Novedades

- (15/12) Ya están disponibles novedades de Diciembre, ¡no te las pierdas!

- (15/12) Ya podéis pedir los dracs del mes de Diciembre.

- (15/12) En el pregón, nueva entrevista a Cyrenia.

- (15/12) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/12) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/12) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Las tallas y los lienzos [Kariel]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Miér Ene 04 2017, 02:20

Era una buena mañana, había comprado unas cuantas antigüedades de alta calidad que había tasado a ojo hacia la baja para poder sacar algo de beneficio en su posterior venta. Intentaba ser lo más justa posible, pero de vender al precio exacto y comprar por el mismo no reportaba el mínimo de beneficios y el mantenimiento de aquellas piezas, su correspondiente limpieza, ya que muchas llegaban en condiciones precarias, así como la reparación de algunas, era una actividad realmente laboriosa y costosa, aunque por lo general lo hacía ella misma, ocupando gran parte de su tiempo.

El local desde fuera podía verse con grandes ventanales, la mitad de ellos, los de la planta superior, con vidrieras de colores que no dejaban ver el interior del lugar, y los dos que custodiaban a cada lado la pequeña puerta delantera que eran de cristal transparente, ligeramente azulado, que mostraba parte del interior de la tienda. La puerta y las ventanas tenían volutas de forja que decoraban sobre estas y a su alrededor. El interior con muebles de hierro forjado también, estaban pintados de blanco y dorado, con vidrieras en el fondo de la tienda y un gran mostrador delante. A pocos metros de la entrada, estaba la escalera, que en espiral subía a una planta superior, aunque dos pilones dorados, unidos por una cinta roja indicaban que el paso estaba prohibido.

Tanto la fachada como el interior habían sido reformado de restos de civilizaciones anteriores, con techos altos, al menos para lo que solía ocupar un cuerpo humano y correspondían al movimiento del art noveau, de una época de la antigüedad llamada Modernismo. Aredhel había leído algunos vestigios que quedaba de aquello en algunos libros que habían caído casi en el olvido. Los restos estaban casi en derrumbamiento, corrosión y desgaste cuando la muchacha decidió abrir la tienda, pero con mucho trabajo de reparación y una considerable inversión gracias al dinero que sus padres habían querido aportar, aquel lugar ahora lucía con una magia digna de otras épocas.
Ejemplo aproximado del lugar:




Aredhel estaba frente al mostrador, con una caja de piezas restauradas de las que colgaban unos hilos con una etiqueta de papel con referencias de números y letras anotados. Ella, frente a una gran lupa observaba con detalle cada parte de las piezas, haciendo anotaciones en un códice en blanco. La tarea de tasar aquellas gemas y joyas era algo que entretenía de sobremanera a la chica, una labor que había aprendido a hacer con rapidez. En la puerta colgaba el cartel de abierto, pero no era habitual tener demasiados clientes, por ello siempre tenía alguna tarea que acompañara los momentos más tranquilos. Como siempre vestía un dos piezas color negro, de falda bordada en colores azulados a la altura de los tobillos y un corpiño del mismo tejido, con ribetes a juego sobre el pecho y colocado sobre camisa de manga larga, que cubría no solo sus brazos, sino incluso su cuello, en aquella ocasión, de color gris oscuro. Rematando el cuello mantenía en el centro de este su broche de oro con forma circular y una gran aguamarina tallada. Los guantes de terciopelo negro tomaban las gemas con sumo cuidado y su cabello brillaba oscuro pulcramente peinado en un recogido sencillo y limpio.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Vie Ene 06 2017, 04:57

Entró al local mirando el llamativo lugar, la arquitectura era muy interesante, y en algún punto hasta se estiró a tocar las formas para ver si el relieve era real o solo un efecto creado como él hacía al pintar. Era real, y le recordaba un poco a cierto arte arquitectónico isaurí, excepto por el frente del local. También le veía un poco de art decó, pero no estaba del todo seguro ya que no había vivido esa época y la arquitectura no era su fuerte.

Vio a Aredhel en el mostrador y se acercó con una sonrisa, se habían visto alguna vez en reuniones o fiestas y tenían un trato cordial-. Buenos días, me gusta mucho lo que hiciste con este lugar. Quería pedirte si podrías tasarme... Las joyas de la corona -soltó con cara totalmente sería aunque por dentro reía como un maníaco. No había podido resistirlo. Sus labios se curvaron en una sonrisa y bajó la mirada hacia sus pantalones. Y entonces metió una mano en el bolsillo y sacó efectivamente una corona.

La dejó sobre el mostrador para que la fémina la pudiera examinar y a las numerosas joyas que la componían. Era realmente un hermoso trabajo y había costado mucho limpiarla, pero había valido la pena. Él podía ponerle un precio, pero siempre era bueno también saber el valor real, quitando el histórico y artístico de sus formas. Y en joyas no era ningún experto.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Lun Ene 09 2017, 00:10

Observaba a través de unas lentes bifocales hechas a partir de cristal tallado que ayudaban a aumentar el tamaño de las piezas que inspeccionaba. La muchacha estaba altamente centrada en ello, observando diferentes cortes en los rubíes de la joya que sujetaba con sumo cuidado. Aún con diversas lupas superpuestas en uno de sus ojos, se acercaba la pieza a escasos centímetros del ojo, cerrando el contrario y tan solo abriéndolo para apuntar en aquel libro de notas donde hacía las fichas de las piezas con números, letras, cualidades y pequeñas ilustraciones con aclaraciones.

Ejemplo lentes:

No tardó demasiado rato en escucharse el tintineo de unos cuarzos transparentes entrechocar, aquel móvil colocado sobre la puerta, hacía las veces de aviso al chocar el borde sobre ella cada momento que entraba alguien en la tienda. Inmóvil sin prestar atención continuó la dueña atendiendo a lo que se tenía entre manos. - Buenos días, un segundo por favor. - Dijo concentrada al escuchar el tintineo.

El saludo del cliente llegó enseguida junto con su petición y Aredhel levantó la vista del rubí para ver a su visitante. Si los oídos no le engañaban, aquella voz le resultaba algo conocida, y no le engañaban al parecer. Dio un respingo en su sitio casi dejando caer la joya que se le escurría entre las manos y la atrapaba de nuevo por suerte, para dejarla en su caja y marcar la libreta con una fina cinta. - Eh... Bu... buenos días Lord Kariel, no no esperaba recibirle hoy...- Salió del mostrador con las gafas todavía puestas, posiblemente porque su costumbre y el nerviosismo no le permitieran ni darse cuenta de que las llevaba puestas.

-¿ De.. De veras?
- Sonrió ante la observación de este sobre el local. - Ha tenido mucho trabajo para restaurar y todavía queda gran parte de la zona de arriba, los frescos son casi irrecuperables... - Caminaba de frente a él, bordeándolo con rapidez e inquieta, dirigiéndose a la puerta y tratando de no darle la espalda. Miró un instante por el cristal y bajó un panel de tela hasta mitad de la puerta, girando la llave para cerrarla.

- Por supuesto, está en el sitio idóneo para que os tasen las joyas que queráis, ¿Joyas de la corona decís?-  Tropezó un tanto con una de las vitrinas que se tambaleó, y contuvo enseguida para no hacer un estropicio volviendo finalmente tras el mostrador. La chica era como una pequeña roedora, moviéndose a pasos cortos y rápidos, casi como encogiéndose en su ser. tímida y torpe. - Mucho mejor si cierro la puerta, no quisiera que entrara nadie indeseable y eche a perder vuestro tesoro. Espero que no os moleste. - Siendo un dragón y de un estamento superior, además de un mecenas de reputación innegable, el trato debía ser por parte de ella, sin duda, el más cordial y amable.

Siguió la mirada de él hacia abajo, sin entender demasiado hasta que vio como sacaba la corona y la dejaba en el mostrador. Sonrió esta vez apartando las cosas que ya de por sí habían sobre este, palpando su propia cabeza en busca de las gafas que ya llevaba puesta. - ups... que despistada. - Sonrió nuevamente inquieta mientras se ajustaba las gafas y las lupas de uno de los lados. - ¿Me permite? - La tomó con sumo cuidado y examinó haciendo un par de anotaciones en una hoja en blanco, letras sueltas y números sobre todo. Así estaría un tiempo relativamente largo, después de observar cada pequeña gema, miró la parte interna, quitándose con cuidado uno de los guantes y acariciando con delicadeza la parte pulida de la corona. Finalmente observó en varias zonas y anotó varios nombres en la libreta. Roberto Bruce I de Escocia, Marjorie y Gil de Siloé.
- Si no es mucha indiscreción, ¿Ha... ha adquirido recientemente alguna remesa de obras nuevas? No ...no hace mucho que pude ver algunos de los cuadros de vue...vuestra colección, muy hermosos algunos y ...y de alto valor histórico artístico. - Trató que el largo rato que pasaba dedicándole a la pieza no resultase aburrido para el cliente, aunque seguía algo nerviosa, trataba de centrarse en su trabajo.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Mar Ene 10 2017, 00:59

Sonrió sin mucha culpa por pasarse sin avisar. A los ladrones les gustaba eso de que uno avisara a los locales y esas cosas, y él no era nada sino precavido. No por Aredhel específicamente, sino porque las paredes tenían oídos-. Si quiere podría ver los frescos y ofrecer una segunda opinión-, dijo con levedad, sin esperar necesariamente que ella quisiera ver qué decía él respecto de sus frescos.

La vio tropezarse y sonrió de manera amable, esa frase tendía a generar reacciones nerviosas desde luego, y con la chica con las gafas aún puestas era una visión bastante adorable. Asintió respecto a su explicación de cerrar la puerta ampliando su sonrisa-. Y yo que ya estaba temiendo que fuérais a devorarme-, soltó una risa divertida quizás más por ella y que supiera que era sólo un chiste.

Esperó pacientemente a que mirase la corona, no queriendo interrumpir su trabajo, pero fue ella justamente la que lo hizo-. Hace algún tiempo. La verdad es que tengo por un lado mi colección y por el otro obras más nuevas y menos notorias, que se almacenan en general para tareas administrativas y de restauración. Ahora que las cosas están repuntando en Talos estaba pensando en hacer una muestra de obras más nuevas. Estaré encantado de enviarle una invitación.

Había acumulado bastantes novedades, pero ahora que se había vuelto a quedar sin ayudante la tarea era mucho más lenta. El poder delegar hacía que uno pudiera encargarse de más proyectos a la vez. Con la hambruna el negocio había decaído bastante, así que no le vendría mal repuntar con una muestra.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Jue Ene 12 2017, 11:09

Trabajaba más segura al encontrar la puerta cerrada, pues la concentración en su trabajo le impedía prestar demasiada atención a lo que sucedía en el lugar, además teniendo en cuenta de que aquello que tenía entre manos no era una pérdida propia, sino un bien de otra persona y que posiblemente tuviese un alto coste. - No se si sería buena idea que subiese ahí arriba. - Hizo un gesto con la cabeza indicando la escalera.- Está todo demasiado destartalado, y como decía, los frescos no están al completo de lo poco que se puedan recuperar. No obstante, si quiere, puede echar un ojo.

Rió un tanto nerviosa ante el comentario bromista de Kariel, sonrojándosele las mejillas bajo las estrafalarias gafas. -No.. no...ehh, no muerdo. - Trató de responder trabada bajando la mirada. El trabajo duró un rato, al menos la revisión rápida de las piezas, ya si Kariel necesitaba que fuese más exacta debería dejarle la pieza mucho más rato para calcular bien el radio de cada engaste. Mientras tanto, escuchaba sobre las obras nuevas del aristócrata. - Ya sa...sabe donde encontrarme, sería interesante ver algo nuevo, ¿Sabe de que fecha datan esas obras? Es decir, ¿Ya ha tasado las obras? - Volvió a la tarea durante unos segundos más y después colocó la corona con cuidado sobre el mostrador.

- La verdad es que hay arte más actual resurgiendo, algunos humanos aprenden rápido a utilizar las te..técnicas como el óleo, y con la falta de economía y encarecimiento del alimento, bueno es si tienen un poco de soltura y gusto para hacer buenas obras que les den para comer. ¿Ha descubierto recientemente algún autor contemporáneo?

Esperó que este le respondiera quitándose con cuidado las gafas que habían dejado unos rojos surcos en la piel por llevarlas tanto tiempo puestas. Se frotó ligeramente las marcas para estirarse la piel y con cuidado guardó las gafas en un cajón.

- Puedo decirle una ci...cifra aproximada, si es lo que quiere sin más, pero he encontrado algunas cosas interesantes, unas referencias acerca de la fecha y las personas a quien perteneció la corona, así como algunos elementos en empobrecen su valor y otros que lo ensalzan.


Última edición por Aredhel el Lun Ene 16 2017, 15:35, editado 1 vez




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Vie Ene 13 2017, 05:51

Ladeó la cabeza escuchando la negativa en las palabras de Aredhel hasta que terminó en una invitación. Estaba confundido, ¿se sentía obligada a invitarlo o era que se sentía obligada a avisar que el lugar era un desastre? Decidió no comentar, si ella estaba interesada en su oferta seguro sacaría el tema luego. Si no, los dos podían fingir que no se acordaban y no tenían que entrar en frívolas conversaciones vacías para no ofender al otro.

-Yo sí-, comentó por lo bajo a lo de no morder, con total diversión. Y realmente lo hacía en muchos sentidos, algunos muy interesantes y otros algo terroríficos-. Tengo de todo. He estado acumulando desde hace un tiempo, y tengo varios proveedores-, lo cual era verdad, no había hecho una muestra de las nuevas obras en mucho tiempo. No desde la desaparición de su ayudante.

Tantas preguntas llamaron su atención, ya que cada vez eran más específicas pero hacia el mismo punto. Su rostro se iluminó con curiosidad-. Tenéis a alguien en mente, ¿no es así? Sería más sencillo si supiera el nombre del artista que tan ansiosa os tiene-, se mostró con una sonrisa relajada y con un poco de curiosidad, pero sin parecerle raro el interés en un artista en particular.

-Los puntos interesantes siempre ayudan. Un valor aproximado estaría bien, después de todo el valor de una obra de arte depende de muchas cosas, y en este caso el valor de las joyas es lo que más me cuesta determinar. Pero la corona no es sólo sus joyas, es muchas cosas más... Y su venta y precio no dependen sólo de ella, también dependen de mí-, le guiñó un ojo con picardía. En su vida había vendido cosas mucho más caras de lo que valían y también otras mucho más baratas por darlas a gente que creía las merecían.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Lun Ene 16 2017, 15:34

Aredhel se mostró agradable pese a que se veía claramente alterada y vergonzosa. Realmente no sabía si quería que subieran invitados a la parte de arriba de su tienda, o lo que venía siendo una especie a medio reformar de taller y almacén. -¿Qué?- Dijo como acto reflejo a la corta insinuación del dragón, casi como no hubiese escuchado bien, aunque lo acompañó de una risa tímida y nerviosa, llevándose una de las manos a su mejilla colorada.

- Entiendo, estaré más que encantada de echar un vistazo a vuestras obras, siempre me alegra ver de alguien que gusta de conservar y promocionar el arte como lo hace usted.
- Aredhel tendía a ser sincera, excepto con su vida propia, por la cual ya había una farsa montada desde antes que tuviera consciencia de su propio ser; o bien a la hora de expresar opiniones con repercusión política, pues era una persona que se sabía bien débil y cualquier cosa que le pudiese poner en peligro le aterraba profundamente.

Cuando hablaba, atropellaba sus propias palabras, intentando llenar el espacio de su tienda con el mínimo de silencios, quizás por su estado alterado. - Realmente...no, aunque hay un autor llamado Kandinski que me llamó mucho la atención, la verdad es que me gustaría buscar un poco más de esa obra, creo que en esta época es bastante incomprendido por su forma abstracta y poco icónica de transmitir las sensaciones.

Esperaba no interrumpir la interacción con el interlocutor, para no acribillarle con un tema detrás de otro, y esperó que Kariel le respondiese u opinase sobre su comentario acerca de Kandinski. Después, volvió algo más seria a retomar el valor de la pieza que había traído a su tienda. - Veamos, empecemos por lo más simple, en las posiciones de x35y22, x68y13, x5y52 faltan los pequeños diamantes engastados que seguramente habrán caído con los años, yo le sugeriría que o bien los dejase así o buscase una talla fidedigna al resto de los que componen la corona, así como el x7y45, x45y12 y x32y4, que son de engaste posterior y claramente se aprecia que no corresponde con el mismo artesano ni la misma época. - Paró un segundo a tomar aire, mientras señalaba pequeños huequitos en la pieza que correspondían a las coordenadas que había ido citando, en realidad casi imperceptibles, acercándoselo a Kariel para que pueda contemplarlo. Tras ello quedó mirándole a la espera para proseguir.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Sáb Ene 21 2017, 00:43

Inclinó la cabeza anotando mentalmente el invitar a Aredhel cuando hiciera la muestra. Ladeó la cabeza pensativo, Kandinski definitivamente no era en quienes había estado pensando. Los cuadros abstractos definitivamente eran poco populares en Talos. Tendría que hacer averiguaciones al respecto, no creía tener nada en su baulera con esa firma. Pero también su vida había sido un caos desde lo de… Anyah. Todavía dolía pensar en ella. Seguramente nunca dejaría de doler.


Soltó un hmmm pensativo al escuchar las palabras de Aredhel, su rostro había perdido las líneas risueñas y estaba serio y pensativo considerando los pros y contras de tal intervención. Su aire serio lo hacía ver mucho más maduro y no tan joven como era realmente para los estándares de un dragón.

-¿Cuál es el veredicto de precio, entonces?
-Preguntó respecto a la tasación, creyendo que Aredhel había terminado las observaciones para darle un número, dada su pausa.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Jue Ene 26 2017, 11:31

Parecía el aristócrata más serio, quizás la charla y las palabras sobre la corona que le había traído le habían decepcionado, no obstante, no había dicho en ningún momento que aquella no fuese una buena pieza, o que no fuese realmente valiosa. Aredhel amontonaba cuadros y diferentes "tesoros", como a ella le gustaba llamar, piezas artísticas de todo tipo, pero no tenía el suficiente dinero para invertir en la reparación de la mayoría, por lo que lo hacía de poco a poco, pieza a pieza, con mimo y cuidado, en muchos casos, con sus mismas manos.

La fama del dragón no era desde luego una sarta de mentiras, pues no podía negar que, al menos en su forma humana, era hermoso. Tragó saliva tan solo al pensarlo, esquivando rápidamente la mirada y evitando en dirigirla directamente al hombre pensativo. Desconocía la edad de este, pero por lo poco que sabía y el aspecto curtido que mostraba debería ser de los ejemplares milenarios más antiguo. Esbozó una leve sonrisa como gesto más carente de alegría y más representativa como gesto agradable a su interlocutor. - E..eso no es todo señor, quizá puede parecer que los pequeños detalles encontrados resten valor, pero en absoluto. - Dio la vuelta a la pieza, para observarla por la parte interior. - Si os fijáis...- acercó la corona a Kariel.

- aquí aparecen las iniciales como firma del orfebre, GS, Gil de Siloé, que fue un artesano muy importante en su época. Esta es una de las piezas que creó especificaménte para el rey Roberto Bruce I de escocia y su hija Marjorie a su nacimiento, data del siglo XIII o XIV, se pierde un poco la fecha de nacimiento de estos humanos, o al menos no me alcanzan mis conocimientos lo suficiente como para saberlo, pero apareceel nombre de la muchacha en una breve y borrosa dedicatoria al pie de la firma. -Se encogió de hombros un instante. -y ha perdurado durante todo este tiempo, en lo que era la antigua Inglaterra pasó de padres he hijos reinantes, considerándose uno de los tesoros de la corona más importantes de la reina, una colección de coronas imperiales y reales, donde también podías encontrar báculos, orbes, espadas, gargantillas y un sin fin de majestuosos elementos. - LA voz de Aredhel dejaba de trabarse y tartamudear cuando hablaba de aquello con convicción, y se tornó entonces un poco más seria llevándose una de las manos a la barbilla,acariciándola junto a una de sus mejillas.

- ¿Verdad que ahora no le parece tan decepcionante? Casi no me atrevería a deciros un precio porque el valor histórico es casi incalculable. - Volvió a dejar la corona sobre la superficie del mostrador, suspirando y mirando hacia la puerta para asegurarse que no hubiesen mirones atentos a lo que allí sucedía. - Dudo que en Talos haya quien pueda compráos esta pieza, y aunque las hay de mayor valor... esta no desmerece en absoluto




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Vie Ene 27 2017, 00:53

Se acercó a Arehel para mirar qué es lo que le señalaba. Su cabeza casi rozando la de ella, y sus ojos trazando las curvas de las letras señaladas. Soltó otro hm.. ya que un poco coincidía con lo que él había investigado. Por supuesto, él no tenía acceso a ninguna otra pieza de ese estilo, si estaban en algún lado, la tendría otro coleccionista.

Levantó la cabeza ante la pregunta, parpadeando al escucharla. Sonrió divertido-. Ah, no, sólo estaba pensativo al respecto de si realmente me convenía meter más mano en esta pieza. A veces es contraproducente, y estaba calculando qué sería mejor hacer. Me han dicho que a veces envejezco mucho cuando me veo pensativo, pero no es una expresión que uno vea nunca de sí mismo.

Sacó la bolsita de la corona y la guardó deslizándola en su bolsillo-. No te preocupes por el valor histórico, me interesa en este caso el valor del objeto en sí. Las joyas, el engarzado y ese tipo de cosas. Yo me arreglo con el histórico, no te preocupes-, le guiñó un ojo antes de sacar unas monedas del bolsillo para pagar la comisión de Aredhel por su opinión profesional.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Lun Ene 30 2017, 18:20

Mantuvo la compostura, pese a la cercanía, en parte por la confianza que le daban sus conocimientos, al soltar todo aquello se sentía reafirmada y algo más fuerte. No obstante, al acercarse Kariel, podía sentir el olor que emanaba de él. La muchacha mordía nerviosa el labio por la parte de dentro acelerada con un pequeño hormigueo de calor que recorría sus mejillas y manos. "Tiene una sonrisa madura y muy bonita" pensó cuando este sonrió respondiendo.

Escuchó atenta, si algo podía caracterizar a la muchacha era su manera de escuchar la mayor parte del tiempo, de entender y empatizar, con la mayoría. Sus palabras hicieron que la mirada de ella se dirigiese nuevamente hacia su rostro, a ella no le parecía que envejeciese, era maduro y atractivo, nada más. La muchacha inocente se incomodó un instante al mirar tan seguido fijamente a Kariel, así que apartó la mirada volviendo a su inicial tartamudeo. - Yo... no... no le veo envejecer señor...e...e...está bien... - Tragó una vez más saliva, daría cualquier cosa por poder subir escaleras arriba a esconderse, a beber agua y a esperar que el rubor de su rostro, sin embargo allí estaba como una estatua, parada.

Vio como guardaba la corona en una bolsita hacia su bolsillo y acelerada buscó bajo el mostrador. - E...Espere... - Sacó una caja pequeña con cierre de metal, no era ornamentada ni nada similar, sino bastante sencilla, pero dentro iba acolchada en un azul claro. - Pu...puede llev...llevarla aquí, se...será más cómodo e irá ma...mas segura. - Asintió rápidamente ante el comentario del dragón tomando algo temblorosa la hoja donde había hecho anotaciones. Comenzó a hacer algunos cálculos, realmente no tardó mucho, pero al estar desconcentrada tuvo que repetir la operación un par de veces, sin fijarse siquiera que había dejado unas monedas sobre el mostrador. -E...esta sería la cifra, pero podría triplicar su valor en realidad... - Pasó la nota a Kariel para que pudiera ver la cifra que de per se ya era alta, viendo ahora las monedas. - Oh... n..no hace falta que me pague nada, es tan solo una consulta, n... no merece la pena...




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Mar Feb 07 2017, 02:47

Sonrió de lado al escucharla tartamudear la respuesta que había venido luego de una mirada muy apreciativa-. Bueno, supongo que en general me veo algo viejo para la edad que tengo. Pero es algo genético, desde que era prácticamente un polluelo me veía mucho más grande. Algo tanto con ventajas como desventajas-. Después de todo, había atraído la atención que quería, y muchas veces la que no quería gracias a su apariencia.

-Le agradezco mucho-, dijo apoyando una mano sobre la de Aredhel con suavidad al rechazar la caja-. Pero prefiero que se note lo menos posible lo que transporto. Las calles de Talos están llenas de ladrones esperando una oportunidad. Y si bien me he vuelto un muy buen corredor gracias a ellos, prefiero no anunciarles dónde llevo las cosas de valor y facilitarles el trabajo.

Bien sabía que la pieza precisaba un trato más cuidadoso, pero en su experiencia, las cajas eran robadas y terminaban recibiendo peores tratos. Él trataba de cuidarlas con toda delicadeza a pesar de estar tan cerca de su cuerpo guardadas. Ambos métodos tenían pros y contras, pero una vez que te la quitaban de las manos esas cosas podían ser perdidas en segundos si trabajaban en equipo los ladrones.

Agarró el papel y observó los números antes de guardarlo-. Por favor, señorita Aredhel, tasar es parte de su trabajo, consulta o no, no desmerece el no ser pagado. Acéptelas… -Se retiró un poco del mostrador empezando a dirigirse hacia la puerta. No se había olvidado de su oferta, pero tampoco iba a insistir, después de todo, era la dragona la que tenía que decidir si quería consultar a alguien o no, y si ese alguien sería Kariel.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Mar Feb 14 2017, 15:04

Intentó ser agradable y amable aunque en realidad le estaba dando la sensación de ser un poco tonta, quería caer bien pero aquel dragón imponía, era conocido lo mucho que había hecho por el ejército por la madre reina, y desde luego sabía conquistar a cualquier muchacha, ella no era más que ninguna, por lo que su sola presencia le resultaba atrayente y superior. Negó con la cabeza, a ella no le parecía viejo en absoluto, era simple y llanamente encantador con aquella sonrisa ladina, intimidante. - Bu... bueno, a mi creo que me pasa justo al contrario, siempre me he visto como una niña.- Por descontado que tampoco tenía siquiera la mitad de la edad del dragón, era una mocosa al lado de Kariel, no sería extraño que pareciese pequeña.

Finalmente no quiso el frecimiento de aquella caja para transportar de manera segura la joya, la chica se quedó mirando un instante el bolsillo donde estaba la pequeña corona, sintiendo por dentro un poco de tensión por saber que iría allí de manera menos cuidada y segura. Por un lado tenía razón, era mucho más fácil robar una caja que meter la mano en un bolsillo ajeno. Además de que era más llamativo, sobre todo saliendo de un lugar como su comercio. Esperaba que hubiese venido en carruaje para no tener que llevar la corona encima por las calles. Por otro lado, la posibilidad de que se cayese, tropezase, se golpease con algo o simplemente se enganchasen los engarces con la trama del tejido de sus prendas le producía cierto nerviosismo. No obstante no dijo nada contrariandole y asintió. - Estoy se... segura que nadie podría guardarla mejor que usted. - Sonrió de nuevo con aire inocente. - Muchisimas gracias Kariel, para mi no ha sido molestia en absoluto ayudarle. - Miró las monedas que por vergüenza a volver a rechazar sabía que tendría que aceptar. - ¿Se... se marcha ya? Pensaba que quería ve... ver los frescos...- La mujer se encogió de hombros, lo cierto era que le avergonzaba como estaba el piso de arriba todavía sin restaurar, pero quizás pudiese interesarle al dragón.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Kariel el Vie Feb 17 2017, 15:22

-La edad de un dragón siempre será muy engañosa si miras su rostro, así que en general hay que aprender a leer las actitudes. Como te paras, hablas, vistes, tu estatus social y méritos son lo que se suele tomar en cuenta para pensar en la edad. Que al final del día no es demasiado importante en una sociedad meritocrática. Sólo a la gente demasiado grande les importa remarcarlo. Si te comportas segura, la gente creerá que lo eres, y probablemente tú también lo terminarás creyendo-, le guiñó un ojo con una sonrisa. Él hablaba desde la experiencia, la gente vivía creyendo que era viejo hasta que se enteraban de su verdadera edad, y ahí les gustaba remarcar el tiempo de vida que le llevaban, como si eso importara de algo si no hicieron nada importante en ese tiempo.

Soltó una suave carcajada al verla tan fijada en el guardado-. Os aseguro que afuera hay al menos dos ladrones esperando a que yo salga. Creeme que el tratamiento que recibe una joya que es robada y está en medio de una persecución es mucho peor que una que está simplemente rozando contra mi cuerpo. Y le aseguro que sé cuidar de cómo moverme. No siempre las formas tradicionales son las más convenientes. Tened un poco de fe en que mi experiencia me permite elegir la mejor opción para mí-, explicó de forma calma con una sonrisa amable. Entendía las preocupaciones de la chica, pero no tenía ánimos de ser robado con una pieza así.

Se frenó al escucharla invitarlo a ver los frescos-. No estaba seguro de que apreciara mi intromisión al respecto. Pero si no le molesta, estaría encantado-, estiró una mano hacia ella con la palma en diagonal, como indicando que le guíase por dónde ir.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Aredhel el Mar Mar 21 2017, 11:32

Kariel hablaba con la soltura y naturalidad transmitiendo aquella sabiduría milenaria, ella debía parecerle pues apenas una criatura cándida y nada más que una niña. Asentía a sus palabras atenta a aprender aquello que le decía. Tenía razón la edad te hacía aprender y madurar y de esa manera cambiaba tu actitud a los largo de los siglos. - Os hace sabio la experiencia no la edad y desde luego no viejo. - Sonrió con timidez cuando le guiñó el ojo desviando enseguida la mirada. Desde luego tenía razón, los desperfectos que podía sufrir la joya serían mayores si pasaba a manos del mercado negro que si estaba por un rato en el bolsillo del dragón, y como él había dicho, rozando con su cuerpo, (Dudaba sonrojándose de que nada pudiese sufrir daño rozándose con el cuerpo de Kariel)  pues no desmerecía en absoluto sus capacidades de él para enfrentarse de quienes intentaran atracarle, pero más difícil sería. - Si queréis podemos intentar alertar a algún guardia de la ciudad para que os escolte...no quisiera que os asaltasen. Está bien, a fin de cuentas vuestra colección de arte es la más grande, estoy segura que sabréis cuidar de una pieza como esta.

La opinión del hombre era valiosa para comparar entre otras cosas posturas acerca de lo que allí ofrecía. Aunque por la contra, sentía cierta vergüenza de parte del zulo que arriba había, pues la mitad de la planta de arriba se había convertido en un pobre y triste apartamento donde se dedicaba a la pintura de manera privada y donde pasaba casi más días que en su propia casa. - Oh... para nada es una intromisión, cada uno tiene sus especialidades, las mías son las gemas y de seguro tendrá usted mejor nociones y capacidad de opinar sobre los frescos. - Asintió inicializando el ascenso, retirando la gruesa cuerda de terciopelo azul que acordonaba la zona de las escaleras. - Es por aquí...- Dijo comenzando a subir la escalinata y buscando en su bolsillo las llaves de la puerta superior.  - Disculpeme el desorden, la restauración y habituamiento lleva largo tiempo.

La estancia era oscura y lúgubre, olía fuertemente a pinturas y disolventes. Aredhel se afanó en entrar para retirar las cortinas opacas que protegían de la luz las obras de paredes y techos. Así como se aseguraba que el biombo separaba correctamente la parte de la estancia dedicada a la pobre supervivencia de la chica. - Puede pasar...- Dijo dando una patada disimulada a una caja de madera con carboncillos y sanguinas para que se deslizase bajo el biombo hasta el otro lado de este, con una sonrisa amplia y disimulada.




avatar
Aredhel
Hybrid

Ocupación : Tasadora de arte
Mensajes : 117

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las tallas y los lienzos [Kariel]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.