Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Lun Mayo 29, 2017 10:42 am

Los experimentos de Lady Morgana seguían su curso, esta vez con Moira como objetivo para las prácticas. El malestar de la humana se manifestó con vómitos durante toda la noche. Hasta tal punto que su boca quedó con un regusto amargo y su piel adquirió un tono mucho más blanquecino del que ya tenía de por sí de forma natural. Agotada y con un ligero mareo, deambuló por los pasillos con las primeras luces del alba. En cuanto la dragona se fue para hacer alguna de sus enrevesadas tareas. Por fortuna para ella, esta vez sólo tenía unos grilletes de hierro que mordían sus muñecas, pero sin las pesadas cadenas. Tuvo que apoyarse en las frías y rugosas paredes de piedra para no caerse, hasta que llegó a los jardines, donde pudo aspirar aire fresco.

Logró llegar, entre los delicados aromas de las flores que había allí, hasta aquel banco rodeado de maleza. Uno en el cual Megerah solía sentarse y esconderse. Por alguna razón, aún con la falta de recuerdos, lo había encontrado y era la segunda ocasión en la que se sentaba en él. Cerró los ojos durante unos largos minutos, acompasando la respiración, hasta que el mareo fue menguando poco a poco. Se sintió algo mejor, pero todavía agotada. Como si se le hubiera sentado un dragón encima. Quería escapar de aquel infierno. Las torturas y los experimentos no cesarían. Ni tampoco esa obsesión por la leche que manaba de sus pechos. Todo su ser se resistía a que la ordenase como si de ganado se tratase. Su instinto materno le declaraba la guerra a cualquiera que intentase quitarle esa leche que era para su hija. Pero su mente era ajena a aquel bebé que estaba en las montañas, esperándola, necesitándola. Como Moira necesitaba a Elianne.

Pero los recuerdos, caprichosos en el limbo en el que permanecían, no querían retornar a ella. Estaba atrapada en aquel mundo cruel, frío, oscuro, sin la luces de sus vidas. Sin Trystan, sin Elianne. Aunque su corazón continuaba conservándolos, amándolos sin condiciones. Era una de las cosas que la hacían seguir adelante, ese amor. Le había dado su corazón al desafiado, al único hombre al cual había entregado también su cuerpo. Y su hija estaba incluida desde que había sabido que estaba encinta. Ahora, esclavizada y tan sólo con los recuerdos de la última semana, su ser se retorcía desesperadamente por volver a ellos.

Los planes inundaban su mente. Cada detalle para huir con éxito. No había perdido esa facilidad de escapismo y estrategia, como desde que era pequeña. Pero hasta entonces cada intento había sido frustrado. Si su psique hubiera conservado sus recuerdos hubiera sido más fácil. Habría intentado comunicarse con alguien de la resistencia o de la revolución. Se habría dirigido a la base de la resistencia sin perder tiempo aquella vez que logró alcanzar el río. Lo que fuese para evitarles más sufrimiento. Pero no era el caso. Estaba por su cuenta y riesgo. Aunque había conocido a algunas personas que hacían que su existencia no fuese tan desagradable. El dragón con el que había estado entrenando, Daphne, C'Nedra. Había visto en otras dos ocasiones más a la otra esclava y le parecía adorable. Siempre era interesante hablar con ella, intercambiar opiniones, entenderse en la situación de ambas.

Pensar en ello la ayudó a sentirse mejor y a distraerse del malestar. Como si su mente quisiera volar lejos de allí, sortear aquellos muros con las ligeras alas de la imaginación. Se llegó a echar sobre el banco de piedra, de costado, como si pudiese sentir la calidez del fantasma del pasado. Imaginó cómo sería la libertad, sin cadenas, sin grilletes, sin dolor, sin la amenaza de prácticas humillantes y agónicas. Imaginó cómo serían aquellas islas, rodeadas de cálidas y cristalinas aguas donde las sirenas nadaban. Imaginó cómo se extendería el bosque, con frondosa vegetación y el sol filtrándose por las hojas de los árboles. Esa tranquilidad la meció, guiándola hacia el valle de los sueños. Los párpados se volvieron pesados, cayendo y ocultando los hermosos irises.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Vie Jun 02, 2017 4:34 am

No había nada que no fuera capaz de sacrificar por ella. Por olvidarme de ella. Sólo por un momento, sólo por un efímero instante en dónde la culpa y la vergüenza no se enredaran en mi alma, un instante que no me merecía, un instante en dónde no había lugar para la traición. Porque las pesadillas no sólo le pertenecían a él, porque ella también estaba ahí. Porque lo único que me aterraba tanto como él, era el recordarla a ella.

Mis pupilas se deslizaron sobre los pergaminos que descansaban sobre mi regazo, las puntas de mis dedos deslizándose sobre los oscuros trazos dejados por el carboncillo. Volteé una de mis manos, la piel manchada y un escalofrío recorriendo mi espalda. Había aprendido a dibujar tendida sobre un piso sucio, pálidas llamas danzando sobre las paredes sin ventanas ni puertas. El ceño fruncido y pequeños dedos agarrotados tratando de plasmar en un pedazo de papel, los gritos, el dolor y las lágrimas que nadie jamás había correspondido.

Era sólo una niña, llena de miedos, pesadillas y cardenales. Era sólo una niña, de cabellos desordenados, mirada inocente y mejillas manchadas de carmín. Sólo una niña, y la había traicionado. Empujé los pergaminos al suelo, sobre los marchitos pétalos. Nada había cambiado. El miedo seguía ahí, bajo mi piel, con sus garras clavándose sobre mi alma y su risa entre mis cabellos; los monstruos bajo la cama y el dolor acechando detrás de cada rincón. Ella todavía vivía en mí, en cada pesadilla, en cada recuerdo, en la inocencia que encendía mi mirada, en esa perfecta sumisión. Pero también lo hacía aquél deseo, aquella terrible necesidad, el adorar lo que alguna vez había estado prohibido.

Aparté los rebeldes mechones que caían sobre mi rostro mientras me ponía de pie. Mi mirada volvió a clavarse en los dibujos que ahora yacían a mis pies. Eran las mismas estrellas a las que alguna vez les había rezado en medio de la noche, con la piel húmeda contra la helada brisa y crujientes tablones bajo mis pies. Cerré los ojos. El mismo cielo que alguna vez había sido testigo de algo que ya no existía, de algo que estaba perdido. Mordí el interior de mis mejillas mientras me agachaba para poder recuperar los pergaminos, esos que gritaban por una libertad que ya no bastaba. Esos que me recordaban que mi traición, había comenzado mucho antes de llegar a Talos.

Me obligué a arrastrar los pies sobre unos de los pasillos que adornaban al jardín, los pergaminos contra mi pecho, mis pupilas recorriendo ansiosas las sombras que se dibujaban contra los coloridos árboles. Necesitaba alejarlos de mí, necesitaba que alguien los cuidara por mí. Y después de todo, le había prometido que seguiría llevándoselo cada vez que fuera a verla. Había recorrido gran parte del castillo antes de alcanzar aquella zona buscándola y estaba a punto de rendirme cuando la descubrí tendida sobre uno de los bancos de piedra tallada.

Me arrodillé en silencio frente a la esclava mientras alargaba una mano para dejar los dibujos a sus pies. Y aunque una parte de mí se retorcía ante la idea de no poder pasar un tiempo con ella, no me atrevía a despertarla. No me atrevía a apartarla de la paz que podía significar perderse en aquél mundo en dónde nada era real, dónde podía aferrarse a ilusas esperanzas. Sabía cuanto lo necesitaba, sabía  cuanto… Mis ojos se detuvieron sobre su ceño fruncido, el ligero temblor que sacudía su frágil cuerpo, sus marchitos dedos convertidos en puños. No.

-Perdón, perdón, perdón…- susurré mientras posaba una mano su hombro, apenas rozando su piel- ¡Pero no quiero que estés soñando con cosas feas! ¿Por favor?- sacudí suavemente su brazo, buscando desesperadamente apartar lo que fuese que estuviera persiguiéndola- Por favor, despertarte...- añadí mordiéndome la lengua, con la culpa en cada palabra.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Lun Jun 05, 2017 10:08 am

No...
Por favor... no... nonono... Por favor...
No te vayas... vuelve conmigo... por favor... por favor...
No te vayas… no sabes cuánto te necesito… no sabes cuánto te…


... amo. Se agitó en sueños, en aquel banco de piedra. Casi podía sentir el frescor de las lágrimas empapando sus pálidas mejillas en aquel sueño. El frío de la brisa invernal. Los gélidos pocos de nieve. La desesperación. La angustia. El miedo a perderlo. ¿A quién? No tenía pulso, no podía encontrárselo. La sangre estaba reseca en su ropa y en los rizos. Sólo le suplicaba que no se muriese, que se quedase con ella. Sólo pensaba que daría cualquier cosa porque viviese. Le hubiera dado su propia vida sólo si así conseguía que la muerte no se lo llevase. Se hubiera intercambiado por él, sin saber en ese momento que la correspondía. Su corazón se resquebrajaba en mil pedazos ante la sola idea de perderlo, de vivir sin él, de la tortura que él había sufrido, de verlo tendido en el níveo manto inmóvil.

Sus manos se cerraron en torno a la piedra, con dedos crispados. Su ceño se frunció, las pestañas se hallaban humedecidas por las saladas lágrimas que pretendían escapar de sus ojos cerrados. Su cuerpo temblaba. Por el recuerdo del frío, por la desesperación, la agonía, el sufrimiento y el miedo. Su subconsciente aprovechó para devolverle un recuerdo del pasado, en el mundo onírico. Aquel lugar donde aún podía encontrarlo. Entonces notó una sacudida, suave pero insistente. No. Alargó una mano hacia el cuerpo en la nieve pero cada vez se alejaba más. La angustia se volvió más intensa, más rabiosa. Hasta que el sueño se disipó y se despertó de repente, abriendo los intensos ojos con un velo acuoso en ellos. Por un momento se sintió perdida, desconcertada. ¿Dónde estaba?


Intentó recordar qué soñaba, pero le fue imposible. Sólo le quedó esa sensación de inquietud y angustia que hacía que su respiración fuese irregular y su corazón latiese más deprisa. Tardó un momento en reconocer el jardín y saber en qué realidad estaba. El castillo. Se había quedado dormida. Era esclava. Y a su lado, arrodillada, descubrió la preocupada mirada de una mujer que le resultó familiar-. Hola... -susurró, notando su voz pastosa y la boca seca. Se incorporó despacio, quedándose sentada en el banco de piedra, y puso una mano sobre la ajena que tocaba su brazo-. Lo... lo siento... me quedé dormida... No te sentí llegar. Hey... ¿estás bien? -preguntó, preocupándose por la expresión del rostro de C'Nedra. ¿Había pasado algo? Se frotó los ojos con la otra mano y notó el exceso de humedad. Pero no le dio importancia. A veces pasaba, ¿no? Ni siquiera pensó en haber estado a punto de llorar estando dormida. Le hizo un gesto de invitación a la otra esclava de que se sentase a su lado en el banco. Su compañía era apreciada por la ex resistente, más de lo que podía expresar con palabras. ¿Había ido a verla? Se sentía culpable de haberse quedado dormida. ¿Cuánto tiempo había estado intentando despertarla? Como esclavas, no podían disponer de todo el tiempo que quisieran.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Sáb Jun 10, 2017 4:43 am

Durante demasiadas lunas había creído que el único lugar dónde podía ser libre, era en mis sueños. Allí dónde nadie podía tocarme, dónde nadie podía saborear las saladas lágrimas que se deslizaban sobre mis mejillas. Un instante en dónde la realidad se disolvía hasta convertirse en cenizas y aquello que parecía imposible, se convertía en una dolorosa verdad. Mentiras capaces de construir futuros imposibles, un delgado velo capaz de ocultar aquella maldita oscuridad. Un instante que me pertenecía a mí, y sólo a mí.

Por eso todavía podía recordar con demasiada claridad, aquella primera vez. Esa primera noche, en que los sueños se convirtieron en pesadillas, en que esa ilusa sensación de libertad, tan frágil y tan perfecta, dejó de pertenecerme. Porque él también estaba ahí. Y ya no había paz entre las sombras, ya no había estrellas a las que rezarle. Mis dedos se enredaban entre las ásperas sábanas, las lágrimas humedecían mi piel, y mis dientes se clavaban sobre la delgada almohada. Y sólo cuando el cansancio se apoderaba celoso de mi cuerpo, cuando la desesperación y el temor se rendían ante el agotamiento, y la promesa de una noche cargada de pesadillas palidecía ante el dolor, sólo entonces, me atrevía a cerrar los ojos.

Y porque todavía podía sentir la desesperación bajo mi piel, gritando por algo no lograba comprender, por alguien que pusiera fin a esa invisible y perfecta prisión- Hola…- murmuré con una pequeña sonrisa al notar que la esclava se despertaba, sus pálidos ojos sobre mí- No, no. ¡Yo lo siento! Estabas durmiendo y…- sin apartar mi mano de su brazo, la ayudé a incorporarse mientras me ponía de pie- No quise despertarte, pero…- sacudí la tierra que oscurecía mi vestido a la altura de las rodillas antes de volver a mirarla- Estabas soñando. Pero no parecía algo lindo, por eso te desperté- expliqué con la culpa encendiendo mis mejillas y las pupilas recorriendo las huellas que aquél sueño habían dejado sobre sus facciones- ¿Puedo preguntar? ¿Qué estabas soñando?

La miré fijamente unos instante antes asentir lentamente- Sí, yo..- me encogí de hombros, como si en aquél gesto cargado de derrota, no estuviera plasmado la más terrible de las traiciones- ¡Oh! ¡Te traje unos dibujos!- exclamé de pronto, una enorme sonrisa sobre mis labios y esa infantil excitación encendiendo la mirada- ¡Son del océano!- añadí mientras señalaba los pergaminos que descansaban sobre uno de los extremos del banco- Nunca te había traído un dibujo del mar y cómo son mis preferidos…- mi mirada se clavó en el primero de los pergamino, en aquellas aguas imposibles, el cielo estrellado, la sombra de un barco- ¿Podrías…? ¿Podrías guardarlo por mí?- me mantuve parada frente a ella, sin atreverme a acercarme, las uñas clavadas en las palmas de mis manos, el ruego envolviendo mis palabras- ¿Por favor?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Mar Jun 13, 2017 10:26 am

De su mal sueño sólo quedó testigo la otra esclava, quien con sus palabras le informó de los momentos agitados que estaba teniendo antes de despertar. Con su ayuda, quedó sentada en el banco. La clara mirada de la ex resistente acarició la ajena en agradecimiento tácito. Mas ese silencio de la cazadora se quebró tras escuchar la pregunta. ¿Qué estaba soñando? Por más que intentó hurgar en su mente, no encontró respuesta. O quizá es que estaba demasiado enterrada en su subconsciente. ¿Por el golpe? ¿Por el trauma de haber sido arrancada de su anterior vida? ¿Por miedo ante lo que podía encontrarse si hacía un viaje hacia el fondo de su ser? Quizá todo junto. Su ceño se frunció, frustrada, preocupada y perdida-. No lo recuerdo -confesó, con genuina sinceridad plasmada en sus intensos orbes y en la desconcertada expresión de su rostro.

El mundo giró de nuevo, en aquellos jardines, cuando la otra mujer mencionó los dibujos. Ese cambio en la conversación y el hermoso detalle lograron que sus propios labios se curvasen en una sonrisa. Alargó una de sus manos, de fijos dedos, hacia los pergaminos. C'Nedra le había llevado algunos dibujos del exterior en las otras ocasiones en las que se habían encontrado. De bellos y delicados trazos que la hacían anhelar ver aquellos lugares por sí misma. Un estremecimiento se adueñó de su columna vertebral al ver el vasto océano. Tan profundo, tan extenso... que si caías en él, no podrías salir. Esa sensación le fue familiar y, a la vez, como algo que no podía pertenecerle. Nunca había visto el mar. No que recordase. Tampoco sabía que hasta hace una semana había estado luchando contra su miedo a las grandes masas de agua-. Es... increíble -susurró, mirando los dibujos. Aquella humana parecía tener un don para ellos. Daba la sensación de que las olas tenían movimiento propio. Que mecían aquel barco dispuesto a llevar a otra persona a las islas. Que las estrellas se reflejaban en el agua, creando una hermosa e hipnótica visión-. Es más bonito de lo que lo había imaginado. Y parece más peligroso al mismo tiempo. Tienes un don para el dibujo, ¿sabías? -declaró con una sonrisa, maravillada y agradecida. Su rostro se serenó ante el pedido y no pudo negarse. Se levantó del banco, con los pergaminos en una mano. Con la otra, deslizó el dorso de sus dedos por una de las manos de la otra esclava, con suavidad, queriendo llevarse sus preocupaciones-. Sí, lo guardaré por ti. ¿Me ayudas a buscar un buen escondite? Donde nadie más lo encuentre -invitó. Como una pequeña aventura, un secreto entre ambas. La libertad de escoger. Un modo de tener algo suyo, algo que no les arrebatase. Un sueño hecho realidad en aquel oscuro mundo de esclavitud.





avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Sáb Jun 24, 2017 9:16 pm

Con aquella sencilla frase, llena de confusión y frustración cómo única respuesta, me limité a asentir levemente con el rostro. Silencioso entendimiento, aquél que había aprendido a dejar que encendiera mi mirada, temerosa de que mis palabras pudieran causarle algún daño. Y sin embargo, no podía acostumbrarme a ello. A ese terrible abismo que se escondía detrás de los ojos de la otra esclava, a la certeza de que sin importar cuanto dolieran los recuerdos, jamás podría renunciar a ellos.

-¡Oh, no pasa nada!- exclamé haciendo un gesto con la mano, tratando de restarle importancia - Yo a veces tampoco me acuerdo de lo que sueño…- me encogí ligeramente de hombros, sabía que probablemente no era lo mismo, que la desesperación que ella podía sentir por no poder ni siquiera contar con aquél consuelo, jamás se compararía con esa momentánea desilusión que yo sentía- No parecía algo bonito, así que tal vez es mejor si no lo recordás- sabía que no era tan sencillo, sabía que no se merecía que también le arrebataran esos instantes- Tener sueños feos es… No me gusta, ahí también te pueden lastimar o…- fruncí el ceño, tratando de no pensar demasiado en aquello antes de ofrecerle una pequeña sonrisa que jamás alcanzó mi mirada- Cuando sueñes algo bonito, seguro lo vas a recordar.

Mis pupilas abandonaron rápidamente los intensos colores que se deslizaban sobre los pergaminos, mis mejillas encendidas ante las palabras de la esclava. Porque sólo bastaba que alguien murmurara algún cortés cumplido sobre aquellos dibujos, para que esas palabras quedaran grabadas en mí. Tan profundas como aquellos otros recuerdos, ásperas y celosas manos que arrancaban de entre mis temblorosos dedos oscuros carboncillos, pesadas botas que dejaban húmedas huellas sobre pergaminos que encerraban prohibidos anhelos. Retorcidas risas que opacaban desesperados ruegos y aquél sonido capaz de convertir en cenizas mi alma, un agrio sabor en mi boca. Las manos sobre mis oídos y el papel rasgándose, una y otra y otra vez…

Sólo me limité a acercarme un poco más a ella al sentir su mano contra la mía, incapaz de poner en palabras lo que significaba para mí encontrar un poco de amabilidad en medio de tanto dolor, aunque suponía que si alguien podía entenderlo, era ella- ¡Oh!- mis ojos se abrieron de par en par ante su sugerencia- ¡Sí! ¡Me gustaría eso…!- un juego que escondía detrás de toda inocencia, algo que jamás me había pertenecido, algo que jamás lo haría; tironeé ligeramente de la muñeca de la esclava mientras comenzaba a caminar- ¿Dónde podríamos…?- me acerqué rápidamente a uno de los enormes maceteros que adornaban el jardín, antes de alejarme bruscamente arrugando la nariz ante la intensa mezcla de fragancias- No se supone que tengo que quedarme con mis dibujos, si no que debería… debería…- mordí el interior de mis mejillas mientras intentaba apartar de mi mente, el recuerdo de las llamas devorando sin pudor alguno cada uno de aquellos pergaminos- Pero no está mal si no soy yo quien…- alcé la mirada, buscando la suya, buscando comprender porqué sentía tanto asco por mí misma en aquél instante, la traición deslizándose en la punta de mis dedos- ¿A tu ama…? ¿A tu ama le contás todo lo que ella quiere saber o hay cosas que son secretas, sólo tuyas?- pregunté casi con desesperación, necesitaba entender, necesitaba saber que aquello no estaba mal.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Lun Jul 03, 2017 12:41 am

Su atención se centró en la otra mujer, como había hecho siempre que se habían encontrado y conversado. En las ocasiones en las que se habían encontrado, la ex resistente había descubierto que la otra esclava tenía muchas cosas interesantes que decir. Ignorar las palabras ajenas habría sido de necios. Había sabiduría y lógica en ellas. Era común bloquear la mente a experiencias dolorosas y traumáticas. Pero no a aquellas que sanaban el alma. Para estas últimas, siempre quedaba una puerta abierta. Lo mismo pasaba con los sueños, imaginaba. Tenía sentido que si tenía uno bueno, lo retuviese en su mente el tiempo suficiente para que no se disipase al despertar. El problema y la dificultad era tener uno-. ¿Y cómo se logra tener un buen sueño? -preguntó, con curiosidad y anhelo en su voz. Estimaba el conocimiento y las respuestas de la otra morena. Estaba segura que de haber una posible contestación a su duda, ella la sabría. ¿Cuántos sueños habría retenido C'Nedra?

Observó un cambio en la otra esclava ante su genuino halago. Moira le dedicó una suave sonrisa y un pequeño apretón de su mano en la bronceada ajena. Sus pieles exhibían un contraste de tonalidades, siendo la de la cazadora tan pálida como el brillo de la luna. Igual de diferentes que sus personalidades. Y aún así, ¿no se echaba de menos la luna en la oscuridad de la noche el día que permanecía oculta porque encajaban bien juntas? Sí, ellas dos habían llegado a encontrar puntos en común pese a sus diferencias. Ahora buscaban la compañía mutua, quizá escapando durante un rato de sus respectivas vidas. Pues ambas, era evidente, habían sufrido.

Los labios de la amnésica se curvaron con suavidad al ver el entusiasmo por su sugerencia. Le dolía el rostro al hacer esa pequeña expresión, pero merecía la pena. Se levantó del banco de piedra al sentir el tirón en su mano y se dispuso a caminar con ella en busca de un escondite para aquellos magníficos dibujos. ¿Dónde guardarlos? Pensó en el hueco de un árbol, detrás de alguna piedra, en algún cajón olvidado, detrás de un mueble... pero tuvo la sensación de que alguien en el castillo podría averiguarlo-. Quizá fuera de aquí... -sugirió. Fuera del castillo. Lo que añadía más dificultad a aquella idea para realizarla. La pregunta sobre hablarle de todo a la dragona le hizo tragar saliva-. No soy buena ocultando ni mintiendo. Pero si no quiero decirle algo, simplemente le dejo claro que no voy a decírselo. Pese a que no le guste y me golpee o algo peor. No la acepto como ama, por mucho que me haya puesto su marca. No tendrá nunca mi mente -se irguió de hombros tras hablar con firmeza-. No dejes que los bastardos te hundan -añadió, con un brillo de rebeldía y fiereza en sus claros irises. Y una sutil sonrisa se curvó en sus labios, ladeada e irreverente-. ¿Intentamos salir y me muestras un buen lugar para guardarlos? -inquirió, enarcando las cejas al hacer tal sugerencia.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Jue Jul 06, 2017 12:17 am

Fruncí el ceño ante su pregunta mientras esquivaba su mirada. Quería darle esa respuesta perfecta que estaba esperando, esa capaz de alzarse a la altura del deseo que envolvía sus palabras, esa capaz de ponerle fin a la oscuridad que se arremolinaba en su mente. Quería mentirle. Porque no soportaba esa verdad que me carcomía por dentro. Porque no soportaba imaginar aquellas manos ajenas intentando quebrar su alma, convirtiendo en cenizas sus recuerdos. Quería mentirle porque la apreciaba demasiado, porque se merecía algo más que  crudas palabras. Quería… No.

-No recuerdo la última vez que tuve un sueño bonito- confesé mientras mis dedos se enredaban entre los pliegues de mi vestido- Mis sueños siempre son… tristes- ásperas manos que acariciaban mi piel en medio de perversos caprichos, el suave cuero que aprisionaba mi garganta mientras sus dedos se escabullían entre mis cabellos, el recuerdo de su aliento sobre cada rincón de mi cuerpo y el calor de su boca devorando cada uno de mis gritos- Yo no… No sé cómo tener un sueño lindo- y peor aun, no sabía si quería tenerlo- Lo lamento- murmuré alzando ligeramente el rostro para poder mirarla- ¡De verdad quiero que recuerdes las cosas bonitas…!- protesté al fin, molesta conmigo misma por no ser capaz ni siquiera de aliviar un instante sus pesadillas.

Su respuesta hizo que inconscientemente me removiera incómoda en el lugar. Era demasiado fácil olvidar que a pesar de aquél marchito exterior que yo alguna vez había compartido, dentro latía un corazón que sin importar cuanto sangrara, probablemente jamás caería de rodillas ante el poder de aquellas criaturas aladas. Y aunque no había sido un dragón el que había quebrado mi alma, moldeando a su voluntad mi cuerpo, sabía que no había diferencia alguna. Las batallas eran las mismas. Y allá dónde yo me había rendido, ella resistía.

-No soy muy buena mintiendo- no podía serlo, ni siquiera si eso significaba evitar noches cargadas de pesadillas; por eso no podía evitar sentir más que admiración y confusión hacia personas como la otra esclava, porque una parte de mí sabía que eso era lo correcto, que eso era en lo debía de haberme convertido; una parte de mí, sabía que nunca sería capaz de sacrificarme por un poco de paz- No me gusta que las personas malas... sean malas conmigo, pero… No es fácil decir que no. A veces es mejor si sólo…- mis dedos acariciaron distraídos los pálidos pétalos de una rosa antes de dejar caer mi brazo, la húmeda tierra del macetero contra mi piel.

Fue el brillo de su mirada, la emoción que se escondía detrás de sus palabras, las que hicieron que una sonrisa se deslizara sobre mis labios. Sabía que aquello era peligroso para ella, sabía que demasiado pronto el arrepentimiento se arrastraría dentro de mí, pero todas las excusas murieron en mi garganta, atrapadas bajo el peso de aquella promesa por un poco de aventura- ¿Estás segura, no sería…?- hundí mis dientes sobre mi labio antes de sacudir el rostro, una pequeña carcajada rompiendo con el perfecto silencio del jardín- ¡Vamos!- tomé otra vez su mano, con la esperanza serpenteando por mi piel- ¿Dónde te gustaría que probemos primero?- pregunté mientras comenzaba a perderme entre los corredores, en busca de la salida- ¿Creés que podemos llegar hasta la playa?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Mar Jul 18, 2017 8:25 pm

La otra mujer habría podido mentirle. Todos tenían esa opción. Pero a pesar del poco consuelo que a veces ofrecía la verdad, Moira la prefería antes que la mentira, la omisión o el engaño. C'Nedra fue sincera con ella, confesándole aquello que su subconsciente guardaba para ella y aquello que le negaba. Daba la sensación de que ambas féminas eran sueños rotos, quebradas en un momento de sus vidas. La ex resistente alzó una de sus manos y repasó la mejilla ajena bajo la yema del pulgar. Una suave y delicada caricia, como si rozase un frágil pétalo de una flor-. Algún día soñarás algo que no sea triste. Algún día ambas lo haremos -susurró. Su voz fue tan gentil como la brisa del primer día de verano.

En ese momento se preguntó si habría algo bueno o bonito que recordar de su vida. Su corazón quiso decirle que sí, pero su mente no llegó a escuchar, perdiéndose en la conversación que continuó. Bajó la mano a una de las ajenas, para hacer una leve presión reconfortante sobre el dorso cuando la notó algo inquieta por sus rebeldes palabras. Un silencioso gesto que perdió el contacto cuando la otra morena admitió no ser buena mintiendo. La observó acariciar distraídamente la rosa mientras hablaba y apretó un poco los labios entre sí antes de separarlos para responderle-. No puedo prometerte que nunca te harán daño de nuevo, aunque me gustaría que no lo hicieran. Pero siempre que me sea posible, te lo evitaré poniéndome delante de ti -susurró con esa sinceridad que esgrimía siempre. ¿Se había vuelto loca? Llevaba unos días siendo torturada y habían experimentado con ella. ¿Y aún así estaba dispuesta a recibir los abusos dirigidos a otra persona? Sí, se dijo a sí misma con firmeza. Ni siquiera dudó.

La otra esclava recapacitó un momento sobre esconder los papeles, antes de mostrarse entusiasta. Notó la calidez de su mano en la suya y el tirón que la hizo seguirla en busca de una salida. La encontraron por la puerta principal, donde los guardias las dejaron pasar con facilidad. Siguió a C'Nedra por las calles de Talos. Llegaron al bullicioso puerto con aroma a salitre. Le fue familiar pero no llegaron a detenerse. Sin soltar a C'Nedra, se dirigieron hacia el norte. El rumor del agua llegó a sus oídos. Algo conocido, sin saber que usaba a menudo la caracola que le había regalado la capitana Belladona y la ponía en la cuna junto a su pequeña. Entonces la arena acarició sus pies y sus fosas nasales se llenaron del aroma marítimo. Se sobrecogió al ver el vasto mar tan cerca, después de más de media hora andando. Cerró los ojos, instándose a relajarse. Y en su mente se formó una escena. Tres personas sin rostro. Un hombre, una mujer y una niña. Parecían felices, andando por la arena. Su corazón se enterneció y sus pestañas se humedecieron. Pero al abrie los ojos, no estaban allí. Se dijo que sería un anhelo o producto de los experimentos de la dragona que la tenía presa-. Es... sobrecogedora y bonita -logró articular.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Dom Jul 23, 2017 9:50 pm

Sus palabras serpentearon dentro de mí con una calidez que no merecía, una verdad que se reflejaba en su mirada incluso a pesar de la locura que significaba esa terrible promesa. ¿Cómo podía protegerme del dolor, alguien que arrastraba las marcas de su propia tortura? ¿Cómo podía ella querer sacrificar un poco más de su alma, cuando el resto de mundo insistía en recordarle lo poco que valía? Era una ilusa fantasía teñida de buenas intenciones y por ello, la adoré incluso un poco más. Por su mirada cansada y su cuerpo quebrado, por el fuego que ardía en sus venas, por esa fortaleza que la mantenía de pie a pesar de todo. Porque sabía que lo sentía así de verdad.

-No- meneé el rostro, con una ligera sonrisa cargada de tristeza- ¡No, jamás dejaría que alguien te lastime por mi culpa!- exclamé porque a pesar de que entendía el significado que se escondía detrás de sus palabras, no podía ni siquiera detenerme a considerar esa posibilidad- No tenés que preocuparte por mí, estoy acostumbrada y aunque no me gusta que me hagan cosas feas, siempre pude soportar cualquier cosa que…- pero el resto de la frase se perdió en mi garganta, opacada por esa otra verdad que podía incluso con el deseo de mantenerla alejada de mis propios horrores- Yo también haría eso por vos. Protegerte cuando pueda de las cosas feas, de las personas malas…- ladeé ligeramente el rostro antes de seguir- Aunque a veces lo único que pueda hacer, es no dejar que estés sola- después de todo, aquél simple gesto, era una de las cosas por las que yo más había rogado en el pasado.

Aferrándome a la frágil mano que descansaba entre mis dedos, pronto recorrimos las calles de la ciudad. Y en el instante en que por fin nos perdimos entre doradas arenas y el aroma salado del mar, entendí porqué aquél era el único pedazo de tierra de todo Talos que era tan especial para mí. Tan sagrado, tan profano. Porque ahí, justo ahí, era donde mis dos mundos se enfrentaban: una ciudad prohibida capaz de resguardarme de los horrores del pasado, un océano que encerraba la más terrible e irresistible de las promesas.

Me detuve a tan solo unos pasos del mar y estaba a punto de abrir la boca al escucharla hablar, cuando distinguí las facciones de la esclava- ¿Por qué estás triste?- pregunté en voz baja, casi como si temiera robarle aquél instante de debilidad- Si el océano no te gusta, podemos ir a otro lugar, podemos…- dije un tanto abatida, sintiéndome de alguna forma culpable por haber elegido mostrarle justo el sitio que parecía despertarle tanta angustia- Yo también a veces me pongo triste cuando vengo acá, pero… en el buen sentido, supongo- añadí con cierta duda antes de que dejar que momentáneamente mis pupilas se deslizaran por la cristalina superficie frente a nosotras; buscando apartar esa tristeza que nublaba la mirada de la joven, dejé un rápido beso sobre su mejilla antes de comenzar a caminar de espaldas en dirección al mar- ¿Creés que te gustará? ¿Meterte al mar?- pregunté con una ligera sonrisa, antes de añadir- Ahí dentro es más fácil olvidarse de las cosas tristes.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Miér Jul 26, 2017 4:39 pm

Entendió ese rechazo a ser causante de un daño hacia ella, porque también sería el suyo si fuese al revés. Tampoco quería que C'Nedra salirse perjudicada por ella. Esas palabras la enternecieron. Y más aún lo hicieron las que siguien, hasta el punto de que la ex resistente alargó sus brazos hacia ella y la estrechó contra sí en un abrazo más elocuente que las palabras. Lo que la otra morena había dicho y ese silencio marcado, deteniéndose en mitad de la frase, le decía que había sufrido. Demasiado. Había soportado mucho dolor, mucho sufrimiento. Y allí estaba. Sobreviviendo. Moira admiró su fortaleza y la respetó. A la vez, tuvo un sentimiento protector hacia ella-. Tampoco dejaré que estés sola -susurró. Antes de ir con ella por la ciudad. Antes de acabar en la playa.

Una vez a unos pasos de mar, tuvo aquella imagen mental de personas sin rostro. Debió de ser muy expresiva cuando el anhelo de su corazón la vapuleó, pues C'Nedra le llegó a preguntar-. Yo... creo que imaginé... en mi mente. Un hombre, una mujer y una niña. Aquí. Pero no están. Creo que es por los experimentos de la dragona que dice que me compró. Pero... siento dolor... y tristeza -explicó, frunciendo el ceño y después sacudió la cabeza-.Tranquila, ya pasó. Podemos quedarnos -respondió. Sí, la imagen se había disipado de su mente. Sólo quedaba la agridulce sensación. C'Nedra se veía tan contenta de estar allí que no le parecía bien irse por una..."alucinación"-. ¿Te pones triste por....añoranza? -preguntó, antes de verla caminar hacia atrás.

Sintió un escalofrío en su columna vertebral que quiso ignorar. ¿Meterse en el mar? En aquellos momentos parecía tranquilo. Pero algo dentro de sí le dijo que era peligroso. Un estúpido temor que quiso desoír. Podía hacerlo-. No lo sé. Probemos a ver -se encogió de hombros. ¿Por qué no? Avanzó hasta que el agua alcanzó sus pies y aspiró entre dientes por el escozor que se produjo en el empeine del pie izquierdo. Allí donde todavía no estaba curada la marca de esclavitud hecha con cortes. Poco a poco se acostumbró a la sensación y al frío del líquido. Al menos le parecía estar a menos temperatura que ella misma. Caminó un poco más hasta que sus rodillas entraron en el elemento y las olas salpicaron hasta sus caderas.

Se sobresaltó y se quedó paralizada. No podía moverse. Quisp gritar. Quiso huir. Cerró los ojos y creyó oler un aroma a roble francés. Sin saber que ese era el aroma de él. Como un bálsamo, se calmó un poco, quedando el escozor en la parte de su cuerpo sumergida. De las torturas recibidas-. ¿C'Nedra? ¿Po... podrías darme la mano, por favor? -rogó en un susurro mientras empezaba a tiritar. Quizá había olvidado el monstruo que la torturaba con amnesia. Pero había despertado otro. Uno oscuro al cual se había enfrentado en las termas de las cuevas, aunque no lo supiese. Y ahora volvía a hacerle frente.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Lun Jul 31, 2017 3:26 am

Mentía cuando decía que el océano me traía paz, mentía incluso cuando rogaba por volver a perderme entre las frías olas para siempre porque ahí era dónde pertenecía. Mentía cuando llamaba hogar al lugar que encerraba tantos amargos recuerdos y oscuros caprichos. Porque no era libertad lo que encontraba en medio del océano, era caos. Era el abismo que se escondía debajo de esa perfecta y calma superficie, lo que gritaba por mí cada noche. Eran lágrimas teñidas de carmín y quebrados gritos ahogados por rebeldes tormentas lo que corría por mis venas, lo único que conocía, lo único que quería. Lo único que me hacía sentir viva.

-Que no estén acá, que ya no puedas verlo… tal vez, no significa que no sea real- la punta de mi pie se hundió en la arena, trazando inquieta símbolos que alguna vez había visto en tierras ahora olvidadas- Por ahí estabas recordando o deseando algo que… A veces, para soportar las cosas feas, uno imagina cosas bonitas, cosas que quisiéramos que sucedieran, así es más fácil, más…- una mentira, una perfecta ilusión nacida de la desesperación, capaz de iluminar por un instante hasta la más terrible de las pesadillas- Tu dragona, ella… ¿Querés contarme sobre… sobre las cosas feas?- pregunté un tanto dudosa, yo nunca había podido desnudar mis demonios, nunca había tenido la oportunidad y en el fondo, creía que jamás sería capaz de hacerlo- Sí, algo así- coincidí con el cansancio y la amargura deslizándose entre mis facciones- Cuando estoy acá, es difícil no recordar todo lo que… tuve, lo que podría volver a tener.

Sólo bastó que las olas rompieran contra mi piel, sentir la sal sobre mis labios y la brisa enredándose entre mis cabellos, para perderme momentáneamente en el pasado. Mis pies contra la arena mojada, las marchitas telas del vestido revoloteando sobre mi figura.  Esa mezcla de retorcida felicidad y dolor, la mirada vidriosa y el corazón desenfrenado latiendo bajo mi pecho. Y estaba a punto de dejarme arrastrar un poco más, sólo un poco más, hasta que los recuerdos fueran capaces de humedecer mi cuerpo por completo, hasta que… Su susurro resonó en mis oídos por encimas de los rugidos de las olas que azotaban mi mente, su voz arrancándome instintivamente de mis propias fantasías.

Me volví en su dirección con pasos lentos, buscando no asustarla, mis pupilas clavadas en sus facciones- Siempre- busqué su mano mientras me detenía frente a ella, bloqueando por un momento el infinito océano que parecía despertar tanta consternación en ella- ¿Estás bien? ¿Qué puedo hacer para…?- mordisqué mi labio insegura, tratando de descifrar el temblor que sacudía su cuerpo-¿Le tenés miedo? ¿Al agua?- pregunté y la confusión se reflejó en mi mirada antes de obligarme a reaccionar- No voy a dejar que te haga nada malo… A veces te roba la ropa o te hace tragar más agua de lo que se suponía, pero nada que un par de gritos no pueda solucionar- añadí con una ligera sonrisa divertida mientras sacudía el rostro- Volvamos a la playa, ¿te parece? ¡Podemos sentarnos en la arena y mojarnos sólo los pies mientras nos secamos!
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Mar Ago 01, 2017 5:11 pm

Sus irises acuosos miraron a la morena que estaba con ellas. ¿Y si era un recuerdo? No lo sentía como tal. Pero había algo... ¿Sería real? Tragó saliva duramente. Todo era tan confuso que se sentía perdida en medio de las tiniebas. Buscando aquella luz o aquellos dedos que pudiese rozar para que la guiasen a lo largo del oscuro camino-. Me gustaría que fuese verdad. Tener una familia -susurró en confesión con una vorágine de emociones que hicieron que su corazón le doliese. O quizá era esa parte de sí que le estaba mandando una señal. Sacudió la cabeza y esbozó una sonrisa amarga al continuar escuchando a C' Nedra-. Tienes razón. Seguro estoy imaginando cosas para escapar de este infierno. Quizá me estoy volviendo loca -susurró y una lágrima se deslizó por una de sus pálidas mejillas-. Tengo miedo a quebrarme. Tengo miedo a rendirme -confesó, temblándole la barbilla y mirando al horizonte para hacer un esfuerzo por recobrar la compostura.

Asintió sobre hablar de la dragona que la había comprado. Pero lo pospuso por la tristeza de la que hablaba la otra esclava-. ¿Quieres hablarme de tu pasado? Luego puedo compartirte lo mío -susurró. Pensando que quizá les vendría bien desahogarse. Puede que no curase las heridas, pero las ayudaría algo. Y a la vez que tenían puntos en común, las diferencias entre ellas eran palpables. Como sus reacciones al entrar al mar. C' Nedra parecía embelesada. Incluso... ¿contenta? Moira, por el contrario, tuvo sensaciones contrarias entre sí. La ilusión de la libertad y la fortaleza de haber superado en parte aquel demonio, aunque no lo recordase. Pero también se había paralizado ante el oleaje suave que iba y venía, salpicándola y meciéndola. El escozor en su cuerpo maltratado lo hacía más difícil. Y temblaba un poco.

Pidió la mano de la otra mujer, la cual no tardó el bloquear su campo de visión con su cuerpo. Algo que agradeció. Tragó saliva y cerró sus finos y trémulos dedos en torno a la mano ajena, bajo el agua-. Gra... gracias -murmuró. Fijó su mirada en la verdosa de la otra fémina-. Yo... me siento extraña. Es como si... -la otra esclava le hizo una pregunta más específica, ayudándola a localizar la sensación-. Creo que sí. Sí... le tengo miedo -admitió-. ¿De verdad no hace nada más? Pf, me siento como una niña pequeña -en ese momento sintió vergüenza propia y sacudió la cabeza. Qué estúpida estaba siendo. Sólo era agua-. No. No, no. Luego. Si huyo ahora, seguiré con este miedo. Nada de rendirse, ¿verdad? -apretó un poco el agarre en la mano ajena-. Después me enseñas qué hacer con la arena -y justo cuando terminaba de hablar se escuchó el graznido de unas aves que parecían bebés llorando. Gaviotas. No estaban sobre ellas. Ni siquiera se las veía. Todavía no.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por C'Nedra el Dom Ago 06, 2017 3:32 am

Yo también alguna vez había imaginado una familia. Una perfecta fantasía, una en dónde no era olvidada en una granja por quienes me había dado la vida, una en dónde el destino no me arrebataba esa perfecta ilusión de algún día poder sostener entre mis propios brazos aquello que durante tanto había deseado, lo único que podía llegar a amar con tal pureza. Por eso la entendía. Porque antes de darme cuenta que ya no quería otra familia más que mi pirata, también había soñado- Incluso aunque logren quebrarte, eso no tiene que significar que sea el final- acaricié ligeramente sus oscuros cabellos antes de continuar- A veces, hay que pasar por cosas muy malas para juntar fuerzas y volver a ser uno…- hablaba sin saber, hablaba porque así se suponía que las cosas debían de ser, rendirse a veces sólo significaba detenerse a tomar aire justo antes de gritar una vez más "no"; y aunque yo había aprendido a adorar mi sumisión, sabía que aquello no era para todos- Estoy segura que nada ni nadie puede hacerte rendir para siempre.

Mordisqué inquieta el interior de mis mejillas al escuchar su propuesta. Recordaba aquél primer encuentro con la esclava, en que le había confesado que extrañaba y quería a mi pirata… y que curiosamente había dejado de lado las partes feas de la historia. No podía contarle todo, no podía decirle que la persona que adoraba más allá de toda razón, era también la responsable de cada una de mis pesadillas, de cada golpe y cada lágrima que había derramado durante todos esos años. No quería que pensara mal de mí y sobre todo, no quería que intentara alejarme de mis retorcidos deseos.

-Antes de llegar a Talos, yo también conocí… personas muy malas, que les gustaba lastimarme y…- bajé la mirada, mis dedos enredándose con fuerza entre los pliegues del vestido-…hacer cosas feas. Yo no quería hacerlas, no quería que me lastimaran o…- mi respiración comenzaba a acelerarse ante los recuerdos, podía sentir sobre mi piel las huellas de sus caricias, el chasquido del látigo acallando los rugidos de las olas- Ni siquiera puedo recordar cuando empezó, sé que era muy chiquita, que… Es todo lo que conozco…- sacudí el rostro, atrapada entre el asco que sentía por mí misma y el deseo de volver al pasado; sólo esperaba que si ella decidía confiar en mí para desahogarse, fuera capaz de encontrar las palabras correctas para aliviar su dolor, el mismo que yo no quería que nadie más tocara.

La sombra de una sonrisa apareció en mis labios, porque sabía lo cruel  que podía ser el océano, porque sabía los peligros que acechaban ahí dentro, porque sabía que algo tan inofensivo como el agua podía convertirse en el más terrible de los horrores bajo las manos correctas- ¡Nada de rendirse!- coincidí con una pequeña carcajada- No te preocupes, no te voy a soltar ni dejar sola acá dentro. Podemos quedarnos hasta que sientas que es demasiado- me incliné un poco hacia un costado para meter la mano que tenía libre en el agua- ¡Oh! Extraño tanto nadar de noche en medio del mar y… ¡Y jugar con algunos de los animalitos que viven por ahí abajo!- reí y moví mis dedos bajo las cristalinas aguas, encontrando cierta calma en la sensación de las suaves olas rompiendo contra mi piel; y estaba a punto de continuar, cuando las oí: esos graznidos capaces de arrastrarse bajo mi piel, que sólo podían anunciar una cosa. Me enderecé lentamente, sin atreverme a alzar la mirada, mientras una máscara del más puro terror oscurecía mis facciones- Oh-oh.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 365

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Moira el Lun Ago 07, 2017 2:07 am

Esperaba que la otra morena tuviese razón. Que quebrarse no fuese el punto de no retorno. Que pudiese juntar los pedazos y unirlos de nuevo para recomponerlos. Que resurgiese como un ave fénix de sus cenizas. En aquella semana había sentido su cuerpo romperse una y otra vez, hasta llegar el momento de desfallecer. Había logrado levantarse, pese al intenso dolor de cada fibra de su ser. ¿Pasaría lo mismo con su mente y su corazón si eran hechos pedazos? No quería perder ninguno de los dos, pero le daba la sensación de que su mente se desquebrajaba con alucinaciones, flashes y amnesia. Y su corazón, no ese músculo fuerte que latía en su pecho sino algo más profundo y puro, aún mantenía la esperanza y el amor que la ayudaban a soportar toda aquella agonía. ¿Qué pasaría si llegaba el día en que se lo destrozasen? ¿Cuando la luz se extinguiese, engullida por la oscura realidad?

Sus pensamientos se detuvieron como un hilo cortado. Reticente a entrar en la vorágine destructiva de los mundos de "y si" y del "quizá". Lugares demasiado peligrosos que escondían crueles torturas mentales. Ya suficiente dañino era en el que vivían, como le recordó la historia de C'Nedra. La sintió abrirse a ella, en un resumen que guardaba mucho dolor y sufrimiento desde su más tierna infancia. Monstruos. Mezquinas criaturas. La estrechó entre sus brazos en un impulso de querer protegerla incluso de aquel horrendo pasado del cual no había detallado. Había cosas que eran difíciles de pronunciar-. Malditos hijos de... -gruñó, mesando los oscuros cabellos de la otra esclava-. Lo siento mucho. Mucho.  Nadie debería sufrir tanto. ¡Nadie! -susurró, frunciendo el entrecejo-. Ojalá llegue el día que conozcas más. Algo diferente -agregó. ¿Qué mundo era aquel? Una pesadilla palpable.

Juntas, en el agua, unieron sus manos. Moira la miró agradecida y asintió respecto a quedarse. ¿Se podía nadar de noche? ¿Allí? ¡Si no se veía nada!-. ¿De noche? Pero si no se ve nada. ¿No es peligroso? ¿Animales? ¿Qué tipo de animales? -bajó la mirada para intentar ver alguno bajo el agua-. Quizá alguna vez podrías escabullirte y venir a nadar -murmuró, con la vista puesta en el agua. ¿Dónde estaban esos animales? Al escuchar el "oh-oh" de la otra mujer, elevó los claros irises, en ese momento del intenso y profundo color del océano. Vio las facciones casi desfiguradas por el horror-. Hey... ¿C'Nedra? ¿Qué te pasa? -se preocupó, presionando su mano contra la que tenía entrelazada con ella-. Eh... mírame. Sea lo que sea, estoy contigo. No rendirse, ¿sí? Te debo contarte. La dragona que me compró se llama Lady Morgana. Me tortura cada día. Los cuatro primeros días estuve encadenada, siendo torturada. Sin comer. Sin saber dónde estaba ni por qué me hacían eso. Al cuarto día me dio de comer y me ofreció bañarme encadenada. Después escapé varias veces. Me castigó. Experimenta conmigo con hierbas para ver los efectos que tiene sobre mí las dosis. Y me hace daño físicamente para comprobar mi resistencia. Lo disfruta. Ha querido también hurgar en mi mente. Y está obsesionada con ordeñarme. Porque me sale leche de los pechos. ¿A ti también te pasa? -inquirió al final, dándole la oportunidad de distraerse conversando. Aunque no sabía si el miedo la dejaría escuchar.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1128

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trying to scape these walls with the mind and the body (C'Nedra)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.