Novedades

- (15/01) Ya están disponibles novedades de Enero, ¡no te las pierdas!

- (15/01) Ya podéis pedir los dracs del mes de Enero.

- (15/01) Nuevas normas de la Resistencia.

- (15/01) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/01) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/01) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
60/60

Afiliados Normales


Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Lilah el Jue 25 Ago - 16:54

Habían pasado dos semanas desde el incidente que tuvieron en el bosque. Lilah no había podido dejar de darle vueltas al hecho de que aquel humano, también conocido como Nutshell, había volado de la escena del crimen sin dejar rastro. La inquisidora había estado segura de que este no tenía ningún tipo de implicación en el contrabando de piezas de dragón, pero después de ver la manera en la que había huido, y el como habían levantado fuego contra ella, su inocencia le hacía dudar.

No sabía porqué, pero no quería pensar que aquel idiota era culpable de las atrocidades de la cabaña. No le pegaban, o eso decía Lilah. No se imaginaba a alguien de estilo tan... ¿campestre? troceando dragones mientras ligoteaba con chicas y contaba chistes muy malos.

Estaba frustrada por el informe que habían tenido que dar. Habían ejecutado al atacante si, pero no había podido interrogar a Nuez, y este había desaparecido para esconderse por ahí donde fuera que viviera...

Tenía una pequeña reunión con Akhash precisamente para discutir aquel día. Él tampoco había quedado muy contento con el resultado, y en su defensa, le entendía. El hombre al que ambos capturaron no duró ni dos minutos de tortura antes de escupir todo, y eso, para un torturador, debía de ser una mierda. Cero diversión.

Lilah había pedido aquel medio día que dispusieran la mesa para dos, había procurado que todo estuviera en orden, y se había colocado un vestido verde, que si bien no era tan llamativo como los que solía llevar, realzaban su figura y resaltaban el verde moteado que se encontraba en sus ojos azules. Como favor, le había pedido a Odette que se despertara media hora antes de lo que solía, siendo que debía preparar más comida de lo habitual, y que se arreglara más de lo normal, siendo que iban a tener un invitado. Había pasado ya un tiempo desde que la chica llegara a casa, y Lilah estaba bastante contenta con ella, lo suficiente como para comenzar a relajarse en su presencia y hacerle espontaneos regalos eventuales. -
Hola Odette. -Sonrió de manera muy leve, sin romper su apariencia inquebrantable, casi como si estuviera ya actuando, o estuviera preparándose para la visita. - Siento haber roto tu rutina esta mañana, pero es bastante importante, cosas de trabajo.





Set me free:

avatar
Lilah
Dragon

Ocupación : Inquisidora/Ejecutora
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Odette el Sáb 27 Ago - 2:58

Aquel día parecía que debía ser especial pues la noche anterior Lilah recordó decirle a Odette que tenía que levantarse antes para comenzar con los preparativos para el invitado que tendrían, no tenía ni idea de lo que le esperaba pero como siempre Odette se levantó con los ánimos de siempre, la realidad era que jamás levantaba a la hora acordada sino mucho antes, Odette amanecía cuando el sol brillaba a través de las ventanas aunque debía confesar que los dos primeros días al llegar a aquella casa se quedó dormida profundamente y que su compañera de faenas tuvo casi que tirarla de la cama. A excepción de esos dos días, Odette aprovechaba las frías mañanas para desayunar antes que nadie y pasear por los jardines hasta que tuviera que ocuparse de sus tareas.

La única diferencia en ese día era que desayunaría y comenzaría a preparar el comedor. Lianne hasta ahora parecía haberse ocupado siempre de hacer la comida pero aquel día incluso su compañera prefería que fuera Odette, su cocina parecía completamente a la de cualquier otro, estaba llena de color, experimentaba con el sabor y las texturas hasta conseguir perfectas maravillas, Odette era creativa incluso en la comida que realizaba para ella misma, no le gustaba cocinar, pero le encantaba comer, así que cocinar era algo esencial en su vida.

—¡Hola! Buenos días. –Dijo Odette al ver a Lilah frente a ella, sonrió abiertamente e hizo una pequeña reverencia aunque estaba demasiado cargada con los manteles y la decoración que parecía haberse empeñado en realizar. Lilah estaba francamente preciosa, en cambio Odette aun apenas había podido prepararse, tenía que cocinar así que no se colocaría el vestido escogido hasta haber terminado, ahora solo llevaba un suave y ligero vestido de un tono entre blanco y rosado y el pelo recogido en un no muy elaborado moño.

Lianne se encargaría de prepararle a la rubia todos los ingredientes, limpiar, lavar y cortar, mientras que Odette colocaba el mejor mantel que había encontrado.

—No se preocupe, no me ha costado levantarme la verdad...— Dejó el mantel sobre la mesa y se giró — soy yo la que debe disculparse por estas pintas, tengo el vestido que me pondré en mi cuarto, lo haré antes de que llegue el invitado, pero si me lo ponía ahora no podría cocinar...ni preparar nada, porque es pomposo....y ... ¡me encanta! Pero no puedo cocinar con él.

Extendió el mantel sobre la mesa y comenzó a colocar, tanto lo útil como la simple parafernalia innecesaria pero decorativa a fin de cuentas, cogió las flores preparadas en un jarrón y lo dispuso en el centro.

—No me dijo lo que quería que preparásemos y al tener un invitado...me he tomado la libertad de hacer un menú completo...pero se lo comento antes de terminar todo por si podemos preparar algo más. De entrante tendrán, Ensalada de Pato con frutas, con una marinada de salsa de soja y una sabrosa salsa de mango. Los platos principales son Gamba roja templada sobre un fondo marino, hinojo y mayonesa de su coral o Pichón a la brasa, picadita cítrica de alcaparras, oliva negra, salsa ahumada de zanahoria y galanga. Parece mucho...pero no..tengo a Lianne cortando, picando, pelando y dejando casi todo listo para cocinar, así que en cuanto me meta en la cocina no debería tardar demasiado...¡Ah! y como postre hay fruta de temporada comprada esta mañana o...pastel de limón, lo hizo Lianne al despertarse, solo falta desmoldarlo.

Odette solo se enorgullecía de dos cosas, su poder con la añadida capacidad de sus conocimientos sobre medicina natural y su innegable poder para describir la comida como si de una obra de arte se tratase, había pasado demasiado hambre y ahora, a pesar de estar después de dos semanas allí, su cuerpo no engordaba demasiado, su desnutrición había hecho mella en su organismo, había desarrollado, había crecido notablemente pues sí, Odette era muy alta, pero era delgada y eso parecía no cambiar. No era problema, su cara seguía siendo redondeada como la luna llena, así que seguía teniendo el aspecto de una niña.






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 123

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Akhash el Mar 13 Sep - 20:26

Cuando me quedaba a solas, la frustración volvía a invadirme. No, no solo era frustración, también una rabia contenida, de la cual no tenía medios para deshacerme de ella. Durante estas dos semanas me había metido de lleno a investigar todo sobre lo que nos había ocurrido, sobre aquellas personas y sobre lo que hacían. Podría decir que incluso estaba rozando la paranoia.

Hasta hace unas lunas había dado por cerrado el caso, ya que todos los que tenía se había borrado. Cualquier pista, cualquier información...Hasta ese día. Era normal que estuviera demasiado obsesionado con aquello. Habían vuelto a abrirse las puertas y no iba a permitir que quien fuera que estuviera usándonos como carnada, saliera viva de esta.

Debía de reunirme con Lilah. Era necesario, teniendo en cuenta que habíamos sido los únicos que estuvimos en ese lugar. Quizás lo normal hubiese sido hacer la reunión en el castillo, pero a estas alturas, prefería mantener las distancias. Tampoco tenía intenciones de llevarla a mi casa, no era un sitio para visitas. Y ella parecía no disgustarle en absoluto tener invitados. Y tampoco es que me fuera a quedar más tiempo del necesario. Hablar sobre lo que había pasado, saber que movimientos haremos, cuando y cómo. Con eso me veía conforme.

No era una reunión estrictamente formal, así que había descartado el uniforme desde un primer momento. Eso sí, los colores vivos nunca habían sido de mi gusto, por lo tanto el traje que llevaba era completamente negro. Junto con una carpeta donde había reunido todo lo necesario o al menos todo lo que había conseguido.

Todavía me quedaban huecos vacíos que debía rellenar con la información de aquel hombre que desapareció. Si no tenía nada que ver con el lugar, ¿Por qué huir? Había sido rápido. Alguien tan grande no es normal que pueda mover su peso con tanta velocidad. Sacudí mi cabeza intentando apartarme ideas disparatadas de mi cabeza.

Me acerqué a la casa de Lilah, o la que creía que era su casa, si es que me había dado bien las direcciones. Avancé por el terreno y di dos golpes secos en la puerta de la casa. Conocía a Lilah lo suficiente como para tener por mi vida y que no haya hecho una fiesta a a traición.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Lilah el Vie 21 Oct - 3:16

Le alegró ver a Odette nada más se presentó en el comedor. No podía negar que la muchacha despertaba simpatía, y eso para Lilah era algo que agradecía. Un pequeño sol que brillaba dentro de la mansión, y que le hacía el tiempo en ella un poco más agradable.

La dragona admiró los esfuerzos de Odette por arreglarse, como siempre, escuchando con atención a la retahila de platos que conformarían el menú de ese día, y no pudo sino sentir que se le removía ya el estómago, ansioso por probar todo. Aquella chica tenía un don, un don para las palabras, pero en lo que respectaba a cocina, ya si que destacaba entre los demás. La inquisidora sonrió a Odette, aprobando la elección de platos, y se acercó a la mesa, montada para dos. La supervisó, deslizando el dedo por la superficie y advirtiendo que no había una sola mota de polvo. Puede que su invitado fuera alguien más que conocido, pero a Lilah le gustaba tener todo siempre presentable, ordenado ante ojos ajenos por mucho que pudiera no estarlo el resto del tiempo.

-
Puedes comer cuanto desees de lo que sobre, Odette, también Lianna, habéis hecho un trabajo magnífico y me alegra de veras poder contar con las dos. -Observó la hora que era, y despidió a la chica rubia después, acercandose a la mesa y apoyando distraidamente las manos en el respaldo de la silla de madera. Esta era bastante llamativa, con adornos florales esculpidos en su superficie.

Su mente vagó durante un tiempo, llevando una de las manos a su cabello, para asegurar delicadamente alguna orquilla del tocado, y acto seguido esperó, hasta que oyó la puerta. Mandó a un esclavo a recibir a Akhash, dejando que este pasara al salón, y una vez hubo llegado le sonrió, sopesando como llevar a acabo aquel... ¿reencuentro?

-
Quien lo diría, tienes trajes en el armario... mírate, hecho un pincel. -Sonrió, picandole un poco, y lo invitó a sentarse, arreglándose la falda larga cuando lo hizo.- Casi parece que vayamos a discutir el futuro de Talos, o a una boda... nos pasamos con la seriedad. -Menciona, y toma un canapé pequeño de la mesa, mientras esperan a toda la comida. Le dio un bocado, y dejó la parte restante sobre su plato, con delicadeza. Su rostró cambio entonces, más serio, consciente del motivo de aquella pequeña reunión.- ¿Se sabe más acerca de la caza de dragones o el paradero del sospechoso?





Set me free:

avatar
Lilah
Dragon

Ocupación : Inquisidora/Ejecutora
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Odette el Sáb 19 Nov - 15:01

Odette se despidió de Lilah, después de eso tan solo se pasó por la cocina para asegurarse de que todo estaba bien, su compañera estaba bien vestida a pesar de que quien los atendería por elección de Lilah sería sobretodo Odette, no sabía muy bien si era por su físico, la imagen o porque simplemente así lo quería, pero para el vino, las bebidas y un par de entrantes antes de que Odette sirviera el primer plato, se encargaría Lianna.

Lianna entró a la estancia una vez estuvieron ambos sentados y sirvió dos entrantes pequeños para que pudieran esperar al primero, al igual que atendería todo lo que le pidiesen. Mientras tanto Odette se marchó a asearse, debía estar más que limpia y arreglada para aquella reunión, no sabía de cuan importancia era y a persar de que su ama siempre se vestía elegante, aquella vez la notó especialmente arreglada, como si fuera muy importante y serio, por tanto debía hacer algo para solucionar sus pintas. Una vez que había terminado de asearse, se secó y se dispuso a elegir entre sus trajes, cogió el verde y una vez que se estaba colocando la ropa interior recordó que su ama ya llevaba un vestido verde.

"Mierda..." pensó mientras volvía a colgar el vestido y escogía en su lugar el blanco a rayas, era uno de sus preferidos hasta que consiguiese terminar su vestido azul. Intentó ser lo más rápida posible aunque tenía demasiados lazos y cosas que atarse, por suerte agradecía que sus vestidos nunca contaran de corsettes o no se los pusiera, esa cosa era como estar presa dentro del propio cuerpo y ella optaba por la comodidad. Se sentó para colocarse los zapatos y cepilló su pelo para poder peinarlo, no sabía qué peinado hacerse exactamente, solo sabía que para un servicio no podía dejarlo suelto como de costumbre y un semi-recogido también podía ser molesto. Se miró al espejo y suspiró, comenzó a trenzarse el cabello para que estas a modo de recogido alrededor de su cabeza, la coronasen. No sabía si le gustaba demasiado el pelo recogido, pero admitía que era muy cómodo.

Terminó y salió de su habitación para dirigirse a la cocina, no sabía cuánto tiempo había podido pasar, pero esperaba que no demasiado. Habrían tenido tiempo para comer de los entrantes y empezar a beber, cogió un pequeño carrito, colocó la bandeja con el primer plato y entró en el salón, no miró al acompañante de su ama , de hecho al entrar apenas estaba de espaldas a ella. Se acercó a ellos y sonreó amablemente retirando los entrantes, pero cuando lo hizo del lado del dragón que la acompañaba se quedé con la mirada fija, y casi no logró contener un grito ahogado de susto y sorpresa, pero pudo cerrar la boca y mirar de nuevo hacia la mesa.

"Akhash, Akhash, Akhash, su invitado es Akhash". Pudo retirar los platos dejándolos en la parte de abajo del carro, pero notó como le temblaban las manos y no sabía si podría coger el siguiente para servirles, no sabía si sería capaz. Ya era demasiado tarde, él la habría visto aunque ella ya no le volvió a dirigir la mirada después de verlo la primera vez. Intentó coger el plato pero temía que se le callera así que decidió entretenerse en colocar bien los platos recogidos como si fuera de lo más normal hacerlo una y otra vez.

De normal hubiera servido los platos con uno en cada mano, pero esta vez sintió que tenía que cogerlos con ambas manos y servirles uno por uno, se odió a si misma por no poder tapar su cara con su cabello y poco a poco, con las manos temblorosas y con demasiado cuidado sirvió el primer plato, pero cuando hizo aquello anduvo rápido hasta el carro y salió de la estancia tan rápido como pudo, sabía que Lilah la volvería a llamar, pero necesitaba respirar, se apoyó en la puerta tras cerrar y sintió como su corazón latía con demasiada fuerza. Estaba pálida y es que no era para menos, ya no podía seguir con su mentira, pero lo único que se preguntaba era lo que pensaría Akhash ahora de ella.

Dress & Hairstyle:






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 123

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Akhash el Sáb 26 Nov - 20:50

Esperé impaciente tras la puerta, hasta que una figura masculina abrió despacio hasta dejarme un espacio por el que pasar. Me imaginaba que Lilah tendría varios esclavos, cada uno encomendado para una tarea diferente, organizado de manera pulida y fría. Al contrario de mi, que con una persona se bastaba y quizás ni siquiera la podía considerar una esclava. Intentaba dejarle las cosas fáciles y ayudarla en cualquier cosa, siempre escondiéndome en la excusa de que aún debía aprender a estar, que todavía era alguien desentrenado que debía volver al mundo real.

Seguí al esclavo por la casa. Tan grande como me imaginaba que sería. Un lugar donde pudiesen vivir en armonía, Lilah y su ego. Y con toda la parafernalia que se necesita para decorar la casa de una princesita como asumía que sería. Aunque ya me lo había demostrado. Pasé hasta el salón observándola con un traje no precisamente informal. Entrecerré la mirada al igual que dejaba esbozar una media sonrisa.

-
Aunque yo debería preguntar lo contrario, ¿Tienes alguna prenda que no sea...? - La miré de arriba abajo. Más que admirar su figura me preguntaba qué era exactamente lo que estábamos celebrando. Me senté frente a ella, admirando un poco más todo lo que nos rodeaba. No era tan diferente a mi. Todo estaba cuidado, pulcro y parecía ser calculado hasta el último detalle. Sinceramente, me resultaba un alivio al pensar que no tendría que estar nervioso por cada suciedad o desperfecto que me rodease y no pudiese estar atento a lo que venía a hacer aquí. Levanté la carpeta un segundo antes de volver a dejarla junto a mis pies. - Nada. Todo lo que he podido conseguir es obvio o información que ya habíamos averiguado. Las zonas. El porqué lo hacen. Son cosas que ya sabemos o que suponemos porque son obvias. Pero lo más importante, los nombres, cuántos son. Son puntos que podrían cambiarlo todo. - La acompañé mientras me dedicaba a probar uno de los entrantes. Oh, esto era nuevo. Me quedé un poco absorto en el sabor, dudando entre preguntar o callarme. La cocina era uno de mis placeres secretos, así que me limité a cerrar la boca en cuanto a ese tema y seguir con lo nuestro. - Además, tampoco sabemos si solo lo hacen aquí. ¿Qué pasa se una vez muertos esas piezas van a otro sitio? Sé que algunos viajes están controlados, pero siguen escapándose varios de estos.

Había terminado el entrante casi sin darme cuenta y había optado por robar uno de los canapés. Escuché el carrito a mis espaldas. ¿En serio tenía a una persona solo para servir y recoger? Me sorprende. No me fijé en esta hasta que se colocó entre nosotros. Noté como el pecho se me hundía y el estómago se me cerraba de golpe. La boca se me había secado y notaba las pupilas más dilatadas. Y todo esto se intensificó cuando su mirada se cruzó con la mía, quedándose así durante unos segundos en los cuales todos mis pensamientos se arremolinaron sin saber realmente que pensar, o que decir, o si decir algo. Era una estatua. La seguí con la mirada hasta que se escondió tras el carrito. Estaba enfadado. Pero todavía no tenía claro el porqué. Todavía no había un pensamiento fijo que me dijese que era eso lo que tenía que sentir. Volví a mirar a Lilah, intentando mantenerme sereno, bloqueando todo lo que acaba de pasar ahora mismo. Ignorándola.

-
Tienes un servicio muy variopinto - Adelanté a decir una vez Odette se había marchado de la habitación - Me pregunto cuantas personas tienes escondidas en estas paredes. Me incliné un poco hacia adelante. ¿Tantos te hacen falta para cubrir las necesidades de una sola persona? - Alcé una ceja en un tono burlesco. No quería pensar ahora mismo en lo que había pasado. No quería pensar en ella. Mi mente había comenzado a aclararse y lo único que aparecía en esta era una frase: Odette me había mentido.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Lilah el Sáb 26 Nov - 21:42

No, no había una celebración como tal, pero a ojos de Lilah, no hacía falta que hubiera un motivo para tener siempre buena imagen. Algo como eso lo había aprendido en Edén de su querida abuela, quien siempre iba hecha un pincel pese a su rango en el ejército, un poco como su nieta ahora. La dragona se tomaba muy en serio el estatus social, y no esperaba que Akhash lo entendiera, simplemente era así. Cierto es que él y Lilah habían tenido sus roces, sus diferencias y sus peleas, pero tampoco podía negar que a la hora de hacer su trabajo, el dragón era bastante eficiente, más que otros con los que trabajaba, sin duda.

-
He puesto al tanto al ejército de Edén de lo que encontramos en el claro, han duplicado la vigilancia de los puestos de comercio y andan en estado de alerta en el caso de que salga algo a la luz. -Le comentó, sin hacer mucho caso al hecho de que Akhash se encontraba juzgándola en base a su vestido. Era un muy buen vestido. Lilah no iba a ponerse a discutir sobre eso ahora.

-
Ser inquisidores y pasarnos la vida repartiendo golpes y patrullando calles no nos excusa de vestir bien fuera del trabajo. - Mencionó unicamente, con una sonrisa cínica  que desapareció nada más llegaron los entrantes. La dragona se entretuvo, con hambre, sirviendose comida en su plato, y se llevó un pedazo a los labios, sopesando por donde retomar la conversación. - Estoy segura de que sabes como de delicadas se encuentran ahora las cosas... he oído rumores. La Reina no está muy contenta, y tenemos que cerciorarnos de que este asunto se resuelva cuanto antes... podría contarte lo que estuve hablando con Letyko hace unas lunas, pero no creo que sea el momento. -Hace un suave gesto a los sirvientes. - Las cosas son bastante... serias. -Miró al dragón, con cara de circunstancias, y es que tenían que encontrar un momento para hablar, especialmente del asunto "Reina Madre".

Se entretuvo con su plato, terminando el entrante, y sonrió a Odette nada más la vio aparecer. Llevaba ese vestido a lineas que le había visto en más de una ocasión, y lo cierto es que a Lilah le alegraba que le gustara, porque había dudado acerca de cuales regalarle, y ese le sentaba como un guante.

Dejó que Odette dejara los platos, dándole las gracias, pero le confundió un poco la mirada helada que se le quedó a Akhash, y la manera tímida, casi nerviosa, en la que la rubia apartó la vista y se escabulló del salón. El gesto extrañó a la dragona, que se quedó estudiando toda la situación, y depositó toda su atención en el otro inquisidor, preguntándose si es que se conocían, y si es que este le había hecho algún mal a ella. Oh, eso a Lilah no le gustaría nada de nada, le estaba cogiendo cierto cariño a la humana.

Llevó los cubiertos al plato, decidiendo no comentar nada, observadora como siempre, y tal vez hubiera dejado el tema correr de no ser por el comentario algo ácido por parte de Akhash.-
Solo tres. Es una casa grande. Son Odette, Lianna y Rickon. Se reparten las tareas, asi pueden tener tiempo libre también y no estar todo el día con la escoba o los platos. Me parece excesivo poner una casa entera y lo que conlleva a manos de una sola persona, luego nos quejamos de que las cosas no se hace bien. -Mencionó, y se llevó un pedazo de comida a la boca, mirando al inquisidor fíjamente.- ¿Te inquieta algo? -Alzó una ceja, con interés.





Set me free:

avatar
Lilah
Dragon

Ocupación : Inquisidora/Ejecutora
Mensajes : 75

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Odette el Lun 28 Nov - 13:01

Odette se había quedado petrificada, habría preferido que el suelo se abriera y se la tragara, realmente lo habría deseado pues poco le importaba lo que estuvieran comentando los dragones, le daba realmente igual, pues de ser otro tipo de esclava habría puesto la oreja cerca de la puerta a pesar de sus sentimientos...Odette no, ella en aquel momento tan solo podía odiarse una y otra vez.

Akhash la había visto, la había reconocido y lo peor, ahora sabía que le había mentido, ella solo buscaba que Akhash no lo supiera hasta que su vida mejorase, solo esperaba que no la descubriera y que jamás tuviera que mirarla como a una esclava. Pero las mentiras tienen las patas muy cortas y no había podido evitar lo que evidentemente ocurriría tarde o temprano. Ahora él ya lo sabía y no había nada que pudiera solucionar aquella situación.

Se acercó a la cocina buscando el relevo de su compañera, pero esta cogió los platos que Odette llevaba en el carro y se dio cuenta de que ya tenía suficiente trabajo y que Lilah quería que estuviera ella. Se preguntó por qué había hecho todo eso de no contarle la verdad a Akhash...pero, ¿de verdad hubiera preferido ser su esclava? ¿Que la mirara como al resto de humanos y no como la había mirado aquella vez? ¿la habría besado de saberlo?

Todo era demasiado complicado y Odette no sintió que hubiera hecho las cosas bien pero tampoco sabía la manera en las que debía haberlo afrontado. Bebió agua y a pesar de lo que hubieran podido hablar tras su repentina marcha, volvió con el carro dejándolo cerca de la puerta pero ella anduvo hasta quedarse cerca de Lilah para colocarse al lado de su ama y cerca de la mesa de las bebidas para rellenar cada vez que las copas se vaciaran. Bajó la cabeza intentando no volver a encontrarse con la mirada de Akhash, aunque no podía evitar mirarle de vez en cuando de soslayo, estaba tan elegante, tan guapo...y estaba tan lejos de poder permitirse sentir lo que sentía por él. Se mantuvo cerca pero no sonrió, atípico en Odette pues aunque fuera la esclava de Lilah, con ella hablaba de una manera desenvuelta y natural, sonriente y demasiado alegre, Lilah era lo más parecido a una amiga y era realmente extraño que a veces pudiera pensar eso cuando al fin y al cabo sabía que no era lo correcto.

—Lilah, perdona que interrumpa...pero…¿prefieren….que me quede o espere fuera a que me llamen? —No sabía qué debía hacer, por primera vez no sabía que tenía que decir ni cómo actuar y es que por ella solo se habría marchado a su cuarto para...posiblemente solamente para llorar, pues poco podía hacer en aquel momento.






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 123

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lying is normal here [Priv. Odette & Akhash]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.