Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Heridas actuales, Heridas pasadas | Valadhiel
Hoy a las 07:32 por Solas

» Padre e Hijo | Thurdok
Hoy a las 07:10 por Miraak

» New Faces | America
Hoy a las 06:50 por Vasruk

» Un crimen, un puzle. (D'tark)
Hoy a las 03:59 por D'tark

» No habrá paz para los malvados. (Privado)
Hoy a las 03:39 por D'tark

» Zona Hostil (Faora)
Hoy a las 03:27 por Emma Holmes

» Forge of swords [Anzu]
Hoy a las 03:26 por Anzu

» Registro de PB
Hoy a las 00:47 por Aredhel

» El comienzo de la fe | Thurdok
Hoy a las 00:14 por Allister

» Inscripciones a la boda de Lilah y Brennan
Hoy a las 00:02 por Lilah

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
60/60

Afiliados Normales


Llegando al límite - privado [fb]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Llegando al límite - privado [fb]

Mensaje por Esus el Jue Jun 22 2017, 22:48

Ya habían pasado meses desde la última vez que pisó el suelo de Talos, las ojeras en su rostro y el sombrío hermetismo de su ánimo daban buena cuenta de ello. Sobre el enorme terreno de plantaciones en aquella región de Edén, la noche gobernaba absoluta con su oscuro manto, sin que siquiera las estrellas lograsen hacerse presentes a través de las nubes espesas.
Los ojos verdosos de Esus hace largos minutos se mantenían fijos en el bailar crepitante del fuego encendido en la chimenea, que junto a unas pocas velas eran la única fuente de luz en la habitación amplia que usaba como dormitorio.
Era un dragón con autoridad dentro de aquellos dominios, le correspondía un edificio completo de un par de pisos, con un jardín independiente y hasta una pileta junto a la enorme mansión de Dita, aunque comparada con la vivienda de la dragona, la propia parecía carecer de vida. Los pocos esclavos autorizados a entrar a aquel lugar solo lo hacían de día, encargándose expresamente de la limpieza y mantención de la morada que mantenía toda la decoración y el mobiliario original, a excepción del dormitorio en el segundo nivel que Esus había tomado como propio.
El lugar era ocupado por pocos muebles, una cama, un ropero y un baúl. Frente a la chimenea una alfombra de piel y un antiguo sofá rodeado por toda clase de libros roídos y artículos que disfrazaban sus siluetas entre las sombras.
Ven conmigo...
Los susurros eran traídos por el viento a través de la ventana abierta, agitando la cortina con un aleteo que llegó hasta el mismo pecho del dragón. Esus se pasó las manos por el rostro y sacudió la cabeza mascullando un "no" como un roído gruñido desde sus labios.
La cortina volvió a aletear, llenando la habitación de plumas negras cuando el ladrido de los perros a lo lejos le crispó los pelos, haciéndole alzar la cabeza, encontrándose frente a frente con el rostro fantasmal sonriéndole con aquella retorcida seducción.
Ven conmigo...
-No! - La voz masculina fue silenciada por la alarma de los canes y el eco del lejano trueno que anunciaba las lluvias.

La chimenea quedó encendida y la ventana abierta cuando el dragón, montado en su caballo, se alejó a galope siguiendo la guía de los galgos hacia uno de los límites de la plantación, notando muy a lo lejos una silueta humana cerca de la alambrada.





anclas del pasado:


avatar
Esus
Dragon

Mensajes : 41

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Llegando al límite - privado [fb]

Mensaje por Melei el Jue Jul 13 2017, 19:35

La noche estaba tranquila, calmada, rozaba incluso el aturdimiento del aburrimiento. Aunque, ¿qué hacía despierta? Lo mismo que dormida, pensar. Pensar en quién era, quien realmente era, porqué no recordaba nada, porqué tod le parecía tan confuso, porqué había despertado en una jaula repleta de heridas y moratones que habían tardado días en sanar.

Así que, una noche más, no pudo dormir y decidió ir a estirar las piernas descalza por entre las frías, irregulares y rasposas baldosas que pavimentaban el suelo de la zona de esclavos escabulléndose por entre las sombras. Que la luna estuviera alta, no le importó cuando salió al exterior y el fresco de la noche acarició su pecosa piel -debido a la larga exposición al sol que realizaba todos los días- y erizó su bello pero no se amedrentó. Empezó a dirigir, primero, sus pasos en ningún sentido para, finalmente, empezar a trazar un destino bien determinado.

Cuando escuchó a los perros ladrar, su corazón empezó a bombear sangre pues sabía el porqué de hacer oír su voz; empezaba una cacería y algo le decía que ella era la víctima. Aceleró sus pasos, intentando encontrar las sombras de los árboles donde poder refugiarse una vez arriba en las copas hasta que todo se calmase pero, aún así, tropezó y cayó de bruces en el fango del camino ensuciándose toda de ese material resbaladizo y pegajoso. Sin tiempo a meditar si tenía heridas, se puso en pie y siguió corriendo, ahora sí, desorientada.
avatar
Melei
Dragon

Ocupación : Slave
Mensajes : 177

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.