Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Que harías si te besa el de arriba?
Ayer a las 23:54 por Moira

» Nuevas Amistades [Moira]
Ayer a las 23:43 por Moira

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Ayer a las 23:07 por Moira

» [FB] Excuse me, do I know you? || Priv. Kariel
Ayer a las 22:45 por Kariel

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 22:35 por Moira

» Sometimes Quiet Is Violent | Priv. Kaira
Ayer a las 22:33 por Hawke

» Our future in a couple of words {Izumy FB}
Ayer a las 22:14 por Mercurio

» Cusco's postbox
Ayer a las 21:55 por Mercurio

» Duty and hunt -FB (Siri)
Ayer a las 21:55 por Moira

» Days to come aren't easy [Mercurio-FB]
Ayer a las 21:37 por Mercurio

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Sáb Feb 06 2016, 23:26

La mañana siguiente a la mascarada de Kariel

Se había pasado buena parte de la noche en vela, pendiente de él. Pero el cansancio había acabado haciendo mella en ella. Había terminado durmiéndose, con una pierna sobre una de las masculinas y una mano sobre el varonil pecho. Apenas un par de horas que, sorprendentemente, la dejaron más descansada que si hubiera yacido la noche entera. No sabía si era por lo agotada que Trystan la había dejado. Con sus caricias, con sus besos, haciéndola enloquecer de placer una y otra vez. O quizá era la influencia que aquel pelirrojo tenía sobre ella.


Abrió los intensos ojos, suspirando con una inusitada calma adueñándose de ella. En sus relajadas facciones femeninas se formó una suave sonrisa. Disfrutando de tranquilidad que la hacía sentir tan bien. Movió la cabeza para alzar la mirada y buscar el rostro masculino. Observó las atractivas facciones mientras él dormía, pensando que podría quedarse durante indefinido tiempo mirándolas. Entonces, su sonrisa se ladeó, con un deje de picardía.

Se mordió el labio inferior, de costado, mientras se incorporaba despacio y silenciosamente para no despertarlo. Tenía una idea y no pensaba desaprovechar el momento. De pie, buscó por el suelo. Enarcó una ceja al descubrir la bolsa que llevaba. Cogió sólo la correa, larga y gruesa. Agarró también la camisa de Trystan, antes de volver a subirse a la cama, sigilosamente.  Se puso de rodillas al lado de él, comprobando que aún estaba dormido. Ladeó una sonrisa, antes de pasar la pierna derecha al otro lado del cuerpo masculino. Evitó, de momento, sentarse sobre él, manteniendo cierta distancia entre ellos.

Se inclinó por encima de él, despacio, con la sensualidad y la gracia de una depredadora. Se mordió el labio inferior, ladeando una sonrisa juguetona, antes de agarrar una de sus muñecas y mover el brazo masculino con suavidad para alzarlo y dejar la mano derecha por encima de la cabeza del pelirrojo. Con la fuerte correa de cuero, lo ató a la altura de la muñeca a uno de los barrotes de metal del cabecero de la cama. Se quedó sentada a horcajadas sobre él, con su torso casi paralelo al de él. Sus caderas oscilaron sobre las varoniles. Atrapó con sus dientes el lóbulo derecho, acariciándolo entre ellos, antes de dejar un delicado y sugerente jadeo en la misma oreja.

Bajó a besar su cuello, deslizando entre sus labios su lengua para lamer sobre la sensible y palpitante carótida. Su mano derecha acarició el torso desnudo descendentemente, antes de viajar hacia el brazo izquierdo de Trystan. Las yemas de sus dedos lo recorrieron antes de entrelazarlos con los dedos de él, moviendo su mano hacia que quedó por encima de su cabeza, con clara intención de atarlo también al cabecero, esta vez con su camisa. Mordió su piel, marcándolo deliciosamente, hasta que raspó con sus dientes su mentón de una forma juguetona y sensual. Pero antes de que pudiese inmovilizarlo de la otra muñeca también, se tomó con unos intensos e impactantes ojos azules que la dejaron sin aliento.


-Buenos días –murmuró, incapacitada momentáneamente para hacer un solo movimiento. Completamente cautivada por aquellos orbes. Antes de besarlo, de manera apasionada. De capturar aquellos labios que la invitaban a recorrer. Mientras la mano izquierda se colaba entre sus cuerpos, acariciando con sus yemas la piel de su torso, deslizando las uñas con suavidad descendentemente, hasta desabrochar su pantalón. Sin saber en qué momento lo había cerrado él. Queriendo devolverle las caricias que él le había regalado la noche anterior. Deseando volverlo loco entre sus dedos, con su boca, con su cuerpo.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Dom Feb 07 2016, 13:33

Después de aquella tremenda pesadilla, retrospectiva pura y dura de lo que había sido mi relación con Rainreth y esa visita inesperada de Moira que me distrajo de casi todas las maneras posibles, tardé un rato en volver a conciliar el sueño. Esta vez no fue intranquilo, fruto -supuse- del calor que desprendía el cuerpo de la morena al apoyarse ligeramente sobre el mío. Sorprendentemente, después de lo ocurrido, esa calidez me proporcionó la tranquilidad tácita de no verme solo, tan desamparado, como para ayudarme a caer en el agujero más hondo de la inconsciencia calmada, necesaria para mi primer sueño reparador en muchas lunas.

Mi consciencia empezó a emerger de aquel agujero, cuando sentí cierto estremecimiento en la zona de mi oído. ¿Qué era aquello? Mi respiración se marcó ligeramente al sentir un peso en mis caderas, un roce, calor contra la piel de mi cuello. Todo ello acabó despertándome, con el pulso algo más rápido. ¿Cuándo había pasado? Mi barbilla se elevó ligeramente, al ver las intenciones de aquellos labios que recorrían la piel de mi cuello. Mi mente se centró en aquel húmedo paseo, y aquel mordisco me hizo suspirar, hasta que mis ojos se abrieron para albergar la grisácea mirada de la morena que había dormido conmigo. Me perdí en esa claridad, sintiéndome alterado sin explicación. De refilón la vi desnuda encima de mí, lo que contribuyó, lógicamente, a perder un poco más esa ya menguada tranquilidad con la que juraba haber dormido. Sus pupilas parecían haber enganchado las mías, hipnotizándolas, en esa íntima conexión visual, no exenta de intensidad, que poco a poco, alteraba aún más mi pulso y hacía que mi cuerpo abandonase aquel estado aletargado, más que dispuesto a dejarse llevar-. Hola, Moira... -apenas alcancé a contestar cuando sus labios cortaron toda intención, en un ávido beso. Me tomé unos segundos en devolvérselo, algo desubicado, con un aluvión de sensaciones tan confusas como intensas. Mientras empezaba a corresponder ese beso, a contagiarme de ese anhelo, tuve impulso de mover mis manos a su rostro. Pero no pude. Arrugué el gesto, dejando escapar una exhalación que se perdió en su boca al sentir el hormigueo descendente de sus dedos. Quise volver a intentar mover mis manos, pero tampoco pude. Supe que tenía los dedos de su otra mano entre una de las mías, pero, ¿la otra? Rompí el beso para alzar la mirada y ver mi muñeca apresada con una correa. Me extrañé, y así se reflejó en mi cara antes de volver a buscar sus pupilas cristalinas- ... ¿Qué significa todo esto? -inquirí con el ceño fruncido, sin ocultar una sonrisa algo incrédula. No había que ser ningún erudito para saber por dónde iban los tiros, pero, ¿Moira? ¿No que no había hecho algo así en toda su vida?

Igual le había entendido mal...





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Dom Feb 07 2016, 22:34

Su voz, ronca, pastosa, al despertar se coló por sus oídos, provocándole un estremecimiento. Tan influenciable a aquel sonido, a su mirada, a sus labios que llegaron a corresponder su beso. Sus bocas se separaron y besó con suavidad una de las mejillas masculinas, bajando para deslizar sus dientes por la barbilla en un amago de mordida. Ladeó una sonrisa cuando él se dio cuenta de que estaba inmovilizado-. Significa que… no vas a poder tocarme. Te voy a hacer mío. Con la huella de mis labios, con la caricia de mis dedos, deslizando la humedad de mi lengua sobre tu piel, marcando tu cuerpo con mis dientes. Hasta que jadees un ruego por hacerme tuya –murmuró con un tentador tono grave cerca de su oído derecho, rozando con sus cálidos labios el lóbulo de su oreja.

Suspiró sobre su piel, antes de dejar la marca de sus dientes en su cuello, sin querer hacerle daño. Lamió sobre la misma zona, como si quisiera aliviarlo y, al mismo tiempo, hacerlo estremecer. Mientras los dedos de su mano izquierda alcanzaban los rizos pelirrojos de su pubis, internándose entre ellos, en una caricia lenta, suave pero firme. Descendió sus besos por sus pectorales, mordiendo incluso la sensible zona que estaba cerca de las axilas. Acarició con su húmeda lengua cerca de los pezones masculinos.

Su mirada se alzó hacia el rostro masculino, para comprobar sus reacciones. Era la primera vez que hacía algo así. Una novedosa ocasión en la que dedicaba sensuales atenciones a otra persona. Pero eso no la detuvo. Sus juguetones dedos rozaron la ingle masculina hasta acariciar su miembro. Desde la base, acunando sus testículos con suavidad, antes de trasladar su mano lentamente hasta la punta. Tomó aire y suspiró contra su piel, mientras continuaba el descenso. No soltó la mano izquierda de él, con sus dedos entrelazados, hasta bajarla a la cintura del varón. Dejó húmedos besos en sus abdominales y mordió la cadera masculina en un pasional impulso.

Pero no se quedó contenta con eso. Quería más. Hacerlo enloquecer, suspirar, jadear, desearla. Quería que la piel ajena ardiese como la de ella la noche anterior. Con sus dientes, agarró un poco de tela del pantalón y tiró hacia abajo. Despacio, con su mirada puesta en el rostro del otro resistente, con un brillo juguetón en sus irises. Y cuando hubo bajado lo suficiente la prenda, miró lo que había descubierto. Le faltó el aliento y se mordió el labio, un poco indecisa. Su mano continuó aquellas caricias a la virilidad y bajó la cabeza, besando su pubis, mordiendo su ingle. Hasta que sus labios rozaron el extremo de su miembro. Una y otra vez, bajando por el tronco, mucho más despacio que su mano, la cual había vuelto a acariciar las gónadas masculinas, inspeccionando, atenta a sus reacciones.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Lun Feb 08 2016, 20:12

Bufé sin previo aviso al escuchar su respuesta. Mi cuerpo segregó suficiente adrenalina repentinamente como para acelerarme el pulso, que ya latía con fuerza, retumbándome en la parte posterior de mi cabeza. Tensé el brazo que traía atado al cabecero de la cama, queriendo soltarme, a pesar de ser consciente de que no podía… ¿o sí? Gruñí abiertamente. Toda intención se vio repentinamente turbada por esos dedos que se colaron en mi pantalón. Me quedé sin aliento en antelación, bajando la barbilla para poder mirarla mientras Moira ponía tanta atención en dejar mordiscos y un húmedo camino con sus labios a lo largo de mi torso conforme bajaba.

En cuanto sus dedos rozaron mi virilidad, pude exhalar, sintiendo ese hormigueo que llamaba a su endurecimiento paulatino. La respiración ya empezaba a pronunciar ese vaivén de mi pecho, exaltándome por verla tan dispuesta a hacerme lo que se le antojara sin que yo pudiera hacer más que disfrutar… Y seguramente desesperarme.

Moira tiró de la tela y yo, de la creciente ansiedad,elevé las caderas, a pulso, para que pudiera desnudarme. De haber tenido la mente despierta le habría pedido que me lo quitara completamente, pero, ella volvió a inclinarse sobre mí y…

¡uff!

Mis ojos rogaron, sin perder detalle de aquella picardía en su gesto. Mis dedos se engarfiaron entre los suyos, y forcejearon para querer soltarse. Jadeé con ese mordisco que ella repitió en mi ingle, sin poder evitar que mi cuerpo se estremeciera por ello. Mis abdominales se tensaron por aquellos besos. Mis caderas se presionaron contra el colchón en un movimiento instintivo por entregarle mi creciente firmeza en bandeja. Y un quedo gemido se me escapó cuando sentí el calor de sus labios en mi miembro. Jo-der.





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Miér Feb 10 2016, 12:17

Los sonidos que escapaban de la garganta masculina, los cambios en su respiración y las reacciones de su cuerpo la excitaron. Sabiendo que respondía a ella, a sus caricias, a sus besos, a sus mordidas, al calor de su cuerpo. Ladeó una sonrisa, entre divertida y juguetona, cuando sintió que intentaba liberarse del agarre de su mano. Lo afianzó mientras dejaba que su aliento acariciase el húmedo rastro que estaba dejando sobre su miembro. No iba a soltarlo. No iba dejar que él se hiciese con el control. Esta vez le tocaba a él disfrutar, embotar su mente de placer sin opción a poder tocarla.

Sus labios se posaron varias veces sobre la longitud de aquel miembro que poco a poco se estaba volviendo más firme. Sacó la lengua, deslizándola por el cuerpo de aquella virilidad, desde la base hasta la cabeza. Con suavidad y despacio. Abrió un poco sus labios, permitiendo que el aire que escaba entre ellos acariciase el sensible extremo. Antes de posarlos en él, sin cerrarlos, dejando que la punta se deslizase un poco dentro de su boca. Se separó para regresar sus besos hacia el pubis masculino. Lamió, mordió y besó su pubis, mientras su mano libre acariciaba los varoniles muslos por debajo de la tela del pantalón haciendo figuras imaginarias bajo las yemas de sus dedos.

Su juguetona lengua viajó verticalmente hacia arriba, travesando sus abdominales. Sus carnosos y suaves pechos acogieron entre ellos la creciente firmeza en el proceso, sin pretenderlo. Haciéndolo deslizarse y acariciarse en el medio de sus senos. Las erectas cúspides se rozaron contra la piel ajena, provocándole un estremecimiento, cuando pasó a morder, succionar y besar aquel vientre de cadera a cadera. ¿Qué le hacía aquel hombre que, aún sin tocarla, conseguía que su piel se volviese más sensible y más cálida?

Descendió de nuevo a sus genitales, sin despegar la boca de aquel trayente cuerpo. Con la punta de la lengua rozó su ingle hasta llegar a la piel de sus testículos. Antes de ocuparse de su miembro desatendido. Separó los labios y los deslizó por el tronco de su virilidad, haciendo una suave y firme presión a un lado. Acabó por lamer, con la punta de la traviesa lengua, el orificio de su glande, moviéndola con suavidad. Ascendió la mirada hacia el rostro masculino, antes de abrir la boca y engullir lentamente aquel extremo, con la lengua rozando el sensible frenillo. Se separó, antes de volver a repetir la operación, introduciéndose un poco más de aquella palpitante carne. Murmuró bajo, de una forma grave y sensual, creando una estimulante vibración en su boca. Mientras la mano libre se alzaba para deslizar sus dedos por los abdominales del otro resistente-. Dime que no es suficiente, que quieres más –murmuró con la voz más grave, una vez liberó su miembro, antes de elevarse con su cuerpo, besando y mordiendo la piel a su alcance, hasta quedar sentada a horcajadas sobre él. Su falo quedó preso de los sensibles y húmedos labios vaginales, deslizándose entre ellos en una cautivadora cadencia de las caderas femeninas. Subió a lamer una de las orejas de Trystan y luego mordisqueó el carnoso lóbulo, al mismo tiempo que movía la mano presa con la suya hasta que quedó encima de la cabeza pelirroja. Con la libre, tiró con suavidad y firmeza de los rizos rojizos, mientras sus caderas incrementaban un poco el ritmo. Y no pudo evitar que un suave jadeo escapase de sus labios, viajando hasta el oído de él.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Jue Feb 11 2016, 21:29

No podía apartar la mirada de ella. No quería apartar la mirada de ella, con sentimientos verdaderamente contradictorios: me sentía tremendamente vulnerable con ella entre mis piernas y, sin embargo, rogaría para que continuase. Para que no detuviera esas sugestivas caricias, ni su aliento sobre mi piel, demasiado sensible en esa zona como para detener esas exhalaciones que se sucedían cada vez más rápido, secando mis labios vertiginosamente rápido. Ya daba igual el tragar saliva o no. De hecho, si controlase algo así, seguramente se me habría olvidado en cuanto la morena empezó a juguetear con mi virilidad.

Fruncí el ceño y mi mandíbula cayó, dejando los labios entreabiertos cuando mi firmeza sintió la calidez de su boca alrededor. Casi podía notar como mi miembro latía en ansiedad, ávido por ser recorrido una y otra vez hasta que me dejara penetrarla. Entre jadeos mi mente aún marcaba esa falta de experiencia que ella misma comentó, pero que se me antojaba imposible en aquel momento, en el que su azules me devoraban de mil maneras mientras sus manos y labios me recorrían entero, activando hasta la última fibra de mi ser para tensarla, codiciando una libertad que ella se había encargado de quitarme en un movimiento pícaro y astuto por su parte, antes de que yo siquiera pudiera replicar. Su murmullo dilató algo más mis pupilas en puro deseo, lascivo. Con un sonoro suspiro, expulsado entre dientes, recibí la humedad de su entrepierna en la mía. Tan sólo su roce ya me hizo emitir algún gemido en clara antelación, descubriéndome esas ganas que quedaron truncadas la noche anterior al dedicarme enteramente a ella, a su placer, a su disfrute, sin consumar el mío. Y entonces recordé todos esos orgasmos que ella alcanzó. Y la imperiosa y acuciante necesidad de repetir aquello conmigo disfrutando dentro de ella, atravesó mi cuerpo con un violento estremecimiento.

Me hizo creer que me permitiría devorar sus labios cuando fue subiendo por mi torso, hasta que se ladeó para atender mi oído-. Para nada lo es. -suspiré entre dientes, antes de aspirar entre ellos también-. Quiero más. - más. MÁS. Alcé la cabeza deseando hincar mis dientes en su cuello, por pura necesidad de aliviar tanta frustración al no poder usar las manos para recorrer aquel cuerpo que emanaba las mismas ganas por cabalgarme como mías por que lo hiciera-. Lo quiero todo. -con la voz grave, casi ronca, en un murmullo prácticamente gutural, con la desesperación salvaje del depredador que corre tras su presa brillando en mis azules. Una locura animal que no hizo más que incrementarse cuando mis caderas reaccionaron al vaivén de las suyas y se alzaron ligeramente, buscando profundizar en ese húmedo contacto que me robó el aliento por un momento-... Todo. -susurré en otro gruñido, que trajo un aire solícito pese a la pasión que me arrastraba según seguía viendo a Moira con aquel control.





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Dom Feb 14 2016, 00:03

No era suficiente para él. Ni tampoco para ella. Había probado lo que era estimularlo, lo que era hacer que él reaccionase bajo su cuerpo, sus yemas, sus labios, sus dientes. Sintiéndolo estremecer, endurecerse y volverse más cálido. Escuchándolo jadear, gruñir y gemir. Y quería verlo responder más a sus atenciones. Era una placentera adicción de la que no quería prescindir.

Notó sus dientes hundiéndose en su cuello, haciendo que sus propios labios se separasen y dejasen escapar un hondo gemido de placer y dolor. Su respiración se marcó por la excitación y el deseo. Sus caderas presionaron contra las masculinas, incrementando el contacto entre ellos. La voz grave logró que ella se estremeciese y se mordiese el labio inferior. Todo. Suspiró, tentada a liberarlo. A que la recorriese con sus manos. Su sexo continuó rozándose con su virilidad, sintiendo, durante un momento, cómo se profundizaba ante un movimiento de él. Jadeó con suavidad, antes del susurro acompañado del gruñido masculino-. Y todo… te daré –murmuró, jadeante.

Nada más hablar, buscó sus labios. Adueñándose de ellos fogosamente. Y, mientras lo besaba con desbordante pasión, aceleró el ritmo de sus caderas. Masajeando el miembro viril entre sus labios vaginales.  Enmudeció sus gemidos en la boca ajena, sintiendo cómo el placer y la necesidad se adueñaban de su cuerpo. Apretó su mano entrelazada con la de él, contra la cama. Su otra mano abandonó los rizos pelirrojos para rodear, con sus dedos, la muñeca atada. Tuvo que cortar el beso por falta de aire, gimiendo sin poder contenerse.

Sus irises se clavaron en el rostro masculino, antes de mover las manos entrelazadas de nuevo hacia la cintura del otro resistente. La otra mano la puso sobre el pecho masculino, quedándose sentada sobre él, separando sus torsos. Continuó moviendo sus caderas, sintiendo el henchido y caliente miembro contra su húmedo sexo. Cada vez con más acuciante urgencia. Notando cómo la cabeza del glande rozaba si clítoris, pulsando contra aquel pedazo de sensible carne. Hasta que el clímax la alcanzó, notando las contracciones dentro de su ser. Gritó de placer, sólo para él. Su cuerpo se estremeció varias veces, incluso cuando pareció calmarse.

La mano libre la introdujo entre sus cuerpos, levantándose un poco sobre sus rodillas para hacer espacio entre caderas. Tomó su virilidad por la base, deslizando sus dedos su tronco, irguiéndola. Lo miró a los ojos mientras lo hacía. Lo necesitaba. Quería tenerlo dentro. Deseaba darle absolutamente todo. Ser suya, únicamente suya. Apoyó el glande contra su entrada. Caliente, húmeda, estrecha. Bajó un poco sobre aquella cabeza, presionando suavemente, en un intento de no hacerse daño. Se mordió el labio inferior, sintiéndolo demasiado grande para ella. Notó una pequeña molestia que la hizo detenerse antes de intentarlo de nuevo. Varias veces, sin éxito. Sus labios estaban inflamados por el deseo y no parecían querer ceder.

Supo, entonces, que su inexperiencia le estaba jugando una mala pasada. Se ruborizó, antes de llevar las manos entrelazadas a ambas entrepiernas, soltando la masculina con suavidad una vez allí-. ¿Podrías ayudarme, por favor? Es… demasiado grande… -susurró, esperando que él supiese qué hacer.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Dom Feb 14 2016, 11:59

Su gemido por mi mordida espoleó aún más mis ganas por ella, haciéndome ver que, aunque fuera Moira quien tenía el control, yo todavía podía ejercer cierta influencia sobre ella. Su murmullo jadeante también ayudó, haciéndome gruñir por todo lo que quería hacerle en ese momento. Pero toda intención la perdí cuando ella se lanzó a mis labios para devorarlos con una pasión animal. Una con la que yo intenté contestar, pero el vertiginoso movimiento de sus caderas sobre las mías me robaba el aliento, provocando resoplidos por la nariz, en cuanto alcanzaba a recoger algo de aire. Todo ello, estaba embotando aún más mi mente, con la ardiente realidad de que estaba a su total merced, sometido a su deseo y a todo lo que ella quisiera hacer.

Cuando ella se irguió, imprimiendo más velocidad al roce de nuestras caderas, mi aliento se marcó. Mis labios volvieron a abrirse ante la desesperada necesidad de poseerla de una maldita vez, mientras ella seguía regodeándose en la tentación. Emití un gemido gutural cuando la sentí explotar en aquel primer orgasmo, con su grito llenando mis oídos. Ansié notar sus temblores de manera menos superficial, mientras mis ávidos ojos observaban su cuerpo estremecerse repetidamente. Y la expectación inundó mis azules cuando Moira se elevó suavemente, para asir mi virilidad y colocarla en la entrada de su sexo. Mi ceño se frunció y hasta apreté ligeramente los dientes en antelación. La respiración se me entrecortó en ese par de ocasiones que lo intentó, con el acuciante deseo de la inminente penetración… hasta que su pregunta me hizo volver a caer en la cuenta de que era su primera vez. Exhalé por la boca, cuando soltó mi mano, y ese deseo animal adquirió un extraño deje tierno y protector cuando mis zarcos vislumbraron el rubor en sus mejillas.

Incorporé mi torso, rodeando su cintura con la mano que ella misma había liberado, para girarnos, para cambiar las tornas, apoyándome en el codo del brazo que aún tenía sujeto a la cama. Busqué su mirada, llena de vergüenza y hasta preocupación. ¿Podía ser? Una sonrisa suave se dejó ver en mis labios entonces-. Tranquila… -murmuré, antes de bajar mis labios a su mejilla, con clara intención de no detenerme hasta llegar a su cuello-. Déjate llevar… -se me hacía obvio que habíamos corrido demasiado y no estaba lo suficientemente lubricada para albergar mi tamaño. Con la mano que podía mover, acaricié la mejilla contraria, bajando hacia el cuello, entreteniéndome menos que con mis labios. Mis curiosos dedos, llevaron mis yemas hasta su turgente pecho, cuya excitada cúspide clamaba por una atención que no tardé en darle. El asimilar de nuevo que ahora era yo el que podía tocar y exaltarla a placer, erizó el vello de mi nuca, mientras dejaba un mordisco en aquel punto caliente de su cuello donde ya había respirado fuertemente varias veces. Murmuré palabras roncas, diciéndole que conseguía volverme loco con una facilidad increíble; que había ansiado este momento desde nuestro segundo encuentro; que tenía la imperiosa necesidad de entrar en ella, pero, también, que la haría vibrar antes de que eso pasara. Recordé lo húmeda que estaba anoche, según la serie de orgasmos se iba perpetrando, golpeando su cuerpo deliciosamente conforme yo me entretenía entre sus piernas. Quise repetir, pero corría el riesgo de agotarla de nuevo, de volver a dejar mis ansias por estar en su interior a un lado, aunque era algo que ya difícilmente podía obviar, tan exaltado como estaba. De nuevo, volví a dejar un húmedo mordisco en su cuello mientras mi mano siguió su periplo, abandonando su excitado pecho, bajando por su vientre tenso y vibrante, hasta llegar a su sexo. Sus caderas buscaron el contacto de mis yemas, tan ansiosas como su pecho por más cálidas atenciones. No contento con esos círculos que comencé a hacer, acariciando su clítoris en una dulce agonía que la devolvería la excitación anterior, encogí mis caderas, dejando que mi miembro también recorriera su entrepierna, haciéndome jadear en aquel hueco de su cuello que ya había hecho mío. Acabé bajando mis dedos, mortalmente despacio, hasta colarlos de nuevo en su interior, sentenciando con voz ronca,baja, mis ansias por hacerla mía. Separé mi rostro de su cuello, para poder mirar el gesto de su rostro cuando mis dedos empezaron a moverse dentro de ella, con algo menos de tranquilidad.





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Miér Feb 17 2016, 16:32

Cada sonido que escapaba de la garganta masculina, cada mirada que sus intensos azules la dedicaban, los cambios en su respiración… despertaban su propio instinto animal. Voraz, deseosa, con la urgencia de fundir sus cuerpos. Hasta que la evidencia de su inexperiencia se hizo patente. Tuvo que detener aquella pasión que la engullía y que hacía arder su cuerpo. Avergonzada y hasta preocupada, le pidió ayuda.

Sintió las cálidas yemas de sus dedos, en su piel, cuando la rodeó para girarla en la cama. Su espalda acarició la sábana, cuando quedó boca arriba, a merced de aquel hombre que la hacía estremecer con su cercanía. Alzó la mirada, con un brillo de cohibición, para posarla sobre los intensos zafiros que cortaban su respiración. La primera palabra que él pronunció la hizo asentir, esbozando una tenue sonrisa, tímidamente asomando en sus labios. El roce de los masculinos en su mejilla la hizo suspirar. Reaccionando a él, confiando en que la iba a cuidar. Abrió un poco la boca, dejando escapar el aire, cuando sintió los besos en su cuello. Dejarse llevar era tan fácil con él… Elevó mano a los rojizos rizos, acariciándolos, internando sus dedos en ellos. Teniendo la necesidad de tocarlo.

Cuando él acarició la mejilla contraria, suspiró, ladeando la cabeza hacia su mano y dejando espacio a aquella boca que atendía su cuello. Su respiración volvió a alterarse, estremeciéndose al trayecto de sus dedos. La excitada cúspide que coronaba su pecho vibró al contacto. De sus labios brotó un suave jadeo, que se intensificó convirtiéndose en un gemido cuando la mordió en aquella zona tan sensible. Movió las yemas de sus dedos hasta tocar el cuero cabelludo. La mano ociosa la posó en el hombro masculino, descendiendo por su espalda, repasándola. Su propia piel retomó calidez, deseando ser suya, dominarlo, poseerlo, volverlo tan loco y adicto a ella que sólo pudiese regresar a por más, una y otra vez.

El ronco murmullo con el que pronunció las candentes frases la hizo estremecer varias veces. Excitada. Deseando que aquello se cumpliese. Le confesó, entre jadeos, que ella había deseado aquel momento desde los túneles y desde aquel instante interrumpido en el bosque. Su propia voz se volvió sensual y tentadora, diciéndole que todos sus propios clímax serían de él. Única y exclusivamente. Antes de que una nueva mordida la dejase sin voz y sin poder pensar en una respuesta. Su propio pecho buscó más caricias, pero aquellos juguetones dedos descendieron por su vientre. Jadeó en anticipación, elevando un poco las caderas en busca de sus yemas.

Más jadeos brotaron de sus labios, cuando las caricias circulares en su clítoris comenzaron. Se estremeció, separando un poco sus torneadas piernas para dejarle espacio y para rogarle silenciosamente que siguiese. La mano que repasaba la espalda masculina descendió hasta la lumbar, en cuanto su virilidad se deslizó por su entrepierna, haciéndola gemir suavemente. Podía sentir su cálido aliento impactando contra la sensible piel de su cuello, haciendo que un escalofrío de placer recorriese su cuerpo. Uno del cual ya no tenía control, sometida a su roce, sus caricias, sus besos, sus candentes mordiscos, a su cálida piel tan cerca de la suya. Cada fibra de su ser vibraba en excitación.

Un gemido escapó de su garganta cuando, finalmente, aquellos dedos abrieron su cálido y húmedo sexo, internándose en él. Sin poder hablar, gimió de nuevo, evidenciando su propia necesidad de que la hiciese suya, con esa ronca sentencia que él formuló. Bajó más la tela del molesto pantalón, queriendo tenerlo desnudo, sentirlo piel a piel. Llegó a gruñir suavemente, frustrada por no poder quitárselo, antes de que nuevos gemidos de placer y excitación se filtrasen a los oídos del pelirrojo. Lo miró, con las pupilas dilatadas por el deseo. Con sus labios entreabiertos, esclavos de los sugerentes sonidos que emitían. Sus caderas se movieron, al ritmo que marcaban aquellos dedos que se movían inquietos en su interior-. Ah… Trys…tan… -gimió su nombre, echando la cabeza hacia atrás en la cama. Sus manos acariciaron  los cabellos y las nalgas masculinas, antes de crisparse cuando varias oleadas de placer inundaron su cuerpo. Sus propias caderas buscaron más la penetración de aquellos dedos y el roce de su miembro, estremeciéndose, hasta que un nuevo clímax la envolvió. Su sexo se contrajo en torno a las falanges masculinas, en un fogonazo de calor que recorrió cada célula de su ser. Su espalda se arqueó deliciosamente, rozando con las excitadas puntas de sus senos el pecho masculino. Aún sedienta de él, capturó los labios ajenos con fogosidad. Con la respiración alterada, con sus manos recorriendo el cuerpo masculino sin bajar más allá de su cintura-. Deseo… que… me beses… entre… mis piernas… -jadeó al separarse lo suficiente para hablar, con su cálido aliento acariciando los labios masculinos. Como la noche anterior. Cuando se había retorcido de puro goce. Cuando había gemido y gritado para él, enfebrecida por sus atenciones. Aunque si él prefería complacerla de otra forma, no se iba a negar. Lo deseaba, sin condiciones, en cualquier cosa que él le hiciese. Y sus propias caderas continuaban moviéndose, con suavidad. Sin estar saciada de él. Queriendo más. Queriéndolo todo.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Vie Feb 19 2016, 14:54

Pese a la posición que manteníamos ahora, su voz sugestiva y el contenido que emitía conseguía derretirme, excitarme y doblegarme a sus designios con una facilidad impresionante. Porque mi cuerpo ya clamaba por poseerla de forma animal, aunque fuera la primera vez para ella. Me sentía dividido por eso: por un lado, ansiaba entrar en ella, embistiéndola una y otra vez hasta el orgasmo; por otro, cuidar que ella disfrutara lo más posible en esa ocasión. No es que no fuera a hacerlo con mi primera opción, pero cuanta menos violencia hubiera, menos dolería.

La sentí desesperarse con mi propia ropa y una sonrisa se me dibujó estando a la sombra de ese cuello que había conquistado con mis dientes y mis labios. Una piel que no me cansaba de marcar, lamer, besar y succionar, impulsado por las caricias de sus manos en mi espalda y nuca. Un murmullo se me escapó a mí, acompañando sus gemidos, cuando otro orgasmo convulsionó su cuerpo, presionando las paredes de su sexo contra mis dedos. Una avidez animal por sentir esas contracciones alrededor de mi miembro, hizo que no reprimiese el impulso de morder su barbilla ahora que la tenía alzada, dándole más sugestivas atenciones para que se relajara y humedeciera aún más. Era tremendamente sensible a todo lo que yo le hacía: cada caricia, cada beso o mordisco, le hacían inundar el ambiente de esos gemidos femeninos que contribuían a mi excitación.

Devoré sus labios en cuanto ella me dejó, dejando que sendas respiraciones se estrellaran en la piel contraria, anhelantes, ansiosas, acariciando con aquel aire cálido el semblante del otro, mientras nuestros labios bailaban desesperadamente y nuestras lenguas se enlazaban entre sí. Al apartarse, su murmullo me exaltó de forma inesperada, pues yo era el primero que quería perderse entre sus piernas de todas las maneras posibles. Un gruñido de pura satisfacción vibró en mi garganta. Estuve más que tentado de tirar con ese brazo que aún tenía sujeto al cabecero de la cama, pero, irónicamente, en su lugar, deslicé el pulgar por su clítoris, aprovechando ya la posición que tenía mi mano-. Tendrás que esperar… -murmuré con voz extremadamente grave, mientras dibujaba círculos con el dedo sobre su excitada entrepierna. Sólo la haría esperar un poco. Me las arreglé para forzar un poco más aquel cordel en mi muñeca, antes de desviar mi rostro hacia ésta y usar mis dientes con un deje avispado, para deshacer el nudo que limitaba mi libertad de acción. En cuanto lo deshice, tuve el impulso de volver a morder su piel, lo que más cerca tenía: su hombro. De ahí, comencé a perder altura, inventándome el camino con mis labios en un reguero de besos que acabaron en el excitado monte que era su pecho, aquel que aún había atendido. Repasé con mi lengua esa corona rosada, jugueteando con aquel pezón que parecía vibrar, satisfecho de haber llamado mi atención.

Los húmedos dedos que mantenía en su sexo, tanto dentro como fuera, siguieron moviéndose, mientras yo conquistaba aquel pecho, colmándolo de calidez y humedad, hasta que retomé mi lento y tentador descenso, bajando por su abdomen hasta la parte baja de su vientre, donde deje otro mordisco, marcándola suavemente. Suspiré marcadamente dirigiéndome al hueso de su cadera. La tentación me incitó a hacerla notar mis dientes otra vez, apresando su carne fugazmente. Bajé con mis labios por su ingle, resoplando en antelación, hasta que me encontré con su entrepierna. Retiré el pulgar que mantenía en su clítoris para dejar paso a mis ansioso labios que no tardaron en tomar control de la situación, besando aquella inflamada carne, ávida incansable por atenciones, llegando a succionarla. En todo este tiempo, mis dedos buscaron adentrarse aún más en ella, moviéndose nerviosos. Como si midieran su exaltación para saber el momento perfecto para que la penetrara con mi virilidad. El brazo que ahora tenía libre rodeó su pierna correspondiente por debajo, alcanzando a colocar mi mano en su abdomen, mientras me fue inevitable alzar mis azules hacia su rostro para deleitarme con sus gestos y tácitos ruegos que pudiera observar en du mirada.





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Sáb Feb 20 2016, 17:03

No pudo reprimir un jadeo de excitación al sentir sus dientes mordiendo su barbilla. Deseó sentirlos por todo su cuerpo, marcándola, dejándole señales que fuesen testigos de que era suya. Y, después de aquel fogoso beso que casi le robó el aliento y del cual no estaba saciada, la encendió aún más ese gruñido de satisfacción masculino tras formular su deseo. Su clítoris vibró con la caricia de su pulgar, estremeciéndose sobre la cama y dejando escapar un sonido, mezcla de suspiro y  jadeo.

De sus labios escapó una excitante sinfonía cuando él continuó atendiendo su entrepierna. Quiso acallarlos, intentando morder su cuello cuando él fue a desatarse con sus dientes. Pero sólo llegó a gemir contra su piel, dejándole sentir la calidez de su aliento y la vibración de su voz contra la sensible zona. Continuó repasando la espalda masculina bajo las yemas de sus dedos. Su respiración se hizo más pesada en cuanto él se liberó y decidió marcar su hombro. Para empezar a descender con sus besos hasta el desatendido pecho. El cual se elevó, en tentadora ofrenda a aquella boca que pronto la hizo estremecer de nuevo. Su seno se volvió más turgente. Su pezón se endureció hasta el punto más álgido de sensibilidad, disfrutando de las atenciones que dejaron un húmedo y caliente rastro en su piel-. Ah… -soltó el aire entre sus labios, echando la cabeza hacia atrás en un femenino gemido y llevando una mano a los rojizos rizos, en silenciosa petición de que continuase.

Pero él continuó descendiendo, dejando que el aire del ambiente acariciase aquella humedad que su boca y su lengua habían dejado, en un interesante contraste que hizo que su piel reaccionase. Sensible. Sus caderas continuando buscando los juguetones dedos que la masturbaban y penetraban su sexo, creando oleadas de placer que se ramificaban por su cuerpo. Aquella excitación que no menguaba la hacía humedecerse y sentir fogonazos de calor. Contrayéndose ávidamente en torno a las falanges que se adentraban una y otra vez en ella. Deseando sentir su miembro llenándola, moviéndose en su interior de forma pasional, fundiéndose con ella.

El aire transportó sus gemidos, hasta que su voz se cortó, al igual que su respiración, al sentir otro mordisco en su bajo vientre. Su pecho ascendió y descendió rápidamente después. Bajó la mirada, en busca de su rostro. Con un brillo de deseo en sus propios irises. Una nueva mordida la hizo estremecer, esta vez en su cadera. La mano que no estaba en sus rizos la posó sobre la masculina que la colmaba. Sus cálidos dedos rodearon su muñeca, mientras sus caderas aumentaban el ritmo. Profundizando la penetración de los dedos de él, hasta que sus gemidos terminaron con un grito de placer al arrollarla el tercer clímax. Elevó sus caderas fogosamente, justo un instante antes de que él besase su entrepierna.

Gimió sin poder controlarse, agarrando con sus dedos los cabellos rojizos. En un gesto pasional, de rendición, de ruego silencioso. Alzó las caderas, alternando con movimientos ansiosos, hasta que él puso una mano sobre su abdomen. Lo miró, queriendo hablar, queriendo decirle que la hiciese suya. Con sus pupilas dilatadas y sus mejillas sonrosadas por la excitación. Hasta que tiró la cabeza hacia atrás, deshaciéndose en estremecimientos, emitiendo un grito de placer ante la intensidad de un nuevo orgasmo que la hizo convulsionar. Presionando su palpitante sexo en torno a sus dedos y vibrando contra su boca.

Separó los labios, en busca de aire. Con su mente embotada de placer. Su deseo la llevó acariciar con sus pies las caderas masculinas, deslizándolos por sus firmes nalgas y arrastrando hacia abajo poco a poco el pantalón hasta sus rodillas. Se mordió el labio, jadeante, antes de mirarlo con un brillo de lascivia en sus irises-. Por… favor… -jadeó al hablar. Deslizó la mano desde su muñeca, acariciando todo el brazo masculino, hasta su hombro. Desde ahí, rozó con sus dedos el cuello de Trystan y posó la palma en su mejilla. Sin poder decirle más con palabras. Deseando que ascendiese, que cubriese su cuerpo con el de él, que se acomodase entre sus piernas. Antes de que ella pudiese retomar el control de su propio cuerpo y decidiese agradecer sus atenciones, acogiendo entre sus labios parte de su virilidad hasta que él terminase en su boca.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Jue Feb 25 2016, 19:05

La sensación de triunfo, de dominio al sentir cómo mis atenciones le provocaban un orgasmo tras otro, era indescriptible. Y lo más extraño era que generaba una adicción difícil de evitar. Mis inquisitivos y provocadores dedos ahondaron más conforme sentían las convulsiones de su último clímax alrededor. Llegaron a ser bruscos, impulsados por la ávida necesidad de verla tan vulnerable ante mí. Por verla tan… mía.

Sus pies desvistiéndome parcial y torpemente y aquel ruego, emitido entre jadeos, pudieron conmigo y mis ganas por penetrarla desbordaron mi control y sobrepasaron mis ganas por estremecerla. Como lo estaba haciendo, al menos. Mis labios abandonaron su entrepierna para besar su bajo vientre y perderse en besos y suaves mordiscos a lo largo de su abdomen. Sin apenas tardar, alcancé su pecho, pletórico y a la vez titubeante, sin saber cuál de ellos atender primero. Me apoyé sobre mis rodillas, dejando mi miembro claramente próximo a su sexo, aún ocupado por mis dedos. Con la otra mano cubrí uno de sus pezones mientras mis labios se desviaban al contrario. Tampoco me entretuve especialmente, pues las ganas de devorar sus labios era ansia viva que mostré tras rozarlos con los míos, justo después de ascender por su cuello, marcando su piel con mis dientes otra vez. La mano que jugueteaba en su pecho se deslizó a un lado para posarse en las sábanas y suponer un nuevo apoyo para que pudiera echarme sobre ella, sin aplastarla. El aliento me faltó cuando sentí mi vientre contra el suyo, cuando su pecho rozó el mío, cuando sendas respiraciones se entremezclaron, presas de la exaltación propia en antelación. Repetí una vez más cuánto la deseaba en un susurro ronco, acompañándolo de un suave vaivén de mis caderas, poniendo mi excitación en prevista evidencia. La mano que aún mantenía en su sexo suavizó sus movimientos, saliendo parcialmente de ella… con la clara intención de dejar espacio a mi miembro. Pero no fue rápido, ni siquiera brusco. Fui entrando en ella muy lentamente, dejando que se acostumbrara a mí. Pude controlar incluso, pequeñas embestidas cuando la sentía tensarse en exceso, intentando que le doliera lo menos posible. Porque, dadas las circunstancias, lo que estaba claro era que le dolería. Salía y entraba suavemente, ahondando un poco más en cada entrada, haciendo que se acostumbrara al tamaño de mi virilidad.
Pero estaba tan prieta...
No podía evitar resollar en cuanto sentía tanta presión sobre mi glande, sobre mi entero miembro. La mano sobre la que aún no me apoyaba se quedó en su cadera, ejerciendo algo de presión, con mis dedos ligeramente crispados en su carne. Hasta que pude entrar por completo en ella. Cerré los ojos con fuerza, hundiendo mi rostro en la piel de su cuello, con un gemido provocado por el violento estremecimiento que me produjo esa sensación adictiva y recién descubierta de estar totalmente dentro de ella. Ahí me quedé unos segundos, como si pretendiera recuperar ese aliento que parecía haberme abandonado mientras conquistaba su interior, mientras todos los sonidos que ella emitió me instaban a perder toda suavidad, irrumpir brutalmente en su interior y romperla. Mi pulso se mantuvo acelerado incluso cuando retomé el vaivén de mis caderas, saliendo suavemente y entrando con algo menos de delicadeza.





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Lun Feb 29 2016, 21:41

Se estremeció ante el recorrido de aquella boca que marcaba su vientre bajo el calor de sus labios y la presión de sus dientes al morderla. Se mordió el labio inferior, emitiendo un sonido a medio camino entre el murmullo y un gemido de placer. Extasiada por aquel excitante ascenso, posó sus irises sobre él, sin perder detalle. La mano, que había dejado en la mejilla masculina, se trasladó, internando sus dedos en los rizos que nacían a un lado de su cabeza. Un escalofrío de excitación la hizo arquear con suavidad su espalda, con su propio cuerpo reaccionando a él.

Sus turgentes pechos fueron atendidos. A la vez y de forma diferente. Gimió, acariciando la espalda masculina con una mano y deslizando sus piernas flexionadas por las caderas ajenas en un tentador roce. Las propias se movieron, acompañando a los dedos que continuaban invadiendo placenteramente su sexo. Sus labios se entreabrieron, escapándose el aire entre ellos, cuando volvió a marcarla con sus dientes en el cuello. Un nuevo gemido femenino inundó el aire. Un instante antes de que los labios masculinos rozasen los suyos, en una tentación que no quiso ignorar. Lo besó, forma voraz y fogosa, con una pasional urgencia, mientras tiraba de los cabellos pelirrojos con una mano. Se separó por falta de aliento, después de morder con suavidad el labio inferior de él y haciéndolo deslizar entre sus dientes.

Sus pieles entraron en cálido contacto, haciendo que se estremeciese y jadease delicadamente en anticipación. Sintió su propio cuerpo vibrar cuando escuchó su ronco susurro, notando ese vaivén de las caderas masculinas. Lo miró a los ojos, viéndose atrapada por los zafiros que él poseía. Y entonces sintió la presión de su glande contra su sexo que la hizo tensarse y gritar de dolor. Uno que nunca antes había probado, ella que estaba tan acostumbrada a esa sensación. Cerró los ojos con fuerza y tragó saliva, dejándole el control. A pesar de la lubricación, le era difícil albergar su miembro, sobre todo con su envergadura. Pero él fue cuidadoso, tomándose su tiempo, haciendo que se relajase en las ocasiones en las que ella se tensó por el dolor. Mientras sus propios labios emitían débiles sonidos y sus dedos presionaban contra la piel masculina.

Hasta que finalmente, lo sintió por completo dentro de ella. Logrando que todo el aire escapase de sus pulmones y echase la cabeza hacia atrás con un temblor de su cuerpo. Las paredes de su sexo apretaban insistentemente aquella virilidad. Tan estrecha… que se había dilatado lo justo, única y exclusivamente para él. Aquel gemido femenino que no pudo reprimir al verse invadida se tornó en suaves jadeos. Le continuaba doliendo, pero el sonido que escapó de la garganta masculina y su cálido aliento contra su cuello la hicieron estremecerse, excitándose un poco de nuevo. Acogiendo su miembro con su calor y su humedad. Buscó sus labios de nuevo, capturándolos en un pasional beso mientras acariciaba sus rizos y su espalda. Como si quisiera decirle que estaba bien, que quería que continuase. Antes de sentir las nuevas embestidas que la hicieron romper el beso y gemir en su oído, apretando las piernas contra las caderas masculinas y moviendo las suyas tímidamente. Acostumbrándose a su tamaño, a aquel vaivén, al dolor al que poco a poco empezó a acompañarlo un atisbo de placer que la hizo mover sus propias caderas más, en busca de la cálida fricción entre sus cuerpos-. Mm… ás… -gimió entrecortadamente en petición, antes de morder su cuello, de que las yemas de sus dedos volviesen a tentarlo.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Trystan el Vie Mar 04 2016, 15:49

Penetrarla totalmente, aunque me lo tomara concienzudamente como algo tranquilo, era algo que llevaba ansiando demasiados meses. La suavidad no era fiel reflejo de mis deseos. No obstante, pude -y supe- controlar, con esfuerzo, esa lujuria que me invitaba a dejar la delicadeza de lado, según perpetraba la intrusión y la presión de su sexo abrazaba con fuerza al mío. Desde luego, sus gemidos no ayudaban en absoluto a que yo fuese despacio. Mas la prudencia saltaba cuando sentía a Moira tensarse, encogiéndose parcialmente por un instante, del dolor que aquello le provocaba. Hasta que estuve completamente dentro de ella. A la que pude abandonar ese hueco de su cuello, atendí sus anhelantes labios, en un ávido beso que se vio interrumpido por una embestida algo más pronunciada que no pude controlar. Volví a jadear cuando sus piernas se apretaron contra mis caderas y sus dedos reflejaban tanto dolor como deseo, clavándose en mi piel. Sus caderas hicieron por unirse al vaivén de las mías, con una timidez que fue perdiendo conforme volvía a recobrar el placer y se acostumbraba a tenerme dentro. Pero quería ponerselo aún más fácil.

Deslicé mi pulgar de su cadera a su entrepierna, de vuelta, cuando su propio cuerpo empezó a moverse al compás que marcaba el mío. Cuando ya había conseguido entrar completamente en ella, cuando gruñí de placer, deseando morderla en cualquier parte que ella dejaba a mi disposición. Pero había algo que quería que ocurriera. Que necesitaba que pasara. Las prisas por ello me quemaban, pese a que mis movimientos seguían siendo relativamente tranquilos. Mi dedo encontró su hinchado clítoris, algo mermado por el dolor de la penetración y el tiempo desatendido. Y comencé a acariciarlo de nuevo, suavemente, mientras soltaba un jadeo, en antelación-. Necesito sentir tu orgasmo primero… -ronroneé con la voz tomada, deslizando mi mejilla por la suya, mientras aumentaba esas caricias que se tornaron circulares e insistentes en su entrepierna.

Quería darle más. Todo lo que ella quisiera. Lo que pidiera. Darle todo. Pese a que era yo el que ejercía el control sobre ella, seguía a su entera disposición, supeditado a su goce más que al mío. Porque, por ser la primera vez, tenía la inherente intención de que le gustara tanto que sólo quisiera repetir. Una y otra vez. Como había querido yo durante los últimos meses, en los que mis manos habían tomado confianzas y esos besos pasionales -pero sólo besos-, fueran acompañados por caricias anheladas que la ayudaran a caer en mi cama y rendirse a mí. No es que Moira no quisiera hacerlo de per sé. Era yo el que se lo tomó con calma, esperando -y desesperando- por tenerla así. Mi dedo perdió toda suavidad, acariciando su sexo, repasándolo de arriba a abajo,moviéndose en círculos, al tiempo que detenía el movimiento de mis caderas. Quería centrarme sólo en ella.

Y no iba a parar o continuar hasta obtener lo que quería.





avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1254

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Moira el Vie Mar 04 2016, 22:12

Aquella embestida un poco más pronunciada interrumpió el fogoso beso que sus labios compartían. No pudo evitar un gemido de dolor, apretando las paredes de su sexo en torno a su miembro. Antes de que poco a poco intentase acostumbrarse a su tamaño. A relajarse paulatinamente y a acompañar los movimientos de sus caderas. Buscando complacerlo después de tantos meses durante los cuales él había estado cuidando pacientemente de ella, debido a su inexperiencia.

Mas aquel dedo inclinó la balanza hacia el placer, haciéndola estremecer ante el contacto con su clítoris. Aquel pequeño botón de sensible carne  vibró ante las primeras caricias, enardeciéndola, deshaciéndose en murmullos y jadeos de placer. Suspiró al sentir la barba acariciar su mejilla, sensible y vulnerable a su tacto. En su cama. Con él en su interior. Un escalofrío de excitación recorrió su columna vertebral al escuchar sus palabras, aquella necesidad, aquel deseo que la hizo querer llegar al clímax. Supeditada  al anhelo de aquel hombre que despertaba su lujuria, su sensualidad y su sexualidad como ningún otro había conseguido antes.

Su clítoris se hinchó de nuevo en todo su esplendor, duro, enrojecido, estremeciéndose ante las insistentes caricias que lo atendían. El cuerpo femenino recobró la temperatura perdida, con su piel desprendiendo calidez contra las sábanas y contra el otro resistente. El aire portó sus gemidos, sus jadeos, sus sonidos de placer. Cada fibra de su ser se estremeció. Sus pupilas se dilataron por el deseo, por aquella sensación que embriagaba sus sentidos. Lo miró a los ojos, con las mejillas ruborizadas, con sus labios entreabiertos y esclavos de los gemidos que emitía y una expresión de intenso goce en el femenino rostro.

Hasta que tiró la cabeza hacia atrás, arqueando su espalda deliciosamente. Su piel se volvió más cálida y más sensible. La intensidad de las caricias la hizo buscar su roce, adelantando las caderas hacia ese dedo que la conducía hacia el momento culmen del placer. De forma instintiva, movió un poco las caderas femeninas, dejándose llevar, sintiendo el roce de su virilidad en su interior. Hasta que convulsionó, atrapada por un intenso orgasmo que la sacudió, estremeciéndola violentamente. Gimió el nombre de él, mientras su sexo se contraía alrededor de su miembro. Dejándole sentir su clímax, apretándolo de forma ardiente, permitiéndole sentir el fogonazo de calor que la recorrió y la humedad que la lubricó, completamente a su disposición. Con los dedos de una mano crispados contra la piel ajena y los otros agarrando parte de una sábana. Rendida a él. Sin poder siquiera pensar que aquello era lo más intenso que había podido sentir.

Su cuerpo quedó relajado, con su sexo palpitando contra el dedo ajeno y acogiendo su virilidad. Con su respiración entrecortada, haciendo que su pecho subiese y bajase de manera marcada. Con sus ojos cerrados y los labios separados. La viva imagen de la entrega. Suya. De nadie más.




Never give up. I will survive through the pain, the suffer and the love...
But above all this... I will defeat Death

In Coming:
...
avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 894

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna make you mine-FB /Trystan +18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.