Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Preguntas y respuestas, ¡gambito de la verdad! [Privado]
Hoy a las 04:58 por Limon

» La belleza de la estrategia y la elegancia de la táctica [Privado]
Hoy a las 04:16 por Limon

» Ausencias
Hoy a las 03:50 por D'tark

» Su cabeza en una pica || Vaurien
Hoy a las 03:44 por D'tark

» Introduction {Priv.}
Hoy a las 03:30 por D'tark

» Cambios de botón | Modificaciones | Problemas
Hoy a las 02:32 por Invitado

» Aftercare (Vaurien) +18
Hoy a las 00:59 por Vaurien

» Llegaremos a 100?
Hoy a las 00:22 por Selene Warren

» Volviendo a casa [Nimue]
Ayer a las 22:10 por Nimue

» El taller de las hermanas Balaur
Ayer a las 21:46 por Faora

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Megerah el Lun Mayo 30 2016, 19:14

La claridad de la mañana, la medio espabiló temprano. Aún sin abrir los ojos, pudo sentir la respiración profunda y calmada de Thareon, estrellándose muy suavemente sobre su propio pecho. Y su calor, que para Megerah, con el frío, seguía siendo un auténtico oasis en mitad del árido desierto. Sabía que ella para el dragón, implicaba lo mismo, aunque no en la misma medida. Quizás, por eso, la rubia se acurrucó contra él, escondiendo su rostro entre el pecho de Thareon y la almohada, regresando al basto y profundo mundo de los sueños. No le costó, pues últimamente las noches se le hacían largas al despertarse cada poco tiempo. Generalmente, alguna molestia leve en su vientre o un pinchazo puntual le quitaba el sueño, por muy cansada que estuviera. Apenas rozaba los cuatro meses y, a pesar de su desconocimiento sobre el tema, Erah sabía que su embarazo distaba -casi de lejos- de uno humano. Pero no iba a rendirse por muchos temores y dudas que golpearan su mente y moral. Aún dudaba si comentárselo a Thareon, pues lo que menos quería, con todo lo que el dragón ya estaba enfrentando, era traerle más preocupaciones. Mas, sus premisas le hacían pensar que el dragón ya sospechaba algo, aunque no lo hubieran hablado.


Rato después, Erah se despertó por el frío que destemplaba su cuerpo. Con aire desubicado levantó ligeramente la cabeza de la almohada, con el ceño fruncido. Lo primero que hizo fue darse cuenta de que Thareon no estaba con ella. De ahí que estuviese destemplada, dedujo. Le costaba más mantener el calor ahora que sus pequeños parecían requerirlo más que ella. Sintió su cuerpo pesado y a ella débil para tomar el control. Tal vez fueran las pocas horas de sueño. Tal vez fueran esas molestias que de unos días a aquella mañana, habían convivido con Megerah, evitando que descansara del todo. Tal vez fuera ese cansancio extra que Erah ya empezaba a notar con su estado. Tal vez fuera incluso el frío, que también hacía mella en ella. Tal vez...

Alcanzó a girarse lentamente, para quedar bocaarriba sobre el camastro, con el consecuente castañeteo suave de sus dientes al posar su espalda en la parte fría del colchón. Apretó su mandíbula, cerró los ojos y arrugó el ceño, como si pudiera concentrarse así para dejar de sentir el frío. Pero optó por la opción inteligente que fue moverse de nuevo hacia el lado en el que había despertado, para poner la espalda en zona más cálida. Suspiró de alivio, notando cierto peso en su vientre. Aún con los párpados cerrados, Erah sonrió, consciente de lo que implicaba ese pequeño peso sobre ella, a la altura de su abdomen. Ese malestar era una pequeña piedra en ese marcado camino hacia la familia que la rubia estaba formando con Thareon. Aún en una situación tan precaria y belicosa. Pero, ¿qué opción tenían? Si querían compartir una vida en libertad, sin miedos ni peligro, tenían que luchar por ella. Una última vez. No obstante, el embarazo de Megerah les había pillado por relativa sorpresa, pues la posibilidad de que ella se quedara en estado era muy pequeña. Y, obviamente, limitaba mucho su acción en esta empresa. Mas no tanto como cuando esos pequeños ya estuvieran con ella. Y fue justo por este último pensamiento, que su sonrisa se ensanchó un poco más.

El sonido de unos pasos interrumpió ese momento de soledad, haciendo que la rubia neutralizase su gesto, abriera sus ojos, ladeara la cabeza levemente y fijara sus azules en donde adivinaba que aparecería el dueño o la dueña de aquel rítmico sonido. La redimida acabó sonriendo de nuevo cuando reconoció la figura-. Hola...





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Moira el Lun Mayo 30 2016, 21:12

Uno de los mayores placeres, que había descubierto hacía meses y al cual se había acostumbrado con asombrosa facilidad, era dormir junto a Trystan. A veces apoyada contra él, en ocasiones abrazados o simplemente a su lado. Como si con la mera presencia de él pudiese olvidarse del resto del mundo y de las preocupaciones que tomaban forma en su mente. Y era consciente de que ella también le transmitía cierta calma aquel encanto de hombre.

Mas con la llegada de la mañana, había responsabilidades que atender, por mucho que le gustase quedarse con él en la cama indefinidamente. Afortunadamente, las náuseas habían comenzado a remitir. Pero se sentía más sensible y le parecía que los latidos de su corazón iban un poco más rápido. Ya ni hablar de cuando Trystan llegaba a besar o morder su cuello, sobre todo donde transcurría su flujo sanguíneo. No podía controlar esa hipersensibilidad que había aparecido a las puertas del cuarto mes de embarazo. Por lo demás, de momento no tenía mayor molestia para comunicarse mediante mensajero con el resto de cazadores y comprobar cómo iban las plantas que había llevado… las cuales no parecían hacerse a la idea de aquel traslado de hogar.

Y cuando se disponía a hacer una visita a los vegetales, vio a Thareon a lo lejos y buscó a su amiga con la mirada pero no la encontró. Frunció un poco el entrecejo, acabando por decidir ir a mirar si Megerah estaba todavía en la cama y si se encontraba bien. Porque no verla, y que fuese bien entrada la mañana, la preocupaba. Redirigió sus pasos hacia la zona donde la rubia dormía con el dragón azul y asomó para comprobar si estaba dormida o despierta. Tampoco quería interrumpir su sueño.

Se encontró con la otra mujer con los clarísimos ojos abiertos y le devolvió la sonrisa-. Buenos días –saludó en un susurro, aproximándose a la cama, en la cual llegó a echarse con cuidado, al lado de la otra mujer. Se giró hacia ella y adelantó una mano para acariciarle una mejilla-. ¿Cómo estás? –le preguntó con suavidad, tanteando su estado por continuar acostada.





avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Megerah el Mar Mayo 31 2016, 18:26

Le extrañó ligeramente que Moira se acostase en su cama, con ella. ¡Con la cantidad de cosas que había por hacer y ahora las dos vagueaban como si las responsabilidades no fueran para ellas! No dejó de sonreír, habiéndola seguido con la mirada hasta que se tumbó a su lado. Moira era persona de tener ese tipo de detalles. Detalles que podían parecer insulsos en principio, pero Erah había aprendido a valorarlos -y a agradecérselos-, con el tiempo. Enarcó una ceja, ante la pregunta-. Oh, bien. Sólo es un poco de falta de sueño. -contestó como simple explicación a estar en la cama, cuando el sol había alcanzado su cenit hacía rato. Encogió un sólo hombro, dando por supuesto que la morena no necesitaba mucha explicación para entender lo que era “estar embarazada”. Y eso que, para llevar prácticamente el mismo tiempo encinta, el vientre de la rubia era más abultado que el de su amiga. Algo lógico y extraño al mismo tiempo. Quizás por eso, Moira se veía más activa que ella, en comparación-. Algo que a ti no te pasa. -terminó la frase con claro tono de interrogación, como burdo intento por devolverle la pregunta, en su tan habitual forma retorcida.

Entendía por qué la morena se había acercado a verla, pues Megerah no era de las que rezongaban en la cama por norma. Todo, lo contrario, en realidad-. Hmm… -emitió un murmullo antes de exhalar por la nariz-. Debería levantarme, ¿verdad? -formuló frunciendo el ceño con suavidad, casi con gesto de disculpa, a sabiendas de la respuesta afirmativa a su pregunta retórica. Pero la realudad era que encontrarse con el frío que traería el hecho de salir de la cama no le apetecía lo más mínimo, ni ayudaría tampoco al destemple que ya sufría.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Moira el Mar Mayo 31 2016, 20:23

Asintió comprensiva ante la respuesta de su amiga y con cierto alivio de que no fuese algo más grave. Sólo se trataba de una de esas molestias inherentes al estado de buena esperanza. A pesar de ser un incordio en ocasiones, significaba que el embarazo continuaba y el pequeño o los pequeños, que se estuviesen gestando en el vientre de Megerah, estaban bien. Idea que la hizo esbozar una sonrisa. La mano que acariciaba la mejilla ajena se trasladó para tomar con suavidad entre sus dedos un mechón rubio y retirarlo detrás de la oreja de la otra mujer. Como si con pequeños gestos pudiese hacer algo al respecto y que se sintiese mejor-. En menor medida, me parece. Sobre todo, me cuesta conciliar el sueño –admitió, ante lo siguiente que dijo la otra fémina. La verdad, se notaba menos cansada que Megerah. Quizá podría preguntar a algún sanador por si tenía alguna noción para mejorar poder dormir estando encinta.

Suspiró ante aquella pregunta retórica. Había cosas que hacer, incluso para ellas. Ninguna de las dos era perezosa por naturaleza. Sin embargo, la resistente se había obligado a sí misma a cumplir su palabra y bajar el ritmo. ¿Y quién podía culpar a la exiliada a su lado si no tenía ganas de abandonar el lecho? Después de lo que había hecho, incluso correr el riesgo de acercarse a Talos. Eso si no contaban con la vez que habían ido juntas al puerto, en busca de aquella pirata con la que tratar para que enviase un mensaje al ejército de Isaur. Aquello también había sido peligroso en cierta medida, de haber reconocido a la rubia por aquella zona-. Unos minutos más… -susurró, ladeando una sonrisa y sin moverse, dando por hecho que se iba a quedar con ella hasta que llegase a levantarse para abandonar la cama. Se acercó un poco más a la otra mujer, para pasarle un brazo por encima en un suave semi abrazo. Como si quisiera cuidarla a ella y al feto o a los fetos que portaba en su seno.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Megerah el Miér Jun 01 2016, 20:02

Erah estuvo más que tentada de soltar una ironía por esa dificultad para conciliar el sueño de su compañera. Se contuvo, preguntándose si ella también tendría esos esporádicos pinchazos que interrumpían su descanso y conseguían mantenerla despierta durante horas, cuando debiera estar durmiendo. No, ¿verdad? La única molestia que tenía era que tardaba más en dormirse, ¿no? Cerró los ojos un momento, cuando Moira tuvo el gesto de recoger parte de su cabello. Su sonrisa se tildó de agradecimiento entonces. Megerah sentía curiosidad… pero a su vez, le asustaba esas diferencias que pudiera existir entre ambos embarazos. Principalmente porque la rubia no había pasado por algo parecido en su vida. ¿Quién no tenía miedos y dudas esa primera vez? Además, su experiencia como inquisidora le había ayudado a saber que los embarazos de híbridos no eran llevaderos e incluso duraban menos que los humanos. ¿Y qué más? Incertidumbre. Había noches que la mente de Erah la torturaba con todas las posibilidades nefastas que pudieran ocurrir en su estado, alimentadas por toda esa incertidumbre mencionada con anterioridad.

Era en esos momentos, cuando se acurrucaba contra Thareon, sumido en la tranquilidad del sueño, y su calor la abrazaba y protegía contra ella misma.

Recibió el cuerpo de la morena, sin apenas moverse ni perder la sonrisa-. Está bien. -murmuró, más que a gusto. Lo notó cálido, a diferencia del suyo. Frunció el ceño entonces,tragando saliva con suavidad. Su propio cuerpo reaccionó con aquel calor, impregándose de él. Sus músculos dejaron de estar tensos por el frío. Aquel ligero temblor que sacudía su cuerpo dio paso a una calma que Erah no había sentido en toda la noche. Sintió un hormigueo en sus dedos, alcanzando los extremos de éstos. La rubia elevó la mano, observando su palma con mirada analítica. Y, de repente, se percató de que aquella sensación calentó sus dedos y desterró todo el frío que había tenido hasta entonces. La preocupación la asaltó un ínfimo momento, cuando contempló que fuera otra de esas habilidades extrañas recién adquiridas. Pero pronto vio que Moira no había notado nada. O al menos, no hizo comentario alguno al respecto.

Volvió a bajar la mano, cubriendo el brazo de la morena, dejando alguna caricia sobre el antebrazo de su amiga cada poco. Y así se quedaron esos minutos que Moira pidió. Lo bueno de aquella sensación extraña, fue que Megerah volvió a sentirse con energías para empezar el día por fin-. Va, Momo. -musitó, queriendo ponerse en marcha-. Cuanto más nos quedemos aquí, menos ganas tendrás de volver con tus tareas… -añadió, de nuevo, tentada a hacer el ademán de levantarse para que Moira no tuviera más remedio que imitarla, justo antes de sonreír ampliamente con una ceja alzada-. No quiero que digas después que soy una mala influencia que te tienta a vaguear...





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 828

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Moira el Miér Jun 01 2016, 23:05

Sus labios formaron una sonrisa cuando Megerah aceptó quedarse un poco más allí. Unos minutos en los que quiso cuidarla en silencio, estar al lado de su amiga solamente para ella. No notó el cambio en el cuerpo de la otra mujer, salvo que parecía quedarse a gusto con aquel semi abrazo con el que la morena había querido cobijarla y mimarla. Sólo cuando notó el movimiento de la mano ajena, desvió sus propios irises con mirada inquisitiva. Pero no llegó a formular ninguna pregunta, en cuanto la rubia bajó aquellos mismos dedos para acariciar varias veces su antebrazo. Algo que hizo que la resistente acortase distancias para alzar un poco el rostro y llevar sus labios a la frente de aquella mujer a quien consideraba su hermana, dejando un tierno beso.

Después, cuando se separó únicamente para mirarla, le dedicó una sonrisa tierna, reposando a su lado. Hasta que Megerah volvió a hablar. Y tenía razón, porque en aquellos momentos tenía menos ganas de volver a ser activa que cuando se levantó de la cama que compartía que Trystan. Frunció el entrecejo, con carita de “mmm no quiero”. Luego se estiró un poco, con suavidad. A pesar de su reticencia, las responsabilidades esperaban. Sus labios se estiraron en una sonrisa divertida ante la última frase pronunciada por la rubia-. Está bien, tendremos que levantarnos –claudicó sin borrar aquella sonrisa. Le hizo una caricia en la mejilla antes de incorporarse en el lecho-. Si mañana permaneces en la cama, te hago otra visita –le aseguró. Ese día y todos los que continuasen. Sus dedos tocaron el vientre ajeno, allí donde estaba abultado-. Y a ti también, peque –susurró. O peques. No sabía ni cuántos eran o nacerían. Lo único que sabía era que iba a adorar a la descendencia de Megerah. Y con aquellas cariñosas palabras, decidió que era un buen momento para abandonar aquella cama… antes de que no pudiese ignorar su preferencia de quedarse allí. Ambas mujeres terminaron por levantarse, ahora que parecía que su amiga también había recuperado su naturaleza activa. Algo que llegaba a aliviar a Moira al ver a Megerah sonreír y dispuesta a afrontar aquel nuevo día.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: And so it begins... to get really noticed (Priv.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.