddykos el Sáb 9 Sep - 20:13

Sus labios formaron una "o" al saber el parentesco que los unía con Ariakan y Ariakas-. Le diré a Khan que conocí a sus tíos. Yo lo llamo así porque somos colegas, aunque con más gente intento evitar ponerle un diminutivo. Pero la costumbre juega malas pasadas -se rascó la nuca al decirlo. El posterior sonrojo del rubio fue delatador, pero el teniente no dijo nada más al respecto. Bastante ya tenía el muchacho ruborizado. Mostró una sonrisa a la mujer y le guiñó un ojo con complicidad-. Zenda entonces. A mí podéis llamarme Zed los dos -respondió en tono amistoso.

Asintió  de forma más seria al retomar el asunto de los negocios y siguió a la peliblanca a otra zona de aquel negocio, con las manos a la espalda. Iba a decir algo cuando hubo un pequeño percance. Durante este, resultó "herido" un jarrón por un coletazo accidental de Zareb-. No pasa nada, hombre. ¿Es la primera vez? Duele algo. A mí me pasó con las alas -le dijo comprensivo, ayudándolo a recoger los pedazos. Una vez estuvieron todos a salvo, volvieron al pedido y se quedó pensativo-. Creo que ambas -resolvió asintiendo-. Es una bonita cola y bonito color. Mira -y dicho eso, notó dolor en su espalda y nacieron dos alas violáceas que agitó con cuidado-. Nos salen apéndices extras -bromeó a Zareb antes de agacharse para comprobar las espadas-. ¿Puedo coger una? -pidió permiso.





You are my family, brother. For love and hate, but always alive:


We got something... special:

Gracias, Morgana  :dragonflor:

Regalo de Dyl ♡:
avatar
Zeddykos
Dragon

Mensajes : 283

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zenda Faelynn el Lun 11 Sep - 6:32

Me dio la impresión de que apreciaba los actos en cámara lenta pues pude ver con perfección como uno de los humanos no se fijaba de lo que realizaba y casi dejaba caer totalmente una de las cajas que contenían el encargo del general del ejército ¿pero qué le pasaba? Todos los que trabajaban aquí, sabían que una de las cosas en las que era bastante exigente era en el cuidado que dedicaba cada uno a sus labores, y traer la mercancía hasta el cliente era uno de esos labores donde obviamente pedía ¡atención! ¿qué hubiera pasado si la dejaban caer? por suerte no pasó, pues Zareb se adelantó a coger la caja pero en el acto le brotaba una hermosa cola azul que, no con la misma belleza, se agitaba en el aire hasta tirar uno de los floreros que se encontraban cerca. Y no cualquier florero ¡se trataba de MI florero!

Amaba las flores, no por nada adoraba la casa que habíamos comprado mi mellizo y yo cerca del bosque, de donde podía dar breves paseos y conseguir de la naturaleza extrañas pero bonitas flores. Por supuesto, ahora no podía encontrar las más coloridas pero en cada época del año se podían encontrar diferentes y nobles flores. Este gusto lo conocían aquellos que habían convivido el suficiente tiempo conmigo como para descubrirlo, además claro de mi familia. Entre ellos se encontraba él, quien cierto día que habíamos quedado para pasear juntos hasta los inicios del desierto, me había obsequiado aquél sencillo pero significativo florero de cristal dorado, en sus propias palabras cumpliámos dos meses desde que el infortunado destino nos había cruzado. Dado que se trataba de un obsequio significativo, le había tomado bastante aprecio y decidí traerlo hasta el trabajo para darle el toque femenino a mi espacio de trabajo ¡Grave error!

Sentía como un nudo se formaba en mi garganta y casi podía apostar a que mis mejillas enrojecían mientras mantenía mi mirada fija sobre la cola de Zareb ¡pero qué demonios le pasaba! A mi lado Zed le quitó importancia y claro él no sabía el significado que tenía aquél antiguo jarrón que ahora estaba hecho pedacitos y que jamás volvería a ser lo que fue ¡después de tenerlo tantas décadas conmigo! Apreté mis manos y, sabiendo que estaba bastante molesta me giré hacia las cajas, sin decir nada, fingiendo que acomodaba un par de cosas tratando de contener las lágrimas de tristeza y enojo a la par. Cuando creí estar más tranquila, si bien seguía sensible por el ¿descuido? me giré y vi una enormes alas púrpura, ¡eran bastante bonitas! ¿también podía llegar a tenerlas? me pregunté por algunos segundos, para luego negar - si por favor, tómela y si desea ver algún arma de otra caja o esa misma adelante. Por cierto, en este pergamino encontrará la cantidad y descripción del pedido - se lo extendía, tras escuchar que había elegido ver cantidad y calidad al mismo tiempo. Tras aquello, me moví un poco, dandole espacio al dragón, sin poder evitar desviar la vista hasta la cola de Zareb. Por un lado me alegraba que por fin la hubiera desarrollado pero ¿a costa de mi florero?





No sabía que iba a hacer con mi vida, porque la vida es un espacio inabarcable y sin tiempo



Hermanos Z:

Te adoro Zareb, gracias ¡Feliz Cumpleaños!


" />
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zareb Christopher el Vie 15 Sep - 23:13

¡Uff! No cabe duda de que para Zareb era un gran alivio que por lo menos uno de los presentes se mostrara relajado con lo sucedido hace unos cuantos minutos, pues a decir verdad el muchacho no comprendía cómo es que algo así le pudo haber ocurrido en este preciso momento, pero... por otro lado, eso no quitaba que tuviera la jodida e inconsciente capacidad de ahondar en las emociones de Zenda y descubriera así que su reciente movimiento no había hecho más que provocar su enfado y aflicción contenida; de hecho, ese par de sensaciones eran muy similares a las que percibió aquella noche en la que sus garras le causaron una considerable herida física a la altura de su cintura. ¿Será que todo lo que sucedía últimamente significaba algo o, más bien, era él quien de un momento a otro había decidido volver al pasado y retomar un capítulo inconcluso para ambos? El punto era, ¿con qué objetivo?

Estaba tan conmocionado que en esta ocasión decidió no disculparse más por sus actos. No por desconsiderado, sino porque estaba mayormente interesado en saber por qué se comportaba como un idiota con su hermana. ¿O es que estaba en celo? La idea era bastante estúpida de considerar porque el híbrido se creía más humano que bestia, pero tal vez todo esto era parte de su propia naturaleza animal, ¿no es así? “Deja de pensar en tonterías, Zareb”, se dijo a sí mismo mientras observaba con cuidado lo que el teniente hacía, aunque a estas alturas el silencio comenzaba a ejercer presión en el ambiente y en un intento de aligerar las cosas el joven rubio no pudo evitar soltar a reír como si nada pasara.- Perdón, es que me quedé pensando en lo curiosas que son tus alas.- comentó casual, para sacar algún tema de conversación que le permitiera mirar de nuevo a su hermana con confianza.- Zenda y yo no las hemos desarrollado, aunque es casi un hecho que de hacerlo ella será quien lo conseguirá primero.- estaba seguro de ello.- A mí no sé porqué me cuesta más, quizá porque...- guardó silencio y pensó mejor lo que decía, pues inconscientemente el reconocimiento de su naturaleza como híbrido vino a su cabeza y bien sabía que no era algo que pudiera tratar con libertad.- quizá porque el ambiente de la ciudad no me inspira. Demasiados humanos contaminando nuestro territorio.- siseó con aparente naturalidad, aunque por dentro jamás quiso decir eso.






♥️ ¡86 años juntos, pequeña traviesa! ♥️
avatar
Zareb Christopher
Hybrid

Ocupación : Aprendiz de Armamentista
Mensajes : 185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zeddykos el Miér 20 Sep - 17:16

El ambiente estaba... un poquito tenso. No tenía ni idea de la razón, pero se dedicó a relajarlos. O al menos a intentarlo. Sacó aquellas alas purpúreas como si fuese lo màs normal estar en forma humana y tener un apéndice escamoso extra. La jefa del lugar se giró de nuevo hacia él y, amablemente, le concedió el permiso para agarrar una de las espadas. Se agachó, tomando una por la empuñadura y se irguió cuan alto era si soltarla-. Muchas gracias -contestó a Zenda y tomó el pergamino con la mano libre-. A ver... mmm... sí... sí... ah, mira... correcto. Está todo perfecto. Gracias, Zenda -le devolvió el pergamino con una sonrisa. Allí cuidaban hasta el mínimo detalle.

Cuando tuvo espacio para no herir a nadie, alzó el brazo para dejarlo a noventa grados con respecto a su torso. La espada quedó por delante de sí, horizontalmente. Examinó la hoja y su equilibrio. Por su experiencia, aquel era un buen trabajo. Desvió en ese momento los irises a Zareb y lo miró divertido-. Son bonitas, ¿verdad? ¿Quieres tocarlas? -lo invitó a hacerlo, bajando el brazo-. Muy buen trabajo, Zenda. Magnífica espada. Sólo tengo una pregunta...  ¿a ti te ha salido algún apéndice también? -preguntó a la fémina entre curioso y divertido, antes de volver a mirar al rubio.

-Al parecer... esto de las alas, la cola, garras... aparecen de improviso. Yo sólo desarrollé las alas y porque vi a uno hacerlo y necesitaba cambiar de barco en medio de una pelea en alta mar. La cola te sirve para ligar, te puedo dar algunos consejos -le comentó con complicidad a Zareb-. Si quieres, podemos salir de la ciudad y entrenar. Aquí hay mucha gente, muchos edificios, mucho ruido. Algo más tranquilo y alejado es mejor. Y luego te invito a una cerveza para celebrar -le guiñó un ojo a Zareb antes de mirar a Zenda-. Cuidaré a tu hermano. Puedes unirte también si te apetece. Pero antes... ¿puedo invitarte a que me acompañes al mercado para que elijas otro florero de tu gusto y reponer el que se ha roto? -le dijo a ella, sin conocer el valor sentimental del objeto dañado.





You are my family, brother. For love and hate, but always alive:


We got something... special:

Gracias, Morgana  :dragonflor:

Regalo de Dyl ♡:
avatar
Zeddykos
Dragon

Mensajes : 283

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zenda Faelynn el Dom 24 Sep - 4:40

Me quedé pensando en las últimas palabras de mi hermano que, a mi entender, lo que él realmente quería decir no era muchos humanos contaminando el territorio, sino muchos dragones pululando en el territorio capaces de descubrir nuestro enorme secreto en cualquier momento ¡Ni Ariakas sabía que eramos híbridos! papá nos había dicho que tarde o temprano tendríamos que decir a él y al resto de la familia, pero la idea del rechazo me había asustado bastante. Tantos años sabiendo que tenía hermanos y jamás haberlos visto y ahora que los veía y saber que podría perderlos más rápido de lo que habíamos tardado en llegar de Isaur a Talos a conocerlos, me deprimía. Quería a mi familia y me preocupaba por ellos y ¡su rechazo! el rechazo de todos era lo que siempre me había atemorizado y causado conflicto porque bueno ¡yo no era tan diferente a ellos! también tenía forma dracónica, también lanzaba fuego por la boca y ahora hasta lo hacía de colores ¿Por qué rayos la reina madre no nos quería? si, era verdad, también era humana...era más frágil que un dragón en varios aspectos e incluso, creo que podía manipular el fuego como otros humanos, eso aun era confuso pero aunque pudiera hacerlo, eso no significaba que yo fuera a atentar contra el gobierno actual. De hecho, yo sólo quería ser feliz.

Suspiré y pasé la vista a otro lado ¿por qué darle vuelta a las cosas? Zareb y yo eramos la peste de esta sociedad, donde los humanos valían más que un híbrido, por que ellos al menos tenían derecho a vivir. El gesto de Zed me tomó por sorpresa, por lo que tardé algunos instantes en tomar el pergamino que el teniente había estado cortejando junto al pedido que había solicitado el ejército. - ¡ah si! me alegra saber que ha encontrado todo en orden - dije con amabilidad. Luego, mientras el hombre examinaba la espada, me permití ver las alitas del teniente, por dos cosas. En primera ¡era cierto que eran bellas y deslumbrantes! además parecían bastante útiles ¿podría obtenerlas algún día? por otro lado, sus alas me asustaban un poco justo ahora pues si las batía demasiado o no las controlaba bien podría terminar de romper algo así como Zareb y su cola inesperada que había roto MI jarrón. Pero debía guardar la calma, la verdad es que en este espacio nada de gran valor podía ahora romperse, había cosas medio frágiles era verdad, pero al menos aquello era sustituible, no como el jarrón.

La pregunta del teniente me tomó pro sorpresa, esperaba que me preguntara algo del pedido, caso contrario me cuestionó sobre algún apendice así como el que había externado mi mellizo. Enarqué una ceja y sonreí un poco, tratando de apartar por ahora algo de tensión - pues... si, pero lamentablemente no las alas, de hecho creo que eres el primer dragón al cual se las veo - me encogí de hombros y suspiré - aunque creo que eso muestra lo poco que socializo o salgo de aquí  ¿no? - me encogí de hombros sonrojando un poco - que pena, pensarás que tengo un tipo de problema, en ese sentido Zareb es más sociable que yo pero mira... -extendí mis manos y dejé que mis manos se convirtieran en garras, gesto que me generó cierto dolor e incomodidad que aguanté con una mueca - son bastantes útiles y junto a las de las piernas ¡es mucho mejor! así puedo escalar por sitios complicados

Presté atención a las palabras de Zed ante las que estuve de acuerdo, estas cosas aparecían cuando uno menos lo esperaba, la cola me había salido cuando intentaba salvar a un gato que resultó ser de Eskol, un inquisidor que hasta la fecha lograba ponerme la piel de gallina si bien nada sospechaba de mi o eso me agradaba pensar. Me gustó la propuesta que le hizo el teniente a mi hermano, a él le vendría bastante bien alejarse un poco con alguien que al parecer lucía amistoso igual, si ambos terminaban peleando a forma de práctica, encontraría mi mellizo una forma de externalizar cosas que a solas, con una chica o conmigo no podría. Pero, la oferta que se dirigió directamente a mi me sorprendió. Elevé las cejas y miré a Zed incrédula ¿en verdad se estaba ofreciendo a acompañarme? Sonreí agradecida por la propuesta pero tuve que negar lentamente mientras apoyaba con cuidado mis garras sobre su hombro - descuida Zed, no hay necesidad de ello y de haberlo tendrías que acompañarme hasta Isaur que es de donde viene aquél jarrón, pero te puedo cambiar aquella salida por un paseo en caballo hasta la playa, igual Zareb podría venir y si quieres que alguien más venga ¡sería interesante! alejarnos de la ciudad vendría de maravilla - sólo esperaba que sus amigos no fueran inquisidores.





No sabía que iba a hacer con mi vida, porque la vida es un espacio inabarcable y sin tiempo



Hermanos Z:

Te adoro Zareb, gracias ¡Feliz Cumpleaños!


" />
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zareb Christopher el Miér 27 Sep - 20:14

Si algo caracterizaba realmente a Zareb era su excesiva imaginación y entusiasmo, así que no había forma de evitar que tras el comentario del teniente el muchacho se viera luciendo su cola frente a numerosas mujeres que podrían deleitarse acariciándolo y elevando su temperatura con el simple roce de sus manos. No obstante, cuando el dolor de la transformación lo sacó de su abstracción, comprendió también que los beneficios podrían no hacer justicia al pesar que le acompañaba en ese momento y optó por eliminar la idea de su cabeza. Era lo mejor.- Ehm, yo...- en principio no supo qué responder, pero tampoco se apresuro en hacerlo porque Zenda tomó la palabra y la verdad es que rara vez la interrumpía: le gustaba mucho escuchar su melodiosa voz.- ¡Bah! Lo que pasa es que mi hermanita es un poco tímida, pero si tan sólo prestara más atención a la cantidad de miradas que atrae cuando da un paseo o se pone a debatir con la gente...- comprendería mejor el porqué de los celos de su hermano mayor, quien en más de una ocasión se veía obligado a bloquear cualquier perversa intención porque no quería que se repitiera lo mismo que en Isaur.

Sacudió la cabeza para sacar los malos recuerdos y se abrazó a su cola mientras añadía: - En fin, yo no tengo ningún problema en dar un paseo con mi hermana y contigo cuando dispongas del tiempo para ello.- aunque también era consciente del peligro que suponía el estrechar lazos con dragones de mayor rango que el suyo, pero de momento no le correspondía dejar en evidencia sus temores.- Y obviamente será un gusto para mí que entrenemos juntos. De hecho yo podría mostrarte un par de trucos que hago con esas armas, ¿sabes? - las dagas eran su especialidad, pero obligado fue a potenciar sus habilidades con el resto de instrumentos; y es que sería ilógico que no supiera cómo utilizar los productos que se vendían en el negocio familiar.- Sí, ¡ya me vi! Por lo menos para saber cómo se sentiría estar dentro del ejército.- una oportunidad que anhelaba desde hace bastante tiempo, pero que no había solicitado aún porque no quería colgarse de la fama de su hermano mayor. Era mejor obtener las cosas por sus propios méritos.






♥️ ¡86 años juntos, pequeña traviesa! ♥️
avatar
Zareb Christopher
Hybrid

Ocupación : Aprendiz de Armamentista
Mensajes : 185

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zeddykos el Miér 4 Oct - 17:15

Asintió con una sonrisa de satisfacción. Le gustaba el buen hacer de aquella forja. Miró a Zenda con curiosidad. Si no le habían salido las alas, ¿cuál era su apéndice? Iba a decir algo sobre sociabilizar poco pero Zareb le ganó de mano. El teniente rió entre dientes-. La verdad, tu hermana es una preciosidad. Estoy seguro de que atrae muchas miradas -aseguró y miró a la peliblanca-. La modestia en nuestra raza es rara. No sociabilizar es algo exótico que seguro que despierta mayor interés -agregó, guiñándole un ojo a la fémina. Antes de ver la garra. Sus cejas se elevaron, en asombro-. Vaya... armada y peligrosa -medio bromeó-. Para escalar y defenderte. Es muy útil -comentó. Ya imaginaba que nadie se pasaría de listo si ella se lo enseñaba.

Suspiró. Isaur quedaba muy lejos. Si alguna vez tenía oportunidad de ir o contactar con algún comerciante de allí, vería si podía tener algún detalle con ella. Sus facciones se relajaron luego y esbozó una sonrisa-. ¡La playa me parece muy buen lugar! Hey, bienvenido todo aquel que quiera unirse -concordó con ella, emocionado por esa futura salida-. Todos los días tengo un hueco cuando no trabajo. Esta semana, por ejemplo, tengo las tardes libres. Antes del toque de queda, claro. Mejor no nos metemos en problemas. Trucos, ¿eh? Tengo curiosidad por ver qué guardas bajo la manga, Zareb -sacó las dos puntas de su lengua bífida en gesto pícaro-. Wow wow, ¿quieres ser del ejército? Eso estaría muy bien. ¿Ya te apuntaste? -se interesó y miró a la mujer-. ¿Te importa si te robo más veces a tu hermano para entrenar? -le preguntó, vista la motivación del rubio.

Casualidades de la vida. Entraba a por un pedido para el ejército y estaba haciendo buenas migas con dos hermanos muy amables. Y, de paso, se llevaba un compañero potencial. Tenía curiosidad por los movimientos de Zareb y entrenarlo. Algo le decía que aquel joven podía llegar a ser una de las promesas de las fuerzas militares. Mientras que su hermana tenía un buen futuro en el negocio de la forja de armas. ¡Se complementaban!





You are my family, brother. For love and hate, but always alive:


We got something... special:

Gracias, Morgana  :dragonflor:

Regalo de Dyl ♡:
avatar
Zeddykos
Dragon

Mensajes : 283

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Zenda Faelynn el Dom 15 Oct - 5:40

Zareb era un adulador ¡un adulador y un tonto a partes iguales que siempre encontraba la forma de desviar mi enojo! era un tramposo pero uno bastante ingenioso que solía salirse con la suya, al menos conmigo la mayor parte de las veces - ¡eres de lo peor Zareb! yo no me refería a ese tipo de relación con otros dragones, sino hablaba de forma general - aunque si, sin duda me costaba un poco más entablar largas conversaciones con dragones del sexo opuesto y tampoco es que prestara tanta atención a lo que Zareb acababa de señalar y, casi podía apostar que lo decía para relajar la tensión y desviar la conversación a un tema mucho más agradable, de cualquier forma se lo agradecía. Lo que definitivamente no esperaba es que Zeddykos lo secundara sin mayor preocupación pero rescatando algo que no dejaba de ser tan cierto como peligroso.

Los dragones no solían ser modestos y aquél rasgo podría resultar sospechoso ¡bastante! no por nada me sentía más cómoda entre humanos, con ellos la convivencia se volvía más sencilla si bien tampoco podía ser completamente yo ate ellos, pues debía conservar la imagen de mi "posición" - No creo que sea modestia, sencillamente considero que cada uno tiene sus propias fortalezas, pongámonos a conversar de procesos productivos y quizá la modestia se convierta en presunción y soberbia - me encogí sonriendo ante aquello. Debía admitirlo, me apasionaba hablar sobre esos temas y no solía ceder con facilidad - y bueno con esto segura ahora entendemos todos porque los dragones se alejan, pero gracias Zed seguro en algún momento encontraré dragones que sientan ese deleite por lo exótico y peligroso - agregué devolviéndole el guiño antes de reir con bastante buen humor.

Conocía de primera mano la habilidad y destreza que tenía Zareb con ciertas armas, en especial con la daga, un arma de corto alcance y que obligaba a tener enfrentamientos cercanos con el enemigo, limitando por bastante el espacio de enfrentamiento. En lo personal el uso de la daga como arma me resultaba bastante arriesgado, pero Zareb había vuelto de ese riesgo una fortaleza. Pero, menos gusto me causaba ser testigo del cada vez más evidente interés que sentía Zareb por el ejército. Sabía que mi mellizo tenía potencial pero ¡era tan arriesgado! en más de un aspecto, él podía ser descubierto en cualquier momento sin contar los riesgos naturales de enfrentarse a los rebeldes en cualquier momento. - ¿Prometes regresarlo en una pieza Zed? - pregunté entre en broma y enserio mirando al dragón con curiosidad.

Sabía que no podía detener a Zareb en su aparente intención pero, si podía asegurarme que estaría con buena compañía, más tranquila me sentiría. Zeddykos parecía ser un buen dragón al fin de cuentas, no sabía que tanto podía fiarme de él pero no parecía un dragón déspota de buenas a primeras - si es así puedes llevártelo cuantas veces quieras y puedas - concedí al final desapareciendo mis garras para volver a mostrar mis manos, con las que acomodé mi cabello - aún así, que no se pierda de vista la reunión en la playa, por la tarde queda perfecto para comer algo antes del toque, como has dicho nadie busca problemas pero si podemos aprovechar el tiempo que mejor. Veré algo que se ajuste a tu tiempo y pediré a mis esclavas que preparen algo delicioso para la ocasión ¿algo que te guste en especial?





No sabía que iba a hacer con mi vida, porque la vida es un espacio inabarcable y sin tiempo



Hermanos Z:

Te adoro Zareb, gracias ¡Feliz Cumpleaños!


" />
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 299

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las ideas son más poderosas que las armas [ft Zenda & Zeddykos] || Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.