Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Una reunión importante [ Atish/Waleska] [Priv]
Hoy a las 01:29 por Waleska

» La cacería [priv. Kallistrate]
Hoy a las 01:14 por Erian

» Confirmaciones de Afiliación
Hoy a las 01:11 por Invitado

» La Danse de la Lune ✥ Trystan
Hoy a las 00:29 por Kya

» Firmería v 2.0
Ayer a las 21:30 por Lilit

» La Guardiana
Ayer a las 20:19 por Lilit

» Hot Meal - Privado -
Ayer a las 16:04 por C'Nedra

» Sing me to sleep. (0/2)
Ayer a las 14:37 por Kaira

» Quomodo fabula, sic vita | Privado.
Ayer a las 14:28 por Kaira

» Registro de Rango
Ayer a las 11:49 por Odette

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

08/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
59/60

Afiliados Normales


{FB} Young street boys {Aldrik}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{FB} Young street boys {Aldrik}

Mensaje por Kohler el Jue Abr 21 2016, 21:54

Volvió la vista al frente tras comprobar que, efectivamente, los tres guardias aún se encontraban detrás de él, a punto de alcanzarlo en aquella improvisada carrera por las calles. Comenzaba a sentir como su respiración se hacía más pesada y sus piernas pesaban más al moverse debido al tiempo que llevaba tratando de eludir a las fuerzas del orden que habían comenzado a seguirle después de haber sido visto robando en una de las tiendas del mercado. El cansancio le dio una ligera esperanza, pensando que ellos se agotarían antes que él. Después de todo, eran adultos y él apenas tenía trece años. Supuestamente tendría más energía y capacidad para mantener el ritmo que aquellos tres carcamales.

Kohler no era la clase de chico joven de calle que se arriesgaba mucho a la hora de robar. Desde que había tenido que volver a vivir en las calles había comenzado a aprender otros motivos de hurto más disimulados como el esperar a ejecuciones públicas (nadie se daría cuenta si le robaban algo mientras estaban mirando a una persona morir) en las plazas de la ciudad o esperar a algún borracho solitario volviendo a casa por la noche. En ocasiones, no muchas, incluso había llegado a ir a una taberna y hacerse pasar por un chico algo más mayor debido a que se había hecho algo alto para tener trece años. Los hombres le invitaban a bebida y gustaban de su compañía, hablando de los tiempos en los que eran jóvenes y soltando bromas sobre mujeres y el sexo, asignaturas que a Kohler de momento no le interesaban. Su único interés era el hacer que estuvieran lo suficientemente distraídos en su embriaguez que pudiera robar a varios de ellos a la vez, haciendo que estos creyeran después que se habían gastado todo el dinero en bebida.

Aquel día había cometido el error de arriesgarse a realizar un hurto normal. Conforme había ido a comprar algo al mercado con el dinero que había ganado el día anterior, Kohler observó a un hombre abstraído, observando una prenda de ropa con interés. Su interés por la prenda no fue lo que llamó la atención del pequeño sino la suculenta y abultada bolsa de dinero que llevaba colgando del cinturón. Era tan grande y gorda que su mirada no podía apartarse de aquella zona incluso si su mente le decía que no era buena idea, revisando varias veces que nadie a su alrededor, ni siquiera el dueño del puesto de ropa, sería capaz de ver cómo cometía el hurto. Debió de hacer caso a su instinto porque, en cuanto se acercó mucho al hombre, este gritó “ladrón” y tres guardias ya preparados saltaron a apresarlo. Kohler cayó en aquella trampa de manera ridícula, tanto que hirió en su propio orgullo, y así es como se metió en el lio por el que se encontraba corriendo por las calles de Talos como si la vida le fuera en ello.

Giró en la esquina que daba a una de las pequeñas plazas de la ciudad y cruzó esta entre la gente, introduciéndose en uno de los callejones que nacían de la plaza y que se internaba en la parte más baja de la ciudad, donde se encontraban la mayoría de los escondites temporales frecuentados por chicos como él o calles complejas y secundarias que conocía. Siguió corriendo hasta que sintió que sus piernas no aguantaban más el rito, girando en una callejuela que, a pesar de ser pleno día, estaba bastante oscuro. Pisó mal el suelo, doblegando el pie en el momento de apoyarlo, algo que le llevó a sentir un punzante dolor en el talón y a comerse parte de la pared a su derecha, rebotando contra el suelo.

Soltó un jadeo ahogado de protesta pues su tobillo comenzó a resentirse de aquello. Su cuerpo comenzó a soltar todo el sudor que había estado conteniendo desde que comenzó a correr, notando como humedecía varias partes de su cuerpo y como su respiración de alteraba, sin poder encontrar la manera de respirar correctamente. El callejón se mantuvo en silencio y no escuchó a ninguno de los guardias correr por la calle que había venido indicando que, aunque se había hecho daño, estaba fuera de peligro y que la persecución había terminado ya.

O eso pensó pues, en cuanto gimió aliviado, escuchó un sonido a su espalda que indicaba que no estaba solo en aquel callejón.





And we're gonna be alright, dry your tears and hold tight. Can't you tell I got news for you?
Sun is shining and so are you.

♥♥:

avatar
Kohler
Human

Ocupación : Prostifurci.
Mensajes : 174

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {FB} Young street boys {Aldrik}

Mensaje por Aldrik el Mar Mayo 17 2016, 16:37


4 años antes

Se había despertado aquella mañana en el pequeño refugio que se había hecho con cajas al fondo del callejón. Tenía el lado entumecido, de dormir recostado en el suelo, pero a aquellas alturas, se había acostumbrado ya a las inclemencias de la calle. Tenía el cabello alborotado, pero pese a lo que pudiera esperarse, llevaba las ropas sorprendentemente limpias. Trataba de cuidar de su apariencia, una vez parecía haberse convertido en su única fuente de ingreso, y por ello trataba de encontrarse presentable, sin importar que situación.

Cuando se despertó, alrededor del medio día, tras haber permanecido en vilo casi media noche, se sentó con la espalda apoyada en la pared, observando a los viandantes pasar de un lado al otro al otro de la calle. El callejón en el que se encontraba era muy poco frecuentado, y eso de alguna manera le concedía un poco de paz.

No era allí donde se vendía por dinero. Era unas cuantas calles más al norte, donde sabía que se encontraban otros como él. Consideraba que era demasiado peligroso dormir en el mismo lugar que se prostituyera a otras horas, y así pues llevaba haciendo lo mismo cerca de dos meses ya. Las ganancias seguían siendo una miseria.

-¡Te he dicho que ha ido por allí, cegato!
-¡Subnormal! ¿Porqué se iba a tirar hacia una calle vacía? ¡Quiere perderse entre la muchedumbre!
-¿Quien coño te ha ascendido a ti desde cadete? ¡Tienes el coeficiente intelectual de una pulga! ¡Va a la calle porque quiere que pensemos que va al mercado!

La conversación lo cogió por sorpresa, haciendo que el moreno alzara una ceja nada más se dio lugar, y se incorporó, escondido todavía desde su rincón, para presenciar la discusión de dos guardias. Eran tres, pero el tercero parecía terriblemente perdido, girando la cabeza de uno a otro conforme seguían lanzándose pullas.

-¡Al mercado he dicho, joder! ¡No se me va a escapar!
-¡Nos van a bajar el sueldo por tu culpa, Carter!
-¡Me cago en la puta, cállate y hazme caso!

Aldrik sonrió, divertido ante semejante panorama, y reprimió la risa, sin moverse del sitio. Era silencioso, lo había sido toda su vida desde que su padre le enseñó a cazar en el bosque, y eso quisiera o no era una habilidad que había hecho mucho en su favor, como en una ocasión como aquella. Cuando los guardias se escabulleron en dirección al mercado, el callejón volvió a quedar en silencio. El moreno no supo que hacer entonces, volviendo a su posición, y rebuscó en una pequeña bolsa de tela que llevaba una manzana, que limpió un poco, por costumbre más que nada, y se llevó a los labios.

Le habría dado un bocado, de no ser por el estruendo repentino que azotó la entrada del callejón, y por toda respuesta se incorporó alerta, apretando los dedos en torno a la manzana. Pudo distinguir una segunda figura más allá, agazapada en el suelo, y el gemido lastimero le hizo salir de su escondite, dudando de que aquello fuera verdad o una estratagema para asaltarle... ¿pero quien asalta en un callejón? Aquello se hacía en el mercado, como había dicho el guardia, a plena luz del día.

-
¿Estás bien? -Dejó ir la pregunta con cautela, sin acercarse demasiado aun, y mantuvo la daga a distancia corta de la mano, en el caso de que tuviera que sacarla de improvisto. Siguió acercándose, hasta reconocer la figura de un chico, algo más joven que él, y dejó la daga estar, mirandolo con cautela.- ¿Eres tu a quien buscan los guardias? -Y aquella era una pregunta muy importante, porque de haber sido Aldrik un hijo de puta, solo habría tenido que levantar la voz para entregarle y llevarse algo de dinero... pero no lo era. -Tranquilo no voy a entregarte, no funciono así.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Ninguna. Soy inestable hasta para esto.
Mensajes : 378

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {FB} Young street boys {Aldrik}

Mensaje por Kohler el Lun Ene 02 2017, 21:51

"¿Estas bien?" tuvo que reprimir un grito cuando el temor de no encontrarse solo en el callejón se hizo realidad. Si la otra persona no hubiese hablado habría podido pensar que se habría tratado de alguna alimaña o algún ruido de otro callejón. Pero ahora que sabía que había alguien detrás el miedo comenzó a bombear de su corazón como la sangre, erizando el vello de su cuerpo de puro nerviosismo.

Totalmente tenso se giró giró lentamente, encontrando un chico joven como él acercándose con lentitud prudencial. El chico ofrecía una visión peculiar, por así decirlo. Por una parte su pelo estaba totalmente descontrolado, como si hubiese estado durmiendo en el suelo aquella noche y se acabara de despertar. Por la otra su ropa estaba impoluta. No era nueva, no tenía mucha calidad, pero estaba limpia y sin ningún agujero o desgarrón como la suya. Por una parte parecía un chico que vivía en la calle como él pero por otra parecía un chico que había tenido una mala noche a la intemperie pero que tenía un hogar y una familia a la que regresar.

Lo miró con recelo. Fuera una o la otra no podía fiarse de él. La experiencia se lo había enseñado. Los chicos de la calle se robaban y se asaltaban entre ellos cuando estaban desesperados, se aprovechaban cuando otros estaban heridos o se divertían a su costa. Los chicos que vivían con normalidad eran aún peores. Se burlaban de los que vivían en las calles, les pegaban si se podían aprovechar de ellos, les entregaban a los guardias sin escrúpulos, los engañaban para reírse de ellos...

Cuando mencionó a los guardias se dio por sentenciado. Tardó cinco segundos en descartar cuatro planes de escape y quedarse sin ningún otro plan. No podía echar a correr, tenía el tobillo herido y se caería si se levantaba bruscamente, haciéndose incluso más daño. No podía gritar para que le ayudaran, no con los guardias buscándole. No podía luchar contra él, no sin haber comido nada en las últimas catorce horas y con el pie en ese estado. Ni tampoco podía darle dinero o comida para que le dejara en paz y se fuera por su camino. Tardó tan poco en pensar aquello con detenimiento que, cuando le dijo que no iba a entregarle, le pilló por sorpresa.

No se fió de él, no mucho, pero si pudo relajarse un poco. Al menos lo suficiente para que sus hombros se destensaran.

Ayúdame...—suplicó. Entonces comenzaron a sonar una serie de pasos acompañadas con un sonido metálico. Pudo escuchar como un hombre alzaba la voz y protestaba por algo. Volvió su mirada al chico con nerviosismo. Estaba perdido sin remedio alguna. Fuera bueno o malo, solo le quedaba arriesgarse a poder confiar en él— por favor...





And we're gonna be alright, dry your tears and hold tight. Can't you tell I got news for you?
Sun is shining and so are you.

♥♥:

avatar
Kohler
Human

Ocupación : Prostifurci.
Mensajes : 174

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {FB} Young street boys {Aldrik}

Mensaje por Aldrik el Dom Feb 12 2017, 04:51



El silencio se instaló en el callejón, momento en el que el moreno analizó toda la situación con rapidez, pendiente aun de los guardias que habían marchado corriendo en dirección al mercado. Aldrik había vivido situaciones como esas en numerosas ocasiones, había estado en el lugar de aquel chico, corriendo para no ser atrapado y tirado en el suelo con la pierna magullada. Había aprendido a robar por la mala vía, a base de golpes y a día de hoy seguía sin ser ninguna eminencia.

-
No voy a entregarte. -Repitió, algo tranquilizador al otro chico, y acabó agachándose, ayudándole a incorporarse. Aquello podía traerle problemas, y Aldrik lo sabía, pese a que fuera incapaz de dejarle a su suerte tal y como estaba.

Caminó con él inseguro de donde llevarle, hasta llegar al fondo del callejón, y se desvió dentro de lo que parecía un portal que llevaba a ninguna parte, una hendidura en el edificio que le proporcionaba ambos techo y algo de resguardo. -
Perdona, no tengo mucho, intento ahorrar. -Mencionó, invitándole a sentarse en un pequeño taburete de madera que había rescatado en algún momento de acabar en el vertedero. El pequeño portal, de apenas dos metros de ancho y metro y medio de profundidad, llevaba sirviendole de casa al chico desde hacía cerca de tres semanas. Estaba cuidadosamente ordenado, todo lo limpio que podía permitirselo y sin demasiadas posesiones, nada que no pudiera cargar consigo al trasladarse de un lugar a otro.

Aldrik, rebuscó dentro de una bolsa de tela, sacando un botecito con lo que parecía ungüento de hierbas, y fue a tomar el pie del contrario, con cuidado. -
No crees que estará roto, ¿verdad? -Le preguntó, esperando realmente que no, porque de ser así le preocupaba enormemente el como fuera a valerse durante los siguientes meses... no parecía alguien con la vida resuelta, más bien parecía tener casi los mismos problemas que él. - Tengo alguna crema y varias vendas, puedo hacerte algún apaño de momento. Algo sé. -Le ofreció, y miró un instante hacia la entrada del callejón, observando a la gente pasar, ajena a ambos chicos al fondo de esa callejuela.

-
¿Robaste alguna cosa? -Le preguntó, terminando por sacarle el zapato con cuidado, aplicando la crema en el tobillo.- Andan más estrictos que de costumbre, cosas del calor... está pegando bastante este año, las plantas se secan, cuesta más traer verduras y frutas a la capital... Si vas a robar, conviene más que lo hagas en los mercados menores de la ciudad, no en el principal. Hay menor vigilancia.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Ninguna. Soy inestable hasta para esto.
Mensajes : 378

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: {FB} Young street boys {Aldrik}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.