Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Cumpleaños Infeliz | Meena
Hoy a las 00:02 por Issan

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 23:46 por Arthyel

» Our Worst Nightmare... Our Damnation... Our Last Goodbye... (Oneshot)
Ayer a las 23:42 por Arthyel

» ¡Busco Rol!
Ayer a las 23:24 por Khanan

» ღ Rose Workshop ღ Firmería
Ayer a las 22:32 por Khanan

» Registro de Rango
Ayer a las 22:18 por Khanan

» Registro de Grupo
Ayer a las 22:16 por Khanan

» Registro de PB
Ayer a las 22:15 por Khanan

» Flowing [+18] (Kya)
Ayer a las 22:13 por Trystan

» Time to Make you Mine... (Inaya)
Ayer a las 21:52 por Karellhen

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


Una fiesta memorable [8/8]

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Oli el Sáb Feb 04 2017, 00:35

Por ahora todo marchaba acorde a lo planeado, nadie se acercaba, todos estaban ocupados hablando y no se le antojaban bocadillos algunos salvo los salados, bien, puede que sea cierto lo que decía papá sobre “borracho no come dulce” pues casi todos llevaban una copa de vino tinto o algún otro licor en sus manos, bien, estoy a sal…vo, mi expresión… luché, de verdad luché por no hacer una cara de horror al ver al dueño de la fiesta llegar hasta mi barra de dulces, acompañado de alguna invitada que tenía una cara que mejor ni te cuento, creo que me pegaría un sustazo si la llego a ver en la noche por mi casa. Pro...probablemente solo vengan a saludar. Me incliné para mostrar mis respetos ante la persona que me estaban presentando, de forma muy erguida, si cedía un poco me iba a poner como un flan, en vez de bajar mi cabeza había inclinado ligeramente mi espalda, perdiendo el contacto visual mientras lo hacía, hasta volver a mi posición actual. La situación iba de mal a peor cuando Lord Vaurien se llevó uno de los dulces a la boca. ¡NO! ¡No te lo comas! ¡Cualquiera menos tú! Mi cara era un poema, uno de horror cuando mis ojos se abrieron como platos por aquella escena, esperando lo peor me encuentro con un resultado totalmente inesperado. ¿A él… le gustó? Mi expresión se mantuvo mientras analizaba con más detenimiento sus acciones, pero luego dijo algo que… terminó por sacarme de aquel estado y empalidecerme.

Expresión facial:

¿Dragones? ¿Yo? ¿Ah? ¿En qué momento? ¿Qué? ¿Desde cuándo soy una dragona? ¿Qué no era humana? Sabía que mis padres eran adoptivos… pero… ¿Qué? Oli, tranquila, intenta calmarte, no, no, tienes que calmarte, por alguna razón este señor está llamándote dragona, algo vio en ti que era raro. ¿Qué podía ser raro en mí? ¿Algo que sea dragón? Que yo sepa no tengo escamas ni nada por el estilo.  No sé, no puedo pensar con claridad, siento que me desfallezco ¿Qué ocurre? No estoy respirando, respira ¡Vamos! Respiré profundamente tras el comentario del Lord, para variar, para colocar la cereza sobre el pastel, llegó otra mujer, no menos intimidante que la que trajo Lord Vaurien. ¿Acaso todas las mujeres de la fiesta tienen pinta de tener malas intenciones? Pero eso era lo que menos me preocupaba ¿Ahora que se supone que debo de hacer? ¿Seguir el juego de que soy una dragona? ¿Qué soy? ¿Por qué me llaman dragón? Mis ojos se pusieron vidriosos por la presión que estaba sintiendo en este momento, estaba que me echaba a llorar, pero si lo hacía sería el fin de todo, vi cómo se llevaba el dulce a la boca, también le gustó y me hizo un ofrecimiento, de no ser por lo abrumada que estaba hubiese respondido, pero siento que si abría mi boca, balbucearía o peor, así que forzando volver mi expresión a una condescendiente y sonriente me incliné para mostrar mis respetos, agradeciendo el gesto de la mujer.

Ahora debía pensar en lo siguiente que debería de hacer, si seguir la corriente o salir corriendo ¿Podría yo engañar a un viejo inquisidor? ¿Podría? ¿Qué consecuencias habría si digo que soy humana?




avatar
Oli
Hybrid

Ocupación : Cocinera
Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Hilda el Dom Feb 05 2017, 22:18

Interacción con Vaurien, Dita y Oli.




"You've got that look,
That look between the lines
You with your let's get more than friendly designs"




Alzó la copa junto con Vaurien y brindó orgullosa de su raza. ─ Por los dragones.  ─ Y dio un ligero sorbo a aquella copa, mojándose los labios, pero sin hacer el trago demasiado corto, era un buen motivo por el cual beber. ─ Tienes razón, nuestro esfuerzo por un mundo mejor merece un reconocimiento. ─ se le henchía el pecho y le hacía la estancia entre la alta sociedad más cómoda el hecho de ver otros con sus mismos pensamientos, la fe a la reina y el esfuerzo de la inquisición era algo difícil de separar de pensamiento de Hilda. ─ En absoluto, no hay nada que disculpar, está más que escusada vuestra huida, ha sido una puesta en escena maravillosa. ─ Dio un nuevo trago barajando la propuesta del anfitrión, hacía tiempo que no bailaba, años en público, largos meses en privado, la danza que más le gustaba a la dragona era la que se hacía con armas o sobre los cielos, como había hecho Vaurien momentos antes. ─ Será un placer, aunque debo advertir que no soy de las mejores bailarinas, creo que hace décadas que no bailo...─ Sin reparo alguno tomó el brazo del inquisidor, quizás por ahora, la mejor compañía que podía encontrar en aquella fiesta, anunciaba grandes charlas y conversaciones aquella noche, alejado de moralismos pro humanidad.

Al poco de entrar se cruzaron con una de las mesas repletas de platos dulces, así como una muchacha que sujetaba una bandeja y no parecía ser del servicio o esclava. Vaurien la presentó como Oli, una dragona encargada de hacer los dulces para la velada. Le pareció una idea innovadora, apostar por creativos y artesanos dragones, seguro que las recetas eran tan buenas como cualquiera creada por los humanos, pese a que estos últimos tuviesen ese don especial que no solían compartir los dragones. ─ Es un placer Oli, los pasteles tienen una pinta deliciosa, no me iré de aquí sin probarlos.─La inquisidora miraba a los ojos de ámbar de la cocinera con fijeza, aunque no obstante, no tomó dulce alguno. ─ pero eso será más adelante, me gusta dejar lo mejor para el final...por ahora, me fío del criterio de nuestro anfitrión, guardadme un buen bocado. ─ Dio un sorbo más a su copa mientras mantenían aquella charla y se acercaban más invitados al interior. Una mujer probó los dulces también y saludó a Vaurien, era la misma que había saludado antes, antes de que el inquisidor saliese casi corriendo para hacer su salida a pista. Dejó un instante su copa sobre la mesa para tender a la mujer la mano que no estaba sujeta al brazo de Vaurien. ─ Es un placer, Hilda, Frau Hilda, madame.─ Saludó y se presentó de manera cordial ante la dragona que había probado los dulces, y después ofreció la misma mano a Oli. ─ Con tantas opiniones positivas acerca de los dulces, señorita, acabaré por no poder esperar a después de probar los platos salados. ─ Tomó de nuevo su copa, levemente sonriente, pues no estaba en su carácter ser especialmente risueña, ni agradable con el resto de personas, más bien, era un ser directo.







Frau Drachen Hilda    
avatar
Hilda
Dragon

Mensajes : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Thurdok el Lun Feb 06 2017, 00:24

Aquel ambarino licor era su favorito, en aquella fiesta había de todo, licores para regodearse, comida para muchas familias, pero lo que mas le interesaba al inquisidor era poder emborracharse sin que nadie lo molestara. Por la única razón que había asistido aquella fiesta era por las apariencias y además para ver si podía conversar con Vaurien sobre los descubrimientos que habían hecho en Pompeya.

El dragón percibió un olor muy familiar y al mismo tiempo vio a una figura encapuchada pasando por enfrente de el. No tardo ni medio segundo en reconocer aquella figura, se trataba de Eadgyth, no lo había engañado cuando se habían conocido y se hacía pasar por hombre y menos lo engañaría ahora que la conocía a la perfección. El corazón de el dragón se aceleró, la última vez que la había visto fue para el ataque en la plaza de la ciudad y le había desordenado la cabeza al enterarse de que era una híbrido y además con aquel beso que tanto le había gustado.


Era obvio, que ella lo había visto antes y ahora trataba de evitarlo, por algo estaba usando aquella capucha en una fiesta, al menos que tuviera otra intención en aquella fiesta, por lo que el inquisidor no dudo ni un segundo en seguirla y detenerla tomando su muñeca.

-¿Tu no saludas?-
pregunto el inquisidor sacándole aquella capucha y dejando al descubierto su rostro. Por alguna extraña razón el destino lo ponía juntos en todas partes, en aquella taberna de mala clase, en la plaza para los eventos de navidad y ahora en la fiesta de Vaurien

-¿O me olvidaste?- pregunto el inquisidor con una sonrisa algo burlona. Sin dudas la mujer había revuelto todas las ideas y el corazón de el dragón.


Última edición por Thurdok el Lun Feb 06 2017, 00:39, editado 1 vez (Razón : gif)







Mi historia:


MEDALLAS:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Exiliado
Mensajes : 727

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Vaurien el Lun Feb 06 2017, 23:06

Vaurien y Hilda avanzaron hacia el salón de baile, donde la se había colocado en su lugar y se preparaba para tocar. A pesar de que muchas obras modernas de música se habían perdido con las eras, Vaurien había conseguido rescatar piezas del Siglo XVI, inventadas por los humanos para fiestas similares a estas, Vaurien las había oído y lo cierto es que tenían cierta elegancia inherente que le parecía de lo más placentera. Además, curiosamente, entre las piezas de música había unas instrucciones de como bailar con este tipo de música. La ejecución era simple y animada: "un, dos, tres, un, dos, tres" Vaurien lo dominó en una tarde y sentía curiosidad por saber como reaccionarían los invitados, de manera que decidió salir junto a Hilda y tomó la iniciativa.

Satisfecho con su actuación, algunos de los invitados decidieron imitarlos y tomaron pareja. Pronto, el salón de baile se llenó de lo que parecían expertos bailarines, pues el talento de los dragones les permitía captar las técnicas con rapidez, aunque sus obras sean vacuas. Se dirigió a su compañera de baile, esperando sinceramente que estuviera disfrutando del baile:
-Es posible que los dragones no podamos pintar cuadros que nos hagan derramar lágrimas, escribir música que nos haga querer bailar, o esculpir mármol hasta convertirlo en en algo que realmente nos transmita los sentimientos de su creador pero, como todo en la vida, existen límites para nuestros límites. Zonas donde la línea que separa el arte de la ejecución se difumina y se vuelve algo más borrosa. Una de esas cosas es el baile. Quizá los dragones no podamos inventar bailes nuevos, llenos de pasión y creatividad, pero podemos simplemente divertirnos bailando. Al igual que con el espectáculo de llamas de antes, no era arte, no significaba nada, pero no dejaba de ser hermoso, ¿cierto?. Quizás si dejáramos de preocuparnos sobre qué transmitimos con nuestras obras y simplemente disfrutamos al hacerlas, consigamos alcanzar nuevas metas en cuanto a los límites para nuestra capacidad de crear-

La velada iba como la seda, pero Vaurien no debía olvidar los motivos por los que había organozado la fiesta para empezar, debía ponerse a recopilar información y asegurarse de no dejar rostros desconocidos.
-Debes disculparme querida, vengo aquí, te arrastro hasta el salón de baile y me pongo parlotear. Me doy cuenta de que realmente no sabemos mucho el uno del otro, ¿que puedes decirme sobre ti?-


Última edición por Vaurien el Mar Feb 07 2017, 00:22, editado 1 vez




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Oli el Mar Feb 07 2017, 00:07

Ok, es mejor no salir corriendo, vamos a ir con calma y seguir la corriente, siempre limítate a responder lo necesario y no hables de más, actúa normal, respira profundo, la mujer intimidante que colgaba del brazo del Lord Vaurien me extendió su mano, vaya, supongo que debo de corresponder el saludo, de la misma forma en que ella me extendió su mano, yo hice lo mismo, tratando de parecer lo más natural posible, así se deben saludar las damas dragonas, supongo. Ante las palabras de la mujer yo asentía y sonreía, solamente tenía que hacer aquello, hasta que se fueron, dejé escapar un suspiro de alivio, tan dramático que me tuve que sostener de la mesa para no caer al suelo por la presión, ya creo que esta era la peor situación y afortunadamente los dulces no eran un desastre como había pensado, sin embargo, ahora tenía mucha curiosidad por conocer su sabor, estaba segura de que había creado un desastre, tenía que verificar por mi cuenta, con mi experiencia de cocinera profesional si Lord Vaurien tenía razón y ahora… es el momento, miré hacia los lados para percatarme de que no me estaba mirando nadie y me llevó uno de los dulces a la boca, tuve que agarrarme con ambas manos de la mesa y bajar mi cabeza para aguantar aquella explosión de sabores, como llenaba todo mi paladar, la masa crujiente, con la suavidad de la pasta de chocolate con avellanas que habían combinado de tal forma, en un equilibrio perfecto entre lo amargo y lo dulce, bailando como aquellas gente de clase alta en un éxtasis culinario.

El sabor no lo lograba sacar de mi cabeza, pero pude calmar las piernas que me temblaban y lograr reincorporarme, la receta ya me la sabía, ahora era cuestión de recrear ese nuevo sabor, esa… esa mezcla nueva, era perfecta, la llave para llegar a mi sueño dorado estaba en ese dulce que cree por accidente, pero vaya accidente más feliz, estaba tan alegre por haber cometido ese tropezón con mis caderas. Pero cuando abro los ojos y ver a mi alrededor, noté que la mujer pálida estaba en frente de mí, la misma que me ofreció aquel puesto de cocinero. Espera un momento… ¿Ella no se había ido? ¿Cómo sigue aún aquí? Y con la escena que he montado ¿Qué demonios pensará de mí? ¡Oh no! Uhm… eh… yo… - Dije con una voz chillona en un susurro indecisa sobre que responder¿Quién era esta mujer? La idea era que yo fuese dueña de la taberna y no tener que trabajar para nadie, aunque no sería un mal comienzo, siempre y cuando sea en un lugar con clase. ¿Pero de qué forma le pregunto sobre el pago o dónde sería? Tengo entendido que si un dragón veía a un humano y este lo quería se lo podía llevar como esclavo si así lo quisiera, por suerte, Lord Vaurien me presentó como dragona así que las reglas cambiaban a mi favor, aunque no tuviese idea de cómo eran estos procesos cuando se trataban de dos dragones, dudo que me quiera esclavizar, pero si trabajo para ella… No Oli, no la conoces, recuerda lo que te dijo tu madre, tengo que conocer más a esta mujer si quiere que trabaje para ella. -¿Usted es…?- Pregunté con timidez y con algo de temor ¿Sería malo preguntar nombres? Una sociedad tan vieja y numerosa dudo que se sepa quién es quién y mi pregunta sea totalmente normal. Creo.




avatar
Oli
Hybrid

Ocupación : Cocinera
Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Vhagar el Mar Feb 07 2017, 01:54


El momento menos propicio para él había llegado, el momento donde los que actuaban con normalidad se unían para lo suyo, no obstante no había razón ahí para él, era sencillo el porqué, simplemente su pareja de baile deseada no podría haber asistido a este evento así él hubiera deseado que lo hiciera. La humana, la esclava, y aunque hubiera asistido Ayssël, igualmente no podría haber bailado con él aquí, lo último que podría hacerse sería un baile con una esclava estando rodeado de inquisidores y dragones de las más altas esferas, estos dispuestos a juzgar y a echar ojo a cualquier cosa fuera de lugar.

Vhagar se acomodó a un costado, alejado de los que se unían para bailar, fue escuchando la hermosa música que se tocaba y también viendo a las parejas más habilidosas bailar, el arte, todas estas actividades que los humanos habían creado, sin lugar a dudas los dragones no podían imitarlos y tampoco disfrutarlos o llegar a conectar con estos. No obstante podían pasar a divertirse con todas estas, con una intensidad menor, eso era una lástima para él, él lo que más deseaba era justamente poder llegar a esa igualdad, un anhelo que probablemente nadie entendería.

La mano derecha del dragón se fue paseando levemente delante de él, muy cerca de su abdomen, siguiendo el ritmo de la música, no había bailado en mucho tiempo, probablemente unos años, pero sentía que no había perdido el toque con ello, no era tampoco su especialidad ni era el más habilidoso respecto a ello, su fuerte estaba más en tocar que otra cosa, pero de todas formas se defendía bien.

El momento fue preciso para ignorar todo lo que minutos antes se había dicho, de su cabeza salieron las ideas y las posibles palabras para dar replican que estaban prohibidas. El esclavista dejó su mano tranquila sobre la otra y entrelazó los dedos dejando la tranquilidad de siempre reinar, el ambiente era agradable y el simple hecho de estar aquí y escuchar la música ya podía servir como una clara manera de distraerse. No era momento de preguntar a la gente sobre los eventos en la Plaza y tampoco codearse con otros dragones, cuando el “momento divertido” pasara seguramente ya tendría aquella chance para hacerlo, no se apuraba y tampoco dejaba que la ansiedad se apoderara de él, tocaba simplemente disfrutar del mismo paso del tiempo.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Ariakas Verminaard el Jue Feb 09 2017, 00:10

Llegando impresionantemente tarde a la fiesta.

La vida del soldado no siempre era la mas amigable cuando se trataban de situaciones sociales, era difícil mantener un horario fijo entre entrenamientos y revisiones, y como capitán era mi deber dar el ejemplo ante todos. Asi pues a pesar de que originalmente había arreglado mis horarios para recoger a Dita en su hogar y después presentarnos a la fiesta de Vaurien, al final había tenido que enviar a un mensajero para avisar a mi dama que no llegaría a tiempo y debía irse sin mi, pues un ejercicio de entrenamiento prueba sin aviso debimos cumplir, eran común esas revisiones para evaluar a las tropas sin que tuvieran tiempo de prepararse y saber si realmente estaban en forma como debían, mis tropas como siempre, lo estaban, mas eso me quito varias horas extra.

Volví a mi hogar corriendo, pues aunque hubiese podido presentarme con la armadura del ejercito habría sido de mala educación llegar sucio y sudado, asi pues me di un baño rápido y me puse la ropa que había preparado desde el día anterior, originalmente iba a llegar con Dita en el carruaje que había dispuesto, mas al final y por la premura tome mi caballo que no había sido desensillado y cabalgue hasta el lugar de la fiesta.

Entre en el salón apoyando la espada que llevaba en el suelo como si fuera un bastón, algo que era practica común en mi mientras miraba alrededor, con la vestimenta negra y el sombrero mi cansancio tal vez podría resaltar en forma de la palidez de mi tes, pero me mantuve en una postura relajada y sonriendo levemente mientras avanzaba entre la gente.

Spoiler:




"Cuanto más rango ostenta el caballero tanto más centellea la armadura en sus ojos."
Secret Garden:

“Un guerrero debe luchar. De lo contrario sólo es un tonto disfrazado con un sombrero de hierro.”


Old Life:



avatar
Ariakas Verminaard
Dragon

Ocupación : General del Ejercito de los Dragones
Mensajes : 1194

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Hilda el Vie Feb 10 2017, 15:04

Interacción con Vaurien, Dita y Oli.




"I should be brave and say, "Let's have no more of it"!
But oh what's the use when you know…I love it!"


Continuaron el camino hacia el salón, despidiéndose de las otras dos mujeres con un leve gesto de cabeza. Parecía que el inquisidor tenía toda una gala preparada, con banda musical incluída. Los lutiers de época habían conseguido construir diversos instrumentos que se perdían a su conocimiento, mucho más sofisticados y afinados que los que, en la época del gran albor en la que Hilda vivió antes del letargo, podían tocar juglares y titiriteros. Alguna vez había escuchado música similar, sobre todo le agradaban aquellas canciones que acababan tomadas como un himno, las marchas militares y canciones que inspiraban valor para ir a la batalla. Los humanos habían sido buenos creadores, aquello lo reconocía muy a su pesar, pero las partituras podían ser representadas con igual grandiosidad por dragones hábiles.

Al comenzar a tocar, Vaurien tomó su mano y su cintura para comenzar la danza. Realmente estaba algo rígida ante aquello, no era lo que solía hacer ni conocía en demasía el baile mucho más allá de la contradanza, el estampie, minueto o bajadanza. Bailes en los que apenas había contacto físico más que tomarse de las manos, meñiques, brazo o rozar las palmas. Se dejó llevar por los pasos de este, por no quedar en ridículo ni hacerle quedar así al anfitrión, aunque en realidad con el baile tan pegado y donde el paso lo marca la otra persona se sentía un tanto incómoda. Hilda era una dragona imponente, dominadora, no le gustaba que marcasen por donde debía ir, ella era quien le gustaba llevar la batuta y mandar.

Al menos, pronto se unieron más personas, por lo que pese a su incomodidad, se sintió un poco más relajada, al menos así si sus impulsos dominantes hacían que pisase los pies de Vaurien, nadie se daría demasiada cuenta. Estaba bien aprender nuevas danzas, quizás en la próxima ocasión, cuando dominase los pasos, podría ser ella quien llevase a su pareja de baile. — El arte de nuestra raza también es bello, quien es habilidoso destaca en cualquiera de los campos, lo más importante es la determinación de querer hacerlo y la constancia de practicarlo. Como la batalla el baile es aprender pautas, una tras otra, estrategias y métodos, eso es todo, si eres milimétrico en su ejecución da igual la creatividad innata. Los dragones y lo que nos caracteriza y forma nuestra esencia somos pura belleza, no necesitamos crear, necesitamos ser. Vuestra actuación de antes, simple y llanamente ha sido espectacular, no por el arte ni la creatividad, sino por la demostración de las habilidades que nos corresponden por nacimiento, todas ellas, nuestra forma, nuestra danza aérea y capacidades ígneas.

Mientras recorrían la sala repitiendo aquellos pasos una y otra vez el ambiente se daba a la conversación, y nadie amaba más a la especie dracónica que Hilda, despreciando a su vez tanto a los híbridos como a los humanos. Alzó con ligereza una ceja al escuchar la disculpa de Vaurien, pues no consideraba que hubiese nada de lo que disculparse, pues estaban teniendo una conversación entretenida. — No te preocupes, imagino que para eso se han inventado las galas y las fiestas, para arrastrar los pies a los salones de baile y parlotear. — Él quería saber sobre ella y en realidad no había mucho que no fuese conocido, quizás su parte más íntima quedaba enterrada en el pasado y bajo las sábanas del ayer. Hacía meses que no tenía, por así decirlo, vida íntima, su día a día se componía de entrenamiento, trabajo, estudio, preparación y descanso, no había nada más.
No sabría que contarte de mi así de primeras  sin que me preguntes sobre cosas más concretas, lo cierto es que soy una mujer bastante sencilla en mi día a día, podría decirse que soy muy dada a mi trabajo, hay un dicho que narra, "ama a tu trabajo y no trabajarás nunca". Puede que en mi caso se aplique esa regla. ¿Y que hay de tí?









Frau Drachen Hilda    
avatar
Hilda
Dragon

Mensajes : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Thurdok el Sáb Feb 11 2017, 20:05

Aquel encuentro con Eadgyth había revuelto todo en la cabeza de el inquisidor, la recordaba entregada, recordaba como se habían fundido en aquella tan especial noche. Ahora la encontraba tan fría, tan distinta, pero sabía que era una fiesta grande, demasiada gente y no faltaba la persona que pudiera reconocerlos o verlos con actitudes tan cercanas.

El inquisidor diviso que Vaurien sacaba a bailar a una de sus compañeras de inquisición. Mas tarde mas dragones se unieron al baile, incluso mas de la mitad de los integrantes de la fiesta estaban bailando. En ese momento el dragón quizo que estuviera Eadgyth, para bailar con ella, pero aunque hubiera estado no podría haber hecho nada al respecto ya que habían muchos ojos en aquella fiesta.

Algo llamo su atención mas tarde, Eadgyth estaba bailando sujetada de unas telas de seda. Aquella flexibilidad cautivo al dragón e hizo que los deseos mas lujuriosos se apoderaran de el. Aunque luego pudo darse cuenta de la mirada de muchos lujuriosos y mas aun de el encargado de la fiesta. También pudo notar como la chica le sonrió. Una especie de rabia se apodero de Thurdok, su rostro se enrojeció y sin darse cuenta había quebrado el vaso y el ambarino licor había quedado derramado en el piso. Quería golpearlos a todo, pero no podía, era una fiesta y para mas era de Vaurien, así que debía tragarse aquellos “celos” que no se explicaba porque lo estaban consumiendo.

El dragón se dirigió hacia la barra para calmarse y le pidió al encargado que le pasasela otra botella de whisky. Necesitaba emborracharse tras lo que había visto. Los sorbos que le daba a la botella eran bastante grandes. Le molestaba que alguien mas estuviera coqueteando con Eadgyth y no podía explicarse el porque.

Algo lo distrajo de todo, vio a un invitado llegar atrasado, se trataba de Ariakas el sanguinario, un antiguo inquisidor, hermano de Zenda. -¿No es tarde para llegar?-pregunto el inquisidor poniéndose en el camino de el dragón. Tras esto el dragón dio un sorbo a la botella ofreciéndole al soldado.








Mi historia:


MEDALLAS:
avatar
Thurdok
Dragon

Ocupación : Exiliado
Mensajes : 727

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Vaurien el Dom Feb 12 2017, 01:17

Hilda decidió no revelar demasiado de sí misma. O quizás era que tenía como que revelar. Cuando le preguntó a el, Vaurien se dio cuenta que el que verdaderamente tenía cosas que ocultar era él: El adiestramiento de Gunnar, la conspiración de los burgueses, y , por supuesto, la reciente adopción de Noctis.

-Oh, lo cierto es que parezco más interesante de lo que en realidad soy, querida. Tan sólo un viejo dragón queriendo rememorar viejos tiempos. Antes de la construcción de nuestro Imperio. Pero, como Inquisidores que somos, hemos vivido alguna que otra aventura. Estaría encantado de contártelas en otra ocasión. Por ejemplo, recientemente con Thurdok descubrí unas ruinas ocultas en la antigua ciudad de Pompeya que resultó estar habitadas por una tribu de humanos-

La orquesta pareó de tocar al final de la última canción. De todas formas parecía que Vaurien había hecho sentir a Hilda algo incómoda con el baile, de modo que dejó espacio. Se despidió y se dedicó a otros asuntos.

Parecía que iba a empezar el espectáculo principal de la velada. La joven Eadgyth, la cuál Vaurien había contratado como acto principal estaba realizando su actuación sin fallos. Sus movimientos era ágiles y llenos de gracia, pero no carentes tampoco de sensualidad. Muchos de sus invitados habían clavado sus miradas en ella, algunos con admiración y otros directamente con lujuria. Entre los espectadores Vaurien reconoció a Thurdok, el compañero con el que Vaurien había realizado uno de sus mejores (y más peligrosos) descubrimientos. Sin duda esa odisea era algo digno de brindar por ello. Sin embargo, Thurdok no parecía disfrutar del espectáculo, de hecho, parecía enfurecerlo...curioso, no esperaba que Thurdok fuese del tipo al cuál le ofendían los bailes exóticos.

Cuando Vaurien se dirigía a saludarle se le cruzó Dita. Dita era, de lejos, uno de las principales prioridades del evento, de manera que Vaurien no se lo pensó y rápidamente se dirigió hacia ella.

-Dita, si me lo permites, hay asuntos que deseo discutir contigo en privado-




avatar
Vaurien
Dragon

Ocupación : Investigador de la Inquisición
Mensajes : 480

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Oli el Lun Feb 13 2017, 16:57

La mirada invasora de la mujer hizo que un escalofrío recorriese toda mi espalda, me… me estaba proponiendo algo, si definitivamente, mi estado de temor y miedo dio un vuelco total a uno de emoción y alegría, tanto así que no pude evitar dar un pequeños saltitos de alegría, la noche iba a ser tan terrible como imaginaba, sabría que algo bueno iba a salir de esto, aquella proposición me venía de perlas para poder impresionar a la gente de clase alta y así poder acumular el dinero que necesito para abrir mi taberna. ¡Oh cielos! Me estoy emocionando mucho, me detuve, y arreglé mi vestido con cuidado, luego acomodé mis gafas y miré a la mujer. - Con gusto acepto su oferta, a mas tardar del día de mañana, escribiré dicha carta.- Hice una leve reverencia y fue entonces cuando gente que me imagino que conocía la señorita Dita se acercaron a degustar el dulce y a charlar con ella, yo me mantuve en silencio mientras volvía mi mirada hacia la pista de baile, para poder ver al dueño de la fiesta y su invitada bailar… aunque la invitada se movía de forma un poco… poco no es la palabra, muy bestia… si bestia es la forma adecuada de llamarlo, yo me di cuenta de los detalles a la hora en que ella bailaba, no pude evitar soltar una pequeña risilla, bueno, si practica más le irá mejor para la próxima, cuando miro hacia abajo me percato que las bandejas están vacías. ¿En qué momento? Cielos, mejor las repongo antes de que me llamen la atención, me puse en cuclillas para abrir el escaparate que tenía debajo de la mesa, en esta tenía guardado más bandejas repletas de los deliciosos dulces, era mi oportunidad para probarlo, sentía demasiada curiosidad ahora por conocer este nuevo sabor, en eso me llevó uno de los dulces a la boca.

En ese momento mis ojos se pusieron como platos, me tuve que sostener con ambas manos al borde de la mesa, pues mis piernas dejaron de responder y me vi obligada a arrodillarme, me lleve la mano al pecho y la otra al rostro
, este… este sabor, la mezcla perfecta entre lo amargo y lo dulce, era tan perfecta, invadía todo mi paladar, la masa crujiente no era la que me estaba causando tanto placer culinario, era el chocolate con avellanas, estaban tan bien combinados, era perfecto, era sublime el sabor, mucho mejor que colocar avellanas encima, no, eso no iba a salir tan divino como eran las avellanas combinadas con el chocolate, cerré los ojos aún degustando el manjar, permitiendo que este nublase mis sentidos haciendo que accidentalmente dejase escapar un pequeño gemido, lo cual me hizo volverlos abrir y mi rostro enrojecerse, llevé una mano a la boca y terminé de comerme el dulce.
Calma Oli, calma… estas en un lugar público, me asomé un poco para asegurarme de que nadie me estaba viendo o escuchando, todos estaban observando aquel espectáculo que estaba dando una de las bailarinas, vale, nada de que preocuparse, realicé el intercambio de bandejas y volví a mi posición inicial, viendo como los dulces comenzaban a ser llevados por los invitados, viendo sus expresiones complacidas de probar tal milagro culinario.  En eso veo que ya la señorita Dita no se encontraba, se fue hacia la entrada, perdiéndose entre la multitud, Dita, bien, no olvidaré su nombre y le escribiré apenas termine la fiesta, aprovecharé la oportunidad que me ha dado al máximo.




avatar
Oli
Hybrid

Ocupación : Cocinera
Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Hilda el Mar Feb 14 2017, 00:08

Interacción con Vaurien y Vhagar




"You'll only kill my will before I speak
So turn on that low left hook that look that leaves me weak
You've got that look
That look that leaves me weak
You with your eyes across the table technique"


Tras el baile y memorizar unos cuantos pasos de aquella danza, que pese a resultarle incómoda al ser el hombre el que debía llevar a la mujer podía llegar a ser un buen pasatiempo en lugares y fiestas como aquella. La conversación poco a poco cogía tintes más interesantes. — Ohh... estoy segura de que te desmereces Vaurien, a mi me pareces un hombre muy interesante. Y desde luego me gustaría saber más de esa atrayente misión en Pompeya, seguro que fue fascinante, si tiene un momento tranquilo, no me importaría disfrutar de una charla extensa contigo. No obstante entiendo que debes prestar atención al resto de invitados, si más adelante deseas continuar la charla, estaré encantada. — hizo un gesto cordial como despedida, pues Vaurien buscaría a más invitados a los que atender y ella se deslizó entre los presentes en busca de otra charla entretenida, aunque lo cierto era que dudaba el poder encontrarla entre la aristocracia asentada y cómoda.

Una humana hizo algunos ejercicios aéreos y aunque no desmerecía el arte que transmitía enganchada a aquellas telas, el vuelo de los dragones le había parecido mucho más maravilloso. No obstante, aplaudió como el resto al finalizar el espectáculo. Se encaminó a una de las mesas en busca de un trozo de canapé salado, y una copa de vino tinto si hubiese, preguntó a un camarero y permaneció allí de pié a la espera. No lejos de donde estaba pudo observar como otro invitado iba de aquí para allá sin acompañante, lo cierto era que lo más gratificante era asistir con alguien como pareja, cuando asistías en solitario te veías obligado a charlar con desconocidos que en muchos casos no resultaban nada interesantes, o a quedar relegado en un rincón como mero espectador de la fiesta. Esto último no era problema para Hilda, le gustaba observar a la gente y eso hizo durante un rato, hasta que el solitario dragón estuvo lo suficientemente cerca. — Está siendo una velada encantadora,¿ no cree? Mi nombre es Hilda, un placer.— Saludó a Vhagar que parecía aburrirse un tanto entre todos esos asistentes tendiéndole formalmente la mano.







Frau Drachen Hilda    
avatar
Hilda
Dragon

Mensajes : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una fiesta memorable [8/8]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.