Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Aldrik
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes
34/64

Afiliados Normales


Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Thareon el Lun Abr 11 2016, 23:28


- Así es. A toda la Ciudad de Talos. - Puntualizó, cuidadosamente. - Cada soldado, cada ciudadano, cada humano, híbrido, dragón y desafiado; cada hombre, mujer y niño... Quiero que cada persona que desee la libertad, cada uno de ellos, se arme de valor, encuentre su razón para luchar, y me siga para aplastar a los perros falderos de la Inquisición y arrebatarle la corona a la Reina Madre. - Aquel era su objetivo. Provocar la sublevación de todo talos. Provocar a la Reina, hacerla ver que ese control que creía tener sobre sus súbditos, era meramente ilusorio.

No obstante percibió el escepticismo de Alaric. Probablemente a aquellas alturas estaba tomándole por loco, como hacía todo el mundo al principio. Pero en el fondo sabía que el corazón del broncíneo deseaba acabar con todo aquello tanto como él, aunque probablemente, en aquellos momentos, hubiera dejado de ser su prioridad. Sólo tenía que cambiar ese chip mental que volvía lo aparentemente imposible en posible. Sembrar esa semilla del "¿y si...?".
- Puede que no lo sepas, Alaric. Pero antes de venir aquí, supe que el ejército ahora mismo está muy bajo de moral. Y tú tan bien como yo, sabes lo peligroso que puede resultar eso. - La moral baja y el descontento eran el caldo de cultivo de las sublevaciones y los motines, de las traiciones y los complots. Thareon sabía que siempre los había habido, era una constante, especialmente entre la nobleza y la alta burguesía. Pero nunca en el ejército se había respirado semejante ambiente, hasta ahora. Y el poder del ejército resultaba mucho más temible que el de cualquier noble. - Los soldados no respetan a su General. Kael es ahora la cabeza de turco que usa la Reina para imponer a la Inquisición por encima de soldados que le han sido leales durante años, y que ahora se ven relegados a un segundo plano. Se sienten perdidos, abandonados y confundidos. Es el momento de provocar lo que hasta ahora nadie se ha atrevido a empezar. - Le hubiera gustado decir que contaba con Kael como apoyo. Pero, desgraciadamente, tras su último encuentro, había dejado de tener noticias suyas. Lo que en su momento fueron consuelos y promesas, se habían vuelto palabras arrastradas por el viento hasta el olvido. No sabía qué era lo que había captado recientemente el interés del General, pero desde luego, la revolución, no era.


Se quedó mirando a Alaric, que le observaba de pie, como si aquello le viniera incluso demasiado grande. Y ante sus preguntas, lógicas e innegablemente ciertas, sólo pudo suspirar, bajando sus hombros levemente. Se pasó la mano por el rostro tatuado, y murmuró: - ... Es el riesgo que debo asumir. Esto puede salir muy bien... o terriblemente mal. Esta apuesta es un todo o nada. Por eso la discreción ahora mismo es esencial, Alaric. - Se puso de pie con un fluido movimiento, y se aproximó al ex-teniente los pasos que les habían separado. Clavó sus irises azules en los verdosos del otro dragón, y habló, esperando explicarle más claramente al dragón cuál era su situación real y actual en ese momento: - Gihaial tiene mucho renombre dentro del ejército, y de un modo que yo necesito: es un alto cargo, pero no es un miembro activo. Motivo por el cual llama poco la atención. He oído que se está moviendo hacia Talos. Si logro convencerle de que se una a mi, sé que él logrará prender las ascuas que ya están encendidas entre los miembros del ejército, y aprovechar su descontento para que muchos se amotinen. Es un experto a la hora de reconocer el terreno, a pesar de su actual condición. Confío en que sabrá escoger a aquellos que no tirarán nuestra causa por la borda. - En aquel momento, Thareon tenía una fe casi ciega en Gihaial, y desde luego, no se esperaba lo que encontraría a posteriori. Sólo tenía la certeza de que no se le ocurría nadie mejor que Gihaial (al margen del propio Kael, de haber podido); para prender la mecha que buscaba. Gihaial tenía sabiduría, inteligencia, influencia y motivos de sobra para unirse a él. Así que en ese momento lo daba casi por sentado. - A parte de eso, cuento con los exiliados que seguramente se unirán a mi causa, y que no necesitan motivos de más para enfrentarse a la Reina: para la mayoría de ellos es una cuestión personal. - Se quedó mirando a Alaric, dejando que él mismo hiciera números. Si lograba que Gihaial levantara al ejército, y unía a soldados y renegados bajo una misma bandera, superaría en efectivos a la Inquisición, y controlar la ciudad no sería un problema. Por ello, el dragón se acercó otro paso al broncíneo, enumerando con los dedos mientras hablaba: - Ya tengo a los renegados. Si consigo a Gihaial, que lo haré, tendré al ejército. Pero me falta la última pieza en el tablero: el pueblo. Es decir, me faltáis vosotros, los miembros de la Resistencia. - Sonrió significativamente.

Ahí era donde entraba el papel de Alaric, y donde le revelaba el verdadero motivo por el que le tenía allí, en su refugio, compartiendo sus planes y maquinaciones con él. Por el que había corrido el riesgo de ayudarlo y salvarlo. En otras circunstancias, simplemente tal vez lo hubiera hecho por la mera bondad de su corazón. Pero en aquellos momentos, estaba siendo honesto: había algo que Alaric podía hacer para ayudarle, y quería pedírselo, sin tapujos ni rodeos. A Thareon, precisamente, no le sobraba el tiempo: - Aquí en Isaur la Resistencia está mucho menos diezmada que en Talos, porque se han dedicado más las guerrillas que a los combates directos. Necesito que les convenzas, a todos los que puedas, para que se unan a esta causa, Alaric. - Pidió, con la necesidad vibrando en su voz. - Y también necesito que le cuentes mis planes a la Resistencia de Talos. Que despiertes su interés, que vengan a hablar conmigo. Te puedo asegurar que el hecho de que yo sea un dragón no supondrá un problema llegado el momento. - Los ojos azul topacio de Thareon brillaron de forma tan intensa que casi podrían haber prendido fuego al lugar. Sonrió, con tanta confianza que casi podría decirse que la conquista de Talos era más un hecho que una idea.


Sabía que era mucha información de golpe. Motivo por el cual el dragón hizo un alto, y esperó a que el ex-teniente asimilase toda la información, y pudiera poner en orden sus pensamientos antes de responderle.







Yo vivo por el ship, el ship, el ship...:



¡Gracias Kya! ❣️
avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1657

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Alaric el Miér Abr 13 2016, 00:53



A toda la condenada ciudad. Realmente… Thareon quería hacer eso. Pero eso significaba… que no solo el pueblo se levantaría, sino también una parte muy importante de él, que hasta entonces había seguido las ordenes de la Reina Madre. Como bien decía, tanto dragones, como humanos… ¿esa posibilidad era siquiera factible? Alaric caviló dicha opción durante unos segundos. Incluso entre la propia Resistencia, había miembros que eran reacios de contar con algunos “lagartos” en sus filas. ¿Podrían unirse realmente en Talos esas dos fuerzas para derrocar a la tirana? Para ello tendrían que hacer ver a los dragones que la rubia entronada suponía un mayor riesgo para sus vidas, que la posibilidad de unirse a los humanos para combatirla.

Y a Alaric esa opción se le antojaba tan imposible… y Thareon debió percibirlo enseguida en su rostro. No tardó en seguir hablando, con esa voz baja, grave y profunda, que sacaba a colación información de la que el broncíneo, aun siendo miembro de la Resistencia, desconocía… o precisamente por ser miembro de un grupo tan alejado ya de la sociedad draconiana. El ejército… ¿bajo de moral? Sí, eso podía ser fatal. ¿Cómo podía un General permitir…? Ah, vale. Thareon no tardo en incidir en ese punto. Kael no tenía capacidad para ello… la Inquisición, como bien sabía Alaric, había rebajado bastante el poder de la armada, sus actuaciones sin ningún tipo de control, llevados a veces por simples rumores, habían cosechado un gran número de víctimas… como Lionel. Alaric respiró hondo al recordar al humano perteneciente al ejército… estaba seguro que su muerte había afectado a sus otros compañeros humanos. Cosas así, poco a poco, habían ido afectando al ejército… a la sociedad. Thareon tenía razón… si ese malestar y descontento se podían aprovechar… Alaric se encontró apretando los puños con fuerza. ¿Era un atisbo de esperanza eso que latía en su pecho?

Pero arriesgaban tanto… ¡Thareon mismo arriesgaba su recién encontrada felicidad! ¿Acaso no había encontrado a su compañera y vivía con ella, allí, en Isaur, lejos de la mirada de Talos? ¿Estaba dispuesto a arriesgar la mitad de su corazón, en algo que podía acabar en tragedia si todos fracasaban? Alaric se vio tentando de expresar su duda en voz alta, pero se refrenó. “… sería un necio si le planteara esa pregunta. Está claro que lo ha pensado… y ha juzgado que los beneficios, si tienen éxito, pueden sobrepasar los riesgos… después de todo, si está oficialmente muerto, en cuanto sepan que sigue vivo tendrán que vivir siempre con ese temor de ser encontrados… ningún lugar será seguro para ellos…¿y eso es realmente una vida? ¿Se puede hallar la felicidad cuando te tienes que esconder del mundo?” caviló el broncíneo.


Thareon prosiguió con la explicación de su plan. Pieza a pieza, iba revelando un plan mucho más enorme… ¿Cuándo Thareon había dispuesto de tales contactos y tiempo para elaborarlo? “… me hace sentir… inútil…” no pudo evitar pensar Alaric. Esos últimos meses, en los que se había ahogado en alcohol, y desahogado en peleas… intentando no pensar en Derek, cosa que acababa haciendo cada dos por tres, ¿qué había hecho útil en favor de la Resistencia? Si, bueno, dar palizas a muchos que las merecían, pero… estaba claro que podía haber hecho más. Podía hacer más. Thareon se lo estaba demostrando…

“Gihaial” recordó Alaric. Si, ese dragón era una pieza clave. Si se unía y el ejército le seguía las posibilidades…

Tanto como lo era el pueblo… la Resistencia…

Alaric respiró hondo. La voz de Thareon tenía una urgencia en la voz, que provocaba que Alaric sintiera la extraña necesidad de elevar el vuelo, reunirse con los suyos, convencerlos… y partir a Talos. Ese sitio que había estado evitando, por los recuerdos que evocaba en el broncíneo, volver a visitar… ¿pero que era el dolor de un individuo, cuando Thareon y otros muchos estaban tan dispuestos a sacrificarse?

“¿Quién soy yo para negarme… y huir, Alira? Si esto provoca mi fin, para que pueda reunirme contigo, yo…” unos ojos grises aparecieron en su mente, como un flash. Sus pensamientos se detuvieron… “… yo… aún tengo cosas que hacer. No les venderé mi pellejo tan fácilmente, Alira… aún tengo que encontrarme con cierta persona…” gruñó para sí, mientras notaba como un poderoso fuego latía en su pecho.

Se había creado un pesado silencio entre los dos dragones. Alaric finalmente alzó la vista, con una nueva resolución brillando en su mirada. Era más oscura, pero fulguraba con una decisión que desde hacía meses no se podía uno ni imaginar ver de nuevo en los ojos del antiguo teniente.

Alzó los brazos, y posó sus manos sobre los hombros de Thareon. Los apretó con fuerza y dijo con la voz contenida de emoción.


― No sé cuanta fuerza corre ahora por mis venas… ¡ya no soy el que era! Mi compasión y mi confianza se han visto dañadas en repetidas ocasiones, pero contigo, mi capitán… me encuentro deseando confiar en tu visión, en tu futuro… y lamentar todo el tiempo que he perdido…  ― negó con la cabeza, ligeramente avergonzado y apesadumbrado ― Quiero apostar todo junto a tu valor, en esta ocasión que se nos presenta ― inspiró hondo. ― Tienes mi palabra de que hablaré con la Resistencia de Isaur, y que viajaré a Talos para comunicar tu plan, tu deseo de hablar… y si hay que luchar, lucharé a tu lado. Si conseguimos la victoria, lo celebraré contigo… pero si caemos, será un honor hacerlo junto a ti. Se acabaron las lamentaciones ― inclinó la cabeza en señal de respeto. ― … Si la Reina Madre tuviera un solo ápice de tu dignidad y valor, Ironscale… este mundo sería un lugar mejor… ― no pudo evitar decir lo último en un susurro.





¡Gracias gracias gracias gracias! >w<:

avatar
Alaric
Dragon

Ocupación : Terrorista - Instructor
Mensajes : 190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Thareon el Jue Abr 14 2016, 18:46

Ya casi había olvidado lo bien que se sentía esa sensación. La de ver su fuego interno contagiarse en los ojos de los demás. De hacerles ver lo que él veía. De volver, por un instante, posible lo imposible. De que creyeran, a fin de cuentas. No en él. Sino en la posibilidad de conseguir aquello que nadie se atrevía a hacer.
Cuando Alaric le cogió por los hombros, regalándole aquellas palabras, Thareon sonrió. Posó sus manos sobre las de él, apretándolas firmemente, y haciendo una reverencia con la cabeza. - Gracias, amigo mío. - Dijo, para acto seguido clavar sus irises azul topacio en los suyos, verdosos y ahora más fuertes que antes. - Y créeme... te escucharán. Puede que ahora no te tomen en serio, o se nieguen. Pero no tardarán en darse cuenta de que soy el primer dragón en décadas que les ofrece lo que yo les ofrezco, de forma sincera. - ¿Cuántas veces antes un dragón le había ofrecido una oportunidad así a la Resistencia en el pasado? Probablemente nunca, en ningún lugar. Y por eso, Thareon sabía que su plan tenía que funcionar, por fuerza. Si aquel lazo finalmente se daba, sería como una especie de señal. - Si realmente desean la libertad de los suyos, se unirán.

Se separó suavemente, aún con esa bien concienciada seguridad en la mirada. Consideró aquello una pequeña victoria. Otro paso adelante para su plan. Poco a poco, la rueda empezaba a girar.
Pero, no obstante, Thareon no era ningún interesado insensible, por mucho que su carácter hubiera cambiado gracias a Leviathan. Era plenamente consciente del estado en el que había encontrado al dragón, y por el que había tenido que tener aquella conversación en aquella casa. Recordaba perfectamente sus palabras cuando el broncíneo casi se había venido abajo. - Alaric... - Añadió, sabedor de que aquel "subidón" de moral tenía una duración bastante corta. Si Alaric realmente quería implicarse, tenía que hacerlo de corazón. Y eso suponía renunciar a muchas cosas. Y desterrar otras. - No sé qué desazones estará ahora sufriendo tu corazón. Pero sean las que sean, descártalas, o soluciónalas. - Tal vez sonara demasiado imperativo. Realmente Thareon no quería inmiscuirse en la vida personal del dragón. Pero hubo una ocasión, siglos atrás, en el que una duda casi le costó la vida a él y a su batallón, y finalmente le costó una de las decisiones más duras que tuvo que tomar en su vida. En la guerra, como la que se avecinaba, las dudas no podían hacer zozobrar el barco, o todos se hundirían con él: - Porque lo que pretendemos hacer no puede verse truncado por ningún tipo de duda o resquemor. ¿Lo entiendes?







Yo vivo por el ship, el ship, el ship...:



¡Gracias Kya! ❣️
avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1657

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Alaric el Vie Abr 15 2016, 00:47

Alaric se limitó a asentir ante sus palabras iniciales. Si, le escucharían. Tardarían un tiempo, desconfiarían otro tanto… pero lo harían. Costaría que muchos se quitaran esa férrea venda de odio que tenían hacía todos los dragones, incluso con los escasos miembros que colaboraban con la Resistencia, pero… se haría. Se tenía que hacer. Una oportunidad como la que estaba aunando Thareon se obtenía una vez cada mil vidas humanas. Por el bien de la humanidad, y la de los dragones dispuestos a luchar por el verdadero bienestar de la raza, así debía hacerse. El propio Alaric tendría que vencer a la reputación que se había labrado entre los terroristas de Isaur, que solo conocían su faceta más violenta y desagradable… ni siquiera cuando les había enseñado como instructor había sido muy amable… no se había contenido con sus golpes, con sus palabras: la amargura había afectado a sus relaciones con los miembros de esa base, hasta el punto que casi no tenía ninguna…

Pero…

― Una vida libres es algo que no pueden rechazar ― coincidió el broncíneo, al tiempo que la cercana camaradería que se había dado entre los dos dragones se distanciaba un poco, al menos en el apartado físico. ¿Pero emocional? Eso seguía ardiendo dentro del antiguo teniente de la arma. Podía sentirlo a la perfección, como una nueva llama latiendo en su pecho… o más bien, una antigua llama que recobraba fuerza. Una fuerza que había creído perdida tras meses en los que sus sentimientos más oscuros lo llevaban al borde del abismo…

Y hablando de ellos…

… Thareon no era tonto, ni ciego.

Alaric apretó los labios cuando el dragón azul le instó de forma bastante tajante una gran verdad. Ahora no había tiempo que perder en lamentaciones. Tenía que tener la mente clara, sus objetivos fijados… hasta con Derek. No… hasta no, ¡principalmente con él!

― Lo entiendo, Thareon… ― le aseguró, esquivando la inquisidora mirada del dragón azul. ¿El motivo? Entre las llamas de su nuevo propósito, brillaba una más antigua y oscura. ― Sé lo que tengo que hacer… con todo. Llegado el momento no vacilaré, ni me temblara el pulso ― aseguró, casi con un gruñido.

Sí, si el destino volvía a cruzar sus pasos con los del joven chatarrero, Alaric tenía muy claro que es lo que haría. Y pasaría por encima de cualquiera que tratara de impedírselo.





¡Gracias gracias gracias gracias! >w<:

avatar
Alaric
Dragon

Ocupación : Terrorista - Instructor
Mensajes : 190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Megerah el Sáb Abr 16 2016, 19:56

Megerah había perdido la cuenta de los días que llevaba allí, en Isaur, con Thareon. Pese a la calidez del clima, con mucha menos humedad que en Talos, a la rubia le costaba adecuarse a tanto calor. Durante el día, al menos. Pues el calor que tenía que soportar por las noches poco tenía que ver con el ambiente isaurí.

Pero esa noche, había sido relativamente distinta. Thareon había aparecido cargando a otro dragón, inconsciente, maltrecho y en un visible estado de dejadez. Erah no tuvo reparo en ayudarlo, valiéndose de sus conocimientos de herboristería para preparar remedios balsámicos y curativos que aplicó en sus heridas, cubriéndolas con vendas posteriormente. También se tomó la libertad de preparar una infusión de romero, para las inflamaciones. Lo malo es que tendría que esperar a que el dragón recobrara el conocimiento. Parte de la noche transcurrió sin más, en compañía de Thareon y su desvanecido amigo hasta que Erah optó por retirarse a descansar.

Mas el sueño tardó en llegar a ella, pues el frescor del lecho que compartía cada noche con Thareon, entumecía su cuerpo, por más que la mujer se encogiera parcialmente, para recuperar calor. Algo tremendamente irónico en la tierra en la que estaban. Y tal como le llegó el sopor, se le escapó de entre los dedos unas horas después, sin razón -o pesadilla- aparente. No sabía cuánto tiempo había estado durmiendo, ni lo avanzada que estuviera la noche, pero sí que Thareon seguía sin aparecer por la habitación.

Percibió entonces el murmullo lejano de su voz con total claridad. Erah se incorporó despacio, llevándose la mano a la boca para ocultar un bostezo. Se levantó, dispuesta a que aquel sonido guiase sus pasos, llevándola al patio interior de la casa-. ¿Qué andáis tramando que os mantiene en vela tan entrada la noche? -murmuró con una sonrisa adormilada, reprimiendo el bostezo esta vez, mientras se acercaba a ellos. Erah podía intuir esos asuntos que pudieran estar tratando, dado que no era el primero -ni sería el último- que el dragón azul organizara desde que estaban allí. Dio por sentado que no molestaba, hasta que Thareon se lo confirmó con aquella expresión tranquila en su rostro al verla.

Por instinto, se posicionó al lado de él, antes de desviar sus azules al nuevo invitado-. Me alegra veros consciente por fin... -saludó, aun con la voz ligeramente ronca, antes de interesarse por sus posibles dolencias. Desde luego, la rubia tenía claro que aquel dragón, por su castigado cuerpo, llevaba sin huir de un altercado por voluntad propia desde hacía un tiempo-. ¿Cómo os encontráis?





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 899

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Thareon el Lun Abr 18 2016, 01:39

Tan sólo asintió ante las palabras de Alaric, sin nada más que añadir. No pensaba inmiscuirse en su vida privada, del mismo modo que esperaba que esa vida personal no interfiriese con sus planes.
En ese punto, Megerah apareció, con voz y expresión somnolienta. Ante la cual Thareon respondió con una sonrisa a modo de disculpa. "No queríamos despertarte", dijo directamente en su mente por acto reflejo. Una sana costumbre que estaban intentando mantener, desde que habían descubierto la habilidad de Megerah de filtrar sus pensamientos directamente en la mente de los dragones. Cuando ella se posicionó a su lado, Thareon mantuvo su sonrisa y ladeó la cabeza, mirando de reojo a Alaric. - Conspiraciones, ¿qué si no? - Le guiñó un ojo al broncíneo, en un gesto de complicidad. Para acto seguido pasar su musculoso brazo sobre los hombros de Megerah, atrayéndola hacia sí, y posando un beso sobre su rubia melena.

Ante la pregunta de rigor sobre el estado de salud del broncíneo, Thareon cayó en la cuenta de que era tan tarde ya, que casi se podría considerar pronto. Y si bien Alaric llevaba ya tiempo inconsciente, por experiencia sabía que las heridas de jade tardaban en sanar. Prueba de ello era la cicatriz que ya quedaría de forma perenne en su muñeca derecha. Necesitaría descansar, antes de regresar con los suyos. Tampoco quería retenerle demasiado tiempo, pues no quería que los de la Resistencia se inquietaran por la súbita ausencia del ex-teniente. - Creo que sería conveniente que dejaras que te revisara las heridas antes de volver a la cama, Alaric. Éstas no desaparecerán con sólo transformarte en dragón.







Yo vivo por el ship, el ship, el ship...:



¡Gracias Kya! ❣️
avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1657

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Alaric el Lun Abr 18 2016, 17:17

Thareon se limitó a aceptar con un cabeceo sus palabras, sin añadir nada más. Estaba claro que pensaba respetar su privacidad, y eso era algo que Alaric agradecía. Sobre todo porque no tenía muy claro si su antiguo capitán apreciaría la decisión que había tomado. Pero eso no iba a detener al broncíneo. “Y de todas formas, es mi decisión…” concluyó en su mente. Después de todo, el principal implicado que era Derek, era el único que podía decir algo… “Pero ya tuvo tiempo para explicarse… y no lo usó. Ni él tiene ese derecho…” recapacitó, frunciendo el ceño.

Sin embargo, unos pasos suaves acompañados de una voz adormilada ocasionaron que el dragón volviera al presente y se alejara de esos oscuros pensamientos. Parpadeó sorprendido ante la bella mujer de cabellos dorados que apareció por el patio, andando hacía ellos. Solo tuvo que echar un vistazo a la expresión de Thareon para confirmar que esa era su compañera. Había… paz. Había luz en el fondo de sus ojos, cuando la observaba. Y cualquiera con dos dedos de frente hubiera podido percibir el fuerte lazo que había entre ambos. Eran unos sentimientos tan puros y sinceros, que Alaric bajó por un segundo la mirada, ante esos gestos que compartía la pareja. No eran íntimos, pero delataban una confianza entre ambos, una cercanía y confianza que atravesaba el corazón herido del broncíneo. Porque él creyó tener eso mismo con otra persona… que al final se había malogrado. Y dolía verlos… porque recordaba su dicha truncada.

Sin embargo,  se recompuso, porque estaba seguro que Thareon y su compañera se merecían eso y mucho más. Sonrió levemente ante el guiño del dragón azul, antes de cabecear con respeto en dirección a la rubia en señal de disculpa. Alaric adoptó una postura más relajada ante la cortesía implícita en las palabras de la mujer, y contestó:

― Mucho mejor gracias a vos, mi señora. Vuestros cuidados a este dragón indigno no serán olvidados ― su voz era ronca pero firme. ― Soy Alaric, a vuestro servicio ―

Quiso preguntarla su nombre, pero Thareon recordó con las palabras de su mujer el estado de su espalda. Al instante, Alaric alzó una mano, para detener su amable oferta. ― Solo necesito dormir un poco más. No quiero traeros más molestias… bastante habéis hecho ya. Además, no es la primera vez que lidio con este tipo de heridas ― declaró en un tono un tanto hosco. Después de todo, por su cuerpo se podían apreciar perfectamente, pese a las vendas, las cicatrices que adornaban su cuerpo, fruto de su huida del castillo de Talos. Así como tampoco quería tardar para regresar a la Base, donde su desaparición podía hacer saltar algunas alarmas.





¡Gracias gracias gracias gracias! >w<:

avatar
Alaric
Dragon

Ocupación : Terrorista - Instructor
Mensajes : 190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Megerah el Miér Abr 20 2016, 18:52

<< No lo habéis hecho >>, se limitó a contestar mentalmente a esa disculpa intrínseca del dragón azul, con la intención de aliviar la posible inquietud de Thareon, en lo que llegaba a su lado. Erah sonrió cuando sintió el brazo masculino sobre sus hombros, atrayéndola hacia él para dejar un suave beso sobre sus cabellos. Por su parte, no tardó en posar su mano en la zona lumbar de la espalda del dragón, dejando una pequeña caricia, en respuesta. ¿Había algo mejor que esas inherentes y pequeñas muestras de cariño que no dejaban de intercambiarse entre ellos? La punta del iceberg que era ese sentimiento de la rubia por Thareon. Y viceversa. No obstante, Megerah aún no estaba del todo acostumbrada a ser cariñosa cuando había alguien más. Se cohibía, en realidad. Principalmente, porque en toda su vida de esclavitud y teniendo el dueño que tenía, esa costumbre era algo prohibitivo para ella y su carácter. Un carácter que, poco a poco, día a día, iba suavizando sin que ella se diera cuenta. La contestación del dragón broncíneo fue la excusa perfecta para paliar esa sensación vergonzosa-. Distáis mucho de ser indigno a mis ojos, Alaric. -tal vez, otros, incluso a los de aquel mismo dragón, lo fuera. Pero no a los de Megerah-. Más cuando andáis conspirando con Thareon a espaldas del mundo. -un mundo que no les aceptaba. A ninguno de los tres. Sonrió al terminar la frase, mudo testigo de aceptación. Desde que había llegado a aquel lugar, eran muy escasos los dragones que le habían dedicado algún mal gesto o brusquedad, por la diferencia de raza, género o condición, cuando se sabía la relación que tenía con Thareon. La rubia enseguida fue consciente del respeto que su dragón suscitaba en sus antiguos compañeros.

Frunció el ceño ante la negativa de Alaric cuando Thareon le ofertó que repasara sus heridas antes de marchar-. No me dejáis más remedio que apelar a ese servicio que me ofrecéis. -murmuró con obstinación y solemnidad. Arqueó una de sus doradas cejas, en un claro ejemplo de petulancia inofensiva, cuando el dragón broncíneo mencionó que no quería causar más molestias. Alzó sus ojos ligeramente al inexistente techo de aquel patio, viendo de soslayo el estrellado cielo isaurí, deslizándose bajo el brazo de Thareon, con intención de aproximarse al otro hombre-. Tan sólo os robaré unos minutos de vuestro sueño, os lo prometo. -aseguró, ignorando su réplica deliberadamente. La rubia no era precisamente de las que se paraban a dar explicaciones o perdían el tiempo intentando convencer al contrario. Ella hacía lo que creía más conveniente. Punto-. No os libraréis de esas heridas pronto, pero sí puedo aliviaros el soportarlas, durante un tiempo...





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 899

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Thareon el Jue Abr 21 2016, 00:36

Thareon no pudo menos que reírse entre dientes con voz grave, al ver que la propia Megerah se encargaba de batallar el exceso de humildad del dragón broncíneo. Negó levemente con la cabeza, y enarcó las cejas con cara de circunstancias, en un claro "te lo dije" dirigido hacia Alaric. Estaba claro que la mujer no se dejaba amedrentar por la presencia de dos dragones aguerridos. Una de tantas cosas que le encantaban de ella.

Mientras Megerah trataba sus heridas y reponía los vendajes, Thareon acompañó al broncíneo en conversación, hablando sobre viejas cicatrices de guerra. Y de paso ayudó en lo posible a la rubia a sanar las heridas provocadas por el jade. No tardaron demasiado, efectivamente, tal y como había predicho ella. Una vez terminaron, Thareon le dijo a Alaric:

- Descansa aquí esta noche, amigo mío. Mañana te llevaré de regreso por un camino seguro. Gracias por todo. - Estrechó con firme convicción el antebrazo del dragón, para luego atraerlo hacia sí y darle un abrazo fraternal.
Finalmente ayudó a Megerah a recoger los utensilios que había necesitado para las curas, y esperó a que ella también se despidiera. Mientras se dirigían al interior del hogar, el dragón azul la miró, sonriente y claramente ilusionado y satisfecho. Le robó un tierno beso en los labios, y rodeó su cintura con un brazo, de vuelta a la cama.







Yo vivo por el ship, el ship, el ship...:



¡Gracias Kya! ❣️
avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1657

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Alaric el Vie Abr 22 2016, 01:19

Esa humana… acababa de dejarle sin palabras. Más bien sentía que cualquier planteamiento que intentara esgrimir sería devuelto y lanzado contra su cara. Alaric le envió una mirada un tanto apurada a Thareon, casi pidiéndole auxilio para que entendiera que era una pérdida de tiempo gastar más recursos en él, y que hiciera razonar a su compañera, pero…

“Date por vencido”. Eso decía la mirada del dragón azul, que parecía bastante divertido ante el apuro de Alaric. El broncíneo dejó caer los hombros y se pasó una mano por la cara, al tiempo que, con un suspiro resignado, se rendía ante la persistencia de la rubia. Sintió como se desplazaba hasta posicionarse tras él, y removía sus vendas con peripecia para revisar el estado de sus heridas. Alaric se mantuvo quieto estoicamente, pese a que el dolor era algo inevitable cuando uno sufría ese tipo de lesiones. Thareon, quizás intentando distraerlo, empezó hablar con él de las viejas heridas de guerra que habían ido coleccionando a lo largo de su vida. ¡El dragón azul sabía cómo contar historias! Si bien era cierto que los relatos de guerras no era algo que trajera buenos recuerdos al broncíneo, para su sorpresa se encontró escuchando con atención todo lo que le contaba. Y no solo eso, Ironscale también aconsejaba de vez en cuando a su compañera en cómo tratar las heridas, en base a su experiencia.

“… se puede decir que Thareon está en buenas manos” pensó finalmente el broncíneo, observando en silencio como la pareja trabajaba como un solo ser. Realmente… estaban compenetrados. ¿Qué había que hacer para adquirir ese grado de confianza y amor…? ¿En qué había fallado él?...

― Gracias a los dos ― respondió con la voz ligeramente ronca por la ¿emoción? ― Estoy en deuda con vosotros ―

Se despidió de Thareon con un gesto de camaradería que nunca creyó que volvería a usar, y de Megerah con un casto beso en una de sus manos, agradeciéndola así sus esmerados cuidados. Mientras ellos volvían al interior de la casa, Alaric se tumbó con cuidado en los cojines, dispuesto a descansar lo que pudiera hasta partir el día siguiente.

Inconscientemente, su mano buscó la botella de alcohol que en los últimos meses le había acompañado cuando se iba a dormir. Al darse cuenta, Alaric frunció el ceño…

―… se acabó el huir… ― musitó, alzando su mano sobre su cabeza. Podía observar como entre sus dedos brillaban las estrellas. Cerró el puño con fuerza, como si quisiera atraparlas… ―… para todos… ―





¡Gracias gracias gracias gracias! >w<:

avatar
Alaric
Dragon

Ocupación : Terrorista - Instructor
Mensajes : 190

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Betrayal and blood [FB - Priv. Thareon]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.