Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Una reunión importante [ Atish/Waleska] [Priv]
Hoy a las 01:29 por Waleska

» La cacería [priv. Kallistrate]
Hoy a las 01:14 por Erian

» Confirmaciones de Afiliación
Hoy a las 01:11 por Invitado

» La Danse de la Lune ✥ Trystan
Hoy a las 00:29 por Kya

» Firmería v 2.0
Ayer a las 21:30 por Lilit

» La Guardiana
Ayer a las 20:19 por Lilit

» Hot Meal - Privado -
Ayer a las 16:04 por C'Nedra

» Sing me to sleep. (0/2)
Ayer a las 14:37 por Kaira

» Quomodo fabula, sic vita | Privado.
Ayer a las 14:28 por Kaira

» Registro de Rango
Ayer a las 11:49 por Odette

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

08/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
59/60

Afiliados Normales


Nuevas Amistades [Moira]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Lun Abr 10 2017, 01:23

Todo era un revoltijo en la cabeza de el dragón, en muy poco tiempo todo lo que creía había sido cambiado y todo por una sola persona, una persona que no solo le había hecho cambiar su manera de pensar si no que le había hecho cuestionarse a si mismo y a sus propias lealtades, le había abierto los ojos ante una Madre cruel. También había hecho que el cargo de conciencia se apoderara de el, ahora se arrepentía de todo el sufrimiento que había causado tanto a humanos, como dragones y sobre todo híbridos.

Necesitaba relajarse, necesitaba distraer su mente y sin duda la violencia era una de las mejores formas de hacerlo, por lo que había decidido ir a entrenar al patio de armas, ahí podría descargar todos sus sentimientos.

Al llegar, saco su espada y comenzó a golpear a un muñeco de practica que había, pero para su sorpresa comenzó a imaginar a este muñeco como a la mismísima Reina Madre y al hacerlo comenzó a golpear el muñeco con furia y de manera incontrolable. Cualquiera que lo viera en ese momento, diría que era un loco de remate.

Aunque no muchos se acercaban a Thurdok, ya que era un dragón relativamente viejo que antiguamente había sido conocido por su sed de sangre, es por eso que nadie se acercaba a preguntarle que le pasaba, porque sabían que podían meterse en un lió.

Realmente el dragón no entendía como había pasado de amar a la Reina Madre con total devoción a odiarla de una manera inimaginable.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Mar Abr 11 2017, 15:18

Sus energías eran gastadas en la idea de salir de aquel mundo cruel. Su corazón aún esperaba al dueño de sus latidos, a que el amor de su vida acudiese en su rescate. Su mente, ajena al profundo sentimiento que profesaba al pelirrojo, veía cómo la esperanza era destruida en mil pedazos. Aunque había dispuesto de escaso tiempo para salir del cuarto oscuro y de registrar el castillo, nadie la había reconocido en ese enorme lugar. Sola, perdida, desamparada... estaba completamente por su cuenta. Y era consciente que tenía que velar por sí misma. Por mucho que en lo más profundo de su alma continuase aguardando a aquel desafiado de quien siempre sería suya.

Ya había escapado en una ocasión, deambulando por el bosque y siguiendo el curso del río hasta su desembocadura. Sin saber que su corazón la quería guiar hasta las alcantarillas. Pero había sido atrapada y devuelta a la dragona que se había afanado en demostrarle lo cabreada que estaba con esa huida. Ni decir tenía que después no pudo apenas moverse. No obstante, no se había arrepentido. Estaba dispuesta a hacerlo una y otra vez, pensando que simplemente quería huir del castillo, de las torturas, de la esclavitud. Mas era más que eso. Aún cuando su mente no lo recordaba, su alma quería regresar con Elianne, con Trystan, con Megerah. Con todas esas personas a las que quería y había llegado a apreciar.

Pero la próxima vez programaría mejor irse. Por eso, observaba, cada vez que podía, los recovecos que iba redescubriendo de aquel lugar de piedra. Aún le quedaba controlar las idas y venidas de la comida, para poder agenciarse algo para su viaje. Y saber los turnos de los guardias. Continuaba siendo una mujer astuta, regresando a esa característica de escapista que había tenido desde pequeña. Cada detalle tenía que estar cuidado mínimamente para tener éxito. La otra vez lo había hecho a pie, con su cuerpo completamente castigado. Todavía cojeaba, todavía le dolía. Pero había decidido evitar parte de los castigos con el fin de estar algo más preparada físicamente para trasladarse. Aunque no con mucho éxito, dado lo sádica y lo cruel que era Morgana. A quien nunca llamaba ama.

Tuvo la oportunidad de limpiar parte de los establos, donde el fuerte olor no la molestó, sorprendentemente. Como si su ser estuviese acostumbrado. Sin saber sobre su vida en las alcantarillas. De algún modo, se sentía a gusto allí, rodeada de caballos. Unos animales con los que tenía afinidad pero no recordaba que era una gran amazona. Sin embargo, había observado a los soldados montarlos y estaba dispuesta a intentarlo. Su instinto le decía que lo mejor era dejar que un equino la conociera. Se decantó por un hermoso ejemplar blanco. Le resultó extrañamente fácil que el animal se mostrase receptivo, aún cuando era un macho inquieto y fibroso. Seguramente un semental.

Algo llamó su atención de repente. Un sonido repetitivo, al otro lado de la pared. El equino se inquietó, aunque pareció algo calmado cuando ella le susurró y acarició con suavidad su cuello. Finalmente, asomó para ver qué sucedía, arrastrando las cadenas que colgaban de los grilletes que apresaban sus muñecas. El hierro lastimaba su piel y su carne. A pesar de su belleza, sus irises portaban una mezcla de fuerza y sufrimiento. Su rostro estaba demacrado por la agonía diaria. Sus oscuros cabellos estaban cenicientos por la falta de higiene y los continuos trabajos y castigos. Su presencia, inusualmente imponente para una humana, se veía ligeramente menguada por cómo cojeaba por el dolor que sufría su cuerpo.

Pudo ver un hombre de espaldas a ella, con un uniforme negro, golpeando un muñeco con rabia una y otra vez. Algo, dentro de sí, se vio afectado ante esa imagen. Su corazón rememoró las veces que había visto a Trystan entrenar. Y las ocasiones en las que había contemplado aquella furia, originando huecos en las paredes o mesas rotas. Pero su mente se encontró confusa ante aquella vorágine de emociones, sin saber su origen. Sus cambiantes orbes, en ese momento de un hermoso color cielo, se vieron velados por el exceso acuoso. Apretó los labios y cerró los ojos con fuerza, un momento. Desconcertada pero notando ese dolor en su pecho que ya era un compañero diario. Cuando volvió a abrirlos, pareció recobrar parte de su compostura, aún sintiendo ese nudo en su garganta.

No sabía que era un inquisidor, ni siquiera recordaba que la inquisición existía. Tampoco sabía quién era. Quizá por eso, acabó aproximándose unos pasos a él, guardando cierta distancia. Puede que por instinto o puede por las veces que había visto a su pareja fuera de autocontrol y había tenido que mantenerse un poco alejada. Pequeños detalles que se habían quedado grabados en su alma y, de alguna manera, formaban parte de su personalidad-. ¿Qué te pasa? ¿Qué es lo que te tiene golpeando una y otra vez al muñeco con tanta saña? –se animó a preguntar, con su hermosa voz, en un susurro que seguro él podría oír.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Lun Abr 17 2017, 05:16

La mente de el dragón estaba en otro sitio, era algo complicado, no entendía como en tan poco tiempo había cambiado sus ideales y su forma de ser, su padre lo había criado de manera cruel por lo que toda su vida se baso en la crueldad, había perdido la cuenta de a cuantos había matado, de cuantos había torturado y de cuanta gente inocente había sufrido por su culpa. Pero el amor había llegado a su vida, el amor había llenado ese vacío y había hecho que el inquisidor abriese los ojos al mundo. Ahora podía ver todo el daño que había causado, podía entender cómo debían estar sufriendo las familias. Demonios, hasta había arrasado pueblos enteros en busca de posibles rebeldes, había desafiado a un pobre chico solo por concretar una venganza en contra de unos rebeldes ¿Quién era ahora?

Tal vez debería haber abierto los ojos antes, así se habrían evitado muchas muertes pero ¿Qué era lo que tenía Thurdok antes de conocer a Eadgyth? Nada, el dragón solo era un cascaron vacío, no tenía amigos, estaba distanciado de su familia y sabía que su padre por muy exiliado que estuviese lo odiaba con todas sus energías. Cada pensamiento, cada arrepentimiento pasaban por la mente de Thurdok y la forma en la que estaba liberando todo aquellos pesares era un muñeco. Aunque una voz dulce hizo que el dragón saliese de su trance.

-¿Qué? ¿Quién?- pregunto el dragón algo despistado antes de girarse y encontrándose con una humana, una esclava. El inquisidor, no supo que responder a su pregunta, lo había pillado en un mal momento, pero aun así la humana había sido amable, había sido la única que había notado su malestar y había sido la única en acercarse a preguntar que era lo que pasaba por la mente de el dragón.

-Solo… ehh- tartamudeaba el dragón –Solo estaba entrenando- quiso mentir, aunque sabía que había estado golpeando aquel muñeco con una furia incontrolable y sabía que la mujer se daría cuenta de su engaño –¿A quien engaño- pregunto el inquisidor algo frustrado porque sabía que hasta el mas inocente se daría cuenta de que estaba mintiendo–Digamos que estoy desquitándome, que estoy liberando mis pesares- admitió finalmente.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Lun Mayo 08 2017, 10:31

Esperó pacientemente a que el dragón la ubicase, quedándose quieta a cierta distancia de él. Lo había tomado por sorpresa, mientras él se desquitaba con aquel muñeco. La ex resistente fue consciente y le dio tiempo a acostumbrarse a su presencia y la interrupción que ella suponía. Lo miró mientras tartamudeaba. No le pareció alguien fiero, sino un ser al cual poder aproximarse sin miedo a acabar dañada. Enarcó pronunciadamente una ceja ante la siguiente frase. Sólo entrenando. Estuvo a punto de decirle, medio en broma, que si seguía entrenando así iba a acabar con todos los muñecos de prácticas. Pero él fue más rápido, evidenciando aquel intento de mentira. Lo miró comprensiva, por esa necesidad de buscar liberarse del peso de oscuros sentimientos. Y quizá fue por ello que no se fue y se quedó allí, con él.

Se aproximó un poco más al varón, hasta detenerse a un par de pasos de él-. ¿Quieres hablar de ello? ¿O seguir desquitándote? –invitó a que no pasase solo aquello que rondase en su mente y en su corazón. La clara mirada de los cambiantes irises de la esclava se posaron sobre el maltratado muñeco entonces-. Creo que también me vendría bien golpearlo –comentó, con esa sinceridad tan suya, antes de desviar sus intensos orbes hacia el dragón-. Si aceptas mi presencia y tienes algo para quitarme estas cadenas –agregó, enseñando sus muñecas apresadas en grilletes de hierro que se clavaban en su piel y en su carne. No sabía quién era, ni que los inquisidores podían tener una llave maestra para varias cadenas y grilletes por su profesión. Tampoco estaba segura si quería compañía, ayuda o estar solo. No quería ofenderlo ni imponerle su presencia. A él le dejó la elección de confraternizar con una esclava y darle la espalda. La morena quería ayudar y liberarse al mismo tiempo, aunque fuese de forma temporal, de su rabia, sus miedos, su desesperación y su agonía. ¿Podrían ayudarse mutuamente en aquel mundo que por estatus y raza los separaba?




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Mar Mayo 16 2017, 00:41

Aquella voz de la chica hizo que el dragón se calmara, estaba desquitándose pero aquel ofrecimiento le venía como anillo al dedo, lo mejor para el dragón era poder conversar con alguien sobre su situación, aunque no era una historia para contarle a cualquiera pero al final ¿Qué mas daba? Aquella chica solo era una esclava dispuesta a escuchar los problemas de un viejo dragón que no conocía de nada. Liberarla no era la mejor idea pero aquella humana había sido tan amable que el dragón estaba dispuesto a hacerlo.

Thurdok busco entre sus bolsillos encontrando una llave maestra que le daban a algunos inquisidores, liberando así de sus cadenas a la chica –No estoy seguro si debería hacer esto- dijo el dragón algo indeciso, pero aun así ya lo había hecho, ya la había liberado. Además si alguien le preguntaba diría que era su esclava.

-Mi nombre es Thurdok- dijo el dragón de forma amable estirando su mano. Antaño nunca habría liberado a un humano y lo habría tratado de forma amable, pero ahora el dragón era otro, el dragón había aprendido mucho sobre la vida, ya no era el mismo dragón, no era aquel resentido con el mundo por haber sido maltratado por su padre. Luego de aquello volvió a tomar su espada para volver a golpear al muñeco de practica pero esta vez no lo hizo en silencio, esta vez estaba dispuesto a desahogarse con aquella extraña humana que había sido tan amable con el sin siquiera conocerlo.

-Es una historia difícil- dijo el dragón tragando saliva -¿Alguna vez has despertado de un trance? ¿Alguna vez has creído en algo pero después te das cuenta de que estuviste equivocado toda tu vida?- pregunto el dragón pensando en toda las cosas terribles que había hecho y en su momento había pensando que estaba bien. No podía creer que había disfrutado de torturar híbridos e inocentes, que se había deleitado con la violencia. Podría culpar a su padre, ya que gracias a el su vida había estado llena de violencia, pero ya no era ese dragón, ya había madurado lo suficiente como para saber de que todas sus acciones solo habían sido obras de el y debía vivir con las consecuencias de sus actos.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Miér Mayo 17 2017, 10:37

Para su sorpresa, él sacó una llave. Y no sólo eso, sino que la usó para abrir la cerradura y liberarla de las cadenas, las cuales cayeron al suelo con un golpe seco y un tintineo metálico. Se sintió... libre. Una palabra tan sencilla pero con tanto peso emocional que hizo que su propia mirada de repente tuviese un halo acuoso. Tragó saliva, ignorando el ardor y el dolor en sus muñecas castigadas, cuya carne estaba herida por el metal. Lo miró con un claro agradecimiento en sus cambiantes irises, en ese momento de un color azul intenso como el zafiro-. Gracias -susurró.


Era todo cuanto su voz estrangulada podía decirle en ese momento, pero que escondía más que un simple agradecimiento. Tenía la sensación de que aquel dragón la protegería si llegaba la ocasión de hacerlo. Que podía confiar en él. Por ello, sin el menor recelo, aceptó la mano extendida en un suave pero firme apretón de una de las propias. Al tacto, la piel ajena resultó mucho más cálida que la suya por la raza a la cual pertenecía-. Encantada de conocerte, Thurdok. Yo soy... mmm... no me acuerdo de cómo me llamo. La dragona que dice que soy su esclava me llama Trece, pero me resisto a ese nombre. Puedes llamarme como gustes -susurró. Él se había ganado ese derecho al tratarla amablemente y liberarla de las cadenas. Elegir un nombre para llamarla.

El contacto se rompió y lo observó alejarse de nuevo, para golpear con su espada el muñeco de práctica. La ex resistente se acercó a las armas disponibles y acarició el metal con las yemas de sus dedos, en un roce, como si estuviese eligiendo. Finalmente, se decantó por una espada parecida a la que ella había tenido y la tomó por la empuñadura con sus manos. Para su sorpresa, a pesar de su peso, su cuerpo no parecía acusarlo. Como si estuviese acostumbrada a portarla.

La varonil voz se filtró a sus oídos, al igual que los golpes que el arma que él llevaba contra el muñeco. Una y otra vez. Sus irises se posaron de nuevo sobre la masculina figura y ladeó la cabeza ante aquellas preguntas. Durante un par de segundos, lo pensó. No recordaba qué había sido de su vida más allá de la última semana. Pero durante esos pocos días... Sí, parecía que había despertado de un trance y conocía un poco aquella sensación. Quizá de forma distinta a lo que se refería él-. Sólo recuerdo la última semana. Pero de repente me encontré en un mundo donde hay dragones, un mundo desconocido. Cada día he pensado que puede haber alguien fuera a quien le soy importante, pero sigo aquí. Es como si todo estuviese patas arriba -comentó, acercándose a él con pasos seguros. Sin las pesadas cadenas, podía erguirse cuan alta era y, con aquella temporal liberación, parecía haber recuperado esa impotente presencia que era más propia de una dragona que de una humana.

Se detuvo frente a otro muñeco al lado del que utilizaba él. Observó al inquisidor y lo imitó, descargando el primer golpe contra el otro montón de paja. El movimiento fue fluido, demasiado para no recordar que sabía pelear. Pero al parecer su cuerpo sí sabía lo que hacía. Se sintió bien golpear algo. Lo hizo de nuevo, con un grito que nació en lo más profundo de su ser. Toda esa rabia, esa impotencia, esa desesperación, se desgarró con el aire que escapó de sus pulmones. Jadeó antes de tragar saliva. Quería destrozar algo. Quería golpear con todas sus fuerzas una y otra vez. Pero detuvo esa necesidad para mirarlo de nuevo-. ¿Cuáles han sido tu trance y tu despertar? ¿Y qué piensas hacer al respecto? -preguntó en tono suave, dejándolo continuar descargando todo cuanto estaba conteniendo.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Sáb Mayo 27 2017, 22:51

Al liberarla de sus cadenas el dragón pudo contemplar aquellas horribles heridas que se cernían sobre sus muñecas. Podía darse cuenta de algo que antes no lo habría hecho, se daba cuenta de la crueldad de aquel acto por lo que con preocupación pregunto –¿Te duele mucho?- sin dudas ya no era el dragón cruel de antes, ya no era el inquisidor despiadado que seguía a la Reina Madre ciegamente.

Al estrechar su mano el inquisidor sonrió pero aquella sonrisa se borro de su rostro rápidamente cuando escucho sus palabras, cuando escucho que no recordaba su identidad. El inquisidor ya había visto aquel proceso, cuando borraban la memoria de un esclavo y le quitaban su identidad. Sin dudas en la opinión de el, era el castigo mas cruel que podía recibir cualquiera. El perder tus recuerdos, el perder tu pasado –Lo recordarás- dijo el inquisidor dándole esperanzas. Perder la identidad era lo peor, recordaba a Melei, una esclava dragona que había sufrido el mismo castigo, pero ella creía firmemente en su ama, solo esperaba haberla ayudado, solo esperaba haberla hecho replantearse quien era y de donde venía. Quizás lograra hacerlo con esta nueva esclava, quizás podría ayudarla para redimirse de todas las atrocidades que había cometido en el pasado.

-Recordarás-
volvi a repetir –El pasado y nuestros recuerdos son el mayor tesoro que tenemos- dijo Thurdok para darle el apoyo moral que necesitaba en ese sentido –Nadie tiene derecho a quitarnos eso- aquel dragón que era consciente que aquel castigo era el peor y el mas cruel de todos.

Ahora se presentaba ante Thurdok, la oportunidad para desahogarse, además por una extraña razón aquella humana le daba confianza, por lo que contaría su experiencia aunque su parte racional le decía que no lo hiciese-Mi trance fue el de todo dragón, creí ciegamente en una dragona que se hace llamar nuestra Reina, asesine, torture y muchas otras cosas por ella- aquella carga nunca dejaría de pesar en los hombros de el dragón –Y para mi estaba bien, hasta que conocí a una híbrido de la cual me enamore y me hizo despertar, me hizo abandonar aquel trance- sin dudas Eadgyth había sacado lo mejor de el inquisidor y lo había hecho darse cuenta de que seguía a la persona equivocada. Había confesado mi secreto, solo esperaba el haber confiado bien.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Lun Mayo 29 2017, 10:09

La sorpresa se deslizó por sus irises al escuchar el tono de preocupación con el que formulaba la pregunta. Asintió despacio-. Sí. No sólo las muñecas. Me duele todo. Me han estado torturando toda la semana -susurró con esa sinceridad que siempre había tenido. Era una de esas extrañas personas que no mentían, ni ocultaban. Y a veces, los demás se alejaban por esa verdad que asomaba a sus labios.

Había algo en aquel dragón que le resultaba gentil y de confianza. Quizá era la forma de tratarla, quizá esa empatía que evidenciaba al conocer su estado. Las primeras dos palabras que él pronunció le recordaron a C'Nedra. Ambos parecían seguros de que recobraría esos recuerdos perdidos. Ella quería creerles. Quería saber quién era, cuál había sido su vida. Una que había perdido, junto con su hija, su pareja, sus amistades y su libertad. Había perdido aquella felicidad que había descubierto en los últimos dos años. El amor aún inundaba su pecho pero su mente era ajena a ello, a pesar de las muchas señales que su corazón le mandaba. Había perdido a su familia, alejada de ellos de una forma cruel y abrupta. Pero aún no le habían quitado su voluntad, su capacidad de decidir, su propio pensamiento. Si alguna vez le faltaba eso, no quería vivir como una simple marioneta.


El dragón volvió a repetir, con una seguridad que era contagiosa. Recordarás. Notó que su corazón latía con mayor fuerza, como si estuviese de acuerdo. Sintió un exceso de humedad en sus irises que intentó retener. Tragó saliva y elevó el mentón, conteniendo aquellas lágrimas, el llanto, esa emoción que congestionó su rostro por unos instantes. Y, de algún modo, logró mantenerse lo suficientemente serena como para no perder la compostura-. Nadie tiene derecho a esclavizar a otro, a torturarlo durante días, a quitarle su vida. ¿Por qué lo hacen? ¿Por qué no vivir en igualdad? -susurró, dejando al varón que tenía delante fuera de ese grupo que esclavizaban y cometían tales crueldades-. Quiero recordar, pero me da miedo saber cómo ha sido mi vida, quién he sido. Es una tontería, pero me gustaría haber sido libre, haber sido feliz, tener a alguien. Pero si no ha sido así... si he estado sola... si he merecido este destino... -murmuró, notando un nudo en la garganta. Sacudió la cabeza, intentando desterrar ese pensamiento de su mente que sólo la atormentaba más.

El turno de hablar del hombre silenció aquellos temores. Sus irises lo miraron mientras le hacía una confesión peligrosa de escucharla otros oídos. Él había sido como los demás, antes. Pero se había enamorado de una híbrido. Esa última palabra resonó en la mente de la humana y su corazón hizo un esfuerzo para que recordase a Itherskal, a aquel bebé que podía llamar sobrino. El hijo de Thareon y Megerah. Pero los recuerdos no volvieron a ella. Por la semana que llevaba en su nueva vida, había escuchado hablar de los híbridos. La mezcla de dragón y humana. Quizá algo más de información se le escapaba, pero sabía que eran perseguidos. Y si él estaba enamorado de una... probablemente se consideraría traición.

Suspiró. Su corazón sabía bien lo que era ese amor que ponía patas arriba todo el mundo que habías conocido. Aún lo sentía. Aunque su mente no lo supiese, Trystan era el amor de su vida. Le había entregado su corazón sin posibilidad de que se lo devolviese. Muchas veces se había puesto en peligro por él, siendo su escudo ante un arma amenazadora o recorriendo un largo trayecto con nieve acumulada con la idea de ser suicida y entrar en el castillo para liberarlo al ser atrapado. En ese momento, había pensado que o salían los dos con vida de esos muros o muertos. Pero no podía dejarlo. Había hecho todo por él, incluso irse a la base de las cuevas sólo porque el pelirrojo no soportaba estar en las alcantarillas... hasta que él decidió volver... sin ella. Pero hasta en ese momento claudicó, por él, aunque lo necesitaba a su lado, porque lo amaba. Con la esperanza de hacer ese mismo viaje de regreso a la base de la resistencia cuando su hija pudiese soportar ese trayecto, para estar con él. Todo por amor.

Ese sentimiento era un arma de doble filo. La mayor fuerza y la mayor debilidad. Sin condiciones pero poniendo un peligroso precio a los propios anhelos. Su corazón entendía a Thurdok. Y su mente también lo hizo, pese a no tener los recuerdos de su propio amor-. Creo que la reina os tiene esclavizados a todos los dragones -comentó-. Ese amor que te mantiene despierto es algo que no deberías dejar escapar entre tus dedos. Aunque sea peligroso, aunque ponga del revés tu mundo, aunque en algún momento te pueda hacer daño -agregó. Porque sí, el amor podía hacer tanto daño como curar las heridas que infligía-. No voy a decírselo a nadie -añadió, asegurándole que su secreto estaba a salvo-. ¿Has decidido que vas a hacer al respecto de ese despertar y que colisiona con el mundo que habías conocido antes? -le preguntó, consciente de que le valdría para continuar desahogándose. Le hizo un gesto de invitación a entrenar entre ellos, con las espadas. No recordaba saber pelear, pero se había sentido bien golpear al muñeco.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Jue Jun 01 2017, 04:25

El dragón trago saliva con fuerza y una amargura apareció en todo su ser al escuchar que la habían estado torturando toda la semana. Aquella amargura era solamente su cargo de conciencia, ya que este había torturado a inocentes de muchas maneras ¿Cuántas personas similar a aquella chica habían sufrido por su culpa? ¿A cuantas familias les había quitado algo? ¿Cuánto dolor había causado? No sabía y no quería saberlo, solo quería cambiar lo que había sido en un pasado, quería redimirse por todo lo que había hecho y lo haría –Nadie merece lo que te han hecho, nadie tiene el derecho a hacerte esto, pero lo hacen- dijo el inquisidor molesto pero también recordando que había hecho lo mismo –También fui autor de cosas terribles cuando era ciego- dijo el dragón en un claro tono de arrepentimiento –Pero no mas- se pudo notar la determinación en sus palabras.

Thurdok, pudo notar como aquella chica contenía sus lagrimas y su pesar, era evidente que a pesar de todas las penurias que había y estaba pasando era una mujer fuerte que estaba dando la lucha para combatir todo lo que estaba pasando en su vida. Solo le faltaba creer en ella, le faltaba creer que podía recuperar su pasado, que podía recuperar todos los recuerdos que le habían sido arrebatados.

-Tu no eres una esclava, todos los dragones somos esclavos, estamos sometidos a una tiranía, estamos adoctrinados para pensar de una manera, para adorar a una dragona con el ego tan alto que se hace llamar reina- Como bien decía el dragón los únicos esclavos de una doctrina eran los dragones, algunos despertábamos y veíamos las cosas como eran y otros vivian eternamente en aquella doctrina –No tengas miedo, no importa como hallas sido en el pasado, mereces saberlo sea como sea- dijo el inquisidor en un tono alentador, quería que aquella chica recordara, quería ayudarla de alguna manera.

El dragón escucho sus palabras con atención y coincidió en todo lo que la mujer decía, el amor hacia Eadgyth era lo que le daba fuerzas para continuar con su redención, era lo que lo motivaba a luchar. No podía dejar escapar ese amor ahora ni nunca. Estaba seguro de que pelearía por el, aunque aquello le costara la vida ya que en este momento no se imaginaba una vida sin Eadgyth a su lado y tampoco imaginaba el dolor que le causaría perderla. Ya casi la había perdido cuando Eskol la había torturado y no pensaba permitirlo otra vez –No lo haré, no dejare ir a ese amor por nada de el mundo- dijo el inquisidor en el tono mas sincero –Es lo que me mantiene en pie, es lo que me permite vivir, si es necesario moriré por ello- sin lugar a dudas ya no imaginaba una vida sin Eadgyth.

Con aquella última pregunta el dragón trago saliva, sabía lo que debía hacer pero no era una decisión fácil, no era una decisión que pudiese tomar a la ligera –Luchare- dijo Thurdok firmemente –Aun no se bien como lo haré, pero ya no me quedare ciego ante la crueldad de la Reina- el dragón tenia planeado dejar la inquisición sobre todo después de lo que había pasado con Eskol y Vaurien, pero era algo que aun no sabía como hacerlo.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Lun Jun 05 2017, 09:40

Nadie merece lo que te han hecho, nadie tiene el derecho a hacerte esto, pero lo hacen.

Palabras que se filtraban por sus oídos, como una ligera brisa. No era el primero que se lo decía, aún cuando ella se había preguntado al principio si había hecho algo para merecer aquel destino que quebraba su alma con dolor y angustia. Sin embargo, sí era el primero en usar un tono diferente. Había algo en la voz del dragón que no supo identificar hasta que él confesó que su mano también había infligido tal tortura a otros. En el pasado. En aquellas palabras el inquisidor expresaba su propia culpa y su rechazo a aquellas prácticas que antes habían sido suyas.

La morena se quedó mirándolo con sus intensos irises durante unos instantes, antes de separar los labios con suavidad para hablar-. Lo importante es que ahora no lo hacéis -susurró, antes de sentir la sensación de dejà vu. Palabras formuladas que no eran suyas. Lo importante es que ahora... "Lo importante es que ahora estás aquí". El eco en su corazón rememoró esa frase de su dueño, una frase que le había susurrado al descubrir que se conocían de niños y unas palabras expresadas antes de reconocerse en la intimidad, unos intensos momentos previos a hacer el amor por primera vez la mañana siguiente. La primera vez juntos. La primera vez para ella. Quizá fue en esa ocasión cuando se quedó encinta o puede que su simiente germinase dentro de ella en los días siguientes. Una época en la que ambos compartían la dicha juntos, en una burbuja que desterraba el resto del mundo.

Su mente de nuevo era ajena a ello, salvo por la sensación de que las palabras le eran familiares y sentir una mezcla de... bálsamo, anhelo, nostalgia... tristeza e inquietud también, quizá. ¿Estaría perdiendo la cordura? La conversación continuó, virando con la suavidad de un mar en calma. Distrayéndola de un pasado que su corazón insistía en que recordase y le fuese familiar, mientras su mente permanecía en blanco. Puede que fuese el golpe recibido en la cabeza, tan contundente, durante el ataque. O puede que fuese por la desolación del trauma que este, la separación de los que quería más que a nada en este mundo y las torturas continuas habían causado. Quizá es que sólo aquellos que guardaba en su corazón podían hacerla recordar en su mente, derribar aquellos muros.

Él dijo que ella no era esclava. Pero, ¿y si lo era? Enjaulada en su propio ser. Con rejas invisibles que la mantenían cautiva, sin recuerdos de su vida más allá de una semana. Mas no pudo contradecirlo al seguir escuchándolo. Thurdok tenía razón. Los dragones estaban en una jaula cruel. Se adelantó a él despacio y extendió una mano libre de finos dedos para rozar un antebrazo masculino-. Tú no eres más un esclavo. Ahora reconoces la jaula, ahora puedes abrir esa cerradura -susurró. Y él la alentó también, como ángeles guardianes y protectores mutuos. En un mundo oscuro del que no había salida pero en el cual aún podían elegir. Sus propios labios se curvaron con suavidad, en agradecimiento al inquisidor. De algún modo, ese apoyo le hacía sentir menos temor.

Y supo que el dragón tenía una voluntad fuerte, alentada por las ligeras alas del amor. Lo miraba aprobatoriamente y su corazón lo comprendió. Ella era el mismo parecer, del mismo sentimiento. Sin Trystan, estaba muerta en vida. Había hecho todo por él, le había dado todo. Y aún en la lejanía, su corazón sabía que seguiría haciéndolo hasta su último latido. Él era el único hombre con el cual había pensado en contraer matrimonio, pidiendo a la herrera de la revolución que le hiciese un anillo para pedirle que se casase con ella. "Siempre tuya", así rezaba en el interior del aro de metal. ¿De dónde había sacado el material? De la punta de la flecha que había estado a punto de dispararle en la cascada, al reencontrarse de adultos. Esa misma que no había usado pero que sentía que él le había disparado y acertado en su corazón, como la flecha de Cupido.

Su mente, sin embargo, pensó que ojalá ella amase tan profundamente como el dragón y alguien la amase a ella tanto. Un amor así, puro, intenso. El amor verdadero. No sabía que ella sí lo sentía, aunque su corazón latiese con fuerza para querer confirmárselo-. Por un amor así, merece la pena vivir y morir -susurró, asintiendo con suavidad-. Por un amor así, tienes mi ayuda dentro de mis limitaciones. Llámame soñadora e idealista, pero no se me ocurre nada mejor por lo que luchar -agregó, ladeando la cabeza. Se quedó pensativa, intentando ayudarlo en elaborar un plan, pero aún no conocía aquel mundo lo suficiente. O, mejor dicho, no lo recordaba-. ¿Qué opciones tienes? Disculpa mi ignorancia, pero... no recuerdo esta sociedad ni sus leyes. Pero si me pones al día, quizá entre ambos se nos ocurra algo que puedas hacer -sugirió, completamente dispuesta a echarle una mano para que fuese feliz.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Dom Jun 11 2017, 21:35

Nada podría cambiar lo que en un pasado había hecho, nada podía cambiar el sufrimiento de algunas familias, nadie podía cambiar todas las vida que había quitado en nombre de la Reina Madre y sobre todo nada podía borrar el estrago que había dejado. Aquellas cosas no eran  lo mas terrible, aun recordaba cuando había quemado a un pueblo completo solo por perseguir a una familia de rebeldes y que al único sobreviviente le había arrancado el corazón para desafiarlo y jugar con su psiquis hasta hacerlo leal a la Reina.

Pero aun había esperanza para mi, aun quedaba redención, tal vez no podía cambiar todo el daño que había hecho, pero si podía luchar para cambiar el mundo, todavía podía luchar para redimir el daño –Desearía haber despertado de aquel trance antes, desearía no haber causando tanto daño- dije mirando mis manos con culpabilidad pero luego subí la mirada –Pero tienes razón, ya no lo hago y no lo haré nunca mas-  era una promesa para mi mismo.

Aquellas palabras de la humana llevaban mucha verdad Tú no eres más un esclavo. Ahora reconoces la jaula, ahora puedes abrir esa cerradura” Ya sabía con certeza que no era mas que un simple esclavo de la Reina y ahora que lo sabía podía liberarme, podía actuar como lo indicaba mi corazón y no como lo indicase aquella lagartija.

-Ahora estoy preparado para ser libre- dije con esperanza en mi tono de voz, pero luego la mire fijamente –Pero el ser libre es peligroso, el ser libre es una condena de muerte, pero sera una condena de muerte que asumiré con felicidad si puedo vivir el amor y acabar con todo el daño que hice alguna vez- Sabía que era peligroso el ser libre, sabía que tarde o temprano tendría que afrontar las consecuencias de mi decisión, pero las enfrentaría con felicidad si así podía amar y ser amado.

¿Qué opciones tenia? No lo sabia, no sabía por donde comenzar mi redención, no era algo fácil sobre todo con la reputación que tenia, muchos me conocían por ser un sanguinario dragón, que era capaz de cualquier cosa con tal de cumplir mi oficio y no era fácil encontrar aliados teniendo aquella reputación

-Creo que tengo que empezar poco a poco, creo que debería empezar por quitarme este uniforme- di a entender que el primer paso en esto era dejar la inquisición, si seguía siendo parte de aquella organización tarde o temprano me obligarían a matar o a torturar y era algo que ya no estaba dispuesto hacer.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Mar Jun 13 2017, 10:50

La culpabilidad. Ese sentimiento que te retuerce las entrañas, que se revuelve en tu mente como una anguila rabiosa. Quiso decirle que el pasado era el pasado, que lo importante era lo que hiciese a partir de aquel momento. Pero él fue más rápido asegurando ese nuevo rumbo en su vida, determinado a no volver a hacer daño. Ambos pares de irises chocaron irremediablemente, con una fuerza capaz de sostenerse mutuamente. Dragón y humana, unidos por un encuentro casual. Inquisidor y ex resistente, por sólo una semana, capaces de entenderse y consolarse a través del camino de espinas que les había tocado atravesar. Y la esclava no pensaba soltar la mano masculina, metafóricamente hablando, para caminar juntos por aquellas dificultades.

No pudo evitar darle la razón. La libertad era peligrosa, aunque era ajena a cuánto podía ascender el precio que tenía que pagar el dragón por sus decisiones-. Es mejor morir de pie que vivir arrodillado -susurró la morena. Rebeldía. Corría por sus venas como fuego líquido y quizá era una mala influencia para el inquisidor-. En todo caso, el amar ya es un riesgo en sí. Pero uno que aceptamos de buena gana. ¿Por qué no arriesgarnos también por lo que creemos correcto? -comentó, en un tono y unas palabras que parecían provenir de un alma demasiado vieja para aquel mundo y para su raza tan prematuramente caduca. No era de extrañar que muchos la hubieran confundido con una dragona en el pasado.

Las últimas palabras de su interlocutor la hicieron mirarlo sin comprender. Nada recordaba ella de la existencia de la inquisición ni de lo que suponía ese uniforme. Hacía una semana, cuando aún no había sido atacada, hubiese puesto su mejor gesto de desagrado por aquel grupo. Ahora ignoraba quiénes eran y a lo que se dedicaban-. Disculpa mi ignorancia pero... ¿qué significado tiene ese traje? -preguntó, evidenciando que no tenía ni la más mínima idea de que era el de un inquisidor. Quería comprender la elección y las razones del dragón. Pero aquella información se le escapaba como fina arena entre sus dedos.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Dom Jun 25 2017, 20:50

Aquellas palabras de la humana me habían llegado a los mas profundo de mi corazón “Es mejor morir de pie que vivir arrodillado” desde que había abierto mis ojos había reconocido la jaula en la que me encontraba, había sido capaz de ver que era un simple esclavo a voluntad de la Reina Madre y ahora sabía que debía hacerle frente, debía ser libre y ser capaz de valerme por mi mismo, de tomar mis propias decisiones.

-A veces el amor te ciega, pero otras veces te abre los ojos- lo último era mi caso, Eadgyth me había hecho abrir los ojos ante como era el mundo con la gente que no era dragón, como era la vida de un híbrido, de un esclavo o de un humano, al igual que la vida de un dragón que si bien a veces parecía perfecta, no lo era ya que vivíamos bajo un yugo, bajo una tiranía –Ahora no solo lucho por mi, ahora lucho por el amor y también lucho por acabar con esta tiranía, con acabar con los abusos de la Reina Madre- todavía no había empezado mi lucha pero sabía que pronto empezaría y que cuando lo hiciera no habría vuelta atrás.

Había olvidado que la chica había sido privada de sus recuerdos y de su pasado por lo que no tenia idea de el significado que conllevaba aquel oscuro traje –Es el traje de la inquisición- no sabía si se acordaba de lo que era aquella organización por lo que antes que preguntara le diría el significado de pertenecer a la inquisición.

-La inquisición es una organización en la que nos dedicamos a la caza y captura de los rebeldes y de cualquiera que valla en contra de la Reina y no tenemos limites, torturamos, matamos y hacemos cosas terribles, en mi tiempo yo también las hice- estaba totalmente arrepentido de haber hecho tanto acto malo, pero sabía que al final podría redimirme, aunque tuviera que morir en el intento.







My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Moira el Dom Jul 02 2017, 00:00

El amor no había cegado a Thurdok. Le había abierto los ojos, le había hecho ver la opresión y la crueldad de aquel mundo. Despertando una lucha interna con su yo del pasado. La esclava podía entender esa frustración, esa rabia, ese odio ante los horrores cometidos anteriormente y la sociedad en la que vivía. El dragón estaba atrapado en aquella oscuridad con una única luz a la que quería aferrarse pero sus peligrosas ataduras estaban en contra. La humana podía adivinar el dolor que eso podía suponer. Y la desesperación. Su corazón lo comprendía de forma tan intensa que notó una molesta punzada. Sólo pudo mirarlo con el entendimiento brillando en sus claros y profundos irises.

Aquella mirada cambió a una de apreciación y respeto. Valoró las opciones. Si iba a luchar solo, sería un suicidio. No podía dejarlo por su cuenta, no cuando la había ayudado. Frunció el entrecejo con gravedad y desvió sus hermosos orbes al filo de la espada que aún sostenía-. Si vas a luchar, ¿me permitirías hacerlo a tu lado? -le preguntó, en clara oferta. Sabía que era una humana y esclava. No podía compararse a él, un dragón y libre. Pero era una mujer con facilidad para trazar estrategias afín de lograr la libertad y pelear contra la injusticia. Lo que había visto y vivido durante aquella semana no le había gustado. Se uniría sin pensárselo.

Ladeó la cabeza, mirándolo con expresión de no conocer la inquisición. Aún cuando en su interior tuvo una desagradable sensación. Ese rechazo se incrementó cuando él se lo explicó. Su labio superior se elevó de un lado con desagrado-. Ese traje es para quemarlo por lo que representa -gruñó de una forma parecida a la de una dragona enojada-. Pero no te precipites. Sé astuto. No podrás hacer nada si empiezan a sospechar de tu cambio de opinión -aconsejó, mirándolo con un deje de preocupación. Entonces se dio cuenta de algo que él había dicho-. ¿Rebeldes? ¿Hay rebeldes? -preguntó, sin saber que ella había sido una hasta hacía una semana. Alguien que había logrado que no sufriesen la hambruna. En su corazón continuaba siéndolo. Claro que había rebeldes. En un mundo así, hubiera sido inusual que no existiesen. ¿Por qué no había pensado antes en ello? Sintió ansiedad pensando en aquellos incorformistas con aquella sociedad. No porque no fuesen de su agrado. Había algo que no lograba descifrar.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

You are the Breath of Life that my lips and my heart need:
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 827

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Thurdok el Jue Jul 06 2017, 06:00

La situación de mi nueva amiga humana era peor de que lo que imaginaba, no solo había olvidado quien era, no solo había olvidado su identidad si no que también había olvidado todo, no sabía como funcionaba el mundo, la habían obligado a vivir en una pequeña burbuja y aquello me molestaba de sobremanera, ya me había topado con estos casos pero nunca un caso como el de la chica.

Sencillamente todo esto era sorprendente, había decidido confiar en una esclava que no conocía de nada y había encontrado una amiga y una potencial aliada. Ahora podía notar cosas que en el pasado no habría notado ni por si acaso, podía notar que a pesar de que aquella humana estuviera acabada en todo sentido estaba dispuesta a luchar, podía apreciar el valor de aquella humana.

-Por algo parten las revoluciones- dijo sonriéndole –He estado batallando prácticamente solo y por fin encuentro alguien que esta dispuesto hacerlo junto a mi- dije esperanzado por las palabras anteriores de la chica. Nunca había conocido a alguien que pudiera entenderlo y ayudarlo, además nunca había esperado aquel apoyo de una esclava que apenas conocía –Lucharemos juntos- dije poniendo mi mano sobre su hombro.

Habían rebeldes como bien había dicho, aquello había llamado mucho la atención de la chica, pero no quería darle la impresión que esto provocaba, los rebeldes luchaban en contra de la Reina Madre pero habían causado mucho mal también –Es cierto que luchan en contra de la opresión, en contra de la Reina- hice una pausa y volví hablar en un tono preocupado –Pero han hecho mucho daño, tal vez se parecen a mi- dije haciendo una auto reflexión. No podía criticar aquel grupo sin ver lo que yo mismo había hecho y/o provocado.





My Love:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 336

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevas Amistades [Moira]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.