Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Qué canción es tu personaje?
Hoy a las 05:21 por Kya

» Confieso que...
Hoy a las 05:12 por Kya

» ¿Cómo pronuncias el nombre del de arriba?
Hoy a las 05:10 por Kya

» Dedica la canción
Hoy a las 05:07 por Kya

» El rincón del shippeo
Hoy a las 05:03 por Kya

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Hoy a las 04:59 por Kya

» Intensive {Priv.}
Hoy a las 03:40 por Schaffer

» Intentions {Priv.}
Hoy a las 03:08 por Schaffer

» En el pasado y en el futuro. El presente es optativo || Serana
Hoy a las 02:59 por Dove

» Shaking hands with the dark side of my thoughts - Priv. Red
Hoy a las 02:38 por Eros

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
59/60

Afiliados Normales


Gold for her head {Gihaial}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gold for her head {Gihaial}

Mensaje por Eyris el Dom Mayo 08 2016, 16:54

Cerró el libro que sostenía entre sus manos con cuidado, habiendo terminado el capítulo que finalizaba con la muerte del antagonista de aquella obra de guerras políticas entre nobles de Puerto Krossan. Eyris había adivinado que el autor decidiría terminar con el noble rival al protagonista desde el principio de la obra pues este era el único que se interponía en el camino de poder entregar un final feliz al final del relato. Incluso si sabía que se avecinaba, no pudo evitar sentir cierta decepción una vez llegado aquel momento, no solo porque el haber sabido que ocurriría aquello le había arrebatado cualquier posibilidad de llevarse una sorpresa por aquel suceso sino, también, porque lo encontró aburrido ya que al final todas las obras de aquel estilo terminaban con el villano muerto, como si fuera el único problema o la única solución, haciéndose un suceso repetitivo y poco original.

Apartó aquel libro titulado “Las noches de Krossan” y lo dejó reposar sobre uno de los reposabrazos del sillón en el que se encontraba, aprovechando que sus manos se quedaban libres para coger el té que Micah había dejado allí poco antes. Tomó con su mano derecha el plato al mismo tiempo que con la izquierda agarraba el asa de la taza, alzando ambas en sincronía para evitar cualquier accidente. El vapor que salía de aquel liquido le indicaba que seguía caliente aunque aquella sala no aislara del todo el frío del exterior. Se apuntó para sí mismo que después tendría que echarle una reprimenda a aquel chiquillo por haberse olvidado de traer galletas con su té. Sabía que el chico no había realizado aquella tarea antes pero no soportaba cualquier tipo de ineptitud. Si quería realizar una tarea más le valía preguntar a otro esclavo cómo se realizaba de la manera correcta, no hacerla incluso si estaba a medias. Más supo que no podía pedir más de un humano, el límite de la inteligencia de su raza hacía estragos en las mentes más vagas como eran aquellas que pertenecían a los esclavos.

Dio un pequeño sorbo a aquel té con sabor a hierbas amargas antes de que un sonido en su puerta le indicara que otro de sus esclavos iba a entrar. Roland, el criado de cabellos rojizos y con la piel de su rostro manchada por infinitas marcas negras, entró en la sala después de saludarle debidamente con una inclinación de su rostro y espalda, anunciando después porqué había interrumpido su momento de relajación.

Tiene visita, mi señor–comentó con aquella voz de niño que tenía aún, raro pues no haría mucho que tendría catorce años y a aquella edad ya debería de haber comenzado a desarrollarse un poco más.

Hazle pasar entonces, no le hagas esperar–protestó, dando otro trago más al té mientras el chico se marchaba por donde había venido tras disculparse por interrumpirle.

No era la primera visita que tenía en los últimos días pero esperaba que fuera una visita que supusiera algo importante para él. Estaba cansado de las viejas amistades que esperaban ganar algo a cambio de mostrarle que aún le consideraban su amistad o de las personas que venían en búsqueda de información sobre asuntos poco legales que tuvieran relación con los dioses o los híbridos. Poco le importan aquellas charlas, más después de haber sido visitado por aquel inquisidor y haberse librado de ser descubierto como un traidor. No lo había pretendido pero últimamente estaba en el ojo público y aquello no le gustaba. Eyris siempre era de jugar seguro y entre las sombras.




If it feels good, tastes good, It must be mine.

Heroes always get remembered, But you know legends never die...
And if you don't know, now you know.
avatar
Eyris
Dragon

Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gold for her head {Gihaial}

Mensaje por Gihaial el Dom Mayo 22 2016, 16:23

El muchacho de voz juvenil me guió diligentemente por la enorme mansión, hasta llegar ante la presencia de su amo. No pude evitar echar de menos cierto ajetreo, más sonidos, más ecos en la casa. Todo me sonó, en general, demasiado silencioso, como si allí todo el mundo trabajara en la más rigurosa quietud por miedo a despertar la incomodidad del señor. No me sorprendió, debo decir. Aquella atmósfera era la que solía respirarse por norma general en las casas de los Señores Dragones. Y con especial reiteración en las casas nobles. Ese corte limpio entre dragones y esclavos, tajante y aparentemente ineludible. Reflejado en los trémulos cuchicheos reprochados por los propios sirvientes, en la tensa tranquilidad, en los movimientos recalculados, los tiempos medidos, el exceso cuidado hasta en los más ínfimos detalles...
Empecé a hacerme una idea muy aproximada de en qué clase de dragón se había convertido aquel viejo conocido mío. Sólo esperé que la riqueza y los títulos no se le hubieran subido a la cabeza en demasía.

La habitación en concreto tenía un olor agradable, con una textura parcialmente floral. Mas en medio del aire ambiental, detecté el inconfundible aroma de un té humeando. Un té mezclado con flores, del tipo conocido como Alhambra, procedente casi seguro de Puerto Krosan. Saludé cordialmente a mi anfitrión, dejándome guiar por el origen del olor, esperando que él estuviera, si no sosteniendo, al menos cerca de la tetera. De lo contrario, quedaría una escena bastante cómica. - Gracias por aceptarme en vuestra casa, Lord Eyris. - Alegué. El joven esclavo tomó mi abrigo sin mediar más palabras de las necesarias, y se llevó las gruesas pieles invernales a la par que su presencia, dejándonos solos a mi y al lord en la estancia. - Lamento haberme presentado sin avisar, sé que estas cosas precisan de una carta formal, o de algún tipo de invitación cumplimentada pero... - Me encogí de hombros, permitiéndome una sonrisa cómplice dibujada bajo la barba que tapizaba mi rostro. - ... Nunca he sido demasiado amigo del protocolo, si os soy sincero. - Me encaminé hacia el centro de la sala, esquivando muebles y adornos peligrosamente frágiles con ayuda de mi bastón de ébano tanteando el suelo.






Spoiler:
avatar
Gihaial
Dragon

Ocupación : Teniente General retirado
Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gold for her head {Gihaial}

Mensaje por Eyris el Sáb Mayo 28 2016, 17:19

Fue toda una sorpresa reconocer el rostro de la persona que apareció por aquella puerta seguida de su pequeño esclavo. Aún así, no supo decir de si aquella sorpresa era agradable o no. En un pasado había conocido a aquel hombre, en un pasado distante ya, uno que había dejado que su mente olvidara casi por completo para no seguir cargando con la culpa de los actos y decisiones que tomó en su día. Verle una vez más resultaba agradable en cierta medida pues, desde que había vuelto a Talos, se había mantenido fuera de cualquier interacción social con otras personas y se había reunido de nuevo con pocos de sus viejos conocidos. Si se encontraba en aquella sala significaba que no le había ido más desde que perdió todo contacto con él, al menos lo suficiente como para poseer aquellas prendas.

Pero al mismo tiempo también era desagradable pues desconocía el motivo de su visitaba. Si no recordaba mal de sus informadores, Gihaial pertenencia ahora al ejercito privado de la Reina, ejercito que ya había tratado de averiguar si era un traidor en una ocasión. Dudaba mucho que el hombre se encontrara frente a él para charlar de viejos tiempos y averiguar cómo le había ido tras aquellos siglos. El mundo se había vuelto tan gris como para no saber que toda persona que acudiera personalmente a su morada o a su galería era porque deseaba algo en cuestión, algo que esperase que no terminase con él siendo exiliado o, peor, ejecutado.

Mi hogar es el hogar de todos, más de aquellos con los que un servidor ha compartido historia como sois vos, Gihaial—comentó, alzándose de su silla para recibir con más cortesía a su invitado. Verlo avanzar le hizo recordar el cruel destino de él, de lo que tuvo que pagar por su pasado. Eyris se consideraba afortunado. No había conservado ninguna marca física que le recordara a aquellos tiempos, lo único que conservaba dentro de si que, aunque supiera que siempre sería un lastre, le permitía vivir como si no hubiese ocurrido nunca nada—. Nunca lo fuisteis, vieja salamandra—bromeó con una media sonrisa—. No es importante que lo sigais conmigo tampoco. Para mi desgracia, recibo muchas visitas en mi morada y ninguna de ellas me son notificadas como corresponde. Al final uno solo puede acostumbrarse a ello. Pero, que descortés estoy resultando, no perdáis más tiempo de pie, sentaos, sentaos—indicó, esperando que el hombre encontrara el camino al sillón debido a que no se atrevía a acercarse e invadir su espacio personal—. Mi sirviente no tardará en serviros un té, es la costumbre aquí. Espero que sea de vuestro agrado.




If it feels good, tastes good, It must be mine.

Heroes always get remembered, But you know legends never die...
And if you don't know, now you know.
avatar
Eyris
Dragon

Mensajes : 70

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gold for her head {Gihaial}

Mensaje por Gihaial el Lun Jul 04 2016, 02:14

- Sólo comparada con vos. - Sonreí cuando me llamó "vieja salamandra". Ciertamente la diferencia de edad entre los dos era bastante notable. Pero eso no impidió que lucháramos codo con codo en la guerra, cuando hubo necesidad. En parte deseé poder ver su cara para percibir qué escondía su expresión. Pero no me hizo falta para desentrañar, perfectamente disimulado bajo su elaborada prosodia, que mi presencia allí le provocaba emociones enfrentadas. - Las viejas costumbres no cambian, ¿hm? - Pregunté cuando mencionó el té. Una de las cosas que recordaba compartir con él durante la guerra, era el sabor de un buen té en los escasos días en los que podíamos permitirnos cierta paz. No habían sido precisamente muchos.

Aproveché su ofrecimiento para sentarme en el sofá, dejando el bastón de ébano apoyado junto a mi. El movimiento fue fluido y seuro, poco propio de un ciego. Claro que yo no era un simple invidente: en cada tono, nota, sensación y sonido descubría matices que al resto del mundo le pasaban inadvertidos. Por ejemplo, el olor a limpio, el eco amortiguado de la voz contra las alfombras, tapices y muebles de buena madera, el tenue crujido de las caras ropas y los cortinajes de seda... cada pequeña pista me habló en apenas unos silenciosos segundos. Y me contó cuán había llovido desde los tiempos del Despertar, y cuán diferente debía de haber sido la vida de Eyris, ahora rodeado de lujos y riquezas; comparada con la mía: mucho más modesta y sencilla, alejada de las presiones de la capital.

No obstante, no me había presentado allí con la intención de destapar las diferencias entre un burgués acomodado y un modesto militar retirado que pasaba sus días entrenando a las nuevas tropas del ejército de la Reina a kilómetros de distancia de la capital. - Me encantaría deshacerme en alabanzas sobre vuestra ahora bien reputada posición, y compartir las experiencias que nos han acontecido después de la guerra. Pero dado que ninguno de los dos queremos perder el tiempo, creo que iré directamente al grano. - Apunté, sin perder mi media sonrisa. Aproveché para acompañarla de una ceja sutilmente alzada. - Llegué hace poco de Deimos, y he estado... familiarizándome con el viejo ejército. Viejos contactos y conocidos de la Guardia personal me han contado vuestro desafortunado desaguisado hace unos años. - Obviamente me refería al incidente que provocó la acusación y la investigación sobre su persona de la que, casi por milagro, salió impune. - Disculpadme si peco de osado al hablar con franqueza. Pero es precisamente ese desaguisado el que me ha traído hasta vos. - Casi lamenté no tener vista para ver la cara que había puesto, y la que seguramente iba a poner a continuación. - Decidme, ¿qué sabéis de Thareon Ironscale?


FDR: Siento el retraso, se me alargó la ausencia más de lo que esperaba >^< Respecto a Thareon, lo más probable es que supiera que fue condenado a la esclavitud hace unos 6 años por enamorarse de una humana, y que después de que Lord Moloch lo torturase, murió.






Spoiler:
avatar
Gihaial
Dragon

Ocupación : Teniente General retirado
Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gold for her head {Gihaial}

Mensaje por Gihaial el Vie Ago 12 2016, 13:27

FDR: Usuario inactivo. Doy el tema por abandonado.






Spoiler:
avatar
Gihaial
Dragon

Ocupación : Teniente General retirado
Mensajes : 114

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Gold for her head {Gihaial}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.