Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

40/64

Afiliados Normales


A new dimension of my heart [Zeddykos]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Vie Jun 10 2016, 21:57

Año 159 D.D.

Llevaban unos días en Edén. Su madre más allá de aprovechar el viaje para hacer negocios lo consideraba educativo. Hacían turismo, Kariel debía de demostrar que no sólo había leído o escuchado a sus tutores, sino además poder observación y lógica para detectar fallas y posibles soluciones. Lo educaba a fondo para ser un hombre de negocios.

Hacer todo eso con su madre estaba bien, pero también quería recorrer un poco por su cuenta, conocer gente, estar solo, hacer alguna que otra tontería. Y siempre era una pequeña guerra entre ellos lograrlo.

Miró a su madre, ahora eran casi de la misma altura. Kariel había pegado unos cuantos estirones en los últimos años y ya no se veía de su edad, sino un par de años más. Su cabello negro estaba revuelto en ondas que caían salvajes por toda su cabeza, su mandíbula se había endurecido aunque su rostro conservaba un dejo de redondez de niño, y su cuerpo estaba trabajado por todo el entrenamiento de combate.

El sol empezaba a bajar y ellos caminaban por las calles de regreso a su hospedaje en la casa unos amigos de la familia. El joven dragón consideraba que era en ese momento o nunca.

-Madre... ¿puedo salir un rato... ya sabes, solo? -podía verse un poco mayor, pero su falta de seguridad aún era la de alguien de su edad.

-¿Para qué? ¿No hay sirvientas a las que meterles una mano debajo de la falda en la mansión? -Preguntó con una sonrisa maliciosa la mujer, haciendo sonrojar al menor y poner cara de indignación-. ¿O a lo mejor estás en busca de algo más exótico? ¿Un buen acento y un tour por la ciudad?

Kariel se cubrió el rostro con las manos debatiéndose entre escapar, intentar matar a su madre o meter el rostro en la tierra-. ¿Puedo o no puedo?

-Puedes. Eso sí, debes de mantenerme al tanto -Le dijo la mujer con los ojos brillantes de diversión a lo que el dragón simplemente salió corriendo antes de tener que escuchar más. Ella siempre había disfrutado de molestarlo horriblemente en cuanto a temas amorosos se refería. Todavía recordaba aquella vez que lo había sorprendido con una de las criadas… hasta se había parado a apuntar qué era lo que según ella estaban haciendo mal.

El aire se sentía fresco en su rostro sonrojado. Miró alrededor, y comprobó que su madre no estaba a la vista. Dejó de correr y siguió a un paso más relajado, calmándose por completo. No tenía un plan en mente, simplemente había querido recorrer por su cuenta. Y eso hizo durante un largo rato, caminando a paso lento, observando edificaciones mientras el sol bajaba por completo.

En algún momento un hombre había comenzado a caminar delante de él, sin querer los ojos del dragón comenzaron a recorrer las formas que tenía en frente, observando no tan clínicamente la redondez del trasero del hombre. Se sentía extraño. Su mirada últimamente era capaz de captar detalles que antes no lo hacía tanto, y no estaba seguro de cómo convivir con eso.

El hombre se giró y pudo tener un pequeño vistazo de un rostro de un hombre apuesto, con barba prominente y labios llamativos, antes de que se metiera por una puerta abierta. Kariel avanzó hasta allí y vio una taberna, tenía dinero así que se metió sin pensarlo realmente. Vio al hombre en la barra, charlando con el tabernero, y decidió irse a una mesa. No tenía el valor de acercarse al hombre, y tampoco sabría qué decirle.

“Hum, no está nada mal, es bastante apuesto. Después de todo sacaste buen gusto” resonó la voz de su madre por la red. Las mejillas se encendieron y decidió hacerse el loco por completo como si no la escuchaba mientras por dentro deseaba decirle que la odiaba a ella y a su locura voyeurística de no dejarlo en paz con su privacidad. Se sentó en una mesa y pidió cerveza, dispuesto a ahogarse en el vaso por la vergüenza.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Sáb Jun 11 2016, 19:52

Sus planes de ahogarse en la cerveza se vieron algo frustrados cuando de pronto el hombre que había visto que acercó a él. Kariel se intentó hacer algo hacia atrás, todo tímido, pero el respaldo de la silla no le permitió alejarse mucho más de unos centímetros. Tenía una jarra de cerveza en la mano y se la fue a dejar diciendo que le iba a servir, a él. Y por la Diosa si su mente no se escapó a lugares muy oscuros. Encima ese gesto con la lengua... ¡bífida no menos! Cerró la red de golpe porque lo último que necesitaba era su madre captando todo eso. La lengua de Morrigan nunca lo había hecho tener pensamientos tan "amigables".

Por su rostro se extendió un sonrojo mayormente estacionado en sus mejillas y orejas. Le había sonado a coqueteo. Era algo que él le podría haber dicho a una chica... si se sintiera envalentonado, cosa que no se sentía. Entonces preguntó por la silla, y estaba seguro que su voz había bajado una octava, haciendo nudos en su estómago y cortándole un poco el aire-. No. Digo, sí. Puedes sentarte -respondió sonrojándose más. ¿Podría hacer sonado más estúpido? Bueno, seguramente podría, pero eso no le habría ahorrado la humillación que sentía en ese momento. Agarró la jarra de cerveza y decidió que ahogarse no era tan mala idea después de todo y se la llevó a los labios, tirando la cabeza hacia atrás, bebiendo y ocultando su rostro ardiente un poco de la vista.

Como en todo, los planes a las apuradas no salen muy bien, y se lo había llevado muy a lo bestia hacia su boca, por lo que el borde golpeó contra sus comisuras y la jarra subió apenas de más, dejando escapar un hilo de cerveza que bajó por cuello, bordeando la nuez de Adán que se movía a cada trago hipnóticamente.

Bajó la jarra con un jadeo como si hubiera sido su primer trago en el desierto. La había tomado de una, y probablemente se le subiría a la cabeza, pero le había servido para relajarse. Se lamió los labios que brillaban mojados por la cerveza y se giró a hacerle gesto al tabernero de dos más, respecto a la cerveza.

El hilo de cerveza había bajado de forma poco confortable por su pecho, pero le daba cosa secarlo, estando medio indeciso de qué hacer o decir-. Soy Kariel-, murmuró sopesando la posibilidad de que su acento resultara interesante o no para el otro.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Mar Jun 14 2016, 07:44

El hombre se sentó en la mesa, lo cual era un poco... inusual y llamativo. Prácticamente había mantenido altura de estando parado, y si bien sus piernas se delineaban muy bien por la mesa y tenerlas tan cerca, la diferencia de altura lo ponía nervioso. Con inclinarse un poco hacia él se sentiría como si estuviera encima... pero era una taberna con gente, así que lo sentía más llamativo e imponente.

Se tiró más hacia atrás, cuanto el otro se inclinó hacia él, llenando su visión de unos ojos color cobalto. Tragó saliva duro. Su mandíbula cayó un poco cuando recogió la gota de cerveza y la lamió. Su cerebro haciendo un cortocircuito ante la imagen de esa gota que acababa de estar en su cuerpo, contra su piel, sumado al dedo, siendo lamidos por esa lengua. Era como una lamida indirecta.

-Ta... Talos -respondió con voz ronca. Y sus ojos se agrandaron mucho ante la advertencia. Y fue como si una pared concreto se hubiera instalado entre ellos. Su rostro perdió casi toda emoción que no fuese molestia, endureciendo sus facciones. Por dentro entendió a la perfección ese aviso. Era un soldado. Uno que estaba amenazando con arrastrarlo por una simple desconexión de la red. Tragó saliva, y la pregunta ahora le sonaba como interrogatorio militar escondido en un acto de... por la Diosa, en un acto de coqueteo. Y había caído directo. El miedo se apoderó de su corazón, había escuchado rumores de espías que investigaban dragones en búsqueda de traición. Quizá lo hacían también en el ejército. Había pensado que Talos era duro en ese sentido, pero era evidente ahora que en otros lugares era peor. Y él iba a caer por un tonto momento de debilidad, de duda, de ideas que no podía dejar entrar en su mente.

Tomó uno de los vasos que el tabernero había dejado frente a ellos mientras Kariel luchaba contra el pánico y lo bajó como al primero. A lo bestia, intentando sacarse el sabor amargo del miedo su paladar. Sacó de su bolsillo varias monedas y las dejó con fuerza en la mesa. Eran suficientes como pago y propina. El otro vaso lo dejó allí-. Que disfrutes la cerveza y la mesa, ahora es toda tuya, puedes acostarte encima si quieres -soltó antes de irse del lugar. Conectándose a la red justo antes de salir, casi en una burla, así no podía arrestarlo.

Caminó por rapidez por la calle, temiendo que fuera tras de él, que lo interrogara. ¿Los dragones nunca tenían pensamientos como esos? ¿Era él el raro? No era algo que podía preguntar, era un tabú de la sociedad. Había oído rumores de que había gente que usaba a sus esclavos como juguetes sexuales, aún de su mismo sexo, pero dragones con dragones...

Se arrebujó en su chaqueta, no tenía frío, estaba confundido y asustado, inconscientemente intentando consolarse. Tenía una mínima tentación de correr a los brazos de su madre, sin embargo, su orgullo no quería. Sabía lo que tenía que hacer, o al menos su mente joven así era. Acostarse con una mujer. Si lo acusaban de sodomía sólo tenía que acostarse con unas mujer para demostrar lo contrario. El único problema es que por mucho que se había toqueteado y besado... nunca había terminado de pasar aquello.

Caminó buscando un lugar de esos de mala muerte donde la gente vendía sus cuerpos. Estaba nervioso, quería llorar y tenía náuseas. No sabía que iba a hacer si dormía con una mujer y esas ideas no desaparecían. No. Tenían que hacerlo. Estaba seguro que las mujeres gustaban y que lo de antes había sido simple locura temporaria. Seguro




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Vie Jun 17 2016, 21:52

Un hombre de aspecto oscuro, de esa gente que te da impresión de dudosa legalidad, estaba parado en las afueras de una casa con la puerta abierta. Con una mano señaló hacia adentro en el oscuro pasillo-. Mujeres, placeres, todo lo que uno pueda desear. Entre a un pequeño paraíso personal. Entre… -dijo con voz ladina. Kariel se detuvo. Eso era lo que había estado buscando, pero el nudo en el estómago no era fácilmente aflojado. Titubeó mirando la oscuridad del lugar. Volvió a mirar al hombre y entró.

El burdel estaba poco iluminado en un inicio, pero dentro había bastantes velas en lámparas de papel que le daban tenues iluminaciones. Caminó indeciso por el lugar hasta que una mujer rubia vestida con una túnica traslúcida se le acercó…

-.-.-.-.-

La mujer de cabellos castaño rojizos se apoyó sobre la pared de una casa, cerca de Zeddykos, sigilosa como en su primer encuentro aquel día, parecía haber salido de la nada. Soltó un suspiro pesado y triste-. Pensaba que conocerte a ti le ayudaría con su confusión, pero sólo avivó sus miedos-. Se llevó una mano al rostro con expresión triste-. Probablemente pensó que era una especie de trampa, que le coqueteabas para descubrirlo y acusarlo. A veces tiene demasiado poco ego. Y ahora va a perder su virginidad a sus dulces 14 añitos porque estaba muerto de miedo y quiere mostrar que puede.

Sus labios de curvaron en una mueca de infelicidad, caminó hacia el teniente y le apoyó una mano el hombro-. Siento haberte metido en esto. Creí que lo podías ayudar, y me equivoqué. No es tu culpa-. Le dio una palmadita en el hombro y siguió caminando, alejándose de Zeddykos. Su rostro se relajó en una pequeña sonrisa.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Vie Jun 24 2016, 00:02

Estaba en medio de un coqueteo con la rubia cuando de pronto sintió a alguien acercarse, casi irradiando calor hacia su cuerpo por lo cerca que estaba. Miró con incredulidad a Zeddykos que definitivamente no debería de estar ahí, encima haciéndose como que tenía todo el derecho de estarlo. Le lanzó una mirada irritada por revolverle el cabello y luego miró a la mujer cuyos ojos iban de uno a otro dragón-. ¿Por qué no nos traes algo para tomar? -Le dijo con una hermosa sonrisa, acariciando un mechón de cabello. La mujer asintió con una sonrisa propia y fue a buscar algo de vino.

Kariel, por muy tentado que estaba de pegarle ahí mismo, no quería causar una escena, así que tiró del brazo del otro dragón y lo lanzó a uno de los confortables sillones que había por ahí-. ¿Qué rayos se supone que haces aquí? ¿Los soldados aquí no tienen nada mejor que hacer que acosar turistas? -Preguntó en un muy agitado susurro, mirándolo con ojos entrecerrados. Entonces pareció darse cuenta que se inclinaba sobre él quizás un poco demasiado cerca y se apartó algo tímido. Se sentó del otro lado del sillón poniendo una mano en su rostro, el alcohol hacía que sintiera su cabeza vibrar y no entendía cómo rayos estaba sucediendo esto-. Para que lo sepas, no pienso compartir contigo-, advirtió con la voz algo deformada por su mano impidiendo un poco el paso del sonido. Tener sexo viendo al otro dragón… peligroso, muy peligroso, en especial por cómo sentía todo su cuerpo expandir el calor ante la idea. No entendía cuál era el problema de Zeddykos, pero definitivamente era un problema para él.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Mar Jun 28 2016, 20:29

Las palabras de Zeddykos lo enojaban y cohibían en partes iguales, y sobre todo lo llenaban de confusión, porque no podía confundirse con otra cosa que coqueteo lo que acababa de decirle. El color se elevó a sus mejillas en parte por vergüenza e ira por la forma en que reacomodaba lo que él decía a su gusto, cuando no había manera de pensar que había querido decir eso.

Las palabras serias del miembro de la armada pesaban en su mente, pero lejos de ver una disculpa en ellas veía más advertencias de que le estaba vigilando. Le contestó igual de serio, puesto que no veía sentido a seguir el juego-. Es entendible arrestar a alguien por robar un pan. Pero no puedes hacerlo por estar hambriento y considerarlo. Y seguirlo y tentarlo para que robe y poder arrestarlo es definitivamente cruel.

Su mano se cerró sobre el sillón, los dedos en tensión intentando descargar el estrés que sentía. Abrió la boca para decir algo más, para explicarle que las mujeres le gustaban y que no tenía que perseguirlo, pero que no podía hacerlo con él ahí, cuando la mujer volvió con bebidas. La tensión de Kariel era palpable, y ella miró de uno a otro antes de sugerir con voz suave si deseaban una habitación privada. El tono era completamente neutral, como si fuera algo normal, como si la gente fuera todo el tiempo a lugares así para hacer negocios o cosas más escabrosas.

Tomó un trago de vino y miró a Zeddykos. Se inclinó hacia él y susurró a cierta distancia de su oído, cosa que no pareciera demasiado íntimo-. Dejaré la red abierta, puedes comprobar que yo... que no... -dejó las palabras en el aire, no sabiendo cómo definirlo. La palabra "normal" se le pasó por la cabeza. Bajó la mirada, pensando que con el tiempo podría matar esa parte de sí mismo. Había tenido la esperanza de la libertad de Edén poder... no, no importaba.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Jue Jun 30 2016, 21:52


Le tocó el turno a Kariel de mirarlo sorprendido. ¿En qué clase de círculos se movía ese hombre? La gente de desconectaba cuando necesitaba un rato de privacidad, por reuniones delicadas, por sexo, por cosas privadas... una desconexión no implicaba ni traición inmediata ni mazmorras de una. No sabía si era el lugar, o era Zeddykos el paranoico al respecto, pero definitivamente esa no había sido la mejor manera de decírselo a un desconocido.

No iba desde luego a frenarse a decirle todo eso, así que le dedicó su mejor expresión de mezcla incredulidad y fastidio. Para todo lo tranquilo que era el resto del tiempo, Zeddykos definitivamente necesitaba subtítulos.

¿Tres? El sonrojo acudió de inmediato a su rostro ante la idea de ver a Zeddykos en una situación sexual. Como buen adolescente su mente suplió buenas imágenes del dragón con la rubia, y su cuerpo dio el asentimiento a la causa. Quería verlo, aunque aún no confiara del todo en él, un poco creía que no tenía intenciones de arrestarlo.

Ladeó la cabeza al escuchar que quería que terminase la frase, aún no sabía qué pensar de Zeddykos, y parecía que no se entendían mutuamente. Cambio de táctica entonces. Cuando le tomó de la barbilla lo miró entre sus largas pestañas, su cabeza se movió apenas unos centímetros para dejar a la vista cuello en una tentadora muestra de sumisión, pero su mirada era intensa-. Si pretendes ir a esa habitación, tendrás que cerrar la red o ponerte en peligro... pasó la lengua por los labios-. No se puede tener todo en la vida. Y te devuelvo la dudosa cortesía de avisarte.

Le dedicó una sonrisa de marca patentada Hell, robada por completo de sus padres y terriblemente tentadora. Se paró soltándose de él y encaró a la rubia tomando su mano y besándola de una manera íntima y sensual. Se acercó a ella y le susurró al oído. Intercambiaron algunas palabras entre besos en el cuello y mordidas en el lóbulo. Entonces se movieron hacia una puerta de una de las habitaciones y se giró a mirar a Zeddykos de reojo con una sonrisa sugerente. Alzó una ceja y se metió en la habitación.

No estaba seguro de siquiera poder conseguir un beso del otro dragón, pero como mínimo lo iba a hacer arder en deseo y tentarlo hasta quebrar su compostura.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Kariel el Mar Jul 05 2016, 21:27

Spoiler:
Sintió un latigazo de placer provocado por la pequeña victoria sobre Zeddykos. Por muy infantil que fuera no podía evitar sentir cierta venganza en todo aquello. No duró mucho, sin embargo, puesto que cosas más interesantes estaban ocurriendo. Se dejó caer de la red con mucha suavidad, sin prisas esta vez, aunque sí de a poco con nervios. Nunca había siquiera tonteado con un hombre, ni dos personas a la vez, ni llegado a tener sexo. Así que cada segundo que pasaba aumentaban un poco los nervios y el deseo.

Zeddykos se veía por completo seguro y tranquilo, y mientras él besaba el cuello de la mujer, Kariel, más joven e impaciente fue a besar y morder su escote. Su estómago dio un pequeño salto al sentir la mano del otro. Las manos de la rubia se ocuparon poco a poco de los botones de su camisa. Pronto las palmas de la mujer tocaron los pectorales mientras el joven dragón dejaba caer la cinta que sostenía un lado de la túnica. Su cuerpo, ahora descubierto parcialmente al antojo de Kariel, era hermoso, su pezón contrastaba contra la piel clara y demandaba casi toda la atención… aunque no toda. Los ojos celestes bajaron a recorrer la profunda curva debajo de las costillas de la fina cintura. Apoyó una mano en las caderas de la mujer al tiempo que su boca se adueñaba del llamativo botón. Su mano fue más atrás y se adueñó unos momentos del perfectamente formado trasero. No estaba muy seguro de dónde estaban las manos de ella… suponía que en Zeddykos, pero de pronto encontró una mano de él y ansioso la movió hasta el pecho de ella. No muy sutil para el dueño de la mano, pero no tan obvio para la mujer.

Siguió lamiendo y succionando, ahora prestando atención también a los dedos de Zeddykos. El deseo que sentía hizo que olvidara un poco de decoro y metiera dos dedos en su boca succionando. Una mano dentro de sus pantalones lo tomó por sorpresa y soltó un suave gemido, que reverberó en los dedos. Soltó a ambos, jadeando levemente con las mejillas sonrojadas. Los toques y besos robados aquí y allá, estar con dos personas a la vez, y la anticipación de lo que estaba por venir era demasiado para él.

Puso una mano sobre su labio inferior y esbozó una sonrisa adorable-. Perdón, mi inexperiencia hace que todo sea muy intenso y necesito un respiro o acabará demasiado rápido para mí. Sigan unos momentos sin mí-, explicó con el sonrojo acentuándose y su mano acariciando su nuca de forma tímida. Se terminó de sacar la camisa, las escamas en su espalda brillaban con color de la sangre a la luz de las velas. Se sacó las botas y el pantalón camino a la cama, quedando completamente desnudo antes de tirarse sobre ésta. Miró con atención a los otros dos, eran un hermoso y sensual cuadro. Sintió su cuerpo arder más y más ante cada toque compartido entre ellos. Se lamió los labios hambriento, no se arrepentía de haberse alejado, le gustaba mirar. Aún si no hacía nada más creía que podía disfrutar solo de eso. Sus labios se entreabrieron ante el descubrimiento. Agarró su caliente dureza con un pequeño gemido y apretó. Venirse de esa manera sería poco embarazoso. Abrió los ojos, dándose cuenta que los había cerrado, y se encontró con la ardiente mirada de Zeddykos. Se arqueó sintiendo un latigazo de placer, y respiró agitado. Quería tocarse y venirse debajo de esa mirada. Quería... quería cosas que no debería de querer. Cosas que sabía que el otro dragón no le daría. Ladeó la cabeza para esquivar esa mirada, a pesar de que aún la sentía. Y sus piernas se abrieron un poco en invitación inconsciente. Se dijo a sí mismo que no debía de pensarlo de más, que seguramente sería sólo el descubrimiento de muchas cosas que no sabía que le gustaban, y la combinación de mirar y ser mirado. Y enterraría el hecho que la mirada de Zeddykos le causaba mucho más que de ella, bien profundo en su mente.




avatar
Kariel
Dragon

Ocupación : Comerciante de Arte
Mensajes : 1321

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A new dimension of my heart [Zeddykos]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.