Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 23:46 por Arthyel

» Our Worst Nightmare... Our Damnation... Our Last Goodbye... (Oneshot)
Hoy a las 23:42 por Arthyel

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 23:24 por Khanan

» ღ Rose Workshop ღ Firmería
Hoy a las 22:32 por Khanan

» Registro de Rango
Hoy a las 22:18 por Khanan

» Registro de Grupo
Hoy a las 22:16 por Khanan

» Registro de PB
Hoy a las 22:15 por Khanan

» Flowing [+18] (Kya)
Hoy a las 22:13 por Trystan

» Time to Make you Mine... (Inaya)
Hoy a las 21:52 por Karellhen

» Draconians por Mes
Hoy a las 21:40 por Yanara

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


Will you hate me now? {C'Nedra}

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Dom Abr 23 2017, 04:04

En un barco...


El cuero y el saco con capucha en muchos lugares podía parecer sospechoso, pero en medio de un grupo de rufianes piratas era simplemente una elección de moda. Y nadie podía negar que me veía muy bien en negro. Me había contratado un viejo conocido ya que los susodichos se estaban metiendo con su negocio, venta de esclavos, y le estaba doliendo el bolsillo… en realidad pagarme a mí tampoco era barato, pero era una cuestión de egos no tanto de dinero. Estaban meando en territorio de ajeno, con precios más baratos y posesiones ilegales de gente.

Me había tomado semanas poder crear la persona necesaria, hacerme la imagen de viejo pirata buscando trabajo y amigarme con el capitán. Era un trabajo muy interesante, realmente. Y ese era mi primer día en el barco, no que tuviera intención de quedarme demasiado, pero un reconocimiento de la amenaza antes de lanzarse al ataque era indispensable para mantenerte con vida.

El capitán era un sujeto muy carismático, sucio como todo pirata, con el pelo grasoso tirado hacia atrás y bien peinado para agarrarlo con una cinta en su cuello. Tenía una barba bien cortada y una sonrisa constante. Kingslay se hacía llamar. Desconocía si era su nombre real, pero el juego de palabras me hacía creer que era su nombre “artístico”. Así como yo le había dado el mío “Hermes”. Cada uno con la reputación que le acompañaba.

Mis botas hicieron crujir una de las tablas de la parte debajo del barco mientras me daban “el gran tour”. Con una floritura de la mano me indicó las celdas.
–Y aquí guardamos la mercancía… -dijo con una sonrisa genial mostrando las celdas con mujeres. –Requiere de gran autocontrol para muchos de nuestros hombres no pasarse con ellas, así que seleccionamos con cuidado quién se encarga de… pulirlas.

Miré las celdas con un gesto aburrido. No tenía derechos sobre esas chicas, no las había comprado ni agarrado en términos legales, y encima tenían que sufrir un tratamiento acondicionador… el destino las odiaba sin dudas.

-Las acondicionas para los compradores? Interesante. –Mi gesto apenas cambió para dejar mostrar un poco de interés, digno de un sádico, pero no demasiado para que no me dejaran acercarme a ellas.

-Correcto, Hermes, amigo mío. Veo que te interesa, no me engañas. Pero entenderás que para que te deje entrar en esta zona tengo que ver con mis propios ojos de qué eres capaz. No podemos marcarlas ni arruinarlas definitivamente.


Asentí con suavidad.
–No se preocupe, Capitán. Me interesaban los métodos, no las mujeres. En Edén me dediqué a distintos aspectos del acondicionamiento, pero nada exactamente así. Es bueno aprender cosas buenas. Puedo mirar alguna vez?

Un extraño brillo se apoderó de los ojos del hombre. Shit. No me iba a hacer mirar. Me iba a hacer actuar, una prueba de lealtad para meterme en el negocio y que esté tan embarrado como ellos en el crimen. No quería verme obligado a actuar aún. Iba a tener que fingir ir con todo aquello y esperar que pudiera agarrar a varios dormidos o algo así.

Suspiré y esbocé una sonrisa de reticente aceptación.
–Vale, lo capto. Al menos puedo elegir yo? –Algo me decía que no, pero por intentar no perdía nada.






avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Abr 24 2017, 19:27

Sólo había bastado una promesa. Frágiles y oscuras palabras, el pasado opacando cada grito y cada advertencia que lentamente, morían dentro de mí. Su nombre. Entre susurros y sonrisas capaces de hacerme olvidar lo que usualmente acechaba detrás de aquellas inocentes miradas. Y después de tanto tiempo viviendo entre las sombras, aquél nombre, que sólo me pertenecía a mí, que sólo yo tenía grabado en mi alma, y que ahora era susurrado por alguien más en medio de aquella ciudad prohibida. Alguien que podía darme eso que tanto necesitaba, eso que tanto temía, eso que ya no podía negar. Alguien que podía acercarme a él, un poco más.

Las cuerdas se clavaban contra mis muñecas, raspando y marchitando mi piel. Sólo había alcanzado a poner un pie sobre aquella sucia cubierta. Un pedazo de tela sobre mi boca, un amargo sabor inundando mi lengua. Demasiadas manos, demasiadas risas. Los pies descalzos arrastrándose sobre las maderas, cabellos desordenados y calientes lágrimas sobre mis mejillas. Una advertencia en medio de oscuras intenciones y la desesperación carcomiéndome por dentro, quemando todo a su paso. Una mentira capaz de despertar algo más que los recuerdos.

Una mano se escabulló entre mis cabellos y tiró de ellos, arrastrándome en dirección a las entreñas del barco. Podía sentir mi cuerpo negándose, suplicando, tropezando una y otra vez. Y peor aún, podía sentir como algo dentro de mí le sonreía a esa oscuridad que se acentuaba a medida que nos perdíamos entre húmedos tablones y pálidas luces. No quería estar ahí, no quería aquél barco, no quería a aquél pirata. Lo quería a él y sólo a él. A esa promesa que se había convertido en cenizas, a esa retorcida ilusión que me había llevado hasta un barco que escondía caprichosas almas que prometían noches eternas. Quería no sentir que eso era justamente lo que me merecía, lo que había estado buscando.

El hombre que me había llevado hasta los pies de la escalera se detuvo bruscamente, sus dedos se enterraron en la base de mi cuello obligándome a volver el rostro en dirección a las celdas que se recortaban en la parte de atrás, gemidos de dolor y súplicas que jamás serían correspondidas deslizándose de entre los barrotes sin pudor alguno- Es una lástima que el capitán no te quiera ahí dentro. Hubieses quedado tan bonita dentro de una de ésas…-sentí cómo se acomodaba detrás de mí, su aliento deslizándose sobre mi piel, un escalofrío recorriendo mi espalda- Rogando como lo hiciste para que te trajéramos hasta el barco…-murmuró mientras su mano se deslizaba sobre el nudo alrededor de mi garganta, aquél que sostenía el harapiento vestido sobre mi cuerpo- Y pensar que nadie le creyó cuando dijo que no teníamos que molestarnos en ir a buscarte, porque vos solita vendrías a buscarlo- no podía controlar el temblor de mi cuerpo, el miedo mezclándose con la humillación que sus palabras despertaban en mí- Que así de entrenada estabas…

Mis pupilas se deslizaron erráticas sobre las dos siluetas que estaban frente a las celdas. No podía distinguir las facciones del hombre vestido de negro, su espalda vuelta hacia mí, su voz demasiado lejana. Pero a Kingslay, y aquella sonrisa que había sido capaz de arrastrarme hasta ahí, podía verlo con demasiada claridad. Y aunque él no dio señales de haberse percatado de nuestra presencia, yo sabía que nos había estado esperando. Porque estaba ahí, entre sus manos, la terrible prueba de jamás había tenido intención alguna de ayudarme. El delgado collar de cuero, los brillantes eslabones de una cadena que se enredaba entre sus dedos. Inconscientemente di un paso hacia atrás, chocando contra el cuerpo del otro hombre, sus manos sujetándome en el lugar con fuerza, un gemido cargado de pánico y desesperación ahogados por la mordaza. Y la sospecha de que mi alma se había rendido ante aquél hombre, en el mismo instante en que lo había escuchado pronunciar su nombre.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Dom Jul 09 2017, 03:15

Mi mente automáticamente catalogó a la mujer frente a mí. Era hermosa, cabello negro brillante, fino y sedoso, ojos almendrados y piel nívea. No tenía ningún interés para mí, pero podía ver que era un preciado bien de canje. Por dentro suspiré, esa clase de mujer era tan aburrida…

-Cuanto más te resistas peor la vas a pasar, no sólo aquí, sino también en el futuro. Seguir mis órdenes y acondicionarte a lo que viene es lo más inteligente que puedes hacer.

Dicho eso, no esperaba que me hiciera caso. La voluntad y el orgullo era algo integrado en la gente hasta que el sentido de preservación pateaba.
-No tengo paciencia. Cuando doy una orden si no es seguida de inmediato lo tomaré como un desafío, y los desafíos serán aplastados. Arrodíllate.

La mujer se arrodilló despacio, desconfiada.
-Lento, pero es entendible de una principiante. Ahora quiero que sin levantarte te arrastres hasta tu compañera y la beses. -Con una mirada de soslayo podía ver que los piratas estaban disfrutando de mi idea. Las chicas no tanto, pero estaban aliviadas de que les hiciera pedidos tan leves.

En un par de órdenes más parecía que las mujeres ya se sentían un poco más a gusto en ese pequeño juego sexual. Momento de hacer mi movida.
-Ahora toma una astilla del piso y clávala en los labios inferiores de tu amiga. -Esbocé una sonrisa, nadie en su sano juicio seguiría esa orden como si nada. Por supuesto, la chica ni lo intentó y yo agarré su mano con fuerza, lo suficiente para doler.

-Con el tiempo entenderán que elegir no seguir una orden, por innecesaria moral o por miedo, sólo traerá algo peor aún. Y no se engañen, el cuidado llega hasta el punto que es rentable, después de cierto punto aquel que no puede ser adoctrinado pasa a la categoría de dispensable. Y os juro que entonces lo que desearíais es que su destino fuera la muerte. No hay nada peor que ser mercancía barata.

Agarré una astilla del suelo y la clavé entre la uña y el dedo, escuchando sus gritos.
-Eventualmente uno se replantea qué es mejor, si sufrir por otro o simplemente acatar las órdenes… -trabajé las uñas  con cuidado para no hacer un desastre, pero generando dolor. -Eventualmente también se aprende que si siempre elegimos el dolor propio, tu amo puede elegir dañar al otro también, por capricho. La palabra justo ha dejado de existir en vuestras vidas, y en las siguientes semanas, lo vais a entender muy muuuy bien.

Aparté a la mujer de mí, con un tirón de sus cabellos y la vi desplomarse en el suelo agarrando su mano. Me giré hacia Kingslay con una ceja alzada para ver si le había complacido o requería algo más de mí.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Lun Jul 10 2017, 22:05

Sentí aquellas ásperas manos sobre mis hombros, empujando mi cuerpo hacia abajo. Mis rodillas golpearon contra el sucio suelo e incapaz de usar mis manos, atadas a mis espaldas, sólo podía aferrarme al control que esas vulgares manos tenían sobre mí. Porque era él quien me mantenía en mi lugar, eran sus dedos los que se aferraban de mis cabellos, era su cercanía la que erizaba mi piel, y sin embargo, nada de eso importaba. Mis uñas se clavaron contra la palmas de mis manos, mis pupilas, oscurecidas por el temor, sólo podían fijarse en la traicionera sonrisa de Kingslay. No había lugar para otra cosa dentro de mí, sólo él. Él y la promesa que sus manos encerraban, los recuerdos quemando mi piel, aquél maldito collar y… hasta que ella apareció.

Mi cuerpo se tensó, y de pronto, la escena frente a mí por fin logró traspasar mi propio dolor. Una ilusa protesta murió en mis labios, atrapadas bajo aquél pedazo de tela. No quería que la lastimaran, no quería ver su cuerpo marchito ni la desesperación de su mirada. No quería verla arrodillarse, no quería escuchar aquella oscura voz capaz de quebrar voluntades con sus retorcidos susurros. Intenté alejarme, cerrar los ojos y fingir que sólo era otra pesadilla más, pero sabía que no había escapatoria. Mi espalda se arqueó bruscamente, su mano tirando de mis cabellos, su boca sobre mi oído. E incluso a través de la mordaza, mis ruegos se rindieron ante el peligro que envolvía sus palabras.

Observé aterrorizada cómo la mujer se arrastraba hasta encontrar a su compañera, sus labios perdiéndose en el otro cuerpo, sus manos obedeciendo sin resistencia al hombre que se alzaba imponente sobre ellas. Los agitados murmullos de los piratas retumbaban en mis oídos, esa terrible anticipación agarrotaba mis músculos, un frío sudor perlaba mi piel. Porque la inocencia de aquellos caprichos no podía ser real, no podía durar demasiado. Nunca lo hacía. Una perfecta fantasía, una perfecta prisión construida en una falsa sensación de seguridad; sólo para por fin, cuando ya no había escapatoria, poder devorarte sin pudor alguno, clavar sus garras en tu alma, reclamando lo imposible.

Aunque el hombre de negro seguía de espaldas a mí, podía ver sus dedos, tan terribles y tan perfectos, exigiendo su recompensa. Intenté otra vez forcejear contra el pirata detrás de mí, buscando acercarme, arrastrarme ante los pies de aquél hombre, cómo la perfecta y dócil muñeca que era. ¿Por qué lastimarlas a ellas, cuando podía demostrarle a Kingslay que tenía razón sobre mí? Que todavía corría por mis venas aquél océano que me había enseñado a rendirme ante los caprichos ajenos, que ya no quedaba dentro de mí nada por reclamar, nada por salvar. Pero entonces, en la más exquisita de las ironías, en aquél cruel juego del destino, el hombre sin rostro por fin se apartó de las sombras que habían mantenido sus facciones ocultas.

Pude sentir el preciso instante en que mi corazón dejó de latir. En que mi respiración se detuvo, en que mi cuerpo se rindió ante el dolor. Aquello estaba mal. La mirada vidriosa y la confusión lentamente dando paso a algo más. Algo que no quería sentir, algo que me aterraba incluso más que la sangre que manchaba la pálida piel de la joven. No podía ser real. No. Un agrio sabor en la boca, el estómago revuelto y pesadas lágrimas deslizándose sobre mis mejillas. Cada golpe, cada recuerdo, arañando mi piel, más vivos que nunca, más peligrosos que nunca. Un ahogado gemido, quebrado, desesperado.

Mercurio.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Miér Jul 12 2017, 03:44

Sentí la mano de Kingslay en mi hombro, demasiado familiar, como una garra, posesiva y falsamente amistosa. Me giré a mirarlo. Mi rostro en blanco, para que él imaginase la reacción interna que quisiese.

-Interesante. Las mujeres no son de tu interé
s?

Ugh, desagradable. No iba a acostarme con él para mantener la tapadera. No había necesidad.


-Los placeres de la carne no mantienen mi interés. -Me encongí de hombros, no era cierto, pero tampoco era una persona tan sexual. Dependía demasiado de que otras cosas me agitaran. Merc era el sexual de los dos, por muy inocente que pareciera.

Me perdí la respuesta de Kingslay cuando al escuchar un gemido, viré mis ojos y la vi. Qué hacía allí? De toda la gente que podían haber agarrado tenía que ser ella? Tenía que asegurarme de sacarla y eso complicaba todo...

Tuve que volver a mirar al capitán, tenso por completo ante mi descubrimiento. En todo el camino con el capitán hacia mi nuevo puesto de trabajo, no pude sacarme de la cabeza la mirada de terror puro de C'Nedra.

Quizás finalmente había entendido que yo era un monstruo.


--------------------------------------


Fingí dormir mientras esperaba que la mayoría de los hombres se durmieran. Era casi la madrugada, faltaba poco para el siguiente turno, pero las drogas que había puesto en las cervezas me ayudarían.

Tomé ventaja de las hamacas que contenían piratas roncando. Mi daga trabajando rápidamente en ellos, manchando ligeramente mi ropa. La forma más rápida y silenciosa de matarlos, tendía a ser un poco escabrosa en la cantidad de sangre que llegaba a saltar.

Acto siguiente fui a la bodega. La lucha con el guardia allí no fue tan silenciosa, pero no duró demasiado. Tiré el aguardiente y la pólvora que allí guardaban y los encendí con la antorcha.

Entre el humo y los gritos me dirigí hacia las mujeres. Me preguntaba cuántos de los hombres pensarían en ir hacia allí... Esto no iba a ser fácil. Me encontré primero con el guardia y le pegué una patada en el pecho con toda mi fuerza, haciendo que su cuerpo impactara contra la puerta de la celda de las mujeres y la abriera.


-Rápido, vengan conmigo, y sigan mis órdenes. Puede que así logren salir todas con vida. -Estiré una mano hacia ellas, pero nadie quería hacer el primer movimiento. Mi show de hoy las hacía tener total desconfianza hacia mí. Busqué con la vista a C'Nedra, seguro de que iba a encontrar la misma duda en sus ojos.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Sáb Jul 15 2017, 00:42

Las maderas crujieron bajo sus pies, los gritos atravesaron la robusta puerta. Su mirada se posó en mí por unos instantes, esa eterna sonrisa asomando a sus labios. Ni siquiera necesitó de una amenaza, los dos sabíamos que jamás llegaría demasiado lejos, que sus manos encerraban una promesa de la que no podía escapar. La puerta se cerró a sus espaldas y una mano temblorosa se perdió entre mis cabellos hasta detenerse en la base de mi garganta. Podía escuchar la confusión que reinaba fuera del camarote, capaces de acallar incluso los desenfrenados latidos de mi corazón.

Me puse de pie con cuidado, sin atreverme a rozar mi cuerpo ni siquiera con mis propias manos. Mis pupilas se posaron inciertas sobre la puerta, la curiosidad carcomiéndome por dentro. Sabía que aquello era peligroso, que a los ojos del pirata, sólo estaría suplicando por sentir en carne propia las fantasías que se escondían en su interior. Y peor aún: sabía que si atravesaba esa puerta, él estaría ahí. Cerré los ojos con fuerza, mis manos cerrándose involuntariamente. ¡No se suponía que él estaría ahí! ¡No debería de…! Los gritos de la mujer resonaron en mis oídos, las risas, su voz. No. No debería de haber sido capaz de ensuciar sus manos con la sangre de aquella esclava.

Me obligué a arrastrarme hasta la cama, buscando alcanzar la puerta. Pero mis dedos se enredaron entre las sábanas aún calientes que escondían una patética imitación del pasado y una desgarradora calma se  apoderó de mi cuerpo. Me aferré a aquél delgado pedazo de cuero, una fría argolla quemando mi piel. No me atreví a detenerme a pensar lo  retorcido que era el ser capaz de encontrar un poco de paz en la familiaridad que me despertaba algo tan vulgar. Empujé la puerta con mi hombro, mis dientes clavándose sobre mi labio ante el esfuerzo, la sangre de una pequeña herida sobre mi boca, inundando mi lengua.

Había alcanzado la altura del hueco que llevaba al vientre del barco, cuando unos golpes secos atraparon mi atención, apartándome de la locura de humo y fuego que envolvía las siluetas de los hombres. Descendí en silencio, la mano que tenía libre arañando las paredes a mi lado, intentando mantener mi cuerpo alzado. Pero dolía. Cada paso, cada respiración. El recuerdo de aquellas ásperas manos, su aliento sobre mi piel, cabellos rubios y una vulgar astilla que… Me detuve bruscamente a los pies de la escalera, aquella silueta prohibida alzándose sobre las esclavas que intentaban alejarse de él, miradas cegadas por la desconfianza y el desafío.

-No las lastime- apenas un susurro, una súplica que cargaba con todo el peso de los horrores que corrían por mis venas- Por favor.

No podía mirarlo, mis ojos clavados en el piso, lejos de él, lejos del peligro que significaba en esos momentos tenerlo tan cerca de mí. Mis manos ocultas tras mis espaldas. No podía controlar el temblor que azotaba a mi cuerpo, esa mezcla de asco y desesperación, últimos atisbos de cordura. Porque sabía que en el instante en que me atreviera a buscar su mirada, en el instante en que mis manos lo rozaran, Mercurio sería capaz de descifrar lo que se ocultaba detrás del miedo que distorsionaba mis facciones.

-No a ellas- presioné e incluso a mis oídos, aquella insinuación rozó lo profano.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Dom Jul 30 2017, 02:01

C'Nedra no estaba allí. Lo cual era preocupante. Ubicarla en medio del caos y el fuego no iba a ser fácil. Sorprendentemente ella apareció sola. Por un momento me la quedé mirando como un idiota confundido. Si se había escapado, qué hacía allí?

Entonces habló y me dejó congelado un segundo. Alguna estúpida parte de mí había esperado que ella entendiera. Pero no. La molestia quemó mi pecho y le di un zape, muy merecido a mi entender. Y que podría haber ido con mucha más fuerza.

-De verdad crees que dejé mi trabajo para unirme a un grupo de traficantes de mujeres? Esa es la clase de opinión que tienes de mí? Vine a matarlos a ellos, las chicas me dan lo mismo, pero si me negaba a dañarlas no iba a tener la oportunidad de que bajaran la guardia. Ahora… -agarré su muñeca con fuerza. -Necesito que te enfoques, tenemos que salir de aquí antes de que vengan más. Tenemos la ventaja sólo si los agarramos de sorpresa… y no se quema el barco con nosotros.

Exhalé y la arrastré conmigo hacia las escaleras. Las mujeres no iban a seguirme, y lo cierto es que hasta eran una carga para mí. Si salían por su cuenta, bien. Sino, no era mi problema. C'Nedra era un caso muy distinto. Y de alguna manera, no me había dado permiso para lastimarla? Pues lo haría si era necesario para sacarla de allí.

Escuché pasos que venían hacia nosotros y empujé a la esclava a un hueco oscuro, tapando su cuerpo con el mío. Mi atención estaba en el pirata, pero no podía evitar sentir el aliento de ella chocando contra mi piel. Me separé de pronto y agarré al hombre por la espalda, le tapé la boca con una y lo degollé con la otra. Con mis manos manchadas de sangre agarré de nuevo el brazo de C'Nedra. Sintiendo que ponía una enorme barrera entre nosotros al tocarla con la muestra de mi verdadero yo: un asesino despiadado.

Subí algunos escalones y asomé con rapidez el rostro para ver el panorama en la cubierta. Algunas de las mujeres habían querido salir y los piratas las agarraban. Bajé un par de escalones y miré a C'Nedra. Lo más lógico sería dar a las mujeres por muertas y terminar de acabar con el barco de una llamarada. Sin embargo, dudaba que C'Nedra me perdonara algo así.

Idiota. No importaba lo que ella opinara. Ya bastante mal opinaba de mí. Y aún así había instalado esa duda en mí. Duda que nos hacía perder valiosos segundos en los cuales sólo la miraba tratando de encontrar una respuesta.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Miér Ago 02 2017, 04:11

No lo había hecho sólo por ellas, no me había ofrecido por alguna noble y altruista razón. Lo había hecho porque era él. Por esa peligrosa y retorcida confianza que tenía por el hombre que se alzaba frente a mí, por la perfecta y repugnante dependencia que comenzaba a enredarse en mi alma una vez más, por la amenaza que significaba el ser capaz de rendirme tan fácilmente ante él. Y si aquello era lo que necesitaba, esas inocentes fantasías que pronto se convertían en macabros caprichos, quería ser yo quien trajera a la vida cada una de esos perfectos anhelos. Porque él lo había hecho por mí, porque aquello era lo único que conocía.

El reproche inundó mis facciones al sentir el golpe de su mano contra mi nuca. Incluso a través de la confusión y el miedo, esa pequeña parte de mí que aún se mantenía lúcida supo distinguir la intención detrás del brusco gesto. Aquél golpe no bastaba para lastimarme, y él lo sabía- ¡Lo lamento! No quise decir eso, jamás…- exclamé con cierta desesperación, quería explicarle que ya era demasiado tarde, que no había horror capaz de opacar lo que pensaba sobre él, que ni siquiera el miedo que me provocaba lo que sus manos y su imaginación eran capaces de hacer bastaba para alejarme- ¿Qué? No, no… No tenemos, yo…- al sentir sus dedos cerrándose con fuerza contra mi muñeca, el resto de la frase murió en mi garganta.

Me dejé arrastrar hasta las escaleras, con el largo del andrajoso vestido enredándose entre mis piernas y el calor de su mano acallando el temblor de mi cuerpo- ¡Oh!- fue todo lo que alcancé a protestar al sentir que bruscamente me empujaba a un costado; atrapada entre rugosas maderas y la dureza del cuerpo de Mercurio, podía sentir cada cardenal latiendo enfurecido bajo mi piel; al percatarme de que era lo que había llamado su atención, mis manos revolotearon sobre el largo de su espalda hasta enredarse débilmente entre su camisa- ¿Mercurio?- ni siquiera fui consciente del instante en que su nombre abandonó mis labios, un susurro nacido por el instinto de tenerlo cerca y el miedo que aprisionaba mi cuerpo.

Incapaz de moverme, observé con una mezcla de pavor y fascinación, como el pirata caía a los pies de Mercurio. Intenté alejarme de él al notar que volvía a acercarse a mí, pero no había dónde escapar. Y peor aún: no quería hacerlo. Mis pupilas se deslizaron erráticas sobre mi brazo, sobre las huellas que había dejado sobre mí. Cerré los ojos. Podía sentir el desenfrenado subir y bajar de mi pecho, la sangre quemando mi piel allá dónde Mercurio me había tocado. Sólo cuando sentí su mirada clavada en mí, me atreví a enfocarme en él. Ya no podía escuchar el caos que azotaba la cubierta ni los gritos de las mujeres. No había lugar dentro de mí para la sangre que comenzaba a manchar mis pies desnudos ni para aquella lejana risa que sólo yo podía escuchar.

Me acerqué hasta él despacio, no podía descifrar que estaba pensando o que era lo que veía en mí. Pero no me importaba. Porque en esos momentos estaba cegada por el pasado- No quiero que lo lastimen, Mercurio- acaricié su mano casi con reverencia, la sangre que manchaba sus dedos ahora perdiéndose entre la oscuridad de mi piel- Kingslay, él…- imaginarme a Mercurio enfrentándose al pirata me provocaba nauseas, retazos carmesí y afilados destellos inundaban mi mente- ¡Se tiene que ir! ¡No debería de estar acá!- busqué su mirada, desesperada y oscurecida por el temor- ¡Por favor!- necesitaba mantenerlo alejado del pirata, necesitaba que… bruscamente me alejé de Mercurio y apenas rozando con una de mis manos el collar que estaba escondido en uno de mis bolsillo, continué- Yo puedo hacer que no se fije en usted mientras escapa- y antes que pudiera detenerme, empecé a subir las escaleras- Yo puedo distraerlo, Mercurio.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Vie Ago 04 2017, 03:10

Alcé una ceja. Las bolas no había querido decir eso. Las mías preferentemente. No quería pensar en las de ningún otro miembro de ese barco. Si había algo que había conservado de su infancia era la necesidad de la limpieza. No era un loco excesivo, pero ciertos cuidados eran apreciados por su nariz.

No estaba seguro de a qué protestaba tanto, tampoco era momento de averiguarlo. Me sorprendía que aún fuera capaz de tocarme, sin asco ni miedo. Simplemente agarrándose de mí como si nada hubiera pasado, con confianza de que yo la guiaría a buen puerto. Esa chica era peligrosa para sí misma. Después de lo que había visto de mí debería estar huyendo.

Parpadeé descolocado. Que me lastimaran a mí? Esa idea no se me había pasado por la cabeza. Yo ponía mi seguridad antes, siempre. Porque yo no cuidaba sólo de mí. Yo cuidaba de Merc también. Ser atrapado era último recurso. Había estado cavilando sobre lastimar a las chicas… pero arriesgarse de más no era mi intención. Y sin embargo… simplemente quemarlas era la opción más segura. Y yo dudé. Dudar es morir. Mierda. C'Nedra quizá no estaba tan desacertada.

La miré con sorpresa. Yo me tenía que ir? Ella era la que estaba de más! Ella la que no debería estar allí. La que estaba en peligro sin poder defenderse. Y sólo pude mirar estúpidamente como se alejaba hacia la cubierta. Podría haber estirado la mano, pero por mi sorpresa había sido demasiado tarde, se había asomado lo suficiente para que la vieran, y si la atraía ahora, eso sólo haría las cosas más difíciles.

Cerré mi puño con fuerza. Esa idiota.

Bajé la cabeza rodando escenarios en mi cabeza. La mataría en cuanto la recuperara. Aplastaría su cuello con mis propias manos!

Bueno, no realmente. Respiré hondo. Mi fastidio no era suficiente para eso. Pero aprendería a preguntar. OH SI. Esa sería una lección que no olvidaría. Me iba a encargar de eso.

Escuché conmoción afuera… C'Nedra había hablado específicamente de Kinslay. Entrecerré los ojos. Había algo muy raro aquí, pero quizá podía confiar en que había ido hacia él. Que había un interés personal. Y que realmente lo distraería.

Y si por rescatarla las otras chicas morían, pues la culpa sería compartida, verdad? No me dejaría solo por dañarlas. Esbocé una sonrisa mientras diseñaba un plan. No iba a matarlas, al menos no sin ver cómo se tornaba la situación, aunque podría ocurrir que los piratas las mataran. Mi estilo de vida me hacía inmune a la culpa por esas cosas, pero no quería que C'Nedra dejara de hablarme.

Al final era una solución perfecta.

Agradecería a C'Nedra… una vez que la castigara apropiadamente.

Recordaba la ubicación general de Kingslay de mi vistazo, y con eso en mente me largué a correr hacia la dirección en la que había venido. El humo del fuego colmaba el techo. Me detuve debajo de la semitapada compuerta de madera. Estaba cerca del centro del barco y de ellos. Me saqué la ropa con rapidez, atándola en un bulto de manera experta. Siempre llevaba una cuerda conmigo para estos casos. Muchas veces había perdido mis cosas por transformarme, pero intentaba no dejar rastros míos. Aunque sea debía lanzarlos al mar.

Una vez que lo tuve listo, me agazapé apretando los dientes que con rapidez se extendieron en un hocico. Podía sentir el ardor de mi piel transformándose en escamas verdes y cobre. Mis huesos hicieron horribles sonidos, los cuales parecía que iban a partirse. Crecieron y cambiaron de forma. Apenas pude contener un gruñido al transformarme en una versión miniatura de mi verdadera forma, pero una que dejaría una maniobrabilidad perfecta. Mi cuerpo brillaba con un color broncíneo por la escasés de luz. Agarré mi bolsa con la boca y salté con toda la fuerza de mis patas rompiendo la compuerta. La madera estalló en pedazos, el humo acompañando mi salida. Esperaba tener el efecto sorpresa para saltar sobre Kingslay antes de que pudiera actuar. Y con mi mirada los busqué. A Kingslay, y a ella...





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Ago 06 2017, 05:09

Su nombre era lo único que llenaba mi mente en esos momentos, una letanía que acompañaba cada desesperado latido de mi corazón mientras corría sobre la cubierta teñida de humo y fuego. Necesitaba mantener a Mercurio lejos de Kingslay, de la crueldad de su sonrisa, de sus terribles manos. Y sobre todo, de la razón por la cual había ido al encuentro del pirata. Sólo tenía que distraerlo unos instantes. Sólo un efímero momento para que él pudiese escapar, dejar atrás la locura que había despertado por alguna razón que no había alcanzado a comprender. Mercurio tenía que salir del barco y eso era lo único que me importaba. Ni por un instante me había detenido a pensar lo que eso podía significar para mí.

Había alcanzado a rozar con las puntas de mis dedos el pomo de la puerta de su camarote, cuando sentí como una mano se perdía entre mis cabellos y sujetándome con fuerza, me tiraba contra la pared más cercana. Varios de sus hombres estaban muertos y parte de su barco estaba siendo devorado por las llamas. El odio ardía en su mirada y yo le había dado la excusa perfecta para dirigir toda su frustración hacia mí. Yo no significaba nada para él, sólo un patético juguete para aplacar su furia. Y en esos momentos, mientras los hombres a sus espaldas intentaban controlar las llamas, eso era justamente lo que necesitaba.

Su mano se deslizó hasta encontrar mi garganta, sus dedos se clavaron contra mi piel con fuerza. Podía sentir cómo la falta de aire comenzaba a quemar mis pulmones mientras la desesperación corría por mis venas. Apenas podía mantenerme en puntas de pie, sostenida sólo por la rabia de su agarre y el calor de su cuerpo tan cerca del mío. Me retorcí bajo él y ante la macabra sonrisa que iluminó su mirada, fui terriblemente consciente de que ni siquiera había sido capaz de enterrar mis uñas contra la carne de la muñeca que tenía entre mis manos. Sentí la aspereza de su mano deslizarse contra mi muslo. Mi cuerpo se tensó, mis dientes rasgaron la piel de mis labios y el miedo por fin reclamó su lugar dentro de mí. La presión sobre mi cuello aumentó un poco más, sus dedos desaparecieron bajo mi vestido y…

Por un efímero instante, el silencio reinó sobre la cubierta. Pedazos de madera caían olvidados a nuestros pies y las pálidas luces del amanecer parecían filtrarse tétricamente a través del humo. Jamás alcancé a notar la sorpresa en los rostros de los hombres, jamás me percaté de la daga que resplandecía en las manos del pirata. No podía enfocarme en Kingslay ni en sus compañeros. Ni siquiera el nombre de Mercurio latía bajo mi piel. Porque sólo tenía ojos para la pequeña y alada criatura que acababa de surgir de las entrañas del barco. Sólo un efímero instante, en dónde mi fascinación fue capaz de rivalizar incluso con mis pesadillas, justo antes de que el caos volviera arrastrándose de entre el olvido.

Sin las manos de Kingslay para sostenerme, había caído sobre el sucio suelo. Mientras intentaba recobrar el aliento, entre jadeos y las lágrimas que quemaban mis ojos, mis pupilas se clavaban hipnotizadas sobre los destellos de bronce que desprendía el cuerpo del dragón. Vi moverse al pirata por el rabillo del ojo, sus dedos jugando provocativamente con el puñal. ¡Iba a lastimarlo! Iba a lastimar al dragón y entonces… el dragón se defendería- ¡No!- grité mientras me ponía de pie, sosteniendo mi cuerpo contra la pared- ¡Por favor!- rogué con la voz ronca, dolía el sólo hecho de tener que abrir la boca, pero no podía permitirme perder al único hombre que podía darme aquello que más anhelaba- ¡No lo lastime!- le rogué una vez más al dragón, antes de que un último susurro cargado de pánico y repugnancia por mi misma, abandonara mis labios- Lo necesito.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Sáb Ago 19 2017, 21:25

Por un momento, por un ridículo y largo momento pensé que C'Nedra estaba asustada o por ella, o por mí. Cuando finalmente comprendí que intentaba proteger a Kingslay el amargo sabor de la bilis se hizo presente en mi garganta.

Celos...

No había sentido celos así de fuertes en mucho tiempo.

Desde luego no me engañaba considerándome abstraído de ninguna emoción, los celos no me eran ajenos, pero normalmente los apagaba por cosas que no podía obtener. Quizá por eso esta vez ardieron en mi pecho. La atención y protección de C'Nedra era algo que consideraba que podía obtener sólo para mí.

Oh, sí.

Sabía perfectamente como captar su indudable atención sólo para mí. Cómo volverme el centro de atención de todo su mundo. Y el primer paso era deshacerme de esa asquerosa pieza humana que se hacía llamar pirata.

Ahhh... pero lo haría con lentitud. Lo saborearía.

Kingslay estaba esperando un golpe en ese momento, y aprovechando la idiotez de C'Nedra la agarró del cabello y puso el filo de una espada contra su cuello. Sus labios se movieron pero no presté atención a qué clase de amenaza formularon, yo sabía bien qué quería decir. Si lo atacaba la mataría.

Esbocé una sonrisa llena de dientes brillantes. Mirándole hasta el último momento posible me giré y salté sobre uno de los otros piratillas por allí que jugaba con las esclavas capturadas. Escuché con satisfacción un gran crack debajo de mis patas. La esclava gritaba aterrada intentando alejarse arrastrándose por el suelo. La pierna dañada en mi ataque. No le presté atención sino que me dediqué a afilar mis garras en el cuerpo debajo del mío. La sangre invadió mis garras y salpicó a la mujer.

Como un gato salté trotando con rapidéz a mi siguiente objetivo. Estampé con la cola a uno contra la pared que daba al camarote del capitán y a otro lo mordí al pasar, llevando el cuerpo en mi boca, chorreando sangre por todo el camino.

Aún con el sujeto en la boca salté sobre otro y lo desgarré con mis garras mientras éste intentaba penetrar la armadura que generaban mis escamas, golpeando con una espada contra mi cuerpo.

Mis garras penetraban su piel como si fuera agua y el brutal sonido hizo gritar a varias mujeres que se alejaban horrorizadas. Mi rostro salpicado de sangre observó a Kingslay con satisfacción. Había acabado con sus minions y ahora iba a por él.

Escupí mi mordillo y sin querer mi bolsa cayó al piso entre los restos de gore y piratas. Con una enorme sonrisa salté hacia Kingslay extendiendo mis alas. Kinslay se apartó y blandió su espada contra mis garras. Sentí un escozor pero no me paré a mirar. Una pequeña herida no merecía desviar mi atención. Hundí mis dientes sobre su hombro con inmensa satisfacción. Mi mirada verduzca se deslizó hacia C'Nedra. Lo necesitaba? Pues qué lástima!





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Dom Ago 20 2017, 23:46

Sentí el frío acero quemar mi garganta, el calor de mi piel contrastando furiosamente contra aquella afilada pieza capaz de hacer que mi cuerpo se rindiera dócilmente ante la amenaza que acechaba detrás de tal gesto. Mis dedos se deslizaron débilmente por el largo del brazo que sostenía la espada antes de alcanzar a rozar la empuñadura. Kingslay podía seguir ocultándose detrás de mí, podía deslizar sus manos sobre mi cuerpo y seguir acariciando con aquella horrible espada el largo de mi cuello. Porque no era capaz de negarme, porque era la única forma en que podía mantenerlo a salvo.

Pero el pirata no era el único ser sobre esa cubierta capaz de arrancarme hasta el último atisbo de cordura. Y demasiado pronto, aquella terrible criatura alada reclamó su lugar dentro de mí. Se agazapó dentro de mí, arrastrándose y enterrándose cada vez un poco más en mi propia carne, adueñándose de mi confusión y esa oscura reverencia que me cegaba por completo. Porque ya no podía distinguir entre el horror e ilusos errores y mi propio rechazo parecía desvanecerse cada vez un poco más por culpa de esas retorcidas fantasías que revoloteaban sobre mi piel.

No podía apartar la mirada del dragón, atrapada en el delirio que significaba encontrar una perversa fascinación en la destrucción que cada uno de sus gestos era capaz de crear. Sus garras se enterraban, tan grotescas y salvajes, sobre los marchitos cuerpos y sus colmillos resplandecían teñidos de sangre. No podía controlar el temblor de mi cuerpo ni las lágrimas que se perdían entre mi piel. Quería salir de ahí, quería alejarme de aquella pesadilla. Y sin embargo, incluso a través del asco y el miedo que aprisionaban mi cuerpo, del dolor y la desesperación, un solo sentimiento ardían en mi mirada, incluso más fuerte y oscuro que antes, más peligroso y tentador: una adoración que ningún un esclavo debería jamás atreverse a portar.

En el momento en que el último de los hombres del pirata cayó a los pies del dragón, no hubo lugar para la duda: el hambre ardía en su mirada al enfocarse en Kingslay y nada ni nadie iba a evitar que reclamara su recompensa. El pirata me empujó a un costado para poder alzar su espada. Retrocedí torpemente unos pasos, mis manos cubriendo mi boca para ahogar los gritos que amenazaban con abandonar mis labios. Pode escuchar el preciso instante en que los colmillos de la criatura rasgaron la carne, en que los huesos se quebraron y las gotas de sangre finalmente repiquetearon contra la sucia madera. Y por encima de todo eso, pude sentir la mirada del dragón clavada en mí.

Como una profana ofrenda o una advertencia que no lograba comprender, el cuerpo del pirata por fin cayó sobre el suelo, entre las patas del dragón. Pero yo no podía ver nada más allá del hecho que al matarlo a él, me había arrebatado la única posibilidad de encontrar de vuelta a mi pirata. Corrí en dirección a Kingslay hasta caer arrodillada a su lado. Mis dedos se deslizaron sobre su rostro con cuidado, apenas rozando sus párpados para poder cerrarlos antes de detenerme inconscientemente sobre esa malvada y mentirosa sonrisa que incluso entonces no parecía capaz de abandonarlo. Frustrada y dolida, limpié con mis sucias manos las huellas de mis propias lágrimas.

Con el cabello desordenado, oscuros cardenales recorriendo mi cuerpo y un andrajoso vestido humedecido por la sangre, alcé ligeramente el rostro para poder mirar al dragón- ¿Por qué…? ¡No es justo!- protesté aún arrodillada frente a él, con la sangre aun caliente del pirata sobre mis manos- ¿Por qué tenía que lastimarlo? ¡No le había hecho nada malo!- aunque una parte de mí gritaba porque me alejara del dragón, mi cuerpo parecía incapaz de apartarse, algo más fuerte que la razón atrayéndome instintivamente hacia él- Kingslay… él sólo… No era muy bueno y me hizo cosas feas, pero… ¡Pero no quería que lo lastimara! Él quería ayudarme, de verdad, y ahora yo…- mordí el interior de mis mejillas, ya ni siquiera sabía porqué seguía defendiéndolo ante el dragón pero no podía evitarlo- Dragón malo… ¡No tenía que portarse mal!- le reprendí suavemente mientras mis pupilas se deslizaban  por las escamas manchadas de carmín que parecían cubrir cada rincón de su cuerpo; me puse lentamente de pie sin apartar la mirada, con el corazón latiendo desenfrenado bajo mi pecho mientras estiraba una mano en su dirección antes de susurrar- Malo, malo…
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Mar Ago 22 2017, 00:35

Fue casi anticlimático vencer tan fácil a Kingslay, pero nada me quitaba la satisfacción de aplastarlo con mis zarpas mientras estaba moribundo.

Miré a C'Nedra incrédulo. Por un lado se me hacía que no sabía con quién hablaba, y por el otro... se creía que yo era un perro?

Esbocé una sonrisa llena de dientes filosos y me acerqué a ella hasta empujarla con mi hocico para que cayera al suelo. Me paré con las patas por encima de ella y una enorme sonrisa.

-Por qué? -Pregunté con mi voz más gruesa por mi transformación, pero mi tono igual al de siempre. -Tengo una lista muy grande de razones, C'Nedra, pero la mayor razón es que fue tu elección. En el momento en que dejaste que te pusiera una mano encima lo condenaste a que no lo dejara ir bajo ninguna posibilidad. Pasó de ser un trabajo a algo muy personal. La real pregunta es: por qué intentaste defender a esta escoria...

Salí de encima de ella y fui a buscar mi bolsa. La levanté con una garra. La tela chorreaba sangre. Estaba arruinada la ropa desde luego, pero las otras cosas no.

Observé a las mujeres que estaban por allí intentar huir de mí. Oculté un suspiro, eran incapaces de diferenciar amigo de enemigo por mis métodos, y estaba seguro que la guardia costera pronto estaría aquí.

Me agazapé un poco y extendí mis alas. Miré a C'Nedra.
-Sube. Hablaremos a fondo en casa sobre tus razones. Y como hagas una tontería más... -la agarraría con mis garras y la llevaría de prepo. Pero dejé la amenaza abierta para que usara su imaginación.-Recuerda que tu cuerpo ya tiene marcas esta noche gracias a ellos, y tienes tu excusa de por qué... una marca más que yo le haga dará igual... -Era una amenaza, y también una promesa. La clase de marcas que yo tenía interés en hacerle poco tenían que ver con los destrozos que acababa de hacer en el barco. Lo nuestro era un estudio de disciplina y descargo mental. Era recordarle al final del día quien era yo para ella. Y cuán irremplazable podía convertirme en su vida.

No tenía idea de qué podía proveerle Kingslay, pero estaba seguro de que no podía darle lo que yo. Y no me cabía duda de que nuestra charla revelaría justamente eso.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por C'Nedra el Jue Ago 24 2017, 04:02

Aquellos colmillos manchados de sangre fueron lo último que alcancé a ver antes de encontrarme tirada bruscamente sobre el suelo. Intenté alejarme de él, las palmas de mis manos arrastrándose sobre el astillado piso, mis dedos tropezando entre pegajosos restos y húmedos harapos. Pero en el momento en que el dragón se alzó sobre mí, mi cuerpo dejó de pertenecerme. No podía moverme, no quería hacerlo. Los ojos agrandados por el temor y esa maldita curiosidad, los labios ligeramente separados por culpa de mi agitación y la certeza de que estaba caminando directo a una trampa. Y entonces, cuando creí que ya no podía sentirme más atrapada, su voz se deslizó sobre mi piel arrancándome todo atisbo de seguridad.

Había suplicado por Kingslay. Me había arrastrado sobre su cuerpo marchito y había pedido una explicación por su muerte. Había defendido al hombre que me había arrastrado de vuelta a las pesadillas. Y lo había hecho frente a Mercurio. Cerré los ojos al notar que se apartaba de mí. No entendía porque temblaba, o porqué el único pensamiento que revoloteaba por mi mente era el imaginarme rogándole una y otra vez que me perdonara, prometiéndole cosas imposibles y… O tal vez, entendía demasiado bien. Y por eso esta vez, ni siquiera me atreví a protestar ante sus palabras. Había cometido un error y lo sabía.

-¡No voy a hacer ninguna tontería! Se lo prometo, Mercurio, confíe en mí, por favor, yo…- me apresuré a contestar, sin querer escuchar el resto de la amenaza: porque no la necesitaba, porque en esos momentos podía pedirme que sacrificara mis recuerdos y no sería capaz de detenerlo- Me voy a portar bien…- continué e incluso a mis oídos no pasó desapercibido el desesperado intento de endulzar con promesas mi falta- Like a good girl- susurré cambiando inconscientemente de lengua, aunque una parte de mí recordaba exactamente cuando él había hecho lo mismo, aquella lengua extraña despertando memorias que en aquél momento parecían terribles y perfectas profecías.

Esquivé su mirada ante sus ultimas palabras. Mis dedos se deslizaron ansiosos sobre mi garganta hasta detenerse sobre el escote del marchito vestido, buscando tapar ilusamente las huellas que Kingslay había dejado sobre mí. La culpa se dibujaba entre mis facciones, pero por encima de ella, era el miedo y esa perversa anticipación en la que Mercurio parecían tan fácilmente capaz de arrastrarme con una simple y retorcida amenaza, lo que latía bajo mi piel. No quería que él estuviera enojado conmigo, no quería ponerme a pensar porqué ni siquiera me había atrevido a reprocharle su conducta anterior con las esclavas. Porque sabía que la respuesta estaba en ese escalofrío que había recorrido mi cuerpo al escucharlo hablar.

Pero esa oscura necesidad por el pasado pareció desvanecerse en el instante en que comprendí que era lo que él me había pedido- ¿Quiere que… me suba arriba de usted? ¿Puedo hacer eso? ¿De verdad?- repetí con la incredulidad tiñendo mi voz y esa infantil excitación carcomiéndome por dentro- ¿Está seguro? ¡No quiero lastimarlo o pesarle mucho y que…! ¡Oh!- incapaz de refrenarme y ajena a cualquier peligro, con una sonrisa cargada de adoración me puse rápidamente en puntas de pie para poder dejar un beso sobre las duras y verdosas escamas que cubrían su cuello- ¡Perdón!- exclamé entre risas y esta vez, el rápido beso fue a modo de disculpas antes de cubrir mi boca con mis manos para evitar que se enojara más por culpa de mi arrebato.

Me volví ligeramente para poder colocar una mano sobre su lomo, pero antes de que pudiera darme cuenta, las puntas de mis dedos se deslizaron casi instintivamente sobre el nacimiento de sus alas. Contuve la respiración, mis pupilas siguiendo hipnotizadas el movimiento de mi mano.  Podía sentir el calor que su cuerpo desprendía, mi caricia tornándose aún más delicada al alcanzar la delgada membrana de su ala. No me atreví a volverme para ver si él me estaba observando, y mordiéndome el labio para ahogar cualquier sonido, volví a enfocarme en cómo subirme. Tironeé de la tela que se arremolinaba en mis caderas mientras enganchaba mis piernas en el hueco de sus alas- Sé que me porté mal y no merezco que usted me deje tocarlo pero…- me deslicé un poco más arriba, tratando de encontrar un punto más suave sobre su columna- ¡Ouch! ¿Mercurio? No es muy cómodo todo esto, es muy duro y...  Creo que extraño la cama de Kingslay, era más blandita- añadí distraída justo en el momento en que sentí el cuerpo del dragón moverse debajo de mí.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 425

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Mercurio el Sáb Ago 26 2017, 21:17

Estaba seguro que de poder verme, notaría mis pupilas dilatarse. Sus palabras, ecos de las mías, me recorrieron como un escalofrío. C'Nedra tenía esa capacidad de decir cosas no inocentes de una manera tan ingenua… no estaba seguro de si era la cosa más infuriante o algo salido de una fantasía. Pero sí sabía qué papel jugaba yo en todo eso. Aunque prefería no decirlo en voz alta.

Iba a decir que no iba a lastimarme, que no fuera ridícula, cuando me besó, y luego me pidió disculpas. No sabía bien por qué. Esa mujer siempre me resultaba incomprensible. Y entonces demostró que si bien no era justo lastimarme, tirar y pisotear mis alas no era agradable. Sin embargo lo toleré.

Sentía las caricias en mis escamas, de una manera muy distinta a mi forma humana. Era una sensación extraña. Preparé mis alas para despegar y entonces se empezó a mover… y mover… y wtf… ella… ugh…

Mejor no decía nada, pero en serio, lo hacía a propósito, no? NO?

Y entonces… ENTONCES! Tenía que ir y hablar de Kingslay. No sólo eso, de su CAMA, comparándola y EXTRAÑANDOLA. Y yo hice exactamente lo que hubiera hecho cualquiera. Lo más y perfectamente merecido.

-Así que la cama de Kingslay, eh? -Con un salto retobado alcé las patas traseras y la mandé a volar directo hacia el agua. Ahí tenía la cama de Kingslay.

Levanté vuelo y disparé ráfagas de fuego al barco antes de lanzarme en picada hacia el agua y agarrarla en la garra que tenía libre.


-Eso te enseñará a no hablar de otros hombres cuando montas a alguien -solté con diversión antes de subirla a mi lomo con las dos patas delanteras. Y así emprender el viaje, zurcando los cielos de Talos con una sola dirección en mente.

Cuando el mar dejó de lado al puerto, las gotas habían dejado de caer frecuentemente de nuestras formas. La noche estrellada aún no presentaba señales de que iba a amanecer, aunque no tenía tanta idea de qué hora era realmente. Esperaba no llamar la atención de ninguna patrulla noctura por el toque de queda...

Descendí con rapidez en la zona de bajas casas, nada ostentosas del pueblo en general y troté unas dos cuadras hasta la mía. Escuchando una patrulla acercándose a lo lejos, abrí con dificultad en mi forma, y metí a C'Nedra por la puerta antes de cambiar y entrar, tirando mi bolsa adentro. No entraba por la puerta con mi forma de montura.

Desnudo, mojado y ensangrentado, cerré la puerta y acorralé a C'Nedra contra la pared. No tenía ninguna verguenza de mi cuerpo lleno de cicatrices y algunos tatuajes. Eran la prueba de mi resistencia, y mi cuerpo en general sabía que tenía formas agradables a la vista, no tenía por qué avergonzarme.

-Vamos a empezar con lo que más me interesa saber, y de allí decidiré qué haré contigo: Por qué necesitabas a Kingslay? -Pregunté en un tono bajo y amenazador. No estaba nada complacido





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 392

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Will you hate me now? {C'Nedra}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.