Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

08/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Mensaje por Kaira el Miér Abr 26 2017, 18:12




Quomodo fabula, sic vita.
Kings or queens, slaves or dogs, the curtain is open!

Aquel día todo estaba demasiado silencioso, todos estaban demasiado callados. Había ido a las cocinas para pillar una de esas manzanas verdes, y cuando llegó los criados estaban en absoluto silencio. Esperaba sorprenderlos, callada como un felino, chismorreando sobre sus cosas, pero nada. Luego pasó frente a la biblioteca, sin saber muy bien hacia dónde se dirigía, y miró de soslayo a la muchacha que se encontraba ordenando libros, la cual fingió no haberla visto. Igual que uno de los jardineros cuando la vio asomada a la ventana. ¿Qué pasaba hoy?

Continuó deambulando entre habitación y habitación, en busca de algo con lo que matar el aburrimiento. Aquel día llevaba un largo vestido que dejaba al descubierto sus pies descalzos, como cada día que no trabajaba, y una trenza ya casi deshecha. Se paseaba ociosa, devorando aquella manzana mientras tarareaba una alegre canción cuya letra le era completamente desconocida.

Se detuvo frente a una de las puertas que conducían a los jardines, antes de darse media vuelta para echar un último vistazo a las estancias más cercanas. Recorrió el largo pasillo de un lado a otro saltarina, entonando aún aquella melodía, cuando advirtió aquella melena dorada que le era conocida. Retrocedió, sin interrumpir su danza, y se adentró en el gran salón dorado entre saltos y vueltas, hasta dejarse caer en el sofá más cercano. Ni siquiera se fijó en lo que la dragona andaba haciendo.

Permaneció así unos segundos, moviendo nerviosamente las piernas como una niña pequeña mientras digería el último pedazo de fruta que se había llevado a la boca. Sus ojos plata permanecieron clavados en el techo, pensativos, como si estuvieran ideando su próxima travesura.
Dime, Kassy, si solo pudieses quedarte con una, ¿elegirías las manzanas rojas o verdes? —Preguntó de repente, sabiendo que esta la escucharía—. No, no me respondas aún —exclamó reincorporándose hasta quedar sentada, ahora sí fijando la vista en la rubia, y señalándola amenazante con el dedo—. Piensa bien tu respuesta.
Podría parecer que no hablaba en serio, pero el tono de voz que empleó fue completamente serio. Realmente con Kaira era complicado saber cuándo bromeaba y cuándo no.




avatar
Kaira
Dragon

Mensajes : 55

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Mensaje por Kassyena el Jue Abr 27 2017, 20:00

Contrariamente al día de Kaira, en el que había podido pasearse con total libertad por la mansión de su padre, disfrutando de su tiempo libre, Kassyena no había dejado de hacer cosas, tanto fuera de la casa como dentro. No era que buscase méritos para permitirse el tremendo lujo de que Eskol la ignorara. Simplemente prefería mantenerse ocupada para no darle más vueltas a su precaria situación.

Había ido al mercado aquella mañana, como casi siempre, sin llegar a contar los minutos que pudieran pasar de su previsto regreso. Había traido lo mandado y, después, había ayudado a organizarlo en la alacena que tenían expresamente para aislar los alimentos de animales indeseados. Había incluso ayudado a limpiar alguna hortaliza y verdura, agradeciendo meter sus lastimadas muñecas por el jade en agua fría por momentos. Cuando hubo terminado, visitó la biblioteca de la casa, cuidando que nadie la viera entrar. No estuvo mucho tiempo, pues tampoco disponía de él.
A la rubia aún le gustaba perderse entre libros de vez en cuando, mas, ahora debía hacerlo a escondidas.

Pudo hacerse con uno de tantos, algo escondido, para que no notaran que faltaba. Tanto los dueños como los demás esclavos. Uno pequeño, de bolsillo, que metió entre los pliegues de su vestido, antes de bajar al salón. Por indicaciones, acomodó los cojines antes de comenzar a descorrer las pesadas cortinas con bordes dorados, para que la estancia se iluminara un poco más.

En ello estaba cuando escuchó un golpe amortiguado. Se tensó por un momento, pensando que era su hermano. Aunque, a decir verdad, de haber sido él, no habría hecho una entrada tan discreta. Kassyena giró la cabeza, buscando con sus claros ojos a quien perturbaba su tranquilidad. No podía dejar de admitir que el hecho de que fuera su sobrina le trajo alivio. Aunque, por muchos lazos familiares que tuvieran, la relación que tenía con ella, aún a estas alturas, era algo que no podía definir. La dragona rubia se giró de cuerpo entero, para encarar a la más pequeña, aunque ésta perdiese su mirada en el techo, justo cuando Kaira formuló su pregunta. Una sonrisa de incredulidad se torció en su rostro, a juego con esa ceja que se enarcó, como acto reflejo. Gesto que apenas cambió cuando fue a contestar y su sobrina la interrumpió, con la solemne sugerencia de que se lo pensara dos veces-. ¿Ya has vuelto a tener demasiado tiempo libre? -inquirió de forma retórica, con cierta diversión, en un tono afable que, ni de lejos, faltaba al respeto. Se giró, para terminar de correr esa última cortina antes de plantearse el contestar-. Está bien... Supongo que me quedaría con las manzanas verdes. -finalmente respondió, moviéndose una vez más para quedar frente a la joven-. ¿Preguntas por algo en especial?





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 188

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Mensaje por Kaira el Miér Mayo 31 2017, 02:08




Quomodo fabula, sic vita.
Kings or queens, slaves or dogs, the curtain is open!

¿Demasiado tiempo libre? ¿Cuando el tiempo libre era demasiado? La menor se encogió de hombros.
Tiempo es lo único que nos sobra —respondió con tono monótono, aunque se trataba más de un pensamiento en voz alta que de una respuesta como tal.

Balanceó con aparente nerviosismo las piernas, como si estuviera ansiosa por que la rubia resolviese la duda que le había planteado mientras corría la cortina.

Manzanas verdes. No escuchó lo que decía a continuación, su pensamiento se quedó ahí. Manzanas verdes. Verdes. ¿Por qué no rojas? Todos preferían las manzanas rojas cuando les preguntabas. Siempre rojas: en el mercado, rojas; en la pintura, rojas; en la literatura, rojas.
Respuesta incorrecta —siseó con pesadez en un susurro, más para sí que para su tía, con la mente aún nublada, divagando de un pensamiento a otro. Su silencio se prolongó durante un par más de segundos, y se preguntó si había elegido las verdes solo porque justo en ese momento la que ella tenía en la mano era de ese color.

Pegó un salto y se puso en pie, mientras daba otro bocado a la manzana, y con pasos firmes se dirigió hacia la dragona mientras despedazaba el trozo de fruta en su boca.
Las manzanas verdes son más dulces —le concedió ese punto a su favor una vez hubo tragado. Ella también prefería las verdes por esa misma razón—, pero las rojas son mucho más bonitas —sentenció, ofreciéndole lo que quedaba de fruta.
Coronó su breve discurso orgullosamente como el argumento más superficial que había soltado en mucho tiempo, o al menos eso debía pensar en aquel momento su tía, estaba convencida de ello.
Si todos prefieren las manzanas rojas pero tú te decantas solo por las verdes, ¿cómo vas a envenenar a la persona que odias? —le planteó con voz suave, cómplice, sin que existiera la más mínima complicidad entre ambas. Se hubiera alejado con uno de sus movimientos bruscos y repentinos, pero esta vez mantuvo sus ojos gélidos fijos en ella durante un instante, el suficiente para ver su reacción ante aquellas palabras.

La persona que odias. Ninguna palabra de Kaira era inocente o aleatoria, le divertía pensar que en ese momento la rubia se estaría preguntando si se estaba refiriendo a la persona que tenía en mente; le divertía sembrar en la mente del contrario la duda.




avatar
Kaira
Dragon

Mensajes : 55

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Mensaje por Kassyena el Lun Jun 19 2017, 18:38

Kassyena rodó sus cristalinos ojos, por no admitirle a su sobrina que llevaba razón: para ellas, dos dragonas jóvenes, lo que más les sobraba era tiempo. No obstante, Kass podría tener sus dudas con respecto a ella misma por su situación. Pero bien sabía que Eskol sólo decidiría matarla si decidía escaparse. Algo que se planteaba cada día con más fuerza ahora que volvía a tener a Ilia en su vida. Andaba bien dividida, pues conocía a su hermano lo suficiente como para verle capaz de torturar a la humana hasta la muerte y hacer que Kass no perdiera detalle.
Mientras no abandonase la mansión, tan sólo la torturaría siempre que quisiera.

Ante el siseo enarcó una de sus cejas, así como ladeó una suave sonrisa. ¿En serio era una respuesta incorrecta? ¿Por qué? ¿Qué era lo que hacía correctas a las manzanas rojas si se comparaban con las verdes? La dragona rubia frunció el ceño, algo extrañada-. Eso depende del criterio de cada uno, diría yo. -encogió sus hombros con cierta indiferencia, antes de girarse hacia su imprevista compañía y encontrársela más cerca de lo que esperaba. A Kassyena siempre le gustaron más las dulces. De siempre. Tal vez los gustos de Kaira fuesen casualmente contrarios a los suyos, aunque lo irónico era que, de ser así, no estaría comiéndose una verde, pues había de ambos tipos en las cocinas. Kassie no evitó sonreír con cierto agradecimiento cuando su familiar le ofreció lo que restaba de fruta. Se hizo con la manzana, tomándose su tiempo en darle ese primer bocado.

No obstante, la posterior y última pregunta de su sobrina rompió sus esquemas. La miró con sorpresa mal disimulada. Por un segundo, la esclava se tensó. ¿Era posible? Kaira y ella nunca habían tenido la mejor de las relaciones. Se podía decir que se soportaban mutuamente con afabilidad pero sin ser afectuosas. No se molestaban pero tampoco era la alegría el encontrarse con la otra. No obstante, ¿qué podía saber ella más allá de ser testigo de cómo la trataba su padre? ¿Podía haber sido Kass tan misteriosa como para que su sobrina se pensara que estaba planeando matar a Eskol? Fue entonces, cuando pudo contemplar la idea con algo más de seriedad. ¿Podría conseguirlo? Hasta ahora no lo había contemplado como algo viable, porque Eskol no era estúpido en absoluto. Nadie en su familia podía presumir de serlo. Externamente, acabó riendo por lo bajo, viendo, después de todo, esa idea como algo descabellado aún-. ¿Y quién te dice a ti que quiera envenenar a esa persona? -inquirió con tranquilidad, antes de darle un bocado a la manzana. No apartó sus orbes cristalinos de los de su sobrina, en lo que masticaba ese trozo de fruta, con interés en absoluto fingido.





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 188

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Mensaje por Kaira el Vie Jul 21 2017, 14:28




Quomodo fabula, sic vita.
Kings or queens, slaves or dogs, the curtain is open!

Los labios de la pelirroja dibujaron una curva de satisfacción en su rostro, la cual la dragona ni siquiera se molestó en disimular cuando vio la expresión de sorpresa de su tía. En ese momento le hubiera encantado poder leer sus pensamientos, en vez de jugar a adivinar cuáles serían estos. No obstante, podía imaginar algunos de ellos.

Ante las palabras de la mayor fue Kaira la que en esta ocasión quedó sorprendida, casi imitando la reacción de su tía.
¿No quieres? —Cuestionó con asombro antes de responder a su pregunta—. ¿Y por qué no querrías? Todos queremos acabar con la persona que odiamos porque es lo que creemos justo.
Su tono dejaba en claro que se trataba de una obviedad, hasta que de pronto la expresión de extrañeza de la joven desembocó en una repentina y sonora carcajada.
Espera, ¿planeas matarle de otra manera? —Lanzó la hipótesis al aire, dando por hecho claramente que estaba convencida de que su tía tenía intención de asesinar a su persona odiada.

Su persona odiada. Kaira se atrevería a aventurar que esa persona llevaba el nombre de su padre. Era, sin duda alguna, quien más daño le había hecho a Kassyena, especialmente en los últimos años. Tal vez la dragona tuviese por ahí más riñas pendientes que su sobrina desconocía, pero de todas ellas no había ninguna que se comparase con la de Eskol. Y aquello no lo hacía si no más y más interesante.

Kaira hablaba con completa seguridad y firmeza en sus palabras, sin titubear en ningún momento. Como si ya conociera los pensamientos de su tía, como si ya supiera con seguridad la identidad del dragón de quien estaban hablando. O al menos eso quería hacerle creer a ella, mientras examinaba atentamente la más mínima expresión en el rostro de la dragona.

Si efectivamente se trataba de Eskol, como estaba ya casi convencida de que era, no le sorprendería. Tampoco se enfurecería con ella. Era lógico, completamente lógico. La idea en sí de imaginar a su tía atreviéndose a enfrentar a su padre le parecía muy divertida, y ser cómplice del proceso aún más, aunque el desenlace acabara en desastre.




avatar
Kaira
Dragon

Mensajes : 55

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Quomodo fabula, sic vita | Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.