Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Preguntas y respuestas, ¡gambito de la verdad! [Privado]
Hoy a las 04:58 por Limon

» La belleza de la estrategia y la elegancia de la táctica [Privado]
Hoy a las 04:16 por Limon

» Ausencias
Hoy a las 03:50 por D'tark

» Su cabeza en una pica || Vaurien
Hoy a las 03:44 por D'tark

» Introduction {Priv.}
Hoy a las 03:30 por D'tark

» Cambios de botón | Modificaciones | Problemas
Hoy a las 02:32 por Invitado

» Aftercare (Vaurien) +18
Hoy a las 00:59 por Vaurien

» Llegaremos a 100?
Hoy a las 00:22 por Selene Warren

» Volviendo a casa [Nimue]
Ayer a las 22:10 por Nimue

» El taller de las hermanas Balaur
Ayer a las 21:46 por Faora

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


The Other Side - Corah

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Miér Ago 10 2016, 18:51

Con el nuevo cambio del tiempo y las temperaturas volviendo poco a poco a la normalidad, restaurándose en Talos la estación húmeda de toda la vida y para lo que los dragones era un buen clima, el coliseo abría sus puertas con su anterior regularidad.
Y con más actividad en el coliseo Ymir tenía más trabajo, más dinero que ganar y más cuellos que cortar.
De aquella última batalla, Ymir llevaba como medallas un pequeño corte en la mejilla y algunos moratones por las piernas y los brazos, pero nada que no pudiera sanar en unos días. Había salido vencedora como siempre y el público había aclamado a la gran Nemain a voz en grito. Después de todo, no cualquier humana podía ganar una batalla de uno contra cuatro, pero la rubia era de armas tomar y sus contrincantes tampoco eran nada del otro mundo.

Sin embargo, había sido suficiente para sorprender a un dragón aristócrata que había decidido visitarla después del espectáculo cuando aún Ymir no había tenido oportunidad de limpiarse las heridas y cambiarse los ropajes que estaban hechos jirones.
Había entrado en las estancias donde los gladiadores se preparaban aplaudiendo y seguido por un par de guardaespaldas. Los compañeros de trabajo de Ymir se habían echado a un lado dejándole paso y habían visto cómo era prácticamente arrastrada de allí hacia algún lugar en el que había podido al fin lavarse y cambiarse.

El nombre del dragón era Yahir y había viajado desde Isaur a pasar una temporada en Talos para poder asistir a los espectáculos de las arenas puesto que había escuchado hablar del coliseo, obra de los Señores de las Arenas, desde el otro lado del mar.
A Ymir esto no le importaba lo más mínimo, pero el dragón parecía no querer callarse a medida que andaban hacia la salida del edificio. La descorazonada tampoco tenía muchas oportunidades de librarse de él. Sus guardaespaldas estaban detrás de ambos, vigilándolo y aunque el mismo Yahir no había dicho nada al respecto, Ymir intuía que el aristócrata quería disponer de su compañía durante un buen rato.

Caminaron por las calles de Talos ambientados por las múltiples historias, la mayoría inventadas, que salían de los labios de aquel dragón al que le sobraban pulseras de los brazos.
Ymir escuchaba en silencio, como estaba acostumbrada a hacer, y de vez en cuando hacía algún comentario para demostrar que le estaba prestando atención, aunque realmente su mente estaba muy alejada de esa conversación más parecida a un monólogo. Para Yahir fue una gran sorpresa que Ymir supiera algo de Isaurí y hasta le divirtió el acento de la rubia.

Finalmente llegaron al Nailtail. Yahir saludó a un par de hombres, amigos suyos, enjoyados en demasía para el gusto de la gladiadora.
Yahir la presentó como Nemain, la luchadora de las arenas que se había llevado la gran victoria del día. Los otros dos asintieron fervientemente y adularon un poco a Yahir. Ymir comprendió en seguida qué estaba ocurriendo. El aristócrata había decidido llevarla a su juerga para fardar delante de sus amigos. Quizás la invitaría a alguna bebida y le pediría que contara algunas de sus batallas más famosas. Estaba claro que todavía seguía siendo entretenimiento para los dragones. Pero ella no se negó, si así conseguía algo más de fama y con ello más dinero lo haría. Solo tenía que soportar a aquellos lagartos durante un par de horas.


Entraron en la taberna y se sentaron en la primera mesa libre que vieron. Ymir se quitó la capucha, que llevaba puesta casi siempre que caminaba en el exterior y la dejó reposar sobre sus hombros. Se había ataviado con unas telas de terciopelo azul y, como de costumbre, uno de sus brazos estaba rodeado de piezas metálicas y una hombrera. Se había dejado el pelo suelto y se había puesto sombra en los ojos. Era el leve nivel de formalidad del que podía disponer y Yahir no se había quejado, así que todo iría bien.
Por un lado no podía dejar de sentir que estaba siendo otra esclava más de aquel lagarto, pero al menos ella podría regresar a su casa al terminar y no tendría cadenas que la esperaran.

Pronto fueron servidos con una de las mejores cervezas que Ymir había probado en su vida y que además conocía muy bien. Era una importación de puerto Krosan, así que beberla era como si una parte de ella volviera a casa. Incluso disfrutó un poco a pesar de que Yahir no paraba de hablar todo el tiempo y se quejaba de que el vino afrutado que hacían sus socios de Isaur era mucho mejor que aquel meado de esclavo.
Ymir se dedicaba a sonreír con suficiencia, beber y responder con monosílabos a las preguntas que se le hacían.

El lugar era impresionante. Nunca se había permitido poder entrar en ese sitio y ahora que estaba allí… estaba claro que los dragones estaban rodeados de todo lujo. Las mesas estaban bien separadas las unas de las otras, había estancias privadas, el servicio era impecable, olía a perfume e incienso. Ymir estaba segura de que con la decoración de la taberna podía pagar la libertad de cientos de esclavos. Una enorme chimenea encendida ofrecía calor a los cliente y hasta había un grupo de música tocando en una esquina acompañado por el sonido del crepitar de las llamas.

Todo era tan diferente desde el lado burgués de la vida, que la rubia tenía que controlar su rabia continuamente para no tirar la mesa de los aristócratas derramando sus bebidas y pegarles una paliza. Algo que a medida que pasaba el tiempo le costaba cada vez más. Hasta llegar al punto de que, después de beber su último trago, dejó su copa sobre la mesa con demasiada fuerza. Tanta que la copa se hizo mil añicos con un estruendoso sonido que llamó la atención de los clientes de la taberna. Todas las miradas se posaron en ella.


—Ha sido un descuido… —murmuró, pero acto seguido todos retiraron la vista y siguieron con sus charlas banales.
Yahir se emocionó diciéndole a sus amigos que gracias a él tenían en la mesa a una estrella del coliseo, que admiraran la fuerza de la que podía presumir. Los dragones reían y lo pasaban en grande.
Ymir perdió la paciencia. Se levantó, pidiendo permiso para dispensarse y poder ir a tomar el aire y comenzó a caminar hacia la salida de la taberna dispuesta a no volver si lo veía necesario.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Miér Ago 10 2016, 23:34

Necesitaba unos minutos de esparcimiento después de tanto trabajo. ¿Qué mejor sitio que la mejor taberna de la ciudad? Olía bien, el servicio era increíble y no había indeseables a los que soportar. Con su traje de cuero negro de inquisidora y el cabello recogido en una trenza alta que caía por su espalda, se encaminó por las calles de Talos, alejándose del castillo. Sus botas altas aún se hundían en la nieve que todavía permanecía en el suelo, a pesar de la lluvia que se afanaba por retirarla.

El letrero de Nailtail le hizo esbozar una sutil sonrisa. Ahora sólo tenía que entrar, pedir una cerveza y atormentar a algún insensato que temblase con su presencia. Pan comido. Empujó la puerta con seguridad y entró, obligando a otros a hacerle paso o, si no, los arrollaba por el camino. Con esa actitud tan soberbia, acabó chocando uno de sus hombros con otro femenino. Miró a la otra mujer, malhumorada-. Mira por dónde vas –le siseó la dragona, como si la culpa fuese de la otra fémina. Su mirada verde jade parecía prometer una silenciosa amenaza si la replicaba.

De alguna manera, varios pares de ojos se posaron sobre ellas. No los músicos, que seguían tocando. Pero el ruido de las conversaciones y jarras moviéndose disminuyó, como si varios estuviesen expectantes a lo que pudiese pasar. Claro que la inquisidora no le dio importancia. ¿Qué podía pasar? ¿Qué podía hacer la otra mujer? En la mente de la reptil la respuesta era clara: nada. Su ego no le permitía pensar otra cosa.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Mar Ago 16 2016, 21:06

La rabia y la impotencia encendían a Ymir por momentos mientras trataba de salir de aquella taberna para poder respirar y lograr relajarse. En una situación normal habría sido capaz de controlarse. Le habría seguido el juego a los dragones y puede que se hubiera llevado incluso un sueldo extra, pero no podía continuar en el interior de aquel antro sin hacer pedazos todo lo que se encontrara a su paso.
Estaba claro que su falta de corazón le estaba pasando factura y por lo menos agradeció tener la cicatriz vendada y revendada para no parecer una fogata andante entre tanto dragón debido al brillo rojizo de su pecho.

Ansiaba salir de allí, pero para variar, el destino le tenía guardado otro nuevo impedimento. La rubia no sabía qué demonios tenía la vida en su contra para ponerle tantas trabas, pero desde luego no se iba a quedar quiera viendo cómo otra dragona le pisoteaba.
Cuando chocó contra la otra rubia, paró en seco y al oír sus palabras clavó su mirada en los ojos verdes de ella.

“Zorra”

Pensó.
Pensó en voz alta. Cómo iba ella a saber que la dragona iba a poder escucharla sin problemas. La ladronzuela de Krosan no tenía ni la más remota idea de lo que podía o no llegar a hacer siendo una desafiada. Nadie le había explicado nada. Lo único que sabía era que había notado que su resistencia era mayor y que estaba vacía… y algunos otros pequeños detalles como el brillo de la cicatriz.
Aparte de eso, lo único que tenía en mente era el desafío.

No quiso pararse mucho tiempo, así que otra vez, volvió a dirigirse hacia la salida, dando un paso adelante para alejarse de aquella dragona molesta.
Ni si quiera reparó en su uniforme negro y eso que Ymir analizaba todo en todo momento. Lo cual denotaba la falta de concentración y control sobre sí misma.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Miér Ago 17 2016, 17:53

Los dos pares de irises chocaron desafiantes. Quizá por eso, los que estaban más cerca de ellas se alejaron un par de pasos de las dos mujeres. Incluso hubo alguno que agarró su jarra como si fuese su bien más preciado. Por si alguna de las dos la usaba de arma arrojadiza. Sin embargo, nada más pareció pasar entre ellas. O al menos eso creyeron los demás.

Salvo para la inquisidora. Ella oyó el insulto en su mente. Al principio, se quedó pensando, recordándole a otra rubia. ¿Otra desafiada? Debería de haber mantenido la inmunidad sobre aquella mujer. Después de todo, era la dragona la que había chocado contra ella. Y aún si hubiese sido al contrario, no representaba un delito. Pero estaba de tan mal humor con el improperio que de ninguna manera admitiría que se lo había ganado.

Según la otra fémina dio un paso para alejarse de ella, la reptil se giró y se adelantó hacia la rubia (natural) y alargó una mano con intención de agarrarle el brazo para detenerla-. Repite eso si tienes ovarios, Ricitos de Oro –le dijo con una amenaza implícita, empezando a sacar una de sus porras con la otra mano. Su voz fue susurrante, con un ronroneo que no tenía nada de adorable.

Su orgullo no le permitía que le pasase por encima con lo que le había llamado y encima se fuese tan campante. Poco le faltaba a la dragona para empezar a hacer llover hostias. Una detrás de otra.







Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Jue Ago 18 2016, 15:21

Los intentos desesperados de Ymir por tratar de llegar a cruzar el umbral de la puerta se veían truncados una y otra vez.
Sintió una mano aferrándose a su paso haciendo que tuviera que pararse de nuevo de forma súbita y girándose hacia la rubia embutida en cuero negro. Una vestimenta que Ymir obviamente no había obviado, por eso había decidido pasar de ella y no meterse en líos.
Pero su condición de desafiada le había jugado una mala pasada y de alguna manera u otra, aquella dragona le había leído el pensamiento. O quizás Ymir había hablado en su cabeza.

Se quedó mirando la mano que se aferraba y que le mantenía allí quieta mientras en su cabeza intentaba ordenar todas las piezas.
Quizás, ahora que estaba vinculada a un dragón, era capaz de utilizar de alguna forma la red dracónica. ¿Le habría escuchado solo ella o el resto de dragones también?
Esperaba que solo ella.
Si llegaba a saber usar aquello podía ser bastante útil. Pero de momento debía sobrevivir a aquella situación.

Miró a los ojos de la inquisidora y posó con ligereza su mano sobre la que ella estaba usando para retenerla y habló con toda la tranquilidad que podía tener en un momento así.

—Creo que teniendo en cuenta en el lugar en el que nos encontramos —dijo entre dientes a modo de advertencia—. No nos conviene montar un numerito.

Ymir no había pasado por alto que ya hasta habían reunido una gran cantidad de espectadores que clavaban sus miradas en ellas silenciosos— . Quizás podamos salir a la puerta a hablar más tranquilas.

"Y no te hará falta usar eso así que guárdalo"

Pensó esta vez con la intención de que la escuchara, de alguna forma a modo de experimento. Y llevó sus ojos a la porra que la inquisidora estaba amenazando con coger.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Vie Ago 19 2016, 22:55

Bajó su mirada verde jade a aquella mano que se posaba sobre la suya y levantó una ceja como diciendo “¿acaso te he dado permiso para tocarme?”. Claro que estuvo a punto de agarrarla y darle una paliza por ello. Pero la otra mujer habló, haciendo que la inquisidora la prestase atención más a lo que decía que a aquel contacto no deseado.

Ladeó una sonrisa peligrosa y maliciosa. ¿Salir de allí? Oh, sí, para darse de hostias. La pena es que no tendrían pelea de taberna, pero tenía una reputación que mantener. Sobre todo cuando ya tenía la entrada vetada a la Flor Azul, aunque no le importaba porque sólo se había metido por error.

Nunca se sabe, pero antes salgamos a la calle”, le replicó mentalmente a la desafiada. Y pensó que allí le daría golpes hasta que se cansase.

Dicho eso, hizo un movimiento para zafarse de la mano de la otra rubia y se encaminó a la puerta. Una vez la abrió y salió, esperó a que la otra fémina hiciese lo mismo, para partirle la cara. De hecho, sacó una de las porras, mientras la esperaba.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Sáb Ago 20 2016, 14:28

A la inquisidora no parecía hacerle mucha gracia el contacto con la otra rubia, pero a Ymir le daba bastante igual. Si debía calmar las cosas haría lo que fuera.
Aunque lo cierto es que la primera que tenía que calmarse era ella. Por suerte, su enfado había quedado en segundo plano ante su nuevo descubrimiento pues la otra le había respondido mentalmente.
Había sido extraño, como un eco de su voz reproduciéndose en el interior de su cabeza. No era del todo tan desagradable como se había imaginado. No sabía muy bien cómo funcionaba eso de la red dracónica, pero se suponía que los dragones escuchaban múltiples voces, acostumbrados a ello y a saber diferenciar unas de otras. Por suerte, Ymir no tenía que aguantar toda esa tortura en su mente. De momento podía comunicarse con un dragón. Esa era la conclusión que había sacado. No hacía falta ser muy lista.

Dejó que la rubia se adelantara y antes de seguirla dirigió una mirada fugaz hacia la mesa de Yahir, que conversaba animadamente con sus amigos. Parecía que se habían olvidado de ella, así que la rubia atravesó el local y salió empujando la puerta para encontrarse con la dragona sujetando una porra.

—¿No había dicho que eso no iba a hacer falta? No quisiera tener que estropear una cara bonita —añadió regalándole a la inquisidora una sonrisa ladina. Una sonrisa que era más falsa que el rubio de ella, pero no lo parecía. Si terminaban en pelea Ymir estaba segura de que iba a salir ganando. La otra era inquisidora, con algún tipo de experiencia militar seguramente a su espalda, pero ella era gladiadora. Se jugaba la vida cada vez que trabajaba. Confiaba en que estaba mucho mejor entrenada que la otra.
Pero sus tiros iban por otro lado. Era una dragona, tenía una oportunidad de conseguir algo, aunque hubiesen comenzado de una forma un tanto violenta.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Lun Ago 29 2016, 12:10

En cuanto la otra rubia salió, la inquisidora se preparó para atacarla, pero… entre la sonrisa y lo que le dijo, la dragona la miró con un “¿qué? ¿el qué?”. ¿Se estaba burlando de ella? Obviamente tenía el ego subido para pensar que podría tocarla. ¿O quizá era al revés por pensar que no sería capaz? Pero claro, un halago era un halago. Y la autoestima de Corah, ya de por sí alta, se hinchó cual pavo relleno de navidad.

Pero, por supuesto, no se iba a quedar satisfecha así por las buenas-. ¿Así que primero me llamas zorra y ahora me adulas, Hombro de Lata? –inquirió, saboreando el devolvérsela-. Vas a tener que convencerme mejor para no tener luego que pedir disculpas a tu desafiador por arruinar su juguete –agregó, sin saber quién la había desafiado. Ni los motivos. ¡Había tantos! Como dragones que había en aquel mundo. Y mientras hablaba, movía la porra en su mano, de un lado a otro. Como si estuviese decidiendo qué hacer con ella.







Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Dom Sep 04 2016, 15:25

Ymir se encogió de hombros comenzando aquel pequeño teatrillo que se iba a montar. Ella no sabía que podía hablar mentalmente con los dragones, pero no era algo que fuera a decirle a la otra tan fácilmente. Así que no se iba a excusar con un “no sabía que podía hacer eso”.

—No he tenido un buen día y recibir una mala contestación al chocarme accidentalmente con alguien no es que mejore mucho la cosa —se cruzó de brazos con tranquilidad mientras sus ojos seguían el movimiento de la porra de la rubia de un lado a otro—. No soy el juguete de nadie —respondió alzando la mirada, pero sin dejar ver lo molesta que estaba en el fondo por aquella expresión. Ella tomaba sus propias decisiones. El desafío solo era una complicación más en su vida, y en cierto modo, también una oportunidad. Era difícil controlar la ira, pero trataba de hacerlo lo mejor que podía, sabiendo que de aquello dependía el lograr o no realizar aquel estúpido desafío y recuperar su corazón.

—¿Y por qué no iba a halagarte? Si veo una mujer guapa se lo digo, sin ánimo de herir su sensibilidad. A muchas chicas no les gusta que las piropeen, pero trato de hacerlo desde el respeto y la sinceridad.

Ymir dejó caer los brazos y alzó una ceja con picardía mientras daba un paso hacia la otra rubia sin miedo.

—O es que no os hacen cumplidos a menudo, porque no lo creería.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Mar Sep 06 2016, 17:34

¿No había tenido un buen día? Pues que se pusiera a la cola. No dejó de mover la porra de un lado a otro, al darse cuenta de que la desafiada la seguía como un perro a una pelota. Qué divertido-. Pobrecita, si estás en fase de negación –le replicó con sorna respecto a no ser juguete de nadie. Y de paso, la picaba. A ver si conseguía buenas réplicas y discutían un rato… o se daban de hostias.

Enarcó una ceja al escuchar lo de los halagos. Sí que estaba zalamera la otra rubia. Eso sí, su ego se inflaba y se inflaba-. Lo sé, soy una belleza –soltó, egocéntrica como ella sola y con una sonrisa de autosuficiencia. Pero tampoco se iba a creer a pies juntillas ese cambio repentino en la otra mujer. Se quedó en el sitio mientras la otra avanzaba hacia ella un paso. Le daban ganas de decirle que le devolviese su espacio personal, de por sí ya bastante grande. En cambio, ladeó una sonrisa zorruna-. Venga, va, ¿qué quieres? –acabó por preguntar. Pues era sabido que alguien que halagaba tanto, algo quería de esa persona. Igual, tampoco es que fuese a cumplirle todos sus deseos. Pero se sentía generosa al menos para preguntar.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Vie Sep 09 2016, 16:54

“En fase de negación estará tu furcia madre” pensó. Esta vez sin transmitírselo a la otra rubia, menos mal.

Ymir estaba haciendo un esfuerzo olímpico por no levantarle la mano y dejarla sin esa cara de la que tanto presumía. Y no sabía si iba a poder seguir mucho por ese camino y continuar aguantando su actitud.
¿Eran tan insoportables todos los inquisidores?
Al menos debía intentarlo, no perdía nada si lo hacía ¿no? Había muchas dragonas en el mundo. Dragones también, pero Ymir prefería intentarlo al menos sobre el terreno que ya conocía de antemano que lanzarse a la piscina con los hombres. Ya tenía bastante con tener que ir detrás de uno de ellos como para que encima fuera un macho.

—Ymir, para servirte —se presentó e hizo una especie de gesto con la mano hacia un lado como si le estuviera presentando sus respetos. Luego Ymir se cruzó de brazos y le sonrió ladina—. ¿Qué quieres tú? —le devolvió la pregunta de forma coqueta.

Quizás no fuera la mejor forma de empezar tirarle cañas a la otra mujer, pero tenía asumido que ya de por si no habían comenzado con buen pie, así que de perdidos al río. Si la cosa iba mal, siempre podría largarse de allí.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Dom Sep 11 2016, 18:12

La presentación fue irónica, cuanto menos. No por el nombre, sino por la coletilla de servirla y ser desafiada. Qué pena de la inmunidad. De no tenerla, se hubiera comido sus palabras. Pero la inquisidora sólo ladeó una sonrisa forzada y con un aire malicioso-. Corah, para putearte –replicó, antes de que le devolviese la pregunta. “La paz mundial, no te digo”, pensó para sí, con puro sarcasmo, antes de responderle-. Ser tu pesadilla, molestarte para divertirme, no aburrirme y saber por qué me haces tanto la pelota –contestó, aún sin decidirse a guardar la porra. Pero, al menos, había bajado ese brazo cuya mano sujetaba el arma.

Su curiosidad hacia aquella rubia había aumentado. Y el que le respondiese era divertido. Con lo que le sacaba de las casillas que la ignorasen. No pudo hacer un comentario, por el evidente coqueteo de la otra mujer-. Espero que quien te desafió fuese una dragona. Qué mal para ti si fuese un macho –soltó divertida. Al menos, si fuese una hembra, la desafiada se lo pasaría un poco bien intentando camelársela lo suficiente como para incomodarla y que le devolviese el corazón por pesada.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Dom Sep 11 2016, 19:22

Ya sabía al menos que había una inquisidora rubia llamada Corah en las filas de la reina madre. No sabía para cuándo podía hacerle falta esa información, pero Ymir era de las que se guardaban las cosas y luego las usaba como más le convenía. También se apuntó mentalmente el tipo de persona que parecía ser aparentemente.

—No puedes molestarme más de lo que me molesta el no tener corazón cariño —dijo Ymir con una sonrisa irónica cruzando su cara. Qué asco le daba a la gladiadora tener que hablar así con esa mujer. Por ser una lagarta y encima inquisidora. De hecho, estaba comenzando a pensar que quizás debía abortar la misión o algo, pero Ymir no era de las que daban un paso atrás tan fácilmente—. ¿Tengo a caso prohibido hacerte la pelota? ¿Me vas a dar con la porra esa o qué?

Ymir suspiró. Estaba siendo más complicado de lo que había esperado. La dragona estaba siendo cuanto menos, un poco insoportable y la rubia no estaba del mejor humor, pero debía continuar con la farsa si quería sacar algo de allí.

—Fue un macho, ¿por qué iba a ser malo? No tengo mayor intención con él que el querer matarle —dijo lentamente sin quitar la sonrisa de su cara y pestañear lentamente como si le estuviera hablando a un niño pequeño. Cada vez veía menos posibilidades de lograr que aquella dragona ayudara en algo a realizar su desafío. Y no le venía bien buscarle las pulgas a la inquisición, pero  desde que se había quedado sin corazón había algunas cosas que ya no podía controlar. Más aún después de haber visto lo que había visto en el interior de aquella taberna.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Corah el Jue Sep 15 2016, 14:08

-¿Es un reto? –replicó sobre no poder molestarla más, enarcando una ceja dorada y ladeando una sonrisa maquiavélica. Casi cruzaba los dedos mentalmente para que dijese que sí. Si se negaba, seguro que la inquisidora rumiaba molestia, pero lo intentaría igual, como un grano insoportable.

Ladeó una sonrisa ante la pregunta sobre hacerle la pelota y su mirada verde jade se desvió hacia la porra que sujetaba a una altura mucho más baja que antes. Después volvió a los ojos de la desafiada, con un brillo de diversión-. Tienes prohibido callarte. Y te daré con la porra si no me dices ahora a qué viene tu bonita y agradable actitud conmigo –contestó. Su ego estaba inflado pero… ugh… parecía un tipo de cortejo. Le daría urticaria de no pensar que todo era falso, lo que lo volvía interesante y divertido. Casi… CASI… le caía “bien”.

Y cuando la otra rubia, la natural, le dijo que su desafiador era macho… se largó a reír con toda la maldad-. Ni un desafío divertido te dejan –soltó, consciente de que por aquel coqueteo, a la desafiada le gustaban las mujeres. Humanos y sus peculiares gustos. Aunque claro, algún dragón pasaba por lo mismo. La reptil pensaba que se “humanizaban” al pasar tanto tiempo entre esos monos sin pelo. Su risa se calmó para añadir algo más-. Espero que no te haya tocado uno sensiblero, al menos. Y que tu desafío no tenga que ver con sentimientos. I-ugh –comentó maliciosa y haciendo al final una mueca de desagrado. Sólo por tocar las narices y por curiosidad seguía con ese tema. A ver cuánto aguantaba Ymir en mandarla a la mierda.






Myself:
avatar
Corah
Dragon

Ocupación : Inquisitor
Mensajes : 589

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Ymir el Sáb Sep 17 2016, 23:54

La dragona se lo estaba poniendo difícil. No difícil para ir detrás suya, sino para aguantarla. Estaba claro que a las mujeres que se sentían atraídas por otras mujeres no les gustaban todas las del mundo y Corah era una de esas para Ymir.
Ya no estaba tan segura de si aquello le iba a servir para el desafío y a cada segundo que pasaba, menos segura estaba así que estaba próxima a abortar la misión.

—No tengo porqué darte explicaciones —respondió cruzándose de brazos y mirándola con el ceño fruncido mientras se reía pensando en que ojalá entregaran premios en risas malvadas del año. Aunque para oídos de Ymir quizás Corah no se llevara ni el de consolación.

—No lo sé —dijo con respecto a lo de su dragón desafiador—. No le conozco mucho. Yo solo maté a su pájaro y él me desafió —se encogió de hombros, porque ya lo único que le quedaba era recordar aquel día con indiferencia o si no podía de nuevo acabar echando fuego por la boca.
Luego guardó silencio. No quería comentar nada con respecto a lo último que había dicho la inquisidora. En parte porque entonces encajaría piezas y en parte porque le jodía admitir que tenía que llegar a algo sentimental con alguien por debe y no porque simplemente surgiera.

—A juzgar por tu reacción, deberían mirarte eso de tener corazón o no a ti también. Pero no te preocupes —Ymir levantó las manos con inocencia—. Mientras eso de no tener sentimientos sea por elección propia yo lo veo bien. Al menos a ti no te lo han arrancado como a mí.
Tampoco es que quisiera hacerse la víctima, pero ya no iba a cortejar a la dragona, así que no tenía porqué callar lo que pensaba.




avatar
Ymir
Heartless

Ocupación : Gladiadora
Mensajes : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Other Side - Corah

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.