Novedades

- (15/09) Ya están disponibles novedades de Septiembre, ¡no te las pierdas!

- (15/09) Ya podéis pedir los dracs del mes de Septiembre.

- (15/09) En el pregón, nueva entrevista a Faora.

- (15/09) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/09) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/09) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Joaco, solo Joaco
Hoy a las 8:33 pm por Nyssa

» Beyond {Trystan}
Hoy a las 7:58 pm por Trystan

» Cambios de botón | Modificaciones | Problemas
Hoy a las 7:34 pm por Nyssa

» ¿Qué dirías del rol del pj/user anterior? v2.0
Hoy a las 7:04 pm por Moira

» ¿Qué pareja le pondrías al anterior? v2.0
Hoy a las 6:52 pm por Moira

» Lights and shadows// Privado
Hoy a las 5:46 pm por Enkil

» Draconians por Mes
Hoy a las 5:32 pm por Limon

» La belleza de la estrategia y la elegancia de la táctica [Privado]
Hoy a las 5:26 pm por Limon

» Artesanías de Eskol
Hoy a las 5:24 pm por Moira

» Introduction {Priv.}
Hoy a las 4:22 pm por Schaffer

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

04/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
59/60

Afiliados Normales


A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Kya el Jue Jun 08, 2017 2:11 am

Su madre estaba furiosa, no deseaba que su hija se fuera en aquel viaje que ya había planeado con antelación. Por lo que parecía hacerse la ciega y fingir que no le creía que hablara en serio. Pues claro que hablaba en serio y tristemente se daría cuenta el día en que se fuera. Se aproximaba por supuesto, pero debía re-abastecer sus hierbas y medicinas que llevaría para cualquier eventualidad, debía preparar lo que llevara con antelación y asegurarse de que dejaba a sus pacientes con los medicamentos adecuados y les duraran durante el tiempo que ella calculaba estaría fuera, hacer doble cantidad por si acaso y otras cosas más. La joven sanadora como era su costumbre, madrugó. Ya que como siempre, pesadillas habían perturbado su sueño y hecho que ya no cerrara sus ojos hasta que escuchara los pajarillos comenzar a cantar el despertar.

La madrugada aún oscura, acompañada por una bruma densa, recubría los campos. Vistiendo sus botas, pantalones, corsé jubón y su chaqueta, recogió su cabello en una coleta alta para tomar su bolsa y sus respectivos materiales de recolección. Saliendo de la habitación que correspondía a su hermana y ella, bajando las escaleras cuidando de no despertar a nadie, llegó al piso inferior, caminando hacia la cocina y recogiendo algunas cosillas que pudiera comer más adelante cuando el día despuntara y la mañana estuviese más avanzada. La joven sanadora, envolvió pan, queso, algo de mantequilla recién echa, una manzana y un poco de carne reseca. Llenó la cantimplora de cuero con agua de cántaro y salió a la mañana, luego de armarse con su arco y flechas. Siendo encontrada por su lobo, comenzó su trayecto por el camino de grava hacia el bosque cercano donde era normal que ella hiciera sus recorridos de recolección.

Empezando con el primer arbusto que reconociese al caminar entre los árboles que ya conocía muy bien. Permitiendo a sus pasos guiarla por inercia en aquel recorrido que era ya algo natural, estaba cansada, no de caminar... mentalmente cansada. Su mente comenzó a dar vueltas y giros en torno a los sucesos que habían cruzado por su existencia los últimos días, aquella persecución que casi le cuesta el pellejo, el encontrarse con aquel ojiazul... los rayos del sol ingresaban entre las copas frondosas de los árboles, un haz de luz la cegó por unos pocos segundos, mientras escuchaba el correr de agua y por supuesto que la sanadora, no miró sus pasos. Así que la señorita torpeza, se enredó con las raíces de un árbol y de boca fue a parar al suelo. Cayendo en peso contra una rama, se golpeó el antebrazo izquierdo y lastimó el dedo meñique de su mano izquierda. Liberando un quejido bajo, sintió como el aire se le escapó de los pulmones y fue cuando.... quiso reír.

Y en efecto eso hizo, mientras poco a poco intentaba levantarse, entrecerrando sus ojos al sentir el dolor y ver más adelante el arroyo que representaba una fuente de descanso. Se levantó entorpecida, dejándose sentar en una roca del arroyo dejando a un lado todo sintiendo palpitar su brazo, poco a poco se quitó la chaqueta revelando una marca enrojecida en su antebrazo y un raspón considerable en su mano que ya empezaba a sangrar- …por andar pensando en....arg...-murmuró como si se recriminara así misma. En un agotado momento ella solo se permitió descansar su cabeza hacia delante, dejando que su coleta cayera sobre su hombro derecho, largo hasta cubrir donde estaría su corazón. Mientras descansaba sus brazos en sus rodillas, sobre todo aquel izquierdo que ya empezaba a enrojecerse donde la rama había golpeado. Posiblemente se tornaría amoratado y la sangre de la raspada goteaba por su meñique, que también tomaba tonalidades rojizas y quizá también se tornaría de otros colores.

Al ser derecha probablemente podría atenderse sola, pero no como debería ya que necesitaba un espejo para verse el daño completo por lo que el proceso sería. Pues...complicado- ... Mi madre se reiría de mi ahora... “¿ves lo que te pasa por hacer lo que haces?” “¿ves que no deberías hacer tal cosa?” –imitó a la mujer que nunca la había apoyado en nada. Suspirando profundamente.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Ocupación : Curandera/Sanadora
Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Eir el Jue Jun 08, 2017 2:17 pm

Cada mañana solía levantarse temprano si quería aprovechar el día y sacar tiempo para su verdadera pasión, la medicina, debía tener de buena mañana la mitad de las tareas de la casa  hechas y aprovechar el leve respiro que tenía para ir al mercado a hacer la compra de comida o lo que fuese necesario para poder salir y ver mundo, ya fuera para recoger plantas o para ir a curar en secreto a enfermos.

Siempre se arriesgaba mucho al hacer esas excursiones, pero qué le iba a hacer al principio se contuvo parte por que estaba completamente recluida en su casa o su jaula de oro, pero con los siglos y ganándose un poco la confianza de su marido había conseguido que la dejase salir aunque el precio por ello fue alto y humillante, un precio que siempre llevaba escondido salvo para él pues quería ver siempre que el cinturón de castidad seguía puesto tal y como lo había dejado cuando se había marchado pero ¿Cómo no iba a ser así? Nadie salvo él tenía la llave, era algo que le crispaba cuando la obligaba a enseñarle que "lo suyo" seguía intacto, pero lo tomaba como parte más de su penitencia por el pasado y al final lo dejaba correr en su mente...

Divagando en esas ideas se fue alejando de la ciudad para adentrarse en su amado bosque. Si hubiese podido elegir donde vivir lo habría hecho en una cabaña en el bosque algo modesta, nunca fue ella ostentosa, rodeada de la naturaleza, el aire puro, los animales y sus amadas plantas curativas. Pero esa no era su realidad para su desgracia ella vivía en el lugar que su marido había elegido y prácticamente encerrada para su deleite, un lugar al que ella llamaba su jaula dorada.

Llevaba varios minutos por el bosque recogiendo plantas cuando se acercó a la zona del río tenía sed y quería beber un poco del agua cristalina que corría por aquel arroyo.

Su sorpresa fue enorme cuando se encontró una chica en el linde del rio maldiciendo en alto con un tono que incluso le pareció divertido, al menos parecía que la chica el sentido del humor no lo había perdido al menos el de enfurruñarse consigo misma.
Se acercó lentamente a la chica no la quería asustar pues de lejos pudo ver que estaba herida y su médico interior la prohibía dejarla allí en aquel estado sin hacer ella nada.

Buenos días - su tono era amable y su sonrisa cándida - ¿Me permites? - dijo agachándose para mirarle la herida, igual lo de interactuar con humanos era una nota pendiente en lo que debía aprender. Sus manos se movían lento y firme buscando el consentimiento de ella antes de tocarla. - A simple vista no parece excesivamente grave pero podría curártelo si me permites - le dijo con un tono conciliador y sin perder la sonrisa, esperaba que la chica fuese colaborativa y se dejase ayudar para poder sanarla aquellas heridas que recorrían su brazo.
avatar
Eir
Dragon

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Kya el Vie Jun 09, 2017 8:39 am

Comenzaba a reponerse del arranque de torpeza, por lo que, dispuesta a comenzar a hacer malabares con su mano derecha y cuatro dedos de su izquierda, se re acomodó en la roca donde estaba sentada, retirando el cabello de su hombro para mirar escuchar pasos entre las ramas y enseguida levantó su rostro hacia donde escuchaba estos y pudo encontrarse con una mujer... una mujer que aparentaba tener la edad de su madre, quizá un poco más joven. La muchacha sonrió al ver la sonrisa y la amabilidad con la que ella le hablaba y se aproximaba- Buenos días... –saludó mientras ladeaba su cabeza y sonriente, se reacomodaba para intentar alcanzar su morral de recolección, pero fue sorprendida por la mujer que se agachaba y se acercaba a ella para verle su brazo-...ah.... –era extraño... para la ojiazul, la última persona que había querido ayudarla con algo así, había sido su padre y en ese momento se encontró en un dilema.

Parpadeando con algo de curiosidad, asintió un poco, para extender mejor su brazo izquierdo, tal cual. El brazo ahora mostraba una marca rojiza por el golpe donde la rama había dado y una línea como de unos 7 centímetros de raspón, que probablemente se hizo por la fricción, pero el raspón sangrante, se hallaba en el dorso izquierdo de su mano, la herida abierta no era profunda, pero si sangraba profusamente y su dedo meñique si parecía realmente mal herido. No parecía quebrado pero un poco más y probablemente lo hubiese estado- claro...iba a hacerlo yo misma...pero creo que tendría que contorsionarme demasiado para poder atenderme bien... –dijo con suavidad, sonriendo algo más apenada, recordando las cosas en las que estaba pensando. Oh...si... el encuentro aquel...y por un momento tensó sus labios e intentó simular un poco su vergüenza- Cuando atiendo pacientes soy todo menos torpe.... –pero desde que había conocido.... desde que había tenido esa oportunidad. Sus pensamientos se encontraban divagando entre una serie de cosas que no lograba comprender.

¿Cómo explicas el hacer cambios tan drásticos en tu vida solo por haber conocido a una persona? La sanadora frunció un poco el ceño y dirigió sus ojos azules a los de la mujer y mordiendo el labio inferior un poco, escuchó lo que esta decía sobre la gravedad de la herida, que ella no podía ver si no se contorsionaba como poseída para lograr verlo y por un momento consideró que no estaba en el humor de pensar en los cambios que había hecho en todo- En mi morral...creo que he tomado ya unas hierbas que pueden ser útiles...-dijo entonces con algo de suavidad, moviendo su perfilado rostro hacia su morral de recolección, donde habían algunos implementos y hierbas que ya había tomado en su trayecto allí. Enojándose con ella misma por pensar en esas cosas sin fijarse- ...andaba tan distraída...-murmuró con suavidad- No quisiera molestarle en lo absoluto tampoco.... –dijo rápidamente dándose cuenta que la mujer estaba preocupada y muy dispuesta a ayudarle y ella estaba demasiado entretenida enojándose con ella misma, con todo y sus pensamientos y recuerdos.

Inhalando y suspirando, la sanadora miró a la mujer de largo cabello marrón y sonrió un poco- creo que hablo demasiado ¿cierto? Debería aprender a callarme y no decir tanto...tampoco quiero aburrirle...-dijo corrigiéndose con cierta torpeza que mostraba su nerviosismo leve al pensar en quizá se notaba demasiado que su mente pegaba sus viajes a algo que realmente parecía atraer su atención muy bien. Una suave brisa acarició las copas de los árboles, haciendo que estos se balancearan creando aquel sonido relajante que se asemejaba a la lluvia, dejando que el sol jugara con los colores del cabello marrón de la muchacha y los tornase de vez en cuando en un rojo ardiente y en la sombra volviese a ser marrón o caoba, dependiendo de la luz y los matices de esta. Escuchando los pajarillos piar, anunciando su paso entre las ramas de los arboles con aleteos vigorosos.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Ocupación : Curandera/Sanadora
Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Eir el Sáb Jun 10, 2017 1:51 am

Eir sonrió, veía a la chica y por como se movía denotaba mucho su juventud, una que ella largo tiempo había dejado atrás. Era refrescante siempre ver a la gente joven con su vitalidad, y seguramente ella estaba pensando en muchas cosas internamente, casi podía oírla pensar mientras hablaba con ella e igual incluso maldecir un poco a si misma o su suerte, la gente joven eran fáciles de leer en sus expresiones.

Nadie está juzgando tu torpeza o no – sonrió – accidentes así pasan todos los días solo que en caso de los humanos son un poco más aparatosos – rio afable mientras recogía agua del río cercano.

Bueno primero vamos a lavar la herida, lo mas importante siempre es la higiene y ver realmente la totalidad de la herida una vez limpia – dijo metiendo un trapo en el agua para luego empezar a limpiarle la herida no sin antes decirla – Puede que esto te escueza un poco… - mientras iba limpiando la herida iba observando el pequeño estropicio que se había hecho. Tenía suerte no se había fracturado el dedo pero tendría que entablillárselo de alguna manera rudimentaria. Lo que más la preocupaba era la herida que sangraba no demasiado pero  lo hacía.

Presionó levemente esa zona para intentar cortar la hemorragia antes de mirar el morral de la chica y las plantas que había elegido y sacar del suyo propio plantas para luego mezclarlas – sujeta el trapo presionando levemente contra el brazo – le dijo antes de soltarlo y empezar a echar las plantas en el mortero pequeño que llevaba y empezar a machacarlas sin demasiada fuerza, supongo que lo bueno de ser dragona en este caso es que no necesitaba hacer grandes esfuerzos para realizar un ungüento básico.

Utilizaré un poco de clavo en la mezcla, así te relajará y anestesiará la zona un rato – le dijo sin perder la sonrisa  - ¿Así que eres sanadora también? – la miro a los ojos mientras seguía mezclando aquellas plantas, sacando así un tema de conversación mientras su rostro mostraba una calma tranquilizadora.

Baaaaah tonterías – contestó alegre a su pregunta – hablar en síntoma de tu juventud, tu energía fluyendo en este caso de una manera verbal, te será difícil no ser así y además sería muy aburrido que las dos nos estuviéramos mirando sin decirnos absolutamente nada sin contar que odio los silencios incómodos, así que pequeña habla lo que quieras yo te escucho – le dijo sonriendo, vivaz y empatizándo con la energía positiva que parecía desprender aquella chica, además por muy rápida que quisiera ir aquellos ungüentos llevaba un rato prepararlos así que mejor que ambas estuvieran mientras teniendo una charla amena…
avatar
Eir
Dragon

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Kya el Vie Jun 16, 2017 6:11 am

Sonrió un poco avergonzada, al escuchar a la mujer de aspecto y maneras afables, tensando sus labios un poco, inhaló profundamente, manteniendo su brazo extendido para que la mujer pudiese tener más fácil el ayudarle. Era extraño de alguna manera que alguien estuviese haciendo eso por ella, la ojiazul, asintió ante la advertencia de que ardería un poco y al contacto, no se sobresaltó en lo absoluto, ya que su espectro de dolor era bajo, tenía buena resistencia al mismo y mucho control de sí misma, como para poder quedarse inmóvil y dejar que la herida fuese limpiada- Yo soy especialmente torpe cuando me lo propongo… -dijo algo bromista, la sanadora que ahora colocaba su mano sobre aquel trapo para sostenerlo sobre la herida, esperando que dejara de sangrar, asintiendo a sus palabras e indicaciones, haciendo tal cual sabía debía hacerse, facilitando el trabajo de la mujer.

Sí, desde los 8 años… -dijo sonriendo-....mi padre me educó en todo lo que necesitaba saber de sanación...crecí aprendiendo y ahora soy sanadora como él lo fue… -dijo un poco más serena al pensar en él, el hombre del que había aprendido todo lo que sabía. Mostraba su orgullo de solo recordarlo, mientras una sonrisa se dibujaba en sus labios, riendo por lo bajo al escuchar lo que la mujer decía sobre el aburrimiento que sería solo mirarse- No suelo hablar demasiado...pero por alguna razón, últimamente lo hago… -murmuró con cierta suavidad que le hizo notar algo cohibida, recordando que fue lo que estaba pensando antes de caerse, tensando sus labios un poco, ladeó su cabeza al morder su labio inferior y rodar sus ojos, antes de suspirar con cierta derrota en su semblante.

La suave y dulce brisa entre los árboles, le hizo levantar su mirada y ver como algunos pajarillos sobrevolaban sus copas, entre los balanceares de las ramas que chocaban unas con otras, haciendo que un sonido semejante a la lluvia hiciera más notorio, que algunas hojas cayesen de estas copas y fueran a dar al suelo con sus amarronados colores de deshoje. El profundo aroma a pasto, era algo que ella siempre amaría, inhalando profundo aquel delicioso aroma, pudo captar olor a flores, tal cual su propio cabello desprendía, margaritas, lavanda, flores silvestres que crecían salvajes en el bosque, tan silvestres y salvajes como ella misma- En realidad, he cambiado ya muchas cosas...que no pensé que iba a cambiar nunca….no sé si es algo bueno del todo…. -musitó al aire antes de perder sus ojos azules entre los troncos de los árboles y luego en el arroyo que corría delante de ambas.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Ocupación : Curandera/Sanadora
Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Eir el Vie Jun 23, 2017 3:36 pm

Sonrió con la vitalidad y la manera de hablar de aquella chica, era como un soplo de aire fresco en su vida, adoraba eso de los humanos, su fuerza y ganas de vivir la vida, incluso en las peores condiciones, los humanos siempre luchaban por sobrevivir o vivir algunos más alegres que otros pero esa fuerza interior era encomiable.

Bueno estás en la edad de ser torpe
– sonrió – luego vendrá la del juicio, aunque algunos no la encuentran nunca y pasan direeeectamente a la edad madura igual de alocados que si tuvieran 20 años, y luego se lamentan por romperse algún hueso o por su espalda… - suspiró y luego se echó a reír – los humanos sois muy interesantes en ese sentido, vivís intensamente hasta incluso cuando la vida se os escapa entre los dedos… - sonrió de nuevo mientras seguía machacando las plantas añadiendo poco a poco todo y hablando con un tono que realmente era conciliador y pacífico. Sus gestos denotaban sus largos años, aunque su rostro no rebelara esa antigüedad en el mundo…

Vaya empezaste joven eso está bien – le dijo a su revelación - ¿Y qué fue de tu padre? Quizás es una pregunta personal, pero hablas de él como si hubiese fallecido, si es así mis condolencias – dijo pensando en que igual ahora era ella quien estaba hablando demasiado, pero para ella la muerte era algo muy presente en su vida había visto partir a muchos humanos o híbridos pero nunca era fácil, todos tenían familia, y siempre que se iba alguien, al menos tenían quién les llorase, no como ella, tenía a su marido, le amaba, pero no tenía claro si él algún día la perdonaría o si la echaría en falta como los humanos hacían con sus seres queridos… - Yo también empecé joven, no tan joven como tú, pero ya hace bastantes siglos de ello – se rió intentando quitarle hierro al asunto de sus últimas palabras, realmente le daba igual que supiera que era una dragona, a estas alturas seguro que la humana ya lo sabía de sobra…

Cambiar es bueno y necesario, quien se estanca en el pasado no vive el presente, los cambios de mente son igual de importantes que los del cuerpo y se ha de saber en todo momento hacía donde van esos cambios, buenos o malos los hacen con el tiempo como somos – le dijo tranquilo – Por cierto no nos hemos presentado yo soy Eir ¿Y tú pequeña? – le dijo con una voz y gestos conciliadores, al ungüento le faltaba poco para estar finalizado y poder aplicárselo en la herida, pero mientras tanto un poco de charla distendida siempre estaba bien, además que la chica parecía ser un encanto…
avatar
Eir
Dragon

Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Kya el Mar Jul 11, 2017 9:56 am

Una sonrisa se dibujó en los labios de la sanadora que ahora observaba las acciones de la mujer, riendo con plena libertad ante aquellos comentarios con los que concordaba completamente. Algunos ya mayores, parecían no madurar, continuando con la forma de vivir como si fueran en efecto, unos chiquillos. La risa de la mujer, la hizo mirarla con atención, realmente encontrando agradable el humor que expresaba con simples palabras... palabras que luego comprendió por la forma de referirse a los humanos... ¿era una dragona? quizá se hubiese cohibido, si no hubiese estado ayudándola, con su brazo extendido, viendo como ágilmente machacaba las plantas y añadía una mezcla que la sanadora trataba de descifrar por sus olores y colores, reconociendo un poco, por el polvillo y el olor que picaba en su nariz la fabricación de aquella medicina que le ayudaría a sanar propiamente- ... Sabemos que no tenemos todo el tiempo del mundo... –respondió para ella con suavidad- ... amamos con intensidad, luchamos con intensidad... más cuando tenemos algo que amamos más que a nosotros mismos...algunos lo llaman locura, otros... ser tontos...pero yo lo llamo... “la parte hermosa de ser humanos”

Dicho eso, asintió con una sonrisa algo melancólica que desvió por unos segundos hacia el agua que corría en aquella corriente clara y seguramente fría y fresca- Mi madre nunca estuvo de acuerdo... así que me fui con mi padre, que me educó por su cuenta, haciendo lo que amaba... –murmuró antes de que aquella sonrisa se empezara a disipar, sintiéndose arrullada por la voz conciliadora y tranquila con la que se expresaba- ... fue asesinado por dragones... –dijo entonces, volviendo sus ojos azules hacia la hembra dragona antes de agregar con suavidad- ...murió haciendo lo que amaba hacer... ayudar a los demás...ayudar a quienes nadie ayuda o cuida... –habló con cierta pesadez sobre sus hombros al recordarlo. Pero igualmente sonrió- Aprendí de él todo lo que sé…y espero de alguna manera, continuar haciendo tanto bien como él hizo... –ladeó un poco su cabeza, curiosa por saber cuánto tiempo ya llevaba la dragona sobre la tierra.

Los cambios son buenos... –asintió- pero aterradores...sobre todo cuando no esperabas que ocurrieran...y menos en circunstancias que no esperas... –dijo riendo por lo bajo, recordando con cierta vergüenza como es que ella empezó a cambiar las cosas. Siempre volvía allí y no le estaba gustando... con un morder de labio y un exhalo profundo- ...yo... prefiero no pensar mucho en ello...es posible que le tenga más miedo a lo que no puedo controlar de lo que esperaba... –negando un poco, trato de no darle más vueltas a esos pensamientos, en primer lugar, causantes de su caída. Dejando escapar una tonta risilla ante sus últimas palabras, la muchacha se encogió un poco de hombros en señal de disculpa- ...Soy Kya...-dijo entonces con naturalidad- ...mis padres me llamaron así...por que nací en una noche estrellada de luna llena... dijeron que “Kya” en un dialecto antiguo, significa “Diamante del cielo” o “Diamante en el cielo” –una radiante sonrisa se dibujó en los labios de la ojiazul, que ahora, torcía un poco su brazo, deseando observar el flujo de sangre.

Aunque ya parecía haber menguado la sangre, el color indicaba que, si se había lastimado mucho, palpitaba intensamente y estaba segura que le tocaría no moverlo mucho- ...creo que deberé comenzar a revisar doblemente por donde piso...es inevitable no perderme un poco en mis pensamientos...tengo algo importante por delante que me roba toda la concentración al caminar o pensar demasiado... –dijo sintiendo una suave brisa acariciar sus cabellos, revolviéndolos con suavidad, logrando que su semblante sereno se levantara y posara sobre la dragona y sonriera con cierta vergüenza nueva- ...con eso de los cambios...


PD:
Siento mucho la demora ;-; realmente lo siento, prometo que no tardaré tanto de nuevo. Han sido tiempos complicados para mi




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Ocupación : Curandera/Sanadora
Mensajes : 276

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Gentle Help of heart [ Ft. Eir]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.