Novedades

- (15/09) Ya están disponibles novedades de Septiembre, ¡no te las pierdas!

- (15/09) Ya podéis pedir los dracs del mes de Septiembre.

- (15/09) En el pregón, nueva entrevista a Faora.

- (15/09) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/09) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/09) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

04/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
59/60

Afiliados Normales


En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Jue Jul 07 2016, 20:43

Se había vuelto una costumbre. Una que no comprendía que escondía detrás. Pero no importaba. Sin darme cuenta, una y otra vez me encontraba sola en algún lugar de Talos, abrazando esa soledad, con mis pensamientos como únicos acompañantes. No importaba dónde, pero luego de varios días de bullicios, recados, risas y órdenes, necesitaba un instante a solas. Algún rincón de la plaza, deambulando por las sucias callejuelas o perdida entre el silencio del bosque. Cualquier lugar que me ayudara a recobrar las fuerzas.

Hoy, era la taberna. Hice girar entre mis dedos el robusto vaso lleno de agua, que me había entregado una curiosa camarera que ya no insistía en ofrecerme algo más fuerte. Estaba sentada en el rincón más alejado del lugar, una desnivelada mesa frente a mí y las débiles velas iluminando las siluetas que iban y venían sobre el polvoroso suelo. Recogí y entrecrucé las piernas sobre el asiento mientras me quitaba el abrigo manchado de pequeñas gotas de lluvia.

No era precisamente el lugar más calmado y silencioso, pero tenía un sabor a pasado del que me era difícil escapar. El problema, por supuesto, era que allí dentro la soledad era más difícil de soportar. Como si fuera algo real, con cuerpo y alma; una presencia que no alcanzaba a ver, que se escabullía entre las sombras justo en el mismo momento en que yo giraba mi rostro. Allí dentro, la soledad dolía.

Mis pupilas recorrieron las sonrisas contagiosas de las camareras, los gritos de los hombres, las revoltosas faldas de las mujeres. Meneé el rostro con una ligera sonrisa mientras apartaba los cabellos un tanto húmedos de mis facciones. Un golpe en la mesa hizo que me sobresaltara y sujeté rápidamente el pedazo de madera antes de que se cayera. Asustada, levanté la mirada para descubrir como dos hombres de voces estridentes y vocabulario colorido, intentaban alejarse pero sus pies y sus sentidos parecían estar en su contra. Mordisqueé unos de mis nudillos, hasta que sus siluetas desaparecieron. Lentamente, alcé el jarrón para tomar un poco de agua.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Sáb Jul 09 2016, 23:56

Llevar unos sacos de abono en otros momentos habría sido sencillo y banal para él. Un trabajo que había hecho de niño incluso, cuando no podía escabullirse con su pandilla y su padre lo obligaba a trabajar con él. El esfuerzo físico no era algo de lo que huyera y hasta solía verlo como un entrenamiento que lo haría más fuerte y feroz en la batalla. Gracias a esas podía blandir las armas más pesadas con más rapidez y fuerza, podía soportar el cansancio de una batalla y hasta su musculatura le beneficiaba a su resistencia.

Sin embargo, hacía tiempo que los trabajos se le estaban haciendo duros, insoportables. Ya no lo fortalecía, sino que parecían debilitar su cuerpo. Creía que se debía al frío, a la nieve y a la escarcha eterna, que endurecían sus articulaciones, dificultaba su respiración y se clavaban en sus huesos como flechas. Pero lo más terrible eran esas cadenas (que le impedían moverse como quería y que a cada paso en falso se clavaban en su piel) y ese maldito dragón al que le ordenaba las labores.

Quería vengarse, pero cada vez le parecía más improbable a medida que si cuerpo se iba debilitando. Ya no le quedaban amigos, ni aliados. Solo lo rodeaban lagartijas asquerosas y esclavos sumisos que no valían la pena ni conocer su nombre, hasta se había librado de sus escoltas. Desde su visita al altar de fuego, solo dos cosas se concentró su mente: en obedecer y alimentar el odio hacia su amo.

Sin embargo, cuando la vio entre la multitud, sus ideas de ese día cambiaron por completo. No iría directamente hacia la mansión de Verminaard sino que perdería el tiempo con ella. Dejó el saco que cargaba en un callejón solitario, lo escondió con la mugre que había allí y la siguió. Estaba lejos para gritarle y en ningún momento pudo alcanzarla, pero logró mantener la distancia suficiente como para saber a dónde se dirigía. El Poisonclaw, no lo podía creer, jamás creyó volver a ese pequeño infierno paradisíaco.

Se arropó con una capa barata que vestía y se encapuchó, cubriendo sus grilletes y su rostro; luego entró a la taberna aprovechando la salida de dos borrachos que iban a comenzar una batalla. No le costó dar con ella, pero debió avanzar con cuidado y lentitud para no enredarse con la gente. Aun así, pareció que C’Nedra no se había dado cuenta de su presencia. Cuando llegó a ese rincón, se sentó al lado la muchacha y se recostó en la mesa, escondiendo sus muñecas. - ¿Tienes para comprar un trago? – le dijo mirándola a través de su capucha.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Lun Jul 11 2016, 04:27

Mis dedos se deslizaron sobre las vetas de la madera, arrastrando las pequeñas gotas de agua. A medida que avanzaba, el halo detrás de mis huellas desaparecía, incapaz de formar sobre la mesa aquellas siluetas que danzaban en mi mente. Sólo quedaban unas líneas débiles y sin sentido. Molesta, pasé la mano sobre la mesa, empapando mi piel y borrando el dibujo que no había llegado a ser. Pocas cosas me irritaban tanto como ser incapaz de plasmar aquellas escenas y recuerdos que me atormentaban. Como si al encerrarlos en un papel, pudiera mantenerlo alejados de mí.

Estaba tan concentrada mirando la mesa y sus invisibles dibujos, que cuando me di cuenta de que alguien estaba avanzando en mi dirección, fue demasiado tarde. Mi cuerpo saltó hacia atrás y estuve a escasos segundos de terminar en el piso. El respaldo de la silla, sostenido sólo por dos patas, había quedado atascado contra la pared- ¡Pero qué susto! No está bien acercarse a las personas así… Me podría haber matado de un susto, señor- le reprendí y sujetándome de la mesa, volví a poner la silla en su lugar antes de colocar una mano sobre mi pecho, intentando calmar los frenéticos latidos- Puedo darle unas monedas, aunque no se las merece y…

Fruncí el ceño, mis pupilas deslizándose sobre la figura recostada sobre la mesa. El hombre me estaba mirando a través de la capucha pero sus facciones permanecían entre las sombras a mis ojos. Probablemente no debería de hacerlo, pero el picazón de la duda era más fuerte; estiré una mano un tanto temblorosa en su dirección hasta alcanzar el borde de su capucha. Y antes de que pudiera detenerme, tiré de ella.

-¡Sabía que eras vos!- grité mientras pasaba mis brazos sobre su cuello- Bueno, no lo sabía, pero esperaba, porque si hubieras sido otro, tal vez ya no tendría manos- admití mientras volvía a sentarme con las piernas cruzadas sobre el asiento- ¿Estás bien? Parecés cansado… ¿Querés un poco?- le ofrecí el vaso de agua mientras lo observaba con atención- Si querés algo más fuerte, se lo puedo pedir a esa camarera, la morocha de cabello largo, ella no me deja pagar el agua y a veces, hasta me convida algo de comida…- di unos ligeros golpecitos a su brazo- Entonces, ¿qué estabas haciendo por acá?

Encontrarme con él, me había arrancado de ese momentáneo sentimiento de soledad y frustración, pero no podía evitar notar que había algo en su mirada que parecía cada vez, un poco más apagado. No me gustaba aquello. No me gustaba verlo mal. Y aunque sospechaba, sobre todo después de esa visita a las Montañas, de dónde provenía su malestar, no me atreví a ahondar en aquello. Al menos no todavía. No podía arruinarle también ese instante de libertad.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Miér Jul 13 2016, 07:31

Al verla sintió felicidad. Su manera tan ingenua y temerosa de ser lo volvía alejar de su asquerosa realidad. Estaba metido entre tanta guerra y violencia que la presencia de esa muchacha solo desentonaba. Sin embargo, le encantaba que lo hiciera porque todo los demás parecían aves carroñeras arrancando su carne a picotazos, y él seguía vivo, pero era incapaz de defenderse. Ella parecía espantarlos por unos pocos momentos. Sonrió bajo su capucha al sentir el cálido abrazo.

Su deseo era mantenerla y contestarle con la misma euforia con la que C’Nedra lo había saludado, pero no era capaz. Ni siquiera logró articular una palabra. El hecho de que viera los grilletes que apresaban su cuello, sus muñecas y tobillos le resultaba demasiado humillante. No importaba que ella hiciera como que no pasara nada, odiaba que lo vieran encadenado como un perro, era insoportable. Quería mantenerse oculto de ella y cualquier borracho que llegara a conocerlo.

Volvió a ponerse la capucha y nuevamente se acostó sobre la mesa usando sus brazos como almohada. Desde allí la miró de reojo y tomó coraje para poder responderle – Te …seguí por la calle. - murmuró con la voz ronca y apagada – Yo te hacía más de visitar el templo para adorar a los dragones. – a pesar de sus esfuerzos era incapaz de hablarle normalmente.

Hizo una pausa larga, hasta que decidió seguir con la conversación – Hasta engatusaste a la camarera - ocultó su rostro entre sus brazos y preguntó – ¿Coqueteaste con ella? Seguro le gustas.-




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Jue Jul 14 2016, 04:58

Algo andaba mal. Muy mal. Mis pupilas recorrieron la figura de Drael, su rostro otra vez envuelto entre las penumbras al refugiarse tras su capa. Incliné mi cuerpo ligeramente hacia delante cuando por fin su voz se entremezcló con el estruendo de la taberna. Por un breve instante, fui incapaz de comprender sus palabras, demasiada concentrada en  lo que se escondía tras ellas. Había algo que no lograba descifrar y sabía que no iba a parar hasta descubrirlo, por mucho que me odiara luego por ello.

-No es gracioso…- le espeté antes de poner los ojos en blanco y asentir ligeramente- De acuerdo. Puede que haya ido un par de veces… Pero es que ese lugar es precioso, de verdad. No es mi culpa.

Hundí mis manos en el hueco que formaban mis piernas. Ya ni siquiera podía ver sus facciones y su silencio me estaba resultando demasiado doloroso. ¿Por qué no quería hablar conmigo? Volví a mirarlo con atención, tratando de descubrir si estaba herido. Pero estaba tan enredado entre sus ropas, que me era imposible saberlo. ¿Y si estaba enojado? Intenté recordar todas las tonterías que le había dicho la última vez que nos habíamos cruzado. Las Montañas habían sido difíciles, pero no podía creer que estuviera molesto conmigo por haberlo obligado a dejarlas atrás. ¿Entonces…?

-¿Qué? ¡No! Yo no haría eso…- mis mejillas se encendieron ante sus palabras- Ella es sólo amable conmigo.  Me cuenta cosas y no deja que nadie me moleste- no prestaba atención a lo que estaba diciendo, sólo lo decía por decir, porque necesitaba asegurarme de que el esclavo no decidiera marcharse  de pronto y tal vez, mientras siguiera hablando, no lo haría- Aunque por ahí vos sí podrías coquetear con ella. Tal vez, pueda hacer que no estés tan… triste- me mordí el labio, tratando de encontrar una forma de animarlo- ¡Ya sé! Al final no me dijiste que era lo que querías para tomar pero… Esperame. ¡No te atrevas a irte!

Regresé a la mesa con un vaso de cerveza fría y lo dejé frente a él. Volví a mi lugar, esperando que aceptara el trago. Pero fuera lo que fuera que estaba carcomiéndolo por dentro, eso que lo estaba arrastrando a un abismo, comenzaba incluso a robarme mi ánimo. Necesitaba sacarlo de ahí, necesitaba que no se olvidara de quien era. Y sólo sabía una forma de hacerlo. Apoyé los codos sobre la mesa, ahuequé mis manos y apoyé mi mentón sobre las palmas.

-¿Drael? Por favor, sólo… ¿Cómo puedo ayudarte? ¿Podrías…podrías decirme que te pasa? No quiero que estés triste.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Sáb Jul 16 2016, 04:01


Sabía que le haría esa pregunta, sabía que ella buscaría que le contara sobre sus pesares. Drael no quería que lo hiciera, pero lo hizo. No quería hablar sobre lo humillante que era andar constantemente con los grilletes y las cadenas, ni el desprecio que se sentía por ser un esclavo y que cada vez era mayor; o que la ira se estaba apaciguando y en su logar la resignación comenzó a reinar. Odiaba lo que era y ella ya debía saberlo. ¿¡Por qué se lo volvía a preguntar?! Enojado, levantó sus manos abruptamente y las mangas de su camisa se deslizaron por sus antebrazos, dejando a la vista los grilletes que llevaba en sus muñecas. Las cadenas chocaron contra la mesa y se oyó un golpe secó. Su capucha había caído nuevamente, dejando a la vista el hierro de su cuello y las cadenas que lo unían con los de sus muñecas.

Inmediatamente, la culpa lo invadió. Otra vez apareció esa sensación ambigua de ternura y desprecio hacia C’Nedra, su ingenuidad lo sacaban de sus casillas, pero era la única persona con quien deseaba estar. Solo encontraría desprecio, órdenes y burlas en los demás, o (peor) lástima. Ella era la única que lo trataba bien. – Lo siento, no debí hacer eso – dijo al recapacitar – Solo…estoy cansado – se ocultó nuevamente bajo sus holgadas prendas y decidió tomar un trago de cerveza – Gracias – en voz baja. -Esta deliciosa -

Miró de reojo a la camarera amiga de la joven – Le gustas y si insistes seguro te llevará a su cama– murmuró con una sonrisa socarrona en su boca, sus ojos seguían apagados – No sería buen amigo si te la quitara

Acarició el vaso antes de dar un nuevo sorbo a lo mejor que había ingerido desde su captura. Allí había empezado todo y con esa simple idea los recuerdos llegaron, para olvidar bebió hasta que su garganta no pudiera más. No debía revolver el pasado, era mejor enfocarse en otra cosa. En la esclava, por ejemplo. – Da igual, ¿Qué aventuras has vivido? – preguntó secándose la boca con su antebrazo.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Dom Jul 17 2016, 05:21

Estaba preparada para que se enojara conmigo por, una vez más, meterme dónde no debía. Incluso para que por fin me gritara, pidiéndome que me alejara de esos amargos recuerdos. Para lo que no estaba lista, era para descubrir esa punzada de dolor al notar aquellos grilletes que decoraban su piel. Por unos instantes que me parecieron eternos, sólo pude observar en silencio esas cadenas que recorrían su cuerpo. Ese agonizante tintinear, los oscurecidos y marchitos eslabones.

Alargué una mano y escabullí mis dedos bajo su manga, mi piel acarició el helado hierro- No me gusta tu amo. Es un hombre muy malo. No debería de haberte hecho esto. Está mal…- busqué su mirada mientras intentaba encontrar las palabras correctas- Pero son sólo cadenas, Drael- quería sentir sólo lástima y comprensión por el esclavo, pero no podía; había algo más que rondaba por mi cabeza y no podía dejarlo pasar- ¿Vas a dejar que estas cosas feas te pongan así de triste?- mis dedos se deslizaron hasta quedar enganchados en los pequeños huecos de las argollas- Una vez conocí a un hombre que se arriesgó a todo por salvar a su hermana, que puede hacer cosas muy raras con el fuego y que incluso, una vez, escapó de su antiguo amo…- me limité a menear el rostro antes de continuar- A él no lo derrumbarían unas tontas cadenas.

Era consciente de que tenía conceptos erróneos y retorcidos sobre algunas cosas de la vida. Y la razón por la cual me era imposible imaginarme pasando una noche acompañada, era justamente una de esas cosas. Porque no importaba cuanto me desesperara el admitirlo, sabía que nunca podría engañar al hombre que me había distorsionado la realidad, arrancándome de toda voluntad y haciéndome creer que no tenía derecho a algo así lejos de él. Cerré los ojos. Lo último que quería era llevarle al esclavo mis propios demonios. Respondí con una pequeña risa su comentario.

-Con eso de la cama,  te estabas refiriendo a usar las mantas y almohadas para hacer una carpa…mientras como galletas y me cuentan alguna historia de terror, ¿no? Porque eso realmente me gustaría- fruncí el ceño al recordar una vez en particular- Aunque escuchar esos cuentos en medio de una tormenta en el mar, no suena tan divertido como parece. Sí, otra vez eso no me va pasar, te lo aseguro- una ligera sonrisa apreció en mi rostro- ¿O te estabas refiriendo a otra cosa? Porque si es así, ¡de esas cosas no se hablan, Drael!- le reprendí escandalizada, buscando apartar esa oscuridad que lo rodeaba.

Lo observé tomar el vaso y beber un poco más, y aunque no quería, mis pupilas no hacían más que   encontrarse, una y otra vez, recorriendo los grilletes que apresaban sus muñecas.

-¿De verdad no me vas a contar cómo terminaste con esas cadenas? Me parece más importante que hablar de la vez que un pato me robó mi dinero- torcí el gesto mientras jugaba con el borde de su manga- No puede ser más humillante que eso. Tuve que correrlo por todo el mercado. ¡A un pato!
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Lun Jul 18 2016, 01:14

Por culpa del instinto, Drael apartó levemente sus brazos para evitar que sintiera el metal que llevaba y aun así decidió no hacerlo. Es que, por más denigrante y doloroso que resultara verse encadenado, deseaba mantenerla cerca, aun si debía usar la lastima y sus debilidades. Solo ella estaba a su lado, no había nadie más. Con cada día que pasaba, él se daba cuenta que más solo se encontraba y las derrotas se iban acumulando. Sí, esas cadenas no eran nada comparados con las torturas, los golpes y el hambre, pero no habían desaparecido y habían dejado huella en su cuerpo, debilitándolo. Había perdido tanto, que su confianza flaqueaba y cada vez se daba cuenta de que no tenía ni una carta para ganar. Solo necesitaba un milagro para que eso sucediera. Además, las cadenas no eran tontas, eran pesadas y los grilletes lastimaban en cada paso en falso que daba. - No lo sé…quizás tengas razón

Una risa socarrona salió de su boca, recordando las veces que asustaba a los otros niños cuando le contaba cosas de adultos y arruinaba sus mentes ingenuas e infantiles. - ¿Aquí? Esas cosas no solo se hablan…se hacen– preguntó bromeando con ganas de “escandalizarla” un poco más. Tal vez solo fingían, pero era mejor a deprimirse con su puta realidad. - Hasta creo que la primera vez que vine aquí, lo hice en el mismo lugar donde estás sentada … aunque fue todo muy confuso. Tomé demasiado y supongo que terminé peleándome con alguien – mentía aunque había algo de verdad en su historia.

- ¿Te robo un pato? Eso es gracioso. ¿Atrapaste al pato? ¿Cómo lo hiciste? – rió y se tardó un poco en responder a sus dudas. Tomó coraje y se propuso hacerlo rápido y exacto para terminar por todas con esa historia. - Las llevo desde el primer día, quiere educarme supongo. - Apresó suavemente la mano de C’Nedra y la levantó para ocultarse tras ella mientras hablara – también ordenó que eran dos tipos enormes que me siguieran todo el tiempo. Se ve que me porté bien…porque ya no los llevo conmigo – suspiró y la soltó – ¿te tratan bien? ¿O debo planear la muerte de otro dragón más? -




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Lun Jul 18 2016, 21:13

-¡Por supuesto que tengo razón!- exclamé sacudiendo los hombros antes de ladear ligeramente mis facciones- Y teniendo en cuenta que no solemos coincidir en esta cosa de ser esclavos… eso es bastante preocupante- no bastaba con que sólo no se derrumbara ante el peso de sus cadenas, también quería que se rebelara contra ellas, ¿dónde estaba ese fuego, ese odio que tantas veces me había desconcertado?- No dejes que esas… ¿Cómo es que los llamas? ¿Lagartijas?- meneé el rostro, hasta usar esa palabra para describir a los dragones me ponía incómoda- No podés dejar que te gane, Drael. Por favor- no iba a detenerme hasta que escuchara sus palabras- Si no, ¿quién va a horrorizarme por pensar cosas tan feas sobre ellos?

Era difícil intentar animarlo con esas ideas que me parecían tan lejanas y extrañas. ¿Cómo podía pedirle que se rebelara contra sus cadenas, cuando yo nunca lo había hecho? ¿Cómo podía pedirle que negara aquello que yo adora de una manera tan retorcida? Estaba siendo injusta y lo sabía. Pero no podía detenerme. Porque me aterraba la idea de perderlo en un abismo de resignación y dolor. Porque no quería aceptar que tal vez, su amo había logrado quebrarlo al fin. Simplemente, no podía.

-¿Qué?- de un brinco me puse de pie como si sus palabras fueran capaces de traer a la vida sus recuerdos- ¡Ahora no voy a dejar de pensar en todas esas personas que hicieron cosas feas en mi silla!- le di un suave golpe en el brazo antes de lanzar una mirada amenazante a mi asiento- Casi que prefiero sentarme en el suelo y… eso no está mucho mejor, ¿verdad?- lancé una pequeña risa mientras volvía a sentarme no sin cierto recelo- ¿Ves? Estas cosas no pasarían si todos se dedicaran a comer galletas- acomodé el abrigo que se había resbalado del respaldo antes de continuar- ¿Por qué no me sorprende que terminaras metido en una pelea luego de estar… haciendo eso? Espero que hayas ganado por lo menos- alcé un dedo en su dirección- Y no te atrevas a meterte en problemas mientras estamos acá.

-Lo lamento…- apreté ligeramente mis dedos contra su mano- ¡Entonces puede que en unos días te quite las cadenas!- tal vez era una posibilidad casi inalcanzable, pero no importaba- A veces sirve portarse bien, aunque sea de mentira… sólo por un ratito, hasta lograr lo que querés- recogí mis cabellos sobre unos de mis hombros mientras continuaba- No, no, nada de matar a otros dragones, Drael. Creo que con uno ya es suficiente… Pero sí, me tratan bien. No tenés que preocuparte por mí- aunque siendo sincera, mi palabra no podía despertar demasiada confianza, porque sabía que sería capaz de mentir y encubrir el que alguien me hiciera daño- Oh, y con el pato, estoy casi segura de que sintió lástima y por eso dejó que lo agarrara- admití mientras arrugaba la nariz.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Dom Jul 31 2016, 16:59

No le pudo responder, quería hacerlo, quería decirle que pelearía y les haría la vida imposible a los dragones (si es que no se las quitaba), pero estaba cansado. No tenía fuerzas para vencer y la lucha cada vez se veía más inútil. Luego de cada rebelión, llegaban los golpes, las torturas y las humillaciones. Lo peor de todo es que estaba solo: sus compañeros del ejercito seguramente lo veían como un traidor y aquellos aliados de su infancia, estaban muertos, domesticados y los únicos que serían capaz de darle una mano eran los culpables de su caída (terroristas), solo harían por un ideal idiota y beneficios que jamás recibirían. Si lograba vencer ¿Qué haría? ¿Se refugiaría lejos de la cuidad como un cobarde? ¿Pelearía para otros? ¿Para terroristas, piratas o algún mercenario? Todas las posibles opciones le seguían sabiendo a mierda. La única amistad que parecía quedarle, no era útil para su guerra y estaba seguro de que, al terminar, la perdería. Entonces, había algo que quería preguntarle y una idea que surgió de todo ello.

Sin embargo, no quería pensar en eso, en los motivos que C’Nedra tuviera para insistirle en no rendirse, mucho menos en el destino que le esperaba. Debía olvidarse de que la chica más obediente que existía le insistía en seguir la lucha. La burla había sido buena, y el saltó que pegó la esclava fue lo suficientemente graciosa como para obligarlo a soltar una pequeña risa. – Obvio, en esa época siempre ganaba. Si hubieses estado allí seguro que saldrías espantada. - Entonces recordó el pasado, lo único bueno que tenía como para hacerlo reír, pero era tan bueno que pensar en ello solo significaba un golpe a traición. Ese guerrero que alguna vez fue lo humillaba y lo atacaba por convertirse en ese patético esclavo. – Tranquila, no puedo pelear con estas puestas- sacudió sus cadenas - me darían una paliza -

- Estas cadenas no se irán no importa lo que haga. El desconfía de mí y hace bien. – aclaró y no dijo nada más. El pasado era demasiado bueno para ser recordado. El presente le resultaba demasiado duro para siquiera pensar en ello. Ella seguía tratando de animarlo, pero no había ninguna manera de mejorar su situación y ella parecía demasiado conforme con su vida como para que rebelarse la ayudara en algo. La misma idea volvía y por más miedo que tenía la respuesta necesitaba aclararlo. Al diablo el pato.

Oye ¿De qué te sirve que pelee? Si no lo mato y se dé cuenta de lo que quiero hacer, él me matará y tu tendrás que buscarte a alguien más para que haga pasar malos ratos. Si lo mato y sobrevivo, tu no huirías conmigo así que, jamás nos volveríamos a ver. Es lo mismo. -




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Mar Ago 02 2016, 04:12

-No se necesita mucho para que salga corriendo- añadí torciendo ligeramente el rostro- Y estoy bastante segura que incluso con esas cosas feas, igual lograrías ganarle a cualquiera… y hacerme salir espantada- admití con una sincera sonrisa, sin ningún atisbo de compasión rodeando mis palabras- Y si en verdad no podés pelear y te metés en líos, no te preocupes, yo te defiendo- di unas pequeñas palmaditas sobre su mano, fingiendo aires de grandeza- ¡Si logré que vos seas amable conmigo, puedo convencer a cualquiera de que se porte bien!

Sus palabras resonaron a mi lado y, ésta vez, fui yo la que guardó silencio por unos instantes que me parecieron eternos. Era como si se me escapara lo que Drael intentaba preguntarme, como si hubiera algo que no lograba descifrar de entre ese espiral de sonidos. Casi que podía arañar el significado de sus palabras. Casi que podía asimilar esa curiosa pregunta. Casi que podía comprenderlo. Y de pronto, la duda, esa certeza que aún no se atrevía a volverse realidad, se volvió demasiado peligrosa. Fruncí el ceño.

-¿Me estás preguntando qué es lo que gano yo, si vos te rebelás contra tu dragón?- aquellas palabras abandonaron mis labios en un susurro- ¿Creés que te estoy pidiendo que vuelvas a ser como eras antes porque quiero algo?- pocas veces había anhelado tanto algo, como en esos instantes deseé haber malinterpretado las intenciones de su pregunta- ¡No es por mí que quiero que luches y recuperes ese odio que te mantenía vivo! ¡Mirate, Drael! Estás triste, cansado, dolorido… Derrotado- escondí mi rostro detrás de mis manos, tratando de aplacar ese arrebato- No quiero que mueras, pero si seguís así, igual vas a terminar de esa forma… ¿y de verdad preferís hacerlo de rodillas?- bajé las manos, pero no me atreví a levantar la mirada- Sé que no es asunto mío, perdón, no debí, pero… Sólo quiero que estés bien.

Tal vez, yo nunca había atesorado en mi interior esos sentimientos. Pero creía con todo mi ser, que aquello era lo que Drael debía de sentir para poder superar lo que significaba ser esclavo, toda la injusticia y dolor que encerraba esa palabra. Tal vez, era sólo una infantil ilusión, pero estaba segura de que sin ese fuego que alguna vez había ardido dentro suyo, él estaba perdido. Lo necesitaba tanto como yo necesitaba esa libertad que encontraba en la sumisión. De otra forma, sólo éramos meras y pálidas sombras de lo que podíamos llegar a ser. ¿Y dónde estaba la gracia en aquello?

-Pero si lo que necesitás ahora es esto, olvidarte de tus rebeliones, olvidarte de lo que eras… Si en verdad creés que esto es lo que querés, lo entiendo- al fin me atreví a mirarlo y con un gesto temeroso alargué una mano; mis dedos corrieron sus cabellos y dejé un beso sobre su frente- Y no voy a volver a inssitir. Lo prometo.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Dom Ago 07 2016, 02:31

- No.- murmuró decepcionado, tanto por las palabras de C’Nedra como saber que no podía mirarlo a los ojos mientras se las decía. No estaba seguro que había buscado con sus preguntas o que rayo de esperanza pensaba encontrar; sin embargo, no había hallado ninguna respuesta. El resultado había sido igual a cada pensamiento e idea que surgía de su cabeza y cada una de las decisiones que tomaba. Nada ni nadie era capaz de darle respuestas, soluciones o algún camino que verdaderamente lo liberara de todo lo que le habían hecho. La venganza y la gloria parecían tan lejanas que no encontraba las fuerzas para pelear. Tampoco había otro motivo por el que esforzarse y nadar contra la corriente, nadie lo protegería y tampoco podría proteger a alguien. Estaba solo.

Entonces, otra vez lo acarició pero ya no sentía la paz como al principio, ahora solo le ponían nervioso. El beso le resultó insoportable, bajó la mirada y apretó sus dientes. – No sé qué hacer – dijo con los ojos puestos en la mesa, enfocando en nada. Sus manos temblaban y debió cerrarlas en un puño para que paren. No necesitaba esos mimos y esa complacencia, no las quería. Solo era lástima. Quería algo más.

Respiró profundo para tomar coraje y poder de mirarla a los ojos. Tomó las manos de firmeza con firmeza, no quería temblar y tampoco que se alejara. No hizo nada en los próximos instantes, solo se dedicó a mirarla. Entonces, surgió una idea. De pronto, quiso hacer algo, sentía miedo y la apuesta era grande, pero se sentía capaz de hacerlo. - Oye – dijo pero se interrumpió con un suspiro. Su corazón latía con fuerzas. Se obligó a hacerlo de inmediato o jamás lo haría. La miró una vez más, era hermosa.

En el instante que se decidió, Drael se inclinó hacia ella para llegar a sus labios. Intentó besarla. No quería darle una advertencia, porque temía a que se negara. No quería siquiera darle tiempo a reaccionar, para que no se alejara.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Miér Ago 10 2016, 00:52

Algo había cambiado. Algo que no lograba comprender, escondido tras su mirada, aquella que ya no me correspondía. Volví a acariciar ligeramente su frente antes de alejarme, de pronto tironeada por unos hilos invisibles que él parecía sostener. Mis pupilas vagaron por sus manos convertidas en puños, el temblor que intentaba controlar. Se estaba alejando y no podía detenerlo. Mis uñas se clavaron en las palmas de mis manos, pequeñas medialunas sobre mi piel. ¿Qué era lo que esperaba oír? Sólo podía ofrecerle pálidas esperanzas y palabras cargada de confusión. Si yo nunca había tenido ni siquiera eso, ¿cómo podía ofrecerle algo más?

-Lo sé. Lo sé, Drael, pero…-quería acercarme, quería abrazarlo, pero algo me lo impedía- Quisiera saber que decirte, que hacer. No sabés lo mucho que deseo ayudarte- y sin embargo, en esos instantes me parecía que hasta mi mera compañía lo arrastra aún más en el abismo- Vas a encontrar que hacer, te lo prometo. Sólo no esperes que alguien más te ofrezca una solución mágica- una amarga sonrisa bailó sobre mis labios- Creeme, no vale la pena.

Esa única palabra que llegó a decir, me obligó a alzar la mirada. Y aquello fue lo último que hice, antes de perderme en esa oscuridad que se enredó dentro de mí con una desesperación que jamás había sentido. Drael había abierto una puerta que ocultaba demasiados demonios: el pasado, los retorcidos caprichos, los instintos aprendidos a la fuerza. Y aunque era el esclavo quien estaba ante mis ojos, no podía verlo. No me moví, no lo rechacé. Después de todo, eso era lo primero que había aprendido.

Su boca rozó la mía, mis temores se mezclaron con los suyos. Apenas una caricia, apenas una provocación. Demasiado real, demasiado doloroso. Algo dentro de mí se rompió en mil pedazos. Mi mano se deshizo de su agarre y se perdió entre sus oscuros cabellos. Lentamente, mis dedos se deslizaron sobre su garganta, retando a su piel a seguir aquél camino incierto- No me pidas esto, Drael- el susurro fue acompañado por mis nudillos deslizándose sobre el frío metal que descansaba sobre su cuello; un gesto cargado de reverencia- No me pidas algo que no puedo darte- la voz quebrada, no me atrevía a reconocer que en el fondo de mi alma, estaba dolida; sabía que estaba triste, dolorido, sólo, y que tal vez, aquello sólo había sido un desesperado intento por alejar esa soledad, un instante perdido en un mundo demasiado cruel- Te dije que fueras tras la camarera- intenté bromear, pero esa alegría nunca alcanzó mi mirada.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Drael el Jue Ago 11 2016, 06:32

Apenas sus labios se rosaron, una cálida corriente recorrió su cuerpo repleto de nerviosismo. Se sentía tan emocionado como un niño inexperto, pero por sobre todo se sentía feliz ¡Ella no se había apartado! ¡Le había correspondido! ¡Al fin algo bueno le sucedía! Por un momento, creyó ver un pequeño haz de esperanza. Sin embargo, el momento resultó se tan efímero como la existencia de una flor, cuando sus ojos se encontraron con los de la mujer y toda esa ternura que lo encantaba se le esfumó. Sus ojos eran un abismo de miedo y dolor, que (parecía) él mismo había traído.

Después, volvieron las caricias. No sentía calidez en esas manos, solo creaban angustias: un vacío que crecía en su interior y amenazaba con destruirlo todo. Las palabras no ayudaban en nada. No la entendía. No le pedía nada, al menos nada que podría lastimarla. Hacía algo bueno y ella... No, ella no debía rechazarlo. Era injusto. Las cosas debían ser de otro modo ¿Por qué era tan cobarde?

– ella no es la que me gusta - la apartó de él con un manotazo, el desconcierto y el miedo se habían transformado en enojo: con ella, con los que la lastimaron y con su propia debilidad. -¿Por qué? Tu sabes que no soy como ellos – necesitaba esas respuestas aunque tenía certezas de lo que sucedía, quería escucharlas de su boca. Hizo una pausa y luego siguió – hubiese preferido un golpe o unos gritos – confesó -habría sido más fácil-




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 250

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por C'Nedra el Vie Ago 12 2016, 20:36

Sólo bastó aquél gesto cargado de enfado para que mi cuerpo se echara hacia atrás, buscando perderme un poco más entre las sombras, alejarme lo más que pudiera de allí. Bajé la mirada y mis dientes se clavaron con fuerza contra mis labios. Buscando borrar el recuerdo que aún bailaba sobre mi piel, aquél que despertaba demasiadas memorias, aquél que no podía distinguir del resto. Había estado buscando la forma de animarlo y en el instante en que había pedido por algo, yo se lo negaba. ¿Qué era un beso más?

-Lo lamento- necesité de toda mi fuerza de voluntad para poder mirarlo, no estaba segura de querer descubrir que estaba escrito entre sus facciones- Tenés razón, no debería de haber…- ahora eran mis manos las que temblaban porque quien yo era, o al menos en quien me habían convertido, estaba a flor de piel en esos instantes- ¡Pero me pediste lo mismo que ellos, Drael, lo mismo!- pasé una mano sobre mis ojos, molesta conmigo misma- Sé que no querés lastimarme, pero cuando te acercaste y…-mis dedos se deslizaron sobre mi garganta distraídos- Sólo lo recordé a él. Y a todas esas cosas feas y malas que hice- mordí el interior de mis mejillas antes de continuar- ¿De verdad me pedirías que haga lo mismo por vos?

Sabía que había algo mal dentro de mí, lo sabía. Algo que no sabía cómo borrar, algo que no quería que desapareciera jamás. Y ahora eso amenazaba con alejarme de Drael, con la culpa manchando mi piel por haberlo arrastrado aún más entre las sombras. Podía ver que estaba molesto conmigo y el terror de que aquello fuera lo que me separara de él, me carcomía por dentro.

-Jamás podría enojarme con vos- murmuré mientras me abrazaba a mí misma, buscando un poco de seguridad- No quise lastimarte- sólo me quedaba por hacerle aquella pregunta que tal vez podría traerle un poco de paz en esos instantes, sin importar cuánto me dolería escuchar su respuesta- ¿Querés…? ¿Querés que me vaya?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 358

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la memoria del melancólico, la palabra mariposa es pecado|Drael

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.