Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Hoy a las 11:04 por Zeddykos

» Draconians por Mes
Hoy a las 10:55 por Zeddykos

» Mi prioridad eres tú (Celesei)
Hoy a las 10:46 por Vhalerion

» Confieso que...
Hoy a las 10:12 por Vhalerion

» Llegaremos a 100?
Hoy a las 10:00 por Vhalerion

» Of course I feel too much, I'm a universe of exploding stars|Moira.
Hoy a las 09:52 por Moira

» Disturbing thoughts || Kya
Hoy a las 08:43 por Kya

» Our future in a couple of words {Izumy FB}
Hoy a las 03:55 por Mercurio

» Happy birthday to us (Ariakas)
Hoy a las 03:42 por Maeve

» Rol Quotes v2.0
Hoy a las 02:52 por Mercurio

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


Don't tell anybody... //Gave Frost//

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Miér Feb 10 2016, 18:09

Kassandra me recibió y le abracé, pues su idea había sido perfecta. No sólo me había mandado a ver a alguien que podía hacerse cargo de mi pedido, sino que lo haría de forma realmente breve, si no surgía ningún problema. Tanto Kass como Mimi me solían reñir por mi falta de cuidado a la hora de relacionarme con humanos. Kass era como mi hermana y Mimi era como una madre para mí, siendo ambas humanas. Nunca me había posicionado frente a la idea de la supremacía de los dragones sobre los humanos, siempre había echado la vista a un lado porque ya tenía suficientes problemas como para estar pensando en eso. Pero un día llegaron ellas hasta mí, esas humanas que sin dudarlo me habían prestado su ayuda y me habían demostrado que para nada eran inferiores, sino que sus corazones eran un buen refugio en el que acomodarse y confiar. Si alguien les ponía una mano encima, lo pagaría caro, independientemente de cual fuera mi destino después.

Gracias a ellas, mi opinión sobre los humanos se había visto favorecida, aunque seguía sin dar un duro por el resto de personas, fueran de la raza que fueran. Siempre había tenido un sentido especial para la justicia, no la que conocían las cortes dracónicas, sino la que verdaderamente era equitativa, bajo mi punto de vista. Claro que esto no era un tema en el que soliera reparar mucho. Era algo que había desterrado de mi mente y siempre que pasaba tiempo con Mimi, me desconectaba de mis congéneres. Era orgullosa, pero no una suicida.

Le conté a Kassandra cómo había ido con Frost y también le comenté que ésta noche tendría un invitado para la cena. La boca de Kass se abrió formando una enorme O y me reprochó haber hecho tal cosa. Me recordó que yo era un dragón y que todos correríamos peligro si salía a la luz ese encuentro. Por eso, le expliqué que llegaría por la puerta trasera, donde ella le recibiría y sería la falsa receptora de la visita. Lo único que ella preguntó fue “¿Por qué?” A lo que simplemente respondí ¿Por qué no?

Se acababa de poner el sol, aunque con el temporal había estado oscuro durante toda la tarde. Me puse un vestido negro y encendí todas las velas que había en la buhardilla. Ordené subir varios candelabros para que se pudiera ver alrededor. Ahí no correríamos peligro de miradas furtivas. Cuando Gave Frost llegara, Kass le acompañaría hasta donde me encontraba. Había una mesa improvisada y bajita con un mantel blanco y varios cojines mullidos alrededor. No quería armar mucho follón subiendo sillas y demás enseres.




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Vie Feb 12 2016, 01:15

Había sido un tarde dura, no lo podía negar, por que la perfección que pedía el trabajo que Khloe me había mandado, requería de mucho esfuerzo, y me sentía algo agotado, pero nada que me quitara las ganas de ir a cenar al castillo de una dragona o lo que fuera. Y la verdad es que era un poco morboso todo, no lo podía negar, y el morbo siempre llamaba más la atención. Después de dejar todo, decidí pegarme una ducha con agua caliente, que había calentado hacía un rato, para así quitarme un poco la mierda que tenía en la nariz y en los oídos.

Metí las 100 piezas en una caja acolchada que tenía para piezas frágiles. Las dejé sobre la mesa de mostrador, y me puse una indumentaria mejor de la que tenía. Cogí las llaves de la herrería y puse la caja bajo mi brazo para después salir de allí y cerrarla tras de mí. Avancé con algo de rapidez hacía el lugar donde me había dicho que fuera ella, y una vez delante del lugar me fui hacia la puerta trasera mientras miraba hacia atrás sabiendo que nadie me seguía.

Entonces, toqué la puerta y Kass abrió. Yo sonreí - buenas noches, venía a entregar esto... - le dije, esperando que me dijera que pasara, y así fue. No dude en pasar y la seguí por donde ella me guiaba, con agilidad y silencio. Una vez delante de la puerta ella tocó y pidió paso.

Finalmente entré con la caja en mano, y vi todo el "percal". Sonreí - vaya... muy bonito y íntimo todo... - dije sonriente mientras avanzaba hasta la mesa donde dejé la caja donde traía su pedido. La dejé y le di la vuelta mientras le quitaba la pestaña que la cerraba. Una vez abierta dejé que viera el trabajo fino que había hecho.




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Vie Feb 12 2016, 10:51

Escuché pasos y me levanté para recibir a mi invitado. Me moría de ganas por ver esas plumas, aunque el día de mañana iba a ser intenso. Kass y yo tendríamos que pasarnos el día esmaltando y cosiendo esas pequeñas condenadas plumitas, pero valdría la pena ver el encargo acabado después de todo lo que tuvimos que pasar. Sonreí a Gave y me acerqué a él para ofrecerle mi mano, al fin y al cabo, era una señorita.

-Es usted muy bienvenido, Gave Frost. Debo reconocer que estoy ansiosa por ver esas plumas. – Enarqué una ceja al escuchar que aquel ambiente le parecía íntimo. ¿Cómo de íntimo? Esperaba que no se estuviera haciendo una idea equivocada de mi persona. – Oh, no, no es… íntimo. O bueno, sí… Quizá un poco, pero… íntimo para recibir a un… amigo, ¿a que sí, Kassandra? – Busqué apoyo en mi amiga. Quizá me había pasado de íntima, ahora que lo pensaba…

También había muebles arrinconados, alfombras enrolladas que sólo cogían polvo y viejos enseres que ya no tenían hueco en la decoración de la casa. Podía poner un mercadillo y sacar cantidades ingentes de oro, pero aquellas cosas eran de mis padres y yo no tenía ningún derecho a deshacerme de ellas. Era lo poco que me quedaba de ellos y su valor no lo podía igualar ni siquiera el oro o los más caros de los diamantes. Había mucha historia en esa buhardilla, historia de mi ascendencia.

-Me alegro de que sea de tu agrado. – Carraspeé y volví de mis pensamientos. No era momento para ponerse nostálgica. Me asomé a la caja como una niña pequeña abriendo los regalos del día de su nombre. – ¡Por los cielos! Kassandra, tienes que ver esto… - Mi ayudante se acercó a ver las plumas con las que me había llenado las manos. Eran diminutas y perfectas, justo como el dibujo que le habíamos entregado a Gave. Kass me sonrió, pues para ella también había sido una odisea y ahora podríamos finalizar lo que con tanto entusiasmo empezamos. – Oh, Gave, nos has salvado y creo que hablo en nombre de las dos cuando digo que estamos profundamente agradecidas. Cuando el señor Frost se vaya, que no olvide su recompensa, por favor. – Solía olvidar ciertas cosas, pero de ninguna manera Gave podría olvidar el pago a éste gran trabajo y favor. He de decir que la bolsa que había preparado con oro era muy generosa, pero la ocasión lo merecía. – Llévatelas, querida. Cuando vayas teniendo tiempo puedes ir sirviéndonos la cena. Gracias.

Quizá estaba actuando demasiado amistosamente con Kassandra en frente de Gave Frost, pero quizá ya hubiera quedado claro el tipo de dragón que era. ¿Estaría pecando de confiada con aquel hombre, que tan sólo hacía unas horas que había conocido? Desconecté mi mente de la red dracónica cerrando los ojos y respirando profundamente. Los volví a abrir, para cuando Kass ya se había marchado. Era rápida y muy eficiente, y yo no podía vivir sin ella.

-Disculpe que no tengamos asientos en condiciones, sin embargo, éste rincón lo creamos Kassandra y yo, y le puedo asegurar que no hay un sitio más cómodo en toda la casa, si obviamos el detalle de los muebles y el alboroto del fondo. – Hice lo propio y me senté sobre un mullido y gran cojín de terciopelo granate, con ribete dorado. Me coloqué la falda, tapando la mayor parte de mis piernas y apoyé mis manos con los dedos entrelazados en la mesa. - ¿Hubo alguna complicación con el encargo, señor? Espero que tenga hambre, porque Minerva, mi cocinera, ha hecho comida para un regimiento, según tengo entendido. Y déjeme decirle que es exquisita.




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Vie Feb 12 2016, 12:07

- No se preocupe, se a lo que vengo, ya lo dejó claro en la herrería - los planes siempre se podrían cambiar, pero no iba a ser yo el que lo insinuara frente a una dragona. Ya que todos sabíamos que en el fondo eran bastante orgullosas como la mayoría de las mujeres. No le di mayor importancia al trato que tenía con la esclava, al fin de cuentas, casi pasan 24 horas juntas, y al final el roce hace el cariño. La sala se notaba que tenía guardadas cosas de un valor extraño, ya que tenían polvo, pero no las vendía, así que algún tipo de valor fraternal debían de tener.

Ella cogió la caja con las ganas que me había demostrado tener, y me salió una sonrisa de felicidad al ver su respuesta. Este era el mejor momento para mí, la verdad, el que todo herrero debería de buscar en sus clientes. Por que mejor que sentir que el trabajo está bien hecho, no había nada en este mundo visto desde mi punto de vista. La miré - no te preocupes... no hay mayor gratificación que ver la cara de un cliente muy satisfecho con mi trabajo hecho - me puse en el lugar que ella me indicó.

- Esto tiene pinta de ser más cómodo que unos asientos duros y rígidos... - yo tampoco era mucho de sentarme, era más de tumbarme entre paja y cosas de esas, por que podías ponerte en la postura que quisieras al fin de cuenta. Me puse cerca suya para no tener que hablar muy alto, pero tampoco me puse excesivamente cerca - em... sí, la suficiente hambre como para alimentar a un par de personas... - dije riéndome un poco - pero no sólo comeré yo, ¿no? no me guste comer mientras la otra persona simplemente me mira... - le dije a la chica que tenía enfrente, intentando olvidar que realmente era una dragona, un ser más poderoso que yo, que podría hacerme cualquier cosa y quedar impune.




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Vie Feb 12 2016, 20:57

Reí ante el comentario de Gave. Muchas damas limitaban su dieta o frente a otros, comían como si de un pajarito se tratase. Sin embargo, siendo un dragón, el apetito se mantenía en la forma humana también. Podía comer sin hartarme, sin importarme lo que fuera. Además, la mano de Mimi para la cocina, no era de éste mundo. Daba igual si tenías poca hambre, pues esa comida levantaba el apetito de cualquiera. Aun así, repito que no hacía falta mucha insistencia para que me apeteciera comer.

-Le contaré un secreto, señor Frost. – Me reí llevándome una mano a la boca. – Adoro comer y ciertamente tengo un apetito voraz. Puede que no lo parezca, pero si no me cree, espere a comprobarlo.

Kassandra llegó con una botella de vino y nos lo sirvió en las dos copas de cristal templado que había en la mesa.

-Gracias, querida. Hmm… cada vez que abres esa puerta, se me resiente el estómago de lo rico que huele. - La muchacha nos dejó para ir a por el primer plato y le acerqué la copa a mi invitado, al tiempo que yo tomaba la mía. – Por las nuevas amistades y los trabajadores que no faltan a su palabra. – Alcé la bebida y los cristales de nuestras copas chocaron provocando un grácil “chin, chin”.

Olfateé el vino con los ojos cerrados y di un corto sorbo que paladeé en la boca. No era aficionada al alcohol, pero el vino era una delicia.
Mientras la conversación se desarrollaba, dimos tiempo a que mi ayudante subiera con el primer plato, que se trataba de unas berenjenas rellenas de picadillo de aves de caza. Los dos platos contenían dos mitades, respectivamente. Con la cantidad del relleno, más de uno explotaría con sólo pensar en llenarse el estómago con ello. Yo, sin embargo, me froté las manos y coloqué una servilleta sobre mis muslos, preparándome para clavarle el tenedor en cualquier momento. Le di las gracias a Kass y volvió a desaparecer.

-Vaya, éste plato es típico de Minerva. El relleno es de pato y perdiz, macerado con especias. Adelante, querido, buen provecho.




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Sáb Feb 13 2016, 00:48

- vaya... una mujer con saque - le dije en plan broma, y riéndome un poco, para darle un tono más agradable a la escena. La miré directo a los ojos y le dije - me encantan las mujeres voraces... las que no se cortan a la hora de comer, por que piensen que les vayan a llamar gordas o algo así... - me acomodé en el lugar en el que estábamos sentados y le dije - yo te confesaré que también como bastante, no tanto como comen algunos dragones, pero sí bastante... hay gente que alucina con lo que como y no engordo... - me reí.

- Por los buenos clientes... Los que pagan a tiempo y les gusta el buen trabajo... - choqué a la vez que ella hizo el gesto, sin pegar muy fuerte por miedo a que se rompiera. Llevé el vino a la boca y lo saboreé con gusto - mmm... está muy bueno... no es para menos... - le eché una flor para después pegar otro pequeño sorbo al vino.

La comida llegó a la mesa, y a medida que esperaba para comer, la boca se me hacía agua - que aproveche... - le dije antes de probar un pequeño bocado. Hice un pequeño gesto de coger aire - está caliente... pero muy rico... - comía rápido a la vez que hablaba, pero era algo que no se me quitaba, y tal vez eso a ella no le gustaba... Después de terminar de comer el primer cacho bebí un poco más de vino para refrescar el estómago.

La miré - se ve que estás muy bien rodeada, Kass parece que te cuida muy bien y Minerva te hace buena comida, que más pedir... - tal vez estaba echando demasiada flores y me caería un pequeño "cate" por pesao.




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Dom Feb 14 2016, 12:15

No me avergonzaba en absoluto comer. Era algo natural como el respirar y si la gente no lo hacía, moría, sencillamente. Me sonrojé cuando Gave habló sobre que le gustaba ese aspecto en las mujeres. ¿Estaba flirteando conmigo? Haría oídos sordos al comentario, pues no debía ser tan aprensiva.

-Que vivan las libras de más y el gusto por la buena comida, diga que sí. – Reí. – Yo también tengo suerte de no engordar según mi apetito, porque tendría el tamaño de mi forma de dragón en la antropomórfica. – Volví a darle un sorbo al vino antes de nada.

Cogí los cubiertos con maneras exquisitas, dignas de una dama de mi condición social. Mi madre se había encargado de enseñarme protocolo y utilizaba exactamente el tenedor correspondiente y el cuchillo a conjunto, según para qué platos. Pinché la berenjena y corté con suavidad la carne de la verdura para probar aquel delicioso plato. Las especias inundaron mi boca y me sentí complacida con aquella mezcla. Sí, lo cierto era que Mimi tenía un don prodigioso para cocinar.

-Me temo que mi gradación de temperatura caliente está algo más elevada que la suya. – Dije yendo a por el segundo trozo, que en realidad, humeaba, pero para mí estaba de lo más templado.

Por supuesto que Gave había reparado en mi relación con mis empleadas. No había sido lo suficientemente cuidadosa y esperaba que no supusiera un problema. Esperaba que el señor Frost no quisiera husmear en nuestra relación, ni fuera tan simpatizante de la Reina Madre como para ponerme contra las cuerdas. Decidí entonces quitarle un poco de hierro al asunto y actuar con normalidad.

-Sí, son buenas en lo suyo. Después de una intensiva elección de personal, ellas fueron las elegidas. Llevan muchos años en mi casa y ya saben todo lo maniática que puedo llegar a ser. Como ya me conocen, juegan a seguirme para tenerme contenta.

Mentira, mentira y más mentira. No era maniática ni hubo ninguna selección intensiva de empleados. Ellas llegaron a mi casa buscando trabajo y me demostraron su valía para quedarse conmigo, y desde entonces, nos volvimos inseparables. Sin embargo, tenía que quitarle a Frost la idea de que nuestra unión era tan real.

-Cuénteme, señor Frost, ¿hay algún otro cliente que le haya hecho sudar la gota gorda como yo? Espero que tenga muchos trabajos próximos, y cuente con que no será la primera vez que solicito el fruto de sus manos.




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Dom Feb 14 2016, 17:47

Me la imaginé como decía que estaría y me reí un poco, pero sin llegar a ofender - sería difícil de ver eso... Y no es que estuvieras muy bien de salud que digamos... pero por suerte, tiene pinta de que aparte de comer bien, sabes cuidarte... O eso parece al menos... - dije haciendo gestos, para que no pensara que estaba haciéndole la pelota, por que realmente para mí era importante el comer como el ejercicio que había que hacer para que se hiciera una buena digestión. Así que miré - yo también para poder aguantar el ritmo que tengo en la herrería últimamente tengo que hacer ejercicio, para tener una buena forma física... -.

- Sí, eso seguro... no se que temperatura tendréis los dragones, pero los 36ºC que tenemos nosotros, no serán nada a lo vuestro... - dije con una sonrisa antes de darle otro bocado a la comida - he de decir, que tiene una buena mano Minerva... Cocina con amor y cariño y eso se nota a la hora de probarlo todo... - me recordaba a una de las criadas que tenía mi tio cuando vivía con él. Hacía todo con mucha dulzura, cariño y delicadeza.

- Si le interesa... me gusta que se trate bien al personal, al fin de cuentas, el maltrato o el castigo no es una actuación muy buena para llevar a los esclavos o lo que fueran... por que el miedo, desde mi punto de vista, nunca es la solución a los problemas.... es más, atrae más problemas, y de ahí que se escuche que ha nacido un grupo terrorista... Gente loca, que solo quiere el caos y la destrucción de los "opresores -.

- Pues sí... últimamente he tenido bastante trabajo, hoy a la mañana después de que viniera, termine un pedido para una dragona llamada Corah, el otro día una espada para Niall, y hoy el suyo... que al final lo que me ha costado ha sido al principio, cogerle al punto a las temperaturas y demás... pero por lo demás, ha sido divertido hacerle el encargo... - me miré las manos, realmente las tenía bien, por que me las curaba, pero se podía notar las horas en la forja.

Había bebido bastante, y terminado el plato, y eso ayudó a que no llegara a estar un pelín borracho. Entonces miré - dejando un poco de lado el trabajo... ¿usted que hacer? o ya ha buscado un fuerte dragón que le ayude a llevar esta buena herencia familiar... - le dije. Tal vez el alcohol me estuviera haciendo un poco efecto y que me hiciera ser un poco más haya.




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Mar Feb 16 2016, 14:09

-En realidad, somos incomparablemente más fríos de lo que somos en nuestra verdadera forma, aunque también es de esperar, pues un ser cuanto más grande, más calor guarda. – Sonreí mientras gesticulaba con las manos y simulaba una figura pequeña y después una grande. – Aunque el hecho de escupir fuego tenga mucho que ver con la temperatura. – Reí y tomé de nuevo mi tenedor para seguir degustando ese maravilloso plato. Reparé en que mi invitado había devorado su ración en comparación a mí. – Me temo que pese a comer mucho, tiendo a aletargarme mientras lo hago, y más si tengo una conversación de por medio. Me disculpo por retrasarle, Gave Frost. – Había alabado la habilidad de Mimi, de modo que le había gustado el menú según supuse. – Espero que esté disfrutando de la velada. – Dije como buena anfitriona. Como ya había indicado, me gustaba que mis invitados se sintieran como en su propia casa, o incluso mejor. – Hablando de ejercicio... – Tragué un trozo de comida y cuando me vacié la boca, proseguí. – Me encanta hacer cualquier tipo de ejercicio y cuanto más salvaje y menos normas tenga, mejor. No soy de esos deportes finolis que se juegan con raqueta… Me gusta correr por el bosque, trepar árboles, nadar, que por cierto, soy una excelente nadadora aunque esté mal que lo diga, y amo bailar por encima de todo eso. – Me llevé las dos manos entrelazadas al cuello, soñando con la próxima vez que tendría oportunidad de hacerlo.

Sí, hablaba mucho, pero sólo ocurría cuando estaba a gusto con la compañía, pues cuando no era así, directamente mis labios se sellaban mientras mi mente se ponía a refunfuñar. Gave era alguien que parecía fuerte e intenso, también parecía alguien muy sencillo de llevar, todo lo contrario a mí. Yo era consciente de que mi carácter no era el más fácil de lidiar, pero mi sangre era caliente y mi corazón ardía, por lo que no podía ser alguien conformista. Es cierto que la gente de mi alrededor podría hartarse con frecuencia de mí, pero al menos solía medirme con aquellos que me importaban.
Sin embargo, no iba a hablar con Gave de mi personal. Aunque parecía alguien bueno, no iba a poner la mano en el fuego por nadie hasta no estar del todo segura., así que traté de cambiar de tema.

-Pues hablando de miedo, de pequeñita no soportaba estar a oscuras. Parece paradójico, ya que no es que los dragones destaquemos por nuestra vista y a veces se vuelva oscura. Me costó siglos perderle el miedo a la oscuridad. Siempre dormía con las cortinas retiradas para que al menos la luz de la calle y de la luna, iluminasen mi habitación. – Era algo cierto y a decir verdad, ni siquiera miles de años después había conseguido librarme de esa obsesión de ver lo que me rodeaba incluso en la oscuridad. – A propósito, querido, y espero que no parezca que soy una maleducada, pero tengo curiosidad con su edad. Siendo de los míos podría tener miles de años, pero siendo humano, no aparenta más de treinta.

Dejé que el pobre descansase los oídos de oírme hablar y me apuré con la berenjena, que ya comenzaba a enfriarse. Asentía periódicamente a su charla, pero no conocía a ninguno de sus clientes. Por fin terminé con mi comida y me pregunté qué sería el segundo. Di un profundo trago a la copa de vino mientras Frost formulaba una pregunta acerca de un supuesto hombre que me ayudase con mi herencia. No me lo esperé para nada, y a la vista está, pues me atraganté con el vino, que cayó por las comisuras de mis labios y mojó mi vestido. Di gracias a que era negro, al menos. Me limpié corriendo y me disculpé por la escena.

-Oh, lo siento… Se me ha ido por el lado que no debía… - Tosí un poco más y carraspeé para liberar de líquido la garganta. – En realidad, llevo años dirigiendo la fábrica de mis padres y la casa, de modo que realmente no necesito a nadie que me ayude.

Mi mente pensó en el condenado de Lhars, que fue lo más parecido que jamás tuve a alguien que estuviera a mi lado. Mi mente dibujó un rostro con barba y cabello rubios, con los ojos del color de los zafiros. ¿Qué? Oh, no, ni hablar…




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Mar Feb 16 2016, 16:43

- Alguien me contó como que sois ignífugos en forma de dragón. Que vio entrar a uno en un enorme fuego, y de allí, sacó un bebé totalmente protegido y sin ninguna quemadura... Pero también pueden ser leyendas que cuenta la gente, no sé... tampoco trato con muchos dragones, les tengo un poco de respeto, y algo de admiración por así decirlo. Tampoco como para poneros en un pedestal eh... - dije moviendo la mano y riéndome un poco. La miré - bueno... pese a tener frío, podrías escupir fuego, ¿no? - le pregunté. Tal vez el frío les impedía usar su poder.

- Yo es que en eso soy algo maleducado, como con la boca abierta... pero no te preocupes, tú a tu ritmo, no me importa. Tampoco te mueras a comer ahora... - dije riéndome. Entonces preguntó por la velada, o más bien hizo hincapié en que fuera bien - pues la verdad es que es entretenida, y tienes conversaciones para todo y eso me gusta... al fin de cuentas, que más da una velada en silencio es como estar en tu casa, bajo una vela casi consumida sin nadie con quien hablar o debatir... - sonreí. Muchos años había sido así, y no podía negar que era tristísimo.

Escuché sus gustos - pues compartimos uno de ellos, me gusta bailar. Hace un par de años, antes de montar la herrería tuve que trabajar como bailarín para una varonesa de un pueblo. He de decir, que lo hacía por que su hija me hacía compañía a las noches, y lo hacía más ameno, pero fueron los peores años de mi vida... - comenté. Me gustaba bailar, pero no de esta manera.

- Pues hombre... me asusta más que hayan pasado tanto años y que aún sigáis siendo aparentemente tan joven y preciosa... - le dije. Hasta a mí, que envejecía mucho más lento, me asombraba aquello, por que estaba acostumbrado más a los humanos que envejecían "rápido". Entonces preguntó por mi edad y me atraganté y luego me reí - pues sí, 33 años, para 34, se podría decir... - le respondí. Era mentira, pero no podía decir la verdad. Entonces me limpié los labios por que me había manchado y respondí - y usted, eso si que es interesante de saber... al fin de cuentas es fácil saber la edad mía, ¿pero la suya? es imposible de acertar... - pregunté.

- Perdóname si hablo un poco de más... pero eso es un poco triste. Que la única relación que usted tiene, sólo tenga que ver con una fábrica... sí, que yo también estoy igual con la herrería, y por eso le hablo de mi propia experiencia, la verdad... tal vez tú lo veas de una manera diferente a la mía... - dije llevándome la mano al pecho. Pensé - entonces... ¿realmente usted no tiene necesidades sexuales como puede tener cualquier ser viviente? al fin de cuentas son muchos años... - me reí, por que me tomaba a broma aquello, por culpa del alcohol, se podría decir.

Se escuchó la puerta otra vez, donde venía el segundo plato, que no alcancé a ver, por que estaba tapado por las campanas, pero olía realmente bien, y seguía teniendo hambre, esta vez, comería más lento para no molestar a la anfitriona




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Miér Feb 17 2016, 16:47

-No sé si ignífugos sería lo correcto. – Me quedé pensativa durante un momento. – Creo que lo correcto sería decir que nuestra piel recubierta de escamas, es capaz de aislar el calor de forma que pueda dolernos. En definitiva, nosotros somos el fuego, querido. – Reí por un momento, quitándole toda la epicidad al momento. – Nunca he sentido tanto frío como para no poder hacerlo, es una buena pregunta. De todas formas, sintiendo frío, en general, nuestras habilidades y movimientos se aletargan, por lo que no me resultaría extraño que no pudiéramos hacerlo.

Buscaría entre mis libros alguna reseña sobre esa pregunta. En realidad conocía muy poco sobre los dragones en su verdadera forma, tan sólo el conocimiento que la experiencia me había otorgado.
Agradecí que Gave no hubiese continuado con el tema del hombre que me ayudase. Era un tanto extraño hablar de eso con alguien a quien apenas conocía. Había sido algo impertinente, pero supuse que el vino tendría la culpa. El tema de la edad nos sacó alguna que otra risa y volví a bajar la guardia.

-Gracias por el alago, Gave Frost. Cualquier otra dama diría que esa no es pregunta para una señorita, sin embargo, como he sido la primera en abrir la veda, le diré que tengo poco más de dos milenios. Concretamente éste año cumpliré los 2.197. No podría ser ni su tátara tátara tátara tátara abuela… Se habría perdido el rastro de sangre entre todas esas generaciones, si hablamos de humanos. – Bromeé, pero rápidamente me salió una mueca de disgusto por lo que Gave contaba. Yo comprendía muy bien esa sensación, pero nadie me vería quejarme ni le daría a entender lo mucho que me dolía esa situación. – Bueno, yo creo que mucha gente piensa que no es nadie sin otra persona, pero en el fondo es mentira. Como eso de la media naranja, por ejemplo. Somos la naranja entera, pero nos torturamos pensando que hay alguien destinado a amarnos, cuando es a nosotros mismos a los primeros que debemos amar. El tiempo dirá qué personas merecen la pena para formar parte de la vida de uno, en calidad de amigo, o algo más que eso.

Gave se llevó la mano al pecho y le observé enarcando una ceja. Si hubiera vuelto a beber vino, lo habría vuelto a escupir. ¿Qué clase de preguntas eran esas? Oh… Gave, se terminó el vino por hoy. Cogí lo que quedaba de la botella y rematé lo poco que quedaba sin verterlo primero en la copa. Me escocía la pregunta de Gave, pues por supuesto tenía mis necesidades, aunque nadie con tal confianza como para tenerlas. Y por otro lado, me molestaba mucho ese exceso de confianza, pero no se lo tendría en cuenta si se retractaba.

-Como comprenderá, señor Frost, no nos conocemos lo suficiente como para que tenga lugar éste tipo de conversación. Si su duda es meramente académica, le diré que los dragones milenarios como yo, seguimos teniendo la capacidad de sentir deseo carnal, pero no entraré en detalles personales, como es natural.

Kass irrumpió en el desván con una bandeja en la que había dos platos rebosantes de un delicioso asado de cochinillo con pimientos de todos los colores. También había patatas y gajos de cebolla especiada. Kassandra se fijó en que no había vino, así que recogió la botella para reponerla, pero me apresuré a decir:

-A partir de ahora tomaremos agua, Kassandra. Es todo.




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Jue Feb 18 2016, 17:29

- Te ha quedado bien esa frase... - dije sonriente, mientras señalándola con la mano en la que estaba el vaso de vino. Pensé haciendo un ruído que se reconocería como que estaba pensando, y la miré, entonces pregunté - ¿y nunca te gustaría saber hasta que límites serías capaz de llegar? a veces eso nos hace sentir emociones o subir la adrenalina, y hay veces que la adrenalina es como la droga, te acaba encantando... - le dije, ya que eso yo lo sentía mucho, me gustaba sentir el "peligro" que puedo acabar de llegar a controlarlo por mi cuenta, claro está.

- Esas cosas nunca se pierden... seguro que tendríamos algún rasgo que nos caracterizara... por mucho tiempo que pase, la sangre es la sangre... por mucho tiempo que haya pasado, eso es ser familia, y por eso todos los dragones tienen algo de "la madre de todos"... o algo así he entendido yo, vamos... - eso último lo tenía en duda, por que si no, la reina habría follado más que una ramera en todo este tiempo, cosa no muy difícil con los años que tendría... - lo de la media naranja es una metáfora... con eso no quiere decir que tu seas una mitad, simplemente quiere decir que los dos juntos si os amáis completáis una naranja, pero no que eres la mitad de una fruta... tú misma puedes ser la fresa más dulce del frutero, pero a la vez la nuez más amarga... pero son metáforas. A veces el amor nos confude, pero otras veces, nos da poder - según en que momentos nos daba fuerzas inalcanzables por gente que no sentía esas cosas, por que el poder de querer defender a alguien, a veces te daba muchas más fuerza, fuerza que tu mente había eliminado de alguna forma.

- No te ofendas... no es por nada en concreto, las relaciones es algo tan común como el comer, para mi filosofía de vida, y por eso suelo no tener problemas de hablar con ello, así que si le ofende, me dedicaré a adularla simplemente... que eso parece que sí le gusta - sonreí y la miré, para que no se enfadara o algo así, ya lo que me faltaba. Noté como mi cabeza estaba algo acalorada, pero no por el alcohol si no, por la vergüenza que había pasado.

- Sí, me gusta más el agua, la verdad... el sabor del vino me deja la boca pastosa, y quitar esa sensación es un poco incómoda a veces... - cuando la chica se fue, la miré - entonces, me ha dicho usted, que baila, ¿verdad? me gustaría ver eso, si es cierto, claro... al menos que se avergüence de hacerlo peor que yo - tampoco sabía bailar todo tipo de bailes, pero sí me consideraba saber bailar.




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Vie Feb 19 2016, 12:42

Mi opinión distaba bastante de la de Gave Frost, pero no era nada malo estar en desacuerdo. Esperaba que ambos fuéramos lo suficientemente maduros y autónomos para determinar nuestras propias ideas. Ya tenía muchos años y aunque Gave no tuviera tantos, era un adulto al que consideraba responsable

-A partir de hoy miraré a la gente comparándolas con fruta por su carácter. – Me llevé las manos a la cara, riéndome. Sería divertido. ¿Qué fruta sería yo? – Para mí usted es una pera, Gave Frost. Con una fresca personalidad y conversaciones agradables, aunque si muerdes muy adentro, puedes correr el riesgo de tomar un bocado amargo.

El amor era un arma de doble filo, pues mal empleado o dándole una interpretación negativa, podía ser terrible. Era un sentimiento constructivo, que siempre daba más, siempre estaba en expansión. El amor tiene la capacidad de hacerte la mejor persona del mundo, de crear en ti la necesidad de ser alguien mejor. Limpia tu interior y el hecho de respirar, se convierte en una experiencia maravillosa. Pero en las manos equivocadas o en mentes retorcidas, el amor puede ser el sentimiento más destructivo del mundo. Siempre tiende a ir a más, para lo bueno y para lo malo.

-En eso estamos de acuerdo. Amar es caminar al borde de un acantilado. Una ráfaga de viento puede hacerte caer o permanecer en tierra firme.

El amor se había acabado para mí. Tan sólo me permitía el amor fraternal, como el que profesaba a Mimi y a Kass. En toda mi vida sólo había estado con un hombre y me daba en la nariz que sería el último. Aunque así estaba muy contenta, pues era la naranja entera.

-Aunque sea algo natural, sigue siendo demasiado privado. Así pues, le agradezco que sea pudoroso conmigo. No vaya a pensar que soy una señoritinga que se asuste si ve un centímetro de piel desnuda. – Gesticulé con las manos. – Pero no es algo de buen gusto, en mi opinión.

Así que las relaciones íntimas eran algo normal para Gave Frost. No tenía pinta de Don Juan rompecorazones, aunque bien pudiera serlo por su portentoso físico. No me gustaban ni los hombres ni las mujeres que utilizaban a otros como meros objetos sexuales. Esa era la razón principal por la que no había compartido lecho con nadie a quien no hubiese amado, y había ocurrido en una única etapa de mi vida. No echaba de menos disfrutar del sexo, lo que añoraba era acurrucar mi rostro en el pecho de alguien a quien amase.

-¿Me está retando, señor Frost? – Sacudí mi servilleta y bromeé poniendo los brazos en jarras, tras lo cual, me levanté de un salto y rodeé la mesa hasta llegar al lado de Gave, a quien ofrecí mi mano. – Usted tan sólo elija el tipo de baile y mis tacones harán el resto.




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Gave Frost el Mar Feb 23 2016, 00:09

Me reí ante su comentario sobre la comparación de las personas con las frutas, y más aún cuando me comparo con una fresa - bonita comparación, muchas gracias. Pero yo a usted la veo más como un kiwi, dulce, verde pero a la vez diferente por fuera... - sonreí. Era lo que me vino a la cabeza, la verdad y esperaba que tampoco se lo tomara a mal lo que acababa de decir.

Por sus últimas palabras, pude notar que tenía algo de experiencia en todo eso, pero y aún así la veía como muy reacia a la sensación que se tenía en el amor, así que me adentré a preguntar algo que tal vez ni me respondería - Y se puede saber, ¿por que rechaza esa sensación de andar al filo del acantilado? Por como habla parece que lo anela, pero a la vez lo repudia... Y para mí, eso es algo que llega y que no hay que dejar pasar... - fui realmente sincero, y hablando en un tono tranquilo, y sin parecer altivo.

- En ningún momento he dicho que usted sea una dama de burdel, ni que sea una estrecha... Pero bueno, me callaré - dije mirando a un lado y dándole otro bocado a la comida que habían traído, para notar los diferentes sabores llegar a mi boca. Estaba realmente rico, así que sonreí por el bocado.

Entonces la reté a bailar - perdona... Pero llevo retándote toda la noche... Pero bueno, hayá tú si te quieres sentir humillada... Yo no quiero hacerte daño, pero si así lo deseas - me levanté y esperé a que ella hiciera lo propio. Entonces sonreí y le pregunté - ¿un vals? ¿O eso tal vez también sea para señoritingas? - y luego me reí, para que se notara que era una broma todo aquello.




avatar
Gave Frost
Hybrid

Mensajes : 150

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Khloe Darigan el Mar Feb 23 2016, 15:11

En algunos momentos, la actitud de Frost me exasperaba. Callaba cuando, en mi opinión, debía dejar las cosas claras para evitar que me hiciera una idea equivocada de su persona. Eso en realidad, no me gustaba. Si teníamos voz y boca era para hablar y expresarnos. Aun así, pasé por alto su comentario y reparé en lo que había dicho hacía un momento. ¿Anhelaba el amor? Siempre había sido fuerte y luchadora, no necesitaba a nadie, pero Gave tenía razón. Echaba de menos sentirme protegida y amada, no como Kass o Mimi me amaban, sino como mis padres lo hacían el uno con el otro. Frost había caído en la cuenta de algo en lo que ni yo misma quería caer. No es que ardiera en deseos por arrojarme a los brazos de cualquier persona, de hecho, todo éste milenio prácticamente sola, demostraba que no me valía cualquier compañía.

La nebulosa que me cegaba, desapareció cuando aquel humano descarado se puso a bromear –o eso esperaba-. Su mano rozó la mía aceptándola y se puso en pie sin que tuviera que tirar demasiado de él. Me reí con superioridad por su comentario. Podía ser un humano y podía bailar exquisitamente de una forma que ningún dragón podría igualar, pero quizá sus dotes artísticas no eran tan buenas como presumía.

-Dime de qué presumes y te diré de qué careces, Gave Frost. Un vals me parece bien para abrir boca, pero espero no sufrir demasiados pisotones. – Continué bromeando por mi parte. – No hace daño quien quiere, sino quien puede.

Sí, era muy aficionada a los dichos y refranes. Al fin y al cabo tenía más de dos milenios, de modo que algo de vieja sí que tenía. Coloqué mi mano izquierda sobre su hombro derecho, mientras que la diestra se aferraba a la mano contraria de Gave. Tenía una gran mano, en comparación con la mía. Mis dedos eran largos y finos, mientras que los de Gave eran gruesos y fuertes. Su cuerpo era cálido, desprendía una buena temperatura, cosa que me extrañó, pues estaba acostumbrada a ser yo la que causase esa sensación en los humanos y no viceversa. Mis pies se movían a la perfección, siguiendo los pasos tal y como indicaba el protocolo.

<<Un, dos, tres, un, dos tres, un, dos, tres…>> Repetía mi mente en segundo plano. Las cosas buenas de ser mujer…

La tendencia de Frost en todo momento era mandar sobre mis pasos, aunque bien es verdad que en éste baile, la figura del hombre llevaba la voz cantante. Sin embargo, mi versión de vals era muy distinta, pues siempre había sido yo la que tiraba de mis acompañantes de baile cada vez que salíamos a la pista. No me dejaba llevar y eso era algo que el humano podía comprobar. Esa era yo, la indómita Khloe Darigan, aceptando todos y cada uno de los retos que la vida me proponía. Y si estaba viva, era la prueba fehaciente de que los había superado con éxito.

-No está nada mal, pero me esperaba algo mejor. – ¿De qué más sería capaz aquel herrero?




Love in every expression:


avatar
Khloe Darigan
Dragon

Ocupación : Modista
Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't tell anybody... //Gave Frost//

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.