Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
34/64

Afiliados Normales


Will you hate me now? {C'Nedra}

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Ago 27 2017, 20:10

Ni siquiera tuve tiempo de sorprenderme por aquella inesperada reacción. El agua aprisionó mi cuerpo antes de que pudiera reaccionar y la baja temperatura del agua hizo que un escalofrío recorriera mi piel. ¿Qué…? ¡Eso había sido totalmente innecesario! ¿Qué clase de persona tiraba a otra al agua sólo por un pequeño comentario? Temblando y bastante molesta, alcancé la superficie justo en el momento en que las llamas del dragón devoraban cada rincón del barco y su atención volvía a pertenecerme por completo.

-¡Debería mandarlo al rincón por portarse así de mal, Mercurio!- amenacé con toda la escasa y ridícula autoridad que fui capaz de reunir mientras intentaba volver a subirme sobre él, sintiendo sus garras clavarse contra mi carne- La próxima vez, voy a esperar a estar abajo de usted, no se preocupe- protesté más molesta por el hecho de que él encontrara todo aquello divertido que por haberme tirado al agua- ¡Usted sabía que no lo decía en serio lo de preferir su cama! Sus escamas son más bonitas, se lo prometo.

Esta vez, me aseguré de que mis manos se aferraran a él con un poco más de fuerza mientras sobrevolábamos la ciudad; pero incluso entonces fui incapaz de dejar mis dedos quietos, trazando distraída el camino entre sus escamas. No podía dejar de sonreír mientras sentía la fría brisa romper contra mi cuerpo, mi respiración acelerada por culpa de la felicidad que me provocaba estar volando. Me incliné hacia delante hasta rozar con mi frente la parte alta de su cuello. Sabía que Mercurio todavía estaba enojado conmigo pero no podía evitar tocarlo. Una pequeña risa abandonó mis labios y cerré los  ojos.

Apenas había alcanzado a traspasar la puerta de su casa antes de verme empujada contra una dura pared. Ya no había dragón capaz de distraerme, ya no había caricias capaces de demostrar la adoración que corría por mis venas. Ya no había dónde escapar. Porque era Mercurio quien ahora se alzaba frente a mí, con esas retorcidas cicatrices recorriendo su piel manchada de sangre y una terrible promesa acechando tras su mirada. Me removí en el lugar inconscientemente, atrapada entre el calor de su cuerpo y mi propia desesperación al saberlo tan molesto conmigo.

-Yo no lo…- incapaz de sostenerle la mirada, bajé ligeramente el rostro mientras entrelazaba nerviosa mis manos a mis espaldas y mis uñas se clavaban contra mis palmas- Conocía a Kingslay de…antes. Me pidió que me encontrara con él en su barco y yo…- no estaba contestando a su pregunta y lo sabía, y aunque obedecer a Mercurio se estaba convirtiendo en algo de lo que no podía ni quería negarme, no estaba lista para decirle toda la verdad- ¡Y no pude decirle que no, Mercurio! Él… Yo no sabía que iba a tener a esas mujeres ahí para hacerles cosas feas… ¡Y no se suponía que usted estuviera ahí!

Incluso yo podía notar que mientras más hablaba intentando esquivar el tema, más culpable parecía- ¿Mercurio? Por favor, estoy mojada y tengo frío…- tironeé de mi vestido para mostrarle la tela humedecida y manchada de sangre, y fue entonces que noté que luego de transformarse Mercurio había olvidado vestirse- ¡Oh! ¡Y usted tiene que ponerse algo encima y secarse!- exclamé de pronto mientras cubría mis ojos con mis manos- No quiero que se resfríe por mi culpa…- insistí antes de mordisquear el interior de mis mejillas- ¡Y no se supone que yo pueda verlo así sin…! ¡Está mal!
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Miér Ago 30 2017, 02:50

Me preocupaba un poco que C'Nedra intentara pedirme la pata, ya que aparentemente se creía que era un perro gigante extrañamente escamoso. Abrí la boca para replicar cuando lo siguiente que dijo me hizo atragantar. Abajo? Abajo... abajo?

No.

Seguramente no.

C'Nedra probablemente pensaba en un literal abajo. Y yo no estaba seguro de qué más imaginaba... probablemente no la imagen mental que yo tenía... La cual sorprendería a más de uno de lo inocente que era mi imagen... me sorprendía a mí mismo, esperaba menos ropa... Creo.

No estaba muy convencido de que ella no hubiera dicho en serio lo de la cama de Kingslay, pero las caricias sin duda calmaron un poco mis escamas erizadas. Aunque la idea de su comentario no se iba de mi cabeza. La cama de Kingslay...

Así fue como cuando estaba con ella ahí en frente, estas cosas no se iban de mi mente. Sus respuestas, más que patentes.

Antes... antes como ser su época de pirata. Rechiné los dientes. Y si creía que podía deshacerse de mis preguntas con buenas intenciones estaba muy equivocada!

Dí un paso más hacia adelante, hacia C'Nedra. Nuestros cuerpos rozándose lo suficiente para sentir el calor ajeno, mi mirada buscando la de ella. Invasivo. Reclamando toda su atención en mí.


-Si no quieres que me resfríe puedes mantenerme caliente... nada mejor que el calor ajeno -ronroneé.

En el instante que terminé de decirlo supe que me iba a arrepentir. Que de alguna manera C'Nedra me haría tragarme el comentario.


-Mal? -alcé una ceja- Por qué? La diferencia de razas? De estatus social? -negué un poco con la cabeza, y muy a mi pesar la miré de manera algo cariñosa -Si hay alguien que puede verme así, o de cualquier otra manera, eres tú, C'Nedra. El único permiso que necesitas es el mío, y lo tienes.

Me habían mirado muchas personas, con deseo, con temor, con interés. Pero esa gente veía algo superficial en mí. C'Nedra me veía a mí, realmente a mí. Mi cuerpo no significaba nada al lado de eso.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Jue Ago 31 2017, 21:13

Más que ver como Mercurio se acercaba un poco más hacia mí, lo sentí. Sentí mi cuerpo tensarse, mi respiración detenerse por culpa de la costumbre. Sentí la provocación de su piel contra la mía, exigiendo y recordándome que en aquél momento cada parte de mí le pertenecían. Conocía demasiado bien aquél  juego y conocía aún mejor, esa terrible necesidad que corría por mis venas de complacer. No había nadie más a quien adorar, no había nadie más a quien rogar. Sólo estaba él.

Alcé el rostro para poder mirarlo, clavando con fuerza mis dientes sobre mi labio y esa terrible confianza en él iluminando mi mirada- ¿Mercurio?- llamé en voz baja, sin poder ocultar lo cerca que estaba de que mi voz se quebrara, lo cerca que estaba de que el temor y ese traicionero anhelo por el pasado se deslizaran sobre mi piel al notar que ni siquiera me había atrevido a intentar alejarme de él- Por favor…- no sabía porqué suplicaba y jamás alcancé a descubrirlo, un tanto exasperada por culpa de sus palabras- ¡Por supuesto que no quiero que se resfríe! Y… ¿Por qué está hablando así, Mercurio? ¿Está bien?- pregunté con la preocupación tiñendo mis palabras al escuchar su voz mientras fruncía ligeramente el ceño- ¿Cómo puedo yo…? ¡Oh! ¡Ya sé! A mí me gusta quedarme en la bañera con el agua calentita cuando me siento mal o tengo mucho frío…- expliqué ilusionada- ¿Eso le gustaría?

Separé ligeramente mis dedos para poder mirarlo a través de ellos, todavía dudosa. Pero a medida que sus palabras abandonaban su boca, mis manos fueron deslizándose hasta caer por completo. No podía enfocarme en el peligro que significaba para mis recuerdos tenerlo tan cerca, no podía detenerme a pensar que Mercurio estaba amenazando aquellas reglas que mi pirata había grabado en mi alma. Porque por un efímero instante, no quería pensar en el pasado. Podía darle eso. Sólo un instante, sólo para él.

-¿Puedo…?- estiré una mano, mis dedos recorriendo el largo de su mandíbula, apenas rozando su piel, apenas una caricia- Me gusta eso. Tener su permiso y…- siguiendo aquél camino carmesí que todavía manchaba su cuerpo, mi mano se deslizó lentamente hasta alcanzar su garganta- Una vez le dije que jamás pensaría mal de usted, Mercurio. No era una mentira. Ni siquiera lo del barco puede…- porque dudaba que sólo estuviera hablando acerca de verlo desvestido, porque necesitaba que supiera que ya era demasiado tarde- Nada ni nadie puede hacer que cambie la forma en que lo miro- continué demasiado consciente de lo peligroso y retorcido que era aquello, de sus manos manchadas de sangre y la devoción que sentía por ellas; me puse en puntas de pie presionándome contra la pared para evitar tocarlo más antes de dejar un beso sobre su mejilla- ¡Ni siquiera usted!

Pero el resto de sus preguntas todavía revoloteaban por mi mente, incapaz de acallarlas- Entonces… ¿De verdad está mal que lo mire? ¿Porque soy una esclava?- pregunté confundida, y sin poder evitar sentirme dolida- ¿O porque no soy su esclava, Mercurio?- volví a sentir su cuerpo tan cerca del mío e inconscientemente mis dedos acariciaron la húmeda tela de mi falda, trazando el contorno del collar que todavía escondía en mi bolsillo- Pero… yo no me refería a eso antes cuando… En realidad está mal que yo lo vea sin ropa, Mercurio, porque entonces mi pirata se enojaría y yo no quiero que él…- me mordí la lengua bruscamente, obligándome a tragarme el resto de la frase, sabía que mencionar a mi pirata en esos momentos había estado mal- Eso fue… Fue sin querer. No quise decir eso, yo…- y esta vez, fui yo la que se acercó a él, temblando y con un ruego en la mirada- ¿Me perdona? ¿Por favor?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Sáb Sep 02 2017, 02:34

Era como si C'Nedra hubiera bloqueado por completo lo que le había dicho, ya que su respuesta no sólo era evasiva. Suspiré. Había sospechado algo de eso. Había un límite para la ingenuidad, donde uno entraba en la negación.

Asentí con suavidad. Podía. No estaba seguro de qué preguntaba, pero podía. Apreté los labios al escucharla, C'Nedra se enfocaba en una sola visión de las cosas para evitar el desequilibrio. Creía finalmente empezar a comprenderla a un nivel más íntimo.


-Puedes pensar mal. A veces pensar mal es pensar lo que es. Puedes cambiar la forma en que me ves. Es un proceso casi inevitable cada vez que se descubre algo nuevo en alguien. Lo que importa en verdad es que nunca olvides lo bueno. Todas las personas son un balance de cosas buenas y malas. Si no olvidas lo bueno que has visto puedes aceptar lo malo… y si aceptas ambos, puedes ver con claridad quien soy. ¿No quieres ver quien soy?

No podía dejarla cerrarse ahora que había visto la brecha. Quería saber qué había abajo de la negación. Conocer realmente a C'Nedra, y no sólo una parte de ella.

Podía sentir el shock que causaron sus palabras. Ella nunca podría ser mi esclava, yo no era un dragón-
A los ojos de la sociedad, sí -respondí con sencillez. Por mucho que me importara un comino esa clase de reglas, había que mantener las apariencias afuera para evitar problemas… como en toda sociedad, básicamente.

Entrecerré los ojos al escucharla nombrar al maldito pirata. Que tenía nombre, pero que los dos evitábamos decir. No estaba seguro de por qué. Me aparté de ella con mi cuerpo pero me acerqué a susurrarle al oído:


-Se enojaría? De verdad crees que le importa? -Me separé de ella para mirarla de frente- Te usó, te adiestró y te descartó. No le importas. Y sus reglas ya no importan. Además, si importaran, no tendría más sentido romperlas? Así viene a castigarte? Pero no… no, no, no… porque el romperlas y no tener castigo demostraría que estás sola. Por tu cuenta. Y que no va a volver… y si lo hiciera, y te lo toparas sería casualidad, no que está volviendo por ti. Lo que no te das cuenta, es que ya rompiste esas reglas cuando me pediste que te pegue, cuando hiciste de este lugar tu santuario. Cuando me elegiste. Es sólo que no puedes lidiar con el miedo de aceptarlo.

Podía entender, porque yo también había sido usado, torturado, adiestrado y descartado. Más de una vez. Sabía que C'Nedra podía dar ese paso. Pero a la vez sabía que hacerlo destruiría una parte de ella, y tal vez no estaba dispuesta a correr el riesgo de destruir todo.

Pegué mi frente contra la de ella, nuestras narices rozándose. Mis manos en sus hombros. Mi voz se volvió un susurro.

-Mientras esté vivo, puedo esperar para atajarte, para juntar tus pedazos y recomponerte. Estaré ahí.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Sep 04 2017, 03:24

-Cuando estábamos en el barco y usted… Usted hizo esas cosas feas…- cerré los ojos con fuerza, todavía podía escuchar su voz deslizándose cruelmente entre la maderas, podía ver sus manos mancharse con la sangre de la mujer y todavía podía sentir el instante en que el horror se rindió ante esa retorcida necesidad que habitaba dentro de mí- Me dijo que había hecho cosas malas. Y también vi como…- mis manos se convirtieron en puños inconscientemente, ocultando las puntas de mis dedos- No me gustó, estuvo mal y… ¡Pero no puedo pensar mal de usted, Mercurio! No puedo…- insistí un tanto desesperado por mi propia falta- Porque cuando le pedí que no lastimara a esas mujeres, no fue sólo porque estaba mal- él quería que fuera capaz de reconocer las cosas feas que había hecho y yo lo hacía, porque eran esas mismas cosas las que me arrastraban cada vez más cerca de él, porque así de sucia y dañada estaba- Fue porque quería ser yo a quien usted le hiciera esas cosas feas que necesita- murmuré al fin pasando una mano por mis mejillas- Porque quiero ver quien es usted y no solo cuando es amable conmigo.

No había razón ni cordura. No quería que los hubiese. Porque en aquél momento, Mercurio estaba demasiado cerca del pasado. Jamás iba ser capaz de pensar mal de él no sólo porque mi adoración por él no me permitía hacerlo, sino porque esa crueldad que yacía bajo sus manos era sólo un recordatorio más. Uno del que no podía escapar, uno que no hacía más que demostrar que sin importar lo que Mercurio hiciera, jamás iba a poder alejarme.

Cuando se apartó de mí, quise protestar. Quise pedirle que se quedara cerca de mí, que no me dejara sola. Hasta que su voz hizo algo más que arrancarme un escalofrío mientras se perdía entre mis cabellos. Eran sólo un par de frases. Sólo un susurro. Y bastaron para que mi mundo se derrumbara a sus pies. Porque había sólo una cosa en la que nunca me había atrevido a detenerme a pensar, sólo una cosa que podía destruirme con sólo imaginarla. Y Mercurio la había vuelto realidad.

-¡NO!- el desgarrado grito abandonó mis labios antes de que pudiera detenerme- ¡No! ¡Basta! ¡Basta, por favor!- tapé mis oídos con mis manos, las lágrimas deslizándose sobre mis mejillas, mi cuerpo temblando- ¿Por qué me dice esas cosas feas?- sus palabras dolían y él lo sabía- ¡No estoy sola! ¡Sí que le importo, todavía me quiere y yo…!- no podía respirar, las nauseas devorándome por dentro mientras intentaba desesperadamente encontrar algo a lo que aferrarme; no quería pensar en la verdad de sus palabras, en cómo me había atrevido a rogarle que hiciese conmigo lo mismo que mi pirata, en cómo lo había traicionado con él porque había querido, en cómo lo había hecho mío- ¿Va a dejar de hacerlo? ¿Esas cosas malas que le pedí? ¿Pegarme y…?- pregunté en voz baja, más asustada de su respuesta de lo que quería admitir- No quiero que deje de hacerlas, Mercurio, por favor no…- si me quitaba eso, si…- No me importa romper esa regla- confesé aterrada de mi propia locura, de cuanto lo necesitaba- No si es con usted, Mercurio.

Pude sentir como mi cuerpo se rindió en el momento en que volvió a tocarme. Como me mantenía de pie sólo porque podía sentir el calor de sus manos contra mi piel y su voz volvía a traerme a la realidad, a él. Escabullí mi rostro hasta alcanzar la base de su cuello, mis manos entrelazadas, atrapadas entre mi pecho y el suyo. Quería que me abrazara, quería perderme en la retorcida seguridad que encontraba junto a él. Quería que aquél último susurro fuera verdad.

-¿Aunque me porte mal?- mis dedos recorrieron una de sus cicatrices, acariciando el recuerdo de las que yo tenía sobre mi piel- ¿Y haga cosas que lo enojen?- él había destrozado el barco, había lastimado a Kingslay, frente a mí y por mi culpa- ¿Va a cuidarme?- pregunté alzando la mirada, suplicante- ¿Me lo promete?- pero no podía pedirle eso sin responderle aquella primera pregunta- Porque yo sabía que Kingslay era malo, que iba a lastimarme y…- sin apartar la mirada de él, asustada y desesperada, busqué su mano- Nadie me obligó a ir, fui yo sola, Mercurio- mis dedos se deslizaron contra su piel hasta alcanzar su muñeca- Y si usted no hubiese estado ahí, yo… Yo no hubiese intentado irme, aunque quería hacerlo, porque quería que dejara de…- mi voz se quebró y deslicé su mano sobre la parte alta de mi pierna- Pero Kingslay me prometió algo y yo… yo no pude decir que no- dudé un instante antes de obligar a Mercurio a meter su mano en mi bolsillo, el delgado collar de cuero y la fría argolla pesadas contra mi cuerpo; había pocas cosas que odiaba tanto como aquél pedazo de pasado y sin embargo, no había dudado en llevarlo conmigo sólo porque me recordaba a él- Porque me prometió que me llevaría hasta mi pirata.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Sep 05 2017, 21:18

Hice una mueca ante las palabras de C’Nedra, yo necesitaba hacer esas cosas? Nunca lo había pensado, pero no era necesario para mí hacer más esa clase de encargos… y a pesar de que me había negado al pedido de Ea de ser parte de una guild, seguía tomando los casos interesantes… porque había una parte de mí que necesitaba de eso para sentirme como yo mismo.

-No lastimé a la chica por elección, tenía que mantener mi coartada o Kingslay me mataría. Fue muy distinto a lo que tú y yo hacemos. O me vas a decir que no sientes placer, alivio con lo que hacemos. El punto no es el dolor, el punto es satisfacer la necesidad. Cuando hiero a alguien difícilmente es lo que necesitan. No tienes por qué sentir celos al respecto.

Las palabras se sentían extrañas en mis labios, nunca nadie me había celado. Pero la posesividad de C’Nedra no podía traducirse como otra cosa.

Alcé una ceja ante sus gritos, no me importara que gritara y se descargara, era una manera de alcanzarla. Esbocé una sonrisa divertida-
Así que al final del día eliges tú qué reglas quieres romper o no… eso quiere decir que son tus reglas, no las de ningún otro. No me mientas, C’Nedra si no miras no es por ninguna regla, ningún pirata. No miras por que tienes miedo de algo.

Miedo de qué? Sólo podía adivinar. Quizás en su pasado había tenido que bloquear cosas terribles…


-Aunque te portes mal, después de todo, la mitad de las veces lo haces para provocarme, -apunté con astucia- es mi papel imponer castigos. Aunque hagas cosas que me enojen, siempre que las compenses con cosas que me alegren –no era tan difícil, el aceptarme como era me alegraba. –Lo prometo.

Me sorprendió que me tomara de la mano, pasándola por su pierna y no voy a mentir diciendo que no imaginé que la iba a llevar a un lugar muy distinto. Observé el collar tratando de imaginar todo el peso que podía tener para ella-
C’Nedra… Dudo mucho que Kingslay te hubiera llevado. Trafica esclavas al mejor postor, importar que fueran robadas… Pero si realmente quisieras, podrías ir en su búsqueda con facilidad. Dejando todo lo que tienes actualmente y enfrentándote a las consecuencias. Si es tan importante para ti, puedo buscarlo y encaminarte hacia él.

Ignoré el nudo en mi estómago. Estaba demasiado acostumbrado a ser segunda selección, ser lo que hay. Si C’Nedra quería arruinarse la vida nuevamente, yo no sería la persona que se interpondría. Tampoco me quedaría a ver cómo ocurría.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Vie Sep 08 2017, 02:43

Alcé la mirada al escuchar sus palabras, buscando esos iris verdosos, buscando en él la respuesta a la ansiedad que ahora corría por mis venas y él había despertado. No quería recordar lo que había sentido aquél día, en la desesperación con la que había llegado a su hogar en busca de un poco del pasado, en el instante en que ya no había sido capaz de diferenciar entre el dolor y el placer de sentir el cuero contra mi piel, sus manos contra la fusta. No quería recordarlo porque no quería admitir que lo que yo había sentido esa noche jamás se compararía con lo que había visto en el barco. Porque había sido yo quien había elegido aquello, buscar su boca y rendirme entre las cuerdas que aprisionaban mi cuerpo. Y porque no quería detenerme a pensar lo mucho que me había dolido creer que Mercurio había buscado a esas esclavas, por no haber sido suficiente para él.

-No le estoy mintiendo, no son mis reglas y no quería…- repliqué débilmente mientras intentaba controlar mi respiración agitada- Pero no podía estar más tiempo sin eso. Necesitaba que usted me ayudara, dolía no…- mis pupilas se deslizaron sobre su rostro con cuidado, tratando de descifrar sus palabras- ¿Usted quiere que lo mire?- pregunté de pronto, incapaz de ocultar el miedo que se agazapaba detrás de mi mirada- ¿Cómo lo hacen otras personas?- pero ya no era sólo miedo lo que se deslizaba bajo mi piel, porque tenía razón, porque al final del día todo terminaba en mí- Tengo miedo porque no quiero que me hagan cosas feas, que me lastimen como siempre y…- por eso era más fácil seguir las reglas, por eso las necesitaba- Y no sé cómo dejar de sentirme así, Mercurio.

Esta vez, fue el reproche lo que inundó mis facciones- ¡Yo nunca me porté mal a propósito para provocarlo!- protesté separándome de él para poder mirarlo- Es sin querer, no quiero que esté molesto conmigo…- mordisqué mi labio, demasiado consciente de lo fácil que era perderme en mi propia necesidad de complacerlo- Y yo voy compensarlo por esas cosas malas, Mercurio. ¡Se lo prometo!- me apresuré a asegurarle- ¿Y así no tiene que castigarme? Puedo ayudarlo en su trabajo, o en su casa o… Yo sólo quiero hacer que esté contento.

Mis pupilas serpentearon sobre el collar que descansaba entre los dedos de Mercurio. No sabía si sus palabras eran verdad o no. Y tampoco me importaba. Kingslay había sabido qué decir exactamente para cegarme por completo, para tenerme arrastrando detrás de él suplicando por algo prohibido. Y yo lo había hecho sin dudarlo. Acaricié con los nudillos el aro que colgaba en el frente del collar antes de recuperarlo, la frialdad del metal contra mi piel despertando viejos recuerdos que todavía dolían. Era sólo un pedazo de cuero, capaz de encerrar el dolor de cada luna pasada en Krosan. De cada luna esperando por él.

No quería que él fuera a buscarlo por mí, la sola idea de imaginarlo tras los pasos de mi pirata me aterraba y confundía más de lo que quería admitir- No haga eso, Mercurio. No me tiente, no..- las puntas de mis dedos rozaron su boca, tratando de evitar que siguiera hablando- Mi pirata me importa… pero usted también- susurré buscando su mirada- Y ahora estoy acá con usted, no con él- sabía que podría haberme negado a volver a su casa, podría haberme negado a seguirlo y sin embargo, ni por un instante ese pensamiento se había cruzado por mi mente- Porque quiero, porque me gusta estar con usted. Y no quiero dejarlo… No de verdad, no… No a menos que usted ya no quiera estar más conmigo por lo que hice- me obligué a decir esquivando su mirada, sintiéndome más vulnerable que nunca.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Vie Sep 08 2017, 17:31

Quería que me mire? No estaba seguro. Pero algo tenía claro- No quiero que me mires como otros, quiero que me mires como tú –Intenté explicar sin sentirme muy coherente. Otras personas me miraban como un cacho de carne, como algo despreciable… yo quería que ella me mirara a su manera, con lo que ella sintiera, y que rompiera las reglas autoimpuestas.

-Quién te lastimaría? –Pregunté algo confuso de a qué se refería exactamente. Y si no entendía, no podía tranquilizarla al respecto para que dejara de sentirse así.

Alcé una ceja, dudaba mucho que no fuera a propósito de tanto en tanto, instintivo no me cabía duda. Ladeé una sonrisa al escucharla hablar de ayudarme-
Quieres ser mi esclava en todos los aspectos y no sólo cuando estamos en una “escena”? –Cuestioné con genuino interés en su reacción al darse cuenta de lo que ofrecía. Sabía de juegos que se extendían  más allá del momento y me preguntaba si ella necesitaba eso.

Mordí sus dedos que rozaban mis labios, con la suficiente fuerza para que los sintiera sin lastimarla-
Lo que hiciste, sin duda merece un castigo, pero no uno tan grande como no verme –contesté  arrogante tomando la mano de C’Nedra de mi boca y retirándola apenas- Pero debes entender C’Nedra que yo no tengo por qué conformarme con ser una sombra de un recuerdo tuyo. Un alivio temporal… Yo te ofrezco santuario, lo que necesitas, y me descartas de buenas a primeras por una posibilidad con otro hombre.

Pasé una mano por su cintura y pegué nuestros cuerpos, ladeando la cabeza para susurrarle al oído-
Pero puedo ser paciente… puedo ganarme ese lugar poco a poco. No necesitas olvidarlo, necesitas aceptar que él ya no es tu dueño actual. Que has elegido uno nuevo al romper la primera regla. Vamos a construir un nuevo set de reglas para ti. Y para eso necesito saber todas tus reglas… -susurré acariciando la húmeda tela que cubría su espalda. Estaba fría, pero se calentaba un poco bajo el calor de mi mano. Necesitaba sacárselo pronto o se resfriaría, y para eso necesitaba saber qué elegiría C’Nedra. Este era un momento crucial como para interrumpirlo.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Sep 11 2017, 00:22

Sin apartar la mirada de él, asentí apenas con el rostro al escuchar lo que me pedía, podía mirarlo a mi manera, podía mirarlo incluso cuando ni siquiera era consciente de cómo lo hacía- Cualquiera puede lastimarme, Mercurio- murmuré un tanto incómoda, eso había sido una de las primeras cosas que había aprendido, antes de que mi pirata me reclamara por completo- El que quiera… y cómo quiera y yo no podría…- me mordí la lengua, tratando de controlar los recuerdos que revoloteaban en mi mente, con el peso de la impotencia sobre mis hombros.

Fruncí el ceño, confundida. Porque aunque él no estuviera en la ciudad conmigo, yo ya tenía un amo y no quería otro. ¡Eso estaba mal! ¡Jamás podría abandonarlo o…! Oh. Mis ojos se agrandaron ligeramente y abrí la boca antes de volver a cerrarla, la comprensión inundando mi rostro lentamente- ¿Su esclava? ¿Cómo en un juego? ¿Cómo cuando hacemos…eso otro?- pregunté con cuidado, ignorando el escalofrío que recorrió mi columna al notar lo mucho que me aterraba esa idea, y no por las razones correctas- Pero sería un secreto, ¿verdad? ¿Porque en realidad está mal que sea mi amo aunque fuera de mentira?- mis pupilas se apartaron de su rostro, temerosa de que viera en mi mirada esa terrible anticipación, esa oscura necesidad por pertenecerle- ¿Haría eso por mí? Porque eso me gustaría, Mercurio… jugar a ser suya.

Una efímera punzada de dolor recorrió mi cuerpo al sentir sus dientes clavarse contra mi piel. Y en el instante en que sus dedos se cerraron sobre mi muñeca aparatando mi mano de él, inconscientemente volví a estirar mis dedos buscando su boca, negándome a que me quitara aquel capricho- ¡No estaba descartándolo, Mercurio, se lo juro! Es sólo que no estaba pensando y…- quería decir que lo lamentaba, pero los dos sabíamos que no me arrepentía de haber ido tras los pasos de Kingslay sólo por una ilusa promesa- No quiero que se conforme. Quiero que le guste estar conmigo- protesté mientras intentaba liberar mi mano para poder tocarlo- Quiero que me deje probarle que me puedo portar bien y no hacerlo enojar- arrugué la nariz y no pude evitar que una pequeña sonrisa se deslizara sobre mis labios- Porque de verdad me gusta tomar leche con mucha miel.

Al sentir su cuerpo contra el mío, me retorcí bajo el calor que desprendía su piel. Y no me atreví a detenerme a pensar si fue por intentar alejarme de él, por intentar que algo más que la delgada tela de mi vestido se interpusiera entre nosotros. O tal vez, porque no quería detenerme a pensar en que ya no había forma de ignorar que al encontrarme atrapada bajo su peso, había algo más que aquél viejo pánico corriendo por mis venas.

Cerré los ojos al escucharlo, atrapada entre la traición que significaban sus palabras y la tentación de poder rendirme ante él- Mercurio…- la advertencia en esa simple palabra quedó opacada por la confusión que me provocaba no poder enfocarme en otra cosa más que en el calor de su mano contra mi espalda- ¿Mis reglas?- temblaba porque tenia miedo, temblaba porque necesitaba algo más que sus manos desnudas y suaves caricias- No se supone que usted pueda estar tan cerca de mí, tocándome así o…- sentí su respiración contra mi garganta y el instante en que el collar se deslizó de entre mis dedos antes de alzar la mano para poder rozar su mejilla hasta volver a alcanzar su boca y esta vez, no iba a dejar que me apartara- Y no se supone que usted pueda castigarme, Mercurio- añadí en el mismo instante en que dejaba atrás sus labios para sentir otra vez sus dientes raspar la delicada carne, para sentir su lengua contra mi piel. Para volver a sentir al igual que aquella otra vez, lo que un pequeño desafío podía despertar en él.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Sáb Sep 16 2017, 22:22

Ladeé la cabeza al escuchar que su miedo era general- Cuando nos conocimos y expliqué los peligros del bosque parecías ajena a ellos. La realidad es que tu amo te protege con el simple hecho de pertenecerle. Eres una posesión que otros no deben tocar. Y cuando estás conmigo… voy a hacer todo lo posible por no dejar que nadie más te lastime... Tienes miedo de que yo te lastime? En una manera que no te guste?

Mi tono de voz era suficiente suave y neutral como para denotar que me interesaba la verdad más que una mentira reconfortante. Y esperaba que ella confiara en mí lo suficiente para expresar si había algo que temía que le hiciera.

Estaba seguro que mis pupilas eran dos cuencas negras. Esa frase de C’Nedra había provocado un escalofrío en mi cuerpo. No importaba las veces que la escuchara decir algo tentador con ese aire inocente, siempre iba a reaccionar primero a lo nada inocente. Solté el aire retenido en mis pulmones en un esfuerzo consciente. Había poco de inocente en todo aquello, y aún así… la posesión tocaba algo en una fibra primitiva en mí.

-Sí. Uno de nuestros juegos secretos -confirmé con voz ronca. Ambos sabíamos que lo que pasaba dentro de mi casa nunca debía saberse afuera. Y el primer paso para acentuar eso… tenía una idea.

Sus palabras no terminaban de calmar mi idea de haber sido descartado, pero podía comprender su idea de no querer… no sabía cómo ponerlo en palabras. Pero lo entendía.

Solté un extraño sonido ante lo de la leche. Obviamente ella se refería a su bebida de premio pero mi mente estaba muy podrida, joder.

Sus reglas eran demasiado pocas, demasiado simples. Quizás había más. Podía descubrírlas poco a poco. Necesitaba primero romper estas, las que ella consideraba más importantes. Y tenía que tener mucho cuidado. Recién ahí podía plantear nuevas reglas, reglas que le hicieran bien.

Abrí mis labios a sus dedos, mordiendo y lamiendo sus dedos de manera sensual. Mi lengua se escabulló entre los dedos acariciando las zonas más suaves antes de que mis dientes mordieran tirando de la piel. Para finalmente pasar mi lengua por las marcas.

Me aparté de ella y le hice un gesto de que esperara. Regresé con una toalla alrededor de mis caderas, para disimular mis reacciones a toda la situación y no amedrentarla, y otra al cuello. En mi mano tenía una pieza de cuero con argollas de metal. En realidad era para mi pierna pero lo más cercano que tenía a un collar. Era para colgar instrumentos, hoy tendría otra función.

Se lo mostré y despacio lo coloqué en su cuello. Susurrando al oído mientras lo hacía-
Si en algún momento algo te asusta, el agarre de este collar está para recordarte que estoy aquí para ti, para protegerte y aliviarte… -se lo puse de manera que pudiera respirar con tranquilidad y lo sintiera. Era para usar sólo aquí dentro, pero servía para instalar la idea de que ahora había un collar nuevo que competía al del pirata.

Tomé la toalla de mi hombro y sentí un escalofrío de anticipación. Mis ambiguos sentimientos para con C’Nedra se habían aclarado para mí, y sentía que yo era el que necesitaba una correa para controlarme. Quería lastimarla, poseerla y mantener nuestro pequeño juego de manipulaciones, de tira y afloja.

La miré a los ojos mientras con mis manos bajaba las tiras de su empapado vestido. Acompañándolo con mis manos para quitarlo. Tomé la toalla en mi hombro y la pasé sobre la húmeda, recorriendo sus curvas, luchando con el deseo de tomar, de apretar, de morder y generar dolor y placer. Primero tenía que ver si ella podía tolerar este siguiente paso.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Sep 18 2017, 22:59

Mis pupilas se deslizaron casi temerosas sobre su rostro mientras esperaba que rompiera el silencio que había seguido a mis palabras. Pero Mercurio estaba demasiado cerca. Podía sentir la oscuridad de su mirada, el preciso instante en que su respiración dejó de pertenecerle y su voz se arrastró sobre mi piel arrancándome una sonrisa- ¡Gracias!- y con esa adoración prohibida y ese agradecimiento que rozaba lo profano, me puse en puntas de pie para poder acariciar la punta de su nariz en un efímero beso antes de perderme un poco más en el peligro que significaba esa necesidad por complacerlo- ¡Le prometo que voy a hacer todo lo que me pida y cómo a usted le guste!

Sabía que él buscaba romper mis reglas, sabía que quería que yo pronunciara cada una de esas frases para destruirlas frente a mis ojos antes de dejarlas olvidadas a mis pies. Y eso me aterraba. No podía deshacerme de todas ellas, no podía dejar que me quitara aquello en lo que me había aferrado toda mi vida para no perderme en los horrores que me rodeaban. No sin la promesa de que podía volver a darme la seguridad que significaba para mí rendirme ante sus reglas.

Había sido sólo una ilusa provocación, sólo un desafío. Busqué su mirada por culpa de ese instinto que me arrastraba en busca de su aprobación. Pero no pude evitar que mis pupilas se deslizaran un poco más abajo, hasta mis dedos atrapados en su boca. Un quejido de dolor, esa perfecta mezcla entre protesta y de anhelo por un poco más, abandonó mis labios al sentir cómo volvía a morder mi piel. Y la suavidad de su lengua contra el ardor que había provocado, justo antes de que se apartara de mí.

Sólo un instante, los ojos cerrados y mi cuerpo recostado contra la pared, incapaz de confiar en mi habilidad para mantenerme de pie sin tenerlo cerca para sujetarme. Sólo un instante, antes de que Mercurio me demostrara una vez más que por él, podía querer ir más lejos de lo que me atrevía a admitir. No pude evitar negar casi imperceptiblemente con el rostro al ver lo que sostenía entre sus manos, mi cuerpo temblando de anticipación. El miedo arrastrando sus garras contra mi carne y el delirio de no querer detenerlo. Mis uñas se clavaron contra la pared, buscando aferrarme a algo más que el pánico que latía bajo mi piel.

Obediente, alcé ligeramente el mentón para que pudiera ajustar aquél pedazo de cuero contra mi piel. El cuello arqueado, expuesto para él y la mirada baja, incapaz de mirarlo mientras sentía el calor de sus dedos jugar con el collar que aprisionaba mi garganta. Porque no podía negar que ya estaba asustada, porque no era protección o alivio lo que sentía cada vez que respiraba y mi piel luchaba contra el roce del collar. Era el por fin, volver a pertenecerle a alguien.

Sostuve su mirada cuando sentí que buscaba la mía, segura de que en ese instante era lo único que evitaba que me derrumbara frente a él. Podía sentir mis pies curvándose contra el piso y mi respiración acelerándose cada vez un poco más ante esa dolorosa anticipación de no saber que se escondía detrás de su mirada. Hasta que sus manos, en esa cruel suavidad, se atrevieron a quitarme un poco más de esa seguridad en la que mis reglas me habían atrapado. El vestido se arremolinó a mis pies y con él, cualquier intento de adorar a un nombre prohibido.


Por culpa de la costumbre, no me atreví a moverme. Ni siquiera fui capaz de amagar a cubrirme, aunque quería hacerlo, aunque cada parte de mí gritaba una y otra vez que aquello estaba mal, que demasiadas pesadillas habían nacido en ese mismo instante. Cerré lo ojos. Pero no había forma de escapar de la aspereza de la pared que se clavaba contra mi piel desnuda, del calor del collar que quemaba mi garganta y del instante en que incluso a través de la suave tela, pude sentir sus manos contra mi cuerpo.

Y sólo el roce de la toalla al deslizarse hasta mi pecho, logró arrancarme de mis pensamientos. Alcé una mano hasta acariciar la suya, deteniendo aquél gesto pero sin dejar que se apartara- Yo… Usted no debería…- arañé con cuidado el largo de sus dedos, la confusión corriendo por mis venas- ¿Está mal que esté mojada, ensuciando su casa? ¿Quiere que yo…?- no podía mirarlo a la cara, el temor a haberlo decepcionado con un descuido era más fuerte que la traición de encontrarme frente a él de aquella manera; mi mirada se deslizó sobre el suelo coronado de pequeñas gotas y el vestido que humedecía aún más nuestros pies hasta descubrir que había ocultado su cuerpo- ¿Mercurio?- llamé en un susurro ansioso mientras volvía a mirarlo a los ojos- No tengo miedo de usted… de que me lastime- mordisqueé mi labio, un instante de duda justo antes de empujar un poco más abajo su mano, la toalla raspando mi piel y la certeza de que haría que me arrepintiera de mis propias palabras, de lo estaba buscando- Porque quiero que lo haga- insistí mientras apartaba finalmente mi mano, un gesto que escondía esa terrible confianza que tenía por él, un acto de sumisión por él, sólo por él- Sé que lo merezco por no hacerle caso, por portarme mal.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Sep 26 2017, 06:21

Just to be safe:
Alcé una ceja poniendo en duda que ella hiciera todo como yo quería. Imposible, al menos por ahora. Con un buen entrenamiento podía ser, pero eso llevaba tiempo.

-¿No debo? -Pregunté poniéndolo en duda con un tono peligroso- Tus antiguas reglas no aplican desde el momento que decidiste entregarte a mí. Desde ahora tienes nuevas reglas. Recuerdas tu safeword, ¿verdad? Es la palabra para detener el juego, cuando se vuelve demasiado la dices y me frenaré. No me enojaré. Me enojaría si no hicieras uso de ella cuando la necesites. Paramos, hablamos de qué está mal y lo arreglamos -expliqué con voz firme y calmada. Mis manos guiaron la toalla por las firmes curvas de su pecho recogiendo la humedad acumulada. Podía sentirla temblar. Sabía que todo esto la estaba llevando al límite. Mi rostro no delataba ni el calor que llevaba mi cuerpo ni las pequeñas voces de duda. Dudar era morir. Si salía mal tendría que corregirlo, no tenía sentido pensar en ifs.

-No estoy haciendo esto por que me moleste el agua, estoy haciendo esto porque es mi deber cuidarte. Si te dejo congelar podrías resfriarte, además tus músculos se tensan y no reciben bien el dolor, por lo cual puedes aguantar menos picos… y supuse que no tolerarías mi mano directa -expliqué mientras me agachaba a secar la parte inferior de su cuerpo. No buscaba hacerlo de una manera sensual, sino suave y practica. Acostumbrarla a mi toque. Se había declarado mía y a pesar de que ella no comprendiera del todo lo que eso significaba, yo entendía mis responsabilidades. Tenía que empujar más allá. Darle el lugar que verdaderamente necesitaba. Sin romperla irremediablemente. No pressure at all.

-Quieta -indique retirando la toalla y dejándola a un lado en el suelo. Fui a la habitación y volví con una de mis camisas, la cual le ayudé a ponerse, guiando sus movimientos como si fuera un maniquí, dado que no había realmente levantado mi orden, pero la acostumbraba a seguir mis indicaciones. Cuando levantaba uno de sus brazos, y ella lo bajaba, lo volvía a subir hasta que quedaba donde yo lo había detenido. No tardó en entender la idea.

-Good girl -susurré mientras terminaba de abrochar los botones, premiando el hecho de que fuera entendiendo- Puedes relajarte -Indiqué por si había quedado en una posición incómoda- Prestame atención y mirame a los ojos. Voy a darte tus nuevas reglas: Primero con las reglas de oro, las que absolutamente no puedes romper. Uno: Debes anteponer siempre tu bienestar. Siempre. Cuando haya conflicto de reglas, esta siempre toma preferencia. No se trata de lo que está “bien” sino de lo que te hace bien a ti, lo que preserva tu vida, tu felicidad o tu sanidad. Es muy importante que sigas esta regla siempre -mi tono cargaba feas consecuencias. Un buen sub testeaba tus límites con reglas pequeñas, no con cosas importantes, así que confiaba que ella la seguiría- Dos: Tú eliges quien te toca, te mira o te hace daño, siempre remitiéndonos a la regla número uno. Si te hace feliz, o lo necesitas por algo, está bien. Y Tres: Debes mantener absoluto secreto de todo esto.

No sabía cuando podía ocurrirme algo, y C’Nedra necesitaba reglas sanas. Necesitaba poder recurrir a otros… y a pesar de que me rozaba el ego también entendía que ella tenía una vida afuera, una de la cual no sabía nada. Aún si eso hacía algún día que escapara con su pirata… la realidad es que esperaba que encontrase a alguien más. Eso no implicaba, claro, que no pudiese poner una regla más…

-Ahora las reglas de plata… Cuatro: Cuando estás conmigo a solas, te enfocarás en mí. No existirán otros. Si existe una necesidad de pensar o hablar de ellos, deberás pedirme permiso antes -ok, esa regla sonaba ridícula e imposible, pero todo era un aprendizaje, y yo estaba decidido a borrar al pirata de su mente. Poner una regla fuerte al respecto haría que ella misma suprimiera esos momentos- Cinco: si quieres o necesitas algo mientras estamos juntos, debes comunicarlo. Sé creativa para no romper reglas en el momento, pero no dejes de llamar mi atención sobre el hecho de que necesitas algo. Seis: debes decirme si hay cosas que quieres o esperas de mí, o cosas que no te gustan.

Sabía que era difícil que ella lo hiciera, pero era importante que sepa que yo esperaré que me diga las cosas. Así como ella esperará que yo me de cuenta de lo que quiere y necesita sin decirme. Había escuchado muchas veces que los dominantes no lo eran lo suficiente, que no sabían lo que hacían o no tenían las agallas… y yo era bueno por mi frialdad, pero cuando te importaba la persona y era tan frágil como C’Nedra no era dan sencillo.

-Por último las de cobre. Siete: No me mirarás a los ojos a menos que te lo indique -en realidad me gustaba que me mirase a los ojos, pero sabía que era un buen juego de disciplina- Ocho: Una orden no se termina hasta que la cancelo. Aunque puedes rogar por ello. Nueve: No puedes tocarme sin mi permiso, implícito o explícito. Si estas insegura respecto a tener permiso puedes consultarlo.

Sonreí ligeramente- La décima regla te doy la opción de pensarla. Cuando terminemos tu castigo y la sesión de hoy… sí, dos cosas separadas. El alivio que necesitas y el castigo que requiere tu comportamiento de hoy son dos cosas separadas. Cuando terminemos puedes sugerir una regla, y si me complace será agregada.

Me alejé de ella y agarré una silla, y la traje hasta el medio de la habitación. Me senté allí y palmeé mis piernas- Recuéstate boca abajo sobre mis piernas. Trasero arriba -aclaré listo para empezar el castigo, con oscura satisfacción de haber encontrado el castigo perfecto para reforzar lo que no debía de hacer, y la diferencia entre un castigo y una sesión por placer.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Jue Sep 28 2017, 20:45

Una simple palabra, una simple orden, y cualquier atisbo de control que pudiese poseer sobre mi cuerpo pareció desvanecerse. No me atreví a moverme, no me atreví a detenerme a pensar cuanto deseaba demostrarle que podía portarme bien, incluso cuando ni siquiera podía verme. Porque sabía que no importaba el tiempo que él pudiese tardar en regresar, en ese instante era incapaz de desobedecerlo. No me importaba sentir la aspereza de la pared  arañar mi piel desnuda, ni la presión del collar contra mi garganta cada vez que mi respiración se aceleraba un poco más. Sólo me importaba él y esa necesidad que me carcomía por dentro, esa desesperación por complacerlo que me aterraba más allá de toda razón.

Y sólo bastó aquél susurro, su voz deslizándose entre lejanas tierras, para perderme en el delirio de saberme capaz de sacrificarlo todo sólo por demostrarle que podía merecer su atención. Palabras profanas capaces de arrancarme un escalofrío, de hacerme luchar contra el deseo de caer de rodillas frente a él sólo para rogar una y otra vez por la posibilidad de volver a escuchar de sus labios aquel reconocimiento. Alcé la mirada ante su pedido mientras apartaba de mi rostro los húmedos cabellos que se pegaban a mi piel.

La confusión fue oscureciendo mi mirada a medida que Mercurio hablaba. ¿Cómo decirle que la única vez que había puesto mi bienestar por encima de los caprichos ajenos, había sido el peor error que podía haber cometido? ¿Cómo explicarle que no sabía lo  que significaba que sólo yo podía elegir quien me tocaba? Aquello no estaba bien, no… Quería aferrarme a esa reglas, quería intentarlo. Incluso aunque sabía que fracasaría una y otra vez. Porque no era suficiente. Porque iban en contra de todo lo que yo representaba y lo sabía. Pero también sabía que por él, podía atreverme a intentarlo.

Hice una mueca de reproche ante sus siguientes reglas. Porque enfocarme sólo en él se estaba volviendo peligrosamente fácil, pero distinguir esa delgada línea entre lo que yo necesitaba y lo que el otro anhelaba parecía demasiado lejano. Demasiado irreal. Y aunque una parte de mí entendía porqué Mercurio estaba eligiendo esas reglas, otra parte de mí no podía evitar sentirse atrapada. Porque él no sólo me estaba pidiendo que desnudara aquello que esperaba o quisiera de él, también estaba pidiéndome que me deshiciera de mi pasado.  

Pero todo intento de aceptar en silencio sus reglas, murió en el instante en que las reglas de bronce comenzaron a cobrar sentido- ¿Qué? ¡Pero…! ¡Eso no es justo, Mercurio!- protesté claramente molesta por aquella locura, y frustrada con él y conmigo misma por no ser capaz de negarme, escondí mis manos a mis espaldas para intentar recuperar algo de control sobre mí misma- ¡A mí me gusta mirarlo y tocarlo!- insistí confundida antes de que la duda volviera a oscurecer mis facciones- ¿O es que…? ¿A usted no le gusta que lo haga?- pregunté de pronto dolida ante la idea de que él ya no quisiera volver a sentir la curiosidad de mis manos al deslizarse sobre sus cicatrices o esa peligrosa confianza con la que buscaba su mirada cada vez que algo amenazaba con derrumbarme.


Just because this is awful xD:
Fruncí el ceño, momentáneamente perdida mientras observaba como arrastraba la silla hasta el centro de la habitación antes de tomar asiento. Y estaba a punto de abrir la boca cuando sus palabras se deslizaron sobre mi piel, el eco de sus mano contra su pierna arrastrándome un poco más en las imágenes que comenzaban a revolotear por mi mente. Podía sentir el calor de mi mejillas extendiéndose sobre mi garganta hasta perderse sobre mi pecho, la incredulidad deslizándose entre mis facciones. Porque no había forma de negar las intenciones que se escondían detrás de sus palabras, porque ya no sabía cómo negar que no quería escapar de la crueldad de sus manos.

Me detuve frente a él, con las pupilas clavadas en sus piernas y mis dedos acariciando el collar que me recordaba que no había otra cosa que anhelara y me aterrase más que la promesa de pertenecerle un poco más- ¿Mercurio? ¿Qué va a…?- mi mano se deslizó hasta alanzar mi boca, mis dientes clavándose con fuerza contra la punta de mi dedo, aquél efímero dolor obligándome a enfocarme en algo más que mi propia desesperación- Sé que usted tiene que...pero… ¡Pero no soy una niña pequeña! ¡No puede…!- me interrumpí bruscamente, temerosa de que volviera a retarme por insinuar lo que podía o no hacer- ¿De verdad quiere que yo me ponga así arriba de...?- esta vez, fue esa mezcla de pudor y la vergüenza de no poder negar esa perversa curiosidad que latía bajo mi piel, lo que hicieron que las palabras se enredaran en mi lengua.

Y sin darle tiempo a responder, me acerqué un poco más a él. Mis dedos acariciaron ligeramente la toalla que lo cubría y tratando de tocarlo lo menos posible, me acomodé sobre su regazo sin atreverme a alzar la mirada y no por culpa de sus reglas. Cerré los ojos, como si con aquél iluso gesto bastara para escapar de la humillación que comenzaba a correr por mis venas, del saber que él estaba mirándome cuando yo no podía hacerlo. Intenté tironear del largo de su camisa para acomodarme mejor, pero sólo pude removerme inquieta contra él, demasiado consciente de que aquello estaba mal y que sin embargo, no había otro lugar en el que preferiría estar- ¿Mercurio?- intenté esconder el ruego de mi voz, controlar los desesperados latidos de mi corazón que resonaban traicioneros en mis oídos, fingir que sólo era temor lo que hacía que no supiera quedarme quieta; porque necesitaba que me perdonara, necesitaba volver a sentir mi piel arder bajo su mano, necesitaba que hiciera algo- ¡Por favor!
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Miér Oct 18 2017, 00:41

May be triggering:
-Me gusta. Pero necesitas disciplina, y la idea de que me pidas permiso es, sin duda, deliciosa. Siempre tendrás una elección, puedes pedir permiso o puedes actuar sin él y ser castigada adecuadamente por ello. -Acaricié con un dedo la línea de su mandíbula- sé que al principio va a costar, pero poco a poco las reglas van a darte más satisfacción. A mí ya me lo dan. -Sonreí con arrogancia. Quería ver si seguía protestando luego de saber que a mí me complacía. Entendía que para ella era muy importante sentir que era recíproco, que yo buscaba algo que complementaba lo suyo, que yo disfrutaba.

Alcé una ceja cuando se atrevió a decir que yo no podía algo, pronto se corrigió.
-Una niña pequeña se hubiera portado mejor. -Dije chasqueando la lengua en reprobación de sus acciones.

Esperé a que se acercara, ella sabía bien que lo había pedido porque quería que lo hiciera. Cuando se acomodó sobre mí podía sentir cómo se movía intentando quedar suspendida sin tocarme demasiado, algo imposible en esa posición. Esperaba que mi estado no la incomodara más aún. La escena me afectaba a un nivel primal, no podía evitarlo. Su trasero al aire y la expectativa de lo que estaba a punto de hacer, definitivamente no ayudaba. Ni un poco.

No estaba seguro de si rogaba por favor que no lo hiciera o que me apurase, pero descargué el primer golpe que resonó en la habitación. Y otro. Y otro. Al décimo golpe las mejillas estaban enrojecidas y paré un momento, acariciando la zona, sabiendo que debía de doler.
-Te has portado mal, y debes entender que no puedo dejarlo tan fácil… Diez más. Puedes contarlos en voz alta si quieres -le dije con voz calmada y susurrante antes de descargar los siguientes diez, uno a uno, sobre la carne enrojecida. A ese punto debería ya de sentirlos en una mezcla de placer y dolor algo confusa. Era una descarga y esperaba que resultara como tal.



Cuando cayó el último golpe la acomodé para sentarla sobre mi regazo y acaricié su rostro limpiando la humedad en él- Shhh ya está, good girl, that’s it. -Dije y en una señal de que estaba perdonada rocé mis labios contra los suyos por un instante. Sabía que era importante para un sub el acto de perdón, y aquella era la manera en que sentía que podía mostrarlo.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 389

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Vie Oct 20 2017, 02:23

Spoiler:
Sentí su mano sobre mi rostro y por culpa del instinto, de esa necesidad de sentir que él si estaba cerca, volví mi rostro sutilmente contra aquella caricia, buscando un poco más de su calor. Porque si yo no podía hacerlo, si yo no podía estirar mis dedos para trazar el pulso de sus venas contra su muñeca hasta perderme sobre las cicatrices que recorrían su cuerpo, quería mostrarle que no había anda más que anhelara que seguir sus reglas incluso si no las entendía. Qué no había nada, más allá de probarle que podía merecer algo más que efímeras caricias, aunque el peligro que significaba perderme en complacerlo, escondiera la libertad de reclamar mi pasado.

La culpa inundó mis facciones al escuchar su reproche. Estaba empezando a temer aquél gesto, su ceja alzándose cada vez que decía algo que no me correspondía, recordándome silenciosamente mi lugar frente a él- ¡Lo lamento! ¡No voy a volver a hacerlo!- me apresuré a contestar, porque no quería decepcionarlo, no quería que pensara que no podía cumplir con mi promesa de portarme bien- ¿Me perdona? ¿Por favor?- rogué con la misma ilusión que de pequeña, había suplicado por no dormir sola en medio de una tormenta- ¡Puedo portarme bien, como una niña pequeña!

Pero en esos momentos, no había lugar para esa infantil inocencia, para caprichos y castigos manchados de dedos azucarados. No cuando podía sentir bajo mi silueta el calor que desprendía Mercurio, cada imperceptible movimiento, cada roce cargado de pánico. Ese perfecto terror que habitaba dentro de mí, que parecía aprisionarme cada vez un poco más al poder enfocarme sólo en imaginar su mirada sobre mi piel desnuda, en la delgada tela que cubría mi cuerpo y esa blanca toalla que no bastaban para escapar de las pesadillas que nacían del pasado. No podía dejar que me perdiera en su cuerpo, en lo que significaba sentirlo tan cerca de mí, no podía…

-¡Oh!- el quejido abandonó mis labios por culpa de la sorpresa, esa primer punzada de dolor cegándome de confusión. Podía sentir su mano arder contra mi piel, como mi cuerpo intentaba ilusamente alejarse de sus golpes sólo para retorcerse más contra él y la humillación de saber que eso era lo que merecía por lo que había hecho y peor aun, porque él lo quería y eso bastaba para rendirme dócilmente a sus pies. Cada huella dejada sobre mi cuerpo, cada gemido de dolor y cada profana promesa. Por él. Porque quería que me perdonara, porque quería demostrarle que podía soportarlo.

Su voz sonó demasiado lejana, sus palabras enredándose en la suavidad de sus caricias- ¿Qué? ¡No, no, no! ¡Por favor! Otra vez no, por favor, prometo hacer lo que quiera pero no… ¡Ouch!- mis dedos resbalaron desesperados contra las patas de las sillas, la respiración agitada y las lágrimas humedeciendo mis pestañas- ¡No puedo...!- porque podía sentir latir mi piel bajo cada uno de sus golpes, podía imaginar su mano caer una y otra vez contra mi cuerpo- ¡Mercurio! ¡Por favor, por favor!- quería que se detuviera, quería alejarme de ese terrible dolor, quería sentir la crudeza de sus manos una vez más.

Dejé que por fin sus manos me guiaran, incapaz de hacer algo más que seguir sus indicaciones por culpa del dolor. Pasé una pierna a cada lado de su figura y al quedar sentada sobre su regazo, no pude evitar la mueca de dolor ni un gemido de protesta al sentir la dureza de sus piernas contra el ardor de mi piel- ¿Mercurio? Estar así arriba de usted, duele y…- susurré antes de que sus dedos se deslizaron sobre mis mejillas y mi voz se quebrara contra su piel, esa retorcida devoción iluminando mi mirada- Gracias.

Sentí sus labios rozar los míos, tan efímeros, tan terribles, su perdón destruyéndolo todo a su paso dentro de mí, lo único que importaba. Me incliné inconscientemente hacia delante al sentir que se alejaba antes de cerrar los ojos y morder mi labio con fuerza por culpa de las punzadas de dolor- ¿Puedo…? ¿Puedo tocarlo, Mercurio?- apenas podía enfocarme en mis propias palabras, atrapada en los recuerdos que marcaban mi cuerpo y sus reglas, esas que hacían que mis dedos se alzaran para acariciarlo justo antes de apartarse impotentes- ¿Por favor?- quería sentir sus latidos bajo mi piel, quería adorar esas sombras carmesí que manchaban sus manos, un retorcido reflejo de mi propio dolor- ¡Dónde usted quiera y cómo quiera…! Sólo una vez, sólo…- insistí desesperada, incapaz de aguantar demasiado tiempo más sin aquel capricho, sin cometer un error incluso si eso significaba volver a ser castigada- ¡No sea malo, no…! Si me deja tocarlo, ¿después podemos hacer lo que usted quiera?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 422

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.