Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Parecido familiar (Corah)
Hoy a las 20:07 por Corah

» Muuu, ¡la vaca! [Corah]
Hoy a las 19:53 por Limon

» Entre tus piernas.
Hoy a las 19:22 por Brennan

» (Cambio) Cuenta hasta TREINTA sin chicas
Hoy a las 19:19 por Brennan

» Draconians por Mes
Hoy a las 19:19 por Limon

» Ofertas de empleo v2.0
Hoy a las 19:14 por Brennan

» Habilidades perecederas -FB (Jeanne Lionheart)
Hoy a las 19:01 por Moira

» Stalker /Myrddemrys/ [Fb]
Hoy a las 18:53 por Nimue

» Knowing other slaves «Drael»
Hoy a las 18:36 por América

» Intentions {Priv.}
Hoy a las 18:33 por Schaffer

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
60/60

Afiliados Normales


Dead | Vaurien

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dead | Vaurien

Mensaje por Thurdok el Dom Jul 16 2017, 09:39

Había llegado el momento, la noche se había cernido sobre Talos y erala hora de abandonar aquella ciudad en la que había pasado muchos momentos, era la hora de largarme al exilio, pero no lo haría solo, lo haría con la mujer que amaba, la situación era critica, toda la ciudad nos buscaba y nuestras vidas cambiarían para siempre pero al menos nos tendríamos el uno al otro y eso era lo que importaba.

La lluvia caí con fuerza sobre las calles de la ciudad lo que nos ayudaba a pasar desapercibidos, además Eadgyth conocía muy bien las calles por lo que no nos fue muy difícil llegar hasta la entrada a la ciudad, lo único que restaba era caminar un poco mas y afuera nos esperarían unos caballos para largarnos para siempre.

La entrada estaba vigilada por tres guardias pero gracias a la oscuridad de la noche y a la lluvia no nos costo mucho pasar desapercibidos y tomarlos por sorpresa dejándolos inconscientes. Ya nada se interponía entre nosotros y la libertad, nada se interponía en nuestra fuga, seriamos libres para dar riendas a nuestro amor y seriamos libres para unirnos a la lucha en contra de la Reina Madre.

-Adiós- dije en voz alta mirando a la ciudad. Al atravesar la puerta un ruido extraño me hizo girarme y pude comprobar que Eadgyth caía de rodillas a mi lado, con sangre en su boca. El terror se apodero de mi cuando pude comprobar quien había sido el autor, pude ver a un viejo dragón cumpliendo sus amenazas. Me temblaban todo el cuerpo, no sabía con exactitud lo que estaba sucediendo y no quería saberlo, no podía reaccionar.




avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Exiliado
Mensajes : 460

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dead | Vaurien

Mensaje por Vaurien el Jue Jul 20 2017, 12:54

Una noche lluviosa en Talos. Yo odio la lluvia.

Observaba la ciudad desde los tejados. Mis nueas habilidades me concedían nuevos puntos de vista. La capacidad de trapar y volar sin transformarme era siempre muy conveniente. Mis informantes me dijeron que esta era la última noche de Thurdok y Eadgyth en Talos, y tenían razón, ésta sería su última noche.

Monté guardia en la entrada principal de la ciudad. Los caballos que se encontraron ahí amarrados confirmaron mis fuentes. Pretendían escaparse a caballo.

La pareja no me hizo esperar mucho, aparecieron callejeando como ratas de cloaca y noquearon a los guardias de la puerta (no se ni para qué los tenemos...inútiles).

Amparándome en la oscuridad, bajé sigilosamente por los tejados hasta el suelo. Thurdok acababa de despedirse de la ciudad y dejó atrás a Eadgyth durante apenas un segundo...pero yo sólo necesitaba un segundo.

Con un par de pasos me situé tras Eadgyth y, transformando mi carra, le atrevesé el pecho. Ni siguiera pudo gritar.

Mientras notaba como se le escapaba la vida, me acerqué a ella y le susurré-Lo siento-. Y era cierto, pero debía cumplir con mi deber.

El cuerpo de Eadgyth calló a mis pies, quedando sólo Thurdok y yo. Mi uniforme negro de la Inquisición ondeaba al viento de la tormenta y me hacía parecer la misma Parca, bueno, esa noche lo era.

Miré a Thurdok directo a los ojos. No había felicidad ni placer alguno en mi rostro. Era más bien una mezcla de determinación y furia contenida, la traición de Thurdok aún me reconcomía.

-Te lo dije-le dije-Nunca habeís estado a salvo.
He sabido donde estabais y lo que hacíais en todo momento. Mi red se extiende mucho más lejos de lo que crees. Estos días no han sido sino mi piedad. Os he dado tiempo para poner vuestros asuntos en orden pero en el momento en el que decidierais escapar,
yo estaría allí. Ahora, una muerte rápida para ella era la única piedad que me quedaba.
En cuanto a tí...-


Chasqueé mis dedos. De las porfundides del bosque de las afueras de Talos surgieron unas figuras vestidas en negro de pies a cabeza. Eran Inquisidores humanos, entrenados para combatir y contener dragones. Algunos de ellos llevaban distintas armas con un siniestro resplandor verde oscuro.

-Quizá te suenen las armas. Resulta que no todo lo que había en Novam Urbem se perdió. Recuperamos algunos artefactos interesantes. Adiós, Thurdok.-

Me di la vuelta y me fui caminando. Yo sabía de sobra que esos humanos no bastarían para detener a Thurdok, pero esa noche no estaba de humor para pelear con él de nuevo. Esa sería una lucha para otro día.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 364

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dead | Vaurien

Mensaje por Thurdok el Jue Jul 20 2017, 23:42

El tiempo se había parado por unos segundos, podía ver el rostro de mi amada botando sangre por la boca y cayendo poco a poco a los pies de un familiar dragón. Al alzar el rostro pude ver aquel rostro, el rostro de Vaurien. Las lágrimas comenzaron a brotar por mi rostro sin que me diera cuenta, mi rostro comenzó a enrojecer y todo el cuerpo me temblaba sin poder tener control de el.

No tarde en agacharme y tomarla por la cara ignorando las palabras del viejo dragón –Vamos, despierta, vamos, vamos- decía mientras le pegaba suaves bofetadas en el rostro. No había caso, no mostraba señal alguna de vida, había muerto, Vaurien la había asesinado a sangre fría y no había vuelta atrás –No, no, no, no- me repetía a mi mismo –No me abandones- suplicaba al cadáver ya sin vida de la mujer que amaba. Sentia que todo mi mundo se derrumbaba, sentía que se había acabado mi vida.

Finalmente alce el rostro con una furia incontrolable hacia el asesino -¿Qué has hecho?- pregunte con furia y con mis ojos llenos de lágrimas. Antes de poder atacar al dragón este chasqueo sus dedos y de la oscuridad de la noche brotaron humanos entrenados para enfrentarse a dragones, humanos que conocía pero portaban armas extrañas, armas similares a las que habían portado los humanos en nuestra misión a Novam Urbem en el Monte Vesubio.

Deje el cadáver de la mujer que amaba y mis ropas se empezaron a rasgar mientras mi cuerpo iba cambiando, estaba adquiriendo la forma de la bestia nuevamente. Rápidamente uno de los humanos se abalanzo en contra de mi con su espada pero con facilidad lo evadí y di un arañazo cortándole la garganta y haciendo que este cayera muerto. Tras esto tome su espada y con brutal fuerza la lance hacia otro, haciendo que este quedara incrustado en un árbol y perdiera la vida.


Solo quedaban tres y todos tenían sus espadas recubiertas de aquel verde metal que tan mortal era para mi especie. Sabía que debía tener cuidado, ya me habían herido una vez con el y no era algo que no doliera. Corrí hacia ellos y antes que pudieran blandir sus espadas en contra de mi atravesé el pecho de dos pero había olvidado al tercero que no dudo en clavar su espada en mi hombro. Grite de dolor pero aun así me mantuve fiero y mordí su cuello como si fuera un vampiro, haciendo que finalmente todos murieran. Caí de rodillas por aquella herida y sentía como se aproximaban otros.

No podía dejar el cadáver de mi amada tirado, por lo que no dude en levantarme y cargarla en mi hombro bueno. No llegaría muy lejos si me escapaba en aquel momento, por lo que me metí por las calles de Talos con la esperanza de perderlos. Debía encontrar ayuda si no es probable que muriera con Eadgyth.




avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Exiliado
Mensajes : 460

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dead | Vaurien

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.