Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Recomponiendo los pedazos [Issan]
Hoy a las 03:33 por Meena

» Edén, pt I (Celesei)
Hoy a las 02:49 por Waleska

» Gatito... gatito... [pv]
Hoy a las 01:36 por Ororo

» Cascadas y Dagas ||Privado, Tizne
Hoy a las 01:19 por Verenaa

» Ficha Aredhel
Hoy a las 01:07 por Aredhel

» Mercado de Esclavos
Hoy a las 01:04 por Ororo

» La inocencia, una vez perdida, no se puede recuperar FB Kylian Veidt
Hoy a las 00:27 por Kylian Veidt

» Visitas inesperadas Verenaa
Hoy a las 00:20 por Verenaa

» El taller de las hermanas Balaur
Ayer a las 23:52 por Arthyel

» Draconians por Mes
Ayer a las 23:25 por Rokghul

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Dom Dic 04 2016, 08:11


No soy propenso a socializar, pero si se da no lo rechazo

Vhagar suele trabajar en las altas esferas de la sociedad, sin embargo, al igual que cualquier otro esclavista y mercader tiene bastantes escalas respecto a los productos y seres que vende. Si bien está consolidado que los seres humanos son objetos en el mundo dragontino, en el fondo de su ser él bien sabe que los humanos son seres vivientes, pensantes y dotados de sensibilidad. No solo de sensibilidad, sino también de pasión y de un carácter natural que nace de ellos de manera incondicional. Son características que la mayoría de dragones que ha conocido no poseen, aquello en esencia los vuelve interesantes, desde siempre han sido interesantes para él. Esa es la viva razón por la cual escogió esta profesión, una perfecta excusa y tapadera para poder estar rodeado de estos seres sin que se considerase que fuera extraño, muchos podrían también notar contradictorio que él siendo capaz de empatizar con las realidades humanas lucrara con estas. Y honestamente lo era, sin embargo tenía sus razones de poder así como también daba explicación propia a sus actos y mesura a los mismos. Vhagar era un esclavista conocido por no maltratar a sus mercancías y ser quizás demasiado bueno con ellas.

Y es que el esclavista podía detenerse cinco minutos o una hora para escuchar lo que un humano tuviera que decirle, todo esto si el humano en cuestión lograba sacarle un tema de conversación del cual él sienta pueda aprender o por último que sea mínimamente interesante. La gran mayoría de humanos que nacían siendo esclavos no tenían mucho que aportar al existir del antiguo dragón pues resultaban ser sumamente ignorantes e incapaces de muchas actividades en el ámbito cultural, pero los esclavos capturados esos sí que traían consigo emocionantes relatos y opiniones diversas del mundo dragontino e incluso del mismo esclavismo. Vhagar había escuchado y visto a seres humanos de todo tipo, desde los que se ofendían por el simple hecho de su acercamiento, hasta de los humanos que se sentían “agradecidos” porque su amo les brindara cinco minutos de atención. Había aprendido el dragón que las personalidades humanas resultaban mega diversas y que si se ponía a contarlas quizás su propia longeva vida podría notarse reducida. Tantas personalidades y matices como estrellas en el cielo, esa podría ser una manera muy centrada y justa de decirlo. Hablando de humanos, como casi siempre, el esclavista estaba de visita en uno de sus puestos de alto-medio estatus.

El Mercado es un lugar variopinto que trae consigo diferentes oportunidades económicas para él y otros seres. Debía admitir también que estar inmerso en la red en este lugar era realmente insoportable pues se juntaba la misma con las mil y un voces que resonaban en todo el lugar, no obstante, no era algo que él no pudiera tolerar pues ya estaba acostumbrado a ello o mejor dicho; resignado al asunto. Un pequeño paseo de rutina para observar a los humanos dio, se aseguraba de que sus empleados tratasen bien a los mismos y no los estuvieran maltratando, su excusa perfecta para ello era que si los productos venían en mal estado, los clientes no se iban a interesar en comprarlos o simplemente iban a reducirles su valor estimado y sentirse timados por el alto precio a pedir. Vhagar vivía así, de apariencias, de triquiñuelas y de acciones bien justificadas para ocultar mil y un pensares que para más de uno estarían más que vetados. Al finalizar el recorrido y saludar a un par de interesados, pudo notar un rostro que se le hizo conocido, era un hombre, una vez le había vendido un esclavo. Él no dijo nada, probablemente el sujeto ni se acordara él, Vhagar era buen para los rostros, no recordaba su nombre, se hubiera “escondido” para no ser visto, pero no llegó a tanto.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Dom Dic 04 2016, 21:37


Lo esperó, el acercamiento, y evidentemente el hombre tenía mejor memoria que él. Vhagar se giró levemente pues se había desviado de perfil para no ser tan fácilmente reconocido, cuando pudo ver la lengua ajena entonces recordó un poco mejor y sus recuerdos regresaron.  Se trataba de un dragón más antiguo que él, y si mal no recordaba tenía un hermano cuyo nombre sonaba aquí. Era teniente del ejército, y le había vendido uno de sus mejores esclavos tanto físicamente como mentalmente preparados. Vhagar realizó un gesto de reverencia corto, con la cabeza y parte de los hombros, el esclavista estiró sus brazos como símbolo de recibimiento amable a su negocio ─ Bienvenido ─ Tenía su nombre en la punta de la lengua, era cuestión de tiempo para que terminase recordando el mismo, estaba seguro de que comenzaba con Z, pero no recordaba el resto. Vhagar estaba desconectado de la Red en ese instante, se desconectaba poco tiempo de ella mientras revisaba a los esclavos para evitar cualquier filtración de parte de su mente, pero se reconectó pronto y con la conexión nueva al parecer el nombre llegó a su mente ─ Teniente Zeddykos, no tiene usted nada que agradecer ─ Mencionó con el tono amable de siempre.

No es que fuera propio que el comprador agradeciera al vendedor, o al menos no era usual, pero agradecía el gesto de manera honesta igualmente ─ Yo debo agradecerle a usted por haber escogido disponer de mis servicios ─ Aclaró para que entendiera a que iba ese comentario ─ Pero agradezco el comentario, me alegra saber que se encuentra satisfecho con la venta, como hombre de negocios es a lo que aspiro. La satisfacción y bienestar del cliente ─ Aseguró sin titubear, no era mentira, aunque ser un hombre negocios había iniciado con intereses bastante diferentes a los de amasar más fortuna o de traer felicidad a otros seres ─ Claro que sí, no hay ningún problema. ¿Desea algo en particular, quizás necesite otro esclavo? ¿O comprar algún material? ─ Vhagar tenía también sus mercancías no vivas ahí, ropajes, adornos, collares, y demás chucherías. No estaba muy seguro sobre que deseaba el dragón, y no esperaba tampoco que fuera simplemente hablar con él, y esto es porque no es propenso él a la charla y no se considera nunca la primera opción para tener una amena charla casual por el mercado de Talos.

El dueño del colgante, que por cierto, portada como siempre. Guío a su visitante a una zona un tanto más apartada y alejada del bullicio de la calle misma ─ Por aquí ─ Comentó en tono agradable mientras estiraba su brazo hacia una mesa en buen estado con varias sillas ─ Tome asiento ─ Una esclava humana ingresó pronto, una de sus esclavas personales, miró a Vhagar y luego al dragón que para ella era desconocida, la joven se puso recta de golpe y tensa. El amo de esta se dio cuenta y le miró con normalidad ─ Sírvenos algo de beber ─ Usualmente y aunque fueran esclavos, solía pedir las cosas finalizando con un por favor, pero estando ante otro dragón esos detalles no podía permitírselos, así como tampoco debía la humana sentir ningún cambio pues después de todo así eran las cosas en este mundo, Vhagar era un rebelde idealista respecto a estos asuntos y los esclavos de confianza lo tenían muy claro. Finalmente tomó asiento y observó al teniente ─ ¿Puedo hacerle una pregunta? Está relacionada a su trabajo, bueno, más al evento reciente, el desafortunado incidente… ─ Se refería evidentemente al ataque terrorista en las montañas. Estaba seguro de que el teniente tendría buena información sobre, aunque claro, no necesariamente podía o debía compartirla. Mas no perdía nada intentando.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Lun Dic 05 2016, 23:12


Vhagar asintió con la cabeza a la esclava cuando esta sirvió la bebida para ambos dragones y luego hizo un gesto liviano con la palma para que les dejase privacidad, si le volvían a necesitar solamente tendría que llamarla otra vez. El dragón pronto dejó de ser el que hablara para ser el que escuchara. Lo del vestuario lo podía solucionar fácilmente, los humanos que le servían hacían sus propios ropajes y tenían varias prendas sueltas sin dueño que podían venderse bien, no tenían igualmente gran valor así que hasta tal vez podría terminar regalando al hombre una vestimenta. Eso sí, siempre y cuando no hubiera gran problema por lo que le acababa de decir respecto a la Red, no es que se sintiera atacado ni nada parecido, pero para él era un asunto bastante delicado. Siempre pendiente de su cabeza, de sus pensamientos y lo que podría pasarle si de pronto alguno de sus ideales poco ortodoxos se hicieran públicos o del conocimiento de unos pocos que no deberían de saberlo ─ Podemos ver con que vestir a su esclavo, tengo varias opciones y ahora que el clima cambia un poco, honestamente viene bien el cambio. Los humanos son frágiles ─ Aseguró.

Había retardado el tema de la Red, honestamente no quería hablar demasiado de ello, pero iba a ser extrañísimo que ignorara el tema así que debía de responder quisiera o no hacerlo ─ No se preocupe, teniente, soy consciente de la situación actual y de la relevancia de la Red, mi posición social es muy importante respecto a la misma también. No obstante cuando estoy trabajando soy un poco exigente conmigo mismo, y a la vez tengo una fragilidad con el tumulto de ideas, voces y pensares. Cuando trabajo con los esclavos me gusta estar solo centrado en ello para realizar mi mejor esfuerzo ─ Y era verdad, procuraba eso, no mentía sobre aquello. Pero otra verdad oculta estaba ahí metida entre medio ─ Sería divertido que un inquisidor quisiera acusarme de algo por estar vendiendo en el Mercado sin estar conectado en la Red, o quizás hasta un castigo del karma por no estar dentro de ella como debo de. Pero no se preocupe, mis acciones y mis ideas están donde corresponden, con la Reina Madre ─ Comentó con firmeza su verdad a medias, porque lo cierto es que ni la apoya ni le era detractor.

Una realidad que no podía admitir pues estaba claro que con la reina o estás de su lado o no lo estás, así de sencillo presumía él que sería con ella ─ Sobre mi pregunta, bueno, el ataque terrorista en las montañas es del que me gustaría preguntarle, recuerdo haber aportado como muchos con generosas dadivas, incluso mandé esclavos que bueno…No regresaron ─ Bebió con suavidad de su vaso y volvió su mirar al teniente ─ ¿Cree usted que estemos a punto de entrar en una etapa bélica que represente “cuidado”? No sé si me dejo entender, supongo que debo ser más simple en preguntarlo, ¿debería preocuparme por lo que está ocurriendo? ¿La estabilidad corre peligro? ─ Eso quería saber básicamente, no estaba seguro de lo que podría responderlo el otro, o si le diría una mentira para hacerlo sentir tranquilo. Vhagar no es que tuviese miedo, honestamente se había “reído” un poco de la idea de un inquisidor viniendo a por él hace unos momentos, pero si algo grande estaba por pasar, estaba deseoso de saberlo y estar evidentemente preparado. Por él todo debía de mantenerse así como estaba, sería mucho mejor para sus deseos y meta personales, pero si algo sucede no es de sabios ignorarlos, es sabio afrontarlo.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Miér Dic 07 2016, 08:14


Aparentemente el dragón se preocupaba demasiado sobre la inquisición o por el contrario, se preocupaba lo justo y él se preocupaba muy poco o no les daba la relevancia suficiente. Había visto a este grupo como uno de los manotazos de ahogado de la reina para mantener su poder y estabilidad, una medida bastante desesperada y apresurada según él. No obstante no tenía intenciones de juzgar aquello, pero sí que podría juzgar su manera de operar ─ No sé hasta qué punto llegan estos sujetos con sus ideas y su “trabajo”, pero espero que lo hagan de manera correcta. No por simples rumores que no puedan confirmar, después de todo un juicio sigue teniendo valor, ¿no? ─ Vhagar se acarició el mentón reflexionando sobre el tema ─ Espero que realmente todo se esté haciendo por el bienestar general y no sea solamente una caza de brujas para satisfacer a unos pocos con falsa tranquilidad, si no capturamos a los verdaderos culpables, ¿entonces de qué sirve que ejecuten o apresen? ¿Me dejo entender? ─ Y lo decía pues el mismo caballero le indicaba la facilidad con la que era posible caer bajo el ojo de los inquisidores en estos tiempos, algo que no aprobaba.

Vhagar asintió ante sus comentarios finales ─ Honestamente no soy un hombre que se deje guiar por los chismes, en realidad poco o nada escucho de ellos y para ser sincero del todo, no tengo idea de que fue lo último que habrán dicho en esta ocasión. Pero asumo que los sensatos no creerán en palabras que no puedan probarse, después de todo, intentar desacreditar a un gobernante con palabras sueltas es algo común. Cuando los humanos estuvieron empoderados antes, era una de las estrategias más básicas que tenían para sembrar la duda y claro por supuesto, luego tenían sus incontables guerras y persecuciones de las cuales todos nosotros sabemos bien y una vez fuimos víctimas ─ No les guardaba rencor en lo absoluto y menos a seres que ya estaban muertos y sus hijos también, pero era algo que no debía de olvidar y sabía además por experiencia propia que muchos humanos eran capaces de entregar sus vidas sin vacilar por un ideal, controlarlos era una manera eficaz. Lo ineficaz estaba en como la gran mayoría los controlaba, no era necesario abusar de ellos para tenerlos en paz y quizás es lo que la mayoría no comprendía.

El esclavista, sin embargo, se interesó bastante en los rumores ahora, pues en el fondo sabía que siempre algo de verdad había en una mentira, o que en una verdad siempre había algo de mentira. Evidentemente esto no se lo diría al otro dragón, pero sí que se animaría a hacer otras preguntas sobre el tema ─ ¿Qué es lo peor qué han inventado en esta ocasión? Comprendo que nuestra Reina sea severa y todo lo que deseen, pero no sé qué podrían tratar de inventar en esta ocasión. Es un poco bajo aprovechar la coyuntura actual, que como bien usted dice es complicada ─ En eso sí que era totalmente honesto, puede que se cometieran exceso y abusos, pero ahora mismo el bienestar general no estaba alto, así que intentar aprovecharse de esto, aunque fuera en realidad una movida inteligente. No dejaba de ser un poco rastrera y eso poco o nada lo apreciaba. Vhagar llamó a la esclava ─ Mandaré a que traigan unos cuantos trajes ─ No quería tampoco aburrir al hombre con preguntas sin mas, así que el hecho de que vaya avanzando en su interés comercial no venía nada mal según él. Efectivamente lo hizo y la esclava partió para traerlos.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Dom Dic 11 2016, 05:23


Al parecer el descontento no era solo del pueblo y de parte de los cercanos a la Reina que se habían visto afectados, también había problemas internos dentro de las filas que representaban la fuerza militar dragontina, todo parecía encajar para el malestar de los intereses de los dragones. Vhagar sopesó la idea, era realmente poco agradable que aquello suceda, daba impresión que incluso la estabilidad del mismo gobierno en general pudiera peligrar, pero esa idea mala mejor sería reservarla también. El dragón ya estaba pensando quizás en involucrarse un poco más en el siguiente evento público o privado para las altas esferas a ver si derrochaba un poco de sensatez entre los diferentes oídos. El esclavista de pronto se sorprendió levemente pues en toda la charla no había escuchado pedido similar, no obstante no lo hizo para mal y tampoco tenía problema con ello, si había algo podría responder él lo haría encantando ─ Claro, Teniente, sería muy descortés privarle de una pregunta, dos o tres, teniendo en cuenta que yo estuve todo el tiempo haciendo preguntas. Es incluso justo ─ Afirmó con normalidad y tomó el vaso para beber un poco más de la limonada que habían preparado.

El dragón desvió su mirar hacia un lado notando que no habían demorado demasiado en traer las prendas tanto masculinas como femeninas, todas de muy buena calidad y acabado, evidentemente dentro de los estándares de “corrección” para lo que sería ropa de esclavos. Ni si quiera Vhagar estaba aún tan desvariado como para vestir muy formal y fino a un esclavo por más bien que les tratara, lo que si se podía decir es que los ropajes de los esclavos que estaban a su servicio si estaban todos en perfecto y pulcro estado. Esto porque tenían más de un traje y se les permitía lavarlos. Los esclavos para la venta ya eran otro cantar, igualmente se les bañaba y les cambiaba la ropa siempre que hubiera existencias que pudiesen descartarse ─ Bueno, puede escoger primero los que sean de su agrado o puede preguntarme ya ─ Dio indicaciones para que dejasen todo y se retirara para así poder continuar la charla en privado. Los ropajes no fueron dejados así como si nada, todo lo contrario, quedaron bien extendidos sobre el lado desocupado de la mesa que no estaba ocupado los dragones para su charla. Era todo oídos ahora mismo.

Siempre le causaba curiosidad hacer preguntas y aprender de otros, no obstante, en esta ocasión era él el cuestionado, y eso también el daba cierta curiosidad. ¿Qué le podía preguntar el hombre? Estaba claro que Vhagar era considerado uno dragón particular entre muchos de los que le conocían a la lejanía y esos eran realmente casi todos los dragones pues casi nadie le conoce nada de su vida privada o de sus quehaceres diferentes a lo que sean su trabajo y su posición como noble. Quizás es su culpa de que esto sea así pues jamás se ha preocupado demasiado en ser un ser sociable o ir a fiestas de placer porque sí, solo a los eventos y celebraciones que son de razón social obligatoria o de respeto para cumplir asistencia. Así que visto de alguna manera, quería saber si el teniente le haría preguntas referentes a ello, a su vida personal o porque era como era. O quizás simplemente le haría algún tipo de pregunta tales como las que él hizo referente a terceros y a eventos. O sobre opiniones, esas eran en realidad bastante buenas, sobre todo lo que se habló sobre la reina, con tanto problema podía comprender que estuviera algo paranoica, pero no que perdiera el juicio.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Mar Dic 13 2016, 22:46



El dragón escuchó la pregunta con sumo interés, en realidad no espero algo así, podría haber preguntado mil cosas, pero de pronto fue una pregunta política algo comprometida la que salió de sus labios. ¿Quién iba a decir ahora que los hombres de armas no pensaban en algo más que no fuera justamente aquello? Vhagar se quedó en silencio y sin mover un centímetro de su cuerpo por un buen rato, solamente observó como el hombre escogía las prendas. Buenas elecciones pensó, un poco distrayendo su mente de las mil cosas que podría cambiar, en realidad diciendo la mitad de lo que cambiaría, el dragón podría condenarse a morir diez veces en manos de la matriarca, pero Vhagar no era tan tonto como entregarse de esa manera. Simplemente sería mesurado y muy conservador respecto a lo que le respondería al hombre, no le quedaba otra que esa, igualmente no se podría decir que fuera a mentir. Simplemente se ahorraría unas cuantas verdades o dicho de otra forma, maquillaría un tanto sus palabras para que no fueran transgresoras ─Bueno, sin duda es una pregunta mucho más profunda y mucho más valiosa que todas las que yo hice ─ No tenía problema para reconocer aquello.

Y por ello mismo resultaba mucho más compleja para responder ─ Me gustaría cambiar muchas cosas, en realidad…Me gustaría cambiar la historia, los acontecimientos que se han dado, en realidad, nos podríamos haber ahorrado mucho sin todo lo que pasó ─ Quizás no cambiar el despertar, pero sí cambiar los hechos que en un primer momento generaron el letargo, el error de los humanos estuvo ahí realmente, en empujar a los dragones a que se escondieran, si esto no hubiera pasado…Vhagar suspiró pesadamente ─ Me gustaría que en la actualidad no hubiera tanto descontento, no sé de qué forma podría lograrse ─ En realidad sí que lo sabía y si su opinión fuera honesta podría explicarlo con totalidad facilidad ─ Pero si todos los grupos que existen hoy por bien, estuvieran un poco más equiparados, ¿no cree usted no recibiríamos ataques? La paz es algo que cuentan algunos humanos que pudieron lograr, si eso es verdad, ¿por qué nosotros, seres superiores, no podríamos alcanzarla? ─ Seres superiores, en muchos aspectos lo eran y resultaba ser una verdad innegable, no obstante en otros muchos aspectos los humanos destacaban más que ellos aunque a muchos por orgullo les costara aceptarlo.

El esclavista se interrumpió para mandar a llamar otra vez a las muchachas, indicó las prendas que Zeddykos había escogido ─ Una irá como regalo de buena voluntad ─ Agregó para que estuviera al tanto el hombre de que solo le cobraría una de ellas, en realidad, la menos cara. Ahora mismo no estaba despierto su interés de acumulador de riquezas, sino ese de supervivencia y también el de aventurero. Siempre involucrarse con estos detalles resultaba llamativo para él ─ Pero si hablamos de algo directo y aplicable...sin duda alguna sería retirar a los inquisidores. La violencia genera más violencia, es así de sencillo, y aunque luego de lo que pasó me diga que existirán regulaciones, todos sabemos que por más noble que sea la cabeza, las extremidades tienden a perderse. En un ejército podemos encontrar lo que sea, desde hombres rectos, hasta la peor lacra social que solo entra ahí por no tener otra chance o simplemente para justificar ciertos actos. ¿Quién le podría asegurar que en la inquisición no hay seres retorcidos que usan como fachada esta labor para simplemente dañar a otros? No digo que sea el caso, pero todo es posible, ¿no lo cree? ─ Igualmente tenía que darle al hombre una respuesta mucho más concreta respecto a su pregunta y consideró que esta era lo suficientemente valiosa, así como la menos comprometedora de todas.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Jue Dic 15 2016, 00:14


La respuesta del teniente fue directa, tan brutal, tan cerrada. Vhagar no podía comprender aquello, no entendía jamás a los seres que afirmaban cosas tan absolutistas de aquella manera. Existiendo tanto variado ser, él era el claro ejemplo, ¿a los dragones no le gustan los humanos? Ese “nosotros” le dolió al esclavista y no le dolió por no sentirse dragón, le dolió verse imposibilitado de decir algo, de tenerle y hacerle ver que estaba equivocado. Pues Vhagar es dragón desde hace dos mil años y desde siempre le han caído bien los humanos, aunque no supiera exactamente las razones o que era precisamente aquello. Solo sabía que estaba bien con ellos y que en algunos casos prefería hablar con humanos que con dragones pues estos podían transmitirle mucho más que los últimos citados. Tantas verdades ocultas, pero igualmente debía dar una respuesta a ese comentario, una buena respuesta, ¿podría? Vhagar consideró que no había respuesta buena que otorgar así que simplemente se quedó callado ante eso y no le dio más cuerda, para su suerte aquel momento no duró demasiado pues tanto el accionar del dragón como la nueva pregunta distrajeron del todo al esclavista que se había retenido el habla.

Supervivencia, era sin duda una palabra fuerte, no ha considero jamás que su supervivencia esté en juego a pesar de los problemas, siempre ha sido un ser optimista a pesar de todo lo malo que puede haber, pero planteando su existir en ese terreno quizás hasta se imaginaba algo ─ Creo que me aseguraría de obtener recursos, alimento, material para construir, esclavos para que sean mano de obra, cuando la inestabilidad se muestra fuerte solo los que están bien preparados se mantienen fijos ─ Es algún común, siempre los más pobres sufren más en épocas de escases, y que los que más tienen no sienten tan dura la pegada ─ Básicamente, solamente reforzaría mis posesiones y probablemente venda menos para consumir más o suba el coste. Todo depende, si hablamos de pura supervivencia eso haría. Pero usualmente suelo ayudar a los que necesiten ayuda, no salgo a la calle a buscar y tampoco acostumbro a que toquen mi puerta, pero si la vida me pone alguien adelante a quien tenderle una mano y veo justo hacerlo, lo haré ─ Sería ir en contra de sí mismo pensar que no apoyaría a nadie para que “sobreviviera” también a un nuevo evento molesto.

Vhagar llamó a las esclavas y les indicó que retiraran las prendas que no habían sido escogidas, y que envolvieran bien las prendas si escogidas. El precio lo trataría después con el teniente, ahora mismo deseaba hacerle una pregunta más, quizás para ya no ser foco de las ajenas, o simplemente por curiosidad ─ ¿Usted pensaría en huir de Talos? ¿Ir por su cuenta si en algún momento la situación se tornara inestable del todo? ¿O sería fiel a su ideal y se hundiría con todo esto? ─ Vhagar difícilmente sería movido de Talos, probablemente en un ataque duro o en una posible destrucción de la ciudad él seguiría aquí, conservando su costumbre, sus esclavos, su lugar y su posición. Y debía hacerse hincapié en ello, se quedaría aquí por su beneficio o su interés, no precisamente por aferrarse al régimen que respeta o a su matriarca, pero evidentemente no diría nada sobre aquello ─ Desde mi lugar, probablemente yo me quedaría aquí hasta el final ─ Quién sabe, quizás en un futuro aquello cambie, sus deseos también o su realidad, pero por ahora no había otro lugar que no fuera Talos para él, al menos como hogar, obviamente.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Vhagar el Jue Dic 15 2016, 22:25


Aparentemente no era el único que no estaría dispuesto a dejar su lugar, se han escrito muchas novelas e incluso canciones sobre lo que significa el hogar, muchos pueden decir que es solo el lugar donde se duerme por las noches y donde uno se refugia cuando no tiene a donde ir, pero en realidad el hogar es todo lo que te rodea. Una porción de territorio a la que se puede o a la que se debe volver siempre, siempre un puerto para atracar, el punto de retorno. Talos era para bien o para bien el hogar de Vhagar y aparentemente también el hogar del teniente Zeddykos, detalle que no iba a cambiar independientemente de la Reina Madre y de las acciones que puedan tomar, también como de si las posturas de los que habitan en el lugar sean a favor o en contra. El dragón simplemente se encargaría de no ser echado por sus ideas ocultas, y castigado tampoco. Vhagar observó la pieza que iba a cobrarle al teniente, consideró excesivo el hecho de no hacerlo, así que utilizó su buena memoria para valorizar la prenda en cuestión ─ Cinco de cobre, teniente ─ Resultaba ser ropa de esclavo después de todo.

Diferente cantar hubiera sido de tratarse de alguna prenda que fuera a ser vestida por dragones, Vhagar en general no era de esos mercaderes que vendían caro, a no ser de tener un motivo en específico siempre era escueto con sus precios, lo suficientemente altos como para ganar bien. El secreto estaba en la cantidad que debiera venderse, si se sabe que lo que se vende es barato y bueno entonces seguramente llegarán más a tu tienda y al final la cantidad supera al que vende caro, pero poco. El dragón se levantó de su asiento y poco después llegó la mujer con los trajes bien asegurados, el de ojos azules brillantes extendió los productos al teniente para que los tomase ─ Ha sido un placer charlar con usted, teniente, espero que regrese pronto, ya sabe que casi todo lo que necesite le puedo conseguir. Aunque armas no, no incursioné en ese mundo aún ─ No obstante le resultaba interesante y atrayente, sobre todo en estos tiempos que estaban corriendo, seguro que en la paranoia y en la inseguridad algún provecho tendría que sacar, eso sí, tendría que dejar constancia y pedir permiso a la Reina Madre, así como también abastecerle a ella y sus ejércitos.

Era un tema complicado, por todo lo referente al control y demás, no pretendía tampoco ganarse problemas innecesarios, así que era una idea que quizás no viera luces ─ Como siempre, una vez más, agradecerle por sus labores protegiendo la seguridad y la estabilidad de la regencia, espero que le vaya muy bien. Hasta pronto, teniente ─ Y tras una leve reverencia el dragón acompañó al hombre hasta la salida, poco después de aquello se fue a recluir a lo profundo de su oficina dentro de aquel establecimiento, ya había socializado bastante por un día y además estaba bastante agotado de estar conectado a la red, no necesariamente un agotamiento tal cual, era más cumulo de disgusto por estar en ella. No tardó más de diez minutos y dejarse escapar de la misma, deseando con fervor no tener que estar ahí, deseando que existiera forma alguna de sortear su obligación de ahí pertenecer, pero el dragón sabía que aquello no era nada factible dentro de sus conocimientos. El esclavista se tumbó en el cómodo sofá y simplemente se quedó repasando en completo silencio y privacidad todo lo que habían hablado, sobre todo sobre los humanos, seguía diciendo aquello en silencio; que a él si le agradaban.






Dones:



avatar
Vhagar
Dragon

Ocupación : Esclavista
Mensajes : 136

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los negocios traen conocidos || Zeddykos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.