Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Que harías si te besa el de arriba?
Ayer a las 23:54 por Moira

» Nuevas Amistades [Moira]
Ayer a las 23:43 por Moira

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Ayer a las 23:07 por Moira

» [FB] Excuse me, do I know you? || Priv. Kariel
Ayer a las 22:45 por Kariel

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 22:35 por Moira

» Sometimes Quiet Is Violent | Priv. Kaira
Ayer a las 22:33 por Hawke

» Our future in a couple of words {Izumy FB}
Ayer a las 22:14 por Mercurio

» Cusco's postbox
Ayer a las 21:55 por Mercurio

» Duty and hunt -FB (Siri)
Ayer a las 21:55 por Moira

» Days to come aren't easy [Mercurio-FB]
Ayer a las 21:37 por Mercurio

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Aldrik el Sáb Ene 30 2016, 20:37

No sabía que estaba pasando, pero un segundo estaba preguntando por Aranth, tratando de inmiscuirse en la discusión general, entre tantas personas presentes en la base en aquel momento, y al siguiente tenía un primer plano de su amiga, apretándole los mofletes, con una de esas caras de Kyrieth que bailaban entre: ¡Aldrik, encontré la tuerca perfecta!, ¡Aldrik, voy a casarme! y Aldrik, acabo de ver a...¡OH POR LOS DIOSES HUYE POR TU MADRE!


Después de unos segundos de deliberación, seguidos por ese repentino tirón de brazo que lo arrastró a él y al recién conocido Kain (pobre Kain), fuera de la sala, Aldrik no pudo sino estar seguro, de que esa reacción tiraba más hacia ¡Aldrik, corre por tu madre!, que cualquiera de las otras opciones.

No necesitó ni dos segundos para que ese FATAL y TERRIBLE momento en el que fue tan descuidado como para tenderle la mano a su visionaria amiga volviera a su mente, y la secuencia se repitió innumerables veces, como un gif, reprochandole de todas las maneras posibles que hubiera estado con la cabeza en las nubes, para variar.

¿Y qué habría visto? ¡AY NO NO NO! Se tensó, sin tener ni puñetera idea de que esperar, y se vio arrastrado hasta la habitación de esta con Kain, antes de soltarse y hacer ademán de huir de la sala a toda velocidad.

-
Bueno esto si yo creo que... si bueno... ¡Adios Kyrieth! ¡Kain un placer! -Dio media vuelta, con toda la intención de desaparecer tras las cortinas, antes de encontrarse de bruces con Declan, aquel perro de la inventora, emocionado como estaba de ver la fiesta que se había organizado en la pequeña habitación.

El desafiado bufó, abrazándose el cuerpo, sin atreverse a mirar a Kyrieth directamente y se pasó una mano por el pelo, mordiéndose la cara interior de la mejilla. Bueno. Aldrik se había comido una manzana ayer. Seguro que tenía que haber visto eso. Si...




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 406

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Kyrieth el Sáb Feb 06 2016, 00:15

Arrastré a Aldrik y a Kain por los túneles hasta llegar a mi despacho dormitorio, dos en uno. Allí solté a Kain y bueno, Aldrik se soltó de mí. El chico de ojos azules parecía hasta asustado de lo que acababa de hacer, así que supuse que sabía a la perfección que había tenido una visión, una visión sobre él.
Y no le iba a gustar nada que yo hubiera visto lo que había visto. Pero ya no había vuelta atrás.
Me sentía un poco mal por el pobre de Kain que a lo mejor se encontraba un poco fuera de lugar en ese momento, pero ya le había arrastrado hasta allí.
Aldrik intentó escapar despidiéndose y todo, pero antes de que pudiera volver a tirar de él Declan le cortaba el paso.
Maldito perro, debía reconocer que el chucho sabía cómo ser oportuno.
Declan no paró de moverse de izquierda a derecha con los ojos clavados en Aldrik y al lengua fuera como si estuviera a punto de darle una galletita. Ikki se unió a la fiesta y se puso a revolotear por la sala haciendo que los dibujos de mis paredes se movieran y otros salieran volando. Dibujos en los que aparecían antiguos y actuales amigos de la resistencia, ojos de personas, algunas a las que realmente ni conocía ni llegaría a conocer, escenarios de antes de el despertar…
Aquello era un caos, pero yo me acerqué a Aldrik y sin querer tocarle, solo por si acaso, le hablé.

-Vale, no me voy a preocupar por que tus gustos se decanten hacia el lado contrario- dije refiriéndome a que se sintiera más a gusto con los chicos que con las chicas. No veía mal aquello, no después de haber convivido con Ever -Es algo que la verdad, no tiene ninguna importancia. Tampoco te diría nada sobre que te relacionaras con dragones… eres libre de hacerlo… pero, ¿con un miembro de la inquisición? ¿UNO QUE ENCIMA CASI ME MATA EN LAS MONTAÑAS? ¿ALDRIK?

Levanté las manos y abrí y cerré los dedos rápidamente, cerrando también los ojos tratando de evitar que aquella imagen en el que el dragón se lo pasaba de lo lindo con Aldrik desapareciera de mi cabeza. ¿No podría haber visto a Aldrik tropezándose con el sistema de cuerdas? Eso era infinitamente mejor que lo que había vivido en realidad.
Abrí los ojos tratando de recuperar la compostura y me acerqué a la mesa cogiendo un lápiz y papel, haciendo un boceto rápido de los ojos del dragón. No sabía su nombre, pero aquel detalle no se iba a borrar de mi memoria tan fácilmente.
Luego se lo mostré al chico -Deberías tener una buena razón para justificar lo que he visto- algo que ni si quiera quería decir en voz alta.

-Porque se supone que es nuestro enemigo ¿sabes?- zanjé inclinando la cabeza hacia un lado como si le estuviera enseñando a sumar dos más dos.





Kyrieth:

I can't scape from my dreams:

avatar
Kyrieth
Human

Ocupación : Arquitecta e inventacosas en general. Jinete de dragón.
Mensajes : 616

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Kain el Jue Feb 18 2016, 00:15

En ningún momento pude imaginarme que todo iba a salirse de madre de aquella manera, pero ahí estaba yo que iba a empezar a apuñalar gente en esa maldita reunión de las narices, porque solo quería estar centrado en kyr, no en todas esas personas que parecían estar queriendo avergonzarme, a mi, que no sabía ni como lidiar con esos temas... que era un maldito mocoso en comparación a ellos. Estaba ya al borde del ataque de nervios y mis mejillas rojas cuando las palabras de la pelirroja y fui arrastrado fuera, por los pasillos de la base, que aún no me la conocía. No sabía a donde me quería llevar pero bueno, allí estaba yo, con el moreno y la chica de mis sueños, en una habitación de lo más rara y con un perro muy alegre... a mi que solo solía estar en compañía de animales para cazarlos y comerlo.

Entendí que Aldrik se quería marchar de allí, porque seguro que algo tenía que haber desembocado en todo aquello, si no, carecía de sentido toda la situación, se mirase por donde se mirase. Yo me mantuve en silencio, a la espera de ver que pasaba, a un lado de todos, y del perro, para no estar en medio. Claramente estaba deseando ver como se iba a desarrollar todo, porque si ese chico tenía algo CON MI Kyreth, mejor conocer a todo el mundo, por si acaso, se supone que eran amigos, pero a saber.

Empecé a analizar las palabras de Kyr, posiblemente se tratase de que a su amigo le gustaba algo que no era habitual, nada que nos e arreglase creía yo, hasta que mencionó relacionarse con dragones y la inquisición y todo el embrollo que suponía, siendo sinceros los inquisidores eran un cáncer, los odiaba por esa arrogancia que mostraban al pueblo. Si ese chico se la estaba jugando con ellos mala cosa, pero había más, seguro, porque ella no se pondría así por nada. Y ahí estaba, la madre de los cataclismos, con el inquisidor que INTENTÓ MATARLA en las montañas... por mi daga de jade, lo iba a matar, no se lo iba a permitir, no que fuese a por ella y ese Aldrik que juntase con inquisidores.

Me situé al lado de Kyrieth con los brazos cruzados y arqué una ceja, mirando al chico con bastante mala leche. -Deja de jugar con inquisidores que intentan matar a Kyr... porque si, es nuestro enemigo.- y seguramente todo aquello a lo que se referían era eso del sexo, que me parecía aceptable aunque yo nunca lo hubiese probado, pero no, las cosas claras. -No entiendo aún el proceso de que te metan "eso" por "ahí" y seguro que te gusta... pero con ese maldito dragón al que no conozco... ¡JAMAS!- Dije antes de acercarme mucho a este y encararlo, acabando por susurrarle algo -Pero siento curiosidad por ese tema... ¿De verdad eso cabe por ahí... y se siente bien?- aquella pregunta fue algo infantil, pero me salió de dentro.




avatar
Kain
Hybrid

Ocupación : Terrorista
Mensajes : 167

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Aldrik el Jue Feb 18 2016, 00:51

Se quedó en silencio, y entonces pasó, todo se salió de madre, y estalló, y Aldrik deseó que poco a poco le tragara la tierra. Deseó desaparecer y se mantuvo quieto donde se había quedado, tenso, sin contestar inmediatamente. Le molestó, le molestó que su amiga le pusiera en evidencia delante de alguien a quien no conocía, más aun que revelara algo tan personal de él de cualquier manera, teniendo en cuenta lo mal visto que estaba en la sociedad que tenían. Le relajó apenas que por lo menos a ella pareciera no importarle, pero no sabía nada de Kain, y si comenzaba a comentarlo por ahí no duraría ni dos días más en Talos.

Miró a Kyrieth con gravedad, en silencio, y no habló enseguida, casi mirándola con una mezcla de decepción, vergüenza y dolor leve. Apartó la vista, pasandose una mano por el cabello, y esquivó todo lo que dijo, al menos en un inicio, al menos hasta tener la seguridad. Alzó el brazo, apuntando a Kain, y la voz fue cortante en un inicio antes de bajar. -
¿Quién es él? No voy a hablar de esto aquí si no se que no va a decir nada, y no me puedo creer que acabes de soltar todo eso en voz alta sin preguntármelo siquiera. Puede que a ti te de igual pero a mi me importa y es personal, podrían matarme por esto. -Se calló, preocupado de golpe, mirándolos a ambos, y quiso irse de allí y perderse por las alcantarillas, pese a no hacerlo.

No le gustó hablar así con Kyrieth, abrazándose el cuerpo mínimamente y trató de ordenarse las ideas antes de hablar. Lamentablemente, no tuvo ocasión de hacerlo, antes de que Kain se fuera de la lengua, y pese a que Aldrik lo intentó, no pudo evitar irritarse, dando un paso de golpe hacia este. -
Mira, no tengo ni idea de quien eres respecto a Kyrieth, pero no te he visto en la vida y que yo sepa no has pisado la base, puede que sea amiga tuya pero también es mía, y si crees que la dejaría morir eres idiota, lo eres de verdad. -Espetó, antes de mirar a Kyrieth.- No sabía que intentó matarte. -Mencionó, bajando un poco la voz y se mordió la cara interna de la mejilla, nervioso de tener que enfrentarse de nuevo con todos aquellos demonios internos. No supo que decir, guardando silencio durante varios minutos, y se dijo que no podría explicar más las cosas si no revelaba datos, y no se creía lo suficientemente fuerte como para estar pregonando esas cosas a los cuatro vientos.

-
No tendrías que haber visto eso. -Mencionó, y acto seguido negó.- Pero da igual, no va a pasar otra vez asi que... -Miró a Kyrieth un momento y sopesó si contarselo o no, sin saber que hacer exactamente. Oyó la pregunta de Kain, negando con la cabeza, y le subió el rubor a las mejillas, bufando, irritable.- ¿De verdad esperas que conteste a eso? -Le preguntó, y acto seguido se frotó los ojos.- Yo... mira... solo no digais nada, por favor. Y si, os estoy suplicando esto.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 406

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Kyrieth el Jue Mar 10 2016, 18:27

No me gustó nada la mirada de Aldrik. Sentí una punzada en el pecho al verle mirarme de aquella manera. Era como si me hubieran dado un puñetazo. Y bien empleado que me estaba. Me había pasado. Quizás no sirviera como justificación, pero se lo achaqué a que era todo reciente y el pequeño shock de… de haber visto todo en general.
Cuando señaló a Kain fruncí el ceño herida. ¿Cómo podía dudar de él? Si no le había echado en un principio era porque confiaba en el chico. Pero claro, era estúpida y no había caído hasta el momento en que ellos dos se acababan de conocer.

-Es mi… es, es un amigo. Es de fiar. Con él fui a Isaur-ya le había mencionado a Aldrik mi viaje a Isaur así que supuse que entendería hasta qué punto podía llegar mi relación con Kain, de confianza y camadería, quiero decir -Y no va a soltar nada, no es como ellos- añadí desviando la mirada afligida, refiriéndome claramente a los radicales o a los dragones incluso.
Cuando Kain habló estuve a punto de pegarme con la palma de la mano en la cara marcándome un extreme facepalm de locura pero dejé que Aldrik, obviamente molesto, tomara la iniciativa. No podía creer que aquél siguiera siendo el joven que acababa de volver de una desaparición mucho más maduro.
Cuando Aldrik apreció calmarse un poco al conocer el hecho de que ese maldito dragón casi me mató, suspiré con cansancio y dejé el dibujo sobre la mesa. Me acerqué con cautela al moreno.

-No lo sabías- dije -Es a lo que me enfrento cada vez que subo arriba- levanté el dedo índice señalando el techo de aquel habitáculo -Lo siento Ald, no debería haberme comportado así… me he dejado llevar. Ojalá no lo hubiera visto, ya sabes que a veces no puedo controlarlo- apreté los puños. Lo último que quería era que ahora Aldrik me rechazara por mi estúpido don. Porque era eso ¿no? Un don. Años atrás lo había considerado una maldición, pero ahora… en momentos como ese no estaba segura de que me trajera nada bueno el poder meterme en la cabeza de la gente.
Me acerqué aún más a él, pero sin llegar a tocarle de ninguna forma, tratando de mostrarle algo de apoyo con mi presencia.

-Claro que no le voy a decir nada a nadie, por la diosa. Aldrik, me conoces., sé guardar un secreto- dije tajante -Lo único que quiero saber es si ese dragón abusó de ti o no. Solo por añadir una cabeza más a mi lista de cacería o no hacerlo. Mira, yo no le conozco, no sé quién es, quizás me esté equivocando y sea buen dragón en el fondo, cosa que dudo porque es inquisidor, pero me importas tú y tu seguridad. Eres de mi familia, no voy a dejar que nadie te haga daño.

Mataría a cualquiera que lo intentara.




Kyrieth:

I can't scape from my dreams:

avatar
Kyrieth
Human

Ocupación : Arquitecta e inventacosas en general. Jinete de dragón.
Mensajes : 616

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Kain el Dom Mar 13 2016, 02:57

Genial, me encontraba preguntando cosas y hablando como si nada en presencia de un desconocido que ya había dejado clara su incomodidad hacia mi persona. Tampoco consideraba que la cosa fuese para tanto, no es como si yo fuese un chivato o ganase algo con aquello... vale que era nuevo, que podía ser un poco gamberrete y hasta pillo a la hora de hablar... pero de ahí a buscarle las cosquillas a alguien o meterlo en problemas... había cosas por las que no pasaba y procuraba ya hacer menos o nada. Entendí que no quisiera hablar conmigo delante, aunque ella le hubiese advertido que era de fiar, cosa que agradecía mucho y me dejaba un poco perplejo por como había iniciado la frase.

No me amedrenté cuando dio el paso hacia adelante en mi dirección, yo hice lo mismo y pese a que era algo más delgado que este no había porqué temer, después de todo era híbrido y decían que era más fuerte que un humano. Yo hice lo mismo, encarando a este y mirándole con la ceja enarcada, porque no, ya había pasado de todo en ese desierto y peor que aquello no podía ser esa habitación ni ese chico. -Puede, pero eso no quiere decir que puedas cuestionarme, como si yo fuese a largarlo todo tras salir de esta habitación- dije algo irritado, sin prestar atención a que no fuese a comentar nada acerca de mi pregunta indiscreta, a decir verdad había sido una tontería. Acabé reculando claro está, al escucharla a ella pedir disculpas y a él que se cortase el tema, no tenía caso que me enfadase, ni contribuir a un malestar que se notaba en el ambiente.

Me aparté de los dos y me quedé observando unos instantes, quizá mi presencia suponía un problema mayor del esperado, si pensaba en ello solo me daban ganas de pegarme una bofetada a mi mismo... Sea como fuere, acabé tomando una decisión, acercándome a Kyr y le tomé de la mano un momento, con dudas, muchas... para llamar su atención. -Kyr... creo que molesto aquí, tenéis cosas de las que hablar, luego nos vemos y me presentas gente o hacemos algo...- me despedí de esa forma, saliendo de la habitación sin dejarle replicar, me conocía, no iba a cambiar de opinión, ellos necesitaban intimidad, cerré la puerta y fui a explorar, dando vueltas al tema que me reconcomía... si me merecía siquiera intentar algo con esa chica.




avatar
Kain
Hybrid

Ocupación : Terrorista
Mensajes : 167

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Aldrik el Sáb Mar 26 2016, 12:19

-Sinceramente, Kyr, haces que me de miedo rozarte siquiera pero... me alegra de que fueras tu y no otra persona. - Fue lo único que pareció tomar sentido en su cabeza, y desvió la vista después hacia Kain, concediendo que aquello no era una buena manera de empezar con nadie, y tendría que disculparse con el otro después.

Se mordió la cara interna de la mejilla, sin saber muy bien como afrontar todo aquello, y pese a poder mentir no lo hizo, agradeciendo que Kain se retirara, porque no sabía exactamente si era capaz todavía de ir largando eso a los cuatro vientos. No negaba que aquel chico podía ser de confianza, y caerle bien, como Kyrieth, pero no lo conocía suficiente como para querer tomar ese riesgo.

Esperó, una vez vio cerrarse la cortina, y se sentó en un lado de la cama de la otra, pasandose una mano por el cabello, dudoso de como empezar. -
No importa Kyr, no se que habría hecho yo a la inversa la verdad. -Confesó, alzando la vista hacia esta, y se apretó los manos, tratando de ordenarse las ideas antes de hablar. Siempre podría mentirle a ella, decirle que en efecto Letyko abusó de él, pero eso no era cierto, y el moreno lo sabía. - No abusó de mi, Kyr, y no voy a mentirte a ti, no se si es buen dragón o no. De hecho, cualquiera en su sano juicio diría que no lo es y yo más que nadie tengo hechos para corroborarlo pero soy gilipollas y no se ni que estoy haciendo ahora mismo.

Bajó la vista, clavándose las uñas en las palmas, y se debatió entre si decirle lo otro o no, hasta que la cosa le pudo y lo soltó directamente.- Letyko me desafió, Kyr. Llevo un año y medio tratando con él. No se ni que me pasa... y no, no he hecho eso más veces con él. -Negó, cortando la idea de raíz antes de que le pudiera venir a la otra siquiera, preocupado de que lo pensara. - Pasó una vez y ya. -Contestó, tratando de creerselo él mismo antes de bajar la vista, y se pasó las manos por la cara brevemente, antes de mirar a la contraria, sin saber ni que decir.- Lo siento, Kyrieth, y entenderé si no quieres hablar conmigo en una temporada larga. Te agradezco que no vayas a decir nada, eso si.

Le sonrió brevemente, incorporándose, y se llevó las manos a los bolsillos, conteniendose en un ademán por mostrarse más fuerte de lo que estaba en realidad. - ¿Qué tal llevas las cosas tu? Es como si hiciera años que no hablamos.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 406

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Kyrieth el Sáb Mar 26 2016, 15:56

Escuchar las palabras de Aldrik diciendo que se alegraba de que hubiese sido yo y no otra persona fueron en cierto modo un alivio. Eso quería decir que al menos no me iba a ignorar durante el resto de mis días en la resistencia. Que había un vínculo real entre nosotros y no había estado segura de ello hasta ese momento. Desde que perdí a mis hermanos había estado buscando por algo a lo que aferrarme, algo por lo que valiera la pena luchar realmente. Así fue como llegó Ever, Trystan, llegó Nyssa, Derek, Aldrik…
La verdad es que al final mi familia se había vuelto incluso más numerosa de lo que era cuando los lazos que me unían a ella eran los de sangre.
Por un lado, la sensación de unión con mis compañeros actuales parecía incluso más fuerte que la que tenía con mis hermanos. Quizás fuera porque había pasado mucho tiempo y ya lo tenía olvidado, o quizás porque esta familia la había elegido yo. Quién sabe.

Hice amago de decirle algo a Kain para que no se fuera, que estuviera con nosotros, pero no era idiota y sabía que probablemente se sintiera incómodo. No había sido una opción acertada haberle traído hasta allí en ese momento. Lo anotaría para la próxima vez que saliera huyendo por los túneles tirando de un asustado Aldrik. Así pues, dejé que se fuera y que Ald hablara tratando de responder todas mis dudas.

Me acerqué a él que se había sentado en la cama y fruncí el labio al escucharle. Nadie había tratado de ponerse en mi lugar. Era complicado. Había escuchado hablar de otras personas que tenían dones. Sin ir más lejos, Pandora. También había gente muy empática. Pero una cosa era saber cómo se sentía la otra persona y otra era sentir en tu propia piel lo que había vivido el otro.
Era una carga muy pesada de llevar.

Fruncí los labios mientras le escuchaba. Lo suyo tampoco era fácil. No sabía exactamente cómo alguien como Aldrik podía llegar a tener una relación de ese tipo con un dragón, pero cosas más raras había visto y al menos el moreno no estaba muerto ni herido de gravedad.
La noticia de que era un desafiado me llegó por sorpresa. Abrí la boca un tanto como si fuera a decir algo, pero ninguna palabra salió de allí.
Parecía navidad o algo.
Al menos el dragón tenía nombre, Letyko. Ahora podía nombrarlo cada vez que recordara su rostro. O si por alguna casualidad, la diosa no lo quiera, me lo encontraba otra vez por la superficie.

-¿No hablar contigo?- dije con incredulidad cuando se levantó -Debes ser un completo idiota si crees que te voy a dejar de lado por eso- alargué una mano, no sin cavilar un poco antes, para posarla sobre su hombro. Tenía que estar segura, podía controlarlo. No ocurrió nada más, menos mal -Ald, aquí todos tenemos nuestros asuntos, unos más peliagudos que otros, pero puedes contar conmigo. Demonios, incluso si te da por fugarte con cincuenta dragones como ese te apoyaré mientras haya sido tu decisión- añadí con un poco de sorna. Debía admitir que necesitaba relajar el ambiente un poco.

Luego me separé un poco de él y me senté sobre la mesa, habiendo antes apartado unos cuantas herramientas y cosas que usaba para dibujar. Sí que parecía que habían pasado años desde que habíamos hablado la última vez.

-Mal- confesé sin ningún reparo -Hace ya bastante que llegué de Isaur y con este tiempo lo único en lo que pienso es en que debería haberme quedado allí. Pero no podía, claro, no podía dejaros solos, ni tampoco al resto de la resistencia. Aunque parezca increíble, todos somos necesarios- suspiré desviando la mirada -Tampoco es el único motivo por el que estoy aquí. Es una historia larga… intentaré resumirla lo mejor posible- dije antes de ir a sentarme en la silla que estaba al lado de la mesa. Mejor así.

-Antes de unirme a la resistencia, hace ya prácticamente dos años, fui… bueno, en esa época vivía sola en el bosque… más atrás en el tiempo, fui esclava. Los dragones mataron a mi padre y mis hermanos y el dragón que ordenó el ataque se quedó conmigo. Fui un regalo para su hijo- me llevé la mano al omóplato izquierdo, donde todavía tenía la marca de esclava -Digamos que quería que su hijo se convirtiera en un hombre utilizándome, pero el joven tenía otros planes. Everkaishen nunca se había fijado en ninguna chica, él era más de… dragones- sonreí ladina -Solo teníamos que pretender que entre nosotros pasaban cosas que nunca pasaron. Ever y yo nos hicimos inseparables. Todo lo que sé sobre botánica y los dragones, debilidades, puntos fuertes, se lo debo a él- por no mencionar que me enseñó ciencias, matemáticas, a leer… la verdad es que le debía millones de cosas al dragón celeste.

-Por venturas y desventuras, ambos terminamos en la resistencia. Solo que él fue asesinado al poco tiempo. Supuse que no podrían haberle matado porque sí, e investigando un poco, acabé en Isaur. Maté a sangre fría a todos los que habían formado parte de su muerte. Nunca fui un alma vengativa, pero parece ser que la gente cambia- suspiré y guardé silencio durante unos segundos con la mirada clavada sobre los papeles de la mesa -Ever murió tratando de salvar a alguien y yo he vuelto para encontrarlo. Descubrió que tenía un hermanastro, un híbrido y bueno, ya sabes cómo tratan a los híbridos. Sé que está en Talos y tengo que ponerlo a salvo. Es mi responsabilidad.
Me levanté de la silla y me acerqué a Aldrik.

-Muy poca gente, por no decir casi nadie, sabe que fui esclava. Y mis planes de encontrar al híbrido… eres el primero al que se lo cuento. Supongo que iba siendo hora de que tú y yo nos pusiéramos al día. Así que, ando metida en la búsqueda de un niño de unos nueve o diez años que no voy a encontrar y menos con cómo está Talos ahora… Aldrik, si necesitas cualquier tipo de ayuda con el desafío sabes que estoy contigo- los desafíos eran algo del propio desafiado, pero no tenía por qué soportar una carga como esa solo. Aunque fuera emocionalmente, podía ayudarle de cualquier modo mientras él me lo pidiera o se dejara.




Kyrieth:

I can't scape from my dreams:

avatar
Kyrieth
Human

Ocupación : Arquitecta e inventacosas en general. Jinete de dragón.
Mensajes : 616

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Aldrik el Sáb Abr 16 2016, 23:31

Llegaba un punto en el que ya no sabías que creer, quienes eran tus amigos, quien tus enemigos y quienes estaban a la espera, acechando para atacarte por la espalda. Aldrik era muy consciente de esto, y por ese mismo motivo llevaba años de su vida viviendo a la defensiva, aprendiendo que a la hora de la verdad (o eso había aprendido tras muchos golpes que le habían dado distintas circunstancias) solo te tenías a ti mismo.

Estar sentado en la habitación de Kyrieth y convencerse de lo opuesto, le estaba costando más de lo que quería admitir. Todavía seguía dudando de que la morena quisiera volver a hablar con él tras saber que a) era homosexual y b) se había acostado con un dragón que c) le había desafiado y d) había amenazado de muerte a la propia Kyrieth. Menudo día.

Fue precisamente por eso que Aldrik se quedó confundido al oír a la otra terrorista de improvisto, sacandole de su propio pozo de maltrato personal.-
¿En serio? -Preguntó, alzando la vista al escucharla, y se quedó callado, negando con la cabeza cuando la oyó, medio esbozando una sonrisa.- Tranquila... dios no, cincuenta no. Ya tengo bastante dolor de cabeza con solo uno...

Apartó el tema de su cabeza, sabiendo que darle muchas vueltas solo traería de nuevo sus peores demonios, y escuchó a Kyrieth, sin esperar el relato que vendría a continuación. Aldrik sabía de la marcha de la contraria, sabía que había estado fuera mucho tiempo, pero lo que no imaginaba, es que eso hubiera desarrollado repercusiones tan grandes y proviniera de un trasfondo tan difícil. -¿Tu? ¿Esclava? -Se quedó mirando la marca en su omóplato, asimilándolo aunque le costara. - Se me hace difícil de aceptar pero, lo haré. Me alegra que consiguieras dejar atrás todo aquello, si yo fuera esclavo seguramente a estas alturas me hubiera colgado ya de un árbol o algo... y mira que es irónico que yo justamente diga eso, que ando de por si metido en el fango hasta arriba; pero una cosa es ser libre 10 años, y otra pasar toda tu vida sirviendo a algún dragón de mierda.

Mantuvo silencio, durante el resto del relato de Kyrieth, reprimiendose de hablar, inseguro de por si respecto a muchas de las cosas que enumeró, y una vez lo dicho llegó a su fin, Aldrik permaneció callado otros 2 minutos, ordenándose los pensamientos. Solo pudo llegar a una conclusión:- Encontrar a un niño en Talos te va a ser más dificil que si tiraras un grano de arroz a una duna a ver cuanto tardas en dar con él... -Mencionó, sin saber el mismo por donde empezar.- Sin una guía o una pista de donde puede estar es imposible que remotamente demos con él... Kyr, Talos está hasta arriba de niños, y hasta si dieras con él... ¿sabría quien eres?

Dejó ir la pregunta, dándole vueltas él mismo al asunto, y dudó, sopesando como barajar todo, hasta si no se sabía muy bien como. - No me importa peinar Talos contigo en busca del hermano perdido si necesitas ayuda, pero también sé que podemos dar con él y no darnos ni cuenta si no tenemos idea de nada.

Evitó hacer demasiada mención al desafío, dudoso de como plantearlo, y llegado a ese momento se incorporó, andando hacia ella.- Agradezco que quieras ayudarme con el desafío, Kyr, pero hace meses que he asumido que tengo fecha de caducidad. El reto que tengo es tan abstracto como ilógico. Letyko puede cambiarlo cuantas veces quiera alegando que lo que dice es cierto y no podré desmentirlo.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 406

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Kyrieth el Dom Abr 17 2016, 15:25

Cuando terminé mi historia me quedé callada a la vez que Aldrik y luego sonreí amargamente cuando afianzó algo que ya sabía. Que me iba a costar la vida casi literalmente encontrar al hermano perdido de Ever.

-No, no sabría quién soy- si el crío ni si quiera reconocería a su hermano si lo viera, ¿cómo iba a saber quién era yo? De hecho, qué demonios sabría aquel niño y que no, porque para haber sobrevivido siendo híbrido durante casi 10 años tenía pocas alternativas.
Esperé a que Ald siguiera hablando y en el fondo me alegré de que estuviera dispuesto a ayudar. Pensaba que era algo que tenía que hacer sola, quería hacerlo sola, pero tener algo de apoyo nunca venía mal.

-Para ello cuento con mi don- mencioné levantando la palma de la mano -Tengo la esperanza de que pueda ver algo cuando encuentre al híbrido. Pero claro- bajé la mano y suspiré -no voy a ir tocando a cada niño que me encuentre por Talos. Quizás pueda lograr investigar algo por medio de la familia paterna. Al menos conozco el nombre de su padre. Será peligroso, pero estoy acostumbrada ya a jugarme la vida.

Guardé silencio de nuevo cuando el moreno me dio algunos detalles del desafío, pero abrí la boca al escuchar algo que prácticamente me hubiera gustado no escuchar.

-Cómo que tienes fecha de caducidad- vale, me había pillado. No tenía mucha información sobre los desafiados. Para ser sinceros, hasta aquel momento solo había visto a Aldrik y a Trystan en ese estado. Había escuchado rumores por la ciudad, cosas que esperaba que en el caso de Aldrik no fueran ciertas, porque si ese tal Letyko se las apañaba bien, mi amigo iba a terminar muy mal y eso no me gustaba -¿Cuál es el reto que te ha impuesto Letyko?- pregunté pronunciando por primera vez en voz alta el nombre del dragón violáceo.

Un dragón que cada vez tenía más papeletas para entrar en mi lista negra.
Porque sí, tenía una lista negra mental de gente que no me caía muy bien y ese maldito dragón no estaba en ella de momento gracias a Aldrik.




Kyrieth:

I can't scape from my dreams:

avatar
Kyrieth
Human

Ocupación : Arquitecta e inventacosas en general. Jinete de dragón.
Mensajes : 616

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Aldrik el Mar Mayo 17 2016, 17:06

-Creo que ir tocando a cada niño que te encuentres por Talos, con malas intenciones o no, es motivo suficiente para que te encierren por pederastía, Kyr. -Bromeó el moreno, en un intento de quitarle algo de hierro al asunto, y no supo que decir entonces, jugando con sus manos.

La búsqueda de aquel niño iba a ser algo complicada, una que no sabía si llegaría a buen puerto. Nada les probaba que aquel niño no estuviera muerto ya, y con la cantidad de muerte infantil que ocurría diariamente en Talos, sería prácticamente un milagro que el chaval siguiera de una pieza... Comprendía que Kyrieth no quisiera perder la esperanza aun así. El niño era híbrido, lo cual era un punto a favor, y Aldrik y Kyrieth eran prueba indiscutible de que podía sobrevivirse la adolescencia. Habían dejado los 16 años atrás hace tiempo. En mejor o peor estado.

-
Sea lo que sea que tengas que hacer sabes que puedes contar conmigo, Kyr. - Y se aseguró de que tuviera eso presente, porque no bromeaba al decirlo. - Si sabes el nombre de su padre, tenemos un lugar desde el que empezar. -Le sonrió leve, dispuesto a iniciar la búsqueda cuando la otra estuviera preparada, y se incorporó de donde se encontraba sentado, inseguro de querer seguir la conversación por el camino que estaba tomando. No quería preocupar en demasía a la otra, pro suponía que también tenía derecho a saberlo, y debía ser sincero en esto:- Llevo casi dos años desafiado, Kyr. A los cinco años dejas de sentir, es como un estado vegetal. No tienes emociones, no hay nada. Te quedas vacío. Rara vez llegan los míos a los 10 años.

Se encogió de hombros con suavidad, y se pasó una mano por el cabello. - Letyko quiere que le pruebe que un humano es tan válido como un dragón, que merecemos existir y que no somos la escoria que debe ser tratada como se tratan a los animales. -Le sonrió suave a la morena, antes de estirarse un poco, sin pensar demasiado en lo que acababa de decir. Deprimirse y darle más vueltas no le serviría de nada, lo tenía asumido. - Haga lo que haga me va a decir que no es suficiente, y yo no voy a poder rebatirselo. No va a sacrificar su estatus e imagen social por un humano. Es un reto perdido desde el inicio... pero como que me da igual a estas alturas.

Fue sincero en eso, sin esperar que Kyrieth le entendiera, y caminó hacia la salida de la habitación, sin tener mucho más que agregar y sin saber que decir realmente. Se notaba algo inestable, y sería mejor que saliera de la base a que le diera un poco el aire.- Gracias por no tomarte mal lo que has visto... -Mencionó, incómodo todavía por la idea de que lo hubiera visto en esa situación, y se mordió la cara interna de la mejilla. - Y siento el encontronazo con tu amigo, supongo que esta no es manera de empezar con nadie, trataré de arreglarlo la próxima vez que lo vea.

Caminó hacia la cortina que cerraba el cuarto de la arquitecta, apartándola para salir, y se detuvo una última vez antes de perderse por los pasillos, siendo como era, tan malo para las despedidas. - Cuidate, Kyrieth.




Sometimes we're like... yeah
His arms feel like home and I am homeless
If you don't know, let me go - Thnx Syl ♥


Your eyes are swallowing me, mirrors start to whisper, shadows start to sing, my skin's smothering
me, help me find a way to breathe; time stood still, it's like i'm sleepwalking

avatar
Aldrik
Heartless

Ocupación : Portavoz de los Exploradores.
Mensajes : 406

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abriendo el cajón de los secretos [Priv. Kyrieth & Kain]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.