Novedades

- (15/11) Ya están disponibles novedades de Noviembre, ¡no te las pierdas!

- (15/11) Ya podéis pedir los dracs del mes de Noviembre.

- (15/11) En el pregón, nueva entrevista a Sabrina.

- (15/11) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/11) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/11) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» FB - Curioseando [Emma Holmes]
Ayer a las 23:41 por Yasha

» Of course I feel too much, I'm a universe of exploding stars|Moira.
Ayer a las 22:40 por C'Nedra

» Intensive {Priv.}
Ayer a las 22:40 por Schaffer

» Secret Whispers (Aldith)
Ayer a las 22:16 por Aldith

» Blood of my Blood [FB +18 Arian]
Ayer a las 21:59 por Arian

» Mi prioridad eres tú (Celesei) +18
Ayer a las 21:55 por Vhalerion

» Trying to scape this hell (Linael)
Ayer a las 21:46 por Linael

» Aftercare (Vaurien) +18
Ayer a las 21:33 por Arian

» Draconians por Mes
Ayer a las 21:23 por Arian

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 21:21 por Arian

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: ZeroTime Of Heroes
60/60

Afiliados Normales


Esperando la tormenta - C'Nedra-

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Mar Mar 15 2016, 13:18

No entendía la fascinación que algunos tenían por el mar.  La vista era espectacular y el sonido del rompimiento de las olas le resultaba relajante, casi hipnótico. Pero hacía frío, demasiado frío.  Mucho más de lo que haría en Talos y es que además del condenado clima que los elementales trajeron, desde el mar soplaba una brisa que lograba calar sus huesos.  Ni la fogata que había hecho, ni las ropas gruesas que había robado servían para mantener su cuerpo caliente.  Lo peor de todo es que necesitaba estar caliente, pues ellos llegarían en cualquier momento y debía estar listo para enfrentarlos.

¿Quiénes iban a ir? No lo sabía, esclavos de Missirian, hombres de la armada o hasta su propio amo.  No le importaba.  Drael quería pelear.  Quería que corriera sangre, aún si así fuera la suya.  Estaba cansado de obedecer, de planear y de tantas estupideces, se iba a rebelar ese día y no iba a pensar en las consecuencias.  No pensaría más en su hermana, en el plan de Amethyst o en su propia venganza.  Todo se podía ir a la mierda.  Ese día alguien aparecería desde la maleza para darle caza y Drael lo enfrentaría.  Si lo mataban, moriría peleando; y si lograban capturarlo vivo solo tendría que vivir la patética vida de esclavo que había soportado durante meses.  La victoria le sería imposible, pero al menos tendría una batalla que valiera la pena.

Sin embargo, sus enemigos se estaban tardando y él frío le estaba afectando demasiado.  Sin planteárselo demasiado, Drael se puso de pie, dispuesto a entrenar, como su antiguo maestro le había enseñado.  Primero, caminó alrededor de la fogata con un ritmo constante y veloz, controlaba a la perfección sus pasos y se movía exactamente como su maestro le había enseñado.  Segundos más tardes y sin dejar de moverse, empezó a lanzar puñetazos al aire y esquivaba con su torso golpes inexistentes como si estuviera enfrentándose a un oponente invisible.  Luego, comenzó a combinar esos golpes, con patadas, codazos y rodillazos, de todo tipo, que había aprendido en su infancia.  A medida que pasaba el tiempo, su cuerpo entraba en calor y sus movimientos se hacían más gráciles, rápidos y potentes.  Su pelea imaginaria se hacía cada vez más intensa, cada vez se movía en espacio más grande.  El ejercicio parecía estar haciendo el efecto suficiente como para qué el abrigo empezara a resultar molesto y decidiera sacárselo.

Entonces, notó en la maleza que ocultaba la playa un extraño movimiento que no era propio de las ventiscas.  Drael sonrió, al fin habían logrado seguir sus pistas en el camino, para su gusto se habían tardado demasiado considerando lo obvio que le habían parecido sus señas.  De todas formas, se paró detrás de la fogata, dándole la espalda al agua y mirando las plantas.  Respiró hondo, preparado para lo que saliera de allí.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Mar Mar 15 2016, 20:03

Subí la andrajosa bufanda hasta tapar mi nariz; mis pestañas revolotearon rápidamente, intentando alejar las rebeldes partículas de arena que amenazaban con meterse por todos lados. Me detuve unos instantes para desenredar esas traicioneras malezas que se enroscaban en mis tobillos, una mano apoyada sobre los delgados troncos que cubrían ese pedazo perdido de flora, tratando de mantener el equilibrio. Traté de no mirar demasiado a los pequeños bichos que se escabullían de entre los arbustos.

Pero nada de eso importaba. Ni los tropezones ni los molestos insectos. Había sólo una cosa que llenaba mi mente. Tenía que llegar hasta la orilla, ese maldito lugar que anhelaba más de lo que me atrevía a reconocer. Hubiera dado lo que sea porque esas bajas temperaturas desaparecieran y poder volver a sumergirme en esas aguas azuladas, sentir la arena caliente bajo mis pies y el sol besando mi piel. Pero por ahora, esto tendría que bastar. Esto, era lo más cerca que me atrevía a estar de casa.

Aunque la vegetación era un poco espesa y no me permitía ver mucho más adelante, sí llegaba a mis oídos el rugir de las olas; estaba a sólo unos pasos de mi destino. Mi corazón se aceleró, me avergonzó reconocer cuanto había extrañado aquellos sonidos. Intenté avanzar pero mi abrigo se enganchó contra algo espinoso y tuve que detenerme. Tiré de la prenda con cuidado, pero al ver que no cedía, tironeé con más fuerza. La prenda se rasgó y del envión caí hacia atrás. Enojada, traté de levantarme, pero desde allí abajo, alcancé a ver entre las hojas una hoguera sobre la playa y un hombre que parecía estar observando en mi dirección.

Intentando hacer el menor ruido posible, limpié mis manos y comencé a pararme para poder escapar de allí. Volví a ajustarme la bufanda. Tenía toda la intención de dar media vuelta y marcharme, pero la curiosidad no me lo permitió. Di un paso en dirección al hombre, todavía a resguardo entre los árboles. Corrí un par de hojas y…

-¡Drael!- llevándome todo por delante, corrí en su dirección, a último momento esquivé la hoguera y choqué contra su cuerpo; mis brazos rodearon su figura y besé su mejilla- ¡Que susto! Pensé que eras alguien malo, pero…- di un paso hacia atrás, una sonrisa de alivio en mis labios- ¿Qué estás haciendo acá? Hace mucho frío… ¿Estás esperando a alguien?- fruncí el ceño- ¿Interrumpo algo?
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Jue Mar 17 2016, 15:05

Una sombra salió desde los arbustos y avanzó a toda velocidad hacía él, por instinto Drael levantó sus puños a la altura de la cara empecinado a dar el primer golpe. Sin embargo, durante el avance esa sombra fue tomando la figura de una persona conocida, y para nada amenazante. El esclavo abrió sus ojos llenos de incredulidad y bajó lentamente sus brazos mientras observaba como la chica atravesaba la playa y esquivaba por los pelos las llamas de la fogata, para dar con él. Se quedó quieto en el momento en que recibió el abrazo y el beso, y necesitó unos segundos para organizar sus ideas.

Jamás había esperado que esa muchacha lo saludara de manera tan efusiva y alegre (en realidad no lo esperaba de casi nadie). El saludo lo descolocó, bastante. Sin embargo, había algo más importante en qué pensar y por un pequeño instante decidió vigilar la maleza antes de responder. ¿Qué debía hacer con ella cuando la aparecieran? ¿Sería un estorbo o sería sabia y escaparía? – Oh no. – dijo al volver a la realidad, entonces le sonrió - Solo estaba por aquí. Tanto tiempo …– decidió no decirle la verdad de que él también esperaba ver hombres malos y que si llegaban presenciaría algo horrible. Era un capricho.

Quería demostrarle a la esclava como era el verdadero Drael, ese monstruo sanguinario que solo aparecía en los combates. Ella no le creía, decía que era bueno (o al menos no tan mal tipo), pero solo era cuestión de tiempo para que aceptara la realidad. Además, pasar el tiempo con ella no era tan malo…había sido divertido la última vez.

- ¿Qué haces aquí? - preguntó mirándola–…viva … ¿Qué pasó con tu herida? - alguien debía haber curado ese horrible corte antes de que se le infectara, después de todo las calles de Talos no era el lugar más limpio para vivir. Se preguntaba si se trataba de un buen samaritano o si al fin se había atrevido a negociar por ello. - ¿Qué has hecho desde que escapaste del callejón? – preguntó. Recogió el tapado costoso que se había sacado y se lo ofreció. No lo necesitaba: aún sentía un poco de calor y prefería estar sin demasiada ropa en el momento de la pelea.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Jue Mar 17 2016, 20:36

En los escasos segundos que me llevó recorrer el trecho que nos separaba, alcancé a ver cómo el cuerpo de Drael tomaba una postura defensiva, pero nada de eso me detuvo, ya que sólo podía enfocarme en esas facciones familiares,  y en el alivio y la ridícula alegría que sentía por verlo.

-Ah, menos mal… Pensé que por ahí habías quedado con una mujer acá y yo ya estaba interrumpiendo- lancé una mirada alrededor mientras me bajaba un poco la bufanda- …aunque no es un lugar muy acogedor para eso. Entonces, ¿puedo quedarme un rato con vos? Prometo no molestar.

Me volví para estirar las manos sobre las relucientes llamas. Pero me vi obligada a retroceder un paso al notar que las chispas comenzaban a caer demasiado cerca. Me llevé las palmas de las manos hacia las mejillas, para sentir el calor de ellas sobre mi rostro y para ocultar el rubor que se extendía sobre mis facciones al escuchar la palabra “escapar” de boca de Drael.

-Vine a ver el mar, por supuesto… Lo extrañaba-mis pupilas se clavaron detrás del hombre, sobre las olas que rompían contra la playa- Está casi curada del todo, te mostraría, pero...Te dije que no soy tan débil como parezco- respondí con una ligera sonrisa mientras volvía a poner las manos sobre el fuego, aprovechando para esquivar su mirada- Lamento haberme ido así la última vez, yo…- respiré hondo antes de volverme- Esos chicos no te hicieron nada por mi culpa, ¿verdad?- pequeños cabellos rebeldes azotaban mi rostro, molesta, los enganché detrás de mi oreja- No mucho… Recorriendo Talos y… tal vez, pasando demasiado cerca del castillo, no lo pude evitar, ahí hay dragones… ¿Y vos? ¿Qué estuviste haciendo?- frunciendo el ceño, continué- Nada malo, espero.

Estiré mis dedos para recoger  el abrigo que me ofrecía y comencé a ponérmelo, con la duda pintada en el rostro. Me acurruqué en él, agradeciendo ese peso extra que mantenía mi cuerpo caliente.

-¿Estás seguro que no lo querés? Estás muy desabrigado… Si te enfermás por mi culpa, me voy a enojar-alargué las manos para tomar las suyas, tratando de resguardarlas del frío- Sé que no me querés contar porque estás acá en realidad, porque nadie viene a morirse de frío sólo porque sí, pero… Me alegro que nos hayamos cruzados, y mejor aún, como no hay nadie más cerca, no voy a tener que seguir  una de tus malas ideas- comenté mientras tiraba de él para que se acercara más al fuego y dejara de mirar en dirección a los arboles.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Vie Mar 18 2016, 02:54

-¿Mujer? Ja. No, no - Drael rio al escuchar el hecho de que podría haber esperado otra mujer en esa playa. Una risa cargada de pudor y algo de frustración. Había pasado demasiado tiempo desde que se había metido con alguna mujer y no lo esperaba en un futuro cercano. ¿Quién querría estar con alguien como él? Él era un esclavo después de todo, alguien que no tenía ni siquiera dinero para pagar por sexo. Aquella idea parecía demasiado descabellada para él en esos momentos, más no se preocupaba siempre había preferido sacarse las frustraciones a los golpes. – No vendrá una mujer, si quieres quédate. No molestas – agregó tranquilo mientras daba unos pequeños saltos en su lugar y maldijo al viento helado de que arruinara un hermoso lugar para la batalla.

Se sentía extraño escuchando sus palabras, parecía una gran coincidencia que ambos hubieran ido al mismo lugar para reencontrase con algo que extrañaban. Ella el mar, él la guerra (en la que decidiera participar); y mientras ella posaba la vista sobre él mar, él lo hacía hacia la arboleda, esperando a sus enemigos. -Es lindo lugar…lastima el clima- comentó. Hacía frío y, como la esclava, Drael debió acercarse bastante al fuego para protegerse de él. Mientras ella seguía explicándole, él tomaba pedazos de madera de una pila y los lanzaba a la fogata para que no se extinguiera.

Solo entonces, le prestó un poco más de atención a la esclava y pudo notar que había algo raro en ella, como siempre. No podía creer que su herida se hubiera curado sola y estuvo a punto de comentarlo, cuando insinuó que esos adolescentes habrían podido lastimarlo - ¿¡Qué?! ¡Claro que no! Yo soy un guerrero ¿¡Qué podrían hacerme unos matoncitos muertos de hambre!?- respondió bastante ofendido, si había algo que odiaba era que desestimaran sus habilidades para el combate. – Soy un esclavo…solo hago lo que el amo manda- sus palabras sonaban bastante tajantes, aun así, se esforzó en relajarse y debía mantener su mente fría para lo que se avecinaba, y enfocarse en la extraña extranjera parecía buena idea. -Como sea- Dio un largo suspiro y continuó. - ¿Qué tan cerca del castillo estuviste? – murmuró forzando una sonrisa – ¿No habrás sido tú la que te metiste en problemas? – dijo y nuevamente miró hacia el bosque por culpa del fuerte viento.

No quería espantarla, por lo que se dejó tomar de las manos y llevar hacia ella. -El frío no me molesta, además hasta hace poco estaba haciendo ejercicios – la miró y le sonrió como si estuviera haciendo una travesura– pero si te preocupas…- aclaró y pasó un brazo por su cintura pegándola a él, aun así, trataba siempre de no hacer demasiada fuerza en la zona donde se encontraba el corte – así estaré más caliente- luego hizo una pausa evitando hablar de sus motivos por estar en la playa. Sabía que debía que contárselo tarde o temprano. – y mis ideas no son tan malas … te habría curado si no te hubieses acobardado- se mofó y regresó a la idea de la herida-¿En serio se cerró sola tu herida? Eso es raro; créeme, se de lo que hablo-




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Vie Mar 18 2016, 21:20

Mis pupilas siguieron su figura mientras Drael daba pequeños brincos en el lugar. Mordiéndome el interior de las mejillas, intentaba disimular la satisfacción que sentía al escuchar que me permitía hacerle compañía. Dado lo que había pasado la última vez, no estaba muy segura de que aquello fuera una buena idea, pero por lo menos, ya no me sorprendería que saliera con algún plan del que luego me arrepentiría.

-No es sólo lindo, es perfecto- le corregí mientras me alejaba un poco para dejar que tirara más leña al fuego- Incluso con un día así. Aunque si estuviera más caluroso, ya te estaría arrastrando al agua. Creo haberte dicho que algún día lo iba a hacer- fruncí el ceño, tratando de recordar- Por suerte para vos, no parece que este frío vaya a detenerse nunca.

Una sonrisa iluminó mi rostro al notar su reacción ante mi pregunta, pero su actitud sólo dejó que fuera por unos instantes.

-Perdón. No quise ofenderte- entrelacé mis dedos sobre mi pecho, un poco angustiada- Es que… estaba preocupada, nada más. Sé que sólo eran unos niños, pero… Me hubiera sentido mal si por mi culpa, te hubieran lastimado…. ¿Tampoco los lastimaste a ellos, verdad?- la sospecha tiñó mi voz, ahora preocupada por esas criaturas.

Tenía que reconocer que no me hubiera molestado si alguien hubiera aclarado un par de cosas con ellos, en particular con uno de ellos, sólo que no quería que fuera Drael.

- ¿Tu amo te mandó a hacer algo que no te gustaba?- había notado el recelo en sus palabras, pero él ya sabía que me era casi imposible no preguntar- ¿No hiciste nada lindo en este tiempo? ¿Algo sólo para vos?- al escuchar su pregunta, mi rostro se encendió cargado de culpa- Bastante cerca – reconocí con cierta vaguedad  antes de sentirme ligeramente ofendida- ¿Qué? ¡Yo no me metí en ningún problema! ¿Qué problemas hubo? ¿Vos también estuviste en problemas?- seguí su mirada en dirección a la maleza- Me estás poniendo nerviosa de tanto mirar ahí, Drael.

Tomada por sorpresa, dejé que el esclavo me tirara hacia él. Agradecí en silencio que hubiera tenido la delicadeza no presionar la zona en que me había lastimado. No dolía tanto, pero ya tenía bastante con mis descuidos.

-Estoy empezando a odiar esa sonrisa- le advertí frunciendo el ceño- ¡Sabía que tenías frío!- exclamé antes de volver a rodearlo con los brazos y apoyar mi cabeza por unos instantes sobre su pecho- Por supuesto que me preocupa, quiero que estés calentito, no muerto de frío. ¿Por qué estabas haciendo ejercicio?-  apoyé las dos manos sobre su torso para recuperar la distancia y poder mirarlo a los ojos- Tus ideas son malas. Era a mí a la que querían hacerle cosas feas- a modo de queja, escondí mis manos ya frías sobre su cuello, bajo sus prendas- Dije que ya está mejor la herida, no que se curó sola- aclaré divertida- Reconozco que nunca me habían clavado una daga, y que estaba un poco asustada, pero… suelo sobrevivir a estas cosas. Como vos.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Dom Mar 20 2016, 06:00

Chasqueó la lengua, al escuchar lo maravilloso que podía ser él mar, le iba a dar la razón pues aceptaba que con ese clima todo parecía más feo – Culpa a los Elementales por el tiempo. - comentó tratando de dar unas chances a las palabras de C’Nedra - Mira: si algún día llegara ese día no me resistiré- agregó sabiendo que quizás él no sobreviviría para un nuevo día de calor.  

-No tenía tiempo para pelearme con unos niños.  Necesitaba llegar rápido a la mansión o sino podrían castigarme-

La contempló por unos instantes, sintiendo otra vez la misma confusión.  Esa muchacha le irritaba: hacía preguntas y comentarios odiosos, era demasiado buena y pacífica, hasta llegaba a resultarle cobarde.  Era de esas personas que no aceptarían que otro sea lastimado, aunque terminaran sufriendo.  En cambio, Drael vivía en una guerra constante, y una persona como ella no tenían cabida en su mundo.  Sin embargo, se sentía bien al pasar el rato con ella.  

Su ingenuidad, era otro punto: no lograba calificar como tierna o molesta ¿Acaso no podía imaginarse como sería su vida? - No me violaron como lo hacían contigo, ni nada parecido.  – explicó - No quiero ser la mascota de un dragón. – la miraba a los ojos, más debió apartar la vista al final – Me marca.  Debo hacer lo que él quiere y fingir que deseo obedecerle…Lagartija de mierda- su voz temblaba levemente, aunque el esclavo hacía todo lo posible para evitarlo.  Sentía demasiada frustración. – No es como si pudiera hacer cosas para mí y tampoco pienso ganarme sus favores para poder hacerlo. –  agregó y volvió a mirarla repleto de amargura.

Tuvo suerte de que la conversación cambiara de dirección y todo gracias a que ella se lo dejaba bastante fácil.  Actuaba como si había algo que no quisiera contar y él se propuso averiguar de qué se trataba – No te creo, parece que te portaste mal- bromeó revolviendo tus cabellos – dime qué hiciste. Sabes que no te juzgaré- pidió poniendo la expresión más inocente que tenía.  Solo quería hablar de ella y evitar cualquier tema sobre él y lo que hacía allí.  Por eso se esforzó para no mirar la entrada de la playa luego de que la extranjera se percatara de tal tic, además obviaría aquel comentario.

-No tengo otra- le respondió Drael antes de que ella lo abrazara a él.  Titubeó un instante al sentir la cabeza de la esclava en su pecho y luego se aferró un poco más a ella, para sentir un poco más de calor.   – Solo me mantenía en forma- fue lo último que dijo por un buen rato, se sentía tan cómodo y tranquilo en sus brazos que prefería no arruinarlo con alguna idiotez que saliera de su boca.  Cuando las manos heladas tocaron su nuca, Drael reaccionó, dio un respingo y su instinto le hizo voltear otra vez hacia la maleza.  -Sí, parece que no eres tan débil como creía- comentó carraspeando su garganta.  

Una ráfaga atravesó la costa y movió demasiado fuerte las ramas.  Una idea cruzó su cabeza.  Bufó, odiándose, porque sabía que arruinaría el momento.  Sin embargo, debía advertirle de lo que iba a suceder, no se merecía llevarse una sorpresa tan horrible, aunque lo abandonara en ese momento.  Se separó de ella y se enfocó en el horizonte – Oye, hoy tuve una idea- tartamudeó, le costaba demasiado decirle -  ...de las malas.  Así que pronto va a pasar algo feo que no te va a gustar- hablaba muy agitado y con una voz entrecortada.  Luego, volteó a ella y la tomó de una mano.  – Pe…pero, ¿Podrías quedarte hasta que eso suceda? Por favor. Te prometo que nadie te lastimará y podrás irte sin problemas- su voz temblaba pues se le ocurrió que, posiblemente, esas serían sus últimas horas de vida y de golpe sintió la necesidad de pasar esas horas con ella. - No me dejes solo-




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Lun Mar 21 2016, 16:07

Una punzada de culpabilidad irrumpió en mí, al notar el tono áspero de sus palabras. Debería de haber mantenido la boca cerrada y no insistir en el tema de su amo, lo sabía, pero su desprecio y frustración me confundían.

-¿Te… marca? ¿Qué quiere decir eso?- busqué su mirada- Sé lo feo que es tener que complacer y seguir las órdenes de alguien malo, pero… ¿qué otra cosa podés hacer? A veces es más fácil si sólo…- ahora fui yo la que esquivé su mirada, un poco acobardada- No creo que siempre valga la pena sentir tanto odio. A veces, es mejor olvidarse de las cosas y listo.

Había sido la única forma que había encontrado para poder soportar todos esos años de cautiverio y abusos. Tratar de no recordar, de no sentir, de no anhelar nada. Aunque no siempre funcionaba. Después de todo, aún era prisionera de aquél hombre, a pesar de que había huido. Y era yo la que no quería dejarlo atrás. Jamás entendería a Drael, no podía.

-No me porté mal. Fue sólo…- lentamente, volví a colocar mis cabellos en su lugar, tratando de ganar tiempo- ¿Lugar equivocado, momento equivocado?- mis mejillas se encendieron y no sólo por culpa del frío- No fue mi culpa, un guardia me vio y…- no entendía porque me daba tanta recelo contarle eso- Y puede que hubiera terminado encerrada en una de sus celdas- trataba de sonar casual mientras jugaba con la bufanda- ¿Alguna vez estuviste ahí? No es un lugar muy agradable.

Por un momento, creí que iba a rechazar mi abrazo, que iba a alejarse de mí con alguna frase dolorosa. Pero al sentir que me devolvía el gesto, las sensaciones de serenidad y satisfacción fueron lentamente superadas por la duda. Y sólo bastaron unos segundos para que se alejara de mí y sus palabras confirmaran mis sospechas de que algo extraño estaba sucediendo.

-¿De qué estás hablando? ¿Drael? ¿Qué mala idea?- el miedo agarrotó mis músculos pero cuando lo vi volverse para tomar mi mano y susurrar aquellas palabras, me obligué a detener esa ola de pavor que me carcomía por dentro- No, no… No te preocupes por mí- alcé la mano libre para recorrer su mejilla y obligarlo a que me mirara- No me voy a ir a ningún lado. Te lo prometo- sentía un nudo en la garganta ante ese peligro desconocido que amenazaba al esclavo- No te voy a dejar solo, no esta vez- verlo tan perdido me dolía y desconcertaba más allá de toda razón- ¿Podés decirme que cosa fea va a pasar? ¿Qué puedo hacer?- volví a hundirme contra su pecho- No quiero que nadie te lastime.

Ahora eran mis ojos lo que no podían apartarse de aquellas plantas, que de pronto se habían convertido en una amenaza invisible. No sabía qué era lo que Drael esperaba que saliera de allí, pero temía que pronto lo descubriría, quisiera o no. Y saber que no había nada que yo pudiera hacer para ayudarlo, me aterraba.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Mar Mar 22 2016, 22:44

Al escuchar su pregunta, él la miró sorprendidos, al parecer eran distintas las costumbres de su tierra y no se solía marcar a los esclavos como ganado por lo que momentáneamente se sacó su camisa y le mostró su espalda, señalándole una cicatriz que formaba un símbolo, tachado con una cruz – A los esclavos se les debe marcar con hierro fundido para señalar a quien le pertenece. Ya van dos, esa fue la primera - explicó con amargura y en seguida volvió vestirse. Entonces, esa esclava trató de aconsejarle a cómo sobrevivir su situación, enumerando lo que más odiaba de las personas. No le escapó a la mirada de la chica sino que – Eso lo hacen todos, no solo los esclavos. Agachan la cabeza ante los dragones y se conforman con lo que les ofrecen. No importa si solo actúan, al final se convencen de que debe ser así. No voy a ser como ellos, son patéticos, y soy mejor que eso. - eso era lo que le molestaba en ella: había escapado y buscaba ser libre, pero aún era demasiado sumisa y obediente.

¿No podía dejar de hacerle recordar la parte más dolorosa de su vida? Era sorprendente como cada tema lo llevaba de vuelta a esos recuerdos que aborrecía – Si – respondió cortante y luego de un suspiro prosiguió con una voz temblorosa. Le aterraba a ese lugar y a los inquisidores que se encargaron de él – Como soldado y…prisionero. Nunca en mi vida me hicieron sentir tanto dolor como allí- había llegado el punto en que había planteado en traicionar a su hermana, pero por suerte sabía nada de ella.

Entonces retomó el hilo de conversación – Espera, ¿Te dejaron salir así como así? – preguntó y se imaginó que podría haber engatusado a ese guardia o algún superior para que la liberase, después de todo era linda y se notaba tierna. Después comprendió ella sería incapaz de hacer algo así - ¿Cómo? - entonces recapacitó en otra cosa: ella no se veía tan mal como la ultima vez que se habían encontrado, por lo qué alguien debía haberla ayudado – Oh, ¿Has hecho nuevos amigos? – le dijo aferrándose a hablar de ella – apuesto a que no son tan problemáticos como yo.

En realidad, sabía que nadie que decidiera ayudarla podría (indirectamente) causarle más malestares y problemas. Básicamente, la estaba manteniendo en lo que sería un campo de batalla y terminaría observando su horrible pelea con un grupo de guardias. Aun así Drael era egoísta y no se tenía tanta confianza como en antaño. No importaba cuanto entrenara, lo nuevo que haya aprendido, se sentía mucho más débil de lo que había sido antes del encierro. Había muchas posibilidades de que lo asesinaran allí mismo y quería al menos estar con un amigo antes de que eso pasara.

La abrazó también y le explicó lo que iba a suceder. No podía permitir que se fuera, pero ella merecía saber lo que iba a ocurrir, para prepararse – Me escapé y dejé las suficientes pistas para que llegaran aquí… los hombres que envíe el dragón. Yo los enfrentaré, me resistiré aunque seguramente me den una paliza, je. No será lindo y seguramente me derroten – hizo una pausa y continuó - C’Nedra – llamó para que lo volviera a ver a los ojos – cuando lleguen ellos, aléjate de mí. Si quieres vuelve a Talos…o quédate, pero por ningún motivo te metas en la pelea ¿Entiendes? - entonces la atrajo un poco más hacia él y acarició sus cabellos. Luego, ocultó su rostro de ella: necesitaba un poco de coraje.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Miér Mar 23 2016, 21:48

Alargué una mano para poder trazar la cicatriz que adornaba la espalda de Drael, pero apenas mis dedos rozaron aquella retorcida marca, él volvió a acomodarse la ropa. No necesitaba ser muy perspicaz para percatarme cuanto debía de odiar el esclavo ese símbolo que encarnaba todo aquello que más detestaba.

-No, yo no tengo una de esas- murmuré acariciando mi hombro- Tengo unas cicatrices, pero fueron accidentes, no a propósito…- tal vez, la falta de una marca se debía a que al pirata no le gustaban sobre mi piel, no lo sabía- No es lindo que te hagan esas marcas. Lo lamento.

Sus palabras me dolieron, su desprecio era casi palpable. No pude sostenerle la mirada, me escapé de ella, me escapé de esa verdad que él predicada y a la que yo debería de haberme aferrado años atrás. Una verdad que jamás sería mía.

-Sí, seguro que vos sos mejor que yo, Drael- el dolor hizo que se me quebrara la voz- Vos podés y querés hacer cosas con las que yo jamás soñaría. Tu rebeldía… nunca la voy a entender. Pero no me juzgues. Por favor. No hagas eso. Yo también sufrí y…- cerré los ojos por unos instantes, antes de continuar- No tengo tu fuerza o tu valor para enfrentarme a las cosas. Sólo hice lo que tenía que hacer para sobrevivir.

Las mazmorras provocaron en Drael algún recuerdo que claramente prefería mantener enterrado. Posé una mano sobre su brazo, tratando de alejar esa pesadilla.

-Perdón. No sabía, yo…- durante unos instantes, fui capaz de mantener mi curiosidad a raya, pero era demasiado débil- ¿Fuiste prisionero? ¿Por qué? Oh, fue por tu hermana, ¿verdad? Me habías dicho algo- al darme cuenta de que estaba entrado en terreno peligroso y antes de que se enfadara de verdad conmigo, me apresuré a añadir- No es necesario que me digas algo feo, no pregunto más, lo prometo, no tenés que contarme que te hicieron.

Sus palabras me robaron una pequeña carcajada mientras me agachaba para tomar un caracol que había quedado hundido en la arena a mis pies.

-No, nadie me mete en problemas como vos. Esa es tu especialidad… Y no es un cumplido- advertí mientras me acercaba un poco más al agua- Bueno… No es que me dejaron salir así como así, hubo algo a cambio…- lancé la caracola sobre el frío mar, sólo entonces me volví, con aspecto culpable- Había un dragón ahí y… puede que me haya convertido en su esclava.

Solía necesitar de mucha presión para que alguien despertara en mí algún sentimiento oscuro. Pero Drael, en sólo una frase, había conseguido despertarlos todos.

-¿Qué? ¿¡Qué es esa obsesión entre vos y la muerte!? ¿Escapaste y encima les dijiste dónde encontrarte? Te das cuenta cuan enfermo es eso, ¿verdad? No estás bien y…- al notar el arrebato de exasperación que me estaba devorando por dentro, oculté mi boca tras mis manos- ¿Por qué hacés esto?- por unos largos segundos, me quedé en completo silencio, dejando que me abrazara con fuerza- Es la primera vez que me llamás por mi nombre…- murmuré contra él, demasiado feliz por ese diminuto detalle.

Mis dedos se enredaron sobre la ropa del esclavo. Di unos pasos hacia atrás, intentando arrastrar al hombre conmigo- ¿Drael? Hay algo ahí- alcé mi mentón en dirección al pequeño bosque; no estaba segura de que aquello fuera verdad o si tal vez, una pizca de paranoia corría por mis venas- No hagas ninguna tontería, por favor.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Vie Mar 25 2016, 14:57

Los dedos de la esclava rosaron su marca por unos momentos antes de ponerse su camisa, y él cerró sus ojos. Sin saber si pudo sentir algo de alivio con esa caricia o dolor al recordar que su piel mostraría para siempre lo que era y lo que nunca iba a dejar de ser, a pesar de liberarse del yugo de los dragones. Esas marcas estarían para siempre grabadas en su piel recordándole que era un esclavo. Al contrario de todos los demás, Drael sabía que jamás aceptaría esas marcas y siempre se guardaría cierto odio por tenerlas.

Otros lo aceptarían, liberados o no, seguirían con su vida, pero no podía hacerlo Drael. Habían roto su orgullo y podían sentir como se llevaban día a día parte de su fuerza (que trataba de recuperar en esa playa). No iba a aceptar perder lo único que tenía y en lo que era bueno. La miró, desganado al escuchar su defensa. La miró desganado y sin saber que responder, sí la juzgaría. Juzgaría a cualquiera que le parecería débil y cobarde, y ella no dejaba de serlo. Sin embargo, no era tan cobarde como aparentaba y allí entre los dos él era el único encadenado. - Al menos escapaste – comentó para reconfortarla – eres libre puedes hacer lo que quieras. - le sonrió y acomodó unos mechones de la chica, como una excusa para acariciarla.

Esa chica era sumisa y cualquiera podría pisotearla sin que se quejara, pero podía respetarla por huir a costa de un horrible corte de daga. Drael veía una luz de esperanza para ella…pero que se encargó de apagarla minutos más tarde. La miró resignado y divertido – Eres patética – dijo y luego estalló en risas, entre ofendido y divertido. La manera en que lo decía no podía evitar hacerlo sentir de otra forma.

Aun así, no la odiaba. De hecho, le caía bien y le encantaba pasar el tiempo con ella. Por eso, se sintió culpable al oír sus reclamos y buscó responder a sus preguntas. Una tarea difícil, pues jamás se había parado a pensar los motivos de sus acciones. Acarició sus cabellos suavemente sin dejar de abrazarla completamente – La batalla es el único lugar donde me siento tranquilo – murmuró con su voz entrecortada. Sintió culpa por hacerle esto a una de las pocas personas que parecía preocuparle su vida, más no iba a retroceder…él había elegido ese combate y debía aceptar sus consecuencias.

Entonces, las plantas se movieron de manera muy extraña. Debían ser ellos. El antiguo soldado sonrió por la adrenalina, cerró sus puños y tensó sus músculos. – Lo siento, pero no hay marcha atrás – le dijo avanzando un paso para que lo soltara – Sé que no lo entiendes pero necesito hacer esto

Entonces, cinco sujetos salieron desde las malezas y comenzaron a rodearlo, armados con garrotes de acero, lo querían vivo y con todos los miembros al parecer. Una sonrisa sádica se dibujó en su rostro, su misión les costaría mucho - No me entregaré, pelearé con ustedes. Así que vengan - gritó mientras se olvidaba de todo lo demás. Solo estaba él y sus enemigos.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Sáb Mar 26 2016, 18:45

Aquella era justamente la razón por la cual me había dado recelos contarle a Drael sobre mi nueva situación. Sabía que iba a poner en palabras esos pensamientos espinosos que revelaban qué veía cuando me miraba. Estaba acostumbrada a escuchar cosas hirientes, debería estar acostumbrada a ellas y ser capaz de superarlas. Pero no podía. Se clavaban en mí y me devoraban por dentro. Dolían. Siempre dolían. Pero la risa de Drael, aquella que acompañó a sus palabras, logró borrar un poco el dolor, alejando toda sombra de maldad.  

-Eso no está bien. No tiene sentido. ¿Cómo podés estar tranquilo en una batalla?- esa locura que corría por sus venas me parecía demasiado lejana como para comprenderla- ¿Por qué no podés estar tranquilo a menos que alguien esté tratando matarte? ¿No podías elegir otra cosa, como una persona normal? ¿Ir a pasear, comer algo rico, acostarte con alguien? ¿Plantar flores? No lo sé, algo que no termine con vos muerto…

Temblaba de sólo imaginarme hasta dónde podían llevarlo esos sentimientos que lo consumían. Después de todo, las malas ideas parecían enroscarse a su alrededor. Y otra vez, había conseguido yo solita ser arrastrada en ese torbellino de decisiones poco afortunadas.

-¿Qué…? No, esperá, es…- el esclavo se escapó de entre mis dedos- No, no lo entiendo y… Por favor, Drael, sólo vayámonos de acá. Todavía estás a tiempo, no…

Pero ya no había tiempo. No para él. En el instante en que los hombros dejaron atrás el resguardo del bosque y las facciones de Drael se iluminaron, entendí que ya no había marcha atrás. Por retorcido que pareciera, aquello era lo que él estaba deseando.

Di unos pasos hacia atrás, asustada y llena de impotencia. Uno de los hombres me bloqueó la vista, tratando de decidir si yo representaba una amenaza o si podía confiar en las apariencias. Pero yo no me percaté de su mirada ni de las frías olas que acariciaban mis pies, sólo podía enfocarme en la figura del esclavo que pronto se encontró con dos hombres arremetiendo contra él. Destellos de acero, frases provocadoras y el quedo ruido de los golpes, rompían el silencio sin pudor alguno. Y sólo un golpe a traición de un tercer hombre contra Drael, pudo por fin arrancarme de mi desconcierto.

-¡No! ¡Por favor! ¡Basta!- el desgarrado grito brotó de entre mis labios sin permiso- ¡Déjenlo en paz! Por favor…

Corrí en su dirección, sin pensar por un instante en lo peligroso que pudiera resultar eso para Drael. Pero jamás llegué a mi destino. El hombre que estaba más cerca me sujetó por la cintura con brusquedad a medio camino y me arrojó al suelo. Obligándome a mantenerme ahí, volvió la vista a la pelea. Mis dedos se hundieron en la arena. No podía soportar ver al esclavo lastimado. Gotas carmesí tiñeron la polvorosa superficie bajo los pies de los hombres. Tenía que ayudarlo.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Mar Mar 29 2016, 06:22

Drael no respondió. – Perdón – fue lo único que salió de su boca y alzó sus hombros con amargura. Quería explicarle, hacerle entender los motivos de sus decisiones, las razones de su sed de sangre; pero no la había o al menos una que él pudiera expresar con sus palabras, ni siquiera estaba seguro de si se comprendía a sí mismo completamente. De todas formas, solo sabía que algo dentro de sí le pedía violencia y Drael se sentía obligado a entregárselo. Si no lo hacía, la desesperación y la inquietud lo agobiaban, hasta la locura. Esa era su maldición, a cambio le habían entregado un talento indescriptible.

Los hombres aparecieron y no tardaron en rodearlo. Él los miró a todos, tensó sus músculos y cerró sus puños. Las dudas y los miedos iban desapareciendo para dar lugar a una profunda determinación, la batalla había comenzado y él aniquilaría a todos sus enemigos. Se sentía con plena confianza pues estaba en su hogar; después de todo, él era un guerrero y ¿A qué otro lugar pertenecería más que la guerra?

Entonces sus enemigos se corrieron hacia él, blandiendo sus bastones, pero se encontraron con puñetazos y patadas. Por un buen rato, Drael logró esquivarlos y contraatacarlos, pero ellos eran más duros de lo que había predicho y le costaba demasiado desarmarlos, sus golpes no los derribaban y los enemigos lo atacaban con más fiereza. Los palos surcaban el aire de demasiadas direcciones y ya casi no podía escuchar a su instinto. Justo en el momento en que había logrado patear la rodilla de uno de sus atacantes. El metal impactó contra la nuca del esclavo. Cayó de rodillas. Todo se puso borroso y se movía en cámara lenta. Una patada en su espalda terminó por tirarlo de cara contra el suelo; y decenas de bastonazos y puntapiés chocaron contra su cuerpo. Por un largo tiempo, Drael solo se retorcía en la arena buscando protección.

Entonces, durante unos instantes de lucidez, la vio. C’Nedra yacía en el suelo como él y junto a ella, de pie, se encontraba uno de los malditos que había mandado Armand. Gruñó furioso. ¡No era a ella con quien se tenía que enfrentar aquel bastardo! ¿Por qué la había atacado? Debía hacerle pagar por ello. Decidido, giró sobre sí mismo, mostrándole el rostro a sus enemigos. Un bastón voló en dirección a este, pero se encontró con los brazos de Drael, quien lo tomó y tiró de él para desestabilizar al dueño del arma. Su pie se clavó en el abdomen del hombre y salió despedido hacia sus compañeros, que se tropezaron con él.

Aprovechando la confusión, el esclavo se puso de pie y corrió hacia el cuarto sujeto, quien lo esperaba con su arma lista. Estaba solo, otra vez podía “escuchar a la voz” que le advertía de los ataques y para su satisfacción pudo evitarlo con satisfacción. -¡¡Yo soy tu rival!!- gritó Drael al tomarlo de la cintura para alzarlo y lanzarlo contra la arena, a un lado de la muchacha. -¡¡Conmigo vas a pelear!!- El esclavo levantó sus puños y los descargó con furia en el rostro de su víctima, una y otra vez lo golpeó con todas sus fuerzas, quebrando huesos y cortando piel. La sangre salpicaba a todo a su alrededor. Una sonrisa demencial y teñida de rojo se dibujó en el rostro de Drael. Disfrutando del crujir del rostro de su enemigo.

Sin embargo, aquello no duraría para siempre. Manos ajenas lo atraparon cuando estuvo a punto de dar su golpe final y lo arrastraron lejos del malherido, directo hacia la fogata. Drael pataleaba y se revolvía de sus brazos, pero nuevamente comenzaron a golpearlo, y le resultaba nuevamente difícil de defenderse.




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por C'Nedra el Miér Mar 30 2016, 21:56

La escena trascurrió ante mis ojos con una velocidad que escapaba de mi comprensión. En un instante, el terror y la desesperación me consumían al ver a Drael en el suelo, los hombres que se alzaban sobre él, sus garrotes intentando robarle su voluntad. Pero fallaron. Fallaron y antes de que pudiera darme cuenta que corría en mi dirección, el grito del esclavo retumbó por encima de los rugidos de las olas.

Los dos cuerpos cayeron a mi lado. Quise alejarme, apartarme de aquel ruido, de los puños de Drael cayendo una y otra y otra vez. Quise alejarme de esa sonrisa que se había apoderado del esclavo, de esa locura que iluminaba su mirada. Quise alejarme, pero no lo hice. Me quedé allí arrodillada, con los cabellos azotando mi rostro mientras arrancaban el cuerpo de Drael del hombre tendido bajo él. Me quedé allí a solas, en compañía de un cuerpo destrozado.

Lentamente, mis pupilas se arrastraron hasta encontrar al esclavo. Había visto demasiadas veces a los tripulantes del barco lanzarse en peleas inútiles, sólo para ganarse el favor de su sádico capitán. A veces, sólo se necesitaba torcer un poco el destino.

Me arrastré sobre el suelo, mis manos hundiéndose en la húmeda arena carmesí. Las llamas de la hoguera resplandecían sobre las figuras que caían sobre Drael. No quería estar ahí, no había pedido por anda de esto. Mis dedos se deslizaron sobre mi mejilla, borrando todo indicio de esa lágrima.

En el revuelo de golpes y gritos, algunos trozos de madera llameante se habían desprendido de la fogata. Y habían ido a parar demasiado cerca de la silueta del esclavo. La imagen de las llamas danzando sobre Drael, me obligó a enfocarme en el hombre que estaba de espaldas a mí. Sólo unos segundos. Tenía que regalarle a Drael, sólo unos segundos; tal vez, con eso bastaría. Me quité la bufanda, el frío deslizándose dentro de mí. Mordiéndome el labio, mis dedos se enroscaron en cada extremo de la larga tela. Sólo unos segundos.

Sabía que lo único que tenía a mi favor, era la sorpresa. No tenía la fuerza ni la destreza para enfrentarme ni a uno sólo de esos hombres. Y no me equivoqué. Por la maldición que abandonó sus labios, no esperaba encontrarse con mi bufanda enroscándose y clavándose en su garganta desnuda.

-Perdón, perdón, perdón…- rogué mientras cerraba los ojos con fuerzas y aprovechando ese sobresalto, caí hacia atrás, obligando al cuerpo del hombre a derrumbarse sobre el mío.

Tiré con fuerza de la bufanda, mis nudillos palidecieron. Sólo unos segundos. El codo del hombre se clavó contra mi vientre violentamente. Aflojé la presión y sólo eso bastó para que él pudiera deshacerse de mi agarre. En su mirada descubrí mi desesperación, como mi destino dependía de que Drael hubiera podido aprovechar esos instantes.
avatar
C'Nedra
Human

Mensajes : 374

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Drael el Sáb Abr 02 2016, 01:13

Los golpes caían sin control en todo su cuerpo y Drael a duras penas atinaba protegerse de una mínima cantidad. Sus brazos y piernas se iban adormilando del dolor y cada vez le costaba más mantener una posición en la que podría cubrirse su cabeza y sus órganos vitales. Apretaba sus dientes y tensaba sus músculos para soportar la paliza que estaba recibiendo. Aún así mantenía sus ojos abiertos, más no podía ver nada: solo arena, sangre y las sombras de sus atacantes. Sabía que pronto un golpe pondría todo negro.

Gruñó de la impotencia para que aquel golpe de gracia llegara, pero algo diferente pasó, algo que no tenía presente en sus planes. La cantidad de golpes aminoraron y pronto notó que uno de sus enemigos se había alejado, pero se maldijo al ver el motivo. Ella no tenía meterse, ella no tenía que salir herida. ¡Ella no debía estar en esa batalla, no era su lugar! No podía dejar que la lastimaran, si algo le pasaba algo él jamás se lo perdonaría…era demasiado buena para su mundo.

- ¡No! – gritó cuando vio como uno de ellos alzaba el arma contra C’Nedra y una extraña sensación de calor recorrió su cuerpo, algo que jamás había sentido. Entonces, lo vio, una las llamas de una pequeña rama encendida crecieron enfurecidas y se enroscaron en las prendas del agresor. Descontroladas, se fueron prendiendo en su pierna y el hombre gritó envuelto en pánico y dolor. Al menos el destino le había concedido el favor…o un ser igual de poderoso.

Drael aprovechó el desconcierto de los compañeros y se abalanzó hacia la joven que aún permanecía debajo del hombre. Tropezándose y recibiendo un par de golpes, llegó hasta ellos y pateó a su enemigo para apártalo de la esclava. – No tenías que meterte- masculló desesperado y tomándola bruscamente de la mano para obligarla a ponerse de pie y alejarse del grupo de guardias. -Te tienes que ir. Me quieren a mí, no a ti- balbuceó en el camino – No quiero que te pase algo malo…no, quiero que te lastimen- la tomó por los hombros y la miró a sus ojos consternado, cubriéndola de sus enemigos que ayudaban a su compañero con las llamas – Vete – ordenó desesperado. Sus rodillas se doblaban del dolor y sabía que no podía seguir peleando por mucho tiempo … y mucho menos cuidarla de sus enemigos. - ¡Vete! -




avatar
Drael
Human

Ocupación : Esclavo
Mensajes : 263

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Esperando la tormenta - C'Nedra-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.