Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio.

- (15/07) Ya podéis pedir Los Dracs del Mes de Julio.

- (15/05) Nuevas normas de emisión de reportes Aquí.

- (15/05) ¡Anexo de la Hermandad Pirata! ¡Conócela!

(15/04) ¡Consecuencias de trama global!.

- (15/04) ¡Nuevas Celebridades! tras la trama.

- (15/02) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
32/64

Afiliados Normales


Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Ir abajo

Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Dom Ago 21 2016, 19:25

Justo después de este rol, al poco de salir del barco de Reagan...

Después de ese momento distendido con la pirata, en el que habían cambiado tantas cosas entre ellas, Reagan acompañó a Megerah de vuelta a la cubierta principal. Una vez allí, Erah no se olvidó de devolverle el sombrero sin necesidad de que la pelirroja se lo pidiera. Se despidieron con un cálido "hasta más ver" y una sonrisa, antes de que Megerah cruzara la pasarela y volviera a estar en tierra firme. Ninguna de las dos sabía cuando podría darse ese próximo encuentro, pero sí podían tener seguro que existiría. Tal vez, Reagan no sabía dónde encontrar a Megerah, pero la rubia sí. Igual tenía la suerte de que cuando volviera a buscarla, no hubiese zarpado de Talos.

Tuvo que andar unos pocos pasos para recuperar el equilibrio por completo, parte del cual había perdido con la inestabilidad del barco. Fueron los pasos justos para llegar hasta su montura, quien esperaba calmada y paciente el regreso de su dueña, cuyas riendas estaban atadas a los pequeños postes específicos para ello. Erah deshizo el nudo pertinente, comenzando a guiar al caballo para salir del puerto. No se subió encima, aprovechando ese pequeño paseo para no tener las piernas en exceso agarrotadas. Pero tampoco se cubrió el rostro, aunque sí hiciera lo propio con la dorada melena.

Sin embargo, quiso la suerte que la rubia tropezara con uno de sus conocidos, cuyo último encuentro fue nefasto para ambos. Erah, en un principio, no se dio cuenta de con quién chocó, pues iba mirando una de las patas del caballo, extrañada por esa ligera cojera que había creído ver en el animal-. Lo lamento. Fue mi culpa, no iba atenta y... -comenzó a disculparse con la intención de no llamar más la atención, quedándose a medio camino en cuanto alzó su mirada y reconoció a aquel hombre- ... Vos... -murmuró, lo suficientemente alto como para que el dragón la escuchara. Tragó saliva, sin admitir que se quedó paralizada y hasta con miedo, por la inminente reacción de Kariel a ese encuentro. Tal vez, fuera demasiado pronto para que él hubiese dejado esa personalidad cortante y le colmara con puros reproches de nuevo.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Kariel el Miér Ago 24 2016, 02:15


El puerto era una zona que frecuentaba desde que el mar había llegado a Talos. La verdad es que nunca había considerado esa línea de trabajo hasta hacía unos meses y ahora ocupaba gran parte de su vida. Por suerte nunca tenía que adentrarse en el mar. Cuando mucho subirse a un barco anclado, y eso podía hacerlo sin problemas.

Estaba camino hacia su casa cuando de pronto chocó con alguien. Abrió la boca para disculparse cuando vio esos ojos claros y angelicales que tanto le habían pegado más de una vez. Sintió el corazón encogerse. No había sonrisas ni nombres para él. Había perdido ese derecho. Levantó la mano y se frenó, con miedo a que ella se tirara hacia atrás. Pero se dijo que no, que tenía que aceptar si ella iba a quitarse y con deliberación acarició la mejilla de la rubia de forma suave y amorosa, con el dorso de la mano-. Megerah… es siempre un alivio verte sana y salva -dijo con una voz completamente suave y dulce. Dejó caer la mano y su cabeza-. No hay palabras para disculparme por cómo me comporté la última vez. Pero si me das la oportunidad lo intentaré. Ya sabes que palabras siempre me han sobrado.

La miró a los ojos buscando la posibilidad de redención entre ellos. Un pequeño hueco por donde meterse. Porque después de todo lo que habían vivido juntos no quería que las cosas terminaran así. Ella había sido su ancla alguna vez, y quizás, él la de ella. Esos momentos estaban aún grabados en su memoria y no se iban a ir tan fácil.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1315

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Sáb Sep 03 2016, 23:22

La rubia mentiría si dijera que no se alegraba de verlo. Una parte, al menos. Kariel significó mucho para ella en un momento difícil en su vida y la última vez, le había afectado seriamente ese cambio en él. Un cambio que parecía haberse retractado de aparecer, dejando al dragón sumido en el mismo carácter tranquilo de antes. Megerah vio cómo la mano masculina buscaba su mejilla con cierto titubeo. De hecho, dio un pequeño respingo en cuanto la tocó. Su propio cuerpo había tenido el reflejo de apartarse, por mucho que ella,, aún sin saber qué hacer, deseara arreglarse con aquel hombre.

Suspiró por ese contacto, agachando sus azules y alzando también la mano que correspondía a la mejilla que él acariciaba, para deslizar sus dedos sobre la piel del dragón. Con suavidad, tomó esa mano varonil y la apartó, sin perder delicadeza. No emitió palabra, pensando que Kariel entendería perfectamente ese recelo velado sin necesidad de que Erah articulase.


Cuando él habló, la mujer decidió volver a alzar la mirada, clavándola significativamente en la del contrario. Quiso mantener el gesto neutro, aunque fervientemente sus ojos cristalinos le estaban dando esa oportunidad que él mismo estaba pidiendo. Se mantuvo quieta, pese a todos esos pensamientos que la instaban a actuar. Unos, le suplicaban salir corriendo, como opción más inteligente, pues no era lugar para pararse a dialogar. Otros, querían abrazar a aquel hombre con fuerza, con el alivio de verlo bien de nuevo. << Hablad. >>, proyectó en la mente del dragón.

Por mucha prisa que tuviera, o lo peligroso que pudiera resultarle quedarse mucho tiempo tan a la vista, necesitaba escuchar lo que Kariel tuviera que decirle.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Kariel el Mar Sep 06 2016, 23:29

Sus labios formaron una línea, cuando ella le apartó la mano. No podía culparla, se había ganado tal tratamiento después de todo. Parpadeó al escucharla en su mente, y estableció una conexión con ella de manera que sólo Megerah podía escucharlo. “Aquella vez en el altar te conté mi historia con Anyah. Por supuesto lo que más pega son los pequeños detalles, que no pueden ser tan fácilmente explicados. Hay mucho más en esa historia… momentos que repaso una y otra vez en mi mente y que me llenan de inquietud. Que ahora dejan de parecer inocentes y toman un color más turbio… que me comen la mente.” Y quizás, más que el dolor, más que todo, la duda que le corroía era lo que más apagaba su corazón.

“Le dije… le dije cosas que casi nadie sabe de mí. Vulnerabilidades y recuerdos que tengo clavados como espinas y a los que ella se mostró comprensiva… que los aceptó con demasiada facilidad a pesar de que los puntos de contacto con su propia historia eran pequeños…” pocas mujeres podían realmente aceptar con esa facilidad que un hombre haya sufrido abusos, o entender los episodios sufridos por reprimir su vorarefilia, pero ella lo había hecho. “En una de sus múltiples salidas, se cruzó con Letyko… su torturador. Huyó, y yo la busqué hasta el desmayo. Casi muero si no me hubiera salvado un cazador. Sólo después de eso apareció. Y yo le rogué patéticamente que no se desapareciera así. Quizás en ese entonces debería haberlo sabido.” TenK le había salvado de las garras de la muerte, puesto que ya sufría hipotermia para cuando lo arrastró hacia la cueva. Los dragones y el frío nunca se llevaron bien.

Tenía un brazo alrededor de su cuerpo, en una pose vulnerable, sumido en muchos recuerdos. “Cuando me contó de su tortura dijo que antes era virgen… lo cual explicaba su aversión a tocar o ser tocada. Por eso cuando se me declaró hice algo que no solía hacer, me distancié de cualquier otro amante por miedo a romperla del todo. Y a pesar de que hubo avances entre nosotros, nunca llegamos a mucho… Ella misma me confesó los métodos de seducción que usaba siendo espía. Y no puedo decirte lo conveniente que suena todo en mi cabeza ahora. En especial al desaparecer el día siguiente a regalarle mi nombre, al exponerme por completo a ella. Al notar cuantas cosas me faltaba saber de ella, que no presioné porque consideraba que siempre habría tiempo.”

Se pasó una mano por su cabello con un suspiro que casi hizo temblar de cuerpo. “Me encontré dudando de todo y odiándome por dudar. En una contradicción constante. Y en una repetición irónica. Porque no sólo ella se había desaparecido una vez antes. Sino que ya me había pasado cuando era un adolescente que mi mejor amiga, terminó en un matrimonio arreglado entre nuestros padres, el cual yo acepté porque la quería, y ella estaba destrozada porque me amaba y temía que todo terminase mal. Así que la noche en que me dijo todo y me regaló su virginidad, se desapareció,  quizás hasta ambas por la ventana.” Como se había desaparecido su madre, como se había desaparecido Erah. Megerah había escuchado ya sobre los problemas que tenía el dragón rojo con el abandono y su rostro casi perdido lo tenía escrito por todos lados.

“Cuando nos encontramos, había estado guardando todo sin poder decirle a nadie. Exploté contigo. Había contenido demasiado y al abrir el caudal todo mi dolor se convirtió en algo negativo. Especialmente enmarcado por mis celos al respecto. Lo lamento mucho, Megerah. Abusé la confianza que tenía contigo en vez de aprovechar que fueras la persona a la cual podía confiarle la verdad. Es sólo por el hecho de que nos importamos el uno al otro que nos pudimos malentendernos y lastimarnos así. No pido que lo olvides, después de todo ese ser cruel y rencoroso es parte de mí también. ¿Pero crees que puedas perdonarme?”

Estiró una mano hacia ella, la misma que antes le hubiera apartado de la cara. Y esperó a la decisión de la rubia.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1315

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Dom Sep 11 2016, 14:20


Externamente, sólo eran dos personas mirándose, sin contar los segundos en los que aquellas dos miradas zarcas e intensas se acariciaban la una a la otra y se entrelazaban casi con desesperación. Ignorando al resto del mundo que pudiera pasar a su lado, viendo a la pareja mirándose fijamente, como si se lo dijeran todo sin articular palabra.
Y, efectivamente, así era. Internamente, Kariel le abría completamente su corazón a la rubia, en esa explicación que ya dejó entrever en el altar del fuego. Un encuentro que ambos querían dejar atrás, al parecer.

Aquella tal Anyah había sabido secretos de Kariel que ni ella había podido oír de esos labios varoniles. Una punzada de envidia la invadió entonces. Sólo un momento. Erah y Kariel habrían llegado a algo más seguramente si la rubia no se hubiera escapado. Fundamentaban su relación en algo mucho más allá que lo que había entre dueño y esclava: una confianza tácita entre dos personas que pasaban por un mal momento, apoyándose la una en la otra para mantenerse a flote en la amenazante y picada marea de la vida.
Seguidamente, Erah sintió lástima por el dragón, cuya felicidad se había visto truncada tantas veces por la misma razón: la huida de la mujer implicada. Aquella chica en su adolescencia... Anyah... Hasta... ¿ella? Mujeres que lo habían abandonado de la misma forma por ¿algo mejor?
Un sentimiento de culpa le siguió. Megerah sólo podía hablar por sí misma, pues la oportunidad que siempre soñó cayó a sus pies en aquella Mascarada. ¿Cómo no iba a irse? No significaba que viviese mal con Kariel, simplemente, fue ese hombre por quien habría dado hasta la vida, quien le ofreció una vida con él. Erah no quiso decir que no. Poco pensó a quién dejaba atrás y cómo podía dejarlo. Quiso pensar que Kariel la echaría en falta lo mínimo, pero... tal vez, según el dragón proyectaba palabras en su mente, Megerah pensó en la posibilidad de que al no estar ella, Kariel fue guardándose las cosas, sin desahogarse con nadie, hasta que explotó cuando la vio. ¿Acaso había sido su subconsciente de reptil, acostumbrado a abrirse con Erah? La rubia dudó por un momento que, ni siquiera el dragón, pudiera confirmárselo.

Megerah mantuvo el gesto, demandante, serio... suplicante, durante toda la confesión del dragón. Casi se pudo decir que adquirió una actitud estoica, cuando en realidad, aquella parte de la rubia que imploraba por perdonarlo era contenida a duras penas. A Erah le resultaba demasiado difícil estar a malas con Kariel. Lo quería más de lo que admitía como para no perdonarlo por un desliz que cualquiera pudiera tener en un momento de desesperación.

Los azules de la rubia perdieron relativa altura, mientras ella se pensaba las palabras. Entonces, vio de nuevo esa mano que instantes antes ella misma había apartado de su rostro, y no pensó en mejor gesto que tomarla, con esa misma mano suya. La presionó con esa suavidad típica en ella antes de volver a buscar aquellos orbes de tonalidad cristalina y articular esta vez:- Os perdoné al poco de salir de aquel lugar, Kariel. Aunque no he podido negaros esa oportunidad para explicaros que habéis pedido... -sólo había tenido miedo de que aquel hombre le tratase igual que en aquella cueva. Ambos habían tenido tiempo para recapacitar y fue lo que hizo que Megerah diera un paso hacia él, para elevar su mano ociosa a la mejilla masculina-. Son demasiados los buenos recuerdos que guardo de vos para que tan sólo uno, de esa parte rencorosa y cruel que no habíais mostrado antes conmigo, los enturbie por completo. -en su día, dudó. Pero supo mirar las cosas con perspectiva y aceptar también parte de la culpa de todo aquello-. No tengo defensa posible quizás, pues mi intención en aquel momento fue ayudaros. Puede que ambos estuviéramos cegados... -cada uno a su manera- para no llegar a entendernos como lo hicimos cuando yo aún os pertenecía. -se humedeció sutilmente los labios, con una sonrisa que no llegaba a sus ojos-. Por mi parte, lamento que hayáis pasado por algo así, y más, no haber sido aquella ayuda que pude ser en su momento... -movió sus dedos levemente por el semblante varonil antes de preguntar:- ¿Podréis devolver un perdón por otro? -fue entonces cuando la sonrisa de la mujer se marcó un poquito más.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Kariel el Vie Sep 16 2016, 21:48

El gesto dolido del dragón se suavizó un poco al escuchar las palabras de Megerah, y sentir su mano entre la de ella. La mujer sabía que Kariel necesitaba hablar como el mismo aire que respiraba, que sus silencios se alimentaban de esos momentos. Llevó la mano de ella hacia sus labios y depositó un beso en los nudillos, uno muy sentido y nada caballeroso, puesto que sus labios no se mantuvieron sin tocar. Era el beso de una persona que profesa devoción a otra, pero que la contiene en ese pequeño gesto.

Una lágrima cayó sobre la mano de la rubia y Kariel la observó con sorpresa, como si no fuera suya.  Limpió la lágrima antes de alzar una mano a limpiar su propia mejilla mojada-. No hay nada que perdonar, tengo cierta experiencia en meter la pata así. En algún punto me dio perspectiva sobre mi propia vida -sobre como había lastimado a Corah sin querer. Sobre como los celos pueden surgir en los momentos más inesperados a pesar de nuestros propios deseos.

Se agachó un poco a la altura de la panza de Megerah-. Y espero que también puedas perdonar la angustia que le causé a tu madre, no estaba pensando claro -dijo hablándole a la panza, en singular, ya que a pesar de que conocía a más de un híbrido, no sabía los detalles sobre que usualmente venían en pares. Quería dedicarle una caricia a la panza, pero no quería asustar de nuevo a la redimida, así que con un suspiro se incorporó-. No debería de entretenerte más, vuelve con él, donde estás segura -susurró sabiendo que tenía que verla marchar una vez más y no queriendo, pero aceptando que ese era su destino. Las dudas que apresaban su corazón eran su única compañía fiel, por mucho que deseara que lo dejasen solo.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1315

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Sáb Sep 17 2016, 21:35

¡Cuan diferentes habrían sido las cosas si Thareon no hubiese aparecido en aquella Mascarada! Erah no podía imaginárselo, aunque sí tenía la certeza de que habría llegado a algo más con aquel dragón que parecía venerarla. O al menos, así lo sintió en aquel beso sobre la tersa piel de sus nudillos. Kariel se veía terriblemente arrepentido de lo que le había hecho, por más que Megerah se lo hubiese perdonado... La rubia frunció su ceño, con cierta sorpresa mal disimulada por esa lágrima impertinente que descolocó a Kariel y humedeció parte de la piel de la mujer. Erah buscó los ojos del dragón con extensa preocupación, mientras él hacía por eliminar todo rastro de esa debilidad condensada en una simple lágrima. Lo escuchó, dejando que una sonrisa comprensiva y tímida se viese en sus labios, alegrándose a la par, que Kariel también la hubiera perdonado en realidad.

Fue a articular cuando el propio aristócrata perdió altura, para hablarle al abultado vientre de la rubia. Poco podía quedarle a ésta para salir de cuentas, por lo que contaba con movimientos lentos y algo torpes. No obstante, aquel gesto por parte del dragón la enterneció sobremanera. Suspiró largamente, sin ocultar una amplia sonrisa, ahora relajada, cuando él volvió a incorporarse. Sus ojos siguieron los contrarios, como si una fuerza le impidiera apartar sus cristalinos orbes de los masculinos. Sin embargo, su sonrisa se apagó en cuanto el mazazo del susurro del dragón la golpeó. Fue entonces, cuando echó un vistazo rápido alrededor, con cierto temor repentino antes de volverse hacia Kariel, con la mirada gacha. No tardó en elevarla de nuevo antes de hablar:- Quiero confesaros que él no es el único con quien me siento segura, Kariel. Sé que tenéis presente que no sois cualquiera para mí. -aunque las circunstancias no les dejaran llegar a más, Erah siempre le estaría agradecida por haberla cuidado tanto... A ella y a Moira-. No quiero irme sin antes escuchar vuestra promesa de que volveremos a vernos. -añadió, sonriendo de nuevo, habiendo acariciado la mejilla masculina de nuevo. Una fugaz punzada en su bajo vientre la llevó a entrecortar su respiración, frunciendo ligeramente el ceño. Por mucho que intentara mantener su semblante con gesto tranquilo, emitió un pequeño murmullo de queja. Eran francamente molestos esos frecuentes pinchazos cuando no tenía un sitio sobre el que reposar, cerca-. Y que estaréis aún mejor para ese entonces... -con un poco de suerte, volverían a verse. Y también, cuando llegara ese momento, ambos pudieran decir que estaban mejor.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Kariel el Lun Sep 19 2016, 06:30

Levantó la mirada con sorpresa, y mucha intensidad. Un fuego especial parecía haberse encendido en sus ojos. Esas palabras que tanto daban a entender esta vez llegaron con claridad a Kariel. Quizás más de la que debieran. Había cosas en ellas que sólo ellos dos entendían gracias al vínculo que compartían. Tragó saliva, la nuez de Adán bajó notoriamente por su cuello antes de ascender de nuevo-. Ni tú para mí-, susurró con voz rasposa.

Como un gato, giró su rostro contra la mano que acariciaba la mejilla, cerrando los ojos, necesitado de mimos. Abrió la boca para contestar cuando la escuchó quejarse y la rodeó con un brazo para que descansara contra él mientras con la mirada intentaba encontrar qué estaba mal-. No puedo prometer que nos volveremos a encontrar -susurró de forma calmada-. Pero a pesar de que no te buscaba, siempre te he cruzado una y otra vez. Primero desde lo lejos, cuando iba a robar unos momentos de ver a Moira crecer, tú estabas allí, cuidándola por mí. Y ahora aunque parece que siempre va a ser la última vez, nos volvemos a encontrar-. Se quedó callado un momento y luego murmuró-: si vuestra preocupación es el suicidio, no lo he contemplado. No puedo. El día que caiga lo haré en una pelea-, aunque claro, meterse en una pelea de manera impulsiva nunca estuvo fuera de sus posibilidades.

No sabía qué contestarle sobre estar mejor, sentía que para él, el último año había sido una especie de pesadilla llena de obstáculos y pérdidas, de memorias dolorosas repensadas a la actualidad. Y de un algo en el aire... Una histeria general de la población, o un grito de que no podían seguir así. Pero quizás era sólo su idea, los otros aristócratas no parecían sentir lo que él. Tal vez era que en realidad estaba harto de las reglas opresivas de esa sociedad y deseaba un cambio tanto que se imaginaba plots políticos. Había veces que dudaba mucho de su propia sanidad mental y de cuánto seguiría sin desear matarse. Alguna que otra vez deseó desearlo, la idea de que las cosas acabaran de una vez lo tentaba, aunque no la forma. Claro que no eran pensamientos que planeara compartir.

-¿Deberíamos movernos a algún lado? He de decirte que mis habilidades como silla siguen siendo impecables -comentó con un poco de diversión ante el recuerdo de aquella vez que de alguna manera había empezado todo entre ellos dos.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1315

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Mar Sep 20 2016, 19:30


Saber o no que para Kariel, Megerah no era cualquiera, tan sólo era algo que la rubia podría intuir, hasta que él mismo se lo reconoció en aquel lugar, de forma tan inesperada. No había conocido al dragón tratando más que a sus propios esclavos -aunque él no los llamara así-, a Moira y a Corah. Y, desde luego, a excepción de la última, el dragón no dejaba de ser afable y hasta cariñoso con todos. Sí pasaron tiempo juntos desde el momento en el que Erah tuvo ánimo suficiente para mantenerse fuera del cuarto que le asignaron en la mansión Hell durante horas, cuando pasó a ser propiedad de Kariel. Tardó varios días, eso sí, en querer salir de debajo de las sábanas y encarar ese dolor por una pérdida que luego no fue tal. Kariel tuvo apreciada paciencia con ella, respetándola hasta ese punto, aún cuando Megerah era la que debía explicaciones al dragón, por llevar su marca de esclavitud. Nunca la trató como Moloch pudo llegar a hacerlo, aunque gozó de, prácticamente, la misma libertad para hacer y deshacer, con un rango de esclava que, en realidad, volvía a no ser tal. Compartieron su tiempo y compañía, contrastando ideas, conversaciones y uniendo sus cuerpos en más de una ocasión. Entregaron su confianza al contrario, ligando sus almas con lazos que iban mucho más allá de lo físico y el respeto mutuo.

Algo que Megerah traicionó la noche en la que cruzó los muros de los jardines de la mansión de Kariel. No se arrepentía de la vida que había llevado ni de la felicidad que había inundado su recuperado corazón desde entonces, pero seguía con una espina clavada por esa pequeña infamia hacia ese dueño que la había tratado tan bien. Y, a pesar de todo esto, Kariel parecía perdonárselo, haciendo oda una vez más a la increíble persona que Megerah había descubierto en él.

Sin apartar la mirada de él, sonrió con su susurro, encogiendo ligeramente la barbilla por un momento; queriendo, otra vez, decir tantas cosas con un solo gesto. Estaba segura que aquel dragón era capaz de entenderlo sin necesidad de añadir palabra. Tenía presente que Kariel sabía que era mujer de pocas palabras. Sobre todo, en comparación con Moira. En eso precisamente, las dos eran puro contraste. Así como en esa faceta cariñosa que Erah recién descubría por sus circunstancias. No contuvo el alzar su mano de nuevo, dejando sobre el semblante varonil una caricia significativa. Era tal el deseo de la rubia por verlo bien y a salvo...Observó con cierta ternura al dragón, torcer suavemente su cara para propiciar el roce entre ellos en aquella aparente caricia que, con ellos dos y por su historia compartida, tomaba un cariz más intenso sin pretenderlo. No obstante, el embarazo de la rubia volvió a hacer acto de presencia, más allá de lo físico, con un dolor del que Erah empezaba a estar harta. No se esperaba que Kariel se moviera para resultar un apoyo imprevisto que la rubia no dudó en utilizar. Se sujetó a aquel cuerpo cálido y varonil mientras intentaba calmar aquella punzada a base de controlar su propia respiración y la más que típica presión en la zona, por la mano que no había usado para acariciar a Kariel. Tuvo la tentación de echar los brazos alrededor del cuerpo contrario para abrazarlo y, una vez más, olvidarse de todo por un ínfimo segundo. Escuchó sus palabras, negándole esa promesa que pidió, mas el recuerdo que abordó su mente en ese momento, la hizo sonreír-. ¿Dejarías ese encuentro entonces al caprichoso destino? -Kariel no dejaba de tener razón, pues varias habían sido las veces que se vieran, sin plan alguno. Frunció el ceño, cuando continuó-. Nunca os vi muy capaz de llegar a tal punto en vuestra desesperación. -añadió en el segundo exacto en el que el dragón calló. Él había vivido hundido en la pena y melancolía por más años que los que Megerah pudiera contar. Un sufridor tan nato que se le hacía inverosímil que se quitara la vida sin, efectivamente, pelear.

Ante su última pregunta, Megerah rió con suavidad, bajito y entre dientes, por el añadido posterior que le hizo rememorar aquella vez en aquel pequeño cuarto de Corah, a escondidas-. Sólo… sólo necesito sentarme un momento. -admitió, obviando la broma. Miró a su montura y después a los transeúntes que pasaban, ignorándolos. Se vio incapaz de montar en el caballo-. Preferiblemente, en un sitio al que me vea capaz de llegar. -añadió haciendo referencia al equino y lo inalcanzable que veía ese asiento en aquel momento-. Pero, Kariel… -volvió a mirarlo entonces- es… peligroso que os vean conmigo en un sitio tan… público. -titubeó, llegando a preocuparse, por ser la primera vez que estaban tan expuestos, pese a que las cosas entre ellos volvieran a estar bien.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Kariel el Miér Sep 21 2016, 01:55

-Mi casa sigue en el mismo lugar de siempre, aunque el jardín ha sufrido cambios… hice ese invernadero, aunque aún no ha brotado tu semilla -le comentó refiriéndose a que ella podía visitarlo cuando quisiera-. O si de alguna manera me hicieras llegar un mensaje, puedes estar segura de que siempre estaría dispuesto a encontrarme contigo -sugirió, ya que el destino siempre podía usar una ayudita.

A veces sentía que debería llegar… como su madre había llegado, al perder el amor de su vida. Y dudaba de sí mismo, de lo que sentía y hasta de su valía. Que Megerah no lo creyera capaz le llamaba la atención. Aunque ella había sufrido mucho y tampoco lo había intentado. De alguna manera ella era alguien con quien podía identificarse sentimentalmente.

-Agárrate de mi cuello -instruyó en un tono suave pero que no dejaba lugar a negaciones. La alzó con cuidado y cuando ella estuvo agarrada de su cuello, y él le sostenía con una mano debajo de las piernas, soltó la otra mano y agarró la silla del caballo, apoyó un pie y se subió con Megerah en brazos. La apoyó con suavidad para que pudiera acomodarse delante de él, de costado, como solían cabalgar las mujeres nobles en la antigüedad. Su fuerza de dragón les había dejado hacer algo que normalmente hubiera sido muy complicado y Kariel la miró con una sonrisa autosuficiente-. Oh, no te preocupes, mi fama en casos así es muy útil. La gente simplemente asumirá que eres mi última conquista-, puso a caminar al caballo a un paso sedado hacia calles poco transitadas de Talos.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1315

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Jue Sep 22 2016, 21:47

Frunció el ceño por una contestación que se le antojó algo ridícula:- Sabéis perfectamente que entrar en Talos es un peligroso lujo para mí. -era adentrarse en la boca del lobo. Era fugitiva y traidora. ¿Lo mínimo que podían hacerle? Capturarla. ¿Lo máximo? ... Megerah prefería ni pensarlo.
La única vez que lo hizo, después de escaparse, lo hizo llevada por la desesperación de encontrar un lugar donde asentarse. De pedir ayuda a Gihaial cuando Thareon no pudo convencerle. Y tuvo una suerte loca encontrándose a Thein.
La rubia estaba convencida de que tal alineación de astros no volvería a darse una vez cruzadas las puertas de la ciudad. Pensarse el hacerlo una segunda vez no entraba dentro de sus planes. Claro que, los muelles no era lugar tampoco en el que considerarse a salvo, pero era más fácil pasar inadvertido.
Volvió su mirada ausente, mientras contemplaba posibilidades-. No obstante, lo del mensaje no me parece tan descabellado. -la sonrisa volvió a sus labios-. Dejadme pensarlo y puede que en algún momento, lleguéis a saber de mí. -concluyó. Eran varias las cosas a contemplar para que aquel dragón recibiera sus noticias.

Siguió la indicación del dragón, cuando ya comenzaba a encorvarse ligeramente por ese dolor del que la rubia ya ansiaba librarse. Pasó uno de sus brazos por el cuello del dragón, como él mismo le indicó, dejando que la alzara y sintiéndose aliviada por la ayuda. Con tremendo detalle, observó el movimiento del dragón para subir a ambos al equino. La mujer se acomodó, sintiendo que le faltarían palabras para agradecerle tanto detalle y cuidado al que otrora fue su dueño. Sonrió abiertamente por el comentario que trajo la voz masculina-. Curiosa conquista la vuestra en el día de hoy. Nada menos que una mujer embarazada. Tened cuidado o pensarán que es vuestro. -bromeó con diversión, antes de observar con cierto recelo -que no pudo controlar- el caminar del caballo. Al parecer, Kariel la llevaba hacia un sitio apartado y, por ende, menos transitados que la vía principal del puerto-. No os robaré vuestra compañía por mucho más tiempo. Aún me queda largo camino de regreso... -casi medio día-. Pero no podía dejar escapar la oportunidad de hablar con vos...





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Kariel el Lun Sep 26 2016, 22:34

Se abstuvo de apuntar que ella estaba en Talos en ese momento, a saber las circunstancias que la habían llevado a andar por ahí con esa panza. Era muy distinto ir por el simple placer de una visita. Asintió con suavidad, aceptando el “quizás”. Megerah era la clase de persona proactiva en la cual un quizás era bastante confiable.

Sonrió divertido ante la acotación-. No, la gente es morbosa, van a pensar antes la historia de que me robo la mujer de otro, embarazada y todo, que la posibilidad de que sea mío -medio bromeó al respecto. Guió con tranquilidad el caballo por las calles de Talos, las cuales conocía como los pasillos de su casa. Se metió por callejuelas que serpenteaban de manera laberíntica y de pronto se frenó-. Si doblas aquí, hacia allá dos cuadras sales a la puerta de salida a la ruta principal-. Le dedicó una sonrisita pícara-. ¿A que es útil tener un aristócrata que se la pasó toda su vida gateando por los techos en vez de encerrado? -bromeó guiñándole un ojo.

Se aupó un poco y se deslizó hacia atrás para que Megerah pudiera sentarse bien para hacerse cargo del caballo-. Acomódate despacio-, le dijo listo para atajarla ante cualquier señal de inestabilidad. Recién cuando estuvo acomodada y afianzada él se bajó. Tomó una de las manos de la rubia y volvió a depositar un beso en ésta, pero esta vez en la muñeca, del lado donde podía sentirse el pulso-. Espero verte de nuevo, mi tiempo siempre está a tu disposición. Y si necesitas algo, no dudes en decirme-, dejó ir la mano, aún cuando no deseaba verla marchar. Sabía que Megerah podía verlo en sus ojos, podía saber sin que él se lo dijera, que quería guardarla entre sus brazos y nunca dejarla ir.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1315

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Megerah el Mar Sep 27 2016, 17:55

No ocultó la sonrisa por la posibilidad que contemplaba Kariel acerca de los rumores que pudiera general el que los vieran juntos y en aquellas circunstancias. Fue a decirle que ambos casos perjudicaban su fama de mujeriego, pero la realidad de la segunda opción, la desmontaba con creces, pues, ¿cómo si no habría preferido la mujer embarazada irse con él? Tal vez, cualquier otra, pudiera plantearse algo así, mas no Megerah. Después de todo lo ocurrido y por mucho que quisiera a Kariel, abandonar a Thareon nunca estaría en sus planes-. Ser Don Juan y padre, son dos cosas que no suelen ir juntas, no. -confirmó con suavidad, antes de reír entre dientes ante su pregunta-. Sois una caja de sorpresas. -enunció entonces, con un alzamiento fugaz de sus cejas.

Cuando el dragón la dejó, la rubia se acomodó en el asiento todo cuanto pudo. No era el súmmum de la comodidad y las horas que aún le quedaban de camino harían mella en su postura con seguridad. Sus movimientos fueron lentos pero determinados, haciéndose con las riendas para conducir al equino. Tragó saliva cuando dejó de sentir el calor propio que el cuerpo varonil desprendía, buscando sus ojos nuevamente cuando él tomó su mano. De nuevo, la sonrisa acudió a sus labios, por ese último beso. La rubia aprovechó la posición aventajada de su propia mano para dejar una caricia en la mejilla masculina. La mirada que se dedicaron entonces fue locuazmente intensa, otra vez, diciéndose tanto en esa simple conexión visual-. Procurad no meteros en muchos problemas hasta entonces. -pidió, con un deje maternal y preocupado, mientras guardaba en mente aquella imagen del dragón.

Segundos después, siguió las indicaciones del dragón, saliendo a la ruta principal, en la que anduvo unos metros para luego desviarse hacia el camino del norte, apenas transitado, de camino de vuelta a las montañas.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 889

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Another chance to make our demons disappear ~ Kariel

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.