Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Miér Feb 22 2017, 20:29




Jacob lo había visto ya en sus sueños, el día había llegado, jamás olvidaría la cara de él, tampoco olvidaría aquel pueblo que fue asolado por aquel “fantasma” que no resultó ser más que un híbrido profanando la bendición el fuego… en ese entonces, Jacob acababa de despertar aquel, don, sin embargo, su renombre no había llegado tan lejos en ese entonces, pero ahora, que lleva más tiempo rondando por las tierras de Talos, es más cauto a la hora de circular por caminos de tierra conocidos, pues la inquisición comenzaba a andar tras él, buscaban al Guerrero de la Luz Solar, aunque era querido por la gente del pueblo por su enorme corazón y su amabilidad, ellos no podían protegerlo de los inquisidores que buscaban información o buscaban alguna relación con este hombre. Pero, un sueño, en el cual, en las cercanías del pueblo de Raske, el grandullón se volvería a encontrar con el que una vez fue compañero, el inquisidor Vaurien, quien le había permitido escapar en aquella ocasión debido a sus heridas.

¿Por qué entonces los Dioses le mostraron ese encuentro a futuro? Él sabía el por que, él era el único contacto que podría ser capaz de reencontrar a esas hermanas, sin embargo… ¿Él accedería a aceptar la petición de un “hereje” como Jacob? No lo sabe, el grandullón tiene la esperanza de que él aún guarda el regalo que le hizo entrega hace ya más de un año. Esa sensación de incertidumbre llenaba a Jacob por completo ¿Tendrá que luchar con su viejo compañero? Quería evitarlo a toda costa, lastimar o ser lastimado por quien una vez confió su vida era algo inaudito para el guerrero de la Luz Solar y más si los motivos eran por diferencias religiosas, el miedo… a eso llegaban todas sus conclusiones, el miedo de ver la verdad, de ver la luz en la oscuridad y creer que se trata de algún juego cruel del destino, obligándolos a abrazar las mentiras que había propagado la falsa diosa. Jacob ya hizo su juramento ante la Soberana del Fuego, él se convertiría en la luz que traerá la verdad a aquellos que viven en la oscuridad, no importa cuantos se interpongan en su camino, aunque la incertidumbre y los miedos se atraviesen en su camino, él triunfará, no importa que ocurra, los elementos están de su lado, los Dioses le sonríen y lo vigilan.

El grandullón apropósito, estuvo concurriendo por un camino comúnmente transitado, permitiendo que la gente lo viese, algunos con miedo y otros le aplaudían clamando su nombre, él, simplemente se limitó a andar hasta perderse en el bosque, evitando a los guardias e inquisidores durante su camino, cuidando también de no ser perseguido, ayudándose del bosque ya conocía de pies a cabeza. Los reportes llegaron al Inquisidor Vaurien en una carta con el sello de “Información Confidencial”:

”Confidencial”:

Convocación para el Inquisidor Vaurien

Se han reportado avistamientos del buscado "Guerrero de la Luz Solar" por los camino de granjas y cultivos del Reino de Talos, en honor y respeto a la sagrada Reina Madre, se le ha encomendado la tarea de investigar y verificar que dichos reportes sean reales y que, en caso de serlo, aprehender al presunto hereje en nombre de la sagrada inquisición y por la seguridad de los habitantes de las granjas, proceder con cautela, no se conoce qué tan peligroso puede llegar a ser el susodicho.

La orden es de capturarlo preferiblemente vivo, pero si representa un peligro inminente proceder entonces con las medidas necesarias. Sin más que añadir, rogamos su presencia cuanto antes y traer de vuelta la seguridad del camino real.

Larga vida a la Reina




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Sáb Feb 25 2017, 18:24

-Jacob, "El Guerrero de la Luz Solar"....-Murmuró el dragón dorado, mientras leía para sí la carta que le había traído Bernardo a su despacho. Una orden de búsqueda y captura contra su antiguo "ayudante" en la investigación del caso del "Fantasma de Raske". Vaurien no pudo evitar sonreír con cierto aire nostálgico... el caso Raske fue hace apenas medio año pero a Vaurien le pareció otra vida...muchas cosas habían pasado desde entonces, eventos que habían cambiado mucho la vida del dragón y más aún sus puntos de vista a cerca de la magia y los humanos. Sin embargo, ésta no era la única vez que Vaurien había oído hablar de Jacob, ni mucho menos. El humano no había mantenido lo que se dice el perfil bajo...había recorrido el Imperio ayudando a quien lo necesitase, lo se le achaca ni una dichosa mala acción y se le tiene por un héroe. Ese era principalmente el motivo por el cual Vaurien no había reanudado su persecución contra él cuando fingió esta demasiado herido y lo dejó escapar. A Vaurien francamente le divertía la idea de conocer al que podría ser el único hereje bienintencionado de todo el Impero, el cual parecía haber salido directamente de algún relato épico humano. Sin embargo, esta vez no había escapatoria, ni para Jacob, ni para Vaurien pues había recibido una orden directa de encontrarlo y capturarlo, y eso pensaba hacer. Vaurien no permitiría que sus sentimientos personales se interpusieran en la captura de un poderoso mago de fuego que adoraba al Sol.

Vaurien dejó la carta en su escritorio y se dirigió a la pared de su estudio, detrás de uno de sus cuadros había un compartimento secreto, el cual contenía un cofre que se habría con una llave que el dragón procuraba llevar consigo. Dentro del cofre, un ladrón común no encontraría nada de valor pero eran objetos que bien le podrían valer a Vaurien el exilio si eran descubiertos. Entre ellos había un talismán que Jacob le dio a Vaurien antes de partir, su sentido común le decía que era mejor deshacerse de él pero algo hizo quedárselo. No sabría explicarlo bien...Vaurien suponía que no era un simple obsequio sino algo con un significado más profundo...

Vaurien se llevó el talismán al bolsillo y se preparó para el viaje, ciertamente, el dragón no tenía ni idea de donde estaba Jacob en este momento, pero si había vuelto a las granjas de Talos...tenía cierta idea de dónde empezar a buscar...y sobre todo a quién preguntarle donde estaba, había cierta muchacha humana...una granjera llamada Ingrid que había dejado a Jacob ensimismado, quizá a nuestro héroe le había podido la nostalgia o el deseo y había decidido volver a Raske a hacerle una visita. No era mucho pero era un sitio para empezar ta bueno como cualquier otro.

Vaurien tomó su uniforme de la Inquisición, su bastón con la hoja de acero oculta en su interior y un par de esposas. Cuando estuvo preparado, tomó camino hacia la granja de Ingrid, con un poco de suerte llegaría antes que Jacob y éste acudiría a él.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Dom Feb 26 2017, 23:59


Pueblo de Raske





El pueblo de Raske, no había cambiado casi nada desde la última vez que Jacob y Vaurien trabajaron juntos para atrapar al fantasma y desmantelar a los ángeles rojos. Los edificios seguían intactos, alzados a un lado del extenso camino de tierra que atravesaba el pueblo como vía principal, con la diferencia de que la tranquilidad reinaba, ya nadie llevaba aquellos talismanes contra el mal de ojo, los arboles ya no colgaban aquellos muñecos de trapo con capas rojas, las dos casetas de vigilancia en la entrada estaban habilitadas, con guardias saliendo y entrando de cuando en cuando, preparándose para la noche, encendiendo las luces de los faroles.

Vaurien había llegado de primero, el sol no tardaría en ponerse, pero los rayos del sol pronto dejarían de iluminar el pueblo. La granja de Ingrid estaba en las cercanías del pueblo, cerca de un sembradío de trigo, por las ventanas se podía observar a la muchacha estar colocando la mesa, lo interesante era que preparaba una mesa para dos personas, el pensamiento del inquisidor estaba en lo correcto, o al menos eso parecía, sobretodo porque la joven se había arreglado para la ocasión, cualquiera podría decir que era una cortesana y no una simple granjera. vestimenta


Creado por Frozen




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Sáb Mar 04 2017, 00:15

De una forma que le provocó un cierto déjà vu, Vaurien se bajó de su carromato en los territorios de la granja de Ingrid, a las afueras del pueblo de Raske. Pero esta vez, no venía de incógnito, haciéndose pasar por un dragón mercader, sino como el Inquisidor que era en realidad. Y por lo tanto venía con su correspondiente uniforme. Con paso seguro, el dragón avanzó por el camino hasta la casa y llamó educadamente a la puerta. La granjera no tardó en abrir, vestida con sus mejores galas y con una expresión de emoción y alegría en su rostro que rápidamente se destruyó al ver al Inquisidor, como un castillo de naipes ante un fuerte viento.

-Buenas tardes, Ingrid. Está usted deslumbrante, ¿esperaba a alguien?-Dijo Vaurien alegremente, claramente contento de ver que, por ahora, todo concordaba con su hipótesis.

-Verás, querida, tengo unos asuntos oficiales que atender por aquí, y se me ocurrió hacerle una visita a esa joven encantadora que conocí en la taberna del pueblo durante aquel terrible episodio del híbrido. ¿Te importa que pase?-Vaurien pasó sin esperar a la respuesta de la granjera, era obvio que tenía a la pobre mujer contra las cuerdas, pero al viejo dragón le apetecía divertirse un rato.

El interior de la casa estaba cuidadosamente limpio y ordenado, toda una proeza si tenemos en cuenta que era una granja. Al llegar al salón Vaurien vio todo lo que necesitaba para confirmar su teoría: Una mesa románticamente preparada para dos personas, velas, perfume, vino, a Vaurien casi le daba pena interponerse en los planes amorosos de la buena de Ingrid, pero, por otro lado, a Vaurien le resultaba de lo más entretenido.

-Lo lamento querida, parece que tenías grandes planes para esta noche, ¿verdad?-El tono de Vaurien era más burlón que de disculpa.

Vaurien decidió que ya era suficiente de juegos, de manera que su voz se volvió algo más siniestra, y autoritaria.

-Bien, esto es lo que va a pasar, muchacha. Cuando Jacob venga, irás a recibirle, y lo conducirás hasta aquí. Que no te engañe mi aspecto envejecido, tengo el oído muy agudo, y una vista de halcón, si oigo una advertencia de tu parte o veo alguna señal de aviso, lo sabré y habrá consecuencias...graves. ¿Entendido? Bien-

Vaurien regresó a su tono jovial, se sentó a la mesa, y se sirvió una copa de vino.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Dom Mar 05 2017, 03:58

La cara de Ingrid empalideció apenas vio al inquisidor frente a ella, un nudo la garganta le impidió contestar la pregunta, solo un balbuceo a medida que daba un paso hacia atrás, ella ya estaba enterada de todo lo que era Jacob y no hizo falta pensar las razones que tenía aquel inquisidor con ella, ya lo conocía, ella era lo suficientemente consciente para saber en el problema que se iba a meter por haberse relacionado con el guerrero de la Luz Solar, pero no le importaba, el amor muchas veces nublaba los sentidos y la razón, este era otro caso más, se hizo más hacia atrás cuando el inquisidor pasó, adentrándose a la humilde morada, bastante cuidada para la ocasión, Jacob era bastanteo ordenado con sus cosas, al igual que pulcro, le inculcó esa costumbre a ella también. Ella lo siguió, pero se quedó en el borde de la entrada al salón, su mirada de preocupación y miedo, poco a poco se fue tornando en una de furor y enojo, sus ojos centellantes clavados en el inquisidor, la habían tomado por sorpresa al principio, pero ella era una mujer fuerte, no cualquier mujer puede ser una granjera como ella. Continuó con su silencio, en efecto, le había estropeado la velada, donde por fin podría ella ayudarlo a dar el siguiente paso en su relación, sabía lo que venía a hacer el inquisidor, tonta no era.

Tocaron la puerta, su semblante entonces se quebró, volvió su mirada hacia el inquisidor y luego le hizo una sonrisa, una sonrisa de confianza, confiaba en Jacob, sabía que podría confiar en él, sobreponerse a las dificultades era una de sus fortalezas, ese inquisidor no logrará doblegarlo, así que dándose media vuelta,  se dirigió hacia la entrada su hogar y abrió la puerta. –Hola fortachón. – Dijo Ingrid con cierto tono pícaro mientras lo veía de pies a cabeza. Jacob estaba vestido con su atuendo característico, su armadura de cuero tachonado cubierta por un tabardo blanco con el símbolo del sol, su galante yelmo de hierro con su elegante pluma roja muy bien cuidada, su escudo colgando en su espalda con el mismo símbolo y finalmente, su espada larga guardada en su vaina, reposando a un lado de su cintura, Jacob se removió entones su yelmo, revelando un rostro ruborizado por el tono que había asumido la mujer. –Sa…saludos Joven Ingrid. – Respondió con una voz profunda, pero tímida, correspondió a la joven con un abrazo y un beso en la mejilla y finalmente se adentró al hogar con ella.




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Jue Mar 09 2017, 23:50

Vaurien escuchó como la granjera daba la bienvenida a Jacob. Al escuchar su tímido balbuceo ante ella le vinieron a la mente gratos recuerdos de su breve alianza en Raske, donde el dragón le gastó una pequeña broma (o le hizo un gran favor) al presentarle a Ingrid en un intento de avergonzarlo. Sin embargo, la situación era muy distinta ahora y difícilmente este era el momento oportuno para bromas o para recordar historias.

Aún así, Vaurien estaba francamente contento de oír a Jacob ya que eso confirmaba definitivamente su teoría, había deducido el paradero de Jacob sin ninguna dificultad, no está mal para un viejo dragón.

Cuando llegaron a la sala donde les esperaba Vaurien, la cara de Jacob pasó de un rojo apurado a un blanco de asombro.

-Hola...compañero-Dijo el dragón con descaro-Me tomado la libertad de empezar la reunión sin ti. Espero que no te importe-Dijo alzando su copa, de la que luego bebió un poco.

-Siéntate, Jacob. Tu también Ingrid-Aquello no era una pertición, ni mucho menos.

Vaurien saboreo el vino, era...asombrosamente bueno para ser de una granjera, de un viñedo local, supuso...sabía a...victoria.

-Te has ganado una reputación, ¿no es así? "El Guerrero de la Luz Solar" combatiendo el mal allí donde lo encuentre, salvando a los desvalidos, alimentando al hambriento, etcétera...Muy impresionante-Vaurien soltó una triste carcajada. No estaba seguro si esto le resultaba divertido o le entristecía.

-Sin embargo, Jacob, una reputación tiene su precio. Ser conocido implica atraer "atención no deseada"-Al decir esto, el dragón sacó del bolsillo de su chaqueta la orden de arresto contra Jacob.-Me han pedido que te detenga, Jacob. Es una orden directa y no la puedo desobedecer. Si bien te mencioné en mi informe del caso Raske, censuré el hecho de que fueras un mago elemental (algo que ya de por sí podría ser considerado traición, espero que lo sepas apreciar) pero tus actos recientes de heroísmo han puesto en evidencia tus poderes y por tanto se me ha pedido que actúe en consecuencia como Inquisidor-El dragón terminó su copa y se la ofreció a Ingrid, haciéndole señas de que la llenara. Aunque la mirada que le echó la mujer podría haber derretido una roca mejor que el fuego de dragón, al final decidió complacer a su "invitado" y le llenó la copa de vino. Vaurien le dedicó una sonrisa de agradecimiento, inclinando la cabeza.

-Como ves, mis manos están atadas, figuradamente. Tal y como yo lo veo, hay dos posibilidades. Te entregas pacíficamente, te esposo, te llevo a Talos donde serás juzgado. Yo daré testimonio de tu valiente participación en Raske y moveré algunos hilos para que no seas ejecutado. En su lugar, podrás servir a la Inquisición como "caso especial" (tenemos unos cuantos). La segunda posibilidad es que intentes escapar de aquí, o no lo quiera la Reina, te atrevas a oponer resistencia, en cuyo caso tendremos una lucha de proporciones épicas. Con fuego, garras y sangre que daría mucho trabajo a los juglares. Sin embargo Jacob, en esas luchas hay daños...daños de todo tipo. Así que preferiría evitarlo-Al decir esto, Vaurien movió rápidamente sus ojos de reptil color esmeralda hacia Ingrid. Para dejar claro de que daños hablaba.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Vie Mar 10 2017, 13:52

Cuando Jacob se adentró a la morada de la joven Ingrid, lo que parecía estar por ser una velada romántica entre el caballero y su dama, terminó por convertirse en una amarga sorpresa, lo primero que vio fue el uniforme de la inquisición, lo segundo, un rostro, bien conocido por él, se trataba del inquisidor Vaurien, sentado en una mesa, con una copa de vino, sin embargo, el asombro duró poco, pues el grandullón, sabía que tarde o temprano los caminos entre el terrorífico dragón y el valiente caballero estaban escritos en el telar del destino. Jacob esbozó una sonrisa nostálgica, volverse a encontrar con su viejo compañero. -Encantado de verle, señor Vaurien. - Correspondió su saludo con cordialidad y su tono de voz profundo y tranquilo de siempre. Su sonrisa se fue poco a poco apaciguando hasta ser borrada de su rostro en cuanto ordenó que tomasen asiento, los dos, tanto Ingrid como Jacob, esto no pintaba tan bien como lo esperaba, pero eso no evitará que deje de comportarse como suele hacerlo, con cordialidad tomo una de las sillas y permitió que la joven Ingrid tomase asiento primero, para luego Jacob tomar el de al lado y sentarse en frente de Vaurien.

Correspondió las tristes carcajadas del viejo dragón con otras profundas y lentas por parte del guerrero de la luz solar, para luego añadir. -Alguien tiene que tomar cartas en el asunto y hacer justicia – Jacob se caracterizaba por no asesinar a aquellos que hacían el mal, salvo los que usaban el poder de los elementos para delinquir, pues era una ofensa directa para los Dioses elementales, “purgando” con el fuego de la Diosa, tampoco tomó la vida de los inquisidores humanos que iban a por él. Reposó sus manos sobre la mesa, se notaba que estaba inquieto, sus dedos no dejaban de tamborilear la mesa de manera sutil y silenciosa, mientras observaba con detenimiento la orden de captura, una muestra del miedo que tienen los dragones por ver la luz, la luz de la verdad ¿Estaba preparado para enfrentarse a la Reina y sus seguidores? No, no lo estaba, pues aún no ha recibido la bendición de los elementos en su totalidad. Ingrid por otro lado, hacía todo lo posible para disimular su rostro de enojo claro, aunque el rojez de su rostro dejaba claramente evidenciado las ganas que tenía de partir la botella del buen vino sobre la cabeza del entrometido dragón, pero lo no lo hizo, por Jacob, quien se le había quedado viendo con confusión y asombro con anterioridad y pensando “¿Cómo puedes estar tan tranquilo cuando tienes a un dragón que te anda buscando frente a ti?” Ella se levanto para servir la copa en silencio, las manos le temblaban, pero cuidó a mas no poder no derramar la fina botella y volverla a dejar sobre la mesa, o eso quería, cuando se dio cuenta ya se estaba sirviendo ella también mientras volvía a ocupar su asiento, necesitaba beber o empezaría a gritar por la tensión que había en el ambiente.



Ser juzgado como un criminal, eso pensó Jacob, se acordó entonces de los textos sagrados, en las cuevas donde practicaban aquella religión prohibida del cristianismo, como Jesús fue llevado ante la “justicia” y terminó siendo crucificado por su propio pueblo, solo que en este caso terminaría usando la bendición para llevar a cabo la voluntad de una falsa Diosa y destruir todo lo que una vez construyó, todas las amistades que hizo en su camino, Sonja, Sarah, Valeria, Daval, Moira, Maeve y sobretodo… su mas fiel aprendiz y amigo, Vasruk y su querida Norell. Entonces volteó a ver a Ingrid, quién estaba claramente asustada, ella no quería morir, fue tanto así que ella extendió su mano y la coloco sobre la del grandullón y le hizo una sonrisa sincera. Jacob entonces mivió sus irises azules para encontrarse con los irises color esmeraldas del dragón dorado.

Jacob tenía dos opciones, renunciar y romper el juramento que le hizo a los Dioses y rendir tributo a la falsa deidad que era la Reina dragón o sacrificar el amor de su vida para llevar a cabo la voluntad de los Dioses, en pocas palabras, Honor y Deber o el Amor de tu vida, Jacob, el guerrero de la Luz Solar tenía que escoger, aún sostenía la mano de la joven Ingrid, la sostenía con cariño y delicadeza, el tiempo apremiaba, debía de tomar una decisión, ahora, una decisión, cualquiera de las dos, será una decisión la cual lamentará toda su vida o al menos así lo quería hacer ver el dragón, él expuso dos opciones ¿Acaso el guerrero de la Luz Solar se encontraba atrapado entre aquellas dos opciones que le hizo ver el viejo dragón? No, él una vez dijo que la humanidad era libre, libre de escoger su camino, no se someterán más ante los dragones, en cambio, trabajarán juntos como dictan los Dioses, como una sola raza, para poder hacer el mundo, un lugar mejor. Muchos errores cometieron los humanos en el pasado, ahora los dragones se aventuran por el mismo camino, es sabio que la humanidad ayude a los dragones a ver la verdad, el letargo los hizo seguir a una falsa deidad, una falsa esperanza ante la confusión de ver un nuevo mundo ante ellos, terminando por destruir incontables vidas a su paso, tanto humanas, como de dragones, en una guerra que maquino el mismo demonio que ahora se encuentra en el palacio de Talos. No, Jacob jamás se arrodillará ante el mal, ni arrancando sus ojos podrán hacer que deje de ver la luz de la verdad. -Señor Vaurien:

La humanidad nunca más se arrodillará ante los dragones.

Sus ojos brillaron de un blanco resplandeciente, acto seguido el grandullón salta abrazar a Ingrid para protegerla del impulso de aire que había generado dentro de la habitación y salir así disparados por la ventana mas cercana, a una velocidad tremenda que proporcionada por una ráfaga de viento. Jacob cayó al suelo rodando con Ingrid en sus brazos, protegiéndola del impacto de la grama. El grandullón entonces la hizo a un lado, se colocó su yelmo y se incorporó, envainó su espada con su mano derecha y se equipó su escudo con la izquierda. -¿Pero qué demonios haces? ¿Te has vuelto loco?- Gritó Ingrid hacia Jacob mientras aún permanecía en el suelo recuperándose de la conmoción. Jacob entonces hizo un movimiento con su espada y alrededor de ambos se levantó un circulo de llamas a su alrededor mientras recitaba. -Un guerrero de la Luz Solar jamás  romperá su juramento ante la Diosa de fuego, proteger al débil y llevar a cabo la voluntad de los Dioses. Sitúese detrás de mí, joven Ingrid, yo la protegeré aunque me cueste la vida. ¡JAMÁS ME POSTRARÉ ANTE UNA FALSA DIOSA! - Un grito de guerra humano, un grito por la libertad, por la luz, por la verdad, sentimientos de amor, furia, honor, justicia nublaban los sentidos de Jacob, tener que enfrentar a una vieja amistad, un amigo que estaba ciego y hundido en la oscuridad de la ignorancia de una falsa deidad, un demonio.


Última edición por Jacob el Vie Mar 10 2017, 15:53, editado 2 veces (Razón : detalle)




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Jue Mar 16 2017, 00:42

La salida de Jacob fue tan repentina y, francamente, espectacular que Vaurien se quedó unos instantes sin habla. El hombre había agarrado velozmente a la muchacha y había usado su control del viento para defenestrarse a si mismo...Jacon siempre le acababa sorprendiendo.

Sin embargo, el dragón tardó poco en volver en sí, se terminó la copa, se levantó de su asiento  y con una fuerte patada destruyó el muro por cuya ventana Jacob había saltado. El guerrero ya estaba a una buena distancia de modo que Vaurien tuvo que alzar la voz.

-Supongo que eliges la segunda opción...espero que no me culpes de lo que pase a continuación Jacob, después de todo, te he dado a elegir...-

El guerrero se rodeó de un círculo de llamas pero se había algo a lo que Vaurien no temiera era el fuego. De modo que empezó a correr hacia la pareja, aumentando la velocidad y transformándose, pronto las mangas de sus brazos se rompieron por el crecimiento en garras, su zapatos también, su cara se deformó poco a poco revelando un hocico reptiliano y una cola empezó a salirse por detrás, el dolor de las transformaciones no disminuía pero la emoción de la lucha mitigaba el dolor. Tras un arduo entrenamiento, Vaurien casi había dominado por completo la forma de la bestia, esta era su tercera transformación, y había conseguido perfeccionar el proceso, para cuando llegó a la linea de fuego, su transformación se había completado de manera que Vaurien saltó a las llamas, protegiendo sus ojos, y le dio a Jacob un fortísimo puñetazo, de no llevar su yelmo, probablemente le había roto el cráneo pero el metal absorbió el golpe, deformándose.


Jacob salió despedido unos metros del golpe y Vaurien dirigió sus ojos a Ingid, la cuál estaba tremendamente aterrorizada.

-¡Fuera de aquí, niña! ¡Esto es entre él y yo!-La amenaza de Vaurien a Jacob sobre Ingrid era, después de todo, un farol. Vaurien era demasiado orgulloso como para usar a una humana como escudo. Si no iba a serle de utilidad, lo mejor era que desapareciera.

Jecob se recuperó con alarmante rapidez de tan duro golpe, en ese momento, ambos guerreros se quedaron uno frente al otro, analizándose.

-No esperes ganar este combate, Jacob. Soy consciente de que tus poderes han aumentado, pero, los míos también-





avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Jue Mar 16 2017, 20:45



En el circulo de fuego se adentró una bestia dorada, de no ser por los ojos color esmeralda no podría tratarse de Vaurien, tal asombro, lo hizo que no pudiese defenderse de aquel puñetazo que lo hizo caer y rodar por el suelo, dicho yelmo quedó con una abolladura en la cabeza, por suerte, fue el yelmo y no su cabeza, pero necesitaría de eso y mucho más para hacer caer a un guerrero de la Luz Solar, así que inmediatamente de caer al suelo, se puso de pie, el grito ronco de la bestia aún poseía ese acento y voz similar a lo que una vez fue Vaurien, Jacob comprendió que el inquisidor a pesar de todo aún mantenía si etiqueta de caballero, así que detrás de Ingrid quien estaba ya muerta de miedo y sumida en el pánico  miró a su alrededor por una ruta de escape y la encontró, una abertura que probablemente había creado Jacob, salió corriendo y en cuanto abandonó el circulo de llamas, este volvió a cerrarse. Jacob entonces le dedicó una mirada al dragón y dijo. -No ganaré por mi cuenta, los Dioses están de mi lado. ¿Puede usted, decir lo mismo? -  Dijo el grandullón en un tono de voz profundo, pero inyectado con la emoción del combate, a pesar de todo, él seguía siendo un guerrero y pelear era algo que le encantaba, medirse a si mismo con otros adversarios, ganar, perder, aprender, superarse a uno mismo, Jacob luchaba y respetaba a su oponente, sin importar quién es o qué hizo. Entonces acercó su espada a las llamas y la bañó con el fuego elemental, haciendo que la hoja empezase a arder con la bendición de la Soberana del Fuego.

Era la primera vez que veía a una forma dragonica tan pequeña, la última fue la de su hija, pero Vaurien sin lugar a duda era el dragón más pequeño que ha visto hasta ahora, claro esta, no por ser pequeño, no sería un combate mas llevadero, era rápido y con ese ataque lo ha demostrado ¿Puede Jacob equipararse a esa velocidad? Lo duda, sin embargo, podría usar aquello a su favor, respiró hondo y asumió una posición defensiva, levantando su escudo. Si el dragón se acercaba por los lados, lo repelería con la bendición del viento, creando así una abertura para asestar con su espada bañada por el elemento y fue así, en una de las arremetidas Jacob bajó su escudo para recibir al dragón, comprimiendo el aire a su alrededor para así ejercer una fuerza contraria a la del desplazamiento del dragón y frenar así su ataque, solo para aprovechar en esa abertura para realizar un tajo con su espada llameante sobre este y empujarlo con su escudo y volverse a separar. Aquello le hizo soltar un suspiro por la energía gastada, pero no se dejaría vencer, emplearía todas sus fuerzas para mantenerse y luchar por lo que él cree.


Última edición por Jacob el Jue Mar 16 2017, 20:49, editado 1 vez (Razón : palabra comida)




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Vie Mar 17 2017, 12:41

-"Los Dioses estarán conmigo" dices, ¿qué sabrás tú de los Dioses, mortal?-EL comentario de Jacob realmente había despertado en Vaurien una furia que había estado acumulando desde la tragedia de Navidad, su forma bestial no estaba controlada del todo y al transformarse se volvía mucho más emocionalmente inestable, la personalidad de Vaurien incluso cambiaba a algo más...salvaje.

El dragón se lanzó al ataque, Jacob, al ser humano, no podía igualar su velocidad pero no era necesario, en lugar de igualar la velocidad del dragón, adaptaba sus movimientos para responder a los ataques antes de que se produjeran al mismo tiempo que cubría sus puntos vulnerables con el viento. Pero Vaurien sabía que a la larga esta estrategia era inútil, pues la magia le acabaría agotando mientras que Vaurien sólo usaba su propio cuerpo, de modo que  el dragón dorado siguió atacando sin piedad, mientras esquivaba con facilidad los tajos de la espada llameante de Jacob.
Mientras atacaba, Vaurien siguió hablando, cada vez con más énfasis.

-¡Deja que te diga algo sobre tus queridos dioses del fuego!-Gritó
-¡Tus Dioses son tan mezquinos, rencorosos, envidiosos, sádicos y vengativos como cualquier persona!, ¿quién crees que creó a los dragones? ¿¡EH!?. ¿¡Quién crees que nos dijo "sois los hijos del fuego, volad alto y orgullosos, dragones, pues vuestro destino es llegar a los cielos"!?-

Los ataques de Vaurien eran cada vez más feroces, el escudo de Jacob no aguantaría mucho más.

-Y cuando lo conseguimos...cuando hicimos lo que estábamos destinados a hacer...nos despreciaron...nuestros propios creadores. Nos volvieron estériles y nos negaron el don del fuego en forma humana-La voz de Vaurien estaba rasgada por una mezcla entre pena y rabia descontrolada.
-¿¡Volamos demasiado alto!?, ¿¡nos acercamos demasiado a los Dioses!? Y ahora usan a humanos como tú, para hacer el trabajo sucio. ¿Tampoco somos dignos de la Justicia Divina? ¿Por qué no bajan aquí, desde su alta atalaya y me golpean desde los cielos? ¿¡EH!? ¿Por qué tus Dioses te piden que luches, te piden que sangres, que mueras por ellos...si al final no eres más que polvo en los vientos de su maldita voluntad?-

Con un poderoso golpe final, Vaurien rompió el escudo del guerrero del Sol. El dragón miró fijamente a su antiguo compañero derribado. Pero algo dificultaba su visión...¿agua?...no...eran...¿lágrimas?...Vaurien no había llorado en siglos...la inestabilidad emocional de la transformación llegaba más lejos de lo esperaba...pero ya era tarde para parar.

-No hay nada que odie más en este mundo, Jacob...que los Dioses...Son seres caprichosos y egoístas, siempre te pedirán que hagas cosas horribles por ellos, disfrazándolos de actos de bondad...lo he visto con mis propios ojos. He visto a hombres sacrificar a sus hijos a los dioses, he visto guerras en nombre de dioses que hacen que este conflicto entre el Imperio y la Rebelión parezca un juego de niños...Los Dioses siempre quieren sangre...-Vaurien se secó las lágrimas y volvió a una mirada feroz.

-Por eso adoro a mi Reina, Jacob, porque en el fondo sé, que no es una Diosa...es una dragona, como yo...tiene corazón...y alma...¿Puedes decir lo mismo de tus Dioses?-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Vie Mar 17 2017, 18:23

Era rápido, demasiado rápido, no lograba atinar ni un solo tajo con su espada flamígera, esto sería un problema, pues Jacob se estaba agotando y no podría mantener aquel aspecto de su arma por mucho tiempo, tanto así que se vio obligado a dejar que el circulo de llamas liberado, este se deformaba poco a poco encendiendo el pasto a su lado, cerrando y expandiendo cada vez mas el circulo.  Jacob se defendió como pudo con su escudo, de este saltaban astillas por todos lados, llegando incluso a mostrar la capa de hierro que ocultaba debajo de la madera, ni hablar del dibujo de su símbolo sagrado, se había rasgado por las zarpas del dragón, Jacob a pesar de todo, escuchaba todo bajo ese yelmo que ocultaba una expresión y sus ojos brillaban rojo fuego a medida que devolvía los golpes sin éxito alguno, con la esperanza de llegar a tocar al dragón en un intercambio, no pudo lograrlo y en  último golpe del dragón, el escudo se hizo pedazos e impactando en el brazo del guerrero de la Luz Solar, el sonido del hueso rompiéndose y la fuerza del impacto, lo hizo nuevamente caer al suelo, el brazo que recibió el impacto estaba envuelto en sangre, ya no estaba cubierto por el cuero de su armadura.

La imponente figura de Jacob permaneció en el suelo, con los ojos abiertos, con una expresión de impacto, sus pupilas contraídas, en una lucha para que la adrenalina mitigase el dolor que le causaba su brazo roto y su espada ahora apagada, pero al rojo vivo reposando silenciosa sobre la grama. Tras escuchar las últimas palabras de Vaurien, El guerrero se puso de pie, con la cabeza baja, dejando caer su yelmo y revelando un rostro ensangrentado, su semblante endurecido, pero sus ojos azules golpeados por el dolor de escuchar el discurso de frustración, odio y tristeza de su compañero, cerró sus ojos y cuando los volvió abrir, estos acompañaron a su semblante y con una voz profunda, llena de un odio iracundo hacia la Reina dijo lo siguiente. -¿Eso… es todo? - Rápidamente añadió - Vuestro destino NO es volar hasta alcanzar a los Dioses, es volverse uno con ellos, así como los humanos somos uno con los elementos. - Estaba de pie, con el brazo roto, las llamas acercándose hacia ellos poco a poco, acortando el espacio entre ellos lentamente. - Avanzó hacia el dragón a paso lento, arrastrando sus pies por el suelo, como una polilla, volando hacia las llamas, como si estuviese dándole la bienvenida a la muerte -Vuestra esterilidad es causa de vuestras acciones en el pasado, los Dioses son bondadosos, pero también pueden ser mordaces. ¿Acaso no lo ves, Vaurien? Esta infertilidad no es mas que una señal, nosotros no somos tan distantes, estamos unidos por los elementos, el elemento del fuego nos une como hermanos de especies distintas que comparten el vinculo ígneo. Somos razas hermanas, con cualidades diferentes, pero en el fondo, todos somos iguales a los ojos de los Dioses.- Su tono era alto, no tan ronco y monstruoso como el del que una vez fue su compañero, pero tenía que ser directo con lo que decía, tenía que mostrarle la verdad, el engaño que estaban viviendo todos los dragones, eso era lo que él creía fervientemente, los dragones y humanos vivían engañados por una falsa Diosa, un ternero de oro. -Tanto los humanos como los dragones cometimos errores en el pasado, pecados de tal magnitud que no pueden ser nombrados, pero ahora es tiempo de redimir nuestros actos, unirnos bajo una sola bandera, la falsa profeta solo busca crear discordia, alejarlos de la verdad, de la luz, la única salida esta en la una unión de la humanidad y los dragones, en igualdad de condiciones. ¿Te has preguntado por qué motivo existen los híbridos? Ellos son el futuro, lo quiera o no…


Los tiempos cambian.


En esta última frase, la voz de Jacob se quebró, pero se forzó a mantenerla firme ante su oponente, el cansancio por el uso del poder de los elementos estaba haciendo mella en él, pero se rehusaba a dejarse vencer. Los pasos de Jacob lo dejaron a unos pocos metros del dragón, estaba en frente de este sin defensa alguna, los Dioses estaban de su lado, ellos lo protegerían, o así lo pensaba él, recibió de lleno el ataque del dragón, pero era lo que estaba buscando, un instante en el cual el dragón dejase de moverse, entonces, los ojos de Jacob brillaron en un blanco sin igual y una corriente de viento levantó al dragón por los aires, entonces, su brillo blanco cambió a uno rojo y en su mano derecha se comenzó a concentrar todo el fuego que tenía a su alrededor hasta volverla una esfera compactada en su mano, esta temblaba al igual que su cuerpo, Jacob escupió sangre acompañado con espasmos de unas piernas que comenzaban a fallarle, solo su inquebrantable voluntad lo mantenía de pie y cuando la gravedad comenzó a actuar sobre el dragón, lo midió para que en el momento en que este estuviese a una distancia prudencial, impactarle la esfera ígnea en su pecho. Sería entonces, su último ataque, agotando toda la energía que le quedaba.




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Sáb Mar 18 2017, 19:01

Vaurién se despertó, como saliendo de una pesadilla ¿Dónde estaba?...todo daba vueltas...estaba, ¿volando?...eso era extraño, Vaurien no recordaba echar a volar.

-Los tiempos cambian.-

Eso fue lo último que recordaba Vaurien...¿Quién dijo eso?...un amigo, pensaba él.

Vaurien se dio cuenta de que no estaba volando, sino cayendo, algo lo había lanzado por los aires y el golpe lo había noqueado por unos instantes. Estaba cayendo hacia algo...¿que era?, una gran bola de fuego...era increíblemente brillante...hacía tiempo que había anochecido pero Vaurien podría haber jurado que era...

-El Sol...-Dijo casi sin voz.

Entonces lo recordó todo, estaba en un combate contra Jacob, estaba a punto de dar el golpe final cuando algo lo ha poseído y consiguió un poder mágico incomparable, Vaurien nunca había visto una magia tan poderosa. Él era el que lo había lanzado por los aires y ahora iba a rematarlo con una gigantesca bola de fuego...si ese fuego mágico le impactaba de lleno probablemente acabaría con él...quizá fuera mejor así...si Jacob tenía razón, y el destino de los dragones era unirse con los humanos,  entonces su destino era desaparecer. Puede que ahora los híbridos compartan rasgos de humano y dragón pero Jacob, sindo humano, no ve las cosas a largo plazo. Si los humanos pueden tener hijos humanos mientras que los dragones sólo pueden tener híbridos, a la larga los dragones desaparecerán y serán tan solo un rasgo más de la especie humana. Un final lento y decadente pare su especie. Si eso es lo que les esperaba, casi era mejor morir ahora, en combate contra un rival digno, en una gloriosa bola de fuego...

...
...
...

-¡No!-Dijo el dragón-¡No lo acepto, Caballero del Sol! ¡No dejaré a mi especie al destino que le hayan preparado tus Dioses!-

Vaurien se acercaba a la bola de fuego que le había lanzado Jacob, en este punto era imposible esquivarla pero se conseguía que solo le rozara, sobreviviría al impacto. Pero no tenía forma de de maniobrar en el aire y sólo disponía de unos segundos de manera que pasar a su forma verdadera a tiempo era imposible...Pero si comenzaba la transformación y la detenñia en el último momento, quizá fuese capaz de obtener unas alas vestigiales con las que poder maniobrar. Vaurien nunca había intentado nada parecido pero era su única oportunidad de salir vivo. De manera que comenzó a cambiar.

Notaba como su espalda empezaba a cambiar y en el momento en el que notaba el viento en las membranas de sus alas, forzó la transformación a detenerse. El dolor era tal que Vaurien dejó escapar un grito de agonía, incluso cuando ya estaba acostumbrado a el dolor que viene con la senda metamórfica. Parecía que su espalda iba a partirse en dos pero el dragón consiguió virar en el aire. La bola de fuego pasó, pero no la esquivó por completo sino que abrasó su lado izquierdo. El fuego mágico le calcinó el rostro, el brazo y la pierna. No estaba seguro, pero a Vaurien le parecía que había perdido también el ojo.

Pero todo eso se le olvidó, incluso el dolor, cuando vio a su oponente. El abuso de la magia había hecho mella en Jacob, estaba agotado, ensangrentado y apenas se tenía en pie. Pero Vaurien no estaba mejor, las quemaduras y el trauma de la transformación eran demasiado...sólo le quedaban unos instantes de consciencia...pero sería suficiente...



-¡¡JAAACOOOOBBB!!-Gritó en cólera el dragón mientras ardía. Preparó su única garra útil, como un cuchillo. Sólo necesitaba un golpe, un golpe en la garganta, y le rebanaría el cuello.

Lo siguiente que pasó, se produjo en unos segundos, pero a Vaurien la parecieron horas.

Algo se puso justo frente a su cara...era un objeto pequeño, hecho a mano. Era el talismán que Jacob le regaló, tras resolver el caso Raske. La cuerda se estaba quemando y se había desprendido de su cuello.

-"Mi nombre es Jacob, encantando de poder ayudarle y trabajar con usted."-

–"Me parece una idea interesante, tampoco me gustaría tener que armar jaleo, nunca he atrapado un fantasma antes, creí que eran solo fabulas que le contaban a uno de pequeño, HA HA HA" –

-No se preocupe compañero, yo estoy bastante capacitado para el combate, cubriré sus espaldas en todo momento.-

-Si alguna vez nuestros caminos se vuelven a cruzar, no dude en pedir mi ayuda o la de otra persona que posea el mismo regalo y así colaborar alegremente.-

Vaurien se sacudió esos pensamientos como pestes y con un rugido final se dispuso a acabar con su oponente. Pero, aunque Vaurien nunca sabrá si fue a propósito o no...falló. El golpe no le dio en la cabeza, sino que le cortó la armadura del pecho, la garra del dragón la atravesó como cuchillo caliente por la mantequilla y le hizo un gran corte en el pecho...no era demasiado profundo ni una herida fatal...pero dejaría cicatriz.

Por su parte, Vaurien se estrelló contra el suelo, de no ser porque cayó por el lado derecho, con las escamas sanas, probablemente no habría sobrevivido. Sin embargo, eso era todo. No le quedaban fuerzas, y notaba como se desmayaba. En su garra herida, sostenía el amuleto...¿Porque eligió conservarlo?...ni él mismo lo sabía. Quizá sólo quería...

-Una prueba de amistad...-Fue lo último que dijo el dragón...antes de ceder a la oscuridad.




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Jacob el Mar Mar 21 2017, 23:01

Jacob no pudo prever que aquella criatura bestial desarrollaría unas alas que lo salvarían de encontrarse con los Dioses, probablemente no era el momento… no era su destino perecer ese día, no lo querían los Dioses ¿Pero por qué? Era claramente terco, se negaba a ver la realidad, se negaba a ver la luz… Jacob pudo apreciar el cambio una vez mas en el cuerpo del lagarto, las alas que lo salvarían de una muerte certera, el dragón bramó el nombre del guerrero, mientras la bestia caía en picada sobre Jacob, este se mantuvo de pie, con aquel pensamiento en su cabeza ¿Eran sus sentimientos hacia una vieja amistad o era la voluntad de los Dioses que había intercedido en él? Ya era muy tarde para tomar una decisión, el dragón ya se encontraba encima del grandullón lanzando un rugido draconiano, mientras Jacob también dejaba escapar el suyo propio, que los Dioses decidan el destino de este combate. Una explosión por las llamas concentradas cubrió una parte del dragón mientras que la zarpa de este, arañó sin dificultad alguna el pecho de Jacob, rasgando su tabardo, su armadura de cuero y su carne…

Jacob no sintió dolor alguno, en cambio, aún se mantuvo en pie frente a su oponente, mirándolo con una cara de horror mientras este volvía a su forma humana, dejó caer su brazo hacia atrás mientras la sangre comenzaba a brotar de la herida a montones, el suelo no tardó en mancharse con la sangre del guerrero de la Luz solar, sus ojos entonces se encontraron con esa saponita que le hizo entrega hace un tiempo atrás, manchada por la sangre de Jacob… fue entonces que el grandullón emitió una gran sonrisa, ese era el motivo por el cual no abatió a Varuien… pues era su amigo a pesar de todo. El cuerpo de Jacob se comenzó a sentir más ligero a medida que se dejaba caer hacia atrás, antes de sumir su suerte ante la oscuridad, vio como una figura se mostraba ante su campo de visión, opacando su vista hacia el cielo.

Ingrid había presenciado todo en una mezcla de asombro y horror, sobretodo cuando el circulo de llamas que parecía haber perdido el control durante la contiendan fuese absorbido por el “grandote” de Jacob. Tras ver el final de aquel arduoso combate, se acercó hacia el cuerpo de ambos luchadores, vio con una molestia enorme el cuerpo moribundo del dragón, podía rematarlo ahora que está débil, pero eso no lo hubiese querido Jacob, estaba segura de que los guardias no tardarían en venir a este lugar, tanto jaleo junto y de paso cerca de un pueblo no era para nada una buena señal. No le queda de otra… tendrá que asumir esa forma que tanto detestaba, pero debía sacar a Jacob de este lugar cuanto antes, llevaba tanto tiempo escondida entre los humanos y los dragones… le pareció extraño que no se percatasen de dónde una mujer tan pequeña como ella podía sacar tanta fuerza como belleza exótica. Respiró hondo a medida que sentía como su cuerpo cambiaba, dejando escapar unos quejidos de dolor cada vez mas roncos, a medida que su cuerpo se transformaba, rasgando sus ropajes y asumiendo su forma dragón, sin más, tomó con extremo cuidado el cuerpo mancillado del guerrero de la Luz Solar, extendió sus alas y de un fuerte aleteo emprendió vuelo hacia el ocaso.

Los guardias no tardaron en llegar al lugar, consternados por lo que había pasado, pero el horror de ellos fue tal cuando se encontraron a Vaurien tendido en el suelo, con una terrible quemadura sobre su cuerpo… un dragón es infugo ¿Cómo es posible que las llamas lo hubiesen lastimado? ¿Quién era ese dragón que parecía llevar algo en una de sus zarpas, volando hacia el ocaso? Esas y muchas otras preguntas rondaron mientras comenzaban a asistir a su aliado caído.




avatar
Jacob
Human

Ocupación : Warrior of Sunlight
Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Vaurien el Jue Mar 23 2017, 20:29

Las siguientes horas (o días, no estaba seguro) pasaron para Vaurien como un sueño. Despertaba y volvía a quedar inconsciente hasta perder la cuenta mientras su cuerpo luchaba por reconstruirse.

Podía recordar lo que dijeron los guardias cuando le encontraron.

-Por la Diosa, mira esto. ¿Qué ha podido dejar así a un dragón?-

-Otro dragón, probablemente. Sólo el fuego mágico de un dragón puede quemar a otro. ¿No lo has visto, un dragón verde y dorado ha salido volando de aquí?, llevaba algo en sus garras, pero no he podido verlo.-

El segundo guardia estaba mucho más tranquilo...¿Ha dicho "otro dragón"? Eso no tenía sentido. Pero Vaurien estaba demasiado cansado para pensar.

-Bueno, ve al cuartel general, hay que hacer los preparativos para trasladar el cadáver-

-"¿Cadáver?...no estoy muerto...creo"-Pensó para sí el dragón, pero era incapaz de articular una palabra, su mandíbula estaba casi completamente carbonizada. En su lugar, soltó algo parecido a un débil gruñido.

-¿Has oído eso?...ha venido de él...creo que está vivo-Dijo el primer guardia.

-No seas ridículo...míralo...nada puede estar "vivo" en este estado. Deminos, si hasta puedo verle los huesos del costado.-Replicó el otro.

-No, no...mira su pecho...respira. ¡Hay que conseguir a un curandero ahora!

-Joder...tienes razón...intenta que siga respirando. ¡Voy a por el curandero!-

-¡Señor Dragón!, ¡señor Dragón!, ¿me oye?...me llamo Ronald...soy...-En ese momento Vaurien perdió la consciencia.

Lo siguiente fue aún más borroso...la sensación de ser llevado en una camilla...el dolor de las tijeras y el hilo de costura...los ungüentos. Pero nada de eso importaba, en sus delirios Vaurien sólo pensaba en una cosa, ¿quién era ese dragón que le salvó la vida a Jacob? ¿Por qué lo haría? ¿Tenía aliados el Guerrero de la Luz Solar que él desconocía?. Debía de ser alguien que supiera que se iban a enfrentar, pero Vaurien no le dijo a nadie a donde iba, y en la casa sólo estaban Jacob e...Ingrid...una muchacha con el pelo rojo brillante...una granjera capaz de levantar el doble de peso que un hombre...una...¡una maldita híbrida!

Esta revelación provocó a Vaurien tal furia que se despertó de su sueño inducido por los sedantes. Se despertó, aún cubierto de quemaduras y ciego de un ojo, que de poco le servía, pues se encontraba en un estado de pura ira ciega.

-¡Dios mío!...está despierto...pero...¡Eso es imposible!. Señor Vaurien, tiene que tumbarse, sus quemaduras...-El galeno no pudo completar la frase porque había cometido el error de acercarse bruscamente a un dragón herido. Vaurien le soltó un manotazo que hizo que saliera despedido hacia una estantería llena de frascos medicinales, que estallaron al impacto. Vaurien tomó a otro de los médicos del suelo y lo levanto por el cuello.

-¡Dónde está!...¿donde está Ingrid?...esa pequeña y asquerosa...-

Un súbito dolor en el cuello interrumpió al dragón...miró y había una gran jeringuilla clavada en su cuello. El doctor que habia lanzado se había levantado, sangrando por la cabeza, y le había pillado por sorpresa.

-Te...¿te atreves a...?-Vaurien volvió a desplomarse.

Cuando se despertó, estaba cubierto de vendas y Bernardo estaba junto a él en un sillón, leyendo "Los Tres Mosqueteros", uno de sus favoritos.

-Ya era hora...-Dijo el Mayordomo...cómo era capaz de saber que había despertado sin siquiera mirarlo era algo que Vaurien nunca sabría.

-¿Dónde...ahg...dónde demonios estoy? ¿Porqué no puedo moverme?-

-Está en la enfermería del Castillo, señor. Hubo que trasladarle aquí porque el galeno local no tenía los medios para tratarle. Por cierto, tiene que disculparse con ellos. Han conseguido minimizar el daño de su cuerpo y usted casi los mata en sus deliros.-

Vaurien empezó a recordar, era verdad, había perdido el control mientras lo trataban.

-Y no puede moverse, señor, porque le han atado a la cama con correas para evitar otro ataque. Voy a soltarlas, ¿de acuerdo?-

El mayordomo se levantó y liberó a Vaurien de las correas de cuero que le ataban a la cama. Se volvió a sentar y habló.

-Señor...sus heridas son graves...su abuso continuado de la senda metamórfica ha vuelto su cuerpo inestable, de manera que sus quemaduras, hechas con fuego mágico no se curarán fácilmente. Tendrá que llevar vendajes y aplicarse unos ungüentos que me han dado. Además, su ojo ha quedado seriamente dañado, y tardará en regenerarse. En cuanto se sienta lo bastante fuerte, debe transformarse a su forma verdadera para curarse, pero habrá cicatrices. Véalo usted mismo-El mayordomo le alcanzó un espejo al dragón.



-He estado peor...-

-Ya...lo sé, señor, pero debe andar con cuidado, al menos hasta que se recupere.-Bernardo se quedó en silencio y luego preguntó.

-Señor...¿Qué ha descubierto, que le haya dejado en tal estado?-

-Que mis enemigos aumentan...en poder y en número...y debo prepararme para lo que se avecina-



FIN




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 386

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Espero que no volvamos a vernos [Vaurien]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.