Novedades

- (15/09) Ya están disponibles novedades de Septiembre, ¡no te las pierdas!

- (15/09) Ya podéis pedir los dracs del mes de Septiembre.

- (15/09) En el pregón, nueva entrevista a Faora.

- (15/09) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/09) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/09) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» El arte de tomar prestado y celebrar (Dev)
Hoy a las 18:00 por Nyssa

» Registro de Grupo
Hoy a las 16:14 por Izumy

» Registro de PB
Hoy a las 16:13 por Izumy

» Registro de Rango
Hoy a las 16:11 por Izumy

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Hoy a las 16:09 por Moira

» Cambios de botón | Modificaciones | Problemas
Hoy a las 15:48 por Invitado

» Incident {Priv.}
Hoy a las 08:31 por Enkil

» The lad and the lassie (Hawke)
Hoy a las 07:23 por Hawke

» Mi fiel sirviente [0/1]
Hoy a las 06:54 por Zareb Christopher

» El Misterio de un Hombre - [0/1]
Hoy a las 06:47 por Zareb Christopher

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

04/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
59/60

Afiliados Normales


Razas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Razas

Mensaje por Reina Madre el Mar Feb 25 2014, 13:45

Dragones
We are FIRE. We are DEATH.


Siempre han existido. Desde el albor de los tiempos han estado ahí, pero su rastro se extingue en una época pasada, donde la magia humana y la fuerza de la espada casi provocaron su extinción. Por ello la Reina, Madre de Todos, les enterró en las profundidades de la Tierra, y allí, todos durmieron en un sueño inducido conocido como “El Letargo”. La humanidad se olvidó de ellos: los convirtió en mitos y leyendas. Olvidaron tanto a los dragones, como el poder que les ayudó a vencerlos, y erigieron su civilización sobre su largo y silencioso sueño. Hasta el día del Despertar, en el que iniciaron una cruenta guerra que, por supuesto, ganaron; proclamándose los nuevos amos y señores del mundo que ahora conocemos.

Los dragones poseen dos formas principales. La primera es la “real”, su forma de dragón: la de un reptil alado inmenso, longevo y prácticamente indestructible. Suele estar cubierta de escamas más duras que el diamante, y poseer ojos brillantes, garras largas y afiladas; y colas pesadas y fuertes. También suelen poseer estructuras óseas tales como placas, púas o pinchos repartidos por diferentes zonas de su anatomía. Aunque la forma  y el color de cada dragón es bastante variable, se ajusta a la forma del dragón clásico europeo.

La segunda, es la forma “humana”, una habilidad mágica que aprendieron a utilizar de manera más frecuente después del Despertar, para mimetizarse entre los humanos; y más tarde para adoptar su forma de vida y erigir su propia civilización. Así pueden moverse con más comodidad, e imitar sin problema las costumbres humanas. No obstante, aunque sus transformaciones son bastante convincentes, siempre queda algún vestigio de su naturaleza dracónica que se manifiesta cuando se transforman en humanos: cuernos, garras o dientes afilados, colores antinaturales de ojos y pelo, escamas en partes determinadas del cuerpo, formas extrañas en las orejas o el rostro… Dicho vestigio es conocido como “rasgo dracónico”, es común para todos los dragones, y su función es meramente ornamental.

El concepto genérico de los dragones los ilustra como seres orgullosos por naturaleza, caprichosos y tendentes a pecar de vanidosos. Son plenamente conscientes de su poder, saben cómo utilizarlo y disfrutan alardeando de ello. Tienden a obsesionarse a menudo con su propia belleza e imponencia, y suelen ser avariciosos coleccionistas: a menudo recaudan y guardan tesoros de diferentes tipos, que protegen con un fiero recelo, ya sean joyas, metales preciosos, armas, personas, conocimiento...

La sociedad dracónica, conocida como El Imperio del Fuego (o simplemente “El Imperio”) se basa en una meritocracia muy estructurada en un sistema piramidal: la Reina Madre, en la cúspide, es considerada la matriarca absoluta, la Diosa Salvadora de los dragones, y su palabra es ley y voluntad.
Sus costumbres y modo de vida son totalmente medievales, o incluso anteriores, lo cual incluye protocolos, lenguaje, vestimentas, costumbres y avances. No tienen sentido del pudor, y la privacidad resulta a veces un concepto muy ambiguo entre ellos. Las relaciones homosexuales están mal vistas, ya que se consideran antinaturales y los dragones tienen un fuerte instinto de procreación, incentivado por su sociedad, para mantenersus superioridad numérica respecto a los humanos. No obstante, las relaciones incestuosas y los matrimonios por conveniencia son bastante comunes, y se consideran aceptables con tal de preservar la pureza de la sangre dracónica.

Hay tres cosas terminantemente prohibidas para los dragones
. Una es matar a alguien de su propia especie. La segunda, beber sangre de otro dragón, debido a la salvaje adicción que general. Y la tercera, enamorarse de un ser humano. Por ello entre dragones no existe la pena de muerte, y los castigos impuestos a los dragones infractores o criminales, son a elegir entre el exilio o la esclavitud.


Poderes de los Dragones



  • Ven en la oscuridad, tanto en forma humana como dracónica. En forma de dragón ven con mucha más nitidez, perciben los colores más vivos y pueden enfocar a mucha más distancia.

  • En forma dracónica, escupen fuego por la boca. De base, los dragones crean llamaradas unidireccionales de varios metros de alcance. Los dragones generan su fuego a través de dos cristales situados en la parte baja de su garganta, sobre los pulmones. Un complejo sistema orgánico de tendones y cartílago los entrechoca, formando una chispa mágica que prende cuando exhalan su aliento. Estos mágicos cristales son de color granate oscuro y generan la tradicional llama anaranjada.

  • Casi todos los dragones tienen alas en su forma dracónica, ergo pueden volar. Muy pocos dragones nacen sin ellas, apenas 1 de cada 100. Las alas también les permiten impulsarse de forma subacuática y nadar a grandes profundidades. Los dragones más adaptados a la vida acuática pueden poseer membranas y aletas adicionales, pero nunca como sustituto de las alas.

  • Sus escamas son impenetrables por el acero, y casi por cualquier mineral o metal conocido, constituyendo la mejor armadura natural conocida. Aún así, se conoce que hubo armas poderosas durante la guerra que lograron traspasar la coraza natural de los dragones; pero en su mayoría fueron armas de fuego de alto impacto (misiles, antiaéreos, etc.) que a día de hoy, no existen.

  • Poseen una extraordinaria capacidad de regeneración en forma dracónica: pueden sanar heridas mortales en segundos; y nunca sufren alergias ni se ponen enfermos. Pero su regeneración tiene su límite: no pueden regenerar miembros ni órganos cercenados, mutilados o aplastados. Los dragones que siguen la Senda Metamórfica poseen la misma regeneración al transformarse, pero ésta actúa de forma más lenta que cuando están en forma dracónica.

  • Son extraordinariamente longevos: pueden vivir siglos, hasta miles de años. No obstante, tras el exterminio que precedió al Letargo, quedan muy pocos dragones realmente viejos. Por ello la edad máxima permitida para los dragones, es de 3002 años.

  • Poseen telepatía con sus congéneres. Forman una red-colmena, de la que forman parte casi desde que tienen uso de razón. Pueden “desconectarse” de la red para tener privacidad si lo desean, pero suelen estar tan integrados que necesitan de un modo  tan visceral el sentirse conectados a dicha red. De hecho, socialmente no es aceptable que un dragón se desconecte demasiado a menudo, y resulta sospechoso cuando lo hace durante demasiado tiempo.

  • En forma humana, los dragones son más fuertes, más ágiles y más diestros que los seres humanos normales.

  • Los dragones son ignífugos. Tanto en forma humana como en forma dracónica, los dragones no sufren quemaduras por fuego. No obstante, el fuego que escupe un dragón si puede afectar a uno de su propia especie si le acierta en una zona no protegida por sus escamas (mucosas, ojos, etc.); lo cual se aplicaría también a su forma humana.

  • Su sangre tiene la cualidad de potenciar las habilidades psíquicas y videntes de los humanos que las poseen de forma innata. Aquellos que no las poseen, pueden adquirirlos temporalmente, mientras la sangre surta efecto en su sistema; pero siempre de una forma menos útil y óptima que los que lo poseen de nacimiento. La sangre de dragón no genera adicción en los humanos.



Debilidades de los Dragones



  • Los dragones son débiles en su forma dracónica allí donde no les protegen sus escamas: ojos, mucosas, viejas cicatrices, etc. El fuego de sus congéneres puede quemarles en dichas zonas, y las armas comunes herirles con más facilidad.

  • En forma humana no pueden manejar ni escupir fuego.

  • El frío les atonta, les vuelve lentos y socava rápidamente su sistema. Les cuesta más trabajo escupir fuego y mantener el calor. Poco a poco se van sintiendo cansados, y al final sufren de hipotermia. El frío intenso y prolongado es mortal para los dragones, así como los efectos derivados de la congelación.

  • El jade es el único mineral capaz de debilitarlos si lo llevan encima o roza su piel. Así mismo es el único material conocido capaz de traspasar su coraza de escamas, y provocarles daños que no pueden curar con su regeneración instantánea. Las heridas con jade tardan más en curar, y además son las únicas que les dejan cicatriz. Una vez el jade entra en su sistema o se esparce por su torrente sanguíneo, actúa como un veneno que los debilita, y les provoca la muerte en cuestión de minutos. El contacto constante con jade de forma superficial anula sus capacidades en forma humana, y los deja al mismo nivel que cualquier otro ser humano.

  • Son altamente alérgicos a la belladona. En poca cantidad (y en cualquier forma), o simplemente en aroma, les nubla el juicio, les atonta y les provoca náuseas severas. Dosis medias pueden provocar inconsciencia, mareos e incapacidad motora. Dosis altas resultan severamente tóxicas, y son mortales. Obviamente se necesita más cantidad de belladona para provocar efectos en un dragón en forma dracónica, que en uno en forma humana. Los dragones intoxicados por belladona tienen dificultados para escupir fuego, volar o transformarse.

  • La soledad mata a los dragones de forma lenta, inexorable y cruel. No nos referimos a la soledad física, sino a la soledad mental: la desconexión de la red dracónica. Los dragones necesitan la red para mantenerse cuerdos, necesitan ese contacto mental con los suyos. De lo contrario acaban cayendo en severas depresiones, o incluso en una profunda y desbocada locura. Por ello el Exilio se considera el peor castigo para un dragón, ya que éstos son desterrados de por vida de la red telepática.

  • Son vulnerables al fuego mágico o elemental. Los humanos con más nivel y experiencia en su piromancia son capaces de quemar a un dragón incluso en su forma dracónica, ya que éste es el único fuego capaz de traspasar sus escamas.

  • Su forma humana tiene una severa desventaja: la regeneración rápida no funciona cuando están transformados. Lo cual significa que si un dragón resulta herido por medios convencionales en forma humana, no podrá curarse de forma instantánea. Tendrá que transformarse en su forma dracónica para ello. Si, por cualquier motivo, un dragón en forma humana no puede transformarse para regenerarse, podría llegar a morir como cualquier persona mundana.

  • Por supuesto, su regeneración no es capaz de combatir los efectos de la belladona, el frío, el jade ni el fuego elemental.

  • Pueden admirar el arte y sensibilizarse con él. Pero no pueden crearlo ni darle forma de la misma forma que los humanos. Sus obras suelen ser incompletas, incapaces de transmitir a pesar de ser técnicamente perfectas. Un dragón siempre sentirá que a su creación le “falta algo” que no podrá darle nunca.

  • Debido a que el desarrollo tecnológico humano aconteció durante la última etapa del Letargo, los dragones sufren de anacronismo, y son totalmente incapaces de entender la prohibida tecnología humana. Algunos despiertan por ella cierta fascinación artística; otros le tienen verdadero terror después de los estragos que las armas prohibidas crearon en la guerra. Pero como sea, no pueden comprender ni recrear ninguna tecnología previa a la época medieval.

  • Son adictos a su propia sangre. Los dragones que beben la sangre de otro dragón, caen en un estado de sumisión y subyugación hacia el dragón del cual han bebido. Ésta sumisión a menudo puede tornarse en un amor posesivo y celoso, que puede llegar a un degenerado estado de locura. Por ello, que los dragones beban la sangre de sus congéneres está prohibido por la ley.


Detalles a tener en cuenta:



  • Un dragón medio mide, en su escala original, entre 8 y 12 pisos de altura (unos 30-40 metros). Los más pequeños miden entre 6 y 7; y los más grandes, hasta 17-18 pisos.

  • Su temperatura corporal es muy elevada, en forma humana ronda los 40ºC, por lo que suelen desprender calor.

  • Todos los dragones hablan dos idiomas: el común, que pueden hablar tanto en forma humana como dracónica (esta última suele tener un tono ronco, profundo y “monstruoso”); y el idioma dracónico, cuya fonética se apoya en diversos siseos, gruñidos, chirridos y rugidos; que obviamente sólo pueden hablar en forma dracónica.

  • Los dragones poseen dos nombres: su nombre real es largo e impronunciable en forma humana; y el nombre abreviado, que es el utilizan para presentarse en lenguaje común. Se dice que quien averigua el nombre real de un dragón, obtiene poder sobre él, pero hasta ahora no se ha demostrado tal afirmación.

  • Los dragones no usan apellidos. Aunque algunos consiguen apodos o títulos honorarios que adoptan como tales, y usan de manera conjunta a su nombre. No son hereditarios, por lo que raramente un apellido pasa de padre a hijo sin más: para que un hijo herede el apellido de alguno de sus progenitores, debe igualar o superar los méritos de estos para ganárselo. Debido a esto, no existen muchas “familias” dracónicas, ya que los dragones no las consideran de la misma manera que los humanos. Por ello, los Pjs dragones no deben llevar apellidos en el nick.

  • Los dragones son ovíparos: se reproducen por huevos. Las dragonas sólo realizan la puesta (dolorosa para la mayoría) en su forma dracónica, en forma de huevos grandes y ovalados, de hasta medio metro de largos. Los huevos suelen ser brillantes, como joyas preciosas, del mismo color que las escamas del embrión; y necesitan una incubación a altas temperaturas de al menos cinco meses para nacer. No obstante, durante el último siglo, la infertilidad se ha apoderado de la raza dracónica, y por algún desconocido motivo, todos los huevos ahora han salido sin embrión. Por ello, la edad mínima permitida para los dragones, es de 100 años.

  • Por norma general, los dragones crecen durante los primeros años de vida al mismo ritmo que un humano normal. Y a partir de su juventud (pasada la adolescencia), su envejecimiento tiende a “estancarse”, realentizándose gracias a su capacidad para regenerarse, manteniéndose jóvenes durante casi toda su vida. No obstante, se ha comprobado que los dragones pueden llegar a envejecer muy rápido, dependiendo del tiempo que pasen en su forma humana. Ya que no pueden regenerarse en esta forma, cuanto más tiempo pasen transformados, antes empezarán a envejecer, y antes notarán los estragos de la edad, tanto en su forma humana, como en su forma dracónica. Los dragones más mayores que siguen manteniendo un aspecto joven, sin duda son aquellos que alternan de forma muy asidua su forma dracónica con su forma humana.

  • Son muy sensibles a la belleza, en sus diversas formas: arte, poesía, música… Incluso la guerra y la crueldad pueden resultarles hermosas. Hacia qué lado desarrolla cada dragón dicha sensibilidad, suele venir dictada por su personalidad.

  • Suelen preferir las atmósferas calientes, hasta tórridas. Un dragón podría vivir tranquilamente en el interior de un volcán.

  • Necesitan a los humanos. Por más que intenten imperar sobre ellos y mantenerlos en lo más bajo del escalafón, no pueden vivir sin ellos. Ya sea por necesidades emocionales, o por puro pragmatismo; son parte de su maquinaria social, de su modo de vida, y de ellos mismos. Empero, los dragones son, por autodenominación, superiores a todos ellos, y sus amos y señores absolutos. Precisamente por eso se intenta mantener el vínculo entre dragones y humanas hasta una cierta distancia, y el enamoramiento entre ambas especies está prohibido por la ley.


Creado por Frozen


Última edición por Reina Madre el Mar Ene 20 2015, 18:11, editado 3 veces
avatar
Reina Madre
Mother of Dragons

Ocupación : Levantar el mundo desde las cenizas.
Mensajes : 470

Ver perfil de usuario http://www.reignoffire-rpg.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Reina Madre el Miér Feb 26 2014, 22:51

Humanos
Let them think we are weak. So we can hit their faces harder.

En las épocas antiguas, los humanos fueron bendecidos por los Dioses Elementales, y poseían poderes mágicos e increíbles que les ayudaron a controlar los elementos, la naturaleza… y desterrar a los dragones al sueño del Letargo. No obstante, del mismo modo que mitificaron a los dragones y los relegaron a olvido, lo hicieron con sus propios poderes, en pos de la religión, la tecnología y la ciencia. Se creyeron los señores indiscutibles del planeta, apuntaron y llegaron alto. Pero en el culmen de su civilización, llegó El Despertar.

Durante la Guerra del Despertar, los humanos perdieron casi toda su civilización y sus avances tecnológicos, fueron diezmados, sacrificados y esclavizados por los dragones; quienes les arrebataron todo su conocimiento y los condenaron al analfabetismo y la ignorancia, para asegurarse de que la masa permanecía dócil y manejable. Hoy en día, la gran mayoría de los humanos que viven en las ciudades, aceptan la supremacía dracónica como algo cotidiano, rutinario, y hasta cómodo en ciertos aspectos. El 90% de la humanidad ha olvidado su propia historia: ignoran por completo su potencial, no saben nada de tecnología (sólo que está prohibida por los dragones), desconocen que hace siglos ellos dominaron el mundo y plantaron cara a sus actuales amos y señores. Sin saberlo, son la mano de obra más básica de la sociedad dracónica; y los dragones precisamente se esmeran en que sigan sin saber ese dato.

Los humanos en su mayoría trabajan en aquello que los dragones no quieren: granjeros, labriegos, taberneros, mercaderes, prostitución… Tienen cierta independencia: pueden ir donde quieran, labrar su tierra, mantener sus hogares, casarse, tener familias, sacar beneficios de sus negocios; todo siempre y cuando paguen su tributo mensual en forma de ofrenda en el Templo de la Reina Madre (a la que también adoran como una diosa); y vivan según dictan las leyes. Los humanos que agachan la cabeza y viven según las normas, tienen una vida tranquila y larga en las ciudades. Los que no, acaban siendo esclavos, nómadas exiliados en las estepas o miembros del grupo terrorista de la Resistencia.

La ley es notablemente más dura con los humanos que con los dragones. Para ellos sí existe la pena de muerte y la cadena perpetua en las mazmorras del castillo. No suelen hacer falta demasiadas excusas para encerrar o ajusticiar a un humano cuando se es dragón, y pocos son los que se atreven a enfrenarse a las autoridades sin salir perjudicado en el proceso. Cualquier intento de amotinamiento o rebelión es duramente castigado, y sólo los miembros de la Resistencia se atreven a actuar desde el secreto y el anonimato.


Poderes de los humanos



  • Los únicos poderes que algunos seres humanos poseen de forma innata, son los llamados dones. Capacidades sutiles, no demasiado espectacualres, mayormente de tipo psíquico o extrasensorial, y sin valor ofensivo en la mayoría de los casos, que suelen ser difíciles de controlar e implican un severo desgaste para aquellos que se atreven a explotarlos. Se subdividen en tres clases:

    - Dones directos: Dones que pueden tener un efecto inmediato y directo sobre otros, como telepatía, manipulación sensorial, extrapatía, etc. Normalmente un humano puede usar un don directo con un efecto medio durante un máximo 2-3 minutos (un post); e intensificar su efecto y alargar su duración a 5 (dos posts) minutos si ingiere sangre de dragón.

    - Dones indirectos: Aquellos que afectan de algún modo a otra persona, como premoniciones, sueños de futuro, empatía, mediumnidad, lectura de auras, etc. Los humanos pueden usar los dones indirectos con un efecto medio durante un máximo de 8-10 (tres post) minutos; e intensificar su efecto y alargar su duración hasta 15 (cuatro post) minutos con sangre de dragón.

    - Dones inocuos: Dones que no afectan en ninguna medida a otra persona más allá del Pj en sí, tales como visiones propias, sensaciones, sentido del peligro, etc. Pueden utilizarse con un efecto medio durante 30 minutos (media escena), e intensificar sus efectos y alargar su duración a una hora (escena completa) si ingieren sangre de dragón.

  • Actualmente, los Dioses Elementales han vuelto a darle a los seres humanos la capacidad de manipular los elementos naturales (agua, fuego, aire, tierra). Estos poderes no son innatos, porque llevan vigentes aproximadamente un año dentro de la cronología del foro. Es obligatorio comprarlos en la tienda y desarrollarlos on-rol.



Poderes de los humanos



  • Los humanos son frágiles por naturaleza, especialmente comparados con los dragones. Sus capacidades no pueden igualarse a ellos, especialmente en el terreno físico. Además enferman, se rompen huesos, se hieren, sufren y padecen. Y, sobre todo, envejecen.

  • La esperanza de vida humana raramente supera los 70-80 años de edad, y eso ya se considera mucho.

  • La mayoría de edad se considera a los 15-16 años.

  • Los humanos con dones siempre sufren alguna debilidad o tienen que pagar algún tipo de precio físico al utilizar su poder.

  • La energía que consumen los poderes elementales durante los primeros niveles suele ser agotadora, y hasta arriesgada para los humanos. Alguien que utilice un poder por encima de sus posibilidades, no sólo no controlará bien su poder, también podría llegar a morir por agotamiento.



Detalles a tener en cuenta



  • Los humanos constituyen el estrato social más bajo del escalafón, y es imposible para ellos ascender de categoría. Ningún humano puede ser burgués, y menos aún noble. No obstante, hay una oportunidad para ellos en el Ejército, en el que pueden enrolarse si desean servir a su patria en campo de batalla; pero no se les permite ascender de rango más allá de soldado raso.

  • La grandísima mayoría de los humanos son analfabetos, ya que para ellos no existe la educación. Por ende, es relativamente raro que los humanos sepan leer y escribir. La enseñanza para ellos es algo que pasa de generación en generación, por el boca a boca o a través de maestros de oficios. Normalmente los humanos no aprenden mucho más, a parte de su oficio familiar, o a servir a algún dragón.

  • Los humanos artísticamente talentosos o físicamente hermosos suelen atraer la atención de los dragones, especialmente cuando son esclavos.

  • Los únicos humanos que se atreven a investigar y a infiltrarse en las pocas ruinas que quedan de las antiguas civilizaciones; son los llamados chatarreros. Mentes curiosas que pasan por alto la prohibición legal de experimentar “científicamente” o tratar con las antiguas tecnologías, y se esfuerzan al máximo por comprenderlas, arreglarlas o mejorarlas con los medios actuales de los que disponen (medievales). Generalmente los inventos chatarreros suelen estar hechos de restos oxidados y cosas inútiles (similares al steampunk, pero menos elaborados), o con usos inadecuados, ya que pocos tienen la suerte o la capacidad de encontrar referencias fiables de la utilización de dichos recursos en el pasado. Por supuesto, la condena para un humano dedicado a la chatarrería es la muerte, así que más le vale llevar sus indagaciones en el más absoluto secreto, contar con el favor de algún dragón, enrolarse en la Resistencia o vivir en el exilio.

  • Los humanos que toman regularmente sangre de dragón para potenciar sus dones, son comúnmente llamados oráculos. Muchos dragones compran esclavos para tenerlos como oráculos y aprovechar sus dones para su propio beneficio.

  • Los humanos que viven en las ciudades tienen prohibido entrenar sus poderes elementales por encima del nivel avanzado, si lo hacen son severamente condenados, y sufren la pena de muerte si osan usarlos contra un dragón.

  • La fuente del poder, don o elemental, de los humanos reside en sus emociones, su voluntad, su corazón. Normalmente cuanto más sea capaz de controlar sus propias emociones el humano, con más facilidad será capaz de dominar sus habilidades mágicas y menos energía gastará en el proceso.



Nota importante

*NOTA: Aquellos interesados en haceros un chatarrero, debéis CONTACTAR CON EL STAFF vía MP para comentar vuestras ideas, inventos y descubrimientos para conseguir el visto bueno antes de desarrollarlos on-rol.

Creado por Frozen


Última edición por Reina Madre el Mar Ene 20 2015, 18:12, editado 2 veces
avatar
Reina Madre
Mother of Dragons

Ocupación : Levantar el mundo desde las cenizas.
Mensajes : 470

Ver perfil de usuario http://www.reignoffire-rpg.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Reina Madre el Lun Jul 14 2014, 15:51

Híbridos
Forgotten sons of a forbidden sin.

“Abominación” suele ser la primera palabra que le vendría a cualquiera, humano o dragón, al escuchar hablar de los híbridos. La simple idea de que los dragones y los humanos puedan procrear, se considera repulsiva y espeluznante. Para los humanos es sencillamente inconcebible. Y para los dragones, un sacrilegio inconmensurable. Durante generaciones, los híbridos han sido sólo cuentos de viejas e historias sangrientas sobre bebés monstruosos que devoraban a sus madres al nacer. Pero en ocasiones, la realidad supera la ficción.

Poco se sabe todavía sobre los híbridos. Son de reciente aparición, y hasta hace poco, un verdadero secreto. Se han ido abriendo paso, camuflados en la sociedad, mayormente viviendo en la ignorancia sobre su verdadera naturaleza. La gran mayoría crecen escondidos, o entre la gente común sin llegar a descubrir su verdadera condición; aunque interiormente “algo” siempre les diga que son diferentes. A cierta edad suelen sentirse perdidos, desorientados, e incapaces de pertenecer a ningún lugar. Hayan sido criado entre dragones, o entre humanos, los híbridos actualmente suelen tardar en reconocer su verdadera condición. Y al hacerlo, no tardan en averiguar que es mejor no difundirlo en voz alta. Ahora mismo, la Inquisición tiene orden de apresar a cualquier híbrido, con intención de encerrarlo e investigar a fondo su capacidades, en su intención de descubrir más sobre ellos y sus habilidades. Por supuesto, si éste se resiste, tienen carta blanca para eliminarlo en el acto.

Los últimos experimentos de la Inquisición han descubierto que los híbridos que descubren su forma dracónica, presentan un tamaño menor que los dragones puros; y también cuentan con habilidades más limitadas. Aún así, tienen la gran ventaja de ser capaces de superar muchas de las debilidades conocidas de los dragones, y además, pueden manejar la magia elemental del fuego; algo con lo que los dragones no pueden ni soñar. Además, para ellos entremezclarse con los humanos es aún más sencillo, porque la mayoría carecen de rasgo dracónico. Sólo muestran una extraña cicatriz de nacimiento sobre el pecho, sobre el corazón.

Actualmente hay tres tipos de híbridos:

  1. Híbridos de primera generación: Engendrados por una madre humana y un padre dragón. La sangre de ambas razas corre fuertemente por sus venas, y sus habilidades y debilidades están más equilibradas.

  2. Híbridos de segunda generación: Engendrados por un híbrido y un humano/dragón. Los engendrados por un dragón y una híbrida tienen la sangre dracónica más presente en sus venas, desarrollan antes su forma y sus habilidades dracónicas. Los engendrados por un humano y un híbrido, tienen más presencia humana en su sangre, por lo que desarrollan antes los poderes elementales y sufren con menos efecto las debilidades dracónicas; aprenden a transformarse notablemente más tarde.

  3. Híbridos de tercera generación: Engendrados por dos híbridos. Las habilidades y debilidades tienden de nuevo a compensarse, pero se consideran más débiles que los híbridos de primera generación. Esta raza sólo está disponible para nacimientos on-rol.



Poderes de los Híbridos



  • Como los dragones, crecen con normalidad hasta pasar la pubertad, y acto seguido su envejecimiento se realentiza. A día de hoy se desconoce cuán longevos pueden ser los híbridos, aunque se sospecha que viven considerablemente menos que los dragones puros (el híbrido más viejo conocido tiene 350 años). También se desconoce si su envejecimiento es gradual, aunque sea lento, o si como los dragones pueden retrasarlo con la transformación.

  • En su forma dracónica, pueden ver en la oscuridad, y en forma humana pueden ver en la penumbra o en ambientes de escasa luminosidad. Cuanto más potente es la sangre de dragón en el híbrido, mejor es su vista en forma humana.

  • En su forma dracónica también puede conectarse a la red telepática de los dragones, aunque ellos no nacen conectados a ella como sus progenitores, y deben aprender a conectarse y desconectarse por sí solos.

  • Son inmunes al jade en forma humana. Pueden tocarlo, manipularlo y hasta herirse con él sin sufrir las consecuencias.

  • Los híbridos gemelos o mellizos pueden desarrollar su vínculo hasta el punto de sentir si el otro está en peligro a kilómetros de distancia, y hasta empatía y telepatía entre los dos.

  • Son inmunes a la adicción a la sangre de dragón, aunque su sangre sí genera adicción en los dragones puros.

  • En su forma dracónica también pueden regenerarse del mismo modo que los demás dragones: pueden curar heridas letales al transformarse y nunca se ponen enfermos.

  • Los híbridos que mantienen el vínculo con sus respectivos hermanos no tienen el problema de los dragones puros con el arte ni con la comprensión de la tecnología: al ser medio humanos pueden aprender, comprender y crear; aunque generalmente sus obras resultan diferentes, extravagantes o extrañas para la mayoría. Los híbridos incompletos, no obstante, sí crean obras vacías y carentes de significados, al faltarles su otra mitad.

  • Al ser más pequeños son más rápidos y ágiles en forma dracónica que los dragones puros.

  • Soportan mucho mejor el frío, especialmente en forma humana, el cual les resulta molesto y les provoca sopor; pero no llega a ser mortal para ellos.

  • En forma humana son más fuertes, ágiles y resistentes que una persona media; pero no llegan a igualar a los dragones puros.

  • Pueden manejar el fuego elemental en forma humana, si desarrollan la habilidad on-rol y la adquieren en la tienda.



Debilidades de los Híbridos



  • Su forma dracónica es más pequeña que la de un dragón puro, alcanzando una altura máxima de 5-6 psisos (20 metros), y un mínimo de 3 (10 metros).

  • El jade les afecta en forma dracónica del mismo modo que cualquier dragón.

  • No pueden conectarse a la red dracónica en forma humana.

  • La belladona les resulta desagradable: a menudo les provoca urticarias, escozores, diarreas y malestar. No les gusta ni les sienta bien, pero no resulta mortal.

  • No son ignífugos en forma humana. Sólo cuando se transforman sus escamas pueden protegerles del fuego corriente, o del de los dragones.

  • Al igual que los dragones puros, son débiles en su forma dracónica allí donde no les protegen sus escamas (ojos, mucosas, etc.).

  • Sólo pueden desarrollar el poder elemental del fuego.

  • No pueden tener dones innatos.

  • No pueden ser desafiados por otro dragón.

  • No pueden desafiar a un ser humano.

  • No pueden manejar el fuego elemental en su forma dracónica.



Detalles a tener en cuenta:



  • A pesar de que la existencia de híbridos ya es un hecho fehaciente, aún hay muchas resistencia general a la idea de que dragones y humanos puedan engendrar semejantes seres. Los humanos lo ven imposible; y los dragones lo consideran un terrible insulto a su raza, al Imperio, y a la Reina Madre; la cual por supuesto condena esta raza y la tacha de inviable y sacrílega. Para los dragones procrear con humanos es como para éstos el hacerlo con animales: antinatural y repulsivo.

  • La posibilidad de concebir híbridos es muy, muy, muy escasa; independientemente de su generación. Y aún así, tan sólo 1 de cada 10 concepciones logra salir adelante y no terminar en aborto.

  • Aparecieron hace muy poco, aproximadamente al mismo tiempo que la raza dracónica fue perdiendo su fertilidad. Por ello la edad máxima permitida para los híbridos es de 100 años.

  • Hasta la fecha, todos los partos de híbridos son de madre humana, o de híbrida en forma humana en su defecto. Esto se debe a que la transformación en dragona interrumpe el proceso de embarazo, generando un aborto instantáneo. Amén de que por algún motivo, las dragonas puras son incapaces de engendrar al ser naturalmente ovíparas; y el proceso de gestación y parto de los híbridos, vivíparo.

  • Todos los híbridos, a excepción de los de 3ª generación; se conciben como gemelos o mellizos siameses, independientemente de su generación. No se tiene claro todavía el por qué vienen de dos en dos, pero sí se sabe que al desarrollarse en el útero, lo hacen compartiendo un mismo corazón, el cual inexplicablemente se separa en dos mitades durante la gestación. Por ello nacen siempre con una marca de nacimiento en forma de cicatriz en el pecho.

  • Todos los híbridos tienen medio corazón, así que su pulso es más lento y su ritmo es diferente al de un corazón normal. Esto no afecta para nada a su sistema cardíaco, ni a sus habilidades.

  • Su temperatura corporal en forma humana es sensiblemente más baja que la de los dragones, rondando los 38ºC.

  • Los embarazos de híbridos son cortos, de 7 meses; y problemáticos para la madre. Especialmente cuando ésta es humana, las híbridas suelen tener más entereza para soportarlo. La limitación de recursos dentro del útero hace que los dos hermanos compitan por el alimento y acaben batallando durante su desarrollo. Normalmente el hermano más fuerte acaba “matando” sin querer al pequeño, que nace muerto y a medio formar en el momento del parto, o apenas logra sobrevivir unas horas fuera del vientre de su madre.

  • No es raro que los dos hermanos logren sobrevivir y nacer sanos, compartiendo entonces un vínculo único al tener cada uno la mitad del corazón del otro. El lazo que les une les conecta a nivel emocional, hasta niveles inimaginables. Todo híbrido necesita a su hermano, en el sentido más amplio de la palabra. Sin su otra mitad, aquellos que crecen por separado o no tienen la suerte de que su hermano sobreviva al parto, se sienten incompletos e infelices, y pasan la vida buscando aquello que “les falta” en su interior.

  • Los híbridos de tercera y segunda generación carecen de rasgo dracónico. Sólo algunos híbridos de primera generación, o de segunda si son hijos de un dragón y un híbrido, pueden llegar a presentar algún rasgo sutil, como el color de ojos o del pelo, o incluso escamas sobre la piel.

  • Debido a que físicamente son más débiles que los dragones, los híbridos criados como tales en la sociedad a menudo son víctimas de menosprecios y burlas por parte de sus congéneres. Del mismo modo, los híbridos criados entre humanos suelen resultar raros entre los suyos, demasiado brutos y extraños, y también son víctimas de acosos y ofensas por parte de los demás.

  • Los híbridos que se crían entre dragones se atienen a sus normas y cumplen su sistema de meritocracia; por lo que tampoco poseen apellido ni pueden tenerlo en su nick si no se lo ganan previamente.


Creado por Frozen


Última edición por Reina Madre el Mar Ene 20 2015, 18:10, editado 1 vez





You can erase an entire generation of people.
You can burn their houses, and somehow they'll return.

But if you destroy every achievement in life and history, you're denying they had existed.
Like ashes floating through the air.
avatar
Reina Madre
Mother of Dragons

Ocupación : Levantar el mundo desde las cenizas.
Mensajes : 470

Ver perfil de usuario http://www.reignoffire-rpg.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Reina Madre el Vie Dic 12 2014, 17:23

DESAFIADOS
Emptiness can’t be threatened. Emptiness knows no fear.

El concepto de los Desafiados, o Sin Corazón, se basa en el reto. Es una prueba, una condición que un dragón impone a un humano: conseguir algo a cambio de su corazón. En apariencia es algo simple, pero envuelve mucha complejidad. De hecho, no hay un solo motivo por el que un dragón quiera desafiar a un humano, puede haber tantos como estrellas en el cielo: venganza, diversión, aburrimiento, crueldad, honor… e incluso amor.

El proceso del Desafío es indescriptiblemente doloroso y traumático para el humano que lo sufre. Para realizarlo el dragón debe estar transformado en su forma dracónica, y con sus garras, abrir el pecho de su víctima mientras su corazón aún lata. Acto seguido, la magia hace efecto, y la esencia del humano queda ligada a la del dragón cuando éste le arreabta el corazón del pecho. Durante el proceso, el dragón pronuncia un juramento, en el cual promete devolverle el corazón a su legítimo dueño si éste demuestra ser merecedor de él. a Para ello debe superar algún tipo de prueba o reto impuesto por el dragón desafiador. El cual guarda el corazón del desafiado junto con su propio corazón, para mantenerlo vivo hasta el día en el que el reto se vea cumplido.

Los Desafíos se han venido sucediendo desde mucho antes del Letargo. Y lo cierto es que muy pocos de ellos han tenido éxito. Contados han sido los humanos que han sido capaces de cumplir las expectativas de su dragón, y han recuperado su corazón. Si bien, el premio que logran con ello va más allá de recuperar lo que es suyo: poseen inmunidad legal durante su desafío, siempre y cuando no cometan delitos muy graves. Los Sin Corazón adquieren, además, una serie de habilidades nuevas que van desarollando durante su odisea para superar el reto. Éstas habilidades sólo están presentes durante el proceso del Desafío, empero, se supone que si un Desafiado logra su objetivo, sus poderes y habilidades se mantienen indefinidamente. Parece muy prometedor; sin embargo la realidad es que muy pocos Desafiados logran completar su misión; ya que no sólo es difícil vencer a un dragón; sino que además su carrera es contrarreloj.


Poderes de los Desafiados



  • Pueden ver bien en la penumbra y con baja iluminación.

  • Los Desafiados son más fuertes, ágiles y rápidos que un humano normal. Sus capacidades igualan a los híbridos en forma humana. Este cambio se vuelve especialmente pronunciado durante los primeros tres años del Desafío, en los que llegan a ganar muchísima forma física. También aprenden mucho más deprisa, y mejoran sus capacidades mentales, volviéndolos más astutos e inteligentes, y mejorando en gran medida su memoria, convirtiéndose en esponjas de conocimiento.

  • A partir de los tres años, se vuelven mucho más resistentes y ganan muchísimo aguante: cada vez necesitan menos cosas básicas como comer o dormir. Sienten menos los efectos del cansancio, y empiezan a desarrollar analgesia, es decir, se vuelven insensibles al dolor, aunque sufran heridas o golpes.

  • Pueden comunicarse telepáticamente con su dragón desafiador, siempre y cuando no estén a demasiada distancia. No tienen por qué leerse necesariamente la mente el uno al otro, generalmente sólo pueden intercambiar opiniones y pensamientos. Pero hay casos en los que se puede lograr una conexión más profunda. Esto permite que los desafiados también puedan acceder a la red y desarrollar poderes mentales con los dragones, los cuales se pueden adquirir en la tienda.

  • Son capaces de detectar a los dragones que están cerca, sean desafiadores o no. Obviamente si hay más dragones o mucha gente alrededor, les es más difícil concentrarse en su objetivo. Cuanto más relajados y concentrados estén, mejor funcionará la habilidad; y la cicatriz del pecho brillará con una luz diferente dependiendo del dragón en el que se concentren. Dependiendo del radio:

    - A 3km pueden detectar la posición y distancia aproximadas de un dragón en forma real, y a 1 km en forma humana.

    - A 500 metros pueden detectar la posición y distancia exactas en su forma real; y a 100 metros en forma humana.

  • La sangre de dragón mejora sus habilidades, y especialmente esa especie de “radar” interno si poseen algún objeto o pertenencia del dragón que quieren localizar. Si la sangre es de su dragón desafiador, pueden saber dónde está sin necesidad de ningún objeto. También pueden mejorar su elementalismo de fuego, hasta el punto de no necesitar ninguna fuente para crear una llama.

  • Su envejecimiento se estanca, y se vuelven inmunes a la enfermedad; pero no son inmortales ni mucho menos.



Debilidades de los Desafiados



  • Al convertirse en Desafiado, el humano pierde todos los poderes que tuviera anteriormente, sean elementales o dones.

  • A partir del primer año en adelante, los Sin Corazón sufren el verdadero estrago de su maldición: empiezan a volverse insensibles y a sufrir episodios de apatía, unidos a un profundo vacío que empieza a hacerse patente en su interior. A esa incapacidad de sentir se le denomina El Vacío, el cual va haciéndose más grande de manera gradual.

  • A partir de los dos años, dicha apatía aumenta, y empiezan a dejar de sentir emociones, como placer, ira o euforia; sin consumir algún tipo de sustancia o droga.

  • A partir de los tres años se vuelven más lentos, y su fuerza física se estanca. Dejan de aprender, les cuesta interiorizar las cosas nuevas y pierden poco a poco el interés. Necesitan consumir altas y peligrosas dosis de droga para poder seguir sintiendo emociones. El Vacío empieza a consumirles día y noche, y a provocarles pesadillas, pérdida del apetito e insomnio.

  • A partir de los cinco años, el Vacío se apodera de ellos. En este punto un Desafiado no siente prácticamente nada a nivel emocional: se vuelve un autómata, una marioneta enfocada en un único objetivo, que es derrotar a su dragón o cumplir su desafío. Sufre una analgesia total, no siente ningún tipo de dolor, nunca. Ni siquiera se percata de sus heridas a no ser que se examine deliberadamente. No siente hambre, sueño ni cansancio. Debe “acordarse” de comer y reposar por sí mismo para no morir de inanición o agotamiento, aunque apenas coma en este punto, ni duerma más de una o dos horas al día. Esto resulta una ventaja a la hora de combatir sin descanso, volviendo a los Desafiados guerreros imparables e incansables, peligrosos incluso hasta para un dragón. Pero pone su cuerpo físico al límite, y a menudo muchos desafiados mueren en este estado, sin percatarse de sus propias necesidades.

  • No se conocen Desafiados de más de 10 años. Se consideran moribundos, entes sin almas que vagan de aquí para allá, sin objetivo ni fin, y la mayoría acaban muriendo mucho antes, víctimas de su propia capacidad de sentir o necesitar nada para sobrevivir; o acaban suicidándose para terminar con el Vacío que les persigue.

  • El “radar” de los Desafiados no funciona con los híbridos, los detectan como seres confusos.



Detalles a tener en cuenta



  • Los Desafiados no tienen corazón, ergo, no tienen pulso. Respiran, caminan, comen… Siguen vivos, a pesar de ello, ya que su corazón vive ahora en el interior del dragón desafiador.

  • Tras el proceso de Desafío, la herida se cierra mágicamente, dejando una singular cicatriz en el pecho del desafiado. Esta cicatriz reluce tenuemente con un brillo del mismo color que el dragón desafiador cuando éste anda cerca. Su intensidad aumenta con su cercanía.

  • No es extraño que el proceso resulte tan fuerte e intenso, que el Desafiado sufra de amnesia parcial o total. A veces despiertan con una cicatriz en el pecho, sin recuerdos sobre lo que ha ocurrido, o incluso sin saber quiénes son, o qué hacen allí.

  • Durante los primeros meses del Desafío, sienten todo lo emocional con muchísima más intensidad. A menudo les cuesta controlar sus sentimientos, o sufren cambios muy drásticos en su personalidad.

  • No hay un tipo concreto de desafío: cada dragón impone la prueba que desee, como desee. Los retos pueden ser tanto físicos, como emocionales o intelectuales. Algunos dragones crean complejos rompecabezas o se inventan acertijos imposibles. Otros prefieren someter al Desafiado a un esfuerzo imposible, o enfrentarlo en algún tipo de combate. Cada desafiador puede imponer su requisito como le plazca, sea justo o injusto, mejor o peor.

  • Hay dos formas de cumplir un Desafío: o bien cumpliendo el reto impuesto por el dragón, o bien matándole. Si un Desafiado logra vencer a su desafiador, se considera que ha superado al dragón, y automáticamente recupera su corazón y mantiene sus poderes indefinidamente, convirtiéndose en un Redimido. Los Desafiados que matan a su dragón desafiador no están perseguidos por la ley.

  • Los Desafiados tienen inmunidad legal dentro de la sociedad dracónica. El honor y las viejas costumbres obligan a los dragones a respetar el Desafío de sus congéneres, así que los Desafiados no pueden ser esclavizados, asesinados, condenados a muerte o a cadena perpetua, torturados ni dañados permanentemente por otro dragón si no es por algún delito grave (intentar matar a otro dragón que no sea su desafiador, por ejemplo).

  • Si el dragón desafiador muere por causas ajenas al desafío; el Sin Corazón recuperará lo que es suyo mágica e inmediatamente. El Desafío se considerará nulo, por lo que el Desafiado volverá a ser simplemente humano, perdiendo su inmunidad y los poderes que haya desarrollado.

  • Si el dragón desafiador desafía a un segundo humano, sin que el primero haya muerto o completado el reto; el primer Desafiado recuperará automáticamente su corazón, y el Desafío se considerará nulo. Cada dragón puede tener tan sólo un desafío “activo” a la vez.

  • El Desafío no es un contrato irrevocable: en cualquier momento el dragón pude cansarse o arrepentirse, y dar el Desafío por nulo, devolviéndole el corazón al Desafiado, de forma que éste vuelve a ser humano, rompiendo el juramento y el vínculo entre ambos.

  • Los Desafiados nulos, que vuelven a ser plenamente humanos, recuperan sus poderes elementales  y dones junto con su corazón, y se libran del Vacío instantáneamente. Pero pierden las habilidades y poderes que hayan adquirido durante el Desafío. El único vestigio que les quedará, será la cicatriz sobre el pecho.

Creado por Frozen





You can erase an entire generation of people.
You can burn their houses, and somehow they'll return.

But if you destroy every achievement in life and history, you're denying they had existed.
Like ashes floating through the air.
avatar
Reina Madre
Mother of Dragons

Ocupación : Levantar el mundo desde las cenizas.
Mensajes : 470

Ver perfil de usuario http://www.reignoffire-rpg.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Reina Madre el Mar Mar 15 2016, 19:47

REDIMIDOS
Almost human feelings. Almost inhuman hearts.


Los Desafiados que logran superar su desafío on-rol reciben el nombre de Redimidos. Al recuperar su corazón se libran del terrible peso del Vacío, y recuperan la normalidad de sus funciones corporales y la capacidad emocional. La cicatriz de su pecho permanece para siempre, pero nunca más vuelve a brillar. Empero, no vuelven a ser del todo humanos.

La condición de los Desafiados que logran superar su reto, además de recuperar su corazón, es mantener las habilidades que han ido aprendiendo durante el camino de su Desafío. Lo cual significa que los Redimidos siguen siendo, en muchos sentidos, superiores a los seres humanos. Además, los Redimidos ganan un importante estatus social entre los dragones, aunque pierdan la inmunidad legal. Sobre el papel, un Redimido es capaz de acceder a los diferentes escalafones sociales a través de la meritocracia, y ascender en la jerarquía dracónica como uno más. La realidad es que la mayoría de los dragones no quieren, bajo ningún concepto, que un humano se ponga a su altura ni aunque haya superado un desafío. Por ese motivo, los Redimidos pueden hacer meritocracia para alcanzar el rango de Burgueses dentro de la sociedad dracónica, pueden llegar a ser oficiales dentro del ejército y hasta forma parte de la Inquisición. Pero nunca podrán lograr títulos nobiliarios de ningún tipo ni alcanzar cargos de importancia. Su rango social se queda estancado en un escalafón intermedio, entre los humanos y los dragones.

Además, hasta la fecha, sólo una persona en Talos ha logrado superar el desafío de su dragón. Lo cual significa que se sabe bastante poco sobre ellos hoy en día; y por ende, la Reina Madre y la Inquisición tienen un especial interés en ellos, en el cual hacen bastante hincapié. Su afán por investigar y experimentar con esta nueva raza puede llevarles incluso a traicionar el viejo código de honor con tal de averiguar más sobre ellos.


Poderes de los redimidos



  • Siguen siendo más fuertes, ágiles y resistentes que los humanos normales.

  • Pueden ver en la penumbra y bajo iluminaciones débiles.

  • Son inmunes a la enfermedad, se curan más rápido que un humano medio, y su envejecimiento se realentiza el doble. Se especula que la media de vida de los Redimidos ronda los 160 años.

  • Pueden seguir manteniendo y desarrollando los poderes de Desafiado.

  • Al ganarse un estatus social entre los dragones, se supone que, en teoría, están al mismo nivel que cualquier ciudadano dragón y pueden hacer méritos para ascender en la jerarquía social. La realidad es que no lo tienen nada fácil.

  • Si logran el Desafío sin matar a su dragón desafiador, pueden seguir manteniendo las conversaciones telepáticas con él, si lo desean.



Debilidades de los Redimidos



  • Sus capacidades físicas están más asentadas, y no son tan brutales como durante los primeros años del Desafío, así que aunque superan a un ser humano medio; dejan de estar a la altura de los Desafiados o los Híbridos en forma humana.

  • Pierden su capacidad “radar” de detectar a los dragones cercanos.

  • Pierden el efecto de la analgesia: vuelven a sentir dolor y a padecerlo como cualquier persona. Pero se mantiene en aquellos que han aprendido a usar el estado berserker, mientras activen la habilidad.

  • Como no vuelven a ser del todo humanos, no recuperan sus antiguos poderes elementales ni sus dones innatos.

  • Si matan a su dragón para cumplir el desafío, pierden las habilidades mentales dependientes del mismo, o no pueden desarrollarlas.



Detalles a tener en cuenta:



  • Los Redimidos, al recuperar el corazón, se libran finalmente del peso del Vacío. Es decir: vuelven a sentir y a recuperar sus emociones. Cuanto más tiempo haya pasado el Desafiado como tal y más intenso hubiera sido el Vacío, mayor será el contraste emocional cuando recupere su corazón. Los Redimidos más tardíos pueden llegar a volverse realmente locos cuando vuelven a sentir de nuevo, incapaces de controlar sus propios sentimientos.

  • Pierden la inmunidad legal, lo cual significa que si delinquen, serán juzgados como cualquier ser humano, aunque se les considere del mismo modo que a los dragones. Por ende, para ellos si existe la pena de muerte, la esclavitud, y la cadena perpetua.

  • No muchos dragones ven bien el hecho de que un Redimido tenga el mismo estatus social que ellos. Aunque se haya ganado a pulso su lugar entre ellos, y aunque haya demostrado ser capaz de derrotar a un dragón; no deja de ser en parte humano. Lo cual provoca sentimientos contradictorios, entre los que los respetan honorablemente, y los que siguen tratándolos como a cualquier otro humano del vulgo.

  • La Inquisición tiene especial interés en investigar a los Redimidos. Hay muy pocos, y por ello, tienden a usar la extorsión o a jugar sucio con tal de tenerlos en sus garras con la excusa perfecta para experimentar con ellos y estudiar sus capacidades.



Nota: Cómo superar el desafío



  • Los heartless tienen que hacer al menos 10 roles (pueden ser más), bien desarrollados, en los que se dedique a tratar de desentrañar o superar el desafío impuesto; o bien entrenando para matar al dragón que le arrebató el corazón (o intentándolo varios veces, dependiendo de lo masoquista que sea). No vale que sea algo "de pasada" o "de rebote", el heartless tiene que empeñar algo de tiempo y esfuerzo intencionadamente en recuperar lo que ha perdido.

  • El rol número 10 será aquel en el que se cumple el desafío, o bien se mate al dragón. Si el desafiador es un Pnj, tendrá que utilizarse la cuenta del Juglar.

  • El usuario del heartless debe tener una antigüedad en el foro de al menos 6 meses off-rol (sin contar ausencias).

  • La administración hará una consideración votada por todos sus miembros de los roles, y debatirán si es procedente o no que el Pj pase de heartless a redeem, y procederá al cambio de raza si cumple los requisitos anteriores.

  • Esto se aplicará a cualquier heartless, sea su dragón desafiador un Pnj o Pj.


En el caso de los heartless que pierdan a su dragón desafiador por problemas con el usuario del mismo (ausencias, inactividad o problemas de cualquier otra índole); sois libres de decidir si cambiáis la historia de vuestro Pj para que el desafiador pase a ser un Pnj; o si mantendréis al Pj del otro usuario. Si vais a mover o utilizar al Pj del otro usuario mientras no está, sea con vuestra cuenta o con el Juglar, tendréis que mandarnos una captura de pantalla como prueba de que dicho usuario os ha dado permiso para utilizar a su Pj en vuestra historia, para evitar malentendidos y problemas futuros.

También existiría la opción de que otro dragón Pj tomara el relevo como desafiador. En este caso la administración permitiría dicho cambio si los dos usuarios están de acuerdo y logran modificar coherentemente las historias para dicho fin.

Estos términos no son negociables.


Creado por Frozen





You can erase an entire generation of people.
You can burn their houses, and somehow they'll return.

But if you destroy every achievement in life and history, you're denying they had existed.
Like ashes floating through the air.
avatar
Reina Madre
Mother of Dragons

Ocupación : Levantar el mundo desde las cenizas.
Mensajes : 470

Ver perfil de usuario http://www.reignoffire-rpg.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Razas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.