Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


[FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Aldrik el Mar Sep 20 2016, 00:14

Consiguió llegar al destino después de unos días de trayecto. El pequeño refugio de la revolución, era mucho más inaccesible de lo que Aldrik pudiera haber creído en un inicio, y sin duda, le fue muy difícil encontrar su entrada siguiendo solo unos mapas. Había sido una mala idea, aventurarse allí completamente solo, pero eso era lo que pasaba cuando decidía irse a los sitios a destiempo, en lugar de a la vez como hacía la gente con sentido común.

Los motivos que habían llevado al moreno a aplazar su viaje podían resumirse en una frase: un dragón muy perspicaz, y es que Aldrik comenzaba a tener que hacer malabares con todas sus actividades "extracurriculares" para que Letyko no se oliera nada al respecto. Se sentía orgulloso, (por mal que eso estuviera), acerca de lo bien que estaba consiguiendo llevar su tapadera, pero tampoco podía hacer nada: tristemente comenzaba a darsele bien eso de mentir. Ser terrorista no era algo que fuera a despertar mucha ilusión en el dragón, y en ocasiones, Aldrik casi deseaba haberse dedicado a cosas algo menos temerarias, como el ganchillo o el badminton.

Había conseguido entrar dentro, después de un largo interrogatorio cerca de la entrada, un cúmulo de preguntas que poco más y buscaban desnudarlo allí en medio para ver si era de fiar. ¿Quien eres y a qué te dedicas? Vistas así las preguntas, casi le arrancaban una sonrisa conforme caminaba por el pasillo que daba acceso a la plaza principal de la base.

Su vista se perdió entre el tumulto, sintiéndose repentinamente bajo, en la muchedumbre. Los puentes colgantes se deslizaban de un lado al otro de la sala, conectando galerías, y en lo alto, llegaba a ver a unos y otros, caminando y asomándose desde los huecos en la roca. Para llevar solo cuatro meses, era bastante impresionante todo lo que habían conseguido avanzar. Una parte de si, le decía que Kyrieth o otros como ella, arquitectos, tenían que haber sido mucho que ver en todas aquellas estructuras de distintas plantas...

El moreno se paró de repente, parpadeando, al creer haber visto una cara conocida en el gentío, y sujetó la bolsa que cargaba colgada al hombro con más firmeza, apretando el paso, esquivando a distintas personas que se movían apresuradas. Ni siquiera estaba seguro, de que el hombre moreno que había creído ver fuera en efecto Trystan, pero bastó que una mujer alta se echara a un lado para que lo viera de nuevo.

-
¡Trystan!- Lo llamó, alzando un poco la voz, más de lo que solía acostumbrar, dudando, y esperando que su subconsciente no lo hubiera traicionado, tratando de poner caras conocidas donde no las había. Terminó alzando la mano, tratando de que lo viera, y esperó de verdad que el supuesto Trystan fuera Trystan (porque si no lo era no sabía que demonios iba a hacer). Dioses, que mal le había sentado eso de viajar de polizón en carromatos.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Trystan el Mar Sep 20 2016, 21:12

Hace dos meses aprox.

Afortunadamente, tras ese pequeño altercado al ver a Derek por primera vez después de lo ocurrido en las cloacas, y ese doloroso encontronazo con Megerah como advertencia, había hecho mis pequeños logros en cuanto a autocontrol se refería. Ya no era tan bomba de relojería. Tenía que admitir que hasta ahora nadie había conseguido que guardara tanto rencor que necesitara soltar. Habría sido mucho más comedido de no haberme convertido en un desafiado y haber tenido mis sentimientos -y lo que me provocaban- a raya.

Había visto cómo se habían levantado estructuras de madera por encima de las cabezas, a modo de pasarelas, para agilizar el movimiento de toda esa gente que empezaba a acumularse, conforme se unían a los revolucionarios planes de Thareon. Se habían creado fraguas, para la creación de armamento y utensilios metálicos, aprovechando el calor de la montaña. Se había organizado un grupo de sanadores, disponibles prácticamente en cualquier momento para cualquier rasguño o malestar. Incluso, había una pequeña bóveda natural en la que se había hecho un pequeño huerto artificial como ayuda a ese abastecimiento que recibíamos casi continuamente. En ocasiones, me preguntaba si todo esto no llamaba la atención en exceso, aunque con la nieve, era más difícil llevar un seguimiento de cada movimiento que se hiciera en los alrededores. No obstante, allí estábamos, bastante más organizados que en las cloacas. Todo había que decirlo. Mucha gente que ahora convivía con nosotros, tenía toda su esperanza puesta en esta contienda, queriendo creer con todas sus ganas que sería la definitiva para derrocar a la Reina y así tener la ansiada libertad al caer sus leyes y yugo.

Andaba de camino al arsenal, para revisar un problema que debiera estar resuelto cuando una voz me llamó. No pude reconocerla al principio, hasta que me detuve y giré parcialmente sobre mí mismo y ver a Aldrik saludarme con la mano entre la multitud. ¿Qué estaba haciendo allí? ¿También se había decidido a ayudar? Sonreí, agradado por ver otra nueva cara conocida-. Aldrik... -saludé cuando lo tuve prácticamente a mi altura-. Eres una de las sorpresas de este sitio. No esperaba verte. -por lo que tenía entendido vivía en Talos y se pasaba periódicamente por la base del alcantarillado. No me había parado a pensar en sus ganas por dar un paso más allá hacia un nuevo lugar-. ¿Has venido con alguien más? -miré un poco más allá de su figura, sin reconocer a nadie que pudiera estar esperándolo o siguiéndolo-. Porque si no, ya es un logro que hayas conseguido encontrar esto. -sonreí ampliamente antes de percatarme del petate que llevaba con él-. Ven. -elevé la mano a su hombro-. Te llevaré a los... bueno, la parte de la cueva que tenemos habilitada para los dormitorios. Podrás dejar eso y luego te enseñaré un poco el lugar. -le expliqué conforme empezábamos a andar de forma conjunta-. No quiero que te pierdas antes de tiempo entre tanto túnel. -una pequeña broma para relajarlo un poco. Desde luego, no sería el primero y tampoco tardaría en ver que la red de túneles era bastante más compleja que en las alcantarillas.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Aldrik el Vie Sep 30 2016, 18:20



El alivio que recorrió al heartless nada más vio confirmadas sus dudas acerca de que aquella persona fuera Trystan lo relajaron. Estaba visiblemente contento de haberse encontrado con una cara conocida de buenas a primeras. En su cabeza, se imaginaba dando vueltas por la nueva base como una peonza, y eso no podía acabar bien, terminaría entrando en cualquier sala y quedándose allí con cara de poker, preguntando por gente y consiguiendo nada. La base estaba a reventar. Por suerte, este no tuvo que ser el caso, y una vez Trystan se acercó a donde estaba, le regaló una sonrisa que pretendía ser cordial, o al menos romper algo el hielo. Aldrik no había llegado a hablar mucho con su antiguo lider de la Resistencia, pero puestos a trabajar de nuevo en un mismo proyecto durante los consiguientes meses, nada le impedía comenzar a hacerlo ahora.

-
Pues te vas a reir pero vine solo si. Me colé en un par de caravanas y carros que salían de Talos a pueblos vecinos... algo me gasté también en las que no pude colarme para que me trajeran pero bueno, aquí estoy. Me tiré un buen rato buscando la entrada, pero al final di con varios de los vuestros, o mejor dicho, ellos dieron conmigo.- Se abstuvo de incluirse en los miembros de la revolución todavía, consciente de que apenas acababa de llegar y los presentes no tenían porque fiarse de él aun. Debía hablar con un par de personas antes de volver de nuevo a Talos y la Resistencia; por mucho que quisiera a implicarse y ayudar, no podía quedarse allí de manera permanente, tenía cosas pendientes en la ciudad, cosas que no podía ignorar aunque lo deseara. Le había costado escabullirse semana y media. - Es lo que pasa cuando todo el mundo dice de ir y tu decides ir por tu cuenta más tarde... tenía asuntos personales en ese momento, tuve que dejarlo para ahora, aunque tampoco me fue tan mal ¿no?

El moreno no pudo evitar alzar la vista conforme Trystan reemprendió el camino a alguna parte, y lo siguió, bastante maravillado con el interior del sitio, los túneles debieron de llevar tiempo. Dudaba que todos fueran naturales. - Vine solo si, más que nada para hablar las cosas. Maeve espera poder establecer contacto de alguna manera con la base de aquí hasta si no estamos presentes, y yo puede que tenga una idea. -Le sonrió, diciendose que esperaría un poco antes de empezar a hablar de desafíos, conexiones mentales y tráfico de información.

-
Voy a quedarme cerca de una semana o asi, en el caso de que necesiteis ayuda y necesitemos organizarnos. Llevaré la información de vuelta a la Resistencia y trabajaremos desde alli en lo que se necesite. -Los pasos de ambos se deslizaron por los tuneles, conforme Aldrik fue reconociendo a alguna que otra persona de la Resistencia, y se quedara a su vez interesado en todos aquellos a los que no pudo poner nombre.- Son muchos voluntarios. Muchísimos. ¿Cómo habeis logrado convencer a tantas personas? Son más de las que hemos conseguido alistar a la Resistencia en años...

Y darse cuenta de estas cosas daba ánimos, muchos, porque si bien antes no habían estado listos para dar un golpe de esa magnitud, en aquella ocasión, puede que... - ¿Y como van las cosas por aquí? Oí que Moira está embarazada, me alegra mucho por vosotros.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Trystan el Lun Oct 03 2016, 20:30


Enarqué ambas cejas ante la explicación de Aldrik. Sí sabía que era bastante complicado encontrar la entrada de estas cuevas. Por seguridad, básicamente. No era conveniente que estuviera al alcance de cualquiera si aquella revolución pretendía quedarse en la sombra para pegar con contundencia al reinado establecido en cuanto saliera a la luz. Fui a hacerle el comentario de que me alegraba que pese a su aventura tediosa, hubiera encontrado el lugar, pero, en su lugar, fruncí el ceño en cuanto el muchacho se excluyó del grupo. Quizás lo hiciera por ser nuevo en aquella cueva. Quizás porque no sabía que Maeve estaba al tanto de todo aquello, trabajando a la par con nosotros. O, tal vez, por el mero hecho de que Aldrik ignorase que muchos de los presentes en los túneles, pertenecían a la Resistencia. Finalmente, reí con suavidad por su conclusión. Yo siempre me había considerado de las personas que aplaudían el buen humor y el optimismo pese a tanta adversidad-. El hecho de que estés aquí demuestra que no tienes nada que envidiar a los que tienen la cualidad de orientarse bien. -contesté, con tranquilidad, sintiendo como ese aire de cansancio y tensión que percibía sobre Aldrik, menguaba un tanto-. Lo importante, en realidad, no es el cuándo hayas llegado si no el hecho de que estés aquí. -concluí, por si le quedaba alguna duda o tenía la sensación de que por ser el rezagado ya iba a ser menos que cualquiera de nosotros-. Y quien te diga lo contrario, le dices que hablen conmigo. -añadí con un guiño, protector. A lo mejor, desprenderme de todo lo que hacía cuando era líder, no era tan fácil. Aunque, esa faceta ya la tenía antes de encargarme de la Resistencia.

Lo escuché con atención según íbamos al lugar donde podría dormir, y acomodarse en un principio. No pude evitar levantar una ceja, con aire inquisitivo cuando mencionó a Maeve y el contacto escaso que teníamos con ella-. Me vas a dejar con la intriga, ¿verdad? -pregunté, con cierto reto en el tono, aunque también acompañándolo de cierta diversión-. Cualquier idea es bienvenida... No obstante, Nyssa ya se encarga de visitar las cloacas con cierta frecuencia para informar... -y a saber para qué más. En un principio, la pelirroja se vino a la base de la revolución por mí, a sabiendas que yo ya tenía una relación más que estable con Moira. Era lógico que, poco a poco, redireccionase su vida hacia otros objetivos.

Asentí una sola vez, mientras alcanzábamos esa habitación con varios camastros-. Imagino que hayas hablado con Maeve todo esto. -lo di por sentado, de hecho-. Ten por seguro que ayuda es lo que más falta nos hace. -en muchos sentidos y en muchos puntos a tratar-. Pero no nos agobiemos, acabas de llegar. -sonreí, queriendo decir que retomaríamos el tema en un rato. Le señalé uno de los lechos desocupados-. Puedes dormir ahí, Aldrik. -murmuré, mientras elaboraba mentalmente una respuesta resumida, llevándome la mano a rascarme la nuca-. Tener un ejército de dragones como aliados convence a más gente, por lo visto. -me encogí de hombros-. La Resistencia siempre estuvo ahí... -expliqué, intentando hacerle ver la diferencia, mientras dejaba el petate y volvíamos a salir-. Pero, esto, al ser una fuerza nueva y al contar con el apoyo de los terroristas, promete el cambio de forma contundente. -hice de mis labios una fina línea por un par de segundos-. La gente quiere creer que esto será definitivo. -hasta yo lo pensaba.

Junté mis manos a la espalda, mientras nos movíamos con paso tranquilo por las cuevas. Agaché la mirada, con una sonrisa satisfecha por su interés-. Gracias, Aldrik. -lo primero era lo primero: un agradecimiento por sus buenos deseos-. Van con cierta lentitud, pero seguras. Le pedí a Moira que no forzara mucho y yo... intento ayudar en lo que puedo... mientras lidio conmigo mismo. -juraba que con esto último Aldrik entendería a la perfección a qué me refería. Carraspeé ligeramente antes de girar mi cabeza para mirarlo-. ¿Y tú? ¿Traes alguna novedad más de Talos o de la base?




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Aldrik el Sáb Nov 12 2016, 02:50

-Estoy mejorando en eso de orientarme a los sitios la verdad, estoy entre mapas todos los días con eso de ser explorador. -Mencionó, echando de menos un poco eso de estar sentado en una mesa dedicándose a la cartografía. Dudaba poder hacerlo de nuevo hasta que volviera a Talos. -Me alegro de haber venido yo también Trystan, y me alegra ver que todo va tan bien y que os habéis adaptado rápido al lugar. Se os echa de menos en las alcantarillas, eso si.

Recordó los motivos que le llevaron a ir hasta la nueva base. En primer lugar saber como andaban con los preparativos, y en segundo lugar, preguntar en el caso de que ya hubieran algunas fechas marcadas, o un aproximado. - Tampoco es ningún secreto, más que nada como va todo y si se conocen ya más o menos las fechas. -Le sonrió un poco, consciente de que saber aquello sería importante para muchos, para prepararse mentalmente para lo que se venía. Era cierto que todos deseaban un cambio, pero era innegable que el miedo seguía ahí, y ahora Trystan más que nadie debería entenderlo también. Iba a ser padre, ya no era tan sencillo tirarse al campo de batalla sin ningún tipo de remordimiento. Estaban Moira, y el bebé. En su misma situación estarían muchos otros. Aldrik en su fuero interno sabía que más de uno desertaría antes del ataque, y lo peor es que no podría juzgarlos por ello. Era algo delicado.

Observó la zona de camas, y asintió con la cabeza, agradeciendo el lugar, pero sin intenciones de dejar allí sus cosas todavía. Tenía pocas pertenencias, y rara era la ocasión en la que las dejaba por ahí sin él delante. No era que no confiara en aquellos en la base, pero prefería evitar cualquier cosa que pudiera pasar. Reanudó el camino con Trystan, hacia lo que reconoció como un comedor, una sala común, y tomó asiento en una de las mesas, tomando algo de sopa en un cuenco, pese a que no tuviera particular hambre: gajes de estar desafiado tanto tiempo.

-
Esperemos que todo salga bien. -Mencionó, en referencia a la revolución, y dejó ir una sonrisa leve, en referente a Moira y su embarazo.- ¿Habeis pensado ya en nombres? -Inquirió, forzándose a comer un poco, consciente de que en circunstancias normales debería tener hambre después de día y medio. - En Talos sigue todo estable. Como sé que habreis notado, está volviendo el buen tiempo, y eso nos dificultará un poco las cosas... pero bueno, estoy seguro de que tienes otras cosas en la cabeza ahora mismo. ¿...Cómo lo llevas? -Preguntó, y acto seguido hizo un gesto a su pecho, a donde estaría la cicatriz. No veía necesidad tampoco en ser más explícito.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Trystan el Jue Nov 17 2016, 20:56

Sonreí de medio lado con sus palabras. Me alegré de que se estuviera adaptando a la Resistencia y aprendiera de su rol en ella. Así como yo aprendí a moverme en su momento y, posteriormente, a ser líder… Nah, en realidad, lo de liderar no llegaba a contarlo como cualidad aprendida del todo. Tal vez, por ello, no nos había costado acostumbrarnos a esa nueva vida, como bien apuntó Aldrik. No obstante, me costó un poco creerme que se nos echara de menos, más allá de la gente con la que habíamos tratado alguna vez. La vida en las cuevas era muy distinta a lo que había conocido en toda mi vida. No me costó acostumbrarme al aire más puro y menos denso que el de las alcantarillas. ¿Era tontería decir que esa nimiedad ayudaba a no sentirte tan abotargado?

Según nos movíamos por las cuevas, nos íbamos poniendo al día. Se me antojó una eternidad desde la última vez que lo viera. De hecho, aquel muchacho y yo, pese a que pertenecíamos a la misma organización desorganizada no habíamos llegado a hablar largamente-. No hay nada concreto todavía. Sigue llegando gente, hay varios planes preparatorios en marcha… no es broma si te digo que aún puede ser pronto para saber algo concreto. -me encogí ligeramente de hombros, al responder.

Nos movimos por lo que era la zona donde la gente descansaba. Me sorprendí levemente, pues había dado por sentado que el muchacho dejaría sus pertenencias en el camastro que le indiqué. Sin embargo, no dije nada, respetando su decisión. ¿Quién era yo para obligarlo a nada?
Acabamos en una de las salas que usábamos para tener nuestro momento de descanso y comer algo. Lo sentí tomar el cuenco con desgana y, con lo que había escuchado sobre nuestra naturaleza, me pregunté automáticamente si Aldrik lo hacía ya para forzarse a comer. Por mi parte, en esta ocasión, era porque hacía poco que había comido algo. Por ello, me limité a entrelazar mis dedos encima de la mesa, sentándome frente a él. Sonreí de lado, antes de asentir una vez-. Sí,tenemos un par de opciones… depende de si nace niño o niña. -admití, con un ápice de ilusión en mi gesto. Después de todo, no podía negar que ser padre, aunque fuera por segunda vez, me emocionaba.

Aldrik confirmó los rumores que ya había tenido ocasión de escuchar: aparte de la ausencia de la nieve, había muy poca novedad en la ciudad. No obstante, como era de esperar, fue inevitable que acabara preguntándome cómo lo llevaba. Exhalé largamente, antes de llevarme una mano para revolverme los rizos-. Supongo que bien… Estoy… estoy acostumbrándome a vivirlo todo más intensamente. -enarqué las cejas entonces-. Aunque no llevo nada bien perder el control… -me costaba demasiado esfuerzo ser consciente de que ante reacciones tan intensas como la rabia me volvía demasiado peligroso. Intentaba mirar la parte positiva a dejar de sentir algo así… con el tiempo-. Por suerte, estoy teniendo algo de ayuda con ello. -desde aquella conversación con Thareon, el dragón me había arrastrado a los túneles de entrenamiento para enseñarme. Y me había llevado la desagradable sorpresa de que él sufría una situación un tanto… parecida. Más de una vez, en conversaciones distendidas entre Thareon y yo, había salido a colación la paciencia de nuestras respectivas parejas en referencia a esos problemas de autocontrol que ambos sufríamos.

Y como si mi línea de pensamientos la hubiese llamado, la que era pareja del dragón apareció en el lugar con aire intrigado. Respiré lentamente, aunque no pude evitar tensarme un momento en cuanto descubrí que se acercaba a nuestra mesa. La relación que había tenido con Megerah desde... bueno, desde que me ofreciera una peculiar bienvenida con un golpe de sartén en la cabeza, había sido bastante tirante. Sin embargo, el saber de mis esfuerzos por lo que ella me pidió en aquel momento, parecía haber relajado sus formas-. Hola, Megerah. -pero no lo suficiente como para que me considerase de su reducido grupo de confianza.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Megerah el Jue Nov 17 2016, 21:51

Megerah había salido a estirar las piernas ahora que se sentía lo suficientemente tranquila. El embarazo, ahora en su quinto mes, le daba cada vez más guerra, al entrar ya en su fase final. Apenas dos meses le separaban de aquel momento que cambiaría su vida para siempre. Ya fuera para bien... o para mal. La rubia se guardaba ese miedo más que normal al parto. Un momento, del todo complicado que podía costarle la vida.

No había hablado de ello con nadie. Ni siquiera con Thareon, suponiendo que el dragón podría andar preocupado ya, en el instante que lo pensase. De ahí, nacía el segundo temor que castigaba a Erah cada noche por desear fervientemente superar el parto y poder disfrutar de esa familia que nunca creyó tener. Una con la que no había podido soñar hasta hacía apenas unos meses.

Sin embargo, a pesar de todo ello, había encontrado la distracción de indagar por cada nuevo miembro del lugar, en busca de posibles futuras traiciones. Thareon era muy celoso con aquel plan que intentaba sacar adelante. Y Megerah, obviamente, lo ayudaba como mejor podía, dadas sus limitaciones. El haber pertenecido a la Inquisición y haber sido testigo de incontables interrogatorios, le daba a la rubia una cualidad preciada para tal menester.

En esta ocasión, las razones que la habían llevado a aquel improvisado comedor, fueron varias. No podía negar que ver a Trystan le hizo entrecerrar sutilmente la mirada. Aquel hombre seguía sin ser de su agrado, pese a ser la pareja de Moira y estar entrenando con Thareon ese autocontrol cuya falta casi lo lleva a matar a Derek. Megerah tomó medidas por aquel entonces. Unas medidas un tanto... contundentes. Unas medidas que la llevaron a discutir con Moira al día siguiente.
Podía decirse que la rubia era algo impredecible.

Carraspeó antes de decidir acercarse, asintiendo ante el murmullo de Trystan-. Pelirrojo. -saludó quedamente, antes de tomar asiento tediosamente, justo al lado de Aldrik, a quien aún no conocía-. La morena te está buscando... -añadió, sin apartar la mirada del que había sido líder de la Resistencia-. Por cierto, Trystan. Tengo entendido que han llegado un par de desafiados más... -enunció, omitiendo el escabroso hecho que la rubia aborrecía de que fueran por ella, al ser la primera heartless conocida en superar un desafío-. Creo que sería conveniente organizar algo. Las habilidades que puedan tener, podrían dar un empujoncito a determinadas -y demasiadas- cosas pendientes. -concluyó, elevando ambas cejas. Trystan desvió la mirada al chaval que se mantenía callado pero aparentemente expectante a la conversación. Y Erah siguió finalmente su mirada hasta posarla sobre Aldrik- ... Hola. -murmuró, con un tono que dejó entrever una pregunta tácita. ¿Quién era aquel chico?





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Aldrik el Jue Dic 08 2016, 22:33

El moreno dejó el plato estar durante un tiempo, una vez observó que se había tomado al menos la mitad. No se sintió lleno como tal, tampoco sintió desaparecer el hambre, solo suspiró para si, mirando lo que llevaba y se dijo que sería suficiente, al menos hasta más tarde. Decidió dejar aparcado también el tema rebelión en pos de algo un poco más positivo.

Aldrik no podía ni empezar a imaginar como debía de ser eso de 'ser padre'. Dudaba ir a serlo alguna vez, de todas maneras. Ni se planteaba verse con una mujer, de por si le costaba imaginarse viviendo tranquilamente con un hombre en los tiempos que corrían... La idea de despertarse sin ideas de rebeliones, miedos o preocupaciones que lo llevaran a temer ser vistos en público. -
Debe ser emocionante. -Murmuró, en referencia al bebe.- Yo no creo que fuera capaz o supiera que hacer.

Notó que no mencionó los nombres, imaginando que debían de tener muchas dudas en referencia a estos sin siquiera sabrer si era niño o niña. Formaba parte de toda la emoción de ser padre.

El moreno jugó distraídamente con la cuchara de su sopa, y alzó la vista a Trystan, dibujándosele una sonrisa suave en los labios, porque se hacía a una idea de lo que debía de estar pasando el otro.-
Al inicio era lo mismo para mi, eso de vivir todo más intensamente, pero se me fue yendo. -Analizó la situación.- Casi diría que después es al revés... dejas de sentir tanto, o eso creo. ¿Tienes hambre aun? -Preguntó, curioso en el caso de que Trystan hubiera experimentado esa falta de apetito alguna vez. Aldrik no sabía exactamente como funcionaban los desafíos, ni siquiera estaba seguro de que todas las personas desafiadas desarrollaran los mismos efectos secundarios... pero era eso lo que lo empujaba a preguntar al contrario. Quería respuestas de alguien en su misma situación. - ¿Te ha pasado ya lo del control de calor?

Habría seguido preguntando a Trystan de no ser por el hecho de que vio a una chica acercarse a ellos. Supuso que sería alguna conocida de él, asi que tampoco lo cuestionó demasiado, dejando morir la conversación. Tampoco quería ir anunciando a cualquiera que se encontraba desafiado, había una especie de acuerdo social que no entendía, y que llevaba a que medio Talos los mirara con lástima cada vez que revelaban estar desafiados. Curiosamente, la reacción había bajado desde que el reto superado de Megerah se hizo público...

Fue a llevarse una cucharada de sopa a la boca, y casi se atragantó, una vez la rubia se presentó por el nombre. Reprimió las ganas de toser, mirándola, con un punto de sorpresa e incredulidad que luego evolucionó a admiración y... bueno, cierto respeto. -
¿Cómo? -Murmuró, analizando todo.- ¿Megerah? ¿La redimida? -Se dio cuenta de que le había hecho una pregunta, y al final reaccionó.- Soy Aldrik. -Le dijo, y miró a Trystan, antes de mirarla a ella de nuevo.- Estoy desafiado. Casi tres años.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Trystan el Vie Dic 09 2016, 14:32

Sonreí ampliamente, con la emoción aún reflejada en esos azules que se apagarían con los años-. Lo es, sin duda. -claro que era emocionante. Pese a lo que ocurrió con los hijos que tuve con Rainreth, estaba más que convencido de que no ocurriría lo mismo esta vez. Las circunstancias distaban mucho de ser las mismas, pese a que seguía viendo ciertas similitudes en el comportamiento de Moira y la dragona. No sólo el lugar era diferente a las alcantarillas, también había alcanzado el anonimato que me salvaría de muchas dianas. Sin contar de lo que era capaz ahora como heartless. Terminé riendo con suavidad por ese murmullo añadido-. Lo mejor es no pensar en ello. Si lo hiciera con la misma rapidez que tú… créeme, ahora estaría desquiciado. -comenté, dejando en evidencia que yo tampoco tenía muy claro lo que hacer como padre, llegado el momento.

Fue inevitable que la conversación derivara en el tema que atañía a ambos. Escuché, ahora con gesto más tenso y serio, las palabras de Aldrik. Llegué incluso a tragar saliva, con ese regusto amargo que llevaba la certeza de saber que pasaría de un extremo a otro. Mis orbes claros lo miraban cuando preguntó. Asentí suavemente antes de articular-. Aún no he llegado a eso. Apenas llevo medio año como desafiado. -aprendía con una rapidez envidiable, por eso ahora podía contar con más autocontrol. Pero, aún así, a veces sentía que no era suficiente. Fruncí el ceño cuando mencionó el… - ¿Control del calor? -inquirí, dejando en evidencia que no sabía nada del tema. De hecho, eso era algo nuevo para mí.

La conversación se vio interrumpida por la rubia redimida. No podía decir que me estuviera aburriendo con Aldrik, en absoluto. Pero Megerah cohibió sin darse cuenta muchas preguntas que me inquietaban y quería hacerle al muchacho. Mi mirada se desvió a la mujer, al sentarse, dándome cuenta tarde de que, con su embarazo, habría sido un detalle por mi parte prestarle algo de ayuda. Aunque, quién sabe. Tal vez me habría asesinado con esa mirada cristalina e intimidante que tenía. Con esa información que ella me dio estaba más que dispuesto a levantarme e ir en busca de Moira, pero sus siguientes palabras me retuvieron en la silla en la que estaba. Fui a contestar con las ideas que tenía cuando Aldrik mostró esa emoción imprevista. Tal vez fuera la costumbre que yo ya tenía de convivir con ella. O mi experiencia con Megerah. O mi falta de experiencia como heartless. Pero cuando la conocí no fui, ni de lejos, tan emotivo. Sin palabras, asentí cuando el muchacho me miró, confirmándole que era ella. Ambos acabamos mirando a la mujer, expectantes a lo que ella pudiera añadir. Tal vez, entonces, pudiésemos hablar los tres sobre esa reunión que podría organizarse para saber de lo que éramos capaces. Individual y conjuntamente.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Megerah el Lun Dic 12 2016, 19:02

Megerah no se esperaba aquella casualidad cuando el muchacho recién llegado se descubriese como otro desafiado. Y uno con bastante experiencia como tal. La rubia pasó saliva suavemente, sin que apenas se notara. No estaba del todo incómoda, pero no dejaba de admitir que esos tres años que Aldrik había mencionado era algo que no se podía tomar ya a la ligera. Después de todo, Megerah no había llegado al año como desafiada. Miró al pelirrojo con una expresión demasiado significativa, acompañada de una sonrisa que escondía una amenaza velada. Por no avisarla. Por no hacer de mediador o, siquiera contestar a su propuesta. Vamos que si, de repente, una sartén llegaba a las manos de Megerah y el pelirrojo recibía un golpe, era todo pura casualidad. No dilató más el tiempo a esperar para una conversación con el recién llegado, volviéndose hacia él-. Vaya... Un placer, Aldrik. -enunció entonces, con una sonrisa algo forzada. La rubia hacía sus esfuerzos por ser simpática, ahora que suponía una esperanza que mucha gente buscaba. Algo que ella no había elegido pero que vino intrínseco al acabar con la vida de Moloch. No obstante, Aldrik era de los pocos que llevaba en su haber tanto tiempo a merced de un desafío. La rubia frunció el ceño, con algo de curiosidad-. ¿Está de más preguntarte... -miró a Trystan un segundo antes de volver a la admiradora mirada del chico- cómo lo llevas? -Erah, por un momento, no supo si era la mejor pregunta a formular. Supuso que, tal vez, podía permitirse el margen de error, al ser la redimida; naturaleza por la que todo el mundo parecía conocerla.

Es más, por ser quién era, osó llevar la implicación de Aldrik más lejos, aunque acabara de llegar a las cuevas. Por un segundo, no fue desconfiada con él, como solía serlo con cada persona nueva en el lugar. A lo mejor, fuera por esa reacción de respeto y emoción que vio en el muchacho-. Hmm, creo que voy a aprovechar la ocasión para saber tu opinión, ya que estamos aquí los tres. -murmuró con afabilidad, cada vez más sincera, aunque, de nuevo, le echase una miradita fulminante al pelirrojo-. Sé que... -desvió un segundo sus azules a ese petate que descansaba cerca de Aldrik antes de volver a mirarlo una vez más- acabas de llegar, pero, dime, ¿crees que sería conveniente lo que acabo de comentarle a Trystan? -señaló al pelirrojo, como si hicieran falta más señas para saber a quién se refería- Ya sabes, una especie de reunión con  todos los desafiados. -concluyó omitiendo que muchos habían llegado allí por buscarla a ella. ¿Por qué no contar con otra opinión? Y además, esta sería de lo más auténtica, al no saber aún todo lo que bullía en aquellas cuevas. Erah no se contaba entre las mujeres que gustasen de tener reparos si la situación realmente ameritaba cierta premura.

Un pequeño pinchazo en el bajo vientre le hizo apretar los labios, antes de recolocarse un poco-. No tiene... -mantuvo el gesto hasta que el dolor pareció remitir. Llevaba unas semanas en las que el embarazo le hacía más difícil el moverse con total libertad y sin dolor alguno- por qué ser inmediato. Es algo que se puede organizar con unos sdías de por medio. -aseguró, pues no había contemplado la posibilidad de que a aquel muchacho le costase tanto como a ella hacer amigos. O encontrarse mínimamente cómodo-. Pero de hacerlo, no deberíamos demorarlo mucho. -por razones obvias-. Sería interesante ver de lo que podéis ser capaces... -culminó con una sonrisa ligeramente ladeada. Tuvo a bien no incluirse, pues ciertamente ya no era heartless. Además, no mencionó lo beneficioso que podía ser para todos, ver a más gente en una situación tan precaria como era la de todos ellos. Algo que sí tenían en común.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Aldrik el Vie Dic 16 2016, 16:32

Le hizo gracia la mención de Trystan al tema "padre", sin creerse en absoluto el desafiado que no fuera a ser uno bueno, por lo que había podido ver en todo el tiempo que conocía al pelirrojo, por mucho que no tuvieran mucho contacto. Al moreno le alegraba la idea de ver niños correteando por ahí, con todo el ambiente tenso y formal que llevaba rodeando a la Resistencia desde hace meses, un cambio de aires como ese sin duda haría algún bien.

Aldrik no esperó que el contrario no supiera de la termoquinesis aun, y se mordió la cara interna de la mejilla, pensando en como podía explicarselo sin alarmarle. Al final optó por llevar una mano a su cuenco de sopa, y absorbió el calor de este, dejándola muy fría, hasta el punto de que se formó una muy fina capa de escarcha sobre la superficie. Notó su propia temperatura corporal aumentar notoriamente, y le hizo un gesto a Trys para que viera el cuenco, a esperanzas de que entendiera un poco como iba el tema.-
Es... control de temperatura, absorber calor, pasar calor... no puedo generarlo, pero es transferible de un lugar a otro. -Devolvió la temperatura a la sopa, una vez el otro lo vió, y le recorrió un escalofrío la espalda por el frío repentino, hasta que se aclimató de nuevo al nivel de calor.

-
Supongo que empezarás a desarrollarlo en algún momento. Para mi fue al año y medio, pero no era apenas nada, ha empezado a notarse más ahora.- Se dijo que podrían indagar más en aquello en otra ocasión, especialmente con la llegada de Megerah, y pese a que la rubia optó por disfrazarlo, a Aldrik no se le escapó ese leve matiz que se despertó en la redimida cuando le dijo que llevaba tres años. Se dijo que tal vez debiera haber ocultado esa información, más aun siendo que la mayoría de desafiados que había conocido hasta la fecha llevaban menos tiempo que él. Todos menos uno. Aquel pobre que se cruzó en una ocasión llevaba casi 5 años... - Bien. Lo llevo bien. -Se pasó una mano por el pelo sin saber que se esperaba de él. Siendo completamente sincero, el moreno llevaba una buena temporada sin pensar demasiado en el reto, y dejándose llevar por las situaciones. - Es un reto abstracto. El dragón quiere que le cambie su opinión respecto a los humanos... -Se encoge de hombros suave.- No importa.

No le gustaba pensar en el tema, siendo que se ponía nervioso al hacerlo, y la pregunta de Megerah se le presentó como un modo de escapar de la situación, asintiendo nada más lo sugirió. -Estaría genial. -Comentó, en respuesta a la reunión, y dedicó una mirada a Trystan antes de llevarla a Megerah. No sabía cuantos desafiados habían en la base, pero tenía la esperanza de que por lo menos alguno llevara más tiempo que él... ¿de verdad llevaba tanto tiempo con eso? No había muerto aun asi que, era un comienzo.

-
Creo que se más o menos las habilidades que van ganándose, al menos hasta los tres años. Alguna vez he comparado con otros heartless, pero tampoco puedo asegurar que sea el mismo trayecto para todo el mundo.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Trystan el Dom Dic 18 2016, 15:41

Ni jodida idea.
¿Controlar la temperatura? ¿Era eso posible? Tal vez para los desafiados. No era que yo tuviese mucha información con respecto a las habilidades que se podían desarrollar. O, igual, es que yo ya temía desarrollarlas directamente. Volverme un peligro sin control aparente había sido suficiente por una vez, aunque gracias a Thareon, aprendía con bastante soltura a controlarme.
Observé cómo Aldrik jugaba con el calor de la sopa, entonces, quitándoselo y devolviéndose como quien introduce la cuchara para llevarse parte de ella a la boca poco después. No me di cuenta, pero mi mandíbula inferior cayó, maravillado por lo que había hecho. No sé por qué, pues yo ya había tenido cierta experiencia con habilidades totalmente anormales al poder manipular parcialmente el aire. Realmente, quise preguntarle más acerca de ello pero la rubia hizo acto de presencia. Decidí que lo buscaría de nuevo más tarde, para seguir hablando sobre esa capacidad de controlar el calor.

Atendí la conversación ajena, sonriendo con algo de complacencia a las miradas asesinas de Megerah. Sigo cayéndole de pena. Por lo menos, estaba siendo más... diplomática  últimamente. Algo a agradecerle, sin lugar a dudas. No obstante, no se me había escapado ese cambio forzado de la mujer, con tanta gente llegando a las cuevas para buscarla.
Se notaba a la legua que Megerah no tenía grandes dotes sociales, al menos, que mostrase con naturalidad.

La revelación del desafío de Aldrik, me recordó que el mío no estaba muy lejos de parecerse. Ambos teníamos la complicada misión de hacer cambiar de parecer a un dragón. Y con lo tercos que presumían ser, la dificultad estaba servida. Si a él, ya con tres años de desafío a sus espaldas, no se le veía convencido de que pudiera superarlo... No quería ser mal agorero pero... yo, ¿qué esperanza podía tener? No era que hubiese tenido una flor en el trasero toda mi vida, precisamente.

No obstante, el que nuestras opiniones coincidieran ante la sugerencia de la rubia, fue extrañamente balsámico. Sin saberlo, también pensaba que sería del todo beneficioso conocer a más de los...nuestros, y ver de lo que podíamos ser capaces. Con esto, carraspeé, como sutil interrupción-. Bueno, creo que iré a buscar a la morena. -anuncié, incorporándome-. Megerah, cuenta conmigo para organizar ese encuentro. Podría ser antes de que acabara la semana. Te buscaré luego. -le dije a la rubia, con una mirada fugaz y aparentemente desinteresada. Con un simple asentimiento ella contestó por lo que pude desviar mis azules al muchacho-. Aldrik, de nuevo, es un gusto verte por aquí. -quizás él no supiera cuánto realmente pero, ver a alguien conocido entre el gentío congregado en el lugar, era como dar un paso más a sentirme más cerca de lo que yo consideraba un hogar-. Si necesitas cualquier cosa antes de esa reunión, no dudes en buscarme.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1295

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Megerah el Lun Dic 19 2016, 18:46

Así como la rubia frunció el ceño cuando Aldrik contó su desafío, sonrió al saber que su sugerencia parecía tener buena acogida. Sin duda, ella era la primera a la que le gustaba la idea de tener la oportunidad de saber qué podía hacer cada desafiado que se había presentado en las cuevas, buscándola a ella. Suponía también que, al ser ella, ese encuentro organizado sería bien acogido y daría cierta seguridad a todos aquellos que vivían una situación tan precaria: tenían el tiempo más que en contra. En especial, Aldrik, por llevar ya tanto tiempo. Una sana y fuerte curiosidad se despertó en el interior de la rubia hacia ese muchacho.

Pero, así como Erah interrumpió momentos antes a los dos chicos, fue Trystan esta vez quien se dispuso a irse. Después de todo, Megerah le había dicho que Moira lo estaba buscando. Asintió por sus palabras, antes de añadir:- Está bien. Hablaremos más tarde. -murmuró para despedir a Trystan, antes de que le dedicara unas ultimas palabras al otro desafiado.

Cuando el pelirrojo se marchó, un silencio contundente se estableció entre ambos. Dejaron en evidencia esa faceta introvertida de cada uno, viéndose privados, momentáneamente de cualquier hilo del cual engancharse a una conversación. Erah suspiró, volviendo sus orbes azulados al muchacho que descansaba a su lado, con una sopa que empezaba a quedarse presumiblemente fría-. No sé si te lo estés preguntando... pero, cuando nos juntemos todos... no tendrás que contar nada que no quieras... -comenzó. Hablaba de forma genérica. ¿Era aquello un intento por tranquilizar al chico? ¿Qué inquietud podía tener después de tres años de desafío? A la rubia se le hacía tedioso imaginarse en esa situación. Era cierto que ella no había cumplido ni el año como heartless, por lo que, ¿tres? le parecía una verdadera eternidad a merced de una deshumanización extraña que no dejaba de ser mágica-. Tal vez, como grupo, podáis dar un buen empujón a ciertos puntos de esta rebelión que aún falta por concretar, para seguir adelante con ello según lo esperado...  -explicó, como objetivo. La redimida estaba convencida de que trabajar en equipo sabiendo las limitaciones individuales y como grupo, era crucial-. Cualquier información a tus nuevas habilidades es interesante... pero no es necesario que compartas otras experiencias si no es tu deseo. -aclaró, siendo un poco más precisa. Era importante que, aquellos considerados como malditos, y socialmente tratados como parias,se sintieran... útiles. Megerah sugería y actuaba basándose en sus experiencias propias. No era que ella no se hubiese sentido así con todas esas incursiones realizadas cuando formaba parte de la Inquisición. Pero había sufrido en carnes esas miradas significativas de compañeros o transeúntes que por ser lo que era, optaban por menospreciarla, directamente.
Singularmente, no quería que gente que también había pasado por lo mismo, se sintiera igual, si estaba en su mano evitarlo.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Aldrik el Lun Dic 19 2016, 19:16

El moreno despidió a Trystan, y una sonrisa suave se dibujó en sus labios, al darse cuenta de que había echado en falta esas caras conocidas por la base original de la Resistencia. Pese a que no se lo dijo, esperó que el pelirrojo llevara el reto algo mejor de lo que lo llevaba él, y sintió de alguna manera una necesidad por contar lo que sabía, tanto a él como a otros como ellos que hubieran en la base nueva. Era una verdadera lástima que se hubiera visto envuelto en una situación como esa, estando en una relación con Moira y a punto de convertirse en padre. Era una situación trágica y estaba seguro de que aunque Trystan no dijera nada debía de tenerlo muy presente.

10 años. Por lo que había oído hasta el momento, los heartless rara vez pasaban de 10 años... pero nadie quería siquiera llevar 5. Le recorría más de un escalofrío solo de pensarlo.

El silencio se instaló en la mesa sin que Aldrik se diera cuenta siquiera, jugando con la cuchara en la sopa sin tener intención de tomarse lo que quedaba. Podría decirse que quedó ausente, sopesando por enésima vez todo el desafío que tenía encima, y terminó por dejarlo estar, interrumpido por las palabras de la rubia.

La vista del moreno se giró hacia esta, curioso, sin esperar ese tipo de comentario, y le costó exactamente responder. Casi parecía que en los tiempos que corrían todo el mundo le exigía respuestas de todo. Se había acostumbrado a vivir pasando de interrogatorio a interrogatorio, pregunta tras pregunta, y ver que por una vez no le exigían una respuesta inmediata lo calmó. Las cosas habían ido cuesta abajo desde la vuelta de la expedición. Dayron no se encontraba ya en Talos, y el moreno apenas había tenido oportunidad de hablar con Kyrieth. Dioses, echaba de menos a esa chica.


-Gracias. -Mencionó, mirando a la redimida directamente, y le regaló una sonrisa antes de pasarse una mano por el pelo. Le impartía cierta confianza y no sabía ni porqué. - Podemos esperar a después de tu parto para reunirnos. -Sugirió, consciente de que debía de ser difícil para ella en aquel momento. -Hasta entonces podemos correr la voz, ver cuantos somos, o cuantos están dispuesto a confesar que lo son.

Eso era una cosa que había aprendido Aldrik y que conocía de primera mano. No era raro que los suyos se escondieran de otros, fingiendo ser el humano normal promedio. Él mismo lo había hecho durante un tiempo largo... luego lo asumió y pasó a darle igual. -
Tengo muchas preguntas que hacerte. -Confesó, sin haber creído que tendría la oportunidad de hablar con ella como lo estaba haciendo ahora, pero antes de seguir se corrigió.- No quiere decir que tengas que responderlas, claro, pero... bueno, me ayudaría mucho, ya sabes.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 431

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Megerah el Lun Dic 19 2016, 22:31

Por la línea de pensamiento que siguió Aldrik, pareciera que Megerah pudo leerlo con total claridad antes de comenzar a hablar. Una casualidad como otra cualquiera. Una de tantas que habían rondado a la rubia durante sus últimos años. Tampoco supo el bálsamo que supuso para el chico que ella no le pidiera explicaciones o que, le previniera que no eran necesarias. Siempre había gente que preguntaba más de la cuenta, con la consiguiente incomodidad para el que era objetivo de tanta pregunta.

Su agradecimiento, no obstante, la hizo marcar una sonrisa en su semblante, como sutil modo de quitarle importancia, además de corresponder la de Aldrik. Ya fuera por el embarazo o por lo responsable que se sentía ahora de todos aquellos heartless que venían pidiendo ayuda, asilo o mera tranquilidad; Megerah velaba por los intereses de un grupo que siempre había sido menospreciado socialmente. La mayoría ignoraban sus capacidades. Y quienes las tenían presentes, no llegaban a usarlas de una manera provechosa. Ya era hora de que alguien se encargara de unirles y ver de lo que eran capaces.

No obstante, la sugerencia disipó la tranquilidad y la sonrisa del rostro de la rubia. Carraspeó de repente-. No quiero tentar a mi suerte, Aldrik. No hay... nada seguro. Y, por vosotros, no quiero atrasarlo tanto... Aún queda un mes largo. -se vio hasta extraña pensando en desconocidos más que en sí misma. Pero, ¿quién le garantizaba a Erah que fuese a salir airosa de un parto tan complicado como el que le esperaba? No, no podía dejar algo tan importante como aquella reunión sin atar antes-. Prefiero que os conozcáis, al menos, antes de que yo tenga que... ausentarme. -no perdía la esperanza de que sólo fuesen unos días. De hecho, se aferró a ella para que sus labios mostrasen una sonrisa más suave, alejando cualquier temor que había llegado con esa tensión que la redimida no pudo evitar-. Aquí procuramos no tener secretos, muchacho. Todo desafiado ha de dejar claro que lo es. -Megerah procuraba que así fuera. de hecho, tal vez, se aprovechara de su condición de redimida para convencer a los más reacios. Thareon era realmente receloso de cualquiera que no quisiera colaborar dando una información que a la rubia, por lo menos, le parecía básica. No obstante, ella siempre garantizaba una igualdad de condiciones o incluso protección por su parte. No por nada, Erah ya tenía cierto renombre en el lugar. No sólo como la única redimida que había-. Comprenderás que es importante saberlo... -enarcó las cejas mientras lo miraba-. Considéralo una pequeña base sobre la que poder trabajar... Que quieras afianzarla más o menos, ya depende de ti. -le explicó con suavidad, recordándole indirectamente lo que le había dicho. No era necesario contar de más.

La rubia se estiró parcialmente, con aquella pequeña confesión del resistente. No era el primero que se lo decía y tampoco sería el último. Erah ya se había acostumbrado a ello. Había conseguido dejar el tono seco y prestarse tranquila y afable a responder esas posibles preguntas... cuyas respuestas podían escapar al conocimiento de la rubia-. Bueno, me pillas con algo de tiempo. -sonrió con aquel murmullo, desviando fugazmente su mirada azulada a esa sopa que se le antojaba fría ya. Entrecerró su mirada antes de regeresarla a su imprevisto acompañante-. A menos... que prefieras esperar a la reunión... -añadió, sin saber muy bien cuánta prisa le corría a Aldrik, o si prefería hacérselas en privado.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [FB] Small talk: Would you mind handing me the salt? [Priv. Trystan & Megerah]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.