Novedades

- (15/04) Ya están disponibles novedades de Abril.

- (15/04) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Abril.

- (15/04) ¡Nueva entrevista en el Pregón. Este mes a ¡Limon!

- (15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/02) ¡Anexo del Gremio! ¡Conócelos!

- (15/02) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» El rincón del shippeo
Hoy a las 23:36 por Vhalerion

» FB - Echoes in Eternity [Vhalerion]
Hoy a las 23:20 por Vhalerion

» Dangerous Liaisons (Adsid)
Hoy a las 23:03 por Moira

» Zuleya la costurera
Hoy a las 22:33 por Zuleya

» Como un libro abierto - (Corah and Oswin)
Hoy a las 22:32 por Cyrenia

» Senda Cromática - El color del fuego
Hoy a las 22:23 por Vhalerion

» Me gustaría que....
Hoy a las 22:14 por Kya

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Hoy a las 22:11 por Kya

» Senda del Tamaño - Forma Montura
Hoy a las 22:08 por Vhalerion

» Senda del Tamaño - Forma Menor
Hoy a las 22:05 por Vhalerion

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of HeroesCrear foro
45/60

Afiliados Normales


El Esclavito - [Drael & Kya]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: El Esclavito - [Drael & Kya]

Mensaje por Drael el Dom 19 Feb - 0:22

Cuando se lo entregó, Drael tomó el vaso de licor y, con pulso tembloroso se lo llevó a la boca para beberlo sin saborearlo siquiera pues quería que el alcohol le hiciera efecto de inmediato. No le respondió nada a la dragona y permaneció en silencio desde ese momento. Estaba nervioso por lo que iba a suceder, hacía mucho tiempo que no se había quitado los grilletes y podía sentir como la piel se había lastimado por el metal y este se había pegado a lo poco que quedaba. Hasta tenía temor del dolor que estaba a punto de sentir.

Al momento en que las dos esclavas sostuvieron la primer muñeca, Drael respiró hondo, tensó sus músculos y mordió con todas sus fuerzas. Necesitaba mantener estático ese brazo a pesar de que su instinto (aquel que lo había salvado de tantas batallas) le advertía del dolor que estaba a punto de sentir. Ese instinto le ordenaba a resistirse, a huir de la curandera y el esclavo se veía obligado a pelear contra aquel aliado que siguió constantemente desde sus primeras batallas. Sintió varias veces ese dolor antes de que abrieran el grillete pero el autentico fue aún peor. Drael soltó un largo grito que acallaba con sus encías y sus ojos perdieron el foco, por primera vez. Así el proceso se repitió una y otra vez, hasta que verse librado completamente de sus grilletes.

Su cuerpo temblaba, sentía un nudo en su estómago y sus ojos solo mostraban una habitación nublada y distorsionada. Todo debido al dolor y los nervios que sintió, los olores de las pomadas e incluso la emoción de sentirse libre del metal. Estaba mareado y creía que en perdía el conocimiento por pequeños instantes. Se tapó la cara con sus manos libres y se apretó su cien, buscando (y fracasando) que aquella sensación desapareciera. - Gracias – murmuró el esclavo con la voz quebrada esforzándose por no desmayarse.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 265

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Esclavito - [Drael & Kya]

Mensaje por Zenda Faelynn el Lun 20 Feb - 3:54

Apenas con una señal de mi mando indiqué a las mujeres que habían llegado a que asistieran en todo lo pertinente a Kya, ella solicitaba ayuda y no había motivo por la cual no brindársela. Es decir, al fin de cuentas era ella la que estaba aquí para ayudar con Drael y un poco de manos extras no estarían de más. Di un poco de espacio, de tal forma que la mujer pudiera moverse desempeñando su labor sin mayor inconveniente. Mientras tanto Zareb comenzaba a hacerme preguntas de porqué había tanto revuelo en la casa y a nada estuvo de venir a mi habitación para averiguarlo con sus propios ojos. No obstante, indiqué a mi mellizo que por ahora se mantuviera apartado que más tarde le explicaría lo que estaba ocurriendo. No es como si la llegada de un nuevo esclavo con fama de ser de temperamento fuerte llegara a pasar desapercibido. No en esta familia donde existía una estrecha comunicación.

Pese a mi distancia no dejaba de observar lo que la sanadora hacia con sumo cuidado. Apreciaba en los gestos de la humana su concentración mientras que Drael parecía no estarlo pasando tan bien pero en su lugar ¿quién si? la piel descubierta por las cadenas lucía realmente irritada y esperaba que aquello que Kya iba untando sobre su piel, disminuyera semejantes enrojecimiento que veía. Todo se veía muy mal y no sabía si era yo pero comenzaba a hacer bastante calor en aquella habitación. Por suerte había elegido que se hiciera aquí y no en las salas de los ayudantes este proceso, porque de ser así ya creía las miradas curiosas que se hubieran arremolinada por mucho que hubiera insistido que todos regresaran a sus ocupaciones.

Luego de varios minutos, a saber cuántos pero verdaderamente parecían muchos, la castaña pareció haber terminado con su complicada y admirable encomienda. Me acerqué a Drael mientras la mujer se ocupaba de limpiarse, con cuidado pasé mis manos por su rostro que estaba sudoroso y caliente, seguramente por el gran trauma que había pasado pero su cuerpo sin aquél metal encima lucía mucho mejor - ahora todo estará bien - susurré despegando la mano del humano recordando que no le gustaba el contacto físico, si bien por inercia solía tener este tipo de contacto con varias personas. Pasé mi atención de Drael a Kya admirando los frascos que me mostraba. Tomé ambos con cuidado grabándome las instrucciones en mi cabeza fasquito de infusión para limpiar y frasquito dos de ungüento.

Caminé hasta una mesita donde dejé ambos frascos con cuidado - muy bien comprendo aunque preferiré dejarlo descansar en lo que esas heridas sanan, no desearía volverla a molestar ni generar algún malestar a él - suspiré acomodando un poco de mi cabello y haciendo señas a las mujeres para que se llevaran lo que ya no se ocupaba fuera de aquí - no me malentienda, creo que ha hecho un gran labor aquí y se lo agradezco es sólo que usted sabe, siempre se espera que todos estén sanos - me encogí un poco de hombres viendo que Drael estaba exhausto, sus gestos me indicaban eso. Abrí entonces la puerta pidiendo que viniera Ren cuánto antes y este hombre tardó apenas en llegar - Ren, lleva a Drael a su nueva habitación para que descanse, ha tenido un largo día hoy - comenté al hombre acariciando el suave cabello de Drael.

Mordí mi labio inferior pensando en lo duro que debía de ser la vida de un esclavo, mi madre había sido una, yo había sido bendecida por la Reina Madre aunque nos odiara - muchas gracias señorita Kya por haber venido y haber atendido a Drael, sé que es parte de su profesión pero aún así se lo agradezco de verdad - comenté acercándome a un cajón del cuál extraje una bolsita de la cual comencé a sacar varias monedas - aunque si me permite preguntarle ¿le gusta el té y las infusiones? - había visto a la mujer deleitarse con la bebida pero sabía que las especies para prepararlas no eran precisamente accesibles.
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 354

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Esclavito - [Drael & Kya]

Mensaje por Kya el Lun 27 Feb - 1:34

Ella pudo escuchar aquel “Gracias” que fue suficiente para ella para saber lo que sentía aquel esclavo en ese momento y una sonrisa casi maternal y apasiguante se formó en sus labios cuando pudo terminar de limpiarse las manos y con mucho cuidado tomar un rollito limpio de venda, para con cautela y maestría vendar las heridas más graves y profundas, sin apretar mucho- …Hubiera usado una crema más densa, pero quiero que las heridas estén libres de mayor humedad que este ungüento...es mucho mejor, más saludable y más limpio... –avisó, dejando que sus ojos azules se posaran sobre los las heridas más superficiales que solo eran roces-  Las heridas superficiales no necesitan ser vendadas, solo no coloquen nada que raspe o pese para que sanen rápido...esas si les doy poco tiempo de sanación, pero estas...las más graves, si necesitarán el tratamiento adecuado.. –dijo atando suavemente las vendas y dando así por terminada su labor.

Sonrió sacando una bolsita y entregándola también a la dragona en sus manos con suavidad- Esto...es “Pensamiento” ... una flor seca y triturada ya lista para ser hecha en infusión…solo y únicamente si llega a tener fiebre. Una cucharadita de esto en una taza de agua, tres veces al día... esto bajará la fiebre y ayudará a aliviar el dolor, si tiene mucho.


Los ojos azules de la sanadora se notaban preocupados y a la vez aliviados de saber que el esclavo estaría bien y la piel no había presentado ningún tipo de “necrosis” como había aprendido de su padre, así le llamaban a piel, carne y tejidos blandos enfermos que  habían perdido capacidad de regenerarse. Ante la ausencia de ello, sabía que él estaría bien. 



Negando habló con amabilidad impresa en su voz y una sinceridad contundente- Molésteme cuanto necesite hacerlo, gustosa volveré a atenderlo, estoy segura que él sabe que le trataré con cuidado –observó como el esclavo ahora se trataba de mantener en una pieza, a lo mejor abrumado por el dolor de las heridas que ahora debían empezar a sanar.

Volviendo sus azules a la dragona a la que finalmente pudo detallar mejor, ahora que había realizado su trabajo. La anfitriona aparentaba ser una mujer joven, de cabellos ondulados y blanquecinos, al igual que su piel que contrastaba con sus ojos, sin duda digna de la burguesía y la Aristocracia.

Lo comprendo, normalmente digo a mis pacientes “espero que no tengamos que volver a vernos así” ... –sonriendo con elocuencia y algo de simpatía reservada- No mal interpretaría en lo absoluto nada, ha sido también muy amable y queda en alta estima la forma en que se preocupa por su esclavo y en la que trata de sus sirvientes...-habló honestamente sin tapujos, dando a entender que era una mujer certera y protectora. Observando como un nuevo hombre llegaba a la sala y era ordenado llevarse al esclavo para que descansara. Volvió sus ojos azules a la dragona a quien prestó atención a sus agradecimientos, a los que respondió asintiéndole varias veces- Ha sido un gusto... –movilizándose hacia sus cosas para recogerlas y devolverlas a sus lugares y así dejar todo organizado y listo para su partida. Cerrando su maleta que solía cruzarse, desvió sus ojos a las palabras últimas que le tomaron con sorpresa grata- Sí, suelo tomar mucho té e infusiones, normalmente las preparo yo misma cuando estoy en casa, son muy buenas para la salud y me mantienen andando cuando trabajo largas horas... –agregó irguiéndose finalmente, esbozando una nueva sonrisa amable.

Y ciertamente, no había podido disfrutar como quisiera de ese té antes ofrecido. Por lo que cierta ilusión por compartir una nueva taza de té o infusión con la anfitriona, se plantó en ella sin reparos. Ya asegurándose que nada en sus ropas se hubiese manchado, buscando lucir pulcra y presentable al menos en la medida de lo posible.


Última edición por Kya el Jue 16 Mar - 4:57, editado 1 vez




"Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas"
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:

"Me siento bien cuando sano a personas, me siento feliz cuando veo sus sonrisas; pero lo que verdaderamente alegra mi corazón es tenerte junto a mi"


avatar
Kya
Human

Mensajes : 735

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Esclavito - [Drael & Kya]

Mensaje por Zenda Faelynn el Jue 16 Mar - 1:34

Pensamiento que nombre tan curioso para una flor, de hecho me hacía pensar en un entorno romántico bastante alejado de su función de aliviar las fiebres. La labor de los sanodres era ciertamente interesante a la vez que compleja ¿cuánto tiempo tendría que dedicarle alguien como Valadhiel o Kya al estudio de la salud humana? es decir tenían que ser capaces de identificar un sin número de enfermedades y luego conocer propiedades de varios recursos de tal forma que pudieran dar remedio a las enfermedades que presentara cada humano. Estiré mi mano derecha y tomé la bolsita que me atendía asintiendo con la cabeza en señal de entendimiento - comprendo una infusión para la fiebre - y hasta donde sabía aquello era muy grave, al menos siempre había tenido la impresión de que cuando a un humano le daba la fiebre, era muy malo, muchos ponían cara de susto - estaré al pendiente por si se da el caso - quizá no yo directamente pero pondría a Dhana a ello. No es que no me importara Drael pero tenía responsabilidades con las cuales cumplir en tiempo y forma. Sea como fuera, confiaba en que Drael sería fuerte para recuperarse pronto de sus heridas

Pasé mi vista a Drael, quien ahora estaba siendo retirado totalmente de la habitación dejando sólo el aroma a hierbas que se había quedado en el ambiente tras el proceso de curación - a pesar de mostrarse tan rudo, realmente creo que si estaría complacido de volver a ser atendido por usted - señalé con amabilidad agradeciendo después que comprendiera lo que quería decir con mis palabras respecto a que no esperaba verla pronto, al menos no en su papel de sanadora. - tan sólo les devuelvo el buen trato que me brindan así como las sonrisas con las que me obsequian ocasionalmente, supongo que todo es mutuo - y esperaba con Drael poder forjar una relación del estilo en el tiempo que estuviera aquí. Ariakas me había prestado a uno de sus esclavos más peligrosos según él pero yo no veía a un hombre peligroso sino a alguien que había sufrido mucho y cuya mayor armadura era el orgullo, quizá lo último que le quedaba

Me contente con saber que a la joven le gustaban los té e infusiones - con lo buena que es en su ramo no me sorprende que tenga tan poco descanso, seguro muchos acuden a usted con regularidad, pero también debería procurarse porque sin usted muchos quedarían desamparados - suspiré y caminé hasta Tina, quien había asistido a Kya en el proceso de curación a Drael, a ella le pedí que trajera una de las cajitas de madera de roble negro que guardaba en la alacena - yo igualmente disfruto bastante de estas bebidas y lamento que no hayamos podido disfrutar del té debidamente, si en algún momento tiene un poco de tiempo me gustaría conversar más tranquilamente con usted mientras comemos algunas tartaletas y bebemos algún buen té - comenté con amabilidad. Dí un paso hacia la mujer quien, a pesar de su labor lucía bastante decente y pulcra dentro de todo - por ahora espero que esto cubra sus servicios - dije colocando un saquito con varias monedas de oro sobre la palma de sus manos. Entonces Tina regresó con la cajita de madera, tomé la misma sonriente - y le obsequio algunas especias para té, para que disfrute en casa en sus momentos de reposo - dentro de esa cajita había una colección de especias que solía solicitar de Isaur. Por supuesto tenía varias, pero me parecí apropio darle una de estas a ella - gracias por lo que ha hecho hoy aquí, señorita





No sabía que iba a hacer con mi vida, porque la vida es un espacio inabarcable y sin tiempo



Hermanos Z:

Te adoro Zareb, gracias ¡Feliz Cumpleaños!


" />
avatar
Zenda Faelynn
Hybrid

Mensajes : 354

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Esclavito - [Drael & Kya]

Mensaje por Kya el Sáb 18 Mar - 19:13

Luego de terminar de recoger sus cosas, la sanadora, tomó un paño y usando agua limpia de la que habían traído, comenzó a lavar sus manos y antebrazos, demostrando que tenía el cuidado suficiente para mantenerse salubre, presentable y fresca. Secó sus manos y sonriendo, agradeció con un asentir de cabeza, para encarar de nuevo a la dragona mientras sus manos desdoblaban las mangas largas de la blusa, para luego doblarlas más pulcramente hasta el codo, ajustar las correas de su cintura y un poco el jubón corsé de cuero, procurando tener una apariencia limpia y organizada como solía serlo. Escuchando lo que la dragona decía sobre estar al pendiente, haber comprendido sobre la infusión y por supuesto...aquel dato que le decía sobre el esclavo. Podría haberse mostrado rudo, pero sabía que ese “Gracias” recibido de su parte había sido sincero y sabía perfectamente que era sin duda algo que atesoraría como una de esas tantas joyas en su trabajo.

Cuando alguien reconocía con un gesto tan simple su trabajo, ella sentía que estaba haciéndolo bien y debía continuar esforzándose por conseguir lo mismo de todos los que atendía. El problema era, que no todos eran tan amables como aquella dragona y es así como hacía su mayor esfuerzo para no toparse con ese tipo de personas. Pero sabía que su táctica en algún momento debía fallar- Ya sabe dónde encontrarme entonces...-dijo ante su comentario-...Con eso solo está siendo realmente alguien que valorar en estos tiempos...-Sonriéndole con amabilidad, tomó la correa de su maleta cruzada y colgándose su maletín de medicinas y ungüentos, caminó para detenerse frente a la dragona, mientras sus manos se aferraban a la tira de la maleta y se sostenían de allí.

Aquellas palabras tocaron un punto en ella ¿En realidad? ¿Qué estaba haciéndose? Tomó toparse con personas determinadas para darse cuenta de lo autodestructiva que estaba siendo, olvidando por completo lo que dependía de ella, ayudar a quienes realmente merecían y necesitaban ayuda y luchar a su propio modo esa guerra silenciosa. Y ella debía estar saludable y viva para hacer ambas cosas- Me temo que he heredado de mi padre el trabajar arduamente…pero tiene razón cuando dice que debería descansar mejor... – ladeó su cabeza con algo de vergüenza en su voz, acompañada de una sonrisa media- Peco muchas veces de esforzarme más de lo que llamaría saludable...pero por...repasar mis conocimientos, organizar mis cosas... –murmuró suavemente- Pero sip…necesito descansar más… -dijo con cierto humor, dejando entre ver un poco de su personalidad afable cuando no estaba preocupada.

Los ojos azules de la sanadora siguieron las acciones de la dragona, curiosa de saber a dónde iba, la vio acercarse a una de sus sirvientas e intercambiar palabras, antes de volver a dirigirle la palabra a ella, supuso. Hablando de las infusiones y demás- No se preocupe, creo que puedo aceptar tomarnos ese tiempo de descanso alguna vez para charlar...-al escucharse así misma podría jurar que eso no lo habría dicho antes. Menudo cambio estaba teniendo. Una sonrisa nueva se dibujó en sus labios y asintió con entusiasmo- estaría realmente encantada –dijo amable, viéndola acercarse para ver como extendía una bolsita que ella recibió gustosa, con un movimiento de cabeza en agradecimiento- Muchas gracias... –dijo sonriendo.

El retorno de la sirvienta con una cajita de madera, la hizo levantar sus cejas un poco en curiosa sorpresa. Al escuchar de qué se trataba, entreabrió sus labios en sorpresa y no pudo más que sonreír con alegría palpable al sentir como sus sentidos captaron a simple acercamiento, el delicioso aroma de las especias que estaban en esa cajita que recibió gustosa- Son de...Isaur ¿cierto? Solo allí tienen estos olores tan peculiares...- y por un momento sintió como sus ojos hacían la tentativa de humedecerse, mordiendo su labio inferior, conteniendo el aire. Pudo recordar con esos aromas, las noches en el tejado de aquel lugar donde su tío le mostraba las estrellas, a veces su padre se unía y tenían largas charlas sobre estas y los colores que desprendían, teorías de dioses, de cristales en el cielo o solo...de aquellos seres queridos que te miran después de haberse ido…las arenas del desierto en la noche bajo la luz de la luna, se asemejaban mucho a eso.

Había crecido rodeada de hombres y mujeres intelectuales, enfermeras, hombres curiosos por el conocimiento y deseosos de contar historias. Historias que ella se sabía al pie de la letra sin olvidar detalle alguno, historias de las ruinas antiguas que decían estaban esparcidas por el mundo, de un conocimiento antiguo que despertaban la ardiente e impulsiva sensación de saber más. Al oler esas especias, recordó las risas, las lecciones aprendidas, las charlas largas con aquellas enfermeras...incluso aquella de cabello oscuro y tez canela que había sido como una segunda madre que solía cantarle una canción en Isauri y que ella también se aprendió. Y fue cuando por fin... una lagrima se escapó y sonrió, acariciando la caja con afecto, perdiéndose en como revoloteaban los recuerdos palpables y se convertían en un centelleante anuncio de las cosas que la hicieron tan feliz una vez.

Levantó su mano derecha mientras sostenía la caja en su brazo izquierdo y secó la lagrima de su mejilla y miró a la dragona con una sonrisa- Gracias...-habló con voz suave y una sincera necesidad de volver a casa, hacer una infusión de esas y sumergirse en esos recuerdos que no pensó tendría un día como ese- Muchas Gracias... –repitió entonces- Con esto ha hecho por mi más de lo que esperaba recibir hoy.... –dijo mientras, sonreía aún, recordando el por qué su cama estaba junto a la ventana, las estrellas eran especiales para ella... siempre lo serían. Dicho eso, guardando su paga en la maleta y llevando con mucho aprecio aquellas especias en mano, fue acompañada por la amable dragona hasta la salida donde el mozo que había recibido a su caballo al llegar, estaba teniendo percances con él. No le extrañaba, Tormenta era... eso. Una tormenta de mal genio, testarudez y una bola de estresante agonía para tratar.

Encarando a la dragona sonrió una vez más y agradeció de nuevo antes de agradecer al muchacho y con cuidado, montar en el infernal animal que se relajó una vez ella le llamó por su nombre y anunció su partida, con un tirar de riendas que le hizo comenzar a alejarse de la propiedad abandonando esta con un sentimiento distinto en ella. Ansiando poder volver a encontrarse con la dragona que había conocido esa tarde, de nuevo.




"Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas"
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:

"Me siento bien cuando sano a personas, me siento feliz cuando veo sus sonrisas; pero lo que verdaderamente alegra mi corazón es tenerte junto a mi"


avatar
Kya
Human

Mensajes : 735

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Esclavito - [Drael & Kya]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.