Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Preguntas y respuestas, ¡gambito de la verdad! [Privado]
Hoy a las 04:58 por Limon

» La belleza de la estrategia y la elegancia de la táctica [Privado]
Hoy a las 04:16 por Limon

» Ausencias
Hoy a las 03:50 por D'tark

» Su cabeza en una pica || Vaurien
Hoy a las 03:44 por D'tark

» Introduction {Priv.}
Hoy a las 03:30 por D'tark

» Cambios de botón | Modificaciones | Problemas
Hoy a las 02:32 por Invitado

» Aftercare (Vaurien) +18
Hoy a las 00:59 por Vaurien

» Llegaremos a 100?
Hoy a las 00:22 por Selene Warren

» Volviendo a casa [Nimue]
Ayer a las 22:10 por Nimue

» El taller de las hermanas Balaur
Ayer a las 21:46 por Faora

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


The Chase - Eskol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: The Chase - Eskol

Mensaje por Eskol el Lun Mar 20 2017, 13:38

Tal y como su apodo anunciaba a los cuatro vientos, el Lobo Azul odiaba tener que trabajar en equipo. Prefería ir a sus aires, solitario. Pero a veces era necesario trabajar en manada, y no podía negar que para la operación de la noche iba a necesitar más hombres.
Eskol se había reunido con un grupo de inquisidores en las puertas de las caballerizas. Eran casi una decena, todos dragones. Si tenía que ir con más personas, al menos que no hubiera humanos entre ellos. Por suerte él estaba al mando de la operación, así que se preocupó de que no hubiera inútiles en sus filas.
Todos iban bien equipados en armamento y todos portaban el uniforme negro de la inquisición. A Eskol aquellos momentos le recordaban un poco a las guerras del despertar, comandando su escuadrón, frotándose las garras sin saber qué ciudad arrasarían a continuación.
Solo que aquella vez no arrasarían ninguna ciudad para lástima del dragón. A veces añoraba sobrevolar los cielos escupiendo fuego y destruyendo todo a su paso.
Los humanos corriendo para tratar de salvar sus míseras vidas, los llantos y gritos, la sangre…

Montaron sobre sus caballos y cabalgaron hasta el mercado de la ciudad. A aquellas horas de la noche todo estaba desierto pues el toque de queda ya estaba próximo. Desmontaron, atando los caballos a un par de puestos comerciales completamente vacíos y se dispusieron a comenzar su patrulla. Tan solo se cruzaron con algunos humanos rezagados que volvían a sus casas, y que al cruzarse con los inquisidores aceleraban el ritmo de sus pasos.
Se tenían que encargar de vigilar que en algunas de las tabernas de la ciudad todo marchara bien. En definitiva, que en realidad, los inquisidores iban buscando problemas directamente para seguir recordando a la población que estaban sobre ellos y que debían acatar las leyes.
Nunca venía mal eso, un pequeño recordatorio.

Empezaron por los antros menos problemáticos y cuando pasó el toque de queda sí que no quedó nadie por las calles.
Era el momento idóneo para entrar en el Poison Claw.
La mente estratega de Eskol, que nunca dejaba de funcionar, urdió un plan. Habiendo pasado el toque de queda y también habiendo registrado otras tabernas antes, seguramente la voz habría corrido rápido por entre las sombras de las calles. No le extrañaría que en aquel lugar de mala muerte ya se hubiese avisado de que algo pasaba.

Eskol paró frente a la puerta del Poison Claw y miró a sus compañeros. En especial a uno de los que estaban más adelantados al resto que llevaba una capa de color rojo.

“Brhago, rodea el edificio por la derecha, yo iré por la izquierda. Seguro que hay ratas que ya han escapado. El resto entrad a por todas”

Todos asintieron dispuestos a cumplir órdenes y Eskol, caminó solo internándose en los callejones.
El dragón llegó a la parte trasera del edificio y vio por el rabillo del ojo la figura de alguien en movimiento. Alguien que había salido de la taberna y que comenzaba a meterse en otra calle.
Eskol no dudó un instante en descolgar su ballesta de su espalda, cargarla con un virote y comenzar a seguir a aquella persona silenciosamente hasta que hubieron doblado una esquina, dejando el Posion Claw atrás.

—¡Eh! ¡Alto! —ordenó alzando la voz y disparó un virote en dirección a una de las piernas de la figura encapuchada.




Spoiler:

avatar
Eskol
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 96

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: The Chase - Eskol

Mensaje por Eskol el Vie Mayo 05 2017, 15:18

—Joder —masculló Eskol por lo bajo viendo cómo su presa comenzaba a acelerar, esquivando de esa forma el virote que le había disparado. En un primer momento tan solo era una presunta sospechosa, pero ahora que huía, aquella persona ya no las tendría todas consigo. Porque, por algún motivo estaría corriendo y Eskol iba a averiguarlo.

Eskol se colgó la ballesta de nuevo para que no le molestara y echó a correr detrás de ella. Tenía otras armas para poder derribarla, pero primero tenía que lograr alcanzarla.
Se relamió pensando en lo bonito que sería poder dar con su presa y clavar sus garras en ella. Una imagen que motivó al inquisidor a apretar su paso.
La noche no le suponía ningún problema, su vista estaba más que acostumbrada a las patrullas nocturnas y ser un dragón le propiciaba ver mejor que cualquier humano en aquellas condiciones adversas.

“Estoy persiguiendo a un individuo. No creo que me suponga un gran problema capturarlo, pero cualquiera que esté libre que acuda en seguida”. Procuró que el mensaje resonara alto y claro en las mentes de su escuadrón.

La siguió hasta que llegaron a un punto sin salida. La figura extraña pasó a la acción dirigiéndose hacia las alturas que le brindaban los tejados y cuando consiguió escalar, se perdió en ellos mientras Eskol llegaba a aquel lugar.
Eskol llevó sus ojos al cielo y lanzó un suspiro. No iba a dejar que se escapara ni por asomo. Así que no dudaría en usar todo lo que tenía en su mano para lograrlo.
Ya lo había hecho antes.
Apretó sus puños y se concentró. El dolor acudió a sus manos, pero también a sus pies. La piel se desgarró y con ella también el cuero de sus botas y sus guantes. Eskol gruñó apretando los dientes. Pequeños hilos de sangre recorrieron sus dedos y poco a poco el final de sus extremidades se rodearon de escamas azuladas. Sus dedos culminaron en garras afiladas de color obsidiana.
Había perdido unos minutos, pero en seguida los recuperaría.
Se ayudó de sus garras, clavándolas en la pared de la casa para escalar. Subió mucho más deprisa de lo que hubiera imaginado, de forma casi siseante, como si se tratara de un lagarto enorme.
Una vez llegó arriba logró interceptar la figura extraña a lo lejos, saltando de tejado en tejado y comenzó a correr hacia ella a una velocidad sorprendente.
Se sentía mucho más ligero, más veloz y con todo ello, más fuerte.

Saltó de tejado en tejado y en uno de estos saltos observó cómo un trozo de tela se desprendía del extraño dejando al aire una cabellera oscura, larga y de alguna forma Eskol pudo confirmar que se trataba de una mujer.

Poco a poco iba ganando distancia y mientras enviaba datos de su posición continuamente a sus hombres. Quizás, si Eskol seguía con aquel juego del gato y el ratón, pudieran tenderle una emboscada al final.
Podría gritarle que si se detenía en aquel momento, las consecuencias no serían tan graves. Pero tan solo estaría mintiendo y no podía fiarse de que le creyera.

La verdad es que aquella mujer había tenido la peor suerte de su vida al haberse topado con el dragón azul.
No iba a parar hasta que lograrla reducirla y tal y como había fantaseado, hincar sus garras en ella.




Spoiler:

avatar
Eskol
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 96

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: The Chase - Eskol

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.