Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Hasta pronto? | Privado
Hoy a las 09:38 por Thurdok

» El renacer del pasado | Miraak
Hoy a las 09:11 por Thurdok

» Tragos de fuego- Zeddykos
Hoy a las 08:56 por Zeddykos

» Firmería v 2.0
Hoy a las 07:29 por Lilit

» Pipes of Peace [Minitrama Army+Plus]
Hoy a las 06:58 por Arian

» Senda Cromática - El color del fuego
Hoy a las 06:17 por Thurdok

» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 06:12 por Thurdok

» Desesperanza | D'tark
Hoy a las 06:10 por Thurdok

» How can something so beautiful be dangerous? | [THURDOK]
Hoy a las 05:52 por Thurdok

» Hot Meal - Privado -
Hoy a las 05:39 por Drael

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

08/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Miér Mar 01 2017, 21:00

Aproximadamente seis meses atrás, al principio de la gran nevada
En 'Vuelo Negro'



Me dolía la garganta, la sentía seca, muy seca... Lo suficientemente seca como para creer que, si intentaba tragar un mínimo de saliva, se desgarraría allí mismo. Después vino la sensación de pastosidad en la boca y, tras ello, se fueron despertando poco a poco las demás partes del cuerpo, comenzando a mover ligeramente los dedos de las manos y después los de los pies. Creo que fruncí el ceño a la vez que emití un pequeño gruñido de queja sin venir a cuento, y cuando abrí los ojos, una tenue luz amarillenta me dio la bienvenida de forma más bien borrosa. Ahí sí que fruncí más el ceño, lo noté -¿Uhm?... - musité a nadie ni nada en particular intentando recostarme, moviendo los brazos de forma que los codos encontrasen un buen punto donde anclarse.

Parpadeé varias veces, de forma incesante al final para intentar enfocar en condiciones, y cuando lo conseguí... Cuando lo conseguí quise que me tragara la tierra allí mismo. Que se abriese con una grieta enorme y no solo me tragase a mi, sino también a los allí presentes. O a uno al menos. Me sentía pesar como cien sacos de harina juntos, pero mi sentido de alerta supo reaccionar de manera que ipso facto me eché hacia el lado contrario a donde acababa de visualizar al dragón que creía que tan solo había soñado en algún punto de los últimos días -Tú - se me escapó sin poder reprimirlo a tiempo con un deje de desprecio imposible de maquillar.

Miré al que estaba sentado a su lado y no supe qué pensar. No parecía dragón a simple vista y, por su semblante, tampoco con la sensación de ser superior a nadie. ¿Un esclavo? Pero no iba andrajoso... Todo estaba muy confuso y no reconocer a nada ni a nadie no ayudaba. Como fuese, decidí que no iba a permanecer allí ni un solo segundo más si podía evitarlo así que, como buena imprudente con la cabeza dando vueltas en cuanto se incorporó de golpe sobre aquella especie de colchón duro, traté de zafarme de unas manos que todavía no me habían tocado.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Miér Mar 01 2017, 22:43

Nada más llegar con la humana a la improvisada enfermería que tenía en mi local había llevado a cabo una exploración buscando posibles lesiones o heridas que tratar, sin embargo, al parecer estaba libre de cualquier dolencia apreciable a simple vista, probablemente su desmayo se había debido a excesivo cansancio y a falta de alimento.

La habitación era austera y no contaba con muchos medios, sólo había algunos trapos limpios y correctamente doblados en un pequeño mueble sobre el que había encajada una palangana de bronce. Por la pared discurría un tubo, también de bronce, del cual emanaba calor. Entraba en la habitación por una pared y salía por la contraria, era un sistema de calefacción muy simple, pero eficaz. En la pared contraria a la de la palangana se encontraba una cama con un colchón relleno de algodón algo compacto. La estancia se encontraba iluminada por velas situadas en las paredes, para aumentar la luz que desprendían, cada vela poseía un espejo contra la pared, para que la luz proyectada contra la pared no se perdiera y se reflejara hacia el centro de la habitación. Pese a eso la luminosidad no era ni mucho menos total.

Hice que le prepararan una sopa de ave, para que su cuerpo repusiera líquidos y nutrientes. En aquel estado en el que no iba a poder masticar poco más podía hacer que darle algo líquido y esperar que fuera suficiente alimento para su cuerpo.

Mientras traían la comida comprobé que su ritmo cardíaco y respiración siguieran normales. Afortunadamente esto era así, aunque tenía una cadencia bastante baja. Estaba nervioso, pese a lo que podía haber leído sobre medicina humana nunca había puesto en práctica mis conocimientos teóricos sobre alguien que no me pudiera decir sus síntomas. Además, los humanos me parecían extremadamente frágiles y el concepto de enfermedad me parecía algo extraño, había leído mucho sobre estas enfermedades, pero al no haberlas sufrido nunca me parecían algo difícil de comprender. Su palidez también me resultaba extraña, no sabía si también sería consecuencia de su debilidad.

Junto a la sopa le trajeron un conjunto de una túnica y un cinturón, y un cubo con agua templada para llenar la palangana y así poder lavarla. Decidí que lo primero era intentar que comiera algo, ya que en ese estado probablemente el alimento se caería de su boca y le mancharía de nuevo, a ella y a la ropa que llevara puesta. Comprobé el estado del caldo, que se encontrara tibio pero no demasiado caliente para provocarle quemaduras. Pedí a los esclavos que le incorporaran para que no se atragantara al tragar y abrieran la boca para poder volcarle algo del contenido en ella. Parecía que el líquido resbalaba por su garganta sin mayor problema, aunque la postura hacía que parte se derramara por su boca o el borde del cuenco y acabara manchando su pálido cuerpo y el colchón de algodón en el que reposaba. Muy lentamente y en pequeñas cantidades conseguí volcar medio cuenco y tomamos un descanso para no provocarle que se ahogara. Tras un breve descanso volvimos a la tarea hasta que conseguimos que lo bebiera todo. Una vez terminado esto la cogí en brazos y la apoyé en una manta en el suelo para poder lavarla. Los sirvientes retiraron el colchón para dejarlo a secar y se retiraron ellos también.

Con paciencia y cuidado mojé un trapo limpio en el agua y fuí restregándole todo el cuerpo hasta que eliminó cualquier rastro de suciedad en él. El agua estaba marrón ya de limpiar el trapo en ella, así que pensé que mejor no ocuparse del pelo. Mientras había llevado a cabo este proceso habían traído un nuevo colchón seco. Volví a coger a la humana en brazos y la deposité en él. La vestí con la túnica y dejé el cinto de cuerda junto a ella, ponérselo sólo iba a causar incomodidades mientras siguiera inconsciente.

Tras un rato en el que aproveché para prestarle algo de atención a mi negocio volví a fijarme en el estado de mi paciente y pude comprobar que su pulso había ganado algo de ritmo y las respiraciones parecían más profundas, parecía que le habían sentado bien los cuidados.

Ya había pasado casi un día desde que la acosté en aquella cama y habíamos tenido que repetir el pesado proceso de alimentarla. y por fin abrió los ojos y tuvo algún movimiento consciente. Al principio parecía desorientada y torpe de movimientos, bastante normal despertándose de un desmayo por agotamiento, hasta que me vio. En ese momento los instintos humanos tomaron el control de su cuerpo y pudo hacer un movimiento rápido para alejarse lo máximo de mi que le permitía la cama y la pared que se encontraba al otro lado.

"Tú" fue la primera palabra completa que salió de su boca, pero pese a la falta de significado que tiene sencillamente nombrar a alguien sin más palabras de por medio lo que ella quiso decir me quedó totalmente claro, me despreciaba, como tantas veces había pasado con aquellos que había recogido. En este caso, sin embargo, me resultó molesto ya que en ningún otro caso había dado tantas atenciones a un humano, aunque para ser justos tampoco habían hecho falta unos cuidados tan delicados en nadie a su cargo. Mientras pensaba en lo que me debía de ofender aquella simple palabra, pronunciada a modo de insulto, la humana trató de levantarse de la cama, claramente desorientada. En ese momento no pensé, me levanté rápidamente y me acerqué a ella, intentando cogerla para que volviera a la cama. - Ten cuidado o te caerás de nuevo, y ya he perdido mucho tiempo de estudio para asegurarme de que te recuperaras correctamente una vez.- Apoyé una mano en su brazo y la otra en su mano y traté de conducirla a la cama, aunque parecía reacia a dejarse llevar la fuerza y la coordinación estaban de mi lado. - Tráele algo de agua y un cuenco con algo de carne, tendrá que recuperar fuerzas.- Dije al sirviente que estaba aún sentado a nuestro lado, pero sin apartar la mirada de los ojos de aquella chica. No obstante el hombre me comprendió y emprendió el camino a la cocina.
- Ahora estamos solos para que puedas decirme todo lo que piensas de mí por haberte salvado.- Me erguí demostrando la diferencia de altura, para ver hasta dónde le podía amedrentar mi aspecto.
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Miér Mar 01 2017, 23:18

En el momento en que las manos del dragón entraron en contacto con mi piel, un escalofrío recorrió mi cuerpo, más por extraño que me pudiese parecer de allí en adelante, no sentí la necesidad imperiosa de otras veces de salir corriendo como único objetivo en la vida. Fue quizás este el motivo por el que terminé dejándome arrastrar de nuevo hacia detrás y, al sentarme, me percaté de la vestimenta que llevaba puesta. ¿Qué era aquello? Como acto reflejo palpé mis caderas y, en efecto, no encontré el cuchillo que siempre llevaba amarrado a mi cinto. Miré con desconfianza al hombre que ahora había alzado la voz y busqué rápidamente con la mirada por todo su cuerpo algo de lo que preocuparme en primera instancia. No encontré nada, por el momento, cuando de repente nos quedamos solos -¿Salvado? - repetí con cierta ironía pero con una pizca entremezclada de confusión, ¿realmente había sido así? No podía asegurarlo en aquellas condiciones, mi cabeza seguía demasiado embotada -No necesito la ayuda de un dragón para terminar esclavizada, antes prefiero cualquier otro destino que... - pero fue en ese momento cuando el eco de la inteligencia se hizo visible en algún remoto punto de mi mente y activó el mecanismo de cerrar la boca. Qué pretendía, ¿morir? No podía estar siendo tan estúpida.

Chasqueé la lengua ante mi propia reprimenda interna y aparté la vista de la suya por un instante para observar el colchón sobre el que ahora volvía a estar sentada. Era cálido, al igual que el resto de la extraña estancia -Dónde estoy - fue mi pregunta sin el toque interrogativo que habría indicado educación o talante -. Y por qué me has traído - aunque la respuesta no era del todo complicada. Si aquello de que me había "salvado" era cierto, estaba claro el motivo por el que seguía con vida. No obstante, estaría por ver si realmente aquello podría recibir el nombre de salvación o de peor desdicha. Sin venir a cuento, estornudé y me estremecí, sintiendo un frío repentino que evocó en mi cabeza la imagen de un manto espeso blanco en el bosque. La nevada... Mi hermano. Tenía que regresar como fuera.

Los ojos se me abrieron de repente y, tratando de disimular, los posé sobre los del hombre de piel oscura -Yo no pertenezco aquí - comencé, sabiendo que me la jugaba -, necesito irme - aunque aquella sería la primera vez que escuchaba o veía con mis propios ojos a un dragón liberar a una presa.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Jue Mar 02 2017, 22:19

Me relajé un poco al ver que volvía a la cama. Aun así, pude apreciar el gesto que hacía buscando su arma. - Sí, te salvé. - No pareció satisfacerle la explicación, y tras un momento de duda que quedó reflejado en su rostro se encaró y comenzó a desafiarme. Sin embargo, calló a mitad de frase, por lo menos parecía que algo le imponía. Sonreí mostrando algo de satisfacción con este hecho, podría evitar durante su adaptación que causara problemas en mi casa o negocio.

Me apartó la mirada y preguntó sin ningún tipo de educación acerca de porqué había tomado la decisión de traerla. - Estás en mi casa y también mi negocio. - No parecía convencida, normal. En concreto te encuentras en una pequeña sala que tengo para poder tratar a aquellos de mis trabajadores que se hieren o caen enfermos en algún momento. - Su rostro empezó a mostrar signos de comprensión. El traerte aquí fue para salvarte. Te desplomaste en el bosque en plena nevada. Te traje aquí para evitarte morir congelada, y contando que has tardado aproximadamente un día entero en despertar, tengo la convicción de que hice bien. -

En ese momento entró el sirviente que había ido a buscarle comida y bebida. Pero justo al abrir la puerta ella estornudó, así que fui a entrecerrar la puerta mientras el hombre dejaba la bandeja que portaba sobre una de las sillas. Le indiqué que podía retirarse. Puedes marcharte, ahora quiero hablar a solas con ella. - El hombre se dispuso a replicar, pero antes de que empezara a hablar le corté - No te preocupes, si necesito cualquier cosa iré a buscarla yo mismo. - El sirviente aceptó la explicación y obedeció, aunque tampoco tenía más opciones.

Ahora que estábamos a solas de nuevo continué hablando. No podía estar totalmente seguro de que no estuviera trabajando para la Inquisición, así que me tenía que mostrar cauteloso con lo que le decía, muy probablemente se trataba realmente de una exiliada, pero no podía saber si estaba actuando para encontrar a simpatizantes de los rebeldes. Si no pertenecía a la Inquisición lo sabría a lo sumo en un par de días, me habían visto traerla a casa y la Inquisición tenía ojos y oídos por todos lados, enseguida vendrían a reclamarla. Si resultaba ser una exiliada, casi con total seguridad se debería a algún delito, y al haberme visto con ella tampoco podía dejarla ir libremente. La verdad es que, al haberla salvado de la muerte, la había condenado a quedar presa de mí durante un tiempo o a algo aún peor. - Respecto a la petición de irte, lo siento, pero no puedo acceder. Si estabas en los bosques con el temporal y tan débil no me queda otra que pensar que vives oculta de nuestra sociedad, esto me lleva a suponer que te ocultas por algún motivo, como evitar ser castigada por algún delito. Si te permitiera salir de aquí tendría que ser dando aviso a la Inquisición de que he capturado a una posible delincuente y tendría que dejar el asunto en sus manos para que iniciaran una investigación. La otra opción es que permanezcas aquí, haciendo servicio por la sociedad como esclava, lo que te podría evitar ese mal trago. Espero que lo entiendas, las leyes son las leyes, y si así las dicta nuestra Reina debe ser por un buen motivo. - Realmente me resultaba duro obligarle a quedarse en contra de su voluntad, pero no me quedaba otra opción, había que aparentar normalidad de cara al exterior. Si me investigaban podría acabar en un aprieto bastante delicado.

Recordando el gesto que había llevado a cabo al volver a sentarse en la cama le dije. - Por cierto, no te preocupes. No me he deshecho de tu cuchillo, sólo te lo quité para mayor seguridad de todos. De todas formas, no puedo devolvértelo de momento. Si te acabas ganando tu libertad, sirviendo sin causar problemas y demostrándome que no eres una delincuente, te lo devolveré al irte. -
- Te recomiendo que tomes algo ahora que puedes por tus propios medios. Te daré un par de días para que te recuperes, en los que serás tratada como una invitada, tras estos, deberás empezar a trabajar para ganarte el sustento. -
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Vie Mar 03 2017, 03:48

Empezó a hablar y, como comencé a entender, debía callar. Habló, entró el anterior esclavo, dejó lo que parecía ser mi comida a un lado y se fue, el dragón seguía hablando y yo sin apartarle la mirada en ningún momento de sus ojos. Por momentos desconectaba, comenzando a valorar los hábitos que había visto realizar en otros esclavos para comenzar a trazar un plan en mi cabeza: cómo comportarme a partir de ese momento, qué opciones tendría, cómo de fácil sería escapar, cómo de difícil... Hasta que calló de forma increíble y vi la opción perfecta para acogerme a un turno de palabra sin permiso ni falta que necesitase de él -¿Acabar ganándome mi libertad? ¿Cuál? - respondí de forma claramente retórica -En el momento en que alguien ajeno a ti debe decidir cuando tienes libertad, te despides de ella para siempre - concluí con un tono que no daba opción alguna a réplica mirándole con unos ojos acusatorios. Estaba claro para mi, yo era libre hasta que él decidió privarme de tal privilegio.

Me acerqué la comida que el hombre había traído puesto que era orgullosa, no estúpida, y comencé a comer sin apartarme un ápice de mi posición por muy cerca del dragón que estuviese y lo que aquello me pudiese llegar a repeler -Bueno, entonces ahora ¿debo empezar a trataros como a un señor? ¿Como a mí Señor? - recalqué el posesivo muy a conciencia mientras me llevaba un trozo de aquella carne a la boca. Había que reconocer que estaba deliciosa -¿Cuales van a ser mis labores a partir de ahora? - continué, tratando de comportarme como imaginaba que se esperaba de mi. No cesaría en mi empeño de recuperar lo que me había ido arrebatado, eso lo tenía muy claro, pero tampoco le veía la utilidad al negarse en rotundo a realizar algo que sabía a ciencia cierta que me podían obligar a hacer. Ya encontraría el modo de solventarlo...

Esperé su respuesta mientras continuaba comiendo y mirándole, escuchando algún que otro ruido al otro lado de la puerta y preguntándome qué estaría ocurriendo, de qué sería aquel negocio que había mencionado y quién sería aquel dragón que, hasta el momento, tan bien parecía interpretar un papel que descuadraba en mi cabeza la concepción que tenía acerca de ellos. No pasé por alto, de todos modos, su respuesta acerca de las leyes y la reina. ¿Que aquella justicia estaba hecha de forma justificada? ¿Bien justificada? Claro, para los de su clase dese luego que sí, hasta que volvías la mirada y te fijabas en todos los demás...




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Vie Mar 03 2017, 06:18

Volvió a sacar las garras dialécticas. Tenía fuego en la sangre la muchacha, y eso me gustaba, aunque asumía que me causaría algún problema, o al menos algún conato de problemas.

Obvié su comentario sobre la libertad, porque me encontraba cansado para discutir sobre conceptos filosóficos, porque no pensaba contestar a las cosas en ese tono y porque no podía darle aún la tranquilidad de sentir que podía hablar de cualquier cosa conmigo, aún no podía sentirse a mi nivel.

Cuando empezó a comer no pude más que esbozar una sonrisa. Al menos los problemas que iba a causar no iban a ser los de morirse de hambre, puede ser que pasaran más por escaparse, y para eso necesitaría energía. Tendría que vigilar bien las salidas del local en cuanto saliera de esa habitación. Me habló y esta vez sí consideré que debía responder. - No hace falta, puedes llamarme Señor o Quetzalian, lo que te sea más cómodo de pronunciar. Por cierto, no sé tu nombre. -

- Y tus labores a partir de ahora son sencillas, durante un par de días comerás, beberás y te asearás si así lo deseas hasta recuperarte totalmente. Luego te enseñaré a comportarte correctamente, a leer y a escribir, mientras trabajas limpiando, hasta que considere que estás lista para atender a los clientes. -

Escuché sonidos al otro lado de la puerta y abrí para asomarme por lo que estuviera pasando al otro lado. El sirviente al que había pedido que nos dejara a solas había derramado un cubo con agua caliente en el pasillo. - ¿Qué haces aquí? Te había dicho que si necesitaba algo iría yo mismo a por él.- El hombre se encogió ligeramente y emitió un sonido parecido a un gruñido débil. - No te preocupes por el agua, y supongo que la muchacha se sentirá agradecida de que te hayas preocupado de traerle agua para que se asee, pero ahora recoge esto y vuelve a tus obligaciones. -[/b]

Volví a entrar en la habitación, cerrando la puerta tras de mí y me senté en la cama, aunque dejando algo de distancia con la humana. - No te preocupes por el ruido, sólo se ha caído un cubo lleno. -
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Vie Mar 03 2017, 19:32

No estaba segura de si la cantidad de comida había sido poca o es que yo había comenzado a devorarla como un auténtico animal, pero el caso es que para antes de que volviese a hablar, la ración había bajado considerablemente y comenzaba a sentir un calor  y un sopor interno que me agradaban. No podía fiarme, no podía ni debía hacerlo.

Señor o Quetzalian, lo que más fácil fuese de pronunciar... No, lo que menos humillante me resultase -Esra - dije, sin preocuparme en mentir ya que de poco me iba a servir. Quien no quisiera que me reconociese por la ciudad, no iba a conseguir que dejase de hacerlo por cambiar mi nombre ya que en cuanto viese mi cabellera, sabría mi identidad sin prácticamente dejarle un margen a la duda -. Trabajar... - tuve que esbozar una pequeña sonrisa a modo de sarcasmo mientras bajaba la vista y negaba con la cabeza. Así que así era como aliviaban su conciencia al esclavizar a los humanos, entendía.

Al momento se levantó, arrastrando su portentoso cuerpo hasta la puerta y abriéndola para esbozar después unas cuantas palabras a las que mentiría si dijese que presté demasiada atención puesto que aproveché que me daba la espalda para examinarlo de arriba a abajo. Alto, estaba más que claro, fuerte y con una presencia que dejaba clara su superioridad de clase. Además, me dio tiempo de comenzar a percatarme en aquellos detalles en los que, por orgullo, no me había permitido pararme a pensar. Sus ojos eran morados, algo realmente inusual para mi, y en la parte baja de su rostro resaltaban unas escamas que diluían todo ápice de duda acerca de qué o quién se trataba. Sin duda, un dragón que no necesitaba ver convertido en ningún momento. Ahora solamente quedaba averiguar de qué estilo, ¿burgués? ¿perteneciente a la nobleza? ¿afín a la reina? Como fuera... Iba a largarme de allí en cuanto viese mi oportunidad. Volvió y tuvo la poca decencia de sentarse en mi territorio.

Me giré al momento para no perder mi posición ante él. Frente a frente, desafiante por instinto irremediable -No me preocupa un ruido más que quien tengo al lado - le aseguré olvidando el cuenco que ya apenas contenía un poco de líquido perteneciente a los jugos soltados por su contenido -. ¿Ya estoy marcada? - detalle que, aunque quizás fuese una estupidez para muchos, para mi estaba cargado de un simbolismo demasiado notorio como para pasarlo por alto.

Nunca había pasado tanto tiempo junto a un dragón y, lo menos que pude imaginarme, es que pudiera estar cruzando palabras con uno sin mi cabeza rodando a los dos segundos.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Vie Mar 03 2017, 23:26

Esra, un nombre corto, eso estaba bien para que no lo olvidara. Aunque todo parecía indicar que ella misma se encargaría de que no la pudiera olvidar. Seguía desafiante.

- No tiene que preocuparte quien tienes al lado, aunque ahora no puedas creerme. Si realmente quisiera algún mal para ti te habría dejado encontrar tu destino entre la nevada.- Me levanté de su lado y saqué de mi bolsillo una moneda antigua que hice rodar entre los dedos y finalmente coloqué en la palma de la mano. - Aún no estás marcada, pero si quieres lo podemos solucionar con esto ahora mismo. -

Me quedé mirando fijamente a ver cuál era su reacción, si seguía desafiante o si la visión del sello que se quedaría marcado a fuego en su piel sería suficiente para aplacar un poco su espíritu rebelde.
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Vie Mar 03 2017, 23:47

Bajo mi punto de vista, aquel hombre no hacía más que contradecirse en sus propias palabras. Al principio dando a entender que tendría opción de elegir por mi misma o no sería un destino tan horrible el convertirme en esclava y, al momento, con amenazas acerca de la temida marca. Como es evidente, aquello no me inspiró más que una desconfianza todavía mayor -¿Acaso tengo elección? - pregunté sabiendo la respuesta que recibiría. No, no la tenía, puesto que ya me había dejado claro que no saldría de aquel lugar.

Hice un pequeño mohín de desagrado y retiré la mirada dejándola caer en algún punto de aquella estancia. Me sentía pequeña, débil y en inferioridad de condiciones, lo cual me disgustaba a base de bien -Con la cantidad de esclavos que podías tener, y has tenido que elegirme a mí... Vengo del exilio y acepté sus condiciones cuando lo elegí, haberme dejado allí - concluí visiblemente enfadada con la situación pero poniéndome en pie y alcanzando lo que parecía ser un cinturón. Me miré el cuerpo y apenas lo reconocí, ya no por la vestimenta, sino por lo limpio. Suspiré y me coloqué el cinturón por mí misma volviendo a alzar la mirada a la del dragón -. Muy bien, ¿esto es todo? - pregunté esperando que, lo que fuera a venir a mi vida a partir de entonces, empezase ya.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Sáb Mar 04 2017, 00:15

- Siempre hay elección, Esra. Yo elegí traerte aquí para salvarte, y si tan mal consideras que hice dándote otra oportunidad de vivir puedes elegir desaprovechar la oportunidad enfrentándote a mí. - Solté eso casi gritando mientras me acercaba a ella y me mostraba desafiante, aunque yo tenía la ventaja del tamaño y de la fortaleza física de mi raza. Tras esa demostración de que se encontraba en mi territorio y que hacer alguna locura podría tener malas consecuencias para ella me di la vuelta y me dispuse a salir de la habitación. - Voy a traerte agua caliente y jabón para que te puedas asear si te apetece ¿Necesitas algo más?.- Lo dije sin el tono de voz cálido que había mostrado hasta ahora. Que me reprochara continuamente haberle salvado la vida había conseguido molestarme.

Ya me encontraba abriendo la puerta, pero me quedé allí, esperando su reacción y tratando de calmarme un poco. El resto de mis sirvientes no tenían la culpa de lo que yo hablara con esa insolente.
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Sáb Mar 04 2017, 00:32

Decir que su elevado tono de voz no me inmutó, sería mentir, más intenté por todos los medios no dejarme achicar y mostrarme si no desafiante, firme. Sería su esclava, pero quería que entendiese que eso no me convertiría en ninguna sumisa. Callé, y no fue hasta que me preguntó algo antes de salir, que volví a utilizar mi voz -No - fue todo antes de verle desaparecer por la puerta y cerrar tras de sí.

Vacié mis pulmones en ese momento y agradecí la soledad como un verdadero regalo, destensando mis músculos por un momento y volviendo a sentarme en la cama con la cabeza gacha. ¿Cómo había podido cometer el error de dejarme atrapar y convertirme en esclava? ¿Qué pensaría mi hermano al ver que no había regresado? ¿Y si descubría dónde estaba? ¿Y si decidía venir a por mi?... Demasiadas preguntas y preocupaciones surcaron mi mente en cuestión de segundos, provocando que mi corazón latiese cada vez de una forma más frenética y mi respiración se alterase.

No podía permitirlo, tenía que encontrar una solución cuanto antes. Pero cuál y de qué manera si ni siquiera había un hueco por donde la luz del día entrase en aquella estancia.

Me mordí el labio mientras trataba de poner en funcionamiento una cabeza que seguía entre brumas. Observé a mi alrededor y no vi nada más allá que un colchón, la comida que ya había ingerido y varios artilugios más. La solución más rápida pero no sabía si eficiente, se me antojaba demasiado arriesgada. ¿Habría echado el cerrojo a aquella puerta? Quizás probarlo sería una temeridad, pero la impulsividad me tentaba de una manera demasiado peligrosa -Piensa, ¡piensa! - terminé por instarme en voz alta obligándome a recular los dos pasos que ya había dado hacia aquel conjunto de madera.

No estaba marcada y Quetzalian había dicho que esperaría un par de días para comenzar con mi instrucción. Quizás ese sería el tiempo del que dispondría para elaborar mi huida... No era demasiado, pero en peores condiciones podría encontrarme. Bien, esperaría, esperaría y rezaría a los dioses en los que no creía por el hecho de salir de aquellas cuatro paredes más pronto que tarde.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Jue Mar 16 2017, 00:11

Una vez fuera de la habitación dejé escapar un largo suspiro... esa chica iba a ser un dolor de cabeza.

Al echar a andar resbalé ligeramente con el agua del cubo que se había derramado antes, tendría que hacer que secaran eso antes de que alguien se abriera la cabeza. Cuando apenas había andado unos pasos volví sobre ellos y me aseguré de cerrar la puerta para impedir de momento que vagara libremente por la casa, seguro que trataría de escapar mientras nos encontrábamos en los días más fríos que se recordaban desde hace cientos de años; de hecho, yo no había conocido la nieve hasta esa misma semana.

El cerrojo se deslizó fácilmente gracias al cuidado que se ponía en todos los aspectos en esa casa, la verdad es que los sirvientes que tenía estaban atentos a cualquier detalle para que todo funcionara perfectamente.

Finalmente eché a andar hacia las dependencias de las cocinas. Los esclavos estaban atareados, por lo visto había algún cliente y ni siquiera me había dado cuenta por atender a la humana, Esra. Me acerqué al pozo que estaba abierto en la misma cocina para no tener que ir fuera a buscar el agua y dejé caer el cubo para que se llenara de agua. Se oyó el golpe contra el agua del fondo y tras dejarlo unos segundos empecé a tirar lentamente para que al girarse terminara de llenarse, lo subí hasta el borde del pozo, una vez ahí lo cogí por el asa y volqué el contenido en una olla que puse a calentar al fuego. Mientras esperaba a que se calentara di instrucciones para que fueran a secar el suelo de delante de la enfermería. Una vez el agua comenzó a humear la volqué en el cubo de nuevo, cogí un poco de jabón y un bollo que me eché al bolsillo y eché a andar hacia la habitación en la que se encontraba la invitada. En el camino me encontré con el siervo que había ido a secar el suelo y le di las gracias.

Una vez llegué a la habitación descorrí el cerrojo y entré.

Al entrar en la estancia me encontré a Esra de pie, mirando hacia la puerta. Podía imaginar por dónde discurría su línea de pensamiento. Me aseguraría de que la puerta quedara bien cerrada cuando saliera.

Cerré tras de mí y me dirigí a la palangana de agua, donde volqué el agua caliente del cubo. Tras esto me dirigí a la humana y le di la pastilla de jabón que había traído. Entonces saqué el bollo que llevaba en el bolsillo y se lo acerqué. - Toma, por si te has quedado con algo de hambre.-
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Sáb Mar 25 2017, 21:56

Escuchaba pasos al otro lado de la puerta, algunos más apresurados que otros pero todos con un destino fijado. Miré a los míos y me sentí acorralada, lo cual no podría considerar una idea disparatada dadas las circunstancias en las que me encontraba. Alcé la vista de nuevo y bufé esperando a... ¿qué? Pues bien, tras un rato considerablemente tedioso, la puerta volvió a abrirse y a dejar paso al que ya sabía que era el dueño y señor de todo aquello. Fue instantáneo, mi rostro volvió a endurecerse y a mirarle con desafío.

Le seguí con la vista hasta que dejó lo que había traído consigo y habló ofreciéndome un pedazo de comida. Lo cogí sin rechistar pero lo dejé a un lado, sobre el colchón. Tras ello, observé el jabón y el agua humeante. Fruncí el ceño. Un momento... Me miré las manos y de repente caí en la cuenta, ¡estaban más limpias de lo que recordaba haberlas tenido nunca en los últimos años! ¿Eso significaba que...? -¿Has ordenado que me limpiaran? - aunque la respuesta podía adivinarla yo sola al hacerme consciente de la poca suciedad que sentía en los poros de mi piel. De repente, enrojecí. Y no de cólera.

Me giré llevándome una mano a la frente que más tarde pasaría a apartar el pelo que se vencía sobre mi rostro. Dónde me habían metido. Suspiré y me giré de nuevo para enfrentar a Quetzalian cuando me noté las mejillas algo menos encendidas -¿Voy a tener que estar aquí encerrada hasta que me marques? - pregunté, poco consciente de lo mucho que me falta por mejorar en el trato hacia aquel al que pronto pertenecería.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Quetzalian el Miér Abr 19 2017, 02:04

Al entrar en la habitación me topé con la expresión dura de Esra, tomó la comida y la dejó a un lado sin hacerle demasiado caso, escondí la expresión de disgusto ante la mala educación mostrada hacia mi gesto de hospitalidad. Al ver el jabón me pareció ver que fruncía el ceño, ¿le habría parecido una insinuación de algún insulto referido a su aspecto? Antes de que pudiera pensar más acerca de esto me preguntó si la había hecho lavar y su piel empezó a adquirir un tono rojizo. Que curiosos eran los humanos. Tenían la visión de que nosotros los veíamos apenas como ganado y aun así se avergonzaban al pensar en que habíamos contemplado su desnudez. - No, en ningún momento hice que te lavaran. Te lavé yo mismo. Es mejor no delegar las tareas que requieren de un cierto cuidado, y al no estar seguro de tu estado de salud prefería ser yo quien te cuidase, al ser quien más conocimientos de medicina posee en esta casa. -

Me dio la espalda, supuse que para recomponerse de su sonrojo. Enseguida se volvió a girar y me lanzó otra pregunta casi a modo de desafío. Se me hacía duro no sonreír pensando en cuál habría sido el trato que habría recibido ella si la hubiera encontrado otro amo menos “comprensivo”, estaría colgada de unos grilletes o siendo azotada pese a haber escapado por los pelos de las garras de la muerte hace escasas horas.

- Ahora no te preocupes por eso. Tú preocúpate de descansar y mañana hablaremos de tu libertad de movimiento por la casa. – Dicho esto me dispuse a abandonar la habitación. - Ahora descansa, volveré en cuanto termine de atender asuntos a ver cómo te encuentras. –
avatar
Quetzalian
Dragon

Ocupación : Dueño del Vuelo Negro
Mensajes : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Esra el Sáb Abr 22 2017, 13:16

Se había ocupado él mismo de lavarme... ¿dónde se había visto un caso semejante? Podía entender su postura más no la compartía. De más está decir que la presencia de pudor y el incipiente rubor a causa del mismo tenían poco sentido en aquel momento, pero no lo pude evitar. No contesté y decidí que aquel detalle supuestamente nimio sería guardado bajo ocho llaves en algún punto de mi inconsciente, sino desechado -Entendido - dije simplemente ante la última contestación a mi pregunta acerca de ser marcada. ¿Eso significaba que estaba de acuerdo? No nos confundamos, ¿pero qué más podía hacer en aquella tesitura? Esperaría y, cuando pudiera alardear de tener ligeramente las cosas bajo control, comenzaría a moverme para conseguir lo que todavía parecía ser mío: la libertad.

Se fue entonces y volví a encontrarme sola entre aquellas cuatro paredes desprovistas de toda entrada de luz natural y frío inesperado. Una parte de mí lo agradecía, poder dormir aunque encerrada, a cobijo. Pero por otro lado estaba aquella sensación de desasosiego propia de quien ha sido atrapado cayendo en la trampa que siempre intentó evitar. No pude dejar atrás el pensamiento sobre mi hermano, sobre si habría notado ya mi ausencia y sobre qué diantres podría estar pasando por su cabeza al respecto, pero sinceramente esperaba poder actuar antes de que él decidiera cometer alguna locura.




avatar
Esra
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida al 'Vuelo Negro' - Quetzalian

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.