Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Kassyena el 07.11.16 17:27

Habían sido diez días interminables para Kass.
Como bien supo en el momento en el que el encuentro con Valeria terminó, Eskol notó ese cambio en la dragona. El dragón, entonces, no escatimó en cuidados mientras cubría su espalda de latigazos, o hundía su cabeza reiteradas veces en un balde lleno de agua, para sonsacarle información. Pero el silencio de Kassyena hizo que no se detuviera ahí. Sus malas artes la postraron en una silla, atada, dejando que su hermano le clavara agujas en sus extremidades o le grabara a fuego su nombre en partes del cuerpo que Kass ya no alcanzaba a recordar. Llegados a ese punto, la dragona ya apenas ofreció resistencia o gritos para que Eskol terminara poniéndole unas cadenas en sus muñecas y tobillos, limitando cualquier movimiento de la rubia. Por generosidad del dragón, había permanecido en un cuarto oscuro los últimos cinco días, sin más compañía que ella misma y el tintineo de esas cadenas. El dragón había ordenado que se le alimentara lo justo y necesario para que su hermana no desfalleciera.

Pero Kass mantuvo su reavivada esperanza intacta, deseando poder asistir a ese segundo encuentro previsto. Porque se moría de ganas de volver a ver a Valeria. Y, ya puesta, olvidarse de su vida en aquella casa por un rato. Poder hablar sin la preocupación inminente de ser descubierta. Aunque, seguramente, los temas de conversación que pudieran tratar no serían del todo agradables tampoco. Kassyena no sabía cómo enfrentarse aún a preguntas que sabía que la humana formularía.
Quiso el destino que su hermano le diera un respiro tras ese aislamiento. Justo a tiempo. El mismo día que ella necesitaba salir de allí, Eskol la mandó al mercado de nuevo. No le importó ir con la mirada entrecerrada por la falta de costumbre a tanta luz. No le importó ir encadenada. No le importó que esas cadenas limitaran la magnitud de sus pasos. Ni tampoco que pesaran. Ignoró las múltiples miradas en ella, al pasar. La rubia avanzaba con paso firme aunque lento por las calles de Talos, con un único objetivo.

Sus ojos brillaron de una forma particular en cuanto divisaron ese callejón en el que había quedado con Valeria hacía diez días. Pero contuvo sus ganas en un esfuerzo mayúsculo para no levantar sospecha alguna. Sus pasos mantuvieron el ritmo y, por un segundo, tuvo miedo de asomarse. Evitó mirar atrás cuando, por fin, alcanzó el pasaje. Tomó aire para soltarlo con la misma lentitud antes de meterse en él-. ¿Valeria? -murmuró, deseosa de verla aparecer entre alguno de los huecos que había o, incluso, al otro lado del callejón.





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Valeria el 08.11.16 11:37

Durante ocho largos días se había quedado con su hermana en los páramos. No había querido dejarla sola e Ilianna se lo había permitido. En todas aquellas horas se habían acompañado mutuamente y el tiempo parecía no avanzar para la más joven. No podía evitar mirar el cielo, pensando con impaciencia que el sol apenas se movía del sitio. Eso cuando era de día. De noche, sólo ansiaba que la luminosidad volviese. Miraba las estrellas con fastidio, hasta quedarse dormida de puro agotamiento. Porque aquellas ansias y aquella inquietud la hacían despertarse cada poco, además de no poder conciliar bien el sueño.

¿Cómo habría pasado Kassyena aquella espera? La resistente no podía evitar preocuparse por su bienestar. Seguía siendo esclava, en manos de unos amos que no iban a tratarla precisamente bien. Y aunque la dragona no buscase los castigos, seguro que encontraban una excusa para dárselos. La sola idea, hizo que espolease su yegua, casi pareciendo que hacía una especie de competición con su hermana por ver quién iba más rápido hacia Talos.

Atravesaron los páramos a galope tendido, casi haciendo tiempo récord en arribar a la ciudad. Antes de cruzar aquellos muros, miró a Ilianna. En muda petición de que tuviese cuidado una vez dentro. Porque no quería perderla, siendo arrestada por soldados. Aunque sabía que si eso pasaba, no se lo pensaría dos veces antes de ir a por ella. Ni siquiera lo pensaría, en realidad. Por su hermana, haría cualquier cosa, aún si eso suponía ponerse en un riesgo mortal. Sólo que ahora no podían permitírselo. No con Kassyena en una situación tan precaria. Tenían que actuar con cautela. Y, de realizar una locura, mejor que fuese con un plan elaborado.

Desmontó dentro de la ciudad, dejando a Kaia atada a un poste de madera para ello. Mientras guiaba a la otra humana hacia el punto de encuentro, podía sentir cómo su boca se secaba, un nudo se asentaba en su garganta y su corazón latía con fuerza. ¿Aparecería? Quería aferrarse a la idea de que lo haría. Si no, era muy probable que Ilianna perdiese el autocontrol que tan difícil le estaba resultando mantener. Apresuró sus pasos cuando estaban más cerca de ese callejón y se metió de lleno, para encontrarse que aún no había nadie.

Eso sólo hizo que comiese más ansias y nervios. Pero, delante de Ilianna, se mantuvo firme e intentando estar tranquila. Hasta le aseguró que Kassyena llegaría de un momento a otro. Sólo para que su hermana esperase y no hiciese ninguna locura. Afortunadamente, no pasó mucho tiempo hasta que un murmullo llamó su atención desde uno de los huecos en los cuales se habían metido las dos hermanas por si alguien más aparecía por allí. Enseguida salió, casi saltando fuera, con una gran sonrisa. Estaba allí-. ¡Kass! Estoy aquí –exclamó, avanzando con rapidez hacia ella. Hasta que se detuvo, frente a ella.


La sonrisa se le borró, con la preocupación brillando en sus irises. Alargó una mano para posarla en una de las pálidas mejillas de la dragona, con suavidad. Tenía incluso peor cara que la última vez que se habían visto. ¿O sus ojos la engañaban?-. ¿Qué te ha pasado? –susurró, cuando en realidad quería preguntarle qué le habían hecho y quién, para que pagase. Entonces, su mirada descendió a aquellas cadenas que la rubia portaba. Pesadas, dificultando sus movimientos. Otro castigo físico más. Y una humillación pública en medio de Talos.

La rabia creció dentro de la humana, viéndose en sus ojos mezclándose con aquella preocupación inmensa por quien había sido su ama. Apretó los labios y bajó una mano a una de las ajenas para acariciarla con el pulgar. Un silencioso gesto que decía que iban a dar con la forma de sacarla de aquello. Las dos. Fue en ese momento cuando se giró para buscar a Ilianna con la mirada. Porque sólo la frenó cometer una locura propia el temer la reacción de su hermana al ver a la otra mujer en esas condiciones.





You don't know what I'm capable of:

The world would be nothing without you both in it:

avatar
Valeria
Human

Ocupación : Guerrera/Exploradora
Mensajes : 172

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Ilianna el 08.11.16 18:42

Aquellos días se le habían hecho eternos. Ilianna casi no había podido conciliar el sueño. Tenía la suerte de que las estrategias que tenía que planear y otros asuntos de su tribu la mantenían ocupada la mayor parte del tiempo, pero aun así, no había podido evitar que Kassyena ocupara un lugar en su mente mucho mayor incluso de lo que había hecho los últimos meses.

Y cada día que pasaba aquella presión en su pecho aumentaba llegando incluso hasta truncar su respiración en múltiples ocasiones. Había tenido que ausentarse en algunas reuniones con los miembros más importantes del clan y estos lo habían notado. Sin embargo, Ilianna, mostrándose distante y distraída, había logrado llegar hasta aquel dichoso día en el que por fin la vería.

Valeria le había acompañado en su tortuosa espera e Ilianna atisbaba en ella también la preocupación y la impaciencia. La líder le había permitido quedarse con ella por varias razones. Una de ellas porque Ilianna sabía que no podría aguantar sola sin ningún tipo de apoyo hasta que llegara aquella fecha. Y la otra, quizás más importante, era porque era muy consciente de que Val era la única que iba a poder pararle los pies de una forma u otra si era necesario. Porque no habían sido pocas las veces que se había planteado cabalgar en mitad de la noche para largarse a Talos sin ningún tipo de plan establecido. Solo ella, con su espada y su voluntad de luchar.
Valeria podía paliar aquellos reflejos. Esa actitud que ponía a Ilianna en peligro una y otra vez.

Ambas hermanas cruzaron los páramos a galope. La Escama Negra tuvo que aferrarse con fuerza a las riendas de su caballo, haciéndose daño en las manos y encontrando en ese dolor el único alivio del que podía disponer mientras avanzaba hacia la ciudad. No podía deshacerse aquella presión por mucho que quisiera. Ilianna seguía ataviada con las ropas de líder de su clan, con la capa anaranjada cuidadosamente puesta sobre la cabeza a modo de capucha y la pintura de guerra decorando su rostro.

Cuando llegaron, antes de entrar notó la mirada de su hermana clavada en ella. Las palabras sobraban en aquel momento. Ilianna entendió que no quería que se metiera en problemas. Pero ni ella misma sabía cómo iba a reaccionar cuando la viera. Trataría de actuar con precaución de todas formas, pero…
Ilianna le correspondió significativamente con otra mirada. Comprendía su preocupación, pero Valeria también debía saber que haría lo que estuviera en su mano para ver a Kass fuera de peligro. Aunque le costara la propia vida. Luego desvió sus ojos hacia la ciudad, justo antes de entrar. Quemaría hasta los cimientos de Talos si con eso lograba la libertad de Kassyena.



Siguió a su hermana hasta el supuesto punto de encuentro y se escondieron allí. La espera se le hizo interminable de nuevo y Valeria no mejoraba la cosa asegurándolo que aparecería de un momento a otro. Ilianna necesitaba verla cuanto antes. Con vida.
Al cabo de un rato, se escuchó una voz familiar, completamente reconocible a los oídos de Ilianna. Pero su hermana se le adelantó y salió a su encuentro antes que ella. Ilia salió tras Val y fue la primera en percatarse que algo no iba bien. No tardó en pararse, incluso antes que la resistente al ver a Kass, manteniendo una distancia preventiva todavía.

Era ella. No cabía duda, era Kassyena. Aunque, había algo diferente, algo que confundió a Ilianna. No. No era la misma. No era la Kass que recordaba. No era su Kassie. Ilianna había quedado en shock. Aquella mujer rubia, escuálida, con ropajes desgastados y pobres, llena de magulladuras y aquellas cadenas que limitaban sus movimientos no era la dragona que había conocido en Edén y que se había ganado su corazón.
En primera instancia, Ilianna tembló incapaz de reconocer a la mujer que amaba en aquella figura que se encontraba frente a ella. La presión del pecho la apuñaló más fuerte que nunca, dejándola sin aliento. Su visión se volvió borrosa incapaz de distinguir si aquello era real o no. Solo cuando Valeria se giró hacia ella, Ilianna encontró las fuerzas para dar un paso tras otro y acercarse a aquella mujer que se suponía era Kassyena.

Se quedó a escasa distancia de ella.

Tenía su cabello rubio, sus manos, su cuerpo aunque algo maltratado, era obvio. Y sus ojos… Ilianna no pudo separar sus verdes de aquellos azules profundizando en ellos.


“Devuélvemela” Rogó con la mirada y siguió buscando en su interior.

Y entonces se atrevió a tocarla.

Alzó su mano y la llevó a su pelo, colocando uno de esos nuevos alocados mechones dorados detrás de su oreja, repitiendo un gesto que había hecho en innumerables ocasiones tiempo atrás. Se perdió en sus ojos de nuevo y la calidez de aquel acto le demostró a Ilianna que ella tampoco seguía siendo la misma, que ambas habían cambiado otra vez. Dejó que su mano encontrara un sitio en la mejilla ajena, posándola con suma delicadeza con miedo a hacerle daño, con miedo a que se desvaneciera de nuevo.

Era ella.

Ambas en aquel lugar, juntas. Ya no tenía que pensarla más. Estaba allí, presente. Siempre había ocupado un sitio importante en su corazón, como si en realidad nunca se hubieran separado para no verse más. Sintió en aquel momento como si simplemente se estuvieran reencontrando después de un largo viaje, pero como si nunca se hubieran dicho adiós para siempre.

Siempre. Siempre habían estado juntas a pesar de todo.

Y sí, a pesar de todo, aquella mujer era Kassyena.

Y en el momento en el que se confirmó aquello, Ilianna se permitió respirar con tranquilidad. El dolor en su pecho se transformó en calor y aun así, ni un ápice de sonrisa apareció en su cara. Estaba feliz en cierto modo, pero el estado de la dragona seguía preocupándole. Porque fuera como fuese, Kass continuaba siendo esclava y ella ahora una mujer libre. Las tornas habían cambiado en cierta medida e Ilianna debía hacer algo por remediarlo. Pero no en aquel instante. No en aquel lugar.

Los labios de Ilianna temblaron antes de que reuniera el valor suficiente como decir algo.

—Te he estado buscando… —murmuró con la voz tomada como si estuviera al punto del llanto sin encontrar otras palabras diferentes. Y al fin la había encontrado. Al fin esa búsqueda que había durado hasta segundos después incluso de toparse con ella había terminado.

Quería abrazarla. Quería decirle que a partir de ahí todo iba a ir bien. Que todo mejoraría. Que haría lo imposible por sacarla de aquel pozo oscuro. Decirle que la amaba y que sus sentimientos seguían allí, superando cualquier otra cosa que pudiera haber en su mundo.

Pero no pudo. Su cuerpo ya no respondía a sus pensamientos.
Quedó quieta, con la mano todavía en la mejilla de Kass y sus ojos mirándola, como si fuera a escapar, a desaparecer en el segundo de un parpadeo.




Spoiler:




Spoiler:

avatar
Ilianna
Human

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Kassyena el 09.11.16 10:47

Oír su propio nombre en esa voz familiar, la hizo sonreír aliviada. Valeria había acudido como así pudo hacerlo ella también. Por un instante, ahora sí, no pudo contenerse, mirando a su espalda, en lo que la humana llegaba junto a ella. La corazonada de que no había sido todo casualidad, siendo otra triquiñuela de su hermano para averiguar lo que no había podido sonsacarle, estaba ahí. Se volvió a tiempo de ver a Valeria frente a ella, aunque su gesto se había tornado inquieto. Por reflejo, cuando la resistente levantó la mano, Kassyena contuvo la respiración... hasta que sintió el suave roce de la caricia que su amiga dejó en su mejilla.

La dragona se sintió protegida entonces, aunque la humana simplemente le preguntara qué demonios le había pasado. Sus miradas volvieron a encontrarse y Kass no dudó en entrelazar su mano con la que llegó a acariciarle-. Sólo diez d-... -fue a contestar, en lo que Valeria se giraba sobre sí misma. Pero no pudo terminar. Su voz huyó, dejando su aliento falto de sonido. Porque sus azules siguieron la mirada de la humana... y dieron con una figura que Kassyena no esperaba encontrar, aunque hubiese soñado con ella todas las noches desde que dejaran de verse.

Ilianna.

Kass fue totalmente incapaz de moverse, con su mirada clavada en aquellos ojos verdes que se acercaban con cautela. Acusó entonces el peso de aquellas molestas cadenas que tanto limitaban su movimiento. También el cansancio de esos últimos cinco días a base de una dieta pobre y de pura subsistencia. Sin olvidarse de esa presión en el pecho que tantas veces encogió su corazón al pensar en aquella única mujer que había conseguido instalarse en él. Tuvo la sensación de que se derrumbaría si alcanzaba a moverse. De que Ilianna se desvanecería una vez más. De que fácilmente aquello volvía a ser un agónico sueño y que, en su angustiosa realidad, ni siquiera había salido de aquel cuarto repleto de oscuridad en el que le habían metido hacía días. Ni se dio cuenta que dejó de respirar hasta que sintió una pequeña presión en la mano que aún seguía enlazada con la de Valeria. Supo de su apoyo, aunque no le mirase... porque tenía verdadero pánico a apartar sus ojos de Ilianna y que, al querer verla de nuevo, hubiese desaparecido.

Esa prudencia, tan impropia de la exiliada, hizo que la rubia tragase saliva dificultosamente. Quiso arrugar el ceño, pero ni siquiera supo con seguridad que su cuerpo reaccionase a tal impulso. ¿Tanto había cambiado como para que Ilianna, la persona que más y mejor conocía a Kassyena, dudara de si realmente era ella? La duda ante la respuesta a esa pregunta carcomió su firmeza... hasta que la humana levantó la mano hacia ella.


Parpadeó rápidamente, tres veces, cuando Ilia apartó uno de los mechones de su rostro. Tantas habían sido las ocasiones en las que había hecho ese mismo gesto en Edén, que Kassyena determinó que no podía ser un sueño. Que aquello por fin era real. Una corta exhalación se escapó de sus labios, en lo que un súbito y sutil escozor inundaba sus azules. La intensidad de su mirada se volvió terriblemente significativa, articulando todo lo que no podían sus labios, mientras su propio cuerpo bebía del calor que ya dejaba la palma de Ilianna en su mejilla.


Por fin, la veracidad de aquel momento con Ilia, la hizo aunar fuerzas para soltar suavemente la mano de Valeria y cargar con las cadenas que pesaban en sus muñecas. Elevó ambas manos al rostro ajeno, necesitando confirmar, como Ilianna había hecho, que volvían a estar cara a cara. Juntas. Después de un año que bien podía haber significado una tediosa eternidad para las dos, por separado.

No pudo controlar que la mirada se le empañara ligeramente, aunque la dragona hizo un esfuerzo para que no fuera por completo, pues no quería perder de vista a aquella mujer, por muy cerca que estuviera de ella. Aquellos intensos glaucos sufrieron un pequeño y casi imperceptible cambio que avisó a Kass de que, después de esos agónicos minutos iniciales de duda, de sorpresa, de incredulidad, ambas habían asimilado lo que estaba pasando. Una lágrima cayó por su mejilla, furtiva, como confirmación, justo antes de que la rubia escuchara de nuevo esa voz que reconocería en cualquier parte, aunque no tuviera la misma fuerza:—Te he estado buscando…


Por todo lo que aquellas cuatro palabras significaban, Kass sintió que perdía el conocimiento en lo que fue un milisegundo. En ese brevísimo espacio de tiempo, su párpados vacilaron, cayendo levemente. Se vio vencida en antelación por ese sufrimiento que acarreaba tal falta de energías. Pero enseguida se recobró, pues aquel reencuentro era más de lo que podía haber esperado. Sonrió con felicidad mal contenida, olvidándose de su rango, de su angustiosa vida, a la que tendría que volver en un rato. Se olvido de su familia. De lo que había pasado a ser para ellos. Se olvidó de su raza. De su hegemonía. Sólo estaban ellas tres, en un sitio cualquiera. Sólo estaba Ilianna delante de ella-. Estoy aquí... -murmuró, con la voz igual de temblorosa, sin controlar ese alzamiento de cejas que acompañó aquel susurro. Necesitó inspirar en ese instante, haciendo que esa sonrisa desapareciese, como esfuerzo insuficiente que hizo por mantenerla.
No se atrevió a eliminar esa distancia entre ellas y besar aquellos labios que sabía que volverían a darle más vida de la que pudiera guardar en sí misma en ese momento. Después de todo, era lo único que Kassyena podía hacer, maniatada como estaba. Fue por ello, que no reprimió una petición que necesitaba fervientemente:- Abrázame... -"por favor", fueron sus ojos los que terminaron de pronunciar lo que su voz no pudo.





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Valeria el 09.11.16 13:49

Kassyena no pudo terminar la frase que estaba diciéndole, al descubrir a Ilianna en aquel callejón. La resistente quiso decirle, innecesariamente, que habían ido las dos juntas a ese nuevo y pactado encuentro. Uno del que las otras dos mujeres no habían podido gozar todavía, entre ellas, tras un año de incógnitas. Y ahora, ambas se miraba, incapaces casi de pestañear por si aquello no era real.

Tragó saliva por todas las emociones juntas que podían verse reflejadas en los dos pares de irises ajenos y en las suyas propias. Supo que su hermana no iba a hacer ninguna locura, al menos no por el momento. Demasiado distraída con la visión de la rubia. Demasiado atenta de haberla recuperado de alguna manera. Su mirada se posó de nuevo en el rostro de la dragona y presionó su mano contra la ajena, en un silencioso apoyo. Porque, pasase lo que pasase, estaban las tres juntas de nuevo. Y la resistente no iba a dejarlas. A ninguna de las dos.

Sólo dejó ir aquel contacto, apartándose a un lado, cuando Kassyena soltó su mano para hacer contacto la cara de Ilianna. Las miró a las dos, de nuevo reunidas. A su mente acudieron recuerdos compartidos, de otro tiempo, de otro lugar. Cuando habían llegado a tomar cariño a la dragona y ella a las dos humanas a pesar de los malos comienzos con cada una. Sintió que la humedad creaba un velo acuoso sobre sus propios ojos al verlas de nuevo, con aquella carga emotiva a la cual no era indiferente. Bajó la mirada, como si eso bastase para darles su momento. Uno que no podía evitar darles.

Pero no fue suficiente. No podía quedarse parada allí, ellas necesitaban su espacio y algo de tiempo para disfrutarlo. Cada minuto contaba y no sabía de cuántos disponían. Ni siquiera pudo pronunciar un “disculpad”, que murió en su garganta. Y quizá fue mejor para no romper aquella burbuja. Con sigilo, se aproximó a la entrada del callejón, reposando uno de sus hombros, con los brazos cruzados, contra la fachada de una de las casas que hacía esquina. Vigiló que nadie se acercase e interrumpiese. Y sin que nadie la viese, estando de espaldas a las otras dos mujeres, una lágrima se deslizó por una de sus mejillas mientras una sonrisa asomaba a sus labios. Consciente de lo bien que les podía venir verse tanto a su hermana como a quien había sido su ama.




You don't know what I'm capable of:

The world would be nothing without you both in it:

avatar
Valeria
Human

Ocupación : Guerrera/Exploradora
Mensajes : 172

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Ilianna el 10.11.16 17:24

Había estado esperando aquello durante tanto, que a Ilianna tal y como ocurrió aquella primera vez que fue sincera con sus propios sentimientos, pensó que estaba en mitad de un sueño. Un sueño con algunos tintes de pesadilla. Pero en aquel momento, en aquel lugar nada podía arrebatarle el hecho de que al fin se habían reunido. Las tres.
Ya se dedicaría en un rato a pensar en lo cruel e injusto que era el mundo. En gritar lo que nadie se atrevía si quiera a decir. Necesitaba profundamente que todo cambiara. Todo por Kass.

Sintió las manos de la dragona acercándose a su rostro. La humana no opuso resistencia alguna por mucho que el sonido de las cadenas que Kass llevaba levantara en ella instintos que tuvo que reprimir aunando todas las fuerzas que le quedaban.
Tragó saliva sin querer darse cuenta de que aquella situación comenzaba a superarla. No estaba preparada para verla en aquel estado. No estaba preparada para ver tanto dolor en la persona a la que amaba. Ilianna que podía presumir de ser una de las mujeres más fuerte de los páramos se sentía a punto de desfallecer.

Los ojos de Ilianna brillaron al ver cómo Kass derramaba la primera lágrima. Ella no se podía permitir llorar. No podía mostrar que también estaba rota por dentro. Tenía que ser fuerte. Por Kassyena. Por ambas.
Y no era la primera vez que Ilianna se tragaba todo lo que se generaba en su interior. Había aprendido a hacerlo desde que era muy joven y le había supuesto algunos problemas. Ahora tan solo tenía un terrible, pero al menos soportable, nudo en el estómago.
No podía apartar su mirada de aquellos ojos con los que había estado soñando todas las noches desde que se habían separado.
“Estoy aquí”

Ilianna sonrió entonces levemente alzando las cejas.


—Yo también —no pudo evitar que le temblara la voz, pero debía asimilarlo. Las dos debían. Estaban allí, la una frente a la otra, tocándose, hablándose… era real.

Los brazos de Ilianna no demoraron mucho en rodear a Kassyena en cuanto pronunció aquella petición en voz alta. Era lo que había estado ansiando. La trajo contra su cuerpo y la apretó contra ella con mesura. La acunó entre sus brazos con sumo cuidado, apoyando una de sus manos sobre su cabeza, notando su cabello rubio colarse por entre sus dedos.
Su hermana les había dejado cierto espacio, algo que Ilianna ni si quiera tendría que agradecerle luego. Valeria sabía exactamente qué hacer, cómo actuar y por supuesto también conocía a su hermana. Las palabras, una vez más, sobraban.
La humana estaba junto a las dos personas más importantes de su vida.

—Te quiero Kass… mi Kassie —le dio un beso en la sien sin deshacer aquel abrazo que tanto necesitaba y volvió a acomodar su cabeza sobre el hombro ajeno. Inspiró profundamente—. Prometo que haré… que haremos lo que podamos para sacarte de aquí —trató de transmitirle confianza, pero no estaba segura de si lo estaba consiguiendo realmente. Al menos dejaba claro que no la había abandonado y que no lo iba a hacer nunca.




Spoiler:




Spoiler:

avatar
Ilianna
Human

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Kassyena el 12.11.16 15:47

Una exhalación entrecortada salió de los labios de la rubia en cuanto escuchó de nuevo esa suave voz que tenía a fuego grabada en su cabeza. A pesar del largo año que había pasado para ambas, Kassyena no dejaba de maravillarse por tener delante a Ilianna, otra vez. Poder tocarla, poder confirmar que era real, hacía tedioso incluso el respirar. Tantas veces se había visto frente a ella, como tantas veces había alargado la mano para que aquella visión de Ilia se desvaneciera con la misma rapidez, que la dragona había necesitado más de una confirmación de que ese encuentro sí estaba teniendo lugar. Que la humana por la que entregó todo seguía viva, habiendo estado a salvo del yugo dracónico que no hacía más que presionar a Kass para que revelara su identidad. Más de una vez, la rubia, castigada por el pensamiento de que Ilia ya no seguía con vida, había estado a punto de sucumbir a la desesperanza. A su mala suerte. A esa eternidad sin la mujer que amaba.

Kass contuvo de nuevo el aliento, cuando la mujer inició ese abrazo. Sus brazos cayeron. Pero la dragona no pudo contenerse y permanecer impasible ante esa oportunidad que la vida le brindaba de estrechar de nuevo a Ilianna contra ella. Tan sólo alzó uno de sus brazos, llevándose el otro consigo, para rodear todo lo que pudiera aquel cuerpo que se mantenía pegado al suyo. Algo totalmente insuficiente para Kassyena, no obstante. Sus dedos se engarfiaron en la ropa de la humana, y su antebrazo, en la parte lumbar de ésta, hizo lo propio, empujando a Ilianna hacia ella. Era tal la necesidad por sentirla que Kass no pudo quedarse en la suavidad con la que la exiliada la abrazaba. La rubia hundió su rostro en las ropas ajenas, respirando profundamente. Y, justo en ese instante, se sintió de nuevo en casa.

No se dio cuenta del gesto de Valeria para darles esa privacidad que podían estar pidiendo a gritos. Pero lo cierto era que Kassyena estaba tan conmocionada por haberse reunido con Ilianna que no se fijó en el detalle de su hermana. Sólo tenía ojos para Ilia en ese momento. Como si aún no se creyera que aquello estaba sucediendo. Como si el hecho de que se lo repitiera una y otra vez, a base de roces, miradas y sonrisas compartidas y temblorosas, siguiese sin ser suficiente.

Aquella reafirmación de los sentimientos de Ilianna, después de tanto tiempo sin saber de ella, y ese apelativo que sólo usaba ella, terminaron con el aguante de Kassyena. Se sintió tan pequeña... tan protegida al sentir aquel beso en su sien, al escuchar esa determinación por ayudarla, que su propio cuerpo tembló. Se acurrucó sutilmente, en lo que sus pulmones clamaban por aire al sollozar en silencio. O intentarlo al menos. No supo si llegó al minuto estando así, dejándose arrullar por aquel abrazo que ninguna de las dos quería romper-. No quiero volver... -susurró contra las ropas de la humana, justo a tiempo de alzar su cabeza para encarar a Ilianna de nuevo. Sus ojos, ahora llorosos, buscaron los glaucos contrarios... y la dragona no pudo soportarlo más. Eliminó cualquier distancia restante entre sus labios, sellando así la realidad de aquel encuentro. Ni siquiera se dio cuenta de ese leve fruncimiento de ceño que su gesto adquirió mientras perdía sus propios labios en los de la humana. Éstos danzaron profunda pero lentamente, a pesar de la necesidad de ambas. No evitó saborear aquello, dándose cuenta entonces de cuánto lo había echado en falta. Quiso elevar esa mano que no rodeaba a la morena, cuando las cadenas le recordaron lo limitada que estaba. Suavemente, rompió aquel beso, humedeciéndose los labios al hacerlo. Inmediatamente sintió la imperiosa necesidad, otra vez, de perder el azul de su mirada en el verde de aquellos ojos, constantes guardas de sus sueños y dueños absolutos de cada uno de sus pensamientos- ... Llevadme con vosotras... -fue entonces cuando la dragona le dedicó una mirada fugaz a Valeria, aunque tuviera que girar su cabeza algo más de lo esperado. Vio a la que fue su esclava durante cuatro años, de espaldas a ellas, sin pretar especial atención a lo que pudieran estar hablando. Un quedo gesto por su parte, que tanto Ilianna como Kassyena agradecían sin palabras. Pero fue la dueña de su corazón quien volvió a absorber su atención-. Contigo, Ilia. -añadió con la voz tomada, con un sollozo a duras penas controlado. Sus azules, aún más enrojecidos aún, volvieron a empañarse. La rubia se olvidó de toda prudencia y paciencia que debían tener para liberarla. Se olvidó de la crueldad de su hermano. Ignoró las nefastas consecuencias que tendría lo que les estaba pidiendo. Y, también, lo difícil que sería para Valeria e Ilianna, escucharla tan rota-. No sé si podré aguantarlo por más tiempo... -enunció, viéndose privada de toda tranquilidad paulatina pero rápidamente.





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Valeria el 12.11.16 16:42

Mientras dejaba a las otras dos mujeres tener su momento de reencuentro tras un largo año sin verse, miró a la calle perpendicular a aquel callejón. Se aseguró de que nadie las interrumpiese en aquellos minutos robados a la vida de esclavitud de la dragona. Por la vez anterior, la humana sabía que Kassyena no podría permanecer allí por demasiado tiempo. No ya por el frío ambiental, algo más liviano que la semana pasada. Sino por un amo desconocido que seguramente no la dejaría estar fuera y sola y que tardase más de lo previsto. La resistente no quería darle excusas al otro dragón o dragona para que maltratase aún más a su amiga.

No supo cuánto tiempo había pasado desde que se había alejado, pero se mantuvo de espaldas a ellas, concediéndoles cierta privacidad. Ni siquiera estaba atenta a lo que hacían ni lo que se decían. Sólo estaba atenta a cualquier presencia sospechosa que se acercase. Hasta que al final, se le ocurrió mirar por encima de su hombro. Frunció el entrecejo al girarse y dar unos pasos hacia ellas. Llegó a escuchar parte de la petición de Kassyena, derrumbándose. Tragó saliva. Qué más quisiera que irse las tres sin mirar atrás.

La morena sabía que su hermana no se negaría a ello. Lo llevaba deseando desde que le dio la noticia haría ocho días. Y, a pesar de que habían hablado de elaborar un plan, conocía lo suficiente a Ilianna como para atreverse a pensar que la otra humana no se lo pensaría ni una sola vez antes de agarrar a la dragona y fugarse con ella, lejos de Talos. La más joven hubiera estado de acuerdo de no resonar en su mente las palabras de la rubia: es peligroso e imprudente. De nuevo se sintió dividida. Esta vez, el trago era más amargo al verlas a las dos tan vulnerables y deseando estar juntas.

Tomó aire y lo retuvo en sus pulmones antes de atreverse a hablar, cerca de ellas-. Kass… -susurró, llamándola con suavidad, mientras sentía un nudo en la garganta. Por lo que estaba a punto de decir, por ese intento de devolverlas a la realidad e ir en contra de sus deseos en ese momento-. ¿Podrías darnos más información que nos ayude a liberarte? Queremos que vengas con nosotras. Pero quiero que tanto Ilianna como tú estéis a salvo. Sin un plan, sería un suicidio –continuó susurrando, notando cómo su propia voz perdía fuelle. Incluso su mirada había caído al suelo. Carraspeó con suavidad, intentando que sus fuerzas volviesen, antes de alzar los verdosos irises hacia ambas-. Ahora nos tienes contigo otra vez. No descansaremos hasta verte libre. Sólo necesitamos datos para lograrlo. Cuantos más, mejor –agregó, alternando la mirada entre ambas mujeres, como si intentase aliviar aquella condena que representaba la espera a aquella liberación. Porque cada día que pasase podría conllevar un nuevo castigo físico y psicológico para la rubia por parte de sus amos. Y para Ilianna ante la impotencia de no poder proteger a la mujer que amaba. Incluso a sí misma, por lo mucho que las quería a las dos.




You don't know what I'm capable of:

The world would be nothing without you both in it:

avatar
Valeria
Human

Ocupación : Guerrera/Exploradora
Mensajes : 172

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Ilianna el 25.11.16 15:32

Ilianna oprimió un poco su abrazo, deseando que aquel momento no acabara nunca y que Kassyena no se escapara de entre sus brazos, tratando de crear con ellos un pequeño espacio en el que la rubia se sintiera cómoda y protegida aunque fuera durante poco tiempo.
Iba a decir algo más antes de que Kass se le adelantara y provocara un nudo en la garganta de la humana. Se mordió el labio inferior impidiendo que le temblara antes de bajar la mirada para encontrarse con la ajena.
La amaba.
Todavía la amaba. Ni el tiempo ni la distancia habían podido mermar lo que sentía por ella.

Se le encogió el corazón cuando vio los ojos llorosos de Kass, pero de nuevo la dragona volvió a interrumpir cualquier acción que hubiese podido llevar a cabo Ilianna y redujo la distancia entre sus labios para al fin concluir aquel desasosiego con un beso.
Había echado tanto de menos aquellas muestras de afecto por parte de la dragona, sus besos, sus caricias, todo. Cerró los ojos dejando que todo a su alrededor desapareciera, correspondiendo a Kass con todo su ser.
Cuando se separó de ella con aquel ruego, Ilianna supo que estaba dispuesta a aceptarlo. A irse de allí sin mayor plan que el de correr y alejarse todo lo posible de la ciudad, de aquel infierno.
Cuando se volvió unos instantes para mirar a Valeria, Ilianna lo hizo también.
No podía hacer lo que Kassyena le pedía. Hubiese matado por llegar a aquel momento y haber huido con Kassyena. Pero el mundo se haría demasiado pequeño y peligroso en cuanto la dragona desapareciera. Ilianna conocía bien el mundo de la esclavitud. Si Kass se tratara de una humana cualquiera, no hubiese tenido importancia, pero no era así. Era una dragona.

Frunció el ceño y tragó saliva. Se le estaba haciendo todo un reto mantener la calma y no echarse a llorar con ella.
Acunó su rostro de nuevo entre sus manos. Quería mirarla a los ojos, aunque estuviera rota, aunque ambas no quisieran más que dejarlo todo atrás para estar juntas.

—Mi cielo… —Ilianna tenía la voz tomada. No se atrevía a pronunciar una frase completa por miedo a derrumbarse del todo. No quería que Kassyena notara que ella también estaba al borde del abismo.
No quería negarse. No podía. Le era imposible expresarle a aquella mujer que llevársela en aquel momento, en aquel lugar, no iba a ser una buena idea.
Quizás para su alivio, Valeria volvió e interrumpió los pensamientos de Ilianna. Le costaba admitirlo, pero su hermana pequeña estaba siendo la voz de la razón.
Ilianna la miró hasta que terminó de hablar y asintió justo a tiempo para volverse hacia Kassyena otra vez.

—Quiero que nos aseguremos de que si logramos liberarte estemos a salvo. Y así poder tener un futuro… un futuro juntas. Las tres.

Ilianna buscó las manos de la rubia con las suyas, sujetándolas y bajó la mirada a las mismas encontrándose con las cadenas y un par de pulseras de jade.
El jade era dañino para los dragones. Era uno de sus peores puntos débiles. Kassyena ya le había entregado tiempo atrás a la humana un colgante de esa misma materia. Un símbolo de su confianza. De su amor.
La llama del odio ardió en el interior de la salvaje. No le soltó las manos, pero clavó sus ojos en los azules de Kass. Ya no tenía miedo a que le temblara la voz.

—Dime su nombre. Y le mataré.




Spoiler:




Spoiler:

avatar
Ilianna
Human

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Kassyena el 26.11.16 10:13

En el mismo momento en el que sus labios encontraron los de Ilianna, Kass quiso olvidarse de esa triste realidad que intentaba mermar las fuerzas que todo contacto con la exiliada le diera. Aquel reencuentro significaba demasiado para la dragona. Era el final de un camino vacío, desesperanzador, hacia una eternidad sin más compañía que los desgarradores recuerdos de los mejores momentos de su vida, junto a aquella humana que tenía delante ahora mismo.
No obstante, el camino que empezaba ahora, sería más peligroso y angosto, pero prometía esa vida con Ilianna que Kassyena había querido. Si ambas lo conseguían.

Aquella avalancha de esperanza, de felicidad, con un peligro tan evidente que la angustiaba, fue demasiado para ella y, en brazos de la persona más importante de su vida, se derrumbó. De haberse cambiado las tornas, Kass habría sabido realmente lo que Ilia estaba sufriendo por verla así. Aunque sí logró calmarse un tanto en cuanto ella sostuvo el rostro de la rubia entre sus manos, obligando a su zarca mirada a perderse en la emoción de aquellos orbes verdes. Se tranquilizó lo suficiente como para atender a razones cuando la más pequeña de las tres llamó su atención. La dragona tragó saliva con aquella pregunta. ¿Qué tipo de información podrían querer? ¿Qué necesitaban? Kassyena no dejó de escuchar a las dos humanas, sin saber bien qué decirles. Los verdes de Ilianna habían coincidido con ella cuando le rogó que se la llevasen, para cambiar de opinión cuando Valeria llamó a la prudencia de ambas. Sus azules, empañados, la forzaban a parpadear repetidamente. Sus labios se apretaron, como si con ello pudieran contener esa impotencia que sentía por tener que volver a separarse de ellas una vez más.

Kassyena se pensó sus palabras, abriendo sus labios varias veces, unas para intentar articular y otras para inspirar entrecortadamente, necesitando el aire por la desazón que ya llevaba. Pero poco más salió de sus labios, incapaz de formular algún plan en su cabeza, viendo imposible esa libertad de la que hablaban y, aún peor, ese futuro juntas.
Algo que la rompía aún más por dentro.

Sus manos temblaron cuando sintió las de Ilia entre sus dedos. A tiempo, volvió a mirar a Ilianna cuando ésta hacía lo propio. Fue demasiado evidente esa rabia que impregnó las pupilas verdosas de la humana, seguramente por aquellas muñecas lastimadas de la dragona. Kass había sucumbido a la rutina de llevar el jade y, aunque siguiera lastimándola hasta dejarlas en carne viva, era un dolor al que ya se había acostumbrado.

Volvió a pasar saliva, esta vez con rapidez y la determinación de volver a suavizar ese carácter de Ilianna. Una de sus manos, entrelazada la de la humana, se elevó a la mejilla de la chica, en lo que la dragona negaba suavemente con la cabeza. Aquel movimiento, arrastró también el otro par de manos enlazadas, debido a las cadenas-. Ilia... -comenzó, aún con la voz rota- enfrentarte a mi hermano sí es un suicidio. -como humana no duraría frente a Eskol. No se preocupó en que ambas supieran, por fin, la identidad de su dueño. Valeria e Ilianna ya lo conocían, de haberlo visto en Edén. Y también sabían cómo era. Tan sólo pensar en la posibilidad de aquel enfrentamiento y sus seguras consecuencias, aterrorizó a Kassyena-. N-No se me ocurre cómo podéis ay-... -se interrumpió, dejando que un suave sollozo la dejara sin habla un par de segundos. Entendía perfectamente que recurriesen a ella misma, pues más allá del odio a los dragones, las humanas poco sabían de ellos. Miró a Valeria entonces, dejando salir el aire por sus labios.

Una decisión se hizo vigente en los azules de la dragona, devolviéndoles parte de su intensidad. Aunque, esta vez, estuviera acompañada de cierta oscuridad. A Valeria no le era del todo desconocida-. Sólo yo puedo deshacerme de él. -sentenció. Sólo la propia Kass podía liberarse. De las tres, sí era la que más posibilidades tenía. Pero tampoco eran tantas. Su cuerpo se vio súbitamente rígido, en lo que esa tensión eliminaba ese aire débil. Esa determinación avivó su calor corporal, pero consumió sus últimas fuerzas, que ya flaqueaban después de tantos días de maltrato y dejadez... y por esa emoción repentina al volver a ver a Ilianna. Kass emitió un gruñido antes de perder altura hasta quedar de rodillas en el suelo. Necesitaba asimilar todo aquello, descansar y comer, aunque la sensación que daba no era precisamente de ser capaz de encarar a Eskol. Lo bueno de todo aquello, era que Kassyena, después de todo, conocía a su hermano. La esperanza renovada podría empujarla a buscar, ahora más que nunca, su libertad, sin importar la manera-. Pero, no podré conseguirlo si os pierdo... -confesó, en un ruego tácito para que ellas no hicieran ninguna locura tampoco. Bastante habían hecho ya, devolviéndole las esperanzas con una promesa que ninguna de las dos humanas rompería.

No obstante, era más que probable que ni Valeria ni Ilianna quisieran limitarse a eso.





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Valeria el 27.11.16 13:26

Un nudo se instaló en su garganta y otro en su estómago. No le gustaba ser la voz de la conciencia de ambas mujeres. No cuando deseaba lo mismo que ellas. Que las tres estuviesen juntas de nuevo. Que Kassyena fuese liberada. Que Ilianna volviese a la tranquilidad al tener a la dragona con ella y bien. Que las otras dos mujeres pudiesen disfrutar de una buena vida. Apretó los labios, instándose a sí misma a no dejarse llevar por ese anhelo también. Tenía que protegerlas, a las dos. Si intentaban algo ahora, era posible que no llegasen a salir de Talos. La sangre se derramaría, al menos la humana. Si no sucedía algo peor.

Su hermana fue la primera en hablar. Con una melosidad que no parecía propia de ella. Enarcó ambas cejas, sin decir nada. Y, de pronto, se sintió peor. Bajó la mirada, incapaz de posarla sobre las otras dos mujeres que tanto se querían. Sintió que les estaba robando aquella oportunidad de fugarse. Apretó las manos en sendos puños, luchando por controlar el impulso de someterse a sus propios deseos. Cerró los ojos un momento, con fuerza, estando de acuerdo con Ilianna en matar al dragón o a la dragona que tenía a Kassyena de esclava.

Mas sus párpados se alzaron de nuevo y miró a la rubia con sorpresa cuando su amiga habló. ¿Su hermano? ¿Es… Eskol era su amo? Su cuerpo se tensó ante esa información y su piel perdió color. Conocía el carácter de aquel dragón. Era más peligroso de lo que había pensado. Ni siquiera se dio cuenta de que sus uñas se habían clavado en sus palmas al forzar más aquellos dos puños. De pura rabia e impotencia. No quería dejarle esa muerte sólo a Kass. Estando castigada, débil, con las pulseras de jade… ¿qué oportunidad tendría? Eskol no necesitaba una excusa para torturarla una y otra vez. Cuanto más esperasen, más sufriría su amiga.

Sus labios se apretaron hasta quedar en una fina línea. Sus irises parecían relampaguear. Pudo ver aquella expresión en Kassyena que había visto ya en un par de ocasiones. Sabía de lo que era capaz. Pero no podía evitar preocuparse y sentir la rabia acumularse-. Yo no puedo mantenerme al margen mientras tú corres ese riesgo, Kass –murmuró-. Al menos te ayudaré a deshacerte de él. Déjame reunir lo que necesites para ello aunque sea –agregó, sin poder dejarla sola en tal cometido. Miró a su hermana, en busca de un apoyo para ayudar a la rubia a matar a Eskol. Al menos, ahora sabía en manos de quién estaba. Podían localizar la casa del otro dragón y estar preparadas para la extracción de Kassyena.




You don't know what I'm capable of:

The world would be nothing without you both in it:

avatar
Valeria
Human

Ocupación : Guerrera/Exploradora
Mensajes : 172

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Ilianna el 27.11.16 18:54

Sus manos se elevaron a la vez que Kass movió las suyas. El tintineo de las cadenas molestaba a Ilianna no solo por el sonido sino también por todo lo que conllevaba que existieran.
Quizás Kassyena se hubiese esperado que Ilianna actuara con sorpresa respecto a la confesión de que era su propio hermano el que la mantenía presa. Pero Ilia entrecerró los ojos frunciendo el ceño y apretando la mandíbula. La ira se había avivado en su interior. Desde luego, no podía tratarse de otro ser el que hubiese colocado aquellas cadenas y esas pulseras de jade allí.
Eskol era un ser despreciable. Ilianna jamás entendería a la familia de Kass, pero a su hermano en especial en ese momento… la humana que amaba y protegería a su hermana por encima de todas las cosas, no comprendía cómo un alguien podía tratar de esa forma a otra persona con la que compartía un vínculo de sangre.
Al menos ya sabía de quién se trataba.
Ahora solo se podía avanzar hacia delante.

Pero el sollozo de Kass y su debilidad hicieron que Ilianna regresara a la realidad. Reaccionando tarde hizo el amago de sujetar a la dragona, pero le fue imposible y por uno segundos se quedó mirándola desde arriba. Como si se hubiese quebrado una valiosa obra de arte. Como si se hubiese roto en miles de pedazos.

Ilianna hincó las rodillas en el suelo poniéndose a su altura. Sujetó a Kass por los hombros un instante antes de tirar de ella hacia si para rodearla con los brazos. Ofreciéndole un apoyo por si le faltaban las fuerzas. Acarició su espalda.

—No vas a perdernos —le devolvió la mirada a Valeria, que buscaba su apoyo. Estaba claro que iban a ayudarla. Pero Ilianna por su parte no estaba del todo de acuerdo con cómo se estaban desarrollando las cosas.
Y si hacía falta mentir, lo haría.
Todo por mantenerlas a salvo.
Pero tenía claro que Kassyena no podía matar a Eskol. Le sería imposible. Sin embargo ella… Ilianna tenía verdadera fe en que ella misma podría conseguirlo si trazaba un buen plan. Valeria parecía haber aceptado el hecho de que la dragona era la única que podía acabar con él.
Pero Ilianna no. Y nunca lo haría.

—Kass. No te preocupes. No nos entrometeremos más de lo necesario —y mintió como una bellaca—. Pero ahora necesitas renovar fuerzas. ¿Tienes algo más de tiempo antes de que tengas que volver? Puedo ir a buscar comida y agua…

Ya podían pensar en un estúpido e inútil plan luego. Ilianna no lo iba a seguir de todas formas. No podía poner en riesgo a ninguna de las dos y Kassyena ya le había dado toda la información necesaria. Un nombre.
Eskol sería fácil de encontrar en una ciudad como Talos.




Spoiler:




Spoiler:

avatar
Ilianna
Human

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Kassyena el 30.11.16 18:04

El odio en la mirada de Ilianna fue hasta palpable, cuando Kass reveló la identidad del dueño que la maltrataba tan vilmente. La dragona conocía a la humana lo suficiente para saber esa línea de pensamientos que estaba siguiendo Ilianna. Tal vez, por ello, tomó la decisión de hacer lo imposible por deshacerse del yugo de Eskol, antes de que sus piernas flaquearan y acabase arrodillada.

No obstante, esta vez, contaba con el apoyo indiscutible e incondicional de Ilianna, que no dudó en arrodillarse junto a ella y reconfortarla entre sus brazos. Kassyena no evitó sonreír. Suave. Un simple gesto de agradecimiento mientras ocultaba sus azules bajo sus párpados para concentrarse en disfrutar de ese calor humano y la esencia de Ilia que ahora conquistaba sus pulmones, de nuevo. Una de sus manos buscó el cuerpo de la exiliada, queriendo devolverle una reconfortante caricia, como fuera. Volvían a verse. A saber la una de la otra. Por fin. ¿Era tanto pedir congelar ese instante durante días después de una eternidad de año sin saber nada de Ilianna?

Valeria interrumpió ese momento, sin querer, centrada en el inminente plan, decisión de la rubia. Como no, lo hizo con una réplica. La dragona no se sorprendió por la tenacidad de Valeria a no dejarla sola. Abrió sus ojos, mirándola desde abajo, desde los brazos de Ilia-. Y, ¿cómo pretendes hacerlo, Val? -Kass ni siquiera estaba segura de que Valeria fuese consciente de lo que implicaba deshacerse de un dragón. Sintió entonces que ambas estaban pensando en dos maneras muy diferentes. Kassyena no estaba pensando en matarlo, precisamente.

Sin embargo, toda conversación entre dragona y humana referente al mismo tema, fue cortada por las reconstituyentes palabras de Ilia. Al menos, para Kass fueron del todo balsámicas, ignorante de las contrarias intenciones de la exiliada. Exhaló sonoramente, aliviada, al pensar que no se inmiscuirían. Que permanecerían a salvo, lejos de toda consecuencia de lo que la rubia pretendía hacer. En vez de murmurar un simple “gracias”, le bastó con presionar dulcemente el cuerpo de Ilianna, allí donde mantenía la mano.

Terminó por asentir a la pregunta formulada-. Sí… aún puedo quedarme un poco más. -susurró, pese a que Kassyena ansiaba no volver a la casa de su hermano. Quedarse con la compañía que más falta le hacía y necesitaba. Pero ambas humanas ya le habían dejado claro que no era la mejor opción. No por el momento. Kass buscó los verdes de la humana entonces, con un gesto ya más tranquilo-. No te vayas, Ilia… Ya me alimentaré después… -daba igual cuando. Daba igual cuánto. Lo que no quería en ese instante era separarse de Ilianna.





Spoiler:




avatar
Kassyena
Dragon

Mensajes : 189

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Valeria el 01.12.16 13:50

Tarde se dio cuenta de que se había quedado petrificada, clavando sus uñas en las palmas de sus manos. Su hermana reaccionó antes, arrodillándose con Kassyena. Sin embargo, la mente de Valeria sólo podía trabajar en un plan para rescatar a la rubia, ahora que sabía quien la mantenía como esclava. Nada más ni nada menos que su hermano. Una “joyita” de la familia de indeseables de la dragona, según la resistente. No sabía quién era peor. Si sus padres, Hessae o Eskol. Y si fuese por la humana, estarían mejor muertos.

No podía pensar en dejarlos con vida, no al menos a Eskol. Él era quien había estado haciendo sufrir a su amiga, día tras día, durante aquel último año. Estaba peor que la anterior ver que la había visto. Temía su estado en la próxima ocasión. Y eso hacía que su odio hacia él se desbordase. Y hacia todos aquellos dragones como él. Es decir, todos salvo Kassyena. Alguien a quien no podía dejar en la estacada. Un pequeño conflicto de intereses si se paraba a pensar que la dragona las protegía a su hermana y a ella y que Valeria quería protegerla también. Por eso no dudó en ofrecer su ayuda, aunque fuese mínima. Porque su parte más racional le decía que un humano no tenía nada que hacer contra un escamoso.

Los irises azules de la dragona la miraron, formulando una pregunta mientras la rubia estaba en brazos de Ilianna-. Intentando conseguir algo de jade y belladona –anunció, antes de desviar la mirada a los verdes de su hermana-. Estoy con Ilianna. No nos perderás, Kass –apoyó las palabras de la otra humana, antes de mirarla con cara de “¿es que has perdido la cabeza?”. ¿No se iban a entrometer más de lo necesario? ¿En serio? ¿Qué bicho le había picado a su hermana?

Se quedó mirándola tan sorprendida que no atinó a decir nada a colación. Y menos aún abrió la boca al notar ese alivio en quien había sido su ama en el pasado. ¿De verdad iban a dejar todo en manos de Kassyena? ¿Con el peligro que representaba? ¿Y si no tenía éxito? Dado su estado, Eskol podría ganar. Sintió miedo por lo que podía ocurrirle a su amiga. Acabó bajando la mirada al suelo y tragando saliva, al tiempo que los músculos de su mandíbula inferior se contraían. En un intento de ocultar sus temores y su profunda preocupación.


Sólo ante la mención de comida, se movió. Buscó en su bolsa un poco de carne seca, algo de pan y un pellejo con agua. Los cuales tendió a la dragona-. Vuelve a pesarme la bolsa –murmuró. Pero había dicho en la anterior ocasión que traería comida y lo había hecho. Esperó a que cogiese todo para darles algo de espacio a las otras dos mujeres de nuevo. Después de todo, el tiempo no corría en su favor. Y le sabía mal robarles los minutos que tenían en aquel reencuentro. Porque por escasos que fuesen, les vendrían muy bien a las dos.




You don't know what I'm capable of:

The world would be nothing without you both in it:

avatar
Valeria
Human

Ocupación : Guerrera/Exploradora
Mensajes : 172

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Ilianna el 09.12.16 11:40

Ninguna de las dos había osado preguntarle por esa aparente conformidad de Ilianna con respecto al plan que trataban de hilar. En el fondo la joven se sentía mal por engañarlas, pero estaba segura de que era lo que debía hacer.

Enfrentaría a Eskol tarde o temprano y lo haría sola, antes de que Kassyena pudiera poner en juego su vida más de lo que ya lo estaba haciendo. Aunque conociendo a su hermano, a la rubia todavía le quedaría una eternidad de vida soportando las peores de las torturas. Porque así era aquel monstruo. Ilianna nunca había visto a alguien que disfrutara tanto con el dolor ajeno como lo hacía él. Ni si quiera en miembros de las tribus más sanguinarias de los páramos. Al final la compasión humana siempre salía a relucir. Pero con Eskol era diferente. Ilianna quería pensar que estaba gravemente enfermo, pero lo dudaba bastante.
Era el tipo de dragón exacto que había atormentado sus pesadillas de pequeña y que había alimentado aquel odio, ahora algo paliado gracias a Kassyena, que todavía sentía hacia los de su raza.

Ilianna no se movió ni un ápice en respuesta a la petición de Kass. No se marcharía de allí hasta que ella no lo quisiera así.
Miró a su hermana y la ayudó a coger alguna de las cosas que sacó de su bolsa. Algo con lo que Kassyena pudiera recuperar un poco de fuerzas.

—Gracias Val —le dijo mientras abría el pelllejo de agua y se lo tendía a la dragona—. Toma, bebe algo…




Spoiler:




Spoiler:

avatar
Ilianna
Human

Mensajes : 51

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wish you would've never seen me this way (Valeria | Ilianna)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.