Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Hasta pronto? | Privado
Hoy a las 09:38 por Thurdok

» El renacer del pasado | Miraak
Hoy a las 09:11 por Thurdok

» Tragos de fuego- Zeddykos
Hoy a las 08:56 por Zeddykos

» Firmería v 2.0
Hoy a las 07:29 por Lilit

» Pipes of Peace [Minitrama Army+Plus]
Hoy a las 06:58 por Arian

» Senda Cromática - El color del fuego
Hoy a las 06:17 por Thurdok

» Draconians por Cerrar Temas
Hoy a las 06:12 por Thurdok

» Desesperanza | D'tark
Hoy a las 06:10 por Thurdok

» How can something so beautiful be dangerous? | [THURDOK]
Hoy a las 05:52 por Thurdok

» Hot Meal - Privado -
Hoy a las 05:39 por Drael

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

08/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Lun Mar 21 2016, 19:12

Sentía la piel contraerse. El viento se había convertido en una cuchilla de doble filo que me recordaba que aún me encontraba en la intemperie, quizás más débil y desarmado que antes. Era consciente de que no podría hacer mucho en el caso de que me encontrara con otra sorpresa. Había cogido las cosas con tanta rapidez que apenas me había interesado el resguardarme del frío. La parte superior del uniforme casi destrozado y la chaqueta solo me cubría por encima de los hombros. Era lo que me había dado tiempo a coger junto a las espadas.

Me movía de manera lenta y torpe sin saber muy bien donde estaba pisando. La nieve se manchaba con mi sangre a casa paso, dejando un rastro que esperaba se borrase en poco tiempo. Tenía la absurda necesidad de parar y descansar, pero me negaba a obedecerlo. Necesitaba seguir. Debía llegar a Talos antes de que en uno de esos descansos no pudiera volver a levantarme.

Mi cuerpo no respondía bien. Obligado a avanzar con la máxima velocidad que podía le hacía entrar en calor, pero contrarrestado con la brisa gélida que chocaba contra mi. Todo esto provocaba que mis latidos fueran irregulares, que notara un nudo en la garganta y dejara de sentir mi manos. Lo único que me alegraba de todo esto es que ya había amanecido. Ya no era una mancha invisible en el bosque. Ahora estaba en el claro. Cuan insano había sido el entrar ahí. Demasiada arrogancia para alguien como yo. Ya había comenzado a ver el castillo, sabiendo que estaría cerca de la ciudad. Solo un poco más y podría volver a casa, podría descansar bajo aquellas cuatro paredes que me ocultaban.

Para los demás solo había ido a investigar lo que ocurría ahí fuera. Nadie sabía realmente para qué había ido o que había pasado al final. Y prefería que se quedara así. No quería tener que dar más explicaciones innecesarias. Ya lo había hecho hace relativamente poco, y por culpa de lo mismo. Siempre es por culpa de lo mismo.

Di un par de pisadas más hasta notar la piedra bajo mis pies. Una débil sonrisa se dibujó en mi cara. Había conseguido llegar. Sin embargo, me encontraba mareado, todo me daba vueltas. No sabía cuanta sangre había perdido y el recorrido no me había hecho nada bien. Podría jurar que las heridas ni siquiera habían comenzado a cerrarse y, por culpa de esto, habían vuelto a sangrar. Me detuve junto a una piedra que se apoyaba en la entrada a la ciudad y tomé una bocanada de aire mientras cerraba los ojos. Notaba mi cuerpo desfallecer. Mi mirada no era capaz de centrarse en ningún punto, vagando de un lado a otro sin detenerse. Solo un segundo. Necesitaba un segundo para descansar y volver a caminar.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Lun Mar 21 2016, 20:24

El suelo nunca era un buen sitio para dormir a pesar de poder cubrirse con varias mantas dentro de su jaula, el frío era demasiado intenso y la comida escasa, realmente no le estaba gustando demasiado esa época, pero era lo que le tocaba vivir y ya Odette se había casi acostumbrado a esas circunstancias. Dormir mal, no comer, sentir la pesadez en su cuerpo y al mismo tiempo no poder evitar por seguir viva, seguir luchando por algo...algo que ni para ella tenía demasiado sentido.

Aquella mañana el sol comenzó a vislumbrarse por la ventana cerca de su jaula, empuñó los barrotes para ayudar a que su cuerpo se levantara, entreabrió sus ojos azules, los cuales se podían ver entre los mechones enredados de su pelo rubio, ese se veía cenizo, para nada dorado como realmente era, pero a Odette poco le importaba su imagen en ese momento, una vez de pie miró hacia los lados. El esclavista que la vigilaba seguía dormido y era tal la confianza depositada en la pequeña y miserable niña que ni siquiera se tomaban la molestia de encerrarla, Odette nunca había sido capaz de escaparse, solo se daba sus paseos, liaba algún follón en el mercado por robar algo y cuando el día se hacía insoportable volvía.

Tenía tanto miedo, siempre lo había tenido, o eso era lo que siempre había creído, pero ahora era mucho más difícil escaparse, el clima no acompañaba y al menos tenía un techo que la resguardaría del frio.

Salío de la jaula igual que siempre, se acercó al perchero y cogió prestada la capa de uno de los esclavistas, olía rancio y a alcohol, pero era grande, tanto que le arrastraba y la cubría por completo. El olor era soportable y necesitaba mantener su cuerpo caliente o no  creía que su fina piel aguantara. Salió del lugar tranquilamente y sonrió al ver la calle vacía, ni un alma, la gente no había empezado a salir de sus casas, los tenderos mantenían sus tiendas bien cerradas y el frío golpeó la cara de Odette con una brisa que congeló la nariz de la rubia. Sintió sus mejillas arder y enrojecerse al igual que la punta de su nariz, los dedos de sus manos se entumecieron y más todavía los de los pies, pero no podía evitar sonreír se sentía tan libre estando sola en las calles que comenzó a correr. Tenía que calentarse de alguna forma y se entretendría hasta que los primeros puestos empezaran a abrirse y prepararse para la venta. Ese sería el momento en el que empezaría a comer, le apetecía mucho una hogaza de pan y queso, intentaría comer eso aunque no estaba segura de que pudiera conseguirlo, al menos el pan más quemado sería una opción.

Mientras paseaba por las calles, ya podía oler el intenso olor de la panadería, no faltaba mucho para que empezara el festín, así que ella simplemente se dedicó a esperar recorriéndose la ciudad, siempre por los lugares que ella creía seguros. Corría, saltaba, caminaba imaginándose mil y una cosa que haría ese día pero...algo se interpuso en sus pensamientos, algo que veía a lo lejos, una figura humana que parecía malherida. Odette se detuvo por completo, no podía moverse, no reaccionó hasta que el cuerpo se desplomó y al mismo tiempo sus ojos se abrieron sorprendida.

Corrió, no sintió ni que sus pies tocaran el suelo, la velocidad era tal que parecía solo posar las puntas de sus pies hasta llegar a aquel cuerpo boca abajo de un muchacho que había perdido demasiada sangre. Su grito fue ahogado por la impresión antes de que pudiera salir desde su garganta. Lo tocó, estaba congelado y allí no había nadie más.

—Vale...vale Odette, tranquila, has hecho esto mil veces —. Se dijo para sí misma intentando reaccionar.

—Sí pero hace demasiado tiempo —. Se contestó. Era una manía un tanto común en ella, hablarse la ayudaba a pensar. Se dio la vuelta hasta llegar a adentrarse en la ciudad, cogió unas telas del suelo, una carretilla y algo de ropa que parecía tendida y que consiguió alcanzar trepando hasta alcanzarla y volvió corriendo para socorrerle y tocar su pulso además de comprobar si moriría. —Vale, sigues vivo, eres un chico con suerte —. Le dijo como si pudiera escucharla. Le echó las telas por encima y lo giró para poder taparlo, para encontrarse de frente con una cara conocida. El dragón, quien la ayudó, quien tenía su colgante...podía recordar incluso su nombre, le debía un pago y se pensó realmente si debía ayudarlo. "Idiota, ¿de verdad eres capaz de pensar eso? no eres nadie para hacer juicio alguno" . Pensó para sus adentros y agarró su brazo poniéndolo sobre su espalda y agarrando una pierna y colocándolo con cuidado sobre la carretilla. Sí, era cierto que Odette no era demasiado fuerte, pero era suficiente como para colocarlo en la carretilla. Corrió todo lo deprisa que pudo y buscó un sitio en el que curarle, no debían verlo, no era justo para él y no sabía lo que podían pensar que ella le había hecho. Encontró una ventana rota que daba a un sótano polvoriento y a juzgar por el estado abandonado. Dio unas cuantas patadas más hasta romper más la ventana y miró a Akhash.

—Perdóname Akhash... pero no puedo contigo... —. Volcó la carreta haciendo que callera de nuevo al suelo y lo arrastró con ella hasta meterlo dentro del sótano.— ¡Perdón, perdón, perdón! —. Cogió las mantas una vez que lo había dejado tumbado en el suelo y tapó la rotura de la ventana con la carretilla para que nadie los viera. No se podía ver demasiado pero lo suficiente como para poder arroparlo y abrazarlo bajo las mantas para que sus cuerpos estuvieran un poco más en contacto.
—Que sepas que no lo hago con gusto...solo debes entrar un poco en calor...—.Y su mente comenzó a hacer efecto, no duró más de un par de minutos, pero pudo notar el frío de Akhash en su interior, pero era resistible, al menos ayudaría a que él notara menos frío unos minutos.






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Mar Mar 22 2016, 02:52

No sentía absolutamente nada. Las extremidades totalmente entumecidas y la nieve había comenzado a derretirse bajo mi cuerpo, y juraría que el agua helada junto con el viento era incluso peor que la nieve. Estaba tan cansado que prefería mantener mis ojos cerrados. No tenía fuerzas ni para levantar los párpados. Más cuando lo único que vería seria piedra y nieve y no es algo que realmente me motivara a ver. Escuché un murmullo a mi lado. Mas no era capaz de diferenciar lo que decía, solo podía deducir que era una voz femenina...o un niño. ¿Tanto tiempo había pasado aquí que ya había gente dando vueltas por Talos? Prefería recluirme en mi propia mente y esperar a que se fuera para poder seguir.

Escuché el ruido algo más lejano e intenté hacer fuerza en los brazos para impulsarme hacia arriba. Era humillante. Tenía los músculos totalmente agarrotados y al mínimo movimiento comenzaban a temblar como si estuvieran haciendo un esfuerzo demasiado para ellos. Me desplomé en el sitio, aunque si es cierto que para desplomarse primero había que levantarse y ni eso había conseguido.  

Volví a escuchar aquel murmullo. Era el mismo, eso estaba claro. Parecía ser un curioso. ¿O es que quería ser un buen samaritano? Pff. Eso es raro a estas alturas. Noté la presión y como mi cuerpo giró sin hacer yo ningún esfuerzo. El viento pasaba más fácilmente por el torso lo cual me hizo tensarme aún más. O al menos yo creía que me tensaba. Hacía bastante tiempo que mi cabeza y mi cuerpo habían dejado de estar sincronizados. Me abstraje en mis pensamiento, los cuales iban y venían. Como leves apagones en mi cabeza que me dejaban desconectado a ratos. Me pregunto si alguno se había dado cuenta de eso en la red. Cada uno estaba metido en sus problemas. El preocuparse por uno más no estaba en sus planos, si no había estado en los míos no me esperaba otra cosa.

El viento se cortó de repente , dándome solamente en la cara. Entreabrí los ojos un par de veces, suficiente para ver como me movía entre las calles de Talos y al instante me encontraba junto a una pared. Después de eso, un golpe fuerte me durmió del todo. Si es que a aquello se le podía llamar dormir. A partir de ahí no recuerdo nada. Solamente los murmullos y ruidos. Tampoco podía crear un escenario imaginario solo con esa información, así que preferí que todo siguiera su camino. Aunque si es cierto que escuché mi nombre, lo cual no sabía si era invención mía o realmente el sujeto me conocía.

No sé muy bien como explicarlo, pero comencé a sentirme mejor. El frío parecía disminuir y los latidos que antes me ensordecían al sonar como un niño dandole a un tambor al azar, ahora parecían ser más regulares...más calmados. No sabía que era lo que estaba consiguiendo esto, pero fuese lo que fuese, estaba cerca ya que sentía como el calor emanaba en uno de mis lados. Me moví despacio, las punzadas de las heridas no eran tan fuertes, pero aún las sentía. Alargué mi brazo hacia lo que fuera que me estaba calmando y lo presioné contra mi, como si el hecho de tenerlo aún más cerca pudiese calentarme más rápido. Era suave y cálido. Entreabrí mis ojos un poco, pudiendo diferenciar unos cabellos rubios. No tenía ni idea de lo que era, o de quien era. Pero fuese lo que fuese ahora mismo lo necesitaba. Me acurruqué un poco más, sintiendo como mi rostro acababa oculto bajo una tela, que supuse que serían unas mantas. Esto me ayudaría a poder cicatrizar más rápido. Pero me faltaba algo, al fin y al cabo aún parecía ser un yonqui. El frío y el ataque no me habían hecho cambiar de parecer. Intenté moverme un poco el brazo para quedarme más cerca y noté una punzada.

-
Tss...Duele - Mascullé, tensando el brazo. Era el que más le costaría curarse. Ya había visto la herida hace un rato. Un poco más y quizás ya me habría despedido de aquel brazo.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Miér Mar 23 2016, 16:18

Darle calor, era su única misión, poco a poco su poder mental fue desapareciendo pero pareció ser lo suficientemente efectivo, pues Akhash empezó a acurrucarse y su cuerpo parecía estar menos entumecido. Odette sonrió y siguió abrazándolo intentando proporcionarle todo el calor que pudiera, sabía que era un Dragón y que sus  heridas se sanarían solas y de necesitar ayuda ya se encargaría de encontrar plantas. Fue entonces, tras un movimiento brusco cuando se quejó. Odette se separó un poco y se sentó para destapar su brazo, al verlo Odette no pudo evitar tener que taparse la boca, estaba acostumbrada a ver heridas graves, pero aquello estaba demasiado mal.

—Oh por favor...ese brazo está fatal Akhash...—.Dijo en voz baja, no sabía quién podía escucharla, así que optó por la prudencia  y la tranquilidad, aunque la situación sí que resultaba algo alarmante. —Como dragones seréis criaturas increibles pero como humanos...ni fú ni fá...sin ofender...

Odette se levantó casi de un salto, tenía que ir a por unas cuantas cosas, allí no tenía materiales, ni siquiera para ayudar a que la herida se cerrara antes, creía en el poder de los dragones, pero pensó que todo era mejorable. Volvió a ponerse la capa que se había quitado y se tocó la cara, que al salir volvería a enfriarse.

—Quedate ahí, quieto por favor, no te muevas, no voy a tardar nada, ¡te lo juro! —.Odette se subió a una de las mesas y salió por la ventana rota arrastrándose por el suelo. Se levantó y corrió para fuera de Talos, la ciudad comenzaba a despertarse, tenía poco margen, no quería que mucha gente la viera. Solo necesitaba acercarse al claro antes del bosque, allí encontraría algunas plantas medicinales, algo que la ayudara y estuviera viva, pues la nieve y el frío había hecho estragos. Cuando ya hubo conseguido algunas hierbas, volvió a la ciudad hasta llegar a la panadería, no era solo por Akhash, ella necesitaba comer. No tenía ni idea de cómo engañar al panadero, ya era casi conocida por tantos intentos fallidos, pero esta vez no podía permitirse un error, tenía que conseguir hacerse con una larga lista de cosas que la ayudaría.

Resopló, no tenía ni idea, ningún plan, cero opciones, se odió por su cabeza hueca y necesitó de unos minutos para pensar, minutos que nada más la hacían recordar que mientras tenía a un Dragón en un sótano, malherido y muerto de frío. Así que decidió no pensar más, en cuanto el panadero no miró, Odette alzó el brazo y con él barrió tres hogazas de pan, dos las guardó en su vestido junto a las hierbas, formando con las telas un saco pegado a su cuerpo, la tercera hogaza simplemente la agarró con la boca. Sí, se dieron cuenta y sí tuvo que correr más que nunca, pero ya había conseguido más que en todo el tiempo que llevaba robando. Por el camino se hizo con una jarra, vacía pero que estaba colocada en el alfeizar de la ventana y había sido muy fácil. Necesitaba llenarla de agua y ya había más de una persona corriendo tras ella.
Se estaba arriesgando demasiado, pero no podía dejar que la atraparan. Era rápida, escurridiza y capaz de meterse por los huecos más insospechados así que aprovechó eso para esconderse en un callejón. Desde allí solo tenía que conseguir llegar a la fuente en el centro de la plaza. Se apoyó en la pared y cerró los ojos para descansar un poco antes de acercarse. Solo debía ir tranquila, dejó todo escondido junto a unas telas raídas y viejas del callejón, tomó aire y tranquilamente se acercó a la fuente, como cualquier otra persona a llenar la jarra. Agradeció que la fuente no estuviera congelada y que el hilillo de agua fuera suficiente como para llenar la mitad de la jarra.

Todo parecía tranquilo, incluso ella podía parecer una ciudadana más, pero una vez llenada la jarra y habiendo vuelto al callejón, hizo un nudo a las telas hasta formar un saco. Ahora volvía a ser más que difícil, tenía que correr y asegurarse de no tirar ni una gota del agua. Sabía que la seguirían buscando, el camino de vuelta no era seguro, pero no correría más de lo normal, no quería ser sospechosa y optó por un simple rodeo hasta llegar a la ventana. Rezaba porque Akhash no estuviera demasiado mal. No le había gustado eso de dejarlo solo, pero en aquel sucio y podrido sótano no había más que polvo, telas y si acaso algún cuenco de madera si es que buscaba bien.

Se aseguraba de mirar a los lados antes de girar una esquina y poco a poco, a paso ligero y con cuidado consiguió deslizarse por la ventana de nuevo para terminar en el sótano donde la esperaba un malherido dragón. Tenía la esperanza de que se hubiera despertado un poco, aunque eso dificultaba el hecho de curarle, no esperaba que dejara que lo hiciera a pesar de haberse arriesgado por él. No sabía por qué lo hacía, pero curarle la había empujado a volver a vivir, a volver a pensar que importaba existir a pesar de su condición. Sonrió al conseguir entrar y resopló, tenía las mejillas rojizas, el pelo despeinado, el cuerpo demasiado frío y cansado, pero aun así no se sentó, buscó un recipiente hondo donde partió las ramas y junto a un chorrito de agua y ayuda de sus manos, consiguió formular un improvisado ungüento que más que ayudar a la cicatrización de semejante barbaridad, servía de anestésico para que no le doliera al moverlo.  Estaba demasiado concentrada en la elaboración, no sabía cómo dirigirse a él ahora que parecía que empezaría una conversación sin final.  Una humana ayudando a un dragón...¿Qué?






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Dom Abr 10 2016, 00:25

No estaba recuperado, pero había notado pequeña mejora. El dolor no había disminuido, pero ahora rozaba lo soportable. Si es que puede haber algún límite para eso. El calor era reconfortante, podría estar así durante horas si era necesario y a estas alturas no me parecía del todo una locura la idea. Mis sentidos, antes dormidos bajo mi cuerpo entumecido ahora comenzaban a despertarse. El olor de la habitación no tardó en aparecer. Un olor a rancio y húmedo. ¿Dónde estaba? Me habrían metido en algún callejón. No, demasiado silencioso. Quién sabe, quizás alguien se esté divirtiendo y haya acabado en las bases de una resistencia que tanto me costó encontrar. No, eso ya es muy fantasioso para mi gusto.

La voz esta vez me resultó mal clara, ahora era capaz de diferenciar lo que decía. ¿Tan mal estaba? Aunque en este pequeño rato poco podía recuperarme. Intenté contestar algo a ese comentario, pero mi garganta estaba tan sumamente seca y rasposa que lo único que salía de ella eran quejas o gruñidos extraños. Entreabrí los ojos despacio, a tiempo de ver una figura menuda de melena blanca alzarse a mi lado. No me hacía falta ser muy listo para poder reconocerla. Si pudiera decir algo, ya lo habría hecho, pero me limité a abrir y cerrar los ojos en intervalos...algo largos, dándome pequeños episodios de lo que ocurría a mi alrededor. Ella levantándose. Ella colocándose la capa. Ella subiéndose a una mesa y, por último...ya no estaba.

Me sentía impotente el estar aquí sin poder hacer nada. Intenté mantener mis ojos abiertos durante más tiempo. El frío volvía a llegar, pero esta vez no de un golpe fuerte, sino más progresivo. Por lo menos la manta ayudaba un poco a protegerme de la brisa que entraba por aquella ventana. ¿Estaría rota de antes o la habría roto ella? Mentiría si dijera que no la creo capaz. Impulsé mi cuerpo hacia adelante para poder sentarme, pero el solo hecho de contraer mi abdomen me proporcionaba varias punzadas de dolor que me obligaban a seguir tumbado. Sentía sueño, pero no sabía si dormir era lo mejor. Tenía miedo de que si me dormía esta vez, no pudiera volver a despertar.

Mantenía mis ojos activos, mirando a ambas direcciones para familiarizarme con aquel sitio. Parecía un sótano,  oscuro, húmedo y polvoriento. No entraba en mis sitios favoritos precisamente, pero estaba protegido del frío, que era lo que realmente me importaba. La red parecía ausente, los que realmente me interesaban estaban inactivos o en sus asuntos que ciertamente tendrían más importancia que un dragón más. Pero no, no necesitaba ayuda para esto. Ella solo...había aparecido por casualidad. Raspé mi garganta, notando un leve sabor a sangre al tragar.

-
Mierda - Conseguí decir en una voz ronca, muy baja y definitivamente la palabra más dolorosa que había dicho hasta ahora. Un ruido en la ventana me alertó. Debería ser ella, esperaba que fuera ella. La miré de reojo antes de cerrarlos por un momento. Parecía haber tenido un pequeño revuelto. Escuchaba su respiración agitada y su cabello alborotado lo confirmaba. Un olor a madera húmeda afloró y arrugué la nariz, volviendo a abrir mis ojos para verla haciendo una pequeña mezcla. - No - Aquella sensación dolorosa volvió a aparecer - No necesito... - Parecía que cuanto más hablara, más soportable se hacía - Solo necesito calor. - Tragué aquello que se supone que era una mezcla entre saliva y sangre - Puedo curarme solo. - Contesté - ¿O es que vas acabar el trabajo de otros? - Hice una larga pausa, observando las mejillas sonrosadas de la chica y cerca de ella las hogazas - Porque te lo han dejado muy fácil.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Sáb Abr 16 2016, 23:20

Odette jadeaba, el aire parecía faltarle, el frío era intenso y aun así podía sentirse acalorada de tanto correr. Necesitaba concentrarse en aquel mejunje  improvisado, no se había preocupado por volverse para mira r a Akhash, ya lo haría cuando terminara la preparación. Pero él no supo esperar y para su sorpresa habló con voz ronca y quebrada, definitivamente le había dolido incluso decirla, Odette se dio la vuelta con el cuenco en la mano y aun con la otra removiendo el mejunje, elevó una ceja y mantuvo la mirada hasta que terminara de pronunciar todo lo que tenía que decir, aunque entre una cosa y otra parecía que el tiempo de espera nunca terminaría.

Resopló y se acercó a Akhash con el cuenco y lo dejó en el suelo para después arrodillarse a su lado, colocó la palma de su mano en la frente del dragón sin ni siquiera pedirle permiso, creyó que eso ya no era necesario.

—No, no tienes fiebre, simplemente eres idiota...—.Dijo enfatizando la última palabra y mirándolo de soslayo muy seriamente. —Es decir, que te arrastro por toda la ciudad con mi ridícula fuerza con tal de que no mueras congelado, te escondo en el primer sitio que encuentro, te abr....te tapo para que entres en calor, robo pan, me persiguen por la maldita ciudad, hago un mejunje anestésico para que te puedas curar sin dolor y ¿me dices que si voy a terminar de rematarte? —. Hizo una breve pausa y afirmó con la cabeza.— Sí, te mataría ahora mismo, pero por decir tantas tonterías en tan poco tiempo.

Odette quitó un lado de la manta para destaparle, tenía suerte de no tener absolutamente toda la ropa rota.

—Esto solo anestesiará la zona, será más fácil si no sientes tanto dolor...—. Dijo mientras que retiraba el trozo de  tela que cubría la herida más grave y untaba el ungüento con sus manos.
—Poco a poco entrarás en calor
—. Se levantó e hizo una reverencia en tono de burla y con la mayor expresión de rabia jamás vista por aquella muchacha, si siempre parecía feliz, inocente y conforme, ahora parecía realmente molesta y no con poca razón, se había arriesgado por él y ni siquiera se lo agradecería. — No hay de qué, señor dragón, ha sido un placer arriesgar mi miserable vida humana por la suya.

Odette volvió a erguirse y se pasó las manos por su cabello al mismo tiempo que resopló, se sentó en el suelo cruzando sus piernas y se envolvió con su propia capa.






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Dom Mayo 08 2016, 20:50

Mi cuerpo apenas reaccionó cuando Odette hizo ademán de acercarse. Aunque de ser por mi, me hubiese echado para atrás, pero muy a mi pesar el cuerpo me pesaba demasiado como para siquiera intentarlo. El calor emanaba de su mano y cerraba los ojos quizás esperando que aquel calor pudiese expandirse para sentirme algo mejor. Sin embargo se quedaba ahí, agrupado en mi frente creándome un leve hormigueo bajo la piel.

Odette empezó a hablar. No sé si es que hablaba muy rápido o yo iba muy lento. Sus palabras eran fluidas y casi tan apresuradas que se amontonaban en mi cabeza. Juro que si pudiera reirme ahora mismo, lo haría. No era solo todo lo que decía o como lo decía, sino también la expresión. ¿Estaba enfadada? Lo más seguro. Creo que habré visto esa cara más que las otras que seguramente tendría.

Levantó la manta y ahogué un "no" cuando lo hizo, el pequeño aire que levanto la manta me rozaba contra la piel. ¿En serio era capaz de sentir hasta eso? ¿Cuando me he vuelto tan sensible en asuntos de heridas? Apreté los dientes cuando levantó la tela, notando la piel palpitante en la zona de la herida.

La chica acercó la mano y de forma automática le cogí la muñeca durante un par de segundos y con una fuerza que no era más que un débil agarre. Dudé antes de soltarla y dejar que siguiera. La sensación de aquella cosa sobre la herida era algo rara, estaba frío, pero eso debería de habérmelo esperado. Fijé mi mirada en ella, como se levantaba y se inclinaba en una reverencia. Tan sarcástica como siempre.

-
¿Miserable? - Dije en voz baja. Respiré varias veces, con algo de dificultad antes de proseguir - Que poca autoestima. - El dolor del brazo se había suavizado. Si no fuera porque aún veía la herida creería que se está cicatrizando. - Te creía más orgullosa. - Alcé una ceja. Puede que el único movimiento indoloro que podía hacer. Me quedé unos segundos en silencio, mirando mi ropa destrozada para volver hacia su rostro - Cualquiera diría que te gusta aprovecharte de moribundos. - Las comisuras de mis labios se elevaron lentamente, apenas unos milímetros de diferencia de su posición normal. - ¿Cómo has aprendido a hacer...- Dije señalando el ungüento. -  Creía que la señorita era una inútil, como bien me había dicho la primera vez. -.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Mar Mayo 10 2016, 00:44

Odette escondió su cara bajo la capucha de su capa y abrazó su cuerpo tapándose con la larga y raída tela. De ese modo y sin volver a dirigirle la mirada escuchó a Akhash atentamente, la verdad es que a pesar de todo ese dragón le caía mejor que el resto, no había conocido a muchos pero nunca había imaginado mantener una conversación con alguno de ellos y mucho menos tocar su cuerpo, parecían demasiado imponentes hasta en su forma humana, se alegraba de que también fueran de carne y hueso y sintieran el insufrible dolor de una herida bajo ese aspecto humano.

—No era poca autoestima...era ironía—. Dijo levantándose del suelo para coger la jarra robada y lavar un poco sus manos después de haberle ayudado a curarse. El ungüento era algo pegajoso y a pesar de que el agua estuviera fría, prefería lavarlas para poder guardarlas después bajo la capa. Miró al dragón de soslayo y encontró en su expresión lo que se podía interpretar como una sonrisa...¿en serio? No tanto como eso pero Odette no pudo sonreir y esconder la cara entre su cabello hasta que se hubiera terminado esa inevitable expresión.
Cuando pudo serenarse se colocó frente a él y se sentó cruzándose de piernas y de brazos, encogió los hombros y lo miró a los ojos sin desviar la mirada en ningún momento.

—Bueno...no es real el que sea una inútil, no lo consideraría, pero a vuestro lado...no se puede ser de otra manera, al menos no nos dejáis creerlo...pero cuando vivía en la granja, aprendí a sanar, se preparar ungüentos, medicinas naturales, no soy sanadora en sí, pero más o menos me defiendo...—. Odette miró su herida y el aspecto que tenía en ese momento. Se desabrochó la capa y la echó también por encima del dragón para taparle, en su lugar ella tomó una simple tela polvorienta que se encontraba junto a ellos, no mencionó por qué lo hacía, simplemente lo hizo. —Hace un tiempo tu salvaste mi vida, o al menos el que me llevara una buena paliza y recuerdo exactamente lo que me dijiste, todas y cada una de las palabras.

Odette sonrió, cerró un ojo recordando las palabras del dragón para recitarlas exáctamente como las recibió de sus labios. — "Yo no acepto dinero robado, eso te lo puedo asegurar. Y aun con ello, viendo tus habilidades, creo que tardarías unos cuantos meses en devolvérmelos si optas por ese lado...  Asi que supongo que tendrás que buscarte un trabajo como una buena ciudadana." — Hizo una breve pausa y continuó.— "Me lo quedaré a modo de fianza, Un incentivo para que busques una manera hornada de ganarte el dinero. Te lo devolveré. El cuando ya lo decides tú " Creo que la vida es mucho más valiosa que todas las joyas, monedas o cualquier otro tipo de pago. Tu salvaste la mía y a pesar de que yo podría haberte dejado bajo ese manto blanco...he salvado la tuya...encontré la manera honrada de hacerlo... por eso y tal como me dijiste, yo decido cuando y quiero mi colgante ahora.

No, no se le había olvidado y a pesar de no ser la razón por la que lo hizo, no quería que pareciese que eran otros los motivos que la habían llevado a hacer todo lo que había hecho y seguía haciendo por él.

—Por lo que he visto de ti...no lo llevas encima...si por casualidad aun eres dueño de él, esperaré a que te cures y vuelvas a tu hogar para recuperarlo cuando lo tengas...—Definitivamente de tener el colgante ahora podría no volver a verlo y no es que quisiera, pero esperaba poder tener otro de esos fortuitos o no tan fortuitos encuentro con el único dragón que parecía ver en ella alguien no tan miserable, ya era la segunda vez que lo decía y es que hasta en el primer encuentro dudó de que eso que ella decía fuera real. Que un dragón levantara el ánimo de un humano no debía ser lo normal.


Última edición por Odette el Jue Jul 14 2016, 00:33, editado 1 vez






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Lun Mayo 30 2016, 21:49

La capa era reconfortante, aún podía notar el calor en la tela por el cuerpo de Odette. La cerré un poco más contra mí, evitando dejar algún espacio abierto que diera oportunidad a chocarme directamente con el aire. Antes de prestarle algo más de atención, intenté incorporarme suavemente. Una tarea que no tardaba más que un par de segundos parecía alargarse hasta que por fin mi cuerpo descansaba sentado en el suelo. Eso me ayudaba a ver toda aquella habitación de una manera más abierta. No parecía que hubiese habido actividad aquí abajo en años. O siquiera si había existido actividad alguna.

Me giré a tiempo de escucharla recitar las mismas palabras que había dicho hace un tiempo.  ¿Estaba imitándome acaso? Asentía a medida que continuaba con aquella interpretación. El colgante. Era eso. Negué.

-
¿Lo quieres ahora? – Antes de que pudiese continuar con una respuesta, ella la respondió por mí. No hice más que alargar un silencio mientras evitaba que mis comisuras se alzaran antes de tiempo. Era gracioso. Claro que lo era. Bueno, la situación en si no era precisamente cómica, pero ella la hacía así.

Por lo que has visto de mí – Repetí, alzando una ceja mientras dejaba escapar un bufido. Ladeé la cabeza suavemente – Puedes decirme… ¿Hasta dónde has visto exactamente? – Me incliné suavemente hacia ella, como intentando prestar más atención a su respuesta. De la cual realmente parecía interesado a la par de ver su próxima reacción, seguramente alterada – Al principio bromeaba, pero va a ser verdad…Desconocía este lado de ti, Odette. –  Era divertida cuando se enfada. Y molestarla era el método más rápido para ello y podía convertirse fácilmente en una de mis aficiones.

Por lo que había visto hasta ahora, no era alguien que pudiese hacer daño a la gente. Pero tampoco era ingenua. Quizás por eso es que ha podido estar en la calle durante todo este tiempo. Simples robos que no molestan más que al dueño y solo por un par de minutos.

-
Te habría dicho que podías recogerlo en mi casa cuando estuviera curado. Pero ahora temo lo que puedas hacerme si te llevo ahí – La miré directamente, casi siguiendo sus ojos. – Engañar y aprovecharse de un indefenso dragón para tus oscuras perversiones – Negué suavemente con la cabeza y cerré los ojos – Que desfachatez – Bromeé y abrí los ojos nuevamente, esbozando una sonrisa algo más notoria que la anterior.

Observé su pelo alborotado ocultarse bajo aquella sucia manta y como su piel estaba manchada por culpa de ésta. Sin embargo, aún podía notarse la palidez de su piel bajo aquella capa de suciedad y a pesar de la penumbra del sitio

-
Te lo devolveré. Todo a su debido tiempo. Sobre todo cuando termine de pasar este trauma que me has provocado con tus insinuaciones – Lo que decía. Podría hacerlo todo el día.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Lun Jun 13 2016, 20:33

Odette esperaba cualquier respuesta por parte del dragón menos la que estaba a punto de escuchar, ella solo quería tener de nuevo lo que era suyo, lo único que le quedaba de su hermana, lo único que le quedaba de su familia. La verdad era que necesitaba ese colgante como el agua para beber. Odette continuó mirandole cubierta por la mugrienta manta encontrada en aquel lugar.

Se ruborizó ante tal descaro sin poder esconder la rojez en sus mejillas, no se le había pasado por la mente absolutamente nada de eso y si había visto no era más de lo que las raídas ropas le habían dejado ver. Intentó decir algo en su defensa pero el dragón continuó hablando, parecía que le hacía gracia el hecho de poder imaginarse eso y de presentarselo a Odette como una completa realidad.
Odette volvió a negar y terminó por hinchar sus mofletes intentando buscar las palabras necesarias para responder al descarado dragón, ella jamás se aprovecharía de un herido, nunca se sobrepasaría con él, fuese o no dragón.  Terminó por resoplar y fulminó a Akhash con la mirada.

—¡Yo no he visto nada más alla de lo que tus ropas me han dejado ver, pero si las traes echas un guiñapo es normal que pueda ver que no llevas mi colgante encima! —Repuso la rubia mientras gesticulaba con sus brazos bastante molesta ante aquello, hasta que pudo ver en su expresión una abierta sonrisa, eso hizo que tuviera que bajar la mirada y esconderla en el suelo.

Hacía mucho que alguien no le sonreía, no podía creer que un simle gesto pudiese significar algo aunque fuera por parte de un dragón.

—Yo no me he insinuado...no me atrevería y mucho menos con alguien como tu... — ¿Dragón? No, sintió la necesidad de explicarse —con dinero,  y yo aunque sucia, tengo unos modales y a veces hasta moral... que lo sepas. Así que esa insinuación solo está en tu mente y que te traume solo es culpa de tus gustos, porque yo no soy tan fea.

Odette se encogió de hombros, no sabía ni le importaba la orientación y los gustos de cada uno, pero parecía dejárselos claro, ella simplemente se hizo la digna, como si realmente pensase que era bella, aprovechándose de la situación de que él apenas podía moverse y la lengua de esta lo hacía demasiado. Realmente algún día moriría por bocazas.

Odette se quedó con la mirada fija en la de Akhash y sonrió sin pensarlo, no pudo evitar dedicarle una sonrisa, le hacía gracia la situación y el colgante solo había quedado en un detalle que aun sin olvidarse de él no era necesario nombrar. Se lo devolvería cuando estuviera bien, suponía que al menos sería un dragón de palabra.

SHIPPEO:



Última edición por Odette el Jue Jul 14 2016, 00:34, editado 1 vez






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Jue Jul 07 2016, 02:00

La sonrisa en mis labios era evidente, sobretodo cuando sus mejillas se hincharon dándole un aspecto algo infantil, pero sin dejar de parecer...ella. Alcé la ceja y me eché un poco hacia atrás escuchando todos los pretextos uno a uno. Parecía que debía de justificarse sino quería que realmente pensara mal de esta situación.

¿Como yo? Que significaba eso concretamente. ¿Por ser un dragón? Es ahí cuando aún salía a la luz que seguía siendo humana, una humana que seguía temiendo a la gente como nosotros, aun a pesar de haberme visto en las peores condiciones posibles. Y joder, había que admitirlo, estaba hecho un desastre pero aún así parecía estar aguantarlo...lo posible.

Y es cuando dijo aquella última palabra cuando todos mis pensamientos se difuminaron de golpe, mostrando toda mi atención a la chica frente a mi, observando que aquellos ojos me atravesaban de la misma manera que yo lo hacía con los míos. Hasta el momento no me había parado a pensar en mis gustos. No había tenido tiempo para pensar en cosas de ese estilo. Concentrado en otras cosas que parecían de más importancia que de saber que tipo de persona me gustaba. Parecía ser una perdida de tiempo, al menos para mi.

-
No he dicho que seas fea - Dije a medida que me inclinaba para acercar mi rostro hacia el suyo, dándome una vista cercana de éste - No, no lo eres - No, desde mi punto de vista la chica no era fea. Es más, podría pensar que a pesar del egocentrismo de algunos de nosotros, hay quienes posiblemente la envidiarían. - Mi trauma vendría más por el hecho de pensar que una criatura con aspecto tan ingenuo podría hacer ese tipo de cosas.

Podría poner un ejemplo tan claro de ello, como mi misma persona. Mi aspecto, a mi primera vista, no era muy amenazador, es por ello que a veces eso resultaba aún más escalofriante. Pero quizás sea un ejemplo que se va demasiado a los extremos. A pesar de toda esta situación, el frío seguía presente, y como tal, mi cuerpo reaccionaba. Tiritaba de manera muy leve. La punta de mis dedos eran pálidas y con un leve tono azulado.

-
Odette - La nombré e intenté concentrar mis fuerzas en no esbozar ninguna sonrisa - Sé lo que he dicho antes y lo siguiente puede resultar muy similar, pero debo decir que solo es por necesidad de supervivencia. - Hice una pausa y carraspeé - ¿Puedes acercarte un poco? - Me mordí la cara interna de la mejilla y giré mi rostro hacia otro lado - Necesito subir mi temperatura. La manta ayuda, pero no lo suficiente. - Bajé el tono de mi voz y la miré de reojo - ¿O es que tienes miedo a que sea yo el que vea más de lo necesario? - Esbocé una sonrisa ladeada - Prometo no hacer nada.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Vie Jul 08 2016, 16:02

Odette estaba bastante tranquila y más después de todo lo dicho. Lo cierto era que no se podía mantener callada, tenía una gran bocaza que acababa siempre por estropearlo todo, pero eso no evitaba que lo siguiera haciendo, no podía corregirse, realmente no quería corregirse, no tenía demasiado que perder y por eso en cierto modo se permitía cometer ese tipo de errores, pero esta vez, por primera vez en mucho tiempo su gran boca no empeoró nada, incluso mejoró la situación lo que hizo que sí, su tranquilidad finalizase para dar comienzo al nerviosismo y la incertidumbre  a medida que Akash hablara.

No, ella nunca había sido fea, tampoco lo había pensado demasiado, se consideraba una persona normal, pero era la primera vez que un chico tan cerca de ella se lo decía, un "no eres fea" por parte de un dragón era casi como si un humano normal y corriente la llamase belleza mientras le prometía las estrellas, así que no podía evitar ruborizarse y que bajara la cabeza finalmente para escucharle pero sin dejarse ver demasiado. Hasta lo último, le hizo sonreír.

Odette parecía ingenua, a veces sí que lo era, pero había tenido que aprender a vivir y eso significaba conocer más de lo que hubiera querido, la diferencia estaba en que no lo mostraba, en que seguía queriendo esconder sus pensamientos o lo que conocía tras su redondeada y pálida cara de ángel.

La rubia no estaba tan sumida en sus pensamientos, se percató del frío que sentía el dragón, estaba demasiado cerca de él, mucho más de lo que había estado nunca con nadie y lo que vino a continuación...realmente mentiría si dijera que  no se lo esperaba, porque en cierto modo, en algún rincón de sus pensamientos, quería que lo dijera, tan solo escuchar su nombre la hacía sentir demasiado extraña, jamás había tenido tantos pensamientos encontrados juntos, podría intentar describirlos, podría intentar componerlo para una de sus canciones, pero no quería, solo quería sentir eso tan extraño y no ponerle nombre, no etiquetarlo, no componer una letra y dejar que en cierta manera una melodía resonase en su cabeza como si la situación pudiera tener una leve e imaginaria banda sonora.

Levantó la mirada  y conforme él iba hablando ella iba reaccionando, muy despacio, con tal de no destaparle, de no dejar que ni una pequeña brisa entrara entre la manta y él y a pesar de la última pregunta y la propia respuesta con su promesa, Odette no dudó en simplemente pegarse a él, quitarse la manta que la cubría para ponérsela por encima y abrazarle para que su piel entrara en contacto con la del dragón, era la única manera de que entrara en calor, las ropas no servían e incluso desnudarse para que entrara en calor hubiera sido lo más lógico y ella lo sabía.

—Se que no harás nada, no podrías en tus condiciones, estás hecho una mierda Akash...—Dijo Odette mientras pegaba su cara a su cuello y respiraba en él, su aliento era caliente y esperaba que eso en cierta manera ayudara — Pero te tengo que decir la verdad...—Cogió aire y se tomó unos segundos para pensar lo que debía decir sin que pareciese que de verdad se había aprovechado de él.  — Cuando te encontré, hice lo posible por llevarte a un sitio caliente...pero aun así no parecías coger calor...la verdad es que pensé que te me morías y no podría hacer nada, así que ya habíamos estado así de cerca mientras te encontrabas inconsciente...si no te abrazaba no entrarías en calor y el dolor...se disipó porque yo hice que lo olvidaras, me...llevé la sensación de frío...porque puedo.

Odette se separó para mirarlo a la cara. de frente, colocó una se sus manos en su mejilla y cerró los ojos concentrándose en su pequeño poder, no era real, no lo curaba, no lo aislaba del frío, pero hizo de nuevo que la sensación se produjera para que el dragón pudiera recobrar más fuerzas. Apenas fueron dos minutos los que Odette se mantuvo en esa misma posición con su mano en la cara de Akash, pero pudieron parecer una eternidad y en los que durante ese rato, ella sintió el frío y el dolor del dragón, cerró los ojos apretándolos pero aguantaba bastante mejor que él, ya estaba algo más acostumbrada y cuando no pudo más y el frío volvió gradualmente a surgir ella volvió a posicionar su cara en el cuello del dragón esperando que no la mirara, había revelado su secreto, pare ella eso era más peligroso que esa simple posición abrazada al dragón.






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Dom Jul 10 2016, 05:13

Fueron cosa de segundos, o puede que eso es lo que me pareció a mi. Puede que ese momento se volviese mas lento porque merecía recordar cada movimiento que esta hacía a medida que se acercaba. Que mereciese la pena recordar el primer contacto y la sensación que me provocó éste. Alojarlo en algún rincón de mi cabeza donde puede transformarse en algo eterno. No sabía lo que era, pero era reconfortante. Podía ser capaz de escuchar sus latidos...¿O eran los míos? Incapaz de diferenciar esa rápida percusión que parecía bombear sangre a toda velocidad. Y toda aquella sensación se intensificó cuando susurró aquellas palabras que chocaron contra mi piel, haciendo que ésta se erizase de forma automática al cálido aliento. Alargué el brazo que tenía mejor pinta que el otro, pasando la mano por la espalda de Odette. Las yemas de mis dedos rozando la tela de su vestido y atrapaban el calor como si tirara de finos hilos que eran fáciles de escapar.

-
Ah, uh, gracias por tu sinceridad - ¿Me habría quedado sin brazo si no hubiera hecho nada? Probablemente. ¿Me duele? Arde, más que nada. Así que Odette tampoco estaba muy alejada de la realidad - Yo llamándote guapa y tu tachándome de mierda. - Bufé por lo bajo y negué suavemente con la cabeza mientras mi mano se movía ligeramente hacia arriba por su espalda hasta tocar los primeros mechones de su cabello. Distraído por este, mis dedos comenzaron a enrollarse en ellos de manera automática. - ¿Verdad? - Respondí confundido. ¿Qué verdad? ¿Es que acaso me iba a confesar que realmente si que había hecho algo mientras me encontraba...dormido, inconsciente, o como se quiera llamar? Lo cierto es que si es eso, su reacción anterior tendría un sentido distinto. Pero seguiría provocando el mismo resultado en mi. - Entonces - Hice una pausa, recapitulando en mi cabeza todo aquello que había dicho. - Si que te aprovechaste vilmente de mi humilde persona. Pero, ¿el frío?

Si que recordaba el haberme sentido algo más cómodo durante un pequeño momento, pero no creía que se debía a la manta o a cualquier otra razón menos el que "ella pudiera hacerlo". ¿Y qué significaba que ella podía? Antes de que pudiera seguir replicando acerca de una respuesta algo más concreta, algo que disipara todas las dudas que se habían amontonado en mi cabeza. Ella las respondió sin que hiciera falta utilizar las palabras para ello. Me tome la libertad de mantener mis ojos sobre su rostro, a pesar de que ésta mantenía los suyos cerrados. De repente una sensación cálida me invadió, el dolor había desaparecido como si nunca antes hubiese estado ahí. Mis heridas seguían, pero mi piel no sentía que estuviesen ya ahí. Me sentía liberado, curado, sano. Su mano se desprendió de mi y la realidad volvió a golpearme quizás con más fuerza que antes. Me quedé callado, sin saber que decir realmente. Me había quedado sin palabras. Sabía que existían este tipo de cosas, que era algo que realmente no debería de estar entre los humanos. Que era algo que tenía que notificarse nada más saberse, pero no podía. El haberlo experimentado por mi mismo, el saber lo que era capaz de hacer y saber que era ella quien lo hacía. No podía hablar sobre esto.

-
¿Cómo? - Conseguí decir, bajando la mirada hasta encontrarme con su cabellera oculta. - Odette. - ¿Qué le podía decir? ¿Qué no iba a decir nada? ¿Cuándo había conseguido su..."don"? ¿Cómo supo que lo tenía? O negar la existencia de lo que ha pasado. - Yo...- Las palabras se me atascaban en la garganta, deseando decir tantas cosas pero a la vez, querer callar la mitad de ellas. - Te llevas la sensación de frío...- Hice una pausa. Mi mano se había hundido completamente en su cabellera sin querer escapar de ahí - Porque ahora mismo tienes más temperatura que yo. - La eché un poco hacia atrás, para poder ver su rostro al completo - Eso es todo. Tu no tienes nada extraño. Nada especial. - Desprendí mi mano con suavidad de su cabello. Puse las manos en su barbilla y la obligué a que me mirara - Y esto es muy importante...Nadie debe saber lo contrario. Nadie. - Recalqué lo último. - ¿Sabes lo que podría pasar? - Tensé la mandíbula y acerqué mi rostro al de ella, quedando a escasos centímetros. Mis ojos clavados en los suyos. Podrían pasar muchas cosas si se enteraban, eso estaba claro, pero ninguna de ellas sería buena. - Esa pequeña cualidad desaparecería y con ella, esa chica que da vueltas y canta en medio de una calle nevada. - Alcé la ceja a medida que esbozaba una sonrisa torcida - ¿Quien nos honraría entonces con tal espectáculo? - Baje el tono de mi voz a un susurro casi raspado - Una tragedia para esta ciudad. - Mi aliento chocaba contra sus labios y mi mirada bajo de manera automática a los suyos.





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Odette el Lun Jul 11 2016, 20:01

Odette solo quería que se parase el tiempo,  deseaba sentir que cada segundo escondida en el cuello del dragón era eterno,  que cada palabra que el dragón conseguía decir tenía un eco, como las hondas que se expanden en el centro de un lago sereno. Por alguna extraña razón que no conseguía explicar adoraba escuchar su nombre de los labios de Akhash, hacía demasiado tiempo desde que recordaba sentirse bien acompañada, había aprendido a estar sola, a querer su soledad, porque todo al que quería había muerto, encariñarse de alguien no era fácil y Akhash parecía haberlo conseguido de algún modo, no sabía cómo, pero lo había hecho. Como todo eco, sus pensamientos terminaron por disiparse.

Sintió la mano de Akhash hundirse en su cabello ondulado y se echó hacia atrás cuando este hizo el gesto para mirarle a los ojos, pero no era tan fácil mantener la mirada fija en los ojos del dragón, sintió como su mejillas se enrojecieron y no solo era por el frío que había sentido desde Akhash. Respondió con gestos y expresiones a cada cosa que Akhash le decía, sin poder pronunciar una sola palabra, sentía su corazón latir con fuerza y su respiración entrecortarse al sentir la de Akhash tan cerca de la de ella.
"Eso es todo. Tu no tienes nada extraño. Nada especial." Y Odette negó con la cabeza dandole la razón al dragón y remarcando con el gesto que no había nada de extraño en ella, que ese Don no existía. Sintió como su mano se desprendía de su cabello para colocarla en su barbilla y no pudo evitar acompañar ese movimiento terminando por colocar su mano sobre el brazo de Akhash.

—Nadie...—Respondió con voz temblorosa, como si en cualquier momento pudiera romper a llorar aunque no lo hizo en ningún momento ni sus ojos daban indicios de lagrimas. Era más una sensación de miedo, como si pudiera asimilar en ese momento lo que realmente conllevaba ese poder. Pero ese miedo se esfumó cuando Akhash se acercó a su cara, no apartó la mirada, dejó que sus grandes orbes azules contemplaran la oscuridad en los de Akhash y no sintió temor, pero no sabía qué era lo otro que se abría paso en su corazón y en un hueco vacío de su cerebro que ahora tenía nombre. Pero algo le habían dejado claro sus palabras, su vida peligraba de saberlo cualquier otro, que no fuera él, guardaría su secreto, guardaría lo único que le quedaba, era como si la protegiera y eso era mucho más de lo que podía pedirle, notaba su aliento en sus pálidos labios.

Esa era ella "La chica que daba vueltas y cantaba en medio de una calle nevada" y desde ese momento "La chica que sentía lo inexplicable por el dragón que guardaba su secreto". Odette bajó la  mirada cuando Akhash lo hizo, repitiendo su acción.

—Solo es espectáculo para los ojos que miran...solo sería una tragedia para ellos...

En Talos todo el mundo parecía estar demasiado ocupando mirando por sí mismo, si de algo se había dado cuenta era de que a pesar de ir bailando por las calles, nadie la miraba, nadie prestaba atención a ese espectáculo y solo Akhash lo había hecho. Solo él parecía mirarla de otra manera, solo él parecía preocuparse, solo él la había salvado y solo él ocupaba la mente de la rubia.
Algo era evidente, ella no había estado así con nadie, nunca, podrían decir que se confundía, quizá así era, pero ella solo había sobrevivido todo este tiempo y era en ese momento, abrazada al dragón y teniéndolo tan cerca cuando se sentía viva.

Sentía que su respiración se entrecortaba, que su corazón latía con tanta fuerza que se le saldría del cuerpo, sentía esas cosas típicas que tan solo se decían en los romances de los libros que jamás había leido, pero también sabía que sentía lo que no podía explicar, se sentía en medio de un lago congelado, un lago en el que se podía patinar, pero el hielo era tan fino que se desquebrajaría a sus pies, un lugar hermoso y en el que bailar sería maravilloso, pero que de romperse el hielo, el agua terminaría con todo. Esa era la sensación, lo espectacular, lo maravilloso y lo hermoso dentro del peligro.

Lo besó.

Fue tan solo eso, estaba tan cerca que apenas tuvo que mover la cabeza para hacerlo, besó con sus labios los del dragón. No lo pensó, no era típico en ella que lo hiciera, pero mucho menos en ese momento, solamente se dejó llevar. Pudo sentir los labios de Akhash y aunque para ella aquello fue eterno, se separó antes de lo que hubiera querido, lo hizo de golpe y se tapó la boca para ahogar el grito de su garganta por hacer semejante estupidez.

En un principio solo había besado a un chico, pero enseguida había comprendido que era mucho más y que eso no era lo correcto, nada estaba bien, sabía su secreto y en vez de agradecérselo y cumplir con su obligación de no dejar que se enfriara, lo había besado, no le había pedido ni permiso, solo lo había hecho  sin pensar en las consecuencias. Se llamó estúpida un millar de veces y deseó que la tierra la tragase y la escupiera en el lugar del mundo más alejado  de Akhash, pero no se sintió con fuerzas de levantarse, si lo hacía sabía que él volvería a tener frío, pero no podía abrazarle, ya lo había besado...

Las pensamientos se amontonaban en su mente y la golpeaban por haber hecho eso, pero ¿cómo debía actuar en ese momento?, alejó una de sus manos de su boca, pero la otra la mantuvo tapada, con la que dejó libre tapó la boca de Akhash, como acto reflejo, como su sus labios hubieran sido los culpables de su acción, como si sus labios la hubieran confundido, la hubieran llevado a ello cuando sabía que no había sido solo eso, sino él por completo.

Deseó marcharse, desaparecer, morirse y volver a besarle tantas veces como durase su estúpida y corta vida, deseó abrazarle, no sentirse culpable, que todo aquello hubiera sido normal, deseó que él hubiera sido humano para que todo pareciera más fácil, incluso deseó haber nacido dragona, así hubiera sido fácil su vida entera.
Pero no, nada era así y nada cambiaría. Finalmente su mente no la torturó, solo dejó que disfrutara al pensar que había sido su primer beso en un maravilloso momento.


Última edición por Odette el Jue Jul 14 2016, 00:36, editado 1 vez






La Filmforoteca:

Este y muchos otros vídeos pronto en La Filmforoteca


Otras Firmas:


Odette :



avatar
Odette
Human

Mensajes : 105

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Akhash el Miér Jul 13 2016, 03:26

Noté la mano de Odette apoyarse en mi brazo, lo cual provocó que la piel se me erizase. Aunque no sé si debía culpar de esto al tacto o seguir pensando que era debido a las temperaturas a las que estábamos. Más no podía mentir. Ahora mismo el frío parecía ser un tema que había perdido importancia a cuanto más me acercaba a ella. Noto una presión en mi cuerpo, como si éste propio se quisiese controlar ante cualquier instinto desconocido. Volví a mirar durante un momento los ojos de Odette. A pesar de la tenue luz que teníamos en esta habitación, era capaz de diferenciar las pequeñas motas de celeste en aquel mar azul. No sabía que era exactamente, pero había algo que me resultaba hipnótico dentro de aquella mirada.

Aparté mi mirada un momento al escuchar sus palabras. Como si todo lo que había dicho se había concentrado en mi, en ella. En ambos. Como si generalizar para ocultar la verdad se me diese muy mal y ella se le diese muy bien averiguarlo. ¿De verdad me había convertido en un libro abierto? ¿Algo tan fácil de leer? ¿O es que me había visto el tiempo suficiente para poder saber lo que decía de verdad?

De repente, como si el tiempo se detuviera, donde los segundos parecían durar minutos. Dónde todo ocurría tan despacio, y aún así para mi se hacía corto. Ella bajó su mirada hacia mis labios. Y como si de algo que había pasado de manera muy fugaz y muy secretamente por mi mente, pero que aún así me había hecho reaccionar. Lugar donde aquella idea se veía tan irreal como ridícula, pero aún así deseable. A veces creía que podía ser capaz de leer mi mente, o que mis instintos se habían vuelto casi tan humanos como los de ella.

Los cálidos labios de Odette presionaron los míos. Se mantuvieron junto a los míos, unidos en un beso durante un momento que casi podía resultar efímero. Un momento que comenzaba a escapárseme de entre los dedos. Mi respiración se detuvo. Y una calor entremezclado con un hormigueo fue apoderándose de mi cuerpo. Me quedé mirándola cuando se separó de mi. La primera vez que la había ni siquiera se me había pasado por la cabeza que la volvería a ver. Aún recuerdo la primera imagen de ella, con un melocotón en la boca dificultándole el habla mientras golpeaba a un hombre con la otra fruta de su mano. Ahora toda la situación había cambiado, parecía haberse transformado a algo más confuso. Algo a lo cual no era capaz de encontrarle explicación. Las imágenes de mi cabeza se habían visto reducidas a ella. A su figura, sus labios, el aroma y su tacto.

Odette interrumpió mis pensamiento, chocando una de sus manos contra mi boca. Un acto algo infantil, pero que en este momento me resultaba curiosamente agradable, quizás por culpa del nerviosismo y la tensión que se había provocado por el silencio. Y la situación realmente no ayudaba en nada. Rodeé con mis dedos la muñeca que se alargaba hacia mi y aparté su mano de mi boca, bajándola y presionándola entre mis dados antes de soltarla. Cogí su otra mano, la cual tapaba sus labios. Esbocé una sonrisa ladeada mientras bajaba esa mano y podía ver su rostro al completo nuevamente.

-
Prometí no hacer nada - Musité mientras negaba con la cabeza. Claro que se lo había dicho. Se lo había dicho antes de saber que esto pasaría. ¿Qué clase de juego era éste? No, más que juego era una tortura. Era una maldita tentación que tenía frente a mi. Pero a veces las promesas se rompen. A veces están hechas para eso. Acerqué mi rostro al de Odette, colocando mi mano en la mejilla de ésta para atraerla más aún. Mis labios chocaron contra los suyos y aquel hormigueo se hizo presente, intensificándose más aún. Una presión en el pecho que me era absolutamente extraña. Quería tenerla más cerca de lo que estaba en este momento, quería que durara. Que los segundos se volvieran eternos y mis labios se quedasen anclados a los suyos.

Odette. Una humana. ¿Por qué una humana? Se supone que los humanos eran diferentes a nosotros. Eran inferiores. Yo no debería estar en estas situaciones con un humano. No, es más, en mis planes no estaba tener una situación así con nadie. Ni siquiera con dragones, pero aún así, el hecho de que ella fuera humana me colocaba en una peor posición. Estas eran las cases de cosas que hacían que nos derrumbásemos. Que perdiéramos el camino y acabemos...acabemos mal. Porque siempre era la misma historia. Siempre se perdía la razón de ser y se actuaba de manera impulsiva. Me detuve de golpe, separándome de ella. Consciente ahora de la realidad. Consciente de que aquello que estaba haciendo estaba mal, estaba peor que mal.

Quería poder seguir, pero no era lo correcto. Ya estaba jugándola demasiado con mi adicción. No podía volverme más débil, dejando más cabos sueltos. No podía permitirme eso. Y ella ya me había tentado a romper mis propias reglas. Solo había sido un impulso, solo eso. Yo no era así. Yo pensaba con la cabeza. Yo era racional, lógico, frío. Yo no era esta persona. Yo no me jugaba mi trabajo ni mi vida por un impulso. Bajé la mirada, siendo incapaz de observarla.

-
Lo siento. No debería haberlo hecho - Me disculpé. No solo porque lo que había hecho, sino por todo lo que había pensado. Por como me había sentido y, sobretodo, por dejar de ser yo. Por pensar en ella más allá de lo que tenía que ser para mi: Un humano más. Quería que se quedara, pero algo dentro de mi me decía que no debía dejarla. Que era mejor alejarla de mi lo antes posible. - Yo...Necesito descansar - Continué diciendo - Creo que al menos se cerrará la herida y podré moverme en un par de horas - No curarse del todo, pero al menos si facilitarme la movilidad para volver a casa. Me separé más de ella. Intentando que el contacto fuera mínimo - No hace falta que te quedes aquí. Tendrás cosas que haces. - Carraspeé - Ya me has ayudado bastante - Tiré un poco de la manta que había tenido en un inicio y me tumbé en el suelo, tapándome con ella. - Y te lo agradezco. - Concluí, pegándome el brazo herido al pecho y ocultándome con la manta casi por la mitad de la cabeza. No la volvería a ver. Era algo que ya estaba decidido. Ella no debería haber hecho nada, ni yo debería haberme dejado ni haberle seguido. Me perjudicaría a mi y a ella.  





***:

User: asdffg ¡¡¡Gracias!!! :'DDDDD
avatar
Akhash
Dragon

Ocupación : Interrogador
Mensajes : 151

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Breathing and grasping all leads to another messy ending [Odette]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.