Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» ღ Rose Workshop ღ Firmería
Hoy a las 22:32 por Khanan

» Registro de Rango
Hoy a las 22:18 por Khanan

» Registro de Grupo
Hoy a las 22:16 por Khanan

» Registro de PB
Hoy a las 22:15 por Khanan

» Flowing [+18] (Kya)
Hoy a las 22:13 por Trystan

» Time to Make you Mine... (Inaya)
Hoy a las 21:52 por Karellhen

» Draconians por Mes
Hoy a las 21:40 por Yanara

» Dos lunas [Delilah]
Hoy a las 21:22 por Delilah

» Así es el trabajo || Yanara
Hoy a las 21:04 por Aisha

» La caída del imperio Romano. (Minitrama para Dragones)
Hoy a las 20:56 por Thyraxes

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


Secret Words (Vaurien)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Sáb Feb 25 2017, 21:32

Arian llevaba dándole vueltas a una idea desde hacía ya bastante tiempo, el suficiente para que algunas noches le quitase el sueño o se despertara y apuntara rápido ideas respecto a ese tema para pensar en el futuro como encajarlo todo, como encararlo…

Su plan parecía no tener fallas, no después de haberle dado tantas vueltas, pero estaba el factor externo y eso siempre podía cambiar, modificarse o fallar, por lo que tampoco bajaba la guardia, si llevaba a cabo este plan tenía que dejar de ser en parte ella y ser otra persona con apariencia diferente y nombre diferente. En parte ella porque tras ese plan que estaba urdiendo siempre estaría su mente de ágil respuesta y sus reflejos físicos, así como su disciplina para mimetizarse con el entorno, para pasar todo lo inadvertida que podía, como cuando iba a la caza de información y aunque al principio no era buena con el tiempo había conseguido sorprenderse incluso a sí misma en algunas ocasiones.

Quizás era ambiciosa al pedirse aquello a sí misma a llegar a forzarse hasta ese nivel que tenía en mente pero si Arian lo era y pensaba tomarse aquello como el trabajo más importante que iba a tener que llevar a cabo, pues así era, de él podía salir victoriosa con mucha información del enemigo o acabar muerta a manos de él mismo… pero la muerte estaba siempre presente en un inquisidor, por lo que aquello realmente no la ahuyentaba.
Seguramente a su madre y a su tía no las acabaría de hacer mucha gracia aquellas ideas, pero la daba igual, era su vida, y debía vivirla acorde a lo que pensaba, además era trabajo y era un trabajo por la reina que si la salía bien la elevaría en la escala de meritos consiguiendo de una manera diferente equipararse a su familia algo que siempre había ansiado en su corta vida dracónida. Y por todo ello debía hacerlo, aunque fuera peligroso al menos debía intentarlo.

Para su plan era necesario la coartada de una persona y ella tenía en mente al que pensaba que uno sería capaz de entender su manera de pensar y dos podría mantener la tapadera que quería pues de él no habría sospecha alguna y sus valores eran impecables, además de ser un miembro también de la inquisición y bajo el punto de Arian una persona inteligente y por ello admirable. Por todas esas cuestiones Arian había elegido a Vaurien como su tapadera o cómplice, yendo aquel día decidida a su casa a contarle sus planes y debatirlos con él, si era necesario, lo que tenía claro es que de aquella casa saldría con una respuesta ya fuese positiva o negativa por parte de él, pero una respuesta al fin y al cabo.

Sin más preámbulos y en pro de mostrarle a él que podía infiltrarse mejor de lo que muchos podían llegar a pensar, llegó a su casa con apariencia vulgar y desaliñada, lo justo como para parecer parte de los esclavos que servían en la casa de él.

Al principio la miraban con recelo pero cuando vieron que se fue a las cocinas y se puso a trabajar sin decir palabra alguna la gente de allí sólo pensó que era una esclava nueva que trabajaba para el señor y dejaron de prestarla verdadera atención lo cual fue de agradecer pues significaba que no lo estaba haciendo tan mal como pensaba.

Preparó un café para dos y aún sin conocer del todo la casa lo llevó con la bandeja casi de un lado a otro para finalmente dar con el lugar donde estaba Vaurien y entrar de manera respetuosa mirando al suelo o al menos haciendo el gesto de que estaba mirándolo.

Se acercó a él de manera lenta y pausada, para finalmente colocarse a su lado y decir de manera sencilla – Aquí tiene su café Señor – y sin más lo fue poniendo en la mesa que tenía frente a él seguramente si le miraba a la cara vería que era ella y que todo aquello era en parte una pantomima y una manera muy extraña de servirle el café a un invitado inesperado pues era ella quien se estaba sirviendo el café para tomárselo con aquella charla esperada con él.
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Lun Feb 27 2017, 14:05

Vaurien se encontraba en su biblioteca, disfrutando de una de las novelas de investigación que había rescatado aquí y allí. Al dragón siempre le había fascinado la capacidad de los humanos para la ficción. Desde tiempos muy remotos, habían sido capaz de crear desde las obras más fantasiosas hasta las más cruelmente mundanas. Un libro bien escrito era capaz transportar a cualquiera hacia mundos extraños, llenos de misterio y aventura. Vaurien siempre había encontrado gran descanso y placer en pasar una tarde tranquila en su biblioteca, rodeado de los "tesoros" que había rescatado con los siglos. Casi todos los libros eran perfectamente legales pero el dragón dorado guardaba celosamente algunas obras cuyo contenido no era lo que se dice...popular entre los dragones.

Noctis estaba a su lado en una silla cómicamente grande para él, totalmente concentrado en un libro de carácter más infantil que Vaurien había conseguido para él, con la esperanza de que el niño humano también acabase persiguiendo el conocimiento que guardaban los libros algún día.

Si previo aviso, una sirvienta abrió la puerta, portando una bandeja con café para dos personas. Curioso, Vaurien no recordaba haber pedido café, y sus sirvientes siempre llaman a la puerta antes de entrar. La mujer dejó la bandeja en la mesilla, sin mirar al dragón a los ojos y dijo -aquí tiene su café, señor-

Aquello fue lo que la delató del todo.

-Noctis, continúa con tu lectura en tu cuarto. Tengo asuntos que atender-

Sin mediar palabra, aunque algo confuso, el niño se levantó de su silla y cargó con el libro hasta la salida. Pues reconocía cuando su padre adoptivo hablaba de esa forma, algo muy serio estaba pasando.

Una vez que el muchacho se fue, Vaurien decidió continuar con la pantomima de su intrusa. De manera que le dio un sorbo a su café, pues era poco probable que estuviese envenenado

-Está algo frío, ¿te has perdido de camino aquí?. Siéntate-

Vaurien dijo esto en un tono totalmente autoritario, dejando claro que no era una petición. Sino una orden.

-Bien, ¿me vas a decir que hace una dragona de alta cuna que se hace pasar por sirvienta, presumiblemente, por primera vez en su vida? Puede que tengas apariencia desaliñada pero aún huelo tu perfume, querida, tuviste un baño no hace mucho, tus manos son suaves y delicadas, carentes de los callos y los daños que conllevan una vida de trabajos manuales y hasta diría que te hicieron la manicura hace poco. Obviamente no sabías donde estaba, has entrado sin llamar y...no te ofendas, pero se nota que nunca has hecho un café por tu cuenta. Y sí, sé que eres una dragona porque el único dragón que hay normalmente en esta gran mansión es un servidor, y tú no has tenido la precaución de salir de la Red, de manera que he podido percibirte. ¿Quién eres exactamente?-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Lun Feb 27 2017, 17:26

Un niño muy encantador y obediente – sonrió mientras se sentaba y cogía la otra taza de café – Si, me ha quedado algo frío, ya mejoraré eso… - le miró y cruzó las piernas ahora ya no era la sirvienta era Arian y como tal tenía su prestigio y su compostura… - Bueno no puede salir todo bien a la primera ¿No le parece? – se rió con cierta gracia – No obstante he podido pasearme sin reparos por toda su casa gracias a lo que usted llama un mal disfraz… pero sí supongo que tendré que mejorar … - suspiró y se le quedó mirando un rato en silencio…

Miraba todo lo que hacía incluso el más mínimo gesto que salía de él. Vaurien era un dragón estudiado y muy inteligente y era por ello que lo había elegido, incluso aquella crítica, se la tomo como constructiva y no como destructiva puesto que si aceptaba su plan ambos debían llegar a entenderse y ser capaces de colaborar incluso en aquellas pequeñas cosas que él le había dicho a ella…

Vaya así que mi perfume y la red…
- se rio ligeramente – no había caído en ello, mal para mí, bueno para usted, supongo…

Soy Arian, la hija de Dita, creo que a mí madre ya la conoces, me extraña que no me conozca de nada, al fin y al cabo estamos en el mismo oficio… pero bueno supongo que en parte será porque no me interesa que la gente sepa quién soy, de buenas a primeras… – sonrió y de repente se sentó de manera más formal y posó el café en la mesa de él – Bueno, no quiero insultar a su inteligencia ni tampoco andarme mucho por las ramas, sabes que estoy aquí por algo sino habría hecho una reunión más formal y no le habría hecho beber un café medio frío…  - y aunque mantenía la sonrisa se notaba que estaba hablando seriamente, una cosa era ser seria y otra mostrar una cara de pocos amigos, la sonrisa y la seriedad para Arian no estaban reñidas- Así pues vayamos al grano, sé que seguramente no le gustará que la gente ande con rodeos, ni creo que debamos perder nuestro preciado tiempo en preguntas banales como ¿Qué quieres? O ¿por qué estas aquí?– hizo una breve pausa mirándole Arian era directa, cuando quería algo iba a por ello - tengo un plan, uno que si sale bien podría darnos información de los rebeldes o al menos de una parte… ¿Le va interesando el tema?, porque usted es una pieza fundamental de mi plan y si no le interesa, me iré igual que he venido, aunque me dará pena tender que sustituirle… - se relajó un poco quería ver si al menos él le estaba prestando atención, si estaba activo, escuchándola, Arian como joven que aún era al menos para un dragón pecaba muchas veces de impaciencia e igual hasta de imprudencia, aunque trataba de no caer en esos errores, pero es que había pensado tanto ese plan que tenía que decírselo a quien sería su coartada si aceptaba, en parte necesitaba su experiencia, sus críticas constructivas…
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Sáb Mar 04 2017, 18:59

Vaurien dejó el café, tomo su pipa del soporte de su mesilla junto a la butaca y la encendió. Escuchó atentamente las palabras de su "intrusa". Secretamente, agradeció que la dragona no hiciera ninguna pregunta sobre Noctis, por ahora, su existencia debía permanecer en secreto.

-No te preocupes, querida, nunca he dicho que fuera un mal disfraz. De hecho, el que hayas podido llegar hasta mí por tu cuenta en mi propia casa dice mucho de la seguridad de mi mansión. Procuraré corregirlo-

La dragona se presentó como Arian, hija de Dita. Vaya, eso si que era una sorpresa, la hija de Dita "The Nightmare" haciéndose pasar por esclava para colarse en su casa.

-Discúlpame, Arian, creo que nunca nos hemos presentado formalmente, aunque tu madre ciertamente me ha hablado de ti. Sin embargo, nunca hemos coincidido. Supongo que ya lo sabes pero soy Vaurien. ¿Así que ambos somos Inquisidores? Qué curioso...-

El viejo dragón escuchó lo que Arian tenía que decirle, la joven era directa, decidida y algo impaciente, características propias de la juventud. Por lo visto había venido con una propuesta, colaborar con ella para obtener una información valiosa...

-Confieso que no aprecio tu tono, Arian...¿sustituirme? Ja-

Vaurien tomo una pausa, exhaló una bocana de humo, y continuó

-Jovencita, así es como yo lo veo, no has venido aquí a escondidas para hacerme una propuesta, has venido para demostrar algo. Eres una dragona joven, con una madre de cierto renombre en cuya sombra no quieres verte atrapada, de manera que urdes un plan, algo lo bastante grande como para hacerte un nombre por ti misma, pero no puedes hacerlo sola, de modo que has acudido a mí-

Volvió a hacer una pausa, y miró fijamente a la joven dragona a los ojos.

-Ciertamente, has demostrado cierta capacidad para llegar aquí y sin duda eres mucho más proactiva que la mayoría de los jóvenes que he visto. De manera que escucharé atentamente tu propuesta y decidiré si tomar parte en ella o no. Por lo que puedo deducir, supongo que parte del plan es hacerte pasar por esclava, ¿no?-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Mar Mar 07 2017, 21:36

Supongo que nunca nadie se fija o sospecha del servicio, yo desde hace años les obligo a los de mi madre, cuando estoy por allí, a pasar informes si ven alguna anomalía o cambio, ya sabes por cuan poco se venden algunos humanos, además de a realizar “cuestiones” al azar entre ellos, para asegurarme no sólo de su lealtad con la familia… pero esto último hace tiempo que no lo realizo, no tengo tanto tiempo como antaño, supongo – suspiró si Vaurien era listo, cosa que era entendería a la perfección aquellas palabras…

Si, disculpe mi abrupta visita y reciba mi más cordial saludo Señor Vaurien[/ – dijo ahora haciendo una especie de reverencia acorde a su posición levantándose, para acto seguido volver a sentarse – La verdad es que tenía ganas de conocerle en persona, la gente habla bien de usted, tiene una fama que mantener supongo – sonrió.

Cada palabra de él parecía relajarla y cabrearla a su vez, era como un padre regañando a un hijo, mostrándole sus defectos y al mismo tiempo aceptaba sus fallos porque sabía que si había acudido a él y no a otro era porque ante todo Vaurien era un hombre inteligente…

Y usted es un hombre inteligente y por ello estoy aquí. Tiene razón en cuanto a pensar que ansío labrarme mi propio nombre, las mujeres de mi familia nunca hemos sabido mantenernos al margen supongo – sonrió – No obstante, sé que soy joven y peco de ello pero ¿A usted le gustaría que siempre le llamasen el hijo de…? Amo a mi madre y sus proezas en la batalla, pero quiero ser reconocida por mí misma, quizás es el ego de la juventud, pero está en lo cierto al afirmar que los planes que tengo en mente no puedo llevarlos a cabo yo sola y necesito la ayuda de alguien externo a mi familia… - le reconoció finalmente sonriendo y tomando el aire para proseguir, sus palabras eran liberadas lentamente no tenía prisa en contarle sus planes…

La mayoría de los jóvenes y algunos adultos se comportan como niños – comentó seria – se creen que por que han vivido o simplemente son hijos de… no deben hacer nada más, eso me exaspera un poco, pero es mi opinión personal al respecto – reconoció así su animadversión a estarse quieta demasiado tiempo, así como a la falta de algunos dragones por aspiraciones más allá de saber donde se encuentra su jarra de cerveza…

De nuevo vuelves a acertar – sonrió cuando dijo lo de si parte de su plan se basaba en ir de esclava… entonces organizó en su mente el plan de nuevo y empezó a relatárselo, no quería saltarse ningún paso pero suponía que algo acabaría quedando en el tintero o seguramente sería modificado con sabiduría por Vaurien.

Sacó un papel de su espalda que llevaba guardado desde antes de llegar allí y se lo puso sobre la mesa desplegándolo, era una especie de mapa de las zonas de conflicto actuales – Bien, por ahora entre todos mis cuervos he escuchado rumores de concentraciones importantes de gente en estos sectores, sobre todo en la taberna – la señaló – estoy cerca de averiguar que traman los humanos y los híbridos, pero… soy Arian la hija de Dita “The Nightmare” la inquisidora, y necesito ser… - hizo una breve pausa - su esclava, una don nadie, alguien de quien ellos puedan fiarse, que parezca estar cabreada con el sistema que ellos acepten en su grupo – le miró – ahí es donde usted entra, donde su coartada me brinda la posibilidad de sacarles información, pero sólo me la darán si ven que estoy de su lado, ¿Lo entiende verdad?- se quedó mirándole esperando alguna palabra de él por ahora no es que tuviese más información, pero sabía que por ahí se estaba cociendo algo y algunas veces la palabra sombras salía en algunas conversaciones entre dientes… seguro que si llegaba a poder infiltrarse como mínimo podría traerle información sobre todo lo que se movía por la ciudad, sobre todo por aquellas zonas marcadas, iba a ser un trabajo arduo y complicado, aún estaba en su fase inicial, pero tenía que saber que podía contar con él para el mismo, así como saber qué opinaba él al respecto…
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Mar Mar 14 2017, 20:50

Vaurien escuchó el plan de su "invitada" ¿Hacerse pasar por una esclava?, hilarante. Sin embargo, no dejaba de ser una buena idea. Había círculos...círculos a los que ni el más valioso oro, ni la más terrible amenaza podían alcanzar...círculos construidos en base a la confianza y la empatía de individuos en una misma situación y dispuestos a hacer lo que fuera para remediarla. Quizá Arian fuera capaz de llegar a esos círculos, si su plan salía bien.

-Nuestra inmortalidad y prosperidad a menudo nos hace olvidar que nuestra cultura es meritocrática. Un dragón vale lo mismo que sus actos. Por eso los hijos no heredan nada de sus padres. Es importante salir a forjar tu propio camino ese es el estilo de los dragones-

-Bien, la idea no es mala, no lo niego. Sin embargo, hay varios puntos que necesitamos discutir. Primero, lo más obvio, eres una dragona, querida, una orgullosa dragona hecha y derecha. La esclavitud para nosotros puede ser peor que la muerte, aunque sea falsa. Tendrás que soportar una humillación terrible, arrastrarte ante otros esclavos y ponerte a su nivel. No será fácil. Además, una dragona esclavizada es algo que no pasa desapercibido, debemos crear una coartada convincente para tu actual posición. Además, está el tema de tu familia. Soy muy amigo de tu madre, ¿le has contado tus intenciones? ¿Qué le digo si me pregunta por qué he esclavizado ilegalmente a su hija?-

La conversación se interrumpió cuando un hombre de mediana edad con el pelo blanco y una recortada barba abrió la puerta de una patada. Llevaba una ballesta cargada en las manos y la punta de la flecha tenía un siniestro verdor.

Sin mediar palabra, el hombre apuntó a Arian a la cabeza y miró a Vaurien, esperando la orden.

-Te haces viejo, Bernardo. Esta señorita me podría haber matado varias veces para cuando hubieras llegado. Baja eso, es una invitada.-

EL mayordomo bajó el arma y le hizo a Vaurien una sentida reverencia.



-Mis disculpas, mi señor. Oí de las cocineras que había una nueva esclava, pero no había contratado a nadie, de manera que me temí lo peor. Sin embargo, como sé que usted es capaz de cuidarse solo, me aseguré de que...-

Bernardo miró a la dragona de reojo

-...Su  "otro huésped" estuviera seguro.-Bernardo, por supuesto, se refería al joven Noctis. Cuya existencia Vaurien había mantenido en celoso secreto por lo que el mayordomo eligió sus palabras con cuidado.

-Bueno, es una buena excusa, no lo niego. Y, de hecho, me viene bien que estés aquí. Esta encantadora dragona es Arian, es una Inquidora como yo que pasará unos días con nosotros haciéndose pasar por esclava, por lo que necesito que le enseñes lo que necesite saber-

-Por supuesto, mi señor-el mayordomo se volvió a Arian y le hizo otra reverencia. -Disculpe mis modales, mi señora. Soy Bernardo Butler VI, sexto Jefe de Mayordomos de Lord Vaurien, a su servicio.-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Sáb Mar 18 2017, 15:26

Le escuchaba hablar silenciosamente afirmando en los  momentos en lo que estaba de acuerdo con lo que él decía – Es por eso que pese a mi juventud no pienso quedarme sentada sin hacer nada, no le niego que soy ambiciosa y busco mis propios méritos crear mí historia, pero ello también  me hace fuerte y decidida… - le miró con fuerza en la mirada son decisión no eran palabras vanas eran sinceras y no había acudido a él para nada, sino porque él era el indicado…

Ella sonrió con las siguientes palabras de él aquellas que sí la describían a la perfección o quizás es que los dragones en esencia se parecían mucho… - Es un riesgo que estoy dispuesta a tomar Vaurien, conozco los riesgos no habría venido con el plan si el mismo no hubiese sido mil veces pensado, sé que no me gustará, me dolerá, humillará y incluso me traicionará la mente pero sé que quiero hacerlo, que no me pienso quedar de brazos cruzados viendo el tiempo pasar sin importarme nada, porque para eso me hubiera ido a mi casa a vivir de la historia de mi madre o mi tía… - le dijo seria, aquello para ella era serio, estaba harta de que nadie la tuviera en cuenta, por ser joven o por parecer alocadas sus ideas ¿Qué narices les pasaba a todos los dragones que parecían sólo querer resaltar los actos negativos todas las contras de las ideas o planes? No en el sentido de crítica constructiva, sino que Arian lo veía como una dejadez por parte de estos, quizás demasiados viejos para hacer algo… si bien no parecía ser el caso de Vaurien.

Mi madre señor, no pidió permiso alguno para volar libre por los cielos y  ser la pesadilla, mi tía lo mismo con sus actos ¿Por qué debería yo pedir permiso para capitanear mi propia vida? – le dijo mirándole seriamente – Diga lo que digan cualquiera de las dos, no pienso renunciar a este plan o mis sueños, pero sí lo hablaré con ella a su debido tiempo, siempre hay un lugar para cada cosa y una cosa para cada lugar…  - y antes de poder seguir hablando la puerta se abrió de golpe revelando así a un hombre con una ballesta a quien Arian sólo miró de reojo sonriendo mientras pensaba “Demasiado tarde Señor” realmente si hubiese querido matarlo a él y su pequeño incógnito del que prefirió no mentar nada lo habría hecho hacía ya un tiempo, más que por Vaurien lo decía por el pequeño y débil niño que leía al lado de él a su llegada…

Arian seguía mirándolo ahora sí de verdad era mayor si pero no tanto como podía pensarse y se le notaba versado en el trato a Vaurien y a la gente de manera respetuosa, como se solía decir  tenía elegancia y porte…

Arian se levantó por primera vez desde que se había sentado y miró al mayordomo para luego hacerle una reverencia, pocos dragones se inclinarían ante el servicio pero Arian digamos que no era como los demás y menos si pensaba hacerse pasar por esclava, debía empezar a realizar cosas de ese estilo – Un placer conocerle Señor Bernardo Butler VI – sus palabras sonaban respetuosas. – Espero que pueda enseñarme todo lo que deba saber de este lugar y como servir apropiadamente al Señor Vaurien – dijo después mientras se incorporaba y volvía a la horizontalidad mirando de reojo a Vaurien, si bien la faltaba mucho por pulir, no podía negar Vaurien que aunque fuese joven Arian parecía preparada…
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Lun Mar 20 2017, 23:26

-Bueno, pues está decidido.-Dijo el dragón con una palmada. -Bernardo te llevará a una de las habitaciones del servicio y te explicará en qué consistirán tus nuevas obligaciones. Por mi parte, yo me voy al comedor. Se acerca la hora de la cena.-

-Déjelo en mis manos, señor. Y de nuevo disculpe por mi tardanza.-

Vaurien ni se molestó en contestar, simplemente le quitó importancia con un movimiento de la mano y salió de la biblioteca.

Al quedarse solos, Bernardo dirigió a Arian una mirada desafiante. Después de todo, Arian había humillado a Bernardo al conseguir burlar la seguridad de la mansión. Ya que él era el Jefe de Mayordomos, era responsabilidad suya.



-Sígueme-Dijo el mayordomo. Seguidamente echó a andar a paso ligero hacia el ala este. Donde vivía el servicio.

Mientras caminaban por los grandes pasillos de la mansión, el mayordomo le explicó a Arian como funcionaba el mantenimiento del hogar de Vaurien.

-Encontrarás el servicio de Lord Vaurien un poco diferente al de la mayoría de los dragones. Casi todos los sirvientes saben leer y escribir, de hecho, en un requisito innegociable. Lord Vaurien dice que un sirviente analfabeto es fácil de engañar, y que un sirviente fácil de engañar le es inútil. Tampoco encontrarás a nadie en harapos o golpeado, según mi señor, los sirvientes mal tratados muestran una pésima imagen de su amo.-Continuaron un poco en silencio, los sirvientes iban de acá para allá, cargando con distintas cosas. Cuando podían, dedicaban un saludo respetuoso a Bernardo y una mirada de asombro hacia Arian. Pues Vaurien nunca había tomado a una dragona antes como esclava.

-Obviamente, tu identidad se mantendrá en secreto. Si se corre la voz de quién eres en realidad, todo esto será inútil.-

-Bueno, si quieres servir aquí, primero debes elegir qué es lo quieres hacer: Tenemos puestos en las cocinas, limpieza, lavandería, institutriz y ama de llaves. Además de puesto de vigilante de seguridad, jardineros y cocheros. Aunque, si me he enterado bien del plan que tiene con Lord Vaurien, lo mejor es que simplemente le acompañe en sus quehaceres diarios, osea será una mayordomo. Aunque, la decisión es tuya.-Bernardo muy acertadamente había dejado de dirigirse a Arian con "usted", pues en el momento que Vaurien la aceptó, dejó de ser una dragona libre y pasó a ser una esclava, lo que convertía a Bernardo en su superior.

Llegaron a uno de los cuartos individuales, normalmente, lo recién llegados compartían barracones comunes hasta que llevaran un tiempo trabajando. Pero Bernardo era un firme creyente de la superioridad dracónica. Aunque fuese una "esclava", Bernardo no podría mirar a su padre a la cara en la otra vida si permitía que una dragona como Arian durmiese rodeada de sirvientes.

-Puedes instalarte aquí, mandaré un mensaje para que traigan tus posesiones. Así que me gustaría que hicieses una lista-

Se quedaron un momento en silencio.

-Bueno, la cena para el servicio es en el comedor común a las 8. Está todo recto desde aquí. Alguien vendrá a levantarte al amanecer, para entonces espero que hayas decidido cuál será tu función en la casa. Si me disculpas tengo que...reorganizar la seguridad de la mansión.-

Bernardo hizo una breve reverencia y salió a paso ligero.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Mar Mar 21 2017, 08:55

Había aceptado, Arian no cabía en su gozo de pensar que él iba a seguir su plan por lo que no dudo en esbozar una amplia sonrisa aunque no podía negar que todo aquello no dejaba de darla cierto miedo, una cosa era el plan y otra muy distinta llevarlo a cabo, pero se había preparado para esto y sabía que podía hacerlo, aunque no podía negar que como cualquier dragona era orgullosa y no sabía si su orgullo iba a ser una molestia para la misión aunque esperaba primero aclimatarse a todo aquello de servir ella antes de empezar a buscar información en el exterior…

Si Señor Vaurien – dijo con una reverencia antes de seguir al mayordomo con tiento, podía ver en la cara de él que no era ahora mismo una de las personas favoritas de él y le podía entender había conseguido colarse y burlarle por lo que era justificado su enfado con ella, aunque esperaba que en el tiempo venidero su trato fuera más fluido.

Si Señor – y siguió al mayordomo sin dudarlo, no sabía aún como tratarle por lo que no dudó en preguntarle por el camino – Señor ¿Cómo desea que me difiera a usted? – su voz sonaba amable y respetuosa, entendía que ahora él estaba por encima de ella en al jerarquía de poder de aquella casa, ya no era Arian la hija de la pesadilla, ahora era la esclava de Vaurien y como tal debía de comportarse…

Escuchaba con atención cualquier detalle que él decía afirmando con la cabeza mientras él hablaba como un gesto de que le estaba escuchando activamente, aunque estaba ligeramente nerviosa por todo era capaz de seguir lo que él le decía sin perderse… - La lectura y escritura no será un problema Señor – su educación había sido de alta cuna y por ello sus conocimientos iban mucho más allá de la simple lectura y escritura aunque la manera de plantear el funcionamiento de la casa y sus sirvientes difería mucho de la manera en que su madre regía su casa en Edén y en cierta parte agradecía que no tuviese que andar con ropajes o telas semitransparentes como las que portaba la dragona esclava de su madre ¿Melei? SI no recordaba mal se llamaba así… Había hecho bien a la hora de elegir a Vaurien como tapadera, al menos con él conservaría un tanto de su dignidad y eso la iba a ayudar a mantenerse serena en los días venideros…

No podía evitar que le hiciese gracia como los demás sirvientes la miraban con asombro al pasar y nos negaba el mismo, ella era la primera esclava que Vaurien tomaba, al principio temía no aceptase el plan por ello, aunque la alegraba ver que todo parecía ir como estaba previsto, no exactamente igual pero si en el camino que ella había pensado…

El hecho que ya no se refiriera a ella de usted era un detalle que a Arian no se le pasó por alto, pero lo entendió como ya había pensado ahora él era su superior y por ello la trataba igual que al resto del servicio. Aquello no la importó debía acostumbrarse a ese tipo de trato no sólo con el Jefe de Mayordomos sino con todos por lo que en gran medida agradecía que a él eso no se le pasara por alto. No había pensado en qué funciones desempeñaría de todas aquellas que él había descrito aunque la idea de acompañar a Vaurien en sus quehaceres diarios y ser una mayordoma para él no la sonaba mal, a demás así podría tenerle siempre informado de todo y se sentiría menos desprotegida…

Miro la habitación y luego al Jefe de Mayordomos y luego otra ver a la habitación – No pensaba fuese a dormir sola Señor – le dijo pues no recordaba que en su casa se le diese ese trato tan preferencial a los esclavos, no la desagradaba el hecho pero si la fascinaba realmente Vaurien era completamente opuesto a su madre en este sentido.

Si Señor realizaré la lista lo más pronto posible
– le dijo con una pequeña reverencia, no había pensado en que pudiera llegar a tener derecho a sus posesiones y aunque no llevaría muchas a esa casa saber que podría hacerse con ellas no dejaba de agradarla y de nuevo sorprenderla.

Gracias Señor – le dijo por la información que le había proporcionado y luego volvió a reverenciarle – Siento haberme colado en  la mansión del Señor Vaurien, debería vigilar más las zonas de las cocinas – por donde ella se había colado – En su defensa diré que llevaba tiempo vigilando este lugar y no me fue fácil facilitarme un acceso seguro Señor – le dijo para que no pensase que había llegado sin más y se había colado.

Deshizo la reverencia al mismo tiempo que él y le vio partir para luego observar el lugar que iba a ser desde ese momento su “hogar”.  Podría haber sido peor, no le negaba a Vaurien que incluso con sus criados tenía estilo y ese punto de antiguo caballero honorable que en parte fascinaba a Arian.

Se tumbó encima de la cama, era cómoda, más de lo que una sirvienta seguramente se merecía, suspiró y se miro las manos por encima de ella, el primer contacto se había dado y los nervios del momento iban poco a poco mitigándose con la incertidumbre de cómo se darían los días allí. Suspiró de nuevo y se llevó las manos a cara quitándose los malos pensamientos de la cabeza para luego levantarse de la misma casi de un salto, y siguió inspeccionando la sala aunque se detuvo delante del escritorio sentándose en la silla para empezar a escribir las pertenencias que deseaba la trajesen hasta allí, aprovechó también para guardar en uno de los cajones su mapa de las zonas de conflicto que antes le había enseñado a Vaurien y una pequeña libreta donde solía apuntar las cosas relevantes que iba viendo o sabiendo y que ahora no debería llevar encima.

Tras varias horas con tachones y arrugadas con furia por no saber bien que quería o necesitaba consiguió acabar con tiempo aquella carta breve donde pedía a su servicio que llevase las pertenencias posteriormente descritas a la casa del Señor Vaurien. No había grandes cantidades de cosas en esa lista, ella era una esclava no se esperaba tuviese un armario repleto de vestidos exquisitos o potingues innecesarios, de hecho lo que más abundaba en su lista eran libros u objetos de estudio, así como sus armas y su traje de “guerra” por si en algún momento se ponía la cosa mal fuera de aquella casa…

Pronto el reloj marcó las 19:45 y supo que tenía que ir en dirección al comedor común para la cena por lo que se levantó y doblando el papel en 4 partes lo guardó luego se lo daría a Bernardo en cuanto lo viera.

No sabía cómo sería tratada por el resto del servicio o si el Señor Vaurien les acompañaría en la cena, lo normal sería que no, pero viendo lo diferente que él era con sus criados ya no apostaba por nada.

Había temas que aún debía discutir con Vaurien por lo que en parte deseaba poder llegar a tener una conversación con él si podía antes de que acabase la noche… pero por ahora iría paso a paso y bajo los mismos tirando de frente como le había dicho el mayordomo llegó al comedor común donde irrumpió sigilosamente sin saber bien donde ponerse o qué hacer en ese momento, por primera vez estaba un poco fuera de lugar…
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Jue Mar 23 2017, 23:53

-Con simplemente Bernardo está bien-Dijo el mayordomo mientras se alejaba.

Mientras tanto, Vaurien y Noctis cenaban en el comedor pequeño. Un lugar reservado sólo para los señores de la casa y pocos invitados, nada que ver con el gran comedor principal usado para fiestas o el comedor de los criados. Que tenía más parecido a una taberna.

Noctis parecía algo perturbado. Apenas comía nada y se dedicaba a jugar con la sopa.



-¿Sabes?, los cocineros se esmeran mucho para que tu comida sea sabrosa y nutritiva. Jugar con ella es una falta de respeto. ¿Qué te ocurre, muchacho?-Dijo finalmente Vaurien, Cansado de la cara larga del niño.

-¿Quién es la mujer?, ¿la chica guapa de esta tarde?-

-No es una mujer, es una dragona, como yo. Es importante que sepas notar las diferencias a simple vista. Algunos dragones se toman muy mal que los confundan con humanos. Incluso en su forma humana. Se llama Arian. Va a vivir aquí un tiempo, será una sirviente más. Trátala como tal.-

-¿Por qué tuve que marcharme cuando vino?, quería conocerla.-
Era normal que Noctis sintiera curiosidad, Vaurien nunca le había presentado a otro dragón, por razones obvias.

-Porque íbamos a hablar de asuntos de mayores. Podrás conocerla mañana, no seas impaciente.-

Noctis no se quedó muy conforme con la respuesta, y eso estaba bien. Para Vaurien, la curiosidad es signo de inteligencia. Y el muchacho debía ser inteligente si quería tener futuro.

El resto de la cena transcurrió con tranquilidad. Al terminar, Noctis se despidió y se fue a la cama. Por su parte Vaurien fue a su estudio y de su caja fuerte extrajo dos objetos. Uno envuelto en un pañuelo y el otro metido en una caja. Mandó a uno de los sirvientes a que llevasen una botella de vino y dos copas a la habitación de Arian, luego se dirigió allí el mismo, dejó los objetos sobre la mesa, se sentó en una de las sillas y esperó a que ella regresara de su cena.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Vie Mar 24 2017, 00:40

Arian se sintió extraña en la sala había muchos ojos mirándola la escrutaban como a un bicho raro y Arian habría sido de todo en su vida pero nunca un bicho raro por lo que en parte la molestaba tanta atención de aquella manera, pero debía irse acostumbrando, no la quedaba otra, ahora era Arian la esclava o lo iba a ser y no la Arian dragona orgullosa…
Por suerte Bernardo Butler salió al paso – Ven, siéntate aquí a mi lado – no pensaba perderla de vista aunque fuese a ser una sirvienta y conociese al Señor Vaurien el hecho de que le hubiese colado le seguía resquemando por dentro.

Si Señor – dijo ella sentándose a su lado y empezando a comer algo que parecía una especie de potaje de gachas aquello tenía una pinta… Arian no sabía si quiera donde clasificarlo – Esto ¿Qué es Señor? – preguntó directamente y los demás se rieron por lo bajo algo que nuevamente no la agradó pero se guardó su rabia para sí – Es potaje de gachas, rico en fibra y te mantendrá alimentada y sana, no mereces nada mejor – realmente si quería podría tener la lengua afilada Bernardo Butler pero Arian también prefirió ignorar aquel comentario – Gracias Señor – dijo y la primera cucharada la dieron ganas de dejar ahí al comida y marcharse pero si iba a ser siempre así mejor empezar a integrarse…

Cogió otra cuchara y todos la miraban ojipláticos una dragona comiendo su comida, era nuevo para ellos pero Arian siguió con su corte estoico prefería hoy no hacer comentarios al respecto.

Cuando terminó miró al Jefe de Mayordomos - Si me disculpa Señor, deseo ir a la habitación para descansar para mañana poder servir bien al Señor Vaurien – Bernardo no dijo nada pero si hizo un gesto de ve con la cabeza, Arian se levantó y al poco rato estaba de camino de la habitación maldiciendo por lo bajo de lo asquerosa que había sido aquella comida…

Lo último que se esperaba era que tras abrir la puerta se encontraría al propio Vaurien tras ella sentado en la silla – Señor Vaurien ¿A qué debo su grata presencia? – si era cierto que quería hablar con él, pero no pensaba que él quería hablar con ella tan pronto aunque la experiencia de comer con el servicio había sido incómoda, bastante, pero lo dejaría correr.

Cogió otra de las sillas que había en la habitación y se sentó frente a él de manera correcta cruzando las piernas incluso, le dejaría hablar a él primero quizás incluso quisieran hablar del mismo tema por lo que prudentemente esta vez se callaría antes de que su pronto juvenil hablase de más o antes de tiempo. Miró la botella y los vasos y en parte esperaba poder tomar algo que la hiciese quitarse aquel horrible sabor que la había dejado la cena, tampoco había pasado desapercibido para ella los otros objetos que estaban sobre la mesa y que antes no estaban ahí...
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Vie Mar 24 2017, 20:07

Arian parecía genuinamente sorprendida de verle en su habitación. Algo comprensible. En realidad, todo esto podía haber esperado hasta mañana pero Vaurien deseaba quitarse este asunto de encima cuanto antes para poder seguir adelante.

-Hola, Arian. Espero que la cena fuera de tu agrado, aunque no lo creo. La comida de los sirvientes puede ser bien distinta a la de los señores, pero no te preocupes. Hay días mejores que otros. He oído muy buenas cosas del pastel de carne de los viernes...-Vaurien se quedó un momento en silencio, algo incómodo, la verdad es que esta situación era bastante nueva para él.



-Bueno, siéntate...deja que te sirva una copa-Dijo el dragón mientras descorchaba la botella y llenaba dos copas.-Hay un par de cosas que necesitas saber, para que no haya secretos entre nosotros. Tú has depositado mucha confianza en mí al elegirme para este plan tuyo. De manera que es justo que yo haga lo mismo.-

El dragón dorado probó el vino e hizo una pausa, pensando bien sus palabras.

-Supongo que querrás ser una mayordoma. Es lo más adecuado. Y también supongo que has tenido la ocasión de hablar con Bernardo. Y si le conozco también como creo (y le conozco desde que iba en pañales) el viejo habrá sido bastante arisco contigo. No se lo tengas en cuenta. Falsa o no, yo nunca he tomado como esclavo a otro dragón, lo considero degradante. Y puede que este cambio de costumbres le haga verte como una amenaza-El dragón tomó un poco más de vino y continuó.

-Verás...¿por qué crees tú que los dragones hemos seguido ciegamente a la Reina Madre durante milenios?. Hay muchas respuestas a esa pregunta; para empezar, ella se ha mantenido a nuestro lado todo ese tiempo, ha cuidado de nosotros, nos ha liderado con sabiduría y nos ha llevado ha esta época de prosperidad. Es fácil pensar que a nosotros nos interesa que ella siga al mando, ya que eso nos garantiza nuestra posición. Bien, pues ese principio pude aplicarse también a los humanos. Por eso, al fundarse el Imperio hace algo más de 300 años tomé como mi primer sirviente a un joven humano llamado Bernardo. Yo le dí un apellido, Butler, que significa mayordomo en algunos dialectos. Lo adiestré en combate, en literatura y en ciencias. Como resultado obtuve un excelente sirviente: inteligente, hábil, y si era necesario...letal. Además, su gratitud hacia mí lo volvía completamente leal. Pero, claro, era un humano. Y como todos los humanos sentía la necesidad de tener una familia, cosa que yo le permití y, a cambio, uno de sus hijos llevaría su nombre y ocuparía su lugar cuando él fuera demasiado viejo para hacer su trabajo o muriera. Huelga decir que él aceptó encantado, pues así garantizaba que al menos uno de sus hijos tendría un buen futuro a mi lado. De esa manera comenzó la tradición de los Bernardo Butler. Y 6 generaciones más tarde, aquí estamos. Mientras ellos nacen y mueren, yo me mantengo imperturbable como el Sol que les da calor y luz. Yo soy el pasado, el presente...y el futuro de su familia. No hay mayor lealtad, puedo asegurártelo. Por eso no le gustas. Cree que contigo aquí, me de cuenta de que es más útil para mí tener a una dragona como esclava y ya no necesitaré más Bernardos.-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Vie Mar 24 2017, 22:05

Le escuchó hablar, siempre la fascinaba la manera lenta que él tenía de tratar las cosas, parecía que saboreaba las palabras antes de decirlas o al menos a ella le parecía así. SI realmente supiera lo malo que estaba la comida… - Esta en lo correcto, espero pues ansiosa que llegue el viernes Señor – se permitió relajarse un poco y adoptar una postura más cómoda  para luego sentarse de manera correcta, con las piernas cruzadas, podrían quitarle su libertad pero sus modales exquisitos… eso iba a ser otro cantar.

Una copa lo que necesitaba para quitar el sabor de boca, la cernió sobre sus dedos con algo de elegancia y esperó a que él diera el primer trago para ella hacerlo también… estaba demasiado bueno, igual era un vino regular y los había probado mejores, pero tras aquella cena, aquel vino sabía a gloria bendita.

Ella sonrió incluso antes de que lo hubiera dicho a nadie él ya suponía que iba a ser con brillantez – Así es Señor Vaurien, deseo ser su mayordoma personal, así le acompañare y entre otras evitaré problemas como el que yo le causé al infiltrarme tan abruptamente en su morada. – su tono era respetuoso y calmado y aprovechó para dar otro pequeño trago y disfrutar de aquel vino delicioso mientras afirmaba con la cabeza – Si, no es que Bernardo haya sido amable, pero creo que podré sobrellevarlo – aunque ella pensaba que él estaba enfadado con ella por haberse colado algo que las siguientes palabras la desmintieron, sin contar que tal y como las empezó la descolocó un poco, no pensaba que hablaría de la Reina al principio, pero escuchó todo lo que tenía él que decirle, empezando a entender con ello muchas cosas, el odio de Bernardo por ella, su lealtad absoluta…

Vaya no lo hubiese jurado nunca – dijo sorprendida al final – yo pensaba que me odiaba por haberme infiltrado delante de sus narices – sin salir de su asombro – es un genio, esa idea es brillante, yo creo que algún hijo de esclavo hay en la casa de mi madre sirviendo, pero pocos y no con tanta lealtad como sus Bernardos. Ha conseguido que aun sirviéndole le adoren como a un dios, es brillante – dijo de nuevo alabándole era un plan perfecto por eso le gustaba ese dragón se notaba en él esa brillantez estratégica que pocos ya parecían querer conservar– Pues a ver cómo me granjeo yo ahora este problema… - suspiró, no iba a ser fácil – bueno es futuro… ya veré como lo solucionó… - no quiso darle más importancia y bebió otro trago de la copa.

Señor, puede que ya lo haya pensado, pero debo comentárselo igualmente – le dijo antes de soltarle lo que antes ya se había callado, aquello era importante debían hablarlo – es sobre el juicio y el collar… - quizás se adelantaba a los acontecimientos, pero si ahí era cuando se notaba su corta edad, era inquieta no podía evitarlo – debería haber un juicio con cargos falsos pero juicio, para que todo el vulgo supiera que ahora he caído en desgracia y vivo con usted, eso me ayudaría en el futuro a poder infiltrarme mejor. – sabía que aquello podía ser malísimo para su reputación pero por ahora necesitaba eso era parte del plan – A demás necesito llevar el collar de Jade, aunque no me haga especial ilusión, nadie ni siquiera los esclavos de esta casa me tomarán en serio si no lo llevo… - era como si estuviera pidiendo que la arrancasen las alas de manera voluntaria, un suicidio que sólo los locos o los genios serían capaces de llevar a cabo por un plan mayor…
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Vaurien el Lun Mar 27 2017, 14:10

Vaurien sonrió plácidamente ante los comentarios de Arian. Después de todo, a los dragones les encantan las alabanzas y él no era una excepción. Pero su gesto se tornó en una mueca de desagrado cuando la joven dragona comentó el juicio...y sobre todo el collar.

Vaurien odiaba el jade. Una afirmación algo obvia para cualquier dragón pero Vaurien lo odiaba especialmente. El jade se había llevado a algunos amigos suyos, había dejado a otros lisiados y había marcado el cuerpo del propio Vaurien con algunas cicatrices. Era un metal maldito y la idea de ponérselo a Arian... aunque fuera de forma voluntaria... repugnaba al dragón. Pero ella tenía razón, por supuesto. Una dragona escava sin un collar era un sinsentido. Sería demasiado obvio.

-Tienes razón, Arian. Es necesario un jucio. Tiraré de algunos hilos y lo organizaré lo antes posible. También hay que limitar el número de personas que sepan de la verdadera naturaleza de la situación. Además de cargos y pruebas falsas. Eso puede llevar algo de tiempo, pero no será un problema. Me deben algunos favores.-

Vaurien apuró su copa y tomó uno de los dos objetos que había traído. Una caja de madera, de pequeño tamaño, que llevaba su escudo.



El dragón abrió la caja y rebeló un collar de oro, con una gran piedra de jade en el centro. Encerrando el jade había un dragón dorado y unas palabras. "Draco dormiens nunquam titillandus". El lema de Vaurien, ese objeto marcaría a Arian como su propiedad.



-Esto me lo regaló tu madre. Como sabes, ella trata con esclavos así que me dio esto hace décadas antes de volverse a Edén. En el caso de que en algún momento tuviera una esclava dragona (por algún motivo, ella estaba segura de que sería una hembra). Algo muy poco probable, pero conservé este collar en la caja fuerte más que nada porque era un regalo. El hecho de que lo vaya a usar con su hija es tan irónico que me reiría si no fuera por lo mucho que odio hacerlo. ¿Me permites?-

Con un pulso firme, Vaurien cerró el collar al rededor del estilizado cuello de la dragona y le echó la llave. La llave también era un objeto de lujo, hecha de oro y tenía su propia cadena, que el dragón se echó al cuello.

-Por desgracia, no existen copias de esta llave. Y está hecha de forma que es difícil hacerla. Sin embargo, he encargado una falsificación, con jade falso, pero tarará algunos días. Hasta entonces, deberás llevar el verdadero.-

Vaurien tomó la mano de su nueva "esclava" y la miró directamente a los ojos.

-Debes saber que estoy muy impresionado contigo. Lo que estás dispuesta a hacer, lo que estás sacrificando por tu deber es simplemente...abrumador. No creo que nadie salvo tú pueda pasar este tipo de prueba. Yo me incluyo. Tú madre debe estar orgullosa de tener una hija tan excepcional como tú.-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Arian el Lun Mar 27 2017, 20:45

Arian sonreía aunque no le pasó por alto el gesto de desagrado de Vaurien y quiso saber más - ¿Por qué ese gesto de desagrado Señor Vaurien? El jade no es plato de gusto de ningún dragón por supuesto pero algo me dice que para usted significa algo más y por ello su desagrado mayúsculo – hablaba con respeto hacia él y al mismo tiempo quería saber más de la vida del hombre al que iba a servir hasta que acabase aquella misión la cual no tenía punto y final, pues podría llegar a extenderse seguramente tanto que a la propia Arian podría llegar a hacérsele una eternidad.

Reconocía el escudo de él, no había venido sin información y dentro de lo que cabe la vida normal de Vaurien le era conocida al menos todo aquello que se podría encontrar con las preguntas adecuadas o los escritos correctos. – Preciosa caja Señor Vaurien – dijo aún sin saber que había dentro aunque la curiosidad la mataba, pero por suerte no tuvo que esperar mucho.

Vaya es hermoso, letal y dolorosamente hermoso – dijo al verlo tenía que reconocer que de todos los collares de esclavos que había visto ese era sin duda alguna el más exquisito que recordaba haber visto - Nunca le hagas cosquillas a un dragón cuando esté dormido – sonrió traduciendo las palabras del medallón - ¿Es correcto no? Incluso me parece poético e irónico a su vez, yo dormiré pero por un tiempo, aun así seré peligro… ¿Emblema personal Señor Vaurien? – sabía que si pero si le contaba la historia seguramente sería más divertido que dar por hecho siempre las cosas…

Como no, tanta sofisticación… mi madre – sonrió y le miró convencida – Por supuesto Señor Vaurien – dijo retirándose sensualmente el pelo hacia arriba para que no le molestara, quizás porque la habían educado para ser siempre así de “coqueta” o porque Vaurien hacía que una parte de ella se encandilara con él y al sentirlo y pensarlo, los actos salían solos.

Quizás podría haber sentido más el momento si no fuera porque el contacto del jade con su piel hizo que la quemase como mil fuegos en su cuello, no pudo evitar emitir un  gesto facial de dolor y aunque lo aguanta más estoicamente que otros dragones aquello estaba quemándola haciéndola querer arrancárselo de su cuello, pero sabía que no podía ser así y tenía la fuerza mental y física para soportarlo por lo que mentalmente se lo decía a si misma “tú puedes, recuerda el plan, tu puedes, no duele tanto…” un mantra que se repetía y que la hacía parecer fuerte en presencia de Vaurien.

Al igual que él a Arian como cualquier dragona, la gustaban los halagos sobre todo si venían de alguien a quien admiras al menos su manera de pensar estratégicamente – Gracias Señor Vaurien, esto no será fácil, y agradezco tus palabras, sé que mi madre estará orgullosa de mí, quizás al principio lo vea todo como una locura, pero sé que entenderá que debo hacerlo, por mí, por la causa – la resquemaba mucho y una lágrima de dolor inocente y que no debía salir de sus ojos se deslizó por su mejilla y ella apresuró a recogerla con la mano libre – no se preocupe, duele, pero podré con ello,  sé que podré – se decía fácil pero no llevaba ni dos minutos con él puesto y tenía ganas de matar a medio Talos y la cicatriz que la quedaría esperaba que con el tiempo se acabase quitando del todo, pero si no lo hacía serviría como recuerdo de lo que ella un día sacrificó. Aunque en este momento deseaba que Vaurien la acompañase un poco más por tener su presencia.  - ¿Puedo ponerme otra copa de vino Señor Vaurien? – le preguntó pues ansiaba ahora mitigar el dolor con un poco de alcohol, al parecer a su tío le funcionaba como método de evasión de la realidad, su tío, sólo pensar en él la enfurecía aunque hizo porque no se notase ese pensamiento, tan sólo quería vino antes de romper a llorar delante de él porque por muy mental y  físicamente preparado que estés para el dolor nunca nadie te prepara para el jade…

¿Puedo preguntarle que hay en el pañuelo Señor Vaurien? – Quizás había estado ahí la llave pero en aquel momento  no había sido capaz de mirar de donde había salido la misma ya que tenía algo llevándose dolorosamente toda su atención, por lo que no dudó en preguntar y así saldría de dudas a demás hablar, pensar en algo creía que la haría bien…
avatar
Arian
Dragon

Mensajes : 226

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secret Words (Vaurien)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.