Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


A quiet bath. [Corah]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Dom Sep 25 2016, 13:43

Otra madrugada en la que abandonaba las mazmorras dejando atrás los llantos y gritos de los pobres desdichados que allí pasarían los días hasta que fueran liberados o les alcanzara la muerte, lo que les llegara primero. Cerró la puerta al salir y saludó con un gesto de la cabeza al guardia que quedaba apostado en la entrada. A aquellas horas no había nadie por el castillo, por lo que se sintió aliviado de subir las escaleras desde las mazmorras escuchando el eco de sus propios pasos mientras ascendía. Al llegar a lo alto se detuvo para pasear la mirada azulada por la estancia en la que ahora se encontraba. De nuevo, no había nadie salvo los guardias que normalmente hacían aquel turno, pero eso para él era lo de menos.

Saludó a los que pasaron más cerca mientras caminaba con paso tranquilo hacia uno de los pasillos del castillo. Teniendo en cuenta las horas que eran de nada le servía volver para dormir, algo relajante era lo que su cuerpo le pedía ahora y los baños sin duda eran los que cumplían con aquella función. Imaginar el calor de las termas le hizo estremecer ligeramente. Como dragón, amaba el calor y lo disfrutaba, aún sufría recordando el no tan lejano invierno en el que peligró su vida como la de muchos otros de su raza. Esperaba no tener que volver a pasar por aquel tormento en otros tres siglos de su vida, si es que conseguía vivir el suficiente tiempo como para alcanzarlos.  Los pasos de los guardias eran cada vez más apagados a medida que se alejaba de las rutas habituales de guardia.

Algo le hizo detenerse en mitad del pasillo de golpe. Se quedó mirando al vacío durante unos segundos y siendo premeditado se desconectó de la red aprovechando que era una buena hora para no llamar demasiado la atención. Un dolor creciente en la zona de las sienes empezó a quemarle poco a poco. Se llevó una mano a las sienes para tratar de calmarlo, pero era cada vez más agudo, una punzada terrible que le hizo cerrar los ojos fuertemente. En medio de aquel doloroso instante sintió como su cuerpo flaqueaba ligeramente, por lo que tanteó con la mano libre hasta que logró apoyarse en la pared. Abrió de nuevo los ojos, pero la luz, aun siendo tenue en el pasillo hizo que el dolor fuera más insoportable y cuando volvió a cerrarlos, pudo verlo. Las imágenes se sucedieron una detrás de otra. En ellas aparecía una joven rubia que caminaba por los jardines, ataviada con un vestido azul liso. Al verla sintió la necesidad de seguirla y en su cabeza los pasos eran tan reales como los que dio en el propio pasillo.

Todo acabó de golpe. Tanto el dolor como lo que había visto se fueron en un instante, dejándole apoyado contra la pared y con la respiración agitada. Tardó unos segundos en recuperar el control de su cuerpo y percatarse de que no le dolía absolutamente nada. ¿Había sido una alucinación? Quizás el cansancio había hecho mella en él. No, era imposible aquello no era algo del cansancio, aun podía sentir algo dentro de sí mismo después de ver aquello. Había visto a aquella mujer antes, su cabeza y emociones señalaban que, si la conocía, que le era familiar, pero la duda era imposible de resolver. ¿Estaba recuperando la memoria? Después de cinco años era como un milagro, pero no podía estar seguro, no hasta que todo estuviera resuelto.

Inspiró profundamente y tras soltar el aire volvió a enderezarse. Aquello había ocurrido por algo, no era una simple casualidad, o al menos eso fue lo que pensó mientras volvía a conectar con la red dracónica. La armadura empezaba a agobiarle, por lo que apretó el paso y trató de llegar lo más rápido posible a las termas. Al llegar comenzó a quitarse las prendas que componían su armadura una por una, dejándolas colocadas de forma meticulosa en el lugar donde le correspondían hasta que no quedó nada que quitarse. Al entrar en la zona de las piscinas, no le sorprendió no encontrar a nadie, el calor del lugar creaba una fina capa de vapor que se elevaba desde el suelo, y emborronaba ligeramente la vista. Sin pensárselo más de una vez, se metió despacio en una de las piscinas, agradeciendo el calor de las aguas que no tardaron en ejercer su efecto relajante en los músculos del inquisidor. Dejando la mitad superior de su cuerpo fuera del agua, Ezélionn se acomodó en uno de los bordes de la piscina, estirando los brazos a cada lado en toda la longitud de estos.

La tranquilidad del lugar únicamente se quebraba con el sonido del agua, más relajante que molesto. Soltó un suspiro de plena satisfacción y se dispuso a disfrutar de un momento de descanso, cuando escuchó unos pasos que se acercaban. No se movió, pero al parecer no era el único que aquella noche había tenido la idea de pasar un momento a solas.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Lun Sep 26 2016, 18:00

Resopló, hastiada, en cuanto terminó la última hoja de pergamino de la investigación en proceso que le había tocado. La cera derretida de la vela se derramaba por una lateral, consumiéndola. Se hizo hacia atrás, en su asiento, reposando su espalda en el respaldo. Elevó una de sus manos para pellizcar el puente de su nariz, cerca de sus ojos de color verde jade. Había perdido la noción del tiempo con apuntes y repasando las pruebas tras los interrogatorios llevados a cabo, para comprobar si cuadraban.

Se levantó, con su cuerpo completamente cubierto por un traje de cuero negro que se ajustaba a su piel. Sobre el pecho, a un lado, llevaba la insignia de la inquisición. Los tacones de sus botas, además de estilizar aún más su esbelta figura, rompieron el silencio al caminar hacia la puerta. La larga trenza dorada danzaba a su espalda, con un hipnótico baile. Pasó el umbral de la habitación y miró a sendos lados por los pasillos. ¿En serio no había nadie? Ah, que debía de ser de noche ya. Quizá de madrugada. Bueno, no pasaba nada, a molestar a unos incautos esclavos.

Porque Selene estaba castigada, sin poder salir del cuarto anexo al dormitorio de la inquisidora que ella utilizaba para torturar a sus esclavos. Y sólo llevaba unas pocas horas, no quería ser clemente con ella. Se dirigió con paso firme, seguro y altivo hasta la zona donde los esclavos del castillo dormían unos al lado de los otros. Aquellos que no tenían la suerte de tener un solo amo y pertenecían a aquel lugar. O los que sus dueños no les dejaban ni siquiera dormir a los pies de la cama como a los perros. Así que dio con su porra en la pared, para despertarlos-. Tú y tú, venid conmigo –señaló a dos humanas que estaban ataviadas con sendas túnicas sencillas.

No les dio opción de réplica. Giró sobre sus talones y caminó hacia las termas, con ellas detrás mostrando signos de cansancio. Las ignoró, hasta llegar a aquel lugar donde el agua caliente esperaba. Allí, enarcó una ceja al ver que no era la única que había tenido la idea de relajarse en aquellos baños. Chasqueó la lengua. Ya ni a horas intempestivas podía tener intimidad. Pero no lo largó, de momento. Reconoció al otro dragón como uno de sus compañeros, uno de los que guardaban algo de respeto-. Qué sorpresa encontrarte aquí, Ezélionn –fue su saludo.

Con gesto bastó para que las esclavas empezasen a deshacer los nudos de su traje, poco a poco, con la reptil sin mover ni un solo dedo. Una vez su cuerpo quedó exento de ropa, caminó para sumergir parte de este en la cálida agua, hasta los hombros. No tuvo pudor alguno, acostumbrada como dragona a la falta de tela. Lo más normal del mundo para los de su raza. Se quedó apoyada contra la pared, distanciada bastante del otro reptil-. ¿Te importa que un par de humanos se metan en las termas? –inquirió al otro inquisidor, ladeando una maquiavélica sonrisa. Pronunció la frase como quien dice un “¿te importa si meto ratas en tu habitación?”. La dragona soportaba a sus propios esclavos, y a alguno más, porque estaban bien aseados, pero el resto de aquellos insectos podía desagradar a algunos de su raza.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Lun Sep 26 2016, 18:41

Las pisadas que escuchó pronto empezaron a sonar más cercanas y claras. Tacones, adivinó. La voz femenina la reconoció al instante. “¿En serio? ¿El mal carácter que tiene le impide dormir?” Pensó el dragón después de recibir aquel saludo por parte de la otra inquisidora – Imagino que no es una sorpresa agradable. Yo también me alegro de verte, Corah. – Aquel fue su saludo. Corah era una inquisidora con un carácter que podía amedrentar al peor de los suyos, no se andaba con rodeos de ningún tipo y era de las que daban en las heridas a conciencia. Si algo molestaba ella machacaba ese algo hasta obtener el resultado que quería; el sufrimiento ajeno. Pero para Ezélionn era una inquisidora respetable que seguía las normas y los procesos tal y como había que hacerlos. Y eso lo valoraba.

El dragón no se movió de su sitio ni dijo nada más, prestando atención a los sonidos que podía escuchar provenientes de los ropajes que las esclavas que Corah había traído consigo dejaban caer al suelo. Fue cuando ella se metió en la misma piscina, alejada de él, cuando el dragón pudo acertar a verla desnuda. Entre ellos no había vergüenza alguna por andar sin ropa, así era mucho más cómodo y como no, agradable a la vista. La sonrisa en los labios de la dragona después de formular la pregunta le hizo cerrar los ojos con cierto disgusto. Ezélionn giró la cabeza un momento para observar a las mujeres a las que seguramente Corah había obligado a asistir a los baños a tan altas horas de la madrugada – En absoluto. – Contestó encogiéndose ligeramente de hombros para echar la cabeza hacia atrás observando el techo del lugar – Después de todo, sé que si me importase lo harías igual. –  Añadió dibujando una media sonrisa en su rostro.

Desde luego no iba a caer en las argucias de la reptil para saciar sus macabros gustos y si lo hacía, la arrastraría con él para permitirse el lujo de divertirse un poco con la situación. - ¿De nuevo el papeleo te ha dejado trabajando hasta estas horas o ha sido la necesidad de darte un baño a solas? – Preguntó mostrándose ligeramente interesado, aunque ya conocía la respuesta. El papeleo de la inquisición podía llegar a ser engorroso en muchas ocasiones, por eso había quienes se los saltaban y muchas cosas que después de eso quedaban al aire. ¿Tan difícil era cumplir debidamente con el trabajo? – Si es por lo último, lamento haber arruinado tus planes. No contaba con que alguien hubiera tenido la misma idea que yo. – No sentía pena ninguna, de seguro ella no estaba del todo agradecida con su presencia, el tampoco. Pero desde luego la rubia, a su modo de ver, era mejor compañía de la que pudiera esperar. Las humanas sin embargo… Bueno, un extra al que procuraría no prestar demasiada atención.

Por un momento el recuerdo de cierta humana invadió su mente durante menos de un segundo. Lo cual provocó que abriera los ojos de golpe, como si estuviera despertando de un sueño que n querría ver terminado. ¿Por qué se acordaba de Sameen en aquel momento? ¿Quizás porque era la única humana a la que parecía tolerar cerca? Se frotó los ojos con dos dedos y cambió de postura dentro de la piscina.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Mar Sep 27 2016, 15:55

“Vaya, hombre, que tampoco es una sorpresa agradable para él. Pues ya sabe dónde está la puerta”, pensó para sí la dragona al escuchar el saludo del inquisidor, mientras ella ponía los ojos en blanco sin decir nada. Se recordó ser lo suficientemente correcta como para no intentar ahogarlo. Para uno de los poquísimos inquisidores que seguía el proceso, tenía que aguantarse un poco más antes de hacerle nada.

Tras meterse en el agua, él aceptó que las esclavas los acompañasen dentro. La reptil suspiró dramáticamente. Hombres, tan predecibles todos fuesen de la raza que fuese-. Y yo que quería ser un poco… cortés –ironizó en respuesta a su compañero. ¿Que ella hubiese hecho lo que hubiese querido? Eso siempre. Hizo un gesto a las esclavas, las cuales entraron en el agua con las túnicas incluidas. La inquisidora se giró, apoyando los antebrazos en el borde de la piscina, dando la espalda al otro dragón y a las humanas. Las otras féminas empezaron a pasar trozos de tela por su piel, retirando con suavidad las impurezas.


Corah empezó a relajarse entre el calor y las tareas propiciadas por las otras mujeres. Sólo miró por encima de su hombro, en busca de la silueta del otro dragón, cuando escuchó de nuevo su voz-. Una investigación –respondió, parca en palabras-. Yo no lamento haber dado al traste con los tuyos –contestó, ladeando una sonrisa maliciosa. Y sabía que él tampoco lo hacía. Pero la mordacidad de él contrastaba con la cruda realidad de la lengua afilada de la hembra-. ¿Qué te ha retenido a ti? ¿Trabajo o placer? –inquirió, volviendo a mirar al frente mientras dejaba que las dos morenas continuasen con las atenciones, repasando su piel con las telas que utilizaban a modo de esponja.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Mar Sep 27 2016, 17:02

La irónica respuesta de la dragona a sus palabras le hizo sacar a relucir una sonrisa divertida. No dijo nada más mientras veía como las esclavas humanas se metían en la piscina con las túnicas puestas y se acercaban para lavar la espalda de la dragona. Se preguntó si después de aquello la rubia tendría por lo menos la amabilidad de ceder algo de ropa seca a aquellas dos pobres criaturas. De nuevo otro comentario mordaz de la rubia que giró la cabeza para dirigirle la mirada mientras le contestaba. Sus palabras no le sorprendían demasiado ya que como era de esperar, aquel era el mejor trato que uno podía recibir de la inquisidora a la que muchos miraban con temor y otros tantos guardaban infinito respeto. Lo mejor era saber que había quienes la tomaban como ejemplo. Sin llegar a la suela de sus botas.

- Trabajo también. – Respondió ante la repentina pregunta – Supongo que estarás al tanto de la investigación sobre el asesinato de Ramseyah, la madre de Maryah. - Y si no estaba al corriente por lo menos sabía quién era esta última. Toda la Inquisición lo sabía, puesto que había sido otro de los suyos, Letyko, quien había interrogado y torturado a esta en las mazmorras – Está siendo más complicado de lo que parece y no quiero pensar que voy a tener que buscar a una exiliada para saber si fue ella quien cometió el asesinato. – Suspiró. Quería dar los detalles justos sobre aquel asunto a quien se interesase, pero por otro lado una opinión de Corah a lo mejor le servía de ayuda para ponerse sobre la pista correcta. Aunque dudaba de que la rubia se prestara a darle algún consejo o pista si se le ocurría algo.

Se pasó las manos por la cara para enjuagarse esta y dejó que sus parpados se cerrasen. - ¿Qué te ha tocado a ti? – Preguntó con cierto interés. Para Ezélionn entrar en la Inquisición no había sido simplemente una decisión moral, aunque a veces le resultaba pesado el trabajo y todo el papeleo que tenía que hacer, admitía sin ningún problema que disfrutaba de aquello. Era algo que le permitía mantener la mente ocupada en todo momento y relacionarse con otros de los suyos que por una parte u otra compartían también sus ideas y otros tantos sus métodos. Y así por lo menos tenía la certeza de que hacía algo que a su modo de ver estaba bien en unos aspectos y no en otros.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Vie Sep 30 2016, 16:42

Enarcó una ceja al escuchar el nombre de la otra dragona. Aquella que la había sacado de la celda cuando era pequeña. Aquella que había enterrado a su madre. Aquella que la había abandonado en manos de una pareja de dragones de los cuales había tenido que huir dos años después. Aquella que le había contado una historia que ahora se desgarraba y se tambaleaba por el peso de la verdad ante las palabras que su padre había compartido con ella.

Desconfiaba de Maryah, empezando a valorar la posibilidad de que hubiese tenido algo que ver en lo que había pasado con sus padres. Sentía que la había manipulado a su antojo, por lo que apretó los carnosos labios y miró a la pared frente a ella-. Había escuchado sobre el asesinato de una dragona, pero no sabía que era su madre –contestó. Y ni le había importado si tenía familia o no-. La última noticia que tuve de ella es que estaba en Talos. Engañó a otro dragón para ser su esclava. Por sus antecedentes de traidora a la corona, debería de ser tu primera sospechosa –comentó, mientras las esclavas seguían recorriendo su piel con la tela mojada. Pero si había asesinado a su madre, seguramente no seguiría por la ciudad. ¿Podría preguntar a Kariel sin que este se pusiese a la defensiva por su debilidad por la otra reptil?-. Ten en cuenta que desde la investigación de Letyko, ha sido exiliada. En un arranque de locura, pudo haber acabado con su vida –apuntó, sin saber sobre los encuentros del inquisidor con la ex aristócrata.

Sintió las manos de las esclavas descender hasta perderse por debajo del agua justo antes de que su compañero formulase la pregunta-. Una investigación sobre un híbrido. Murió delante de mí, alguien lo ejecutó para que no hablase. Conseguimos detener a algunos de sus compañeros –contestó en un murmullo de relajación, seguido de un suspiro por el agua caliente y su piel siendo atendida por las otras dos mujeres.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Vie Sep 30 2016, 17:03

Ezélionn asintió despacio escuchando sin perder detalle de las palabras de su compañera. ¿Entonces Anyah ya había vuelto anteriormente del exilio? Él no había tenido conocimiento en ningún momento de cual podía ser el dragón al que había engañado, así que lo mejor que podía hacer era tratar de averiguarlo. Pero, ¿sería importante aquel detalle en la investigación? Corah afirmaba que debía tenerla como primera sospechosa y eso era algo que el inquisidor no pasaba por alto, la exiliada no dejaba de ser sospechosa del asesinato de su madre, pero le estaba siendo de utilidad la colaboración con ella y su ayuda le parecía más importante que cualquier pista que hasta el momento había obtenido. Así mataba dos pájaros de un tiro, investigaba y mantenía a la exiliada bajo control.

- Sí, eso había pensado. – Dijo tranquilamente – Me imagino que después de todo lo sucedido sus días en el exilio le han pasado factura. Puede ser un peligro que ella esté vagando por la ciudad de nuevo. – Incluso el mismo, que trataba con la morena se había podido percatar de que no tenía la cabeza muy bien amueblada. Mientras Corah hablaba sobre la investigación que estaba llevando acabo, Ezélionn atrajo para si las miradas de las esclavas que la estaban bañando y con un gesto de la mano les ordenó guardar silencio - ¿Había más híbridos o solo el que murió lo era?

Se movió despacio, aprovechándose de que los movimientos de las esclavas también emitían ruido y provocaban que el agua se moviese suavemente con cada caría que le proporcionaban a la dragona para limpiarla, aunque el inquisidor no tardó en percatarse por donde iban ya aquellas “inocentes” manos. Se detuvo controlando su respiración para que la rubia no se percatara de su presencia… Aquello que estaba haciendo podía desatar la furia de la dragona, pero algo en su cabeza le decía que podía ser de lo más divertido. Esperó a que las esclavas volvieran a repasar zonas superiores del cuerpo de la inquisidora y aprovechó para colocar sus manos sobre ambos trozos de tela, haciendo que las esclavas se retirasen despacio con alguna que otra sonrisilla. Sin perder el ritmo de los movimientos fue Ezélionn casi pegado por completo a la espalda de la dragona quien tomó el lugar de limpiarla. Bajando al mismo tiempo las manos por sus costados, para luego rodearla por la cintura y con una de ella repasar con suavidad la zona de las escamas de su compañera.

- ¿Lo hago bien o sigues prefiriendo a las humanas? – Preguntó con voz susurrante y grave cerca del oído de la inquisidora, que al parecer no se había percatado de nada tras sus últimas palabras. Una media sonrisa traviesa se dibujó lentamente en los labios del inquisidor que ya se imaginaba como iba a reaccionar la dragona.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Sáb Oct 01 2016, 15:35

Enarcó pronunciadamente una ceja que él no vio, por estar ella de espaldas a él. Evidentemente, no había nada como el exilio para volverse loca de remate. Pero algo en las palabras del otro inquisidor llamó su atención. Estuvo tentada a darse la vuelta, pero aún no lo hizo-. ¿Vagando? –repitió. Una cosa era tenerla de nuevo en la ciudad, esclava de un aristócrata. Y otra cosa muy distinta es que estuviese vagando. ¿Es que se había escapado?  ¿Y cómo es que Ezélionn lo sabía? ¿Cómo es que no estaban buscándola ya para ponerla de patitas para fuera de la muralla? O para interrogarla con una bonita tortura a ver si cantaba. Qué tentación hablarle a Letyko para que fuese preparándose para una segunda ronda con la dragona-. No me digas que ha decidido abandonar a su amo –agregó con cierta sorna. No sería la primera vez que una esclava de Kariel se largase. Hombres. Si es que no tenían mano dura.

Ajena a la complicidad del otro dragón con las esclavas, quién lo iba a decir con la fama de Ezélionn, se internó en la conversación respecto a su propia investigación-. Sólo él –respondió escueta. Como si le importase, si al final todos iban a acabar muertos.  Aún con la relajación que el agua caliente y el buen hacer de las esclavas, mantenía su carácter. Pero su compañero parecía no recordar eso de “no despiertes al dragón”.

Las menudas figuras humanas fueron reemplazadas por el cuerpo masculino, más ancho y musculoso, que le sacaba poca altura a la reptil. Notó aquel cambio, pero su ceja se disparó, sin decirle nada aún, para ver qué hacía. Sintió el recorrido hasta que una de sus manos bajó para capturar la muñeca que estaba contra su muslo, deteniéndolo. Un estremecimiento la recorrió por osar tocar sus escamas. De todos era sabido el mal carácter de la rubia y aquel inquisidor la estaba picando a conciencia.


Pero su osadía no terminó ahí. Su tentadora pregunta al oído hizo que ladease una sonrisa maliciosa y lo mirase por encima del hombro, sin soltar su muñeca-. ¿Es una oferta para ser mi esclavo? –inquirió, con un sutil deje jocoso en su voz-. Ten cuidado. Si continúas, asume las consecuencias de lo que pueda pasarte –le avisó, con un amenazador ronroneo que daba más gravedad a su tono de voz.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Sáb Oct 01 2016, 18:40

A pesar de lo que estaba haciendo, Ezélionn se guardó para después sus comentarios acerca de la investigación de su compañera. Su sonrisa se acentuó ligeramente cuando sintió la mano de Corah detener el avance de la suya sujetándole por la muñeca. No, no había perdido la razón en ningún momento y si, recordaba muy bien el carácter que guardaba la dragona para aquellos que osaban ir más allá de la formalidad con ella y buscarle las cosquillas. Pero el inquisidor no había podido resistirse a probar suerte con aquella situación. La pregunta provocó que se le escapara una risita divertida - ¿Tú esclavo? En absoluto, solo me ofrecía a echarte una mano, las humanas parecían cansadas – Rodó un momento los ojos en un gesto que trataba de ser inocente pero que no lo fue.

El ronroneo de sus palabras le provocó un agradable hormigueo por todo el cuerpo. De aquella forma pareciera que le estaba ofreciendo un juego en el que si se arriesgaba demasiado iba a probar el verdadero carácter de Corah - ¿Te refieres a si continúo después de que me sueltes la muñeca? – Preguntó interesado, sin separarse de ella, aunque no estaban completamente pegados – Si es por el hecho de haberte tocado las escamas pido disculpas, ha sido sin querer. – Mentía, por supuesto. Aquellas palabras iban cargadas de picardía la cual no se le escaparía a la rubia – La verdad es que admito estar interesado por las consecuencias, podría arriesgarme. – Su mano libre siguió el camino que estaba trazando.

Aún tenía la tela que les había quitado a las humanas y la mano que podía usar de nuevo la usaba ahora para seguir “limpiando” el cuerpo de su compañera. Y aunque estaba interesado en aquel juego, en su cabeza seguían resonando las palabras que la dragona había comentado momentos antes. ¿Anyah había abandonado a su amo? ¿Cuándo lo había hecho? ¿Por qué no se lo había comentado en ningún momento? Si la exiliada había escapado de aquel que la mantenía en Talos esta podía ser una buena razón para que el amo quisiera tomarse venganza de alguna forma contra ella… ¿Y qué mejor forma? Frunció el ceño un instante, más no dejó que aquellos pensamientos le enturbiaran la mente. Al final iba a tener que agradecerle a Corah haberlo puesto sobre una buena pista, se lo compensaría de alguna forma en otro momento… O quizás lo haría antes de lo esperado.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Mar Oct 04 2016, 16:07

Para lo serio que siempre le había parecido el otro dragón, aquella risita le pareció de lo más inusual. “Ahora resulta que soy la más divertida de la coalición”, pensó con ironía la dragona. Enarcó pronunciadamente una ceja al escuchar su réplica, con total descreencia. Casi se podía leer en su expresión un “aaaaajá… claro”. Ironías aparte, no respondió a eso. ¿Para qué?

Elevó sus irises verde jade al techo de las termas con la nueva pregunta-. Tienes dos manos –acotó, como si eso fuese suficiente respuesta. La mentira posterior hizo que rodase los ojos. El dragón estaba pisando terreno pantanoso con ella. Atrasó una mano, buscando uno de los costados ajenos y, cuando lo encontró, tocó sus escamas-. Oh, vaya… ha sido sin querer –replicó jocosa, apartando la mano. Claro que el otro inquisidor decidió jugársela, utilizando la tela con los dedos libres, haciendo como que la limpiaba. Y tenía la osadía de admitir que quería ver las consecuencias.

Así que mientras él estaba un tanto distraído pensando en vete a saber qué, se giró con rapidez draconiana, enfrentándolo y poniendo una mano en el pecho masculino con intención de empujarlo hacia una de las paredes de la piscina. Dominante, por supuesto. Si conseguía ponerlo donde quería, le iba a enseñar quién mandaba. Claro que al hacer aquel movimiento, había soltado aquella muñeca que había apresado antes. Pero para ganar, a veces hay que perder.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Mar Oct 04 2016, 17:48

¿Tocó sus escamas? Aunque se hubiera esperado otro gesto por parte de la inquisidora también le sorprendió que ella moviera una mano hacía atrás para tocar las suyas, situadas en ambos costados. El dragón se tensó un momento por la repentina sensación que le recorrió el cuerpo al sentir las manos de la mujer en aquella zona que para ellos era muy sensible. Sus pensamientos le traicionaron e impidieron que se diera cuenta de lo que tramaba su compañera. La presa sobre su muñeca aflojó pero en el siguiente instante Corah se giró rápidamente y apoyó una mano contra su pecho, usando su fuerza para empujarlo y ponerle contra la pared de la piscina que quedaba a su espalda.

Sintió la piedra contra su cuerpo al chocar contra esta, pero no hubo dolor, simplemente la impresión del golpe y el sentimiento de que le habían ganado por un momento aquella batalla. Aunque ahora tenía las dos manos libres y la posibilidad de luchar, dejó que la rubia se acercara mucho, lo que le ofreció una vista perfecta de sus ojos verdes y otros lugares de fácil accesibilidad si hubiera bajado un poco la mirada - ¿Esto también ha sido sin querer? - Preguntó dibujando una sonrisa pícara.

¿De verdad estaba pensando en retarlo de aquella forma? Bueno, el había empezado al no dejar las manos quietas y en su sitio. Pudo ver por el rabillo del ojo que las esclavas humanas se habían apartado hacía el otro lado de la piscina, pero que no perdían detalle de la escena que estaba sucediendo ante ellas - ¿Estás intentando dejar claro quién manda? - Preguntó divertido teniendo la osadía después de colocar sus fuertes manos en la cintura de la dragona para tratar de apartarla si se creía que iba a ganar aquella “lucha”. Pudo sentir la emoción crecer dentro de sí mismo. Aquello no era un juego cualquiera, tampoco era una pelea cualquiera. Corah era una mujer dominante, una a la que le gustaba dejar claro que podía estar por encima de quien quisiera y dominar cualquier situación. Aquella era una pelea por el control, por sobreponerse al ego del otro. Iba a ser interesante.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Jue Oct 06 2016, 15:27


El empuje de su mano tuvo éxito, con la espalda masculina chocando contra una de las paredes de la piscina de agua caliente. Las plantas de sus pies acariciaron con suavidad el fondo, mientras se deslizaba de forma medida hacia el otro inquisidor. Tenía un aire sensual y peligroso, como una depredadora en territorio de caza. Sus irises verde jade se clavaron en los azules del otro dragón, con una belleza fría y amenazadora. Sus carnosos labios se curvaron sutilmente, en una pequeña sonrisa altiva y mortífera.


La reptil solía hacerse respetar por su carácter. Y porque no tenía reparos en utilizar cualquier cosa para ello, incluso la fuerza bruta-. Evidentemente no –respondió a su pregunta, innecesariamente. Su voz era grave, aunque femenina. En tono, que era un ronroneante susurro, nada tenía que ver con alguien mimoso y sumiso. Era la clara advertencia de un felino que juega con su presa.

Acortó la distancia que los separaba y puso una mano extendida sobre el pecho masculino, manteniéndolo con una dominante presión contra la pared de la piscina-. No lo estoy intentando, lo estoy haciendo –marcó, ladeando aquella maliciosa sonrisa. Enarcó una ceja dorada y bajó la mirada a las manos que apresaban su cintura de avispa con intención de no darle cuartel. Un instante tan sólo, antes de volver a posarla sobre los ojos ajenos. Un brillo peligroso en los orbes femeninos le dio a entender al otro dragón que ella no iba a estar dispuesta a dejarlo estar.

Con rapidez, adelantó un pie, rodeando uno de los tobillos masculinos por detrás y tirando hacia sí para desestabilizarlo. Podía ser incluso entretenido aquel baño, liberando las tensiones del trabajo mientras se medían en un pulso por el dominio. Pues, aunque eran iguales en rango y status, qué mejor que una pelea entre jóvenes dragones para despejar la mente.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Jue Oct 06 2016, 16:45

Los verdes ojos de la inquisidora y sus tentadores labios parecieron ponerse de acuerdo para mostrar la perfecta expresión de una cazadora frente a su presa. Lástima que se creyera que estaba cazándole, pensó el dragón al sentir la mano abierta sobre su pecho haciendo presión para mantenerle en el sitio en el que estaba. Su mirada fue desde la mano que le mantenía contra la pared, pasando por los labios de Corah hasta llegar a sus ojos. Si estaba en aquel “lio” era por su propia decisión, nadie le había obligado a meterse en aquel juego. La emoción que momentos antes no dejaba de crecer dentro de él, estaba a punto de estallar a causa del momento.

- Eso es lo que crees. – Contestó cuando ella afirmó que estaba mandando. Se lo había dejado fácil hasta ahora solo para ver como se lo tomaba, pero era su momento del contrataque, no iba a dejar que se saliera con la suya. El movimiento de su compañera fue rápido y por un momento estuvo seguro de que caería por culpa de aquella ágil maniobra. Pero no lo permitió, pues para rechazar el movimiento sujetó la pierna de la rubia evitando que esta pudiera tirar de él – Mira por dónde. – Murmuró con el rostro cerca de ella cuando se percató de cuál era la pierna que estaba sujetando.

Esta no lo hizo como la anterior, esta vez lo hizo a conciencia sabiendo que cuando su mano acariciara las doradas escamas de Corah ello quizás no reaccionara como la vez anterior. Así que sin pensarlo tocó y deslizó la mano sobre aquella parte de la anatomía de la rubia, notando el cambio de textura entre la suave piel y las escamas. Sin embargo, no se detuvo ahí, aprovechó la cierta confusión que había creado para deslizar la misma mano hacia la parte trasera del muslo, repitiendo el mismo proceso con su otra mano en la pierna libre de ella. Flexionó las rodillas suavemente dejando claras sus intenciones, hacer que perdiera el equilibrio para poder sujetarla con la suficiente fuerza y cambiar las posiciones. Aunque no tuvo muy claro si la rubia le iba a permitir semejante cosa, pero confiaba en que el suelo de la piscina la hiciera perder estabilidad. Ahora estaban más pegados que antes y el inquisidor casi podía afirmar que sus manos se encontraban justo tocando el inicio de los glúteos de la dragona.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Corah el Lun Oct 10 2016, 01:04

Una sonrisa de autosuficiencia asomó a los labios de la inquisidora al escuchar la réplica del otro dragón. Fue entonces cuando ella hizo un movimiento para dejarlo en su lugar. Sin embargo, él tuvo la osadía de agarrar su pierna para evitar parte de su ataque. Le gruñó, frustrada por pararla. Frunció el entrecejo, mirándolo con una promesa silenciosa de hacérselo pagar cuando sus rostros estuvieron más cercanos. Aquello no se iba a quedar así.

Claro que lo mismo pareció pensar el otro inquisidor, quien se arriesgó a acariciar sus escamas de nuevo. La rubia dio un respingo, justo antes de que él le hiciese la jugarreta de que perdiese el equilibrio y se quedase casi sentada sobre él. Pero hizo fuerza para ponerlo más contra la pared con una mano y con la otra buscó una de las muñecas masculinas para retorcérsela y apartarla de su cuerpo-. Vaya, vaya, Ezélionn. ¿Has entrado con un arma en la terma o es que te alegras de verme? –inquirió. Aunque no fue juguetona al decirlo, sino que parecía casi amenazarlo mientras lo continuaba dominando-. Aquí mando yo –declaró, dando con una rodilla en la parte externa desde dentro de otra rodilla del dragón, para desestabilizarlo a él.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 639

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Ezélionn el Dom Oct 16 2016, 01:47

Le agradó la reacción de la rubia, pero no lo hizo tanto la pregunta que le hizo después, aunque se lo tomó con la mayor tranquilidad que pudo – Es que cuando te pones dominante despiertas mis instintos más básicos. – Bromeó el inquisidor con una media sonrisa en la que se podía atisbar la malicia con la que pronunciaba aquellas palabras. Sintió como su mano era retorcida y apartada del cuerpo de la rubia, pero no fue algo que le importara, no iba a dejarla ganar, solo le estaba cediendo terreno para dejarla creer que tenía alguna oportunidad y luego usarla en su contra.

Corah fue más lista de lo que el dragón pudo ver y logró, con un movimiento, hacer que perdiera el equilibrio, pero no se iba a permitir caer solo. Ezélionn se aseguró de que su compañera también se diera un buen chapuzón en el agua caliente de la terma y aprovechó la ocasión para cambiar la posición con la rubia, a la que sujetó de las muñecas y ayudó a salir del agua, para ser el quien esta vez la empujara con la intención de arrinconarla contra la pared, tomando ahora el mismo el control de aquella situación. Los ojos del varón brillaban por la emoción del momento y su respiración era más pronunciada de lo normal. Sonrió, mirándola a los ojos, examinando luego su rostro antes de volver a clavar sus ojos azules en los verdes de ella - ¿Quién decías que mandaba? – Preguntó con tono jocoso – No pareces muy contenta con la situación… ¿Te molesta ser dominada? – Si podía hacer más calor en aquel lugar, era en aquel momento.

Para el inquisidor aquel juego del tira y afloja estaba siendo divertido. ¿Sería lo mismo para Corah? Si no era mutuo desde luego no iba a tener gracia alguna, aunque ya sabía que en cierto modo se estaba ganando el odio de la dragona a la que trataba de mantener sujeta por las muñecas. ¿Qué podía decir el al respecto? Le entusiasmaba el peligro que suponía la inquisidora, le gustaban las dragonas con carácter… Aunque había muy pocas que no lo tuvieran, pero aquella en particular tenía un carácter especial que le gustaba más – Si esto ha sido por tocar tus escamas podías haberlo dicho… Hubiera seguido haciéndolo sin remordimiento alguno.




Gracias por la firma, Trystan

Spoiler:




avatar
Ezélionn
Dragon

Ocupación : Inquisidor
Mensajes : 101

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A quiet bath. [Corah]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.