Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
» Afiliciones VIP (Élite)
Hoy a las 18:26 por Invitado

» Stalker /Myrddemrys/ [Fb]
Hoy a las 18:15 por Nimue

» Llegaremos a 100?
Hoy a las 17:38 por Moira

» Let's go for that drink (Ariakas)
Hoy a las 14:15 por Vaurien

» Nuestras necesidades se inspiran en el pasado (Lena)
Hoy a las 14:01 por Moira

» Preguntas y respuestas, ¡gambito de la verdad! [Privado]
Hoy a las 04:58 por Limon

» La belleza de la estrategia y la elegancia de la táctica [Privado]
Hoy a las 04:16 por Limon

» Ausencias
Hoy a las 03:50 por D'tark

» Su cabeza en una pica || Vaurien
Hoy a las 03:44 por D'tark

» Introduction {Priv.}
Hoy a las 03:30 por D'tark

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


For your entertainment (Trystan) +18

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Jue Ene 21 2016, 18:27

Suspiré sonoramente, hastiado, cuando su molestia fue evidente. Pero reí, esta vez, sin suavidad alguna-. ¿Sabes? Esto lo estoy haciendo por puro egoísmo. ¡Porque no quiero que estés conmigo para ser una infeliz! Porque prefiero encarar a un dragón de frente, mirando a los ojos a la muerte más ridícula, a los ojos antes de someterte a la agonía de verme olvidarte. -no olvidarla, pues mi memoria seguiría intacta. Pero sí olvidar todo lo que sentía por ella. Me aparté, para poder incorporarme-. Pero ni aún así hago bien las cosas... -me sacudí la parte de los pantalones que había tenido apoyada en el suelo mientras me separaba ligeramente de ella para recoger mi camisa, mientras ella hablaba-. Sé que no huyes, que eres de las que encaran los problemas... Lo sé. Lo he visto. -volví a suspirar, poniéndome la prenda de nuevo, dándome igual esas manchas de sangre que tenía la tela, o donde pudieran quedar. No llegué a abrocharla cuando me giré de nuevo, realmente queriendo expresarme como no había tenido costumbre de hacer-. Por eso, por querer quedarte conmigo y muchas más cosas creo que eres una mujer increíble, Moira... -un aire preocupado se vio en gesto, antes de tragar saliva, cruzar la línea y admitirle algo desde esa posición que tenía, más alto que ella-. Y me da pánico hacerte sufrir así. -aparté la mirada de ella, sin podérsela aguantar.

Esto era ridículo. ¿En serio estábamos discutiendo por esto?-. Yo sí lo sé... -¿qué se merecía? De todo lo mejor. Me volví a buscar su mirada-. Sólo quiero que seas feliz, ¡maldición! -¿qué posibilidades había de que lo fuera conmigo llegado el momento?-. Porque eso es lo que tengo: una maldición, Moira. Y es algo que he de llevar yo solo. ¡Yo! ¡Nadie más! -me señalé a mí mismo con el índice-. No tengo palabras para describir el alivio que aún siento cuando me dices que deseas estar conmigo... -negué con la cabeza entonces- pero tú te mereces una vida mejor.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Jue Ene 21 2016, 20:19

La risa masculina no le dio buena espina, sobre todo después de aquel suspiro en el que él denotó que no estaba para nada cómodo. Tragó saliva y lo miró afectada cuando le dijo que prefería enfrentarse a un dragón que someterla a aquella agonía. Lo miró mientras él se levantaba, sintiendo aquel nudo en su garganta crecer. Suspiró cuando él dijo que ni eso lo hacía bien. Ella se quedó sentada, con las rodillas flexionadas y los brazos alrededor de ellas, mirándolo mientras él hablaba y se ponía la camisa. Sus irises se impactaron de nuevo cuando él se giró. El gesto preocupado en el semblante ajeno, además de sus palabras, hicieron que ella se pusiese de rodillas, en un amago de claudicar. A punto de levantarse. Mas él rompió el contacto de sus miradas ante aquella confesión, como si le doliese sostener la mirada que la fémina le devolvía.

Se quedó sentada sobre sus talones hasta que él volvió a hablar. Alzó la mirada de nuevo, con el ceño levemente fruncido. ¿Que sabía lo que ella merecía? ¿Por qué no la dejaba simplemente decidir? Sus miradas de nuevo chocaron cuando él se volvió a mirarla de nuevo. Pero hubo algo nuevo que sintió cuando él fue firme al seguir hablando. Al escuchar ese aire indignado. Tomó aire por sus fosas nasales, inundando sus pulmones con él. Sintió su pecho subiendo y bajando marcadamente. Su pulso se aceleró un poco más. Se levantó de repente y rápidamente acortó la distancia que los separaba. Con sus manos, tomó los extremos de la camisa aún no cerrada y lo empujó contra la pared más cercana mientras se apoderaba de su boca.

Bebió de sus labios de forma tan fogosa y urgente que parecía que llevase años esperándolo. Hasta que tan abruptamente como empezó, separó su boca de la de él para susurrarle a los labios mientras clavaba sus pupilas en los intensos ojos azules que Trystan poseía-. La única vida que quiero es una en la que estés tú. No me va a pasar nada. Nos vamos a tener el uno al otro –susurró-. No merece la pena malgastar el tiempo que podamos estar juntos discutiendo aunque… -se mordió el labio y bajó sus manos para dar un tirón al pantalón y romper el cierre antes de mordisquear la barbilla masculina-… me ha excitado verte indignado –ronroneó en confesión antes de bajar a morder su cuello. Bajó a succionar, morder y lamer la piel del torso que no estaba cubierta por la camisa, tomándose su tiempo. Hasta que se dio le vuelta, de espaldas a Trystan, con él de espaldas a la pared. Rozó su cuerpo con el masculino, de forma suave y lenta, tortuosamente candente. Deslizó una mano entre sus cuerpos, colándose por dentro de los pantalones que había desabrochado a la fuerza. Tentándolo en caricias mientras suspiraba-. ¿Te apetece… reconciliarte? –murmuró en una voz invitante y sugerente.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Jue Ene 21 2016, 22:58

Sinceramente, no era un tema de conversación del que me gustaría seguir discutiendo. Principalmente porque no íbamos a llegar a ningún lado: yo quería protegerla incluso de lo que yo me convertiría y ella seguiría emperrada en quedarse a mi lado.

Cuando se levantó a tal velocidad, temí por un momento que también me cruzaría la cara. Como si fuera a quitarme mi convencimiento o culminar la discusión con aquel bofetón. Pero lo que hizo fue bien distinto: Me acabó comiendo la boca. A tiempo respondí, inclinando la cabeza hacia ella, cuando mi espalda dio contra el muro. Fruncí el ceño mientras la besaba, bebiendo de esa ansiedad increíblemente contagiosa, hasta que se interrumpió. No tardé en abrir los ojos, confundido para encontrarme con la intensidad cristalina de sus ojos. Y apenas alcancé a formular una respuesta medianamente útil cuando el broche de mis pantalones cedió a su tirón. Ni siquiera llegué a darle la razón, que la tenía, pues tampoco tenía ninguna gana de discutir, cuando su ronroneo llamó a mi excitación, entrecortando mi respiración. Más cuando tras esos mordiscos y lamidas que paralizaban y embotaban mi sinápsis, anuló mi capacidad momentánea para reaccionar, se dio la vuelta y volvió a rozarse como cuando quisimos empezar un entrenamiento conjunto. Con esa pregunta final, junto con mano traviesa alcanzando mi entrepierna, resollé. Y así, pude reaccionar. Mis caderas buscaron sus nalgas, mientras una de mis manos se colaba entre ambos para buscar la suya y apartarla. La otra mano, se aferró al costado, llegando a pasearse por su bajo vientre, paralela a la línea de su pantalón, ralentizando aún más su roce. Hundí mi rostro en su cuello, para ser yo quien mordiera de nuevo. No contento –ni satisfecho- con ello, recuperé el control y terminé por voltearnos para empujarla contra la pared, con cierto cuidado, aferrándola por la cintura con ansiosa presión, repasando sus desnudos costados con mis manos-. ¿Esto es lo que quieres? –inquirí lascivo en un hilo de voz sobre su oído, mientras tiraba de sus caderas contra las mías. La sentí jadear, y revolverse ligeramente, presionándose contra mí otra vez, provocándome un gruñido ronco, que acrecentaba mi deseo de forma exponencial. Porque quedaba claro que yo sí me había vuelto partidario inmediato de todo aquello.

Atrapé su lóbulo entre mis dientes, respirándole de forma marcada a conciencia, antes de repasar el lateral derecho de su cuello con mis labios en un paseo tan aleatorio como lento. Sentí entonces su mano derecha en mi nuca, y no tardé en elevar mi propia mano, asir su muñeca  y llevarla hasta la pared. Gruñí ligeramente otra vez. dándole a entender que aquel movimiento por su parte no estaba permitido. A modo de dulce tortura, como castigo, mi mano izquierda buscó el cierre de su ropa, lo abrió y acabó colándose en sus pantalones, buscando su entrepierna. Sonreí triunfal al escuchar su respiración entrecortada cuando mis dedos alcanzaron su sexo y comenzaron a acariciarlo en suaves círculos que conseguían estremecerla. Un suave gemido cruzó su garganta, excitándome aún más. Mis caderas se presionaron algo más contra sus nalgas, en un intento por saciar el ansia que endurecía mi miembro a una velocidad vertiginosa. Resoplé en su cuello, antes de volver a su oído-. ¿Hm? –escapó de mis labios entreabiertos, con un gruñido ronco, una exhalación pronunciada, secando algo más mis labios.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Vie Ene 22 2016, 17:07

Desde que lo había besado, había sentido cómo él sucumbía a ella. Y le gustaba aquella sensación de tener el control, de saber que podía despertar esas sensaciones en él tanto como Trystan lo conseguía en ella. Hasta que finalmente él reaccionó. Buscando sus nalgas, apartando su mano de la cálida virilidad. La otra mano masculina descendió para menguar el ritmo de sus caderas. Jadeó ante aquellas caricias y la nueva mordida en su cuello, estremeciéndose contra él. Con sus nalgas oscilando con un temblor contra su miembro.

Estaba a punto de retomar el control… o eso había pensado, cuando él los giró, cambiando las tornas. Aspiró entre sus dientes al sentir el frío de la pared, en contraste con la temperatura en claro ascenso de su cuerpo. Suspiró al sentir aquellos dedos presionando contra la cálida piel de sus costados. Iba a intentar colar al menos una mano por el pantalón abierto de él, pero sintió cómo sus caderas eran atraídas hacia las masculinas. Pudo notar aquella virilidad contra sus nalgas y jadeó, revolviéndose un poco, haciendo una fricción, presionando indecentemente. Como única respuesta a esa pregunta que él le hacía, vertiendo con su voz grave y varonil en su oído. Se estremeció al escuchar aquel gruñido ronco, tan profundo, candente, que acarició cada fibra de su ser. Excitándola tanto que sintió la humedad acudir al encuentro de su ropa interior.

Otro nuevo estremecimiento comenzó cuando sintió los dientes en su lóbulo y aquella respiración marcada. Un escalofrío latigueó su columna vertebral, haciendo que su espalda se combase hacia atrás, al encuentro del cuerpo ajeno, dejándole más espacio para repasar su cuello con sus labios. Jadeó y llevó una de sus manos a la nuca de Trystan, instándole a marcar con su boca aquel cuello expuesto sólo para él. Pero entonces sintió que se la agarraba de la muñeca y terminó aquella palma derecha contra la pared. Un fogonazo de calor recorrió su cuerpo al verse impedida, dominada. Sobre todo con aquel gruñido que… hizo que su vientre se encogiese en excitación, con sus piernas
aguantando cerradas.

El cierre de su pantalón fue liberado y pudo sentir el recorrido de aquellas yemas hasta que alcanzaron su excitado sexo. Jadeó entrecortadamente, abriendo un poco las piernas para dejarle espacio y haciendo que su espalda se quedase reposando contra el torso masculino. Gimió sin poder contenerse, sintiendo un latigazo de placer y la humedad acariciando los varoniles dedos que la atendían. Sus propias caderas oscilaron, moviéndose con suavidad, recreándose en el tacto de las yemas ajenas y en el palpitante miembro que presionaba sus nalgas-. En parte… quiero… más –jadeó entrecortadamente, mientras sentía la piel de su cuello reaccionar ante el aire que brotaba de la boca y la nariz masculinas-. OHDIOS –exclamó ante el nuevo gruñido, apoyando la otra mano también en la pared para tomar más movimiento en sus caderas. Frotándose contra su virilidad en círculos y gimiendo contra sus dedos. Se sentía sensible, a flor de piel ante aquellas candentes atenciones. Con él a su espalda, dispuesto a torturarla deliciosamente-. ¿Qué más vas a hacer? -murmuró con un suave gemido.





avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Sáb Ene 23 2016, 01:26

Su cuerpo reaccionaba abiertamente a todo lo que yo me planteara hacer en él. Caricias, besos, mordidas… todo la hacía estremecer. Y aquello aumentaba mi deseo con la misma rapidez que mi miembro reaccionaba a ese roce que ella se encargaba de perpetrar, más descarada conforme se excitaba... hasta que el placer que pretendía proporcionarle fuera tal que la turbación nublase su raciocinio y no fuese capaz más que de gemir y estremecerse ante mi dominio.

Mi dominio.

Y así se lo hice saber bajando con cuidado la muñeca que yo sujetaba hasta dejar el brazo en la zona lumbar. Volví a apresar su lóbulo suavemente con mis dientes, emitiendo otro de tantos gruñidos por la molestia de tener que apartar esa mano que disfrutaba provocando sus gemidos, estando entre sus piernas. Dicha mano salió de entre su ropa para buscar la suya, mientras mis caderas volvían a pegarse a las suyas en una leve e instintiva embestida que ni pensé en reprimir. Repetí el movimiento de llevar su mano a la zona lumbar, juntando sus dos brazos allí. Fue entonces cuando mi mano, con los dedos mojados con su humedad, emprendió el camino de regreso a su entrepierna-. ¿Exiges… -comencé, con mis labios pegados a su oreja, dejando escapar una voz ronca y lasciva que desde luego, no le era indiferente- o ruegas? -continué con un gemido grave por la exaltación. Tragué saliva, al notar la boca seca, ebrio de excitación por dominarla, afianzando mi agarre sobre sus extremidades superiores para que no se soltara-. Tendrás más… mucho más… -mi murmullo denso, sugestivo, atravesó su tímpano, haciéndolo vibrar como seguramente haría su cuerpo instantes después.

Finalmente mis dedos volvieron a alcanzar su sexo, llegando un poco más lejos, al tiempo que volvía a presionarme contra ella, aún más, haciendo que se enderezara más contra la pared. Volví a moverlos en pequeños círculos mientras el recuerdo de sus gemidos y su respiración alterada me seguía exaltando-. Quiero oírte gemir… -contesté, sin miramientos, con la respiración pesada chocando contra su piel ya estremecida. Hablaba entre dientes, casi en farfullos, conteniendo esa necesidad expresada en palabras-. Que grites de placer… que todo el mundo en los túneles sepa que te estoy haciendo mía…  




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Sáb Ene 23 2016, 16:28

Sintió cómo su mano derecha era llevada hasta detrás de la espalda y sujetada allí, en la parte más baja. Se movió un poco, como si se revolviese. Pero aquellos dientes atrapando su sensible lóbulo y el gruñido masculino colándose por su oído hicieron que dejase de forcejear para morderse el labio inferior y estremecerse. Esta vez fue ella quien emitió un leve gruñido de desacuerdo cuando sintió la otra mano abandonar las caricias en su sexo. Pudo sentir la humedad de sus dedos acariciando su muñeca. Su cuerpo reposó contra la pared, con su rostro cerca de aquellas manos. Sus labios se separaron, dejando escapar su cálido aliento hacia los húmedos dedos que agarraban su muñeca, en contraste de temperatura, al sentir aquella suave embestida contra sus caderas. Excitada, dominada por la pasión y aquel hombre que no dudó en llevar su otro brazo a su zona lumbar para inmovilizarla con una sola mano.

Sintió las yemas mojadas con su excitación rozar su piel, descendiendo por su vientre, el cual se contrajo en ansiada anticipación. Jadeó y se lamió los labios, humedeciéndolos. Volvió a estremecerse ante aquella voz que encendía su cuerpo, que convertía en fuego la sangre que recorría sus venas. Un gemido se trabó en su garganta y abrió los labios en busca de aire, antes de mordérselos-. Yo… -suspiró, intentando encontrar las palabras en su mente para contestar. Su pulso era fuerte, marcado y rápido. Su pecho subía y bajaba con la respiración entrecortada. Aprovechó que sus dedos estaban hacia atrás para estirarlos y rozar con ellos los rizos pelirrojos que sobresalían por el pantalón abierto. Tentándolo, jugando con él-...exijo. ¿Vas a… hacerme… rogar? ¿Mm? –lo retó, intentando, sin éxito, deslizar las yemas de sus dedos al encuentro de su virilidad.

Sin embargo, detuvo aquel trayecto juguetón ante el murmullo masculino que hizo vibrar cada fibra de su ser. Más. Mucho más. Aquellas palabras la hicieron estremecerse. Su mente quedó presa del placer y la excitación. Sus labios quedaron incapacitados de formular palabra alguna. Su sexo volvió a ser colmado de caricias que la hicieron gemir y suspirar. La presión de las caderas de Trystan contra sus nalgas la hicieron ir más al encuentro de la pared, moviendo sus propias caderas, danzando para seguir el ritmo de los dedos masculinos. Sentía el aire pesado. Su piel se había vuelto más cálida a cada momento. Su cuerpo se estremecía una y otra vez, acompasándolo con los gemidos que escapaban de su boca.

Podía sentir claramente cómo cada vez estaba más cerca de aquel punto sin retorno. Cómo estaba tan sensible que cada caricia la excitaba cada vez más. Cómo el placer se ramificaba desde su sexo hasta el resto de su cuerpo. Hasta que él habló de nuevo. Palabras que la sometieron de tal manera que todo su cuerpo convulsionó, en un gemido, obligándola a cerrar los ojos. Sus piernas se tensaron, igual que su vientre, capturando la mano que fue humedecida con su excitación. Soportada únicamente entre la pared y el cuerpo masculino, mientras su mente quedaba embotada por el placer y todo su ser se estremecía tras unos segundos, con el recuerdo de aquel clímax al cual él la había llevado con sus caricias y sus palabras. Tan sensible a él… que cada célula de su cuerpo parecía pertenecerle exclusivamente al otro resistente.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Dom Ene 24 2016, 12:42

Hasta yo podía notar el cambio en mi persona, con ese aire dominante y charlatán. Porque de normal, yo podía limitarme a darle placer, y puede que se me escapara algún murmullo para terminar de excitarla. Pero, ¿aquel descaro? Moira podía dar fe de que antes no lo tenía. ¿Cómo lo había ganado? Ni idea. Puede que fuera el desafío, que hubiera liberado esa parte reprimida, salvaje y atrevida que se había mantenido en las sombras hasta ahora. Pues mi comportamiento, mis maneras y hasta mis comentarios distaban bastante de hacía casi dos años. Puede que también todo lo acontecido influyese.

Aparté aquella reflexión de mi cabeza, pues no era momento. No cuando tenía sometida a aquella mujer pese a su carácter dominante,  que henchía mi ego masculino momentáneamente... al igual que mi virilidad. Sentía sus intentos por juguetear con mi exaltado miembro ahora que tenía ambas manos a su espalda, entre los dos. He de reconocer que ese afán por no rendirse alimentó mi deseo por dominarla, volviendo a embestirla con suavidad sobre la ropa, queriendo tentarla y avisarla al mismo tiempo. Chasqueé mi lengua contra el paladar repetidas veces, en un claro indicativo de que tampoco le dejaría hacerlo, pese a mis ganas -pequeñas- de que Moira participase de forma activa en todo aquello. Volví a morderla en el cuello, con algo de fuerza, marcándola, mientras suspiraba fuertemente, por todo aquello.

Expulsé fuertemente el aire por los dientes, claramente excitado por aquel gemido y esas contracciones que golpearon su cuerpo en cuanto alcanzó el orgasmo, que tensó y cerró sus piernas. El primero. Sonreí ladino, triunfal, con un gruñido aún más gutural, casi un ronroneo amenazante, de satisfacción por hacerla estremecer hasta tal punto sin realmente haber hecho nada-... Te voy a hacer mía. -contesté a su única pregunta con aquel reto implícito, mientras con algo más de esfuerzo, moví mi mano entre la presión de sus piernas, llegando a colar mis dedos en ella. Su humedad, su calor arropándolos, me hicieron emitir un jadeo que se llevó mi voz al acabar en gemido, al sentir aún esas contracciones, ya prácticamente aplacadas. Todo por el ardor que me provocaba la expectativa de entrar ahí.

Su cuerpo emanaba un calor atrayente. Aquel olor a excitación, ¿por que ahora era capaz de sentirlo? se colaba por mis fosas nasales y avivaba ese instinto animal que me empujaba a la necesidad más básica y placentera que tenía. Una acuciante necesidad que devoraba la firmeza de no irrumpir en su interior de forma brusca, animal. No aún-. Estoy tan tentado de comerte entera… de devorar tus labios más íntimos, de perder mi rostro en ellos… pero no lo haré… porque no ruegas… -no dejaba de ser cierto que me encantaba hacerla estremecer con sexo oral… pero aquel instinto voraz engullía mi paciencia y endurecía mi miembro a tal velocidad que me sería imposible aguantar tanto, sabiendo que Moira no hacía más que llegar al clímax una y otra vez sin llegar a sentirme dentro de ella. Porque esa capacidad multiorgásmica suya me extasiaba y volvía loco con una rapidez increíble.

Sabiendo que podría perder mi situación actual, me arriesgué, acabé soltando sus muñecas, en un arranque por acelerar todo aquello, por pura necesidad. Tanta excitación sin consumación rayaba ya el dolor. Con contundencia pero sin hacerla daño, colé una de mis piernas entre las suyas, con intención de separarlas, mientras me divertía en su cuello de todas las formas posibles. Solté mi aliento sobre ella, mientras mi mano bordeaba su costado, repasó su vientre marcando el paseo de mis dedos sobre sus tensos músculos y se acabaron colando en el lateral de su pantalón. Tiré de éste hacia abajo, sin dejar de mover los dedos de mi otra mano dentro de ella-. Porque no puedes... -ronroneé cuando la había desvestido lo suficiente para tener la libertad de juntar ambas manos en su entrepierna sin la presión de tela alguna. Ahogué ahora un gemido incitante cuando uní, tarde, los dedos de la mano que había sujetado las suyas, siguiendo con las caricias circulares sobre su sexo que había interrumpido al deslizar los dedos dentro de ella.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Lun Ene 25 2016, 17:27

Jadeó, con sus labios entreabiertos, al sentir la nueva embestida sobre la ropa. Avivando sus ganas de tener el henchido y palpitante miembro en su interior. Excitándose con la anticipación de sentirlo piel a piel, duro y caliente, pulsando dentro de su sexo. Pero sabía que primero jugaría con ella. La haría desear, con su piel casi quemando, con sus labios dejando escapar gemidos por el placer que invadiría su mente y su cuerpo. Y lo único que podría sostenerla sería la combinación de aquella pared por delante y el tenerlo a él detrás, en un candente apoyo del que ella no se quería zafar.

Sin embargo, aquel chasquido de lengua le hizo saber que no tenía permitido tampoco participar activamente. Jugar, acariciarlo, devolverle aquella pasional tortura que no quería que terminase por ahora. Y, cuando la mordió en el cuello, tan posesivo, gimió un poco más fuerte, cerrando los ojos, sintiendo que el aire escapaba de sus pulmones. Mientras el dolor y el placer se convertían en uno solo, logrando que la cazadora se estremeciese.

El gruñido que él emitió cuando ella alcanzó el clímax fue estimulante, hasta el punto de alargar un poco más aquel orgasmo que la había dominado. La voz masculina, sugerentemente ronca por la excitación, se coló por sus oídos, manteniéndola excitada. Pero se sintió incapacitada para responderle. Para decirle que era completamente suya, en todos los sentidos. Porque los dedos masculinos se internaron entre sus muslos calientes y carnosos, hacia el centro de su humedad. Y allí se hundieron, arrancándole un hondo gemido, sintiendo las falanges penetrándola mientras su sexo aún palpitaba en contracturas residuales en torno a ellas.

Separó un poco las piernas, aflojando ligeramente la presión. Se inclinó un poco hacia atrás, rozando su espalda con el pecho masculino, mientras sus caderas empezaban un fogoso y lujurioso vaivén. Excitada, se movía al ritmo de aquellos dedos que se deslizaban por su hambriento sexo sin descanso. Mientras de sus labios brotaban gemidos, suspiros y jadeos. Aquel deseo febril aumentó en ella al escucharlo. Se estremeció, aumentando el ritmo de sus caderas, en una necesidad acuciante. Dejándose llevar por la pasión.

Dejó caer los párpados, justo antes de que sus muñecas fuesen liberadas. Alzó una de sus manos para ponerla tras la nuca masculina. Enterrando sus dedos en sus rizos pelirrojos, tirando de ellos sugerentemente. La otra mano la apoyó en la pared, al tiempo que él separaba sus piernas con un fuerte muslo masculino. Su sensible cuello fue atendido, estremeciéndola una y otra vez, aumentando el calor de su cuerpo. Los gemidos femeninos no lograron apagarse, sino que se incrementaron, mientras su respiración era más irregular, extasiada por las atenciones que recibía.

Un nuevo estremecimiento se deslizó por su piel, al sentir el cálido aliento ajeno en ella. El viaje de los dedos ajenos de una nueva mano la hizo tensarse, detener los movimientos de sus caderas con su sexo palpitando de excitación en torno a los dedos que estaban dentro de ella. Sintió el tirón de la tela hacia abajo y suspiró, pasándose la lengua por los labios resecos. Aquel ronroneo juguetón la hizo querer replicarlo, aunque sin aquel aliento que le faltaba a ella-. Por faAhhh –gimió de forma más honda, abriendo la boca y cerrando los ojos de nuevo. Sin poder terminar la frase. Unas oleadas de placer la invadieron, haciendo que sus caderas de reanudaran aquel fogoso ritmo, esclavizada por las manos masculinas. Hasta que su cuerpo convulsionó de nuevo, de forma más intensa y alargada que antes, haciéndola gritar de puro placer. Mientras las calientes y húmedas paredes de su sexo se contraían con fuerza en torno a los dedos que cobijaban y ella se estremecía de manera evidente contra él y sus propias falanges se tensaban entre los cabellos rojizos.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Mar Ene 26 2016, 21:57

¿Qué me estás haciendo? Maldición.
El cambio en sus gemidos, más profundos y fuertes, según mis manos se trabajaban las caricias e intrusiones en su húmedo y ardiente sexo, embotó mi mente hasta el punto de evitarme el pensar con claridad. Su estado alterado era tan influyente que a duras penas conseguía contener esa naturaleza visceral, salvaje, predadora, ávida por más sonidos suyos, por sentir sus fluidos, por irrumpir de forma brutal en su interior, quebrando sus líneas duramente.

La cadencia de sus caderas contra las mías, me acercaba a esa calenturienta locura. Los sonidos que ella emitía era la banda sonora perfecta para exaltarme y convertirme en un animal ansioso por hacer mía a aquella mujer que tenía rozándose contra mí, tan excitada como yo, ávida por que la penetrara. Apreté los dientes cuando ella perdió sus dedos en mis rizos, aferrándose a ellos, perdiendo la suficiente altura para enderezar mi virilidad entre sus piernas, llegando a rozar esa mano que mantenía dentro de la morena. Resollé por la excitación al sentir su humedad con mi glande al rozarlo con la entrada de su sexo. Conforme más lo hacía, la respiración comenzaba a faltarme. Mi trasero se tensaba y relajaba, provocando una vaivén que ya no podía controlar, de ese deseo en el que me había ahogado, que me había atrapado con sus pasionales garras y que me arrastraba a penetrarla, por fin. Pero quería aguantar un poco más. Sólo un poco más.

La mano que había apartado de su interior, retomó las caricias en su zona íntima, mientras que con la otra comencé a subir, posando la palma fuertemente sobre su vientre, crispando ligeramente los dedos, hundiéndolos sutilmente en su abdomen. pero no me detuve ahí, qué va. Mis dedos subieron, ansiosos, ardientes, llegando a aprisionar uno de sus pechos, dejándome exhalar sonoramente de nuevo-. Sé que lo estás deseando… que lo necesitas… -murmuré a duras penas, con esfuerzo y sin reprimir ese fuerte gruñido que salió solo, como eco de la bestia que guardaba en mi interior. Terminé de subir la mano hasta su cuello, y con una inusual suavidad, dadas las circunstancias, la obligué a girar su rostro hacia el mío con el claro objetivo de devorar sus labios, engullendo su aliento y dejando que los gemidos y jadeos de ambos se entrelazaran de una garganta a otra. Hasta que un tirón de su mano en mi cabello cobrizo pudo con esa desazón mía, estremeciéndome y rompiendo aquel beso. Expulsé aire por la boca, cerrando los ojos con fuerza mientras mi frente se apoyaba ligeramente en su sien-. Dímelo…




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Jue Ene 28 2016, 22:26

Gimió al sentir el viril glande rozando la inflamada entrada de su sexo. Su cuerpo fue presa de una nueva oleada de estremecimientos, con sus caderas buscando el roce de aquella suave superficie lisa, caliente y endurecida, que se llevaba parte de la humedad de sus labios y aumentaba aquella vorágine de placer que la devoraba. Cerró las piernas cuanto pudo, masajeando, entre sus cálidos y suaves músculos femeninos, aquella erguida y palpitante virilidad.

La excitación sacudió su cuerpo. Sus labios se separaron en busca del aire que sus pulmones demandaban. Pero lo único que podía hacer era dejar que los sonidos de placer escapasen entre ellos. Aquella cadencia de ambas caderas provocaron unos placenteros roces entre ambos sexos que pudo sentir las contracciones aumentando… hasta que un hondo gemido anunció la llegada de un nuevo clímax que la envolvió, presionando su entrada contra el extremo de su miembro. Y esta vez fue más largo que los anteriores, sacudiéndola en fuertes oleadas, abandonándose a aquella sensación que sólo él era capaz de proporcionarle.

Apenas se había recuperado, todavía estremeciéndose contra él, cuando sintió las caricias sobre la parte más sensible de su entrepierna. Y los dedos de la mano contraria se clavaron en su abdomen, ascendiendo, capturando un inflamado y prieto pecho cuyo sensible pezón vibró, ansiando ser recorrido. Se mordió el labio, intentando acallar, sin éxito, un gemido. Lo necesitaba, sí… tanto que empezaba a desesperarse. El gruñido masculino le provocó un escalofrío de excitación. Y no pudo estarse quieta. Hizo un movimiento circular de caderas, rozando la entrada de su sexo con el glande. Invitante. Suspiró al notar la mano en su cuello y giró su rostro, encontrándose con aquellos hambrientos labios que ella misma también devoró. En una danza apasionada, fogosa, uniendo sus bocas con una urgencia con la que parecían querer desgastar los labios ajenos.

Durante aquel voraz beso, presionó su sexo contra aquella dureza, dejando que apenas dos centímetros se alojasen en su interior. Tiró las caderas hacia delante, como si quisiera huir del contacto. Para, de nuevo, atrasarlas y volver a repetir la tentadora acción. Otro movimiento circular alrededor del duro falo anticipó que pusiese otra vez distancia entre ellos. Y, mientras tanto, eran los muslos quienes ofrecían un cálido refugio a aquella virilidad, masajeándola, presionando en un contacto firme. Evitando que él accediese a su interior si lo intentaba, impidiéndole el necesitado paso. Los movimientos se hicieron más rápidos, más urgentes y desmedidos. Lo dejó entrar un poco más, apenas un centímetro que cedió con la humedad, mientras daba la sensación de no poder abarcar más. Estrecha, prieta, inflamada por el deseo.

El orgasmo la golpeó de nuevo, esclavizando su mente, con sus paredes palpitando alrededor del glande que envolvían, sin dejarlo avanzar. Con sus labios hinchados y enrojecidos gimió de puro placer, estando estos liberados del apasionado beso-. Te… necesito… dentro… -jadeó con la respiración entrecortada. En un ruego testigo de su deseo y su urgencia por que la penetrase. Pero antes de que él pudiese hacer nada, se giró y lo besó de forma voraz y fogosa, mientras sus manos bajaban el pantalón masculino lo suficiente como para poder amasar las poderosas y prietas nalgas que él poseía. Apenas unos segundos, antes de desvestirse ella de cintura para abajo. Rompió el beso para morder su cuello. Sus dedos presionaron contra la carne del bien formado trasero masculino, antes de ascender por su espalda, rasguñando con suavidad con sus uñas, mientras levantaba una pierna que quiso rodear la cadera del otro resistente y acomodar su miembro a la entrada de su caliente sexo, invitándolo a hacerla suya.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Vie Ene 29 2016, 08:30

Notar cómo sus piernas se cerraban, rodeando y presionando mi miembro así como mi mano, me hizo bufar fuertemente, tirando de las riendas cada vez más tensas que sujetaban ese animal ávido por fundirse brutalmente con aquel cuerpo de femíneas curvas que temblaba y se sometía a mis deseos y caricias. Aquella ansiedad creciente, alimentada por sus gemidos, sentirla tan sensible a cada cosa que hiciera en ella, el dominio que ejercía sobre la morena, consumía mi paciencia y firmeza en esperar como una vulgar mecha ardiendo ante la llama.

Mi mente colapsó por ese juego suyo de tentaciones, haciéndome entrar levemente en ella y salir con rapidez, mientras ansiaba recorrer sus labios con los míos, mordiéndolos por la excitación, la necesidad y en antelación, queriendo que sintiera ese dolor que yo le hacía sentir por cada mordisco, para que no se olvidara en ningún momento a quién pertenecía. Porque ella era completamente mía, para mi disfrute, mi gozo… para mí. Ella era únicamente mía. Mía. Y yo quería hacerle de todo para seguir escuchando esos jadeos, esos gemidos exasperados, rogándome tácitamente por más. Por todo lo que yo quisiera provocarle. Y no podía más que ansiar desesperadamente sentir cómo alcanzaba un orgasmo tras otro. Uno. Tras otro. Mantenerla en un estado de excitación permanente, sin llegar a penetrarla siquiera. Porque sabía qué pasaría entonces: cual animal, consumido por la pasión, olvidaría mis formas, irrumpiendo -y casi rompiendo- su interior, a un ritmo enajenado, frenético, hasta que gritara, presa del dolor y el placer a partes iguales.

La desenfrenada cadencia de sus caderas mantenía mi mandíbula caída, mis labios entreabiertos y los ojos cerrados mientras ascendía con mi mano por su piel, forzándola finalmente a que girara la cabeza para entregarse a aquel anhelante beso. Casi podía sentir como mi cuerpo, tenso por completo ante esa repetitiva tentativa suya por dejarme penetrarla -solo hasta un agónico cierto punto-, le cedía quedamente el control, pese a que su libertad de movimientos era muchísimo más limitada. Me entregaba a Moira una vez más. Necesitaba hacerlo. La necesitaba a ella codiciosamente. Veía a la perfección cómo, poco a poco, me afectaban más sus sonidos, hasta hacerme gemir sonoramente en antelación al sentir su orgasmo presionar el extremo de mi virilidad. Un ronco ronroneo se me escapó al escucharla rogar. Uno que Moira cortó con un violento beso, ansioso, que la hizo girarse rompiendo el esquema de mi dominio y su sumisión. Pasó todo tan deprisa, que me costaría posteriormente recordar el orden. Mis nalgas fueron cruelmente apretadas, cuando engarfió sus dedos en ellas, deseosa. Parecía querer resarcirse y hacer en ese momento, mientras durara el beso, todo lo que no le había dejado hacer antes, desesperada, necesitada de quedarse semidesnuda ante mí para que conquistara su interior con una necesidad acuciante. Mis manos fueron imantadas hacia sus caderas, apretando la carne bajo ellas. Su mordisco en mi cuello, y aquellas uñas que subieron por mi espalda, inquisitivas, provocaron un estremecimiento más que acabaron finalmente con la poca paciencia que me quedaba: la alcé para que se aferrara a mis caderas y la empotré contra la pared, ante la tentación que supuso su pierna alzada.

Ayudita visual:


Una de mis manos se deslizó por una de sus nalgas, cuando ella afianzó su agarre, rodeando mi cintura con sus piernas, brindándome en bandeja su sexo. Su necesidad. Entregándose en un ruego silencioso, que expresaba mis ansias en contraparte. Mi mano alcanzó mi virilidad, haciéndome jadear en antelación, justo antes de colocarlo a la entrada de su sexo y empujar, como si su interior tirara automáticamente de mis caderas. Así, irrumpí en su interior con un gemido largo, de gusto. Las estrechas paredes de su sexo húmedo, presionaron mi palpitante y contundente miembro, abrazándolo cálidamente, mientras aquella sensación me hizo temblar de placer, encogiéndome parcialmente-. Me perteneces. -murmuré con voz ahogada, consecuencia de la excitación. Al tragar saliva recuperé parte de la compostura, llegando a morderla allí donde alcancé, con mis caderas fuertemente contra las suyas, disfrutando tremendamente al sentirme al completo en ella-. Eres toda mía. -añadí, entre dientes antes de colocar la mano en su cadera y presionarla hacia abajo. Con mis manos, comencé a tirar y empujar de ella, resollando al hacer el ademán de salir para volver a entrar después. Mantuve mi rostro algo separado para deleitarme con sus gestos, con esa mirada reflejando necesidad, placer, entrega, como la mía. Pero tampoco aguanté demasiado sin elevar la barbilla y demandar otro beso de sus hinchados y ardientes labios, mientras el ritmo de mis caderas, sincronizadas con las suyas, se incrementaba-. Quiero provocarte los mejores orgasmos de tu vida. Uno tras otro... -susurré contra sus labios, acabando la frase en otro quedo gemido. Mis manos dejaron de llevar su cuerpo, arrimándome más a la pared. No obstante, mis caderas no se detuvieron en su tarea de embestirla con intensidad, aún lenta pero pronunciadamente, permitiéndome llegar más profundo. Bajé la mano hasta su clítoris, comenzando a acariciarlo con suavidad pero con ímpetu, ávido por seguir provocando sonidos en ella y derritiéndome al escucharlos-. Gime… grita para mí...




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Sáb Ene 30 2016, 00:35

Los sonidos que él emitía eran testigos del deseo masculino. De esa necesidad por ella, por encenderla, por hacerla sucumbir a él. Le gustaba aquella sensación de saber el influjo que tenía sobre el otro resistente. Incluso cuando ella se giró, besándolo, mordiéndolo, saboreándolo, absorbiendo su calor bajo las yemas de sus dedos. Logrando que las manos masculinas se posaran sobre sus caderas, que el varonil cuerpo se estremeciese y la alzase.

Con el impulso, las torneadas piernas femeninas rodearon las caderas ajenas, sintiendo la dura pared chocando contra su espalda, creando un pasional restallido. Rodeó su cuello con sus brazos, afianzando su agarre. Bebió de los cálidos labios ajenos, casi sin aliento, atrapando al final entre sus dientes el carnoso labio inferior y tirando de él hasta liberarlo. Justo antes de que él guiase su carnoso mástil hacia su caliente y húmedo centro. Jadeó estremeciéndose en cuanto sintió de nuevo el glande contra su entrada. Pulsátil, duro, ardiente. Y pudo notar cómo aquel miembro viril se abría paso a su interior, con las paredes de su cálido sexo ajustándose a él, como un prieto guante que lo rodeaba. Gimió intensamente, sin poder reprimirse, tirando la cabeza hacia atrás y dejando que el aire abandonase sus pulmones. A merced del intenso placer que él le proporcionaba. Finalmente, saciando su necesidad de tenerlo dentro.

Se sentía tan grande… que le daba la sensación de llenarla por completo. Porque, desde la primera vez, su estrecho conducto había tenido que adaptarse a su buen tamaño. Dilatándose sólo para él. Y, mientras su boca se secaba por la excitación… sus inflamados labios vaginales se humedecían más por la misma sensación. Gimió en confirmación cuando él le dijo que le pertenecía. Sus uñas acariciaron la espalda masculina, sin hacerle daño, antes de que los dedos de una mano se internasen en los cabellos rojizos y la otra a la zona lumbar, cerca de los tobillos que presionaban sobre las duras y ejercitadas nalgas del varón.

Spoiler:


Tiró de los rizos, incitándolo a morderla más en cuanto él empezó a marcar con sus dientes su delicada piel. Gimió y suspiró excitada, estremeciéndose, moviendo un poco sus caderas de manera instintiva-. Tu… ya… -jadeó, sintiendo que su cuerpo deseaba liberarse de nuevo ante estímulo de la posesiva voz. Porque sí, era de él. Ni siquiera la sensual marca en forma de dragón en la parte alta de su muslo izquierdo podía negarlo. Su cuerpo, su alma, su corazón, su excitación, la transpiración que perlaba su cuerpo, sus gemidos de placer… todo le pertenecía a Trystan.

Y, cuando las penetraciones comenzaron, en su rostro se reflejó el placer. Sus pupilas se dilataron, sus enrojecidos labios se entreabrieron en busca de aire, su entrecejo se frunció un poco conteniendo las intensas sensaciones. Lo miró a los ojos, viendo en la zarca mirada el mismo placer, la misma rendición, la fogosidad y el apetito que a ella misma la consumían. Por él. Y podía ver que era recíproco. Gimió, excitada por ello, mientras que sus propias caderas se movían en un fogoso ritmo, lento pero profundo.

Cuando sus bocas de nuevo se encontraron, no aguantó más. Con sus manos tiró de la tela de la camisa masculina, quitándosela como pudo. Todo su torso, su espalda, sus hombros, sus brazos, al descubierto, para ella. Se mordió el labio inferior, una vez rompieron el beso. Hundió las yemas de sus dedos en la piel ajena. Sus uñas marcaron son suavidad, sin hacerle daño, un camino por su espalda. Tuvo que cerrar los ojos con fuerza, incapaz de controlar los sonidos de placer que escapaban de su garganta. Sin poder suavizar los estremecimientos que se adueñaban de su cuerpo. Porque, con el susurro varonil, con aquel cálido aliento acariciando sus trémulos labios cuando él habló, sólo quiso rendirse a él. A las sensaciones que él le provocaba.

Inclinó su rostro, mordiendo, succionando, lamiendo y besando todas las zonas que se encontraban a su alcance. El cuello de Trystan, su barbilla, su mandíbula, sus hombros, rodeando sus clavículas hasta el inicio del pecho. Deslizando su cálida y húmeda lengua cerca de los pezones, en un área sensible. Quiso decirle que él era suyo, que sus existencias estaban entrelazadas, que sólo él era capaz de arrancarle aquellos orgasmos, hacerla llegar al clímax mientras no dejaba de estremecerse, de convulsionar, contra él. Pero las palabras no llegaban a ser formuladas, convertidas en gemidos de profundo placer.

Contrajo los músculos de su sexo, estrangulando deliciosamente su miembro varias veces. Con suavidad, lentitud, intensidad. Pausadamente, para brindarle un placer que lo recorriese. Pero dejó de hacerlo cuando él acarició su clítoris. Aquel carnoso botón que la sacudió en ramificaciones de puro placer que se extendieron por su sexo. Un arrollador clímax la envolvió, haciéndola convulsionar, presionar con sus dedos sus músculos, cerrar sus piernas en torno a sus caderas, palpitando y contrayéndose alrededor de su virilidad. Y, esta vez, conforme con los deseos de él, un grito afloró, estallando en placer. De forma más intensa y más alargada que las anteriores. En cuanto pudo recobrar el aliento, mordisqueó el cuello de Trystan y empezó a gemir más alto,  alterando el ritmo, volviéndolo más rápido, aferrada a él. Moviendo sus caderas con fogosidad, con una necesidad acuciante de volver a sentirlo. Apenas unos segundos después, gritó un nuevo orgasmo, sintiendo cada fibra de su ser vibrando tan intensamente que su cabeza cayó hacia el hombro masculino, deslizándose su aliento por la piel ajena sin poder acallar los sonidos que se habían adueñado de sus labios.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Sáb Ene 30 2016, 23:11

Perdí el aliento en esos primeros segundos dentro de ella, acostumbrándome a su calor, cuando los tensos músculos de su interior abrazaron mi virilidad. La sensación me hizo temblar, perdiendo la estabilidad por un ínfimo instante. No obstante, mis manos se agarraban a ella, hundiendo mis dedos pronunciadamente en la carne de sus nalgas. De hecho, apreté sus caderas violentamente contra las mías, queriendo poseerla de manera brutal, tan pasional y animal indistintamente que aquel gemido marcado me hizo ver que lo estaba consiguiendo-. Eso es... -apunté cuando ella alcanzó a repetir esa apremiante posesión que yo estaba ejerciendo. Mía. Y juraba que sólo había empezado. Esa desesperación en sus uñas, marcándose en la piel de mi espalda me llevó a sonreír triunfal, justo antes de que un estremecimiento me instara a morder su cuello, soltando mi cálido hálito sobre su piel perlada. No pude controlar mis dientes, que quisieron devorarla una y otra vez, en cada intensa mordida que dejaba en aquel cuello que ella había puesto a mí disposición. Mis caderas, mis manos, empezaron a moverse, para establecer aquel ardiente ritmo, lento pero contundente, alejando sus caderas para precipitarlas contra las mías, apenas un instante después. Bien sabía que aquella mujer me llevaría a la locura, mucho antes de que yo perdiera toda capacidad de sentir y con ello, mi cordura.

Ella seguía vertiendo esos gemidos que ni alcanzaban a ser disimulados ya, claro indicio del dolor, placer y deseo entremezclados en aquel cocktail explosivo y ardiente que suponía la imperiosa cadencia, cada vez más rápida, entre su cuerpo y el mío. Sus jadeos se unían a los míos, deseosos por más. Los dos. Esa parte reticente a la sumisión de Moira, latigó sus caderas contra las mías, cambiando el ritmo y dándome cierta libertad en las manos al ser ella quien ahora controlaba ese vaivén en su interior que me arrancó un gemido ronco y más largo que los anteriores. Fue entonces, por un segundo, cuando la idea de que fuera yo el dominado se me pasó por el poco raciocinio que me quedaba.

No. No podía ser. No iba a pasar.

Sus labios entonces, chocaron con los míos, en un beso impaciente, en el que la morena aprovechó para desnudar mi torso. La camisa cayó hasta mis codos, descubriendo mis castigados pectorales, tensos por el peso que soportaban, por el deseo. Tras el beso, ella se deshizo en mordiscos, lamidas y besos desesperados por mi ahora desnuda piel. Mis párpados cayeron, haciéndome respirar pesadamente. Mas moví mi mano hacia su sexo, actuando en conjunto con mis contundentes arremetidas para hacerla vibrar brutalmente una vez más. Un nuevo gruñido fuerte y dominante, se liberó en cuanto me pegué un poco más hacia la pared, para apoyarme, y aquellos gritos atravesaron mis tímpanos, sintiendo como su interior presionaba rítmicamente mi virilidad. Me detuve entonces, para sentir aquella succión involuntaria, de la última culminación de placer.

Mi respiración se entrecortó por esas contracciones inconscientes de aquel clímax, el más intenso hasta ahora. Estuve a punto de alcanzar mi límite con ella, pero no quise. Porque poseerla con tal urgencia durante más tiempo se me antojó terriblemente más tentador. Sus gemidos. Sus gritos. Sus mordidas. Sus jadeos. Quería alargar aquello todo lo que pudiera... pero sin perder mi yugo sobre ella. Para marcárselo, aparté mi mano de su entrepierna, llevándola allí donde moría su columna vertebral, luchando contra ese ritmo enloquecido de sus caderas que me dificultaba tremendamente pensar con claridad. Tenía que parar aquello si quería aguantar más. Subí urgentemente la otra mano a su mejilla, como si fuera a acunarla. Pero mi intención era mucho más lasciva en realidad. Mis dedos se deslizaron por el lateral, internándose entre su oscuro cabello hasta la parte posterior de su cabeza. Allí, se engarfiaron sobre su pelo lacio, atrapándolo. No contento con ello, empecé a tirar suavemente hacia arriba, con su pelo enganchado entre mis dedos, mientras mi codo alcanzaba a ponerse sobre su hombro. Así, con mi brazo, pude ejercer presión sobre ella hacia abajo, limitando aquel movimiento de sus caderas al profundizar la penetración. Fue entonces cuando, mi siguiente mi movimiento consistió en el desliz de mi dedo corazón, de la otra mano, entre sus nalgas, llegando a su esfínter, donde presioné sin llegar a atravesarlo-. Sucumbe a mí. Y sólo a mí... -porque aquel instinto que se había apoderado de mi cordura era posesivo, celoso y ambicioso- ... Moira. -añadí, entre dientes pero con un tono terriblemente lascivo, depredador. Mis jadeos fácilmente se alternaban con bufidos y resuellos, por el esfuerzo y por esa urgente necesidad de querer llegar más hondo dentro suyo en cada contundente embestida, en la que mi miembro invadía su sexo prácticamente por completo-. Hazlo otra vez... -gruñí acelerando súbitamente las acometidas, pegándome más a la pared-. Quiero tu orgasmo. -otro más. Los que fueran... hasta que yo no pudiera más.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Moira el Lun Feb 01 2016, 13:56

Los dientes de Trystan se clavaron en su piel, adueñándose de parte de su músculo. Con cada mordida, su cuerpo se estremeció, sucumbiendo a la posesiva boca. Sus finos dedos se enredaron en los rojizos rizos, en una muda súplica de que siguiese marcándola. Una urgencia desesperada a ser suya por completo. A que tuviese durante días los testigos violáceos en su piel que indicasen que le pertenecía a él.

Los jadeos masculinos se confundían con sus propios gemidos. Estimulándola, excitándola, haciéndola desear escuchar más de él. Podía sentir su miembro recorriendo su sexo en cada penetración, abriéndose paso dentro de ella, disfrutando de su calor y su humedad. Un lugar al que sólo él había tenido acceso. Con su boca, con sus dedos, con su dura virilidad. Arrastrándola a una vorágine de placer en la que ni podía hablar, ni pensar. Engullida por las fauces de la locura mientras el potente falo la atravesaba, proporcionándole una combinación de dolor y placer que hacía arder su cuerpo.

La cazadora obtuvo el control por breve tiempo. Pudiendo escuchar un ronco gemido masculino que produjo un escalofrío de excitación recorrer su espalda hasta la nuca. Antes de que él la llevase de nuevo a un punto de máximo placer. Y quería más. Lo necesitaba, hasta que los dos desfalleciesen de puro agotamiento. Sintió los dedos humedecidos con su excitación presionar contra su lumbar. Ralentizando el movimiento desesperado de sus caderas, haciendo que sus pechos resbalasen contra los pectorales masculinos con mayor facilidad gracias a la caliente transpiración de sus cuerpos.

Rozó con sus dientes el lóbulo de una de las orejas de Trystan, dejando luego sus húmedos labios entreabiertos, cerca, jadeando y gimiendo contra su oído, rozándose pecaminosamente contra la suave carne que recubría el cartílago. Dejó caer los párpados, al sentir la mano acunando su mejilla. Murmuró su nombre entrecortadamente, antes de jadear con intensidad cuando agarró su largo cabello y tiró hacia arriba, presionando el codo contra su hombro. Su rostro fue alejado de aquella oreja. Sus pupilas se dilataron una vez más, con una expresión de infinito goce. La profundidad de penetración la hizo convulsionar, temblar, gritar en un nuevo orgasmo. Succionando con las paredes de su sexo aquel miembro, como si quisiera alojarlo de manera más honda.

Aún estaba en mitad de aquel clímax cuando notó aquel juguetón dedo presionando entre sus nalgas, sin llegar a entrar en ella. Pero la sola sensación de tener la endurecida virilidad embistiéndola y aquel extremo del dedo contra su esfínter hizo que hirviese, sin permitir que su placer disminuyese. La voz gruesa, candentemente profunda y grave de Trystan volvió a ser posesiva. Un gemido femenino afloró de su garganta al escuchar la forma en que decía su nombre. Subió la mano que tenía en la espalda masculina hacia los cabellos rojizos, agarrándolos y tirando de ellos con suavidad pero firmeza. La otra descendió a una de las varoniles nalgas, presionando contra ella. Sus propios gemidos se convirtieron de nuevo en gritos en cuando él aceleró las embestidas, pegándolos más a la pared.

Quiso decirle que quería sentirlo terminar dentro, agitándose contra sus paredes. Pero le faltó el aliento, utilizado por un grito de puro placer al convulsionar, apretando sus piernas y cerrándolas en torno a las cadenas masculinas. La implacable invasión acelerada de su erección provocó otra oleada de espasmos en su conducto vaginal. De forma más intensa que las anteriores, devastadora. Un clímax arrollador que la dejó temblando en un sensual movimiento contra el cuerpo del otro resistente, poseída por el increíble goce al cual él la estaba sometiendo. Atrapando aquella virilidad entre las potentes palpitaciones del sexo femenino. Tan sensible que, ante cualquier estímulo al que él la expusiese en ese momento, sucumbiría de nuevo a él. Una y otra vez.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1116

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Trystan el Lun Feb 01 2016, 19:50

Aquel tirón en mi cabello que Moira tenía el afán de repetir cada vez que sus impulsos se lo exigían, contribuían de forma ineludible a esa agresividad lasciva que me hacía buscar una penetración aún más profunda por cada vez que la embestía. A buscar romperla por dentro, con una ansiedad animal por estar en su interior, cada vez más hondo.  

La canción acompasada, rítmica y compenetrada que suponían la suma de los jadeos y gemidos de ambos era exquisitamente sugestiva. Otra contribución más a lo que aquel pozo de deseo me arrastraba, con sus fuertes látigos de pasión aprisionando y tensando mis músculos, haciéndome esclavo de esa ardiente necesidad que Moira me hacía sentir. No era ya los ruidos que emitía, o aquellos resquicios de venganza que la instaban a revelarse contra mi dominio. No. Era aquel cuerpo de diosa que ella poseía, y que yo necesitaba hacer mío como fuera. Perdiendo la cordura, toda prudencia y el aliento por el camino. Necesitaba fundir mi sudoroso e impaciente cuerpo con aquellas fascinantes curvas proporcionadas que me seducían como bien podía hacerlo un vaso de agua en pleno desierto, con el sol alcanzando su cenit. La necesitaba, con la sensación contradictoria de que si no saciaba esa ansiedad por poseerla, moriría.

Las sugestivas atenciones en mi oído, mi nombre en sus jadeos, sus uñas y, posteriormente, sus gritos al llegar a un nuevo clímax, empezaban a pesar demasiado sobre esas ganas de aguantar, de no sucumbir al placer y verterme en ella- Me vuelves... -jadeé, con esas nuevas contracciones rodeando mi firmeza, dejándome sin voz. No alcancé a recuperarme cuando volví a sentir ese tirón en mis cabellos. Y no pude aguantarme más. Implanté cada vez más velocidad a mis embates, rabioso, ávido por llegar hasta el final. Aquella intensidad que me producían mis acometidas junto con aquellos gritos, fueron la antesala perfecta para volver a tener voz, justo cuando sentí otro orgasmo por su parte-. ... loc-... -ni alcancé a terminar la palabra con otra cosa que no fuera un grave gruñido que dio paso al gemido predecesor de mi orgasmo. Mis nalgas se apretaron, y mis caderas se presionaron contra las suyas, una y otra vez, sin tener control sobre ellas. Aquel sonido fue largo, mientras me apretaba contra ella en un último movimiento desesperado, con un estremecimiento violento latigando mi espalda. Por unas milésimas de segundo, mi mente fue abordada y embotada por tal placer que perdí la consciencia, succionado por aquella espiral de lujuria y deseo que contraía las paredes de su sexo repetidamente, presionando fuertemente el mío mientras llenaba su interior. Mi respiración, más que alterada, se entrecortó varias veces, arrastrando gemidos residuales conforme aquella curva de placer decrecía rápidamente. Extenuado, hundí mi rostro en el hueco de su cuello, en un último mordisco, deje de aquella bestia que había sido. Terminé por resoplar sobre su piel, antes de sentir cómo mis rodillas fallaban. Para evitarme posibles sustos, comencé a perder altura, con Moira aún aferrada a mis caderas, hasta quedar de rodillas, sin ser capaz de soltarla.

En mi vida había sentido algo ni tan remotamente intenso.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: For your entertainment (Trystan) +18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.