Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Kya el Miér Dic 28 2016, 08:14

Media Noche
Granja Familiar




Esa noche todo el trabajo se había tornado difícil, sus padres ya estaban posiblemente descansando y ella seguía, en una adición aparte ateniendo a un paciente que había llegado de último momento con un horrible dolor de estómago-…por favor, la próxima vez evite comer de esas bayas, son tóxicas y causan terribles calambres…-explicaba al joven que avergonzado miraba el suelo sentado en aquella mesa, mientras ella se lavaba las manos. Había tenido que darle un brebaje para hacerlo vomitar y de ese modo expulsar el contenido de lo que había ingerido y en un análisis realmente horrible, ella había descubierto que había comido unas bayas silvestres cuyos efectos eran tóxicos, pero no mortales.

El joven muchacho asintió, mientras veía a la pálida sanadora caminar por una pequeña cacerola al fuego de leña, que desprendía humo y un aroma bueno, tomando un vaso, vertió el contenido casi transparente con tonalidades ambarinas-…beba esto…le ayudará a sentirse mucho mejor…-dejó la cacerola y tomó el vaso acercándose al paciente y esperó a que bebiera todo el líquido para recibirlo y llevarlo a la mesa cercana a la luz de las velas donde lo abandonó, tomando un cántaro de agua y con este lavaba un balde de madera y hacia todo lo debido hasta que el paciente le indicó que se sentía mucho mejor. La chica se giró cansada, sintiendo cada músculo de su espalda tenso, su cadera y columna rogaban por descanso, sus brazos engarrotados y cansados suplicaban por reposo y ella misma no se sentía bien luego de ese día tan agitado- Solo recuerde mis palabras la próxima vez se interne en el bosque…-habló y con una sonrisa cansada despidió al paciente que le pagó con unos cuantos bronces como siempre.

Al verle partir sano, ella quiso desfallecerse allí mismo en algún montón de paja y no levantarse hasta la mañana siguiente, era de esos días en los que sufrías de solo recordar que debías recoger todo, apagar las luces, bajar al sótano, guardar todo en su lugar y subir las escaleras y cambiarse de ropa, darse un baño y quizá luego de eso…dormir. De solo pensarlo sufrió internamente y agachándose, emitió un suspiro ante el dolor de su espalda y cargó el cántaro y el balde para caminar hacia la noche y encaminarse al pozo más cercano para atar el balde y bajarlo para llenar el cántaro de agua y subirlo de nuevo, con sus manos que aunque ella estuviese cansada, estaban lo suficientemente fuertes para subirlo aunque pesara y haciendo acopio de sus fuerzas lo sacó hasta la superficie, sujetándolo lo apoyó en la roca y cargándolo vertió el agua en el cántaro. Y así repetir la acción una vez más, con mayor cansancio y estrés.

Pero fue cuando por el rabillo del ojo pudo ver una sombra, que irguiéndose la chica, aprovechando que estaba agachada, sujetó el cuchillo que solía esconder en su bota derecha y amenazante lo levantó en contra de quien se había aparecido-……..¿Qué haces aquí?...-preguntó al extraño, que por la falta de luces no podía distinguir.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Mensajes : 347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Kya el Miér Dic 28 2016, 23:21

Escuchando con atención las palabras contrarias mantuvo la guardia alta hasta que identificara la razón de estar allí y por su voz supo que era una chica. Sostuvo el cuchillo en alto hasta que esta le mostró su mano ensangrentada y fue cuando su instinto médico le dijo que actuara. A lo mejor de día hubiese sido mas pasivam pero estaba cansada y bien era sabido que a veces gente peligrosa recorría las granjas para robar o para extorcionar y otras cosas. Cuando hubo estado satisfecha, sin retirar la vista de la figura, se agachó y guardo con cuidado el cuchillo en su bota como siempre. 

Irguiendose, sujetó con la izquierda el balde de agua, para acercarse a la chica-…vamos, sostente de mi, por aquí…. –dijo entonces, deslizando su brazo derecho por la espalda de la recién llegada para guiarla hacia la estancia alterna donde había estado atendiendo a sus pacientes toda la noche para no molestar a su familia y que pudieran descansar. Los sonidos nocturnos se escuchaban con claridad y la brisa fresca acariciaba sus cabellos. Aunque el dolor de espalda y engarrotamiento muscular seguían presentes, de alguna manera la sanadora, cuando veía a alguien herido, parecía renovar fuerzas de la nada y con estas es que cumplía con su deber cuando fuese necesario realizarlo aunque desease morirse allí mismo.

La cansada sanadora caminó hacia el lugar dejando que la chica se apoyara en su hombro si deseaba, poco a poco ambas siendo iluminadas por la luz naranjada de las velas que servían de luz en la estancia donde por fin se resguardaban de la noche-…Siéntate allí…-indicó la sanadora mientras dejaba el balde de agua y prácticamente corría de vuelta hacia el pozo donde buscó el cántaro con agua para tener agua fresca a su disposición y suficiente. Dejando este dónde solía ponerlo, con un poco de agua vertida en un tazón, comenzó a lavar sus manos asegurándose las mangas blancas de su camisa que eran ligeramente holgadas a nivel de sus codos. Volviendo con la mujer herida, no hizo preguntas, pero era evidente a lo que iba, sus manos trabajaron las ropas ajenas aflojándolas para ayudarla a despojarse de estas- ¿Logró ver el arma? –Preguntó esperando que esta se retirara las prendas adicionales mientras ella se movía hacia la puerta cerrándola por seguridad.

Volviendo sobre sus pasos buscando sus implementos a los que llamaría “quirúrgicos” y sacando de su bolsa médica unos cuantos frascos que acomodó sobre una mesa para tener todo a mano, sus ojos azules se posaron sobre la contraria para asegurarse que estaba como necesitaba que estuviese.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Mensajes : 347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Kya el Jue Ene 05 2017, 05:41

Los ojos azules de la sanadora parecieron destellar con agudeza al escuchar cual había sido el arma, por lo que casi al instante. Ella pasó a tomar su delantal con el que protegía sus ropas y se acercaba a una pequeña hoguera a colgar un pequeño caldero, en el que vertió agua para calentarla. Tomando una varilla encendió un extremo para con este encender el resto de las velas, dando luz a la estancia y así poder ver mejor con que iba a trabajar; la muchacha caminó hacia un cofre portátil de esos que solían llevar los curanderos con las hierbas, abriendo este, seleccionó 3 frascos más y tomando el mortero se acercó a la mesa cercana a donde estaba recostada la mujer, escuchando sus palabras. Mientras la miraba de reojo y asentía- Lo sé… -dijo estando muy de acuerdo de que la noche traía consigo muchos peligros y entre ellos, eran hombres peligrosos y seres peligrosos. Para una mujer como ella y la que estaba atendiendo, eso podía significar horrores, por lo que mientras destapaba los frascos que necesitaba vertía en un tazón de madera las hierbas con cierta medida- …Hay que tener cuidado, por eso no suelo salir de noche…y si lo hago, nunca dejo mi daga…-explicó con suavidad.

Al colocar todas las hierbas necesarias, tomó un frasco que contenía un líquido transparente algo viscoso, por el olor se supo que era Aloe y limón, que vertió en el tazón creando una pasta especial con las hierbas, corriendo a tomar un tazón vacío y con este tomar agua caliente y llevar esta al tazón con la pasta y batirlo mientras la vertía creando un aroma silvestre y distinto a cualquier otra cosa. La muchacha escuchó la pregunta hecha por la mujer y la miró mientras agregaba-…recuéstese…voy a lavar la herida…-explicó esperando que esta lo hiciera, colocando una tela sobre otro tazón donde coló el agua y la pasta de hierbas que usaría luego. Tomó el recipiente con el líquido y volvió con la mujer- …Llevo estudiando y ejerciendo la sanación desde los 8 años…-al explicar eso, con un paño limpio y húmedo retiró la sangre de la herida mientras que con su diestra comenzaba a derramar el agua tibia sobre esta indirectamente usando su mano como filtro. Con la infusión de hierbas que probablemente causaría un ardor fuerte si había una infección comenzada ya por el óxido de la misma o solo ardería superficialmente si la infección no había empezado, mojando su mano izquierda en esta agua, que desinfectaba, con cuidado, deslizó sus dedos, notando como ya la piel limpia dejaba ver la abertura de un tamaño preocupante.

Tengo 17 años, pero pronto cumpliré 18… -contestó por fin, observando como el agua cálida había de alguna forma “sellado” el sangrado logrando que se redujera, notoriamente. Continuó vertiendo la infusión hasta que esta se agotara, para tomar un paño limpio y con este comenzar a secar con toques cuidadosos la piel húmeda y los alrededores de la herida y la herida misma. La muchacha caminó hacia el cofre y tomó un frasco oscuro pequeño acercándose, junto con una silla, destapó el frasquillo oscuro y recibió el aceite entre sus dedos, para untar este en la piel en torno a la herida y los bordes de la misma también, masajeando con cuidado. El aceite era de una planta especial que contenía propiedades antisépticas, germicidas y anestésicas potentes, por lo que la mujer podría sentir su piel adormeciéndose y reduciendo el dolor de forma eficiente. La muchacha tapó el frasquillo y lavó sus manos de nuevo para desplegar sus herramientas y tomó un rollo de hilo de seda y una aguja. La cual enhebro con facilidad y sumergió en el agua caliente que aun humeaba y volviendo sus ojos a la mujer habló-…Va a doler, pero no tanto como debería…trata por favor de no moverte…-habló esperando la señal que indicara que estaba lista.

La muchacha no esperó mucho tiempo antes de con sus dedos, unir con cuidado la piel y pasar la primera puntada, comenzando con su trabajo de sutura.

Recursos y Materiales usados:
Pasta de hierbas e Infusión hechas de:
Vara de Oro: perenne de flores amarillas, que ayuda a la cicatrización de heridas, disminuye inflamación y combate la infección.
Aquilea: miembro de la familia aster, conocido como achillea millefolium, de uso tópico para tratar heridas y detener sangrado.
 
Aloe.
Centella: Ayuda a la sanación de heridas.


Aceite Anestésico compuesto de:
Clavo: es de un árbol de hoja perenne, piramidal, cuyo tronco se divide en grandes ramas cubiertas de una corteza gris suave. Sus hojas son grandes, enteras, oblongas y caen de sí.
Las flores crecen en racimos en el extremo de las ramas.
Tiene muchos usos, pero el narrado en el rol, es en aceite.
Su aceite es un germicida fuerte, un potente antiséptico y anestésico local.
Es muy usado como expectorante estimulante en problemas bronquiales.



El hilo:
En la edad media se utilizaban suturas de seda e hilo elaborados con intestinos de animales.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Mensajes : 347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Kya el Sáb Ene 07 2017, 07:54

Cada puntada que dio fue en extremo cuidadosa, asegurándose que su trabajo no se viese alterado por los constantes movimientos de la mujer ante el dolor, atendía con extrema concentración la herida para que no hubiese mayor daño y por supuesto esta estuviese cerrada. Hubiese cauterizado esta, pero estaba muy abierta por lo que la sutura fue la primera elección. La muchacha acabó la sutura con un nudo bien hecho, asegurándose de que este no impidiera el movimiento o estiramiento de la piel- … vas a tener que dormir aquí esta noche, no hay forma en que puedas irte caminando así… -explicó levantándose para dejar la aguja a un lado con los restos de hilo y así lavar sus manos nuevamente, secándolas para entonces manipular la pasta de hierbas que había reposado ya todo ese tiempo. Con mucho cuidado, tomando el tazón pequeño con las hierbas, las aplastó con un mortero y las hizo una crema que mezcló con rapidez allí mismo.

Acercándose a donde estaba recostada la mujer, con sus dedos colocó la pasta de hierbas por sobre la herida suturada, de modo que la piel resentida, las pequeñas heridas punzantes y la unión de la misma estuviesen cubiertas por esta crema que al principio podía arder, pero fresca crearía una sensación refrescante y aliviante. La joven sanadora entonces dejo el tazón en la mesa y lavando sus manos de nuevo, sacó un rollito de venda de lino, con unas tijeras cortó varios trozos del lado de la herida y los juntó formando una “gaza” y con esta cubrió la herida cubierta por la crema medicinal, llevando una mano por debajo de la espalda femenina le indicó-…por favor…levántate un poco, apóyate en tus codos… -ayudándola para que no hiciera fuerza y creando presión, con su mano libre comenzó a envolver el torso inferior de la mujer, creando algo de presión para que la piel no se moviese y así, hasta que cortó he hizo un nudo y la dejó lista.


Con un movimiento de cabeza le indicó que podía descansar mientras ella caminaba hacia una camilla mas cómoda, donde acomodó las sabanas y la almohada de mejor manera, antes de retirar su delantal y así caminar hacia la mesa. Con una sonrisa en sus labios le hizo un gesto para que se apoyara en ella- ….vamos….esta noche cuidaré que esté bien….no se preocupe, es seguro este lugar –habló suavemente para guiar a la mujer hasta la camilla suave donde esta podría descansar como era debido, ayudándola  a retirarse los zapatos-…Es posible que le dé fiebre… -explicó- estaré aquí para asegurarme que se hidrate y beba la medicina que le daré para mejorar… -dicho eso caminó hacia el pequeño caldero que tenía el agua hirviente y tomando un frasquillo vertió unas hierbas que liberaron un aroma delicioso. Con un cucharon, mezcló y con un paño retiró este del fuego para descansarlo sobre un soporte de metal y taparlo, mientras buscaba un vaso y volvía para llenarlo con el té, que humeante desprendía ese aroma. También tomó un tazón con agua fresca y un paño limpio y caminó hacia la mujer.


Sentándose en el borde de la camilla sopló un poco el humo del vaso y agregó- Voy a darte la primera dosis ahora…esto te ayudará con la fiebre que pueda aparecer y le dará algo de sueño, le ayudará a descansar…la noche enfría un poco más por lo que te ayudará a refrescarte…-esperó a que estuviese lista para ayudarle a beber, mientras con su izquierda pasaba el paño fresco por su rostro, limpiando la sangre seca y el sudor, refrescándole su rostro-…ahora te atenderé las heridas del rostro…-le ayudó a beber todo hasta que hubiese acabado y con el paño comenzó a limpiar mejor la sangre con mucho cuidado y cautela de no causarle molestias, descubriendo los morados y cortes pequeños que podría sanar de mejor manera. Levantándose tomó un pequeño frasquillo que destapó y con cuidado colocó algo de ese ungüento en cada herida pequeña y agregó- No tiene por qué agradecerme… es lo que hago… y si lo hago es porque me gusta ayudar, está en buenas manos… -prometió la sanadora.

Que para su juventud era dedicada en lo que hacía, la madurez y acciones tan seguras daban a hablar muy bien de ella, siendo una persona consecuente y de mente clara. Se notaba cansada, como si aquel día hubiese sido largo y desgastante. Pero aún así, allí estaba y su pulso no habia fallado nunca, ni su vista ni su capacidad de medir y crear los implementos que habia utilizado en atender a la mujer que ahora estaba bajo su cuidado.- ¿Cuál es su nombre?




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Mensajes : 347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Kya el Vie Ene 13 2017, 07:59

Kya...es un gusto conocerte Ea –dijo la muchacha terminando de colocar ungüento en las heridas del rostro femenino, tapando el frasquillo de nuevo, movió sus manos para bañar el paño en el agua fresca y exprimiéndolo pasó este por el cuello de está limpiando los últimos restos de sangre y sudor. Refrescándole antes de levantarse y tomar lo utilizado y llevarlo a la mesa que ahora debía recoger y limpiar, sonriendo al escuchar como esta había dicho que se fuera a dormir-…eso no va a pasar –murmuró serena, comenzando a organizar los frascos he implementos que había usado en aquella emergencia controlada- No voy a quitarte el ojo de encima, puedes ser muy resistente pero estaré más tranquila asegurándome que hasta el amanecer estarás a salvo…-agregó limpiando y lavando sus implementos, la aguja, los tazones, todo cuanto había usado era lavado y secado con meticuloso cuidado dando mucho énfasis en la higiene de estos.

Para guardarlos secos y en sus respectivos lugares- he pasado noches sin dormir y no me he muerto… -respondió con una sonrisa cansada que lograba demostrar una extraña vibrante energía remanente que recorría su cansado cuerpo. Tomando un paño y así limpiar la mesa y restos de hierbas, sacudiendo y poniendo todo en su lugar. Con agua del cántaro, limpio la camilla donde la había suturado y poco a poco dejó todo lo suficientemente organizado para no sentirse obsesiva con ello. Suspirando un poco tomó las prendas que le había retirado a la mujer y las colocó en un balde con agua y vertió alguna cosa que desprendió un aroma suave y agradable y con sus manos restregó estas asegurándose con ello que la mujer tuviera que ponerse al día siguiente, ya que no había olvidado que esta había mencionado que podía ser peligroso si se quedaba y del mismo modo en que hizo con todo, exprimió y colgó las piezas sobre el calor de la pequeña hoguera, derramando el agua para finalmente tomar una libreta y volver a sentarse junto a la mujer.

Además, tengo que estudiar, así que digamos que me vendría bien quedarme un poco más hasta que pueda leer lo que debo… -murmuró sonriéndole con amabilidad antes de juguetear con las paginas antiguas entre sus dedos-…ser sanadora conlleva una responsabilidad que no puedo obviar para con quien atiendo y aunque admito ha sido un día largo, sería irresponsable no asegurarme que estás bien. Fiebre puede aparecer durante la madrugada…puedes moverte de más y necesitar revisión de la herida, quizá hasta necesites un poco más del anestésico para calmar el dolor o té para dormir mejor y así puedas irte tranquila mañana…pero todo depende de que tan bien descanses ahora…-explicó de nuevo antes de cruzar una pierna sobre su rodilla y apoyar sus manos en su regazo con la libreta en mano- ¿sueles meterte en este tipo de líos a menudo?




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Mensajes : 347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Kya el Lun Ene 16 2017, 20:22

Una risa agotada escapó de los labios de la sanadora cuando había escuchado lo de la sartén- si es necesario, sí. Por eso es mejor que me haga caso –bromeó la muchacha, dándole conversación para que empezara a quedarse dormida, sabiendo que así haría mayor efecto y con más efectividad- No mucha gente, casi nadie... y los que sabemos debemos fingir que no. –agregó mientras abría el diario que tenía en mano y buscó una página que había quedado en las ultimas enseñanzas del dragón que le daba clases secretas, sacó las anotaciones y las descansó en su regazo. Sentándose de mejor modo, ladeando un poco la cabeza ante la respuesta de la mujer sobre sus costumbres- Pues…recomendaría que procurara no meterse en tantos líos…. –murmuró sonriéndole al ver como sus ojos se cerraban de a pocos hasta que el sueño profundo llegó a su paciente.

Apoyando su espalda en el respaldar, la muchacha hizo tronar su cuello una vez, mientras bostezaba y dejaba que sus ojos se empañaran por este gesto. Sin hacer ruido, escuchando los sonidos de la naturaleza nocturna y los animalillos silvestres nocturnos en el bosque dejando notar su presencia. No hacía calor, la noche estaba fresca por lo que, apagando el resto de las velas, solo dejando una encendida, se permitió abrir una ventana y así dejar que la brisa nocturna les refrescara de mejor manera. Empezando a leer lo escrito, memorizando cada palabra mientras pudiera y sus ojos no se cerraran con pesadez. Su cansado cuerpo pedía descanso, pero ella no se lo daría aún, pudo al menos leer sus notas unas 3 veces a la luz de vela, notó que a la mujer le daba un poco de fiebre a lo largo de la noche, calentura que redujo con paños húmedos siempre procurando que todo estuviese en orden.

Y como era de esperarse, se durmió en aquella incomoda silla. Y aunque lo fuera, pudo recuperar algo de sueño para levantarse. La mañana llegó tranquila, silenciosa con una brisa refrescante y suave que movía las copas de los árboles, tan deliciosa y relajante como siempre, el gallo le despertó temprano por lo que revisó a su paciente tocando su frente, sonrió al notar que esta ya no tenía fiebre y silenciosa se levantó para caminar al exterior para ingresar a su casa donde su madre ya estaba de pie sirviendo el desayuno para el padre de su hermana.

“¿Kya? Por todos los cielos ¿No dormiste nada?”

Si dormí madre, un poco, pero dormí. Necesito un poco de comida para una paciente que llegó de urgencia ayer. Por favor… -dijo entonces saludando a su padrastro con un toque en uno de sus hombros. Era un buen hombre y con solo un mirar y una sonrisa recibió los buenos días. Aunque a lo mejor ellos sabían que no había descansado como decía, aun así, se encaminó hacia la cocina para recibir una bandeja de lo que su madre le diese para alimentar a la muchacha. Una hogaza de pan, manzana cortada, leche y queso. Algo de mantequilla. Todo puesto en la bandeja salió de la casa para caminar hacia donde estaba su paciente descansando, abriendo la puerta justo cuando parecía moverse le hizo sonreír amable- Buenos días, dormiste muy bien… -habló indicándole que había descansado tal como lo había previsto-... tuviste algo de fiebre, pero logré enfriarla con paños fríos y por suerte no te moviste al dormir lo que seguro permitió a la herida subsanar mejor… -acercando una mesilla baja colocó la bandeja sobre esta y se sentó a su lado- Te traje desayuno, revisaré las vendas luego y si te sientes mejor para caminar y partir podrás hacerlo con la condición que descanses y vengas a mi dentro de 8 días para revisarte o me digas donde encontrarte para ir a ti…. –le ofreció su ayuda para que pudiese alzarse un poco y ponerle algo más bajo la cabeza de modo que pudiese desayunar sin esforzarse mucho.

Si sus cálculos eran correctos, las vendas y los unguentos debían haber ayudado a que en ese momento no le doliera como el demonio, aunque era obvio que los esfuerzos le sacaría dolor de cada nervio. Pero si descansaba propiamente seguro sanaría correctamente.




"Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos."
Je suis pour toi. Tu prends ma main. . .:




avatar
Kya
Human

Mensajes : 347

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An Stranger in the Night - Ft. Eadgyth

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.