Novedades

- (15/09) Ya están disponibles novedades de Septiembre, ¡no te las pierdas!

- (15/09) Ya podéis pedir los dracs del mes de Septiembre.

- (15/09) En el pregón, nueva entrevista a Faora.

- (15/09) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/09) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/09) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

04/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
59/60

Afiliados Normales


Never knew I could feel like this || Moira

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Mar Ene 05 2016, 15:52


¿Seguía vivo?

Mi cuerpo me hacía ver que sí, haciéndome fruncir el ceño. ¡Ay! Así me respondía, aunque fuera de forma nimia. Me hacía lamentarlo. Aún era capaz de sentir...
Dolor.
Cansancio.
Mucho cansancio.
Y sed.
Hambre.
Y dolor.
Notaba la boca seca. Pastosa.
Y de nuevo, más dolor, al intentar moverme.

De hecho, me movía hasta sin pretenderlo. El aire mecía mis rizos cobrizos, sucios, llenos de sudor seco, de sangre, de polvo. Miré hacia abajo para ver la tierra desde lejos. ¡Ay! Mis castigados azules veían borroso, desenfocado, aunque no hubiera mucho más que ver que ese manto blanco que ahora cubría todo lo que había conocido desde pequeño. Mi brazo cayó al vacío, extendiéndose al aire, lo que me hizo gruñir de dolor. Todo me pinchaba. Me ardía. Moviera lo que moviese. Rebusqué entonces en mi memoria, obteniendo nada más que escenas inconexas: una carrera, un forcejeo, una habitación oscura. Una dragona de melena oscura… ¿Rainreth? ¿Lo había soñado? ¿Había vuelto? ¿Acaso me había perdonado? Fue entonces cuando comprendí que estaba volando. ¿Acaso era ella quien me llevaba? De haber tenido fuerzas habría mirado hacia el cielo para cerciorarme. Pero dolía demasiado. Así como seguir urgando entre recuerdos que sólo suponían gritos y desesperación.

Un pequeño hormigueo en el estómago, que trajo más sufrimiento que alivio, me indicó que perdía altura. Y regresé de mi mirada ausente para ver aquel manto de nieve más cerca. Hasta que sentí el brusco cambio de cálido a frío. Los estremecimientos fueron violentos y castigaron aún más mi cuerpo. Tampoco se podía decir que mis andrajosas, húmedas y raídas ropas pudieran hacer el intento de protegerme. Alcancé a girar mi cuello, ahora sí, para no dejar mi semblante hundido en la nieve. Entrecerré la mirada, intentando enfocar-. ¿Nyss? -inquirí en un susurro, sin fuerzas. Una inmensa sombra de dragón, de tonos oscuros, demasiado difuminada, volvía a elevarse en el cielo, alejándose de mí. Dejándome solo y medio inconsciente en aquel lugar…

… que no tardaría en acabar conmigo.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Mar Ene 05 2016, 17:26

La ventisca golpeaba su rostro implacablemente. El frío cortaba sus labios, empalideciéndolos, secándolos. Sus párpados superiores bajaron, intentando cubrir un poco sus irises cuya humedad empezaba a menguar ante aquel viento que arrastraba los gélidos copos, dificultando su visión. Sus brazos le dolían, al estar tirando de las correas que sujetaban el trineo que arrastraba. Tenía que llegar a Talos cuanto antes. El trayecto se le hacía pesado, lento, desesperante. Demasiado para la urgencia que la dominaba.

Su corazón golpeaba con fuerza contra su pecho. Su respiración era rápida y errática, fruto de agonía que sufría. Aún con el abrigo puesto, estaba destemplada por la preocupación, la falta de sueño, el dolor que se imponía en su interior. Miró hacia todos lados, desesperada, nerviosa, ansiosa por ver una figura familiar. Aún con la esperanza de verlo… como cada momento que había pasado sola. Cuando cada sombra, cada silueta, era una vana esperanza de tenerlo a su lado.

¿Cuánto tiempo había pasado desde que Nyssa le había dicho que él se había ido y no había vuelto? Días. Largas horas en las que había esperado a su regreso. Hasta que finalmente no había podido más. Saliendo a su encuentro, con la determinación de volver con él a casa. Sin embargo, la suerte no la había sonreído. Había acabado yendo a buscar a su amiga, a Megerah, para pedirle ayuda. Temblando, llorosa, desesperada, histérica. Algo por lo que la rubia había decidido cuidarla antes de dejarla salir de nuevo en aquella infructuosa búsqueda. Pero ante un descuido de la mujer, Moira había salido de nuevo, sin darse por vencida.

Pensó, mientras sus botas se hundían pesadamente en la nieve, que o regresaba con él o moriría allí fuera intentándolo. No pensaba abandonarlo a su suerte. Él se había convertido en su hogar, en su vida. Aquel hombre se había hecho un lugar en aquella nueva existencia de la cazadora. Y en aquella novedosa libertad, él había terminado siendo el dueño de su corazón. El cual le dolía, como si un puño lo estuviese estrujando con fuerza… esperando al último latido. Porque sentía que su propia vida era simple arena que se escapaba entre sus dedos sin la presencia del pelirrojo.

Hasta que algo creyó ver en la nieve. En aquel blanco manto que cubría todo. Miró a sendos lados primero, para asegurarse de que no era una trampa ni había guardias cerca. Apresuró el paso todo lo que pudo, soltando, al fin, las correas del trineo cerca de aquel bulto. Y, entonces, se lanzó, intentando correr. El cansancio y la dificultad que la nieve acumulada representaba hicieron que sus rodillas terminasen sobre aquella agua solidificada y acabase gateando hasta el cuerpo que yacía cerca.

Cuando lo alcanzó, descubrió aquellos rizos en los que incontables veces había hundido sus propios dedos. Esta vez estaba más sucios, sanguinolentos. Asustada, puso una mano enguantada sobre una de las mejillas del pelirrojo. Era él. Reconoció sus facciones. Su corazón se desbocó. Las lágrimas empezaron a correr de nuevo por sus mejillas, humedeciéndolas como habían estado haciéndolo durante aquellos días. Una suave sonrisa asomó a sus labios. Por fin lo había encontrado. Por fin.

-Trystan… -susurró, bajando la mano al cuello. Pero bajo sus yemas no encontró su pulso-. ¿Trys…tan? –musitó, borrándose aquella sonrisa por una mueca de aflicción-. No… -murmuró, intentando buscar de nuevo su pulso en una de las muñecas. Nada. Su corazón dio un vuelco. Su aliento se perdió en el gélido aire que la rodeaba-. Por favor… no… nonono… Por favor… -se quitó el abrigo con rapidez, colocándolo sobre los hombros masculinos. Lo levantó un poco, suavemente, deslizando sus manos por parte de su cuerpo, allí donde no veía que había algún corte o alguna quemadura-. Por favor, vuelve… Trystan… -susurró, mientras lloraba desesperada, dejando que el cuerpo ajeno se apoyase contra el suyo. Acarició los rizos con una mano y apoyó sus temblorosos labios contra la sien del otro resistente-. No te vayas… Trystan… vuelve conmigo… por favor… por favor… -sollozó, dejando salir un sonido de su garganta que era testigo del dolor que sentía, apuñalando su propia alma. Tembló contra él por el frío que estaba sintiendo, falta del abrigo. Pero se aseguró de seguir dándole calor, queriendo que despertase, que dijese algo. Lo meció con delicadeza, con su propio cuerpo, mientras lloraba y posaba una y otra vez sus labios por el rostro del varón-. Trystan… no te vayas… no sabes cuánto te necesito… no sabes cuánto te… -su propia voz se ahogó en el llanto, con las lágrimas cayendo sin cesar. Sentía que se moría dentro de sí, con aquel cuerpo entre sus brazos, con aquella vida que creía que se había escapado para no regresar a su lado. Había llegado tarde. Demasiado tarde. ¿Y si hubiera salido unos minutos antes?





avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Mar Ene 05 2016, 21:34

Pese a la ventisca, ese temporal que había cubierto de blanco hasta donde alcanzaba la vista, la mía se fue nublando, hasta que sólo vi oscuridad. Perdí el conocimiento o me quedé dormido, una de dos. Mi embotada mente no alcanzó a soñar nada. Ni siquiera pesadillas que me hicieran reaccionar, que me devolvieran la consciencia de forma brusca y agitada. Era consciente en mi delirio de esa muerte lenta e indolora que se cernía poco a poco sobre mí. Y no había forma de hacerme volver en aquel momento...
O, ¿tal vez sí?

Trystan…

Una voz sonó lejana. No supe decir si mi ceño llegó a fruncirse por la calidez que aquel sonido me transmitió. Más tarde sabría que ese calor provenía de la prenda que habían puesto sobre mí, aparte de esa voz conocida.
Sí. Así me llamaban. O lo habían hecho hasta ahora. Mi nombre volvió a sonar en la lejanía, alejándome de la inconsciencia y, aún así, me sentía incapaz de adueñarme de mi propio cuerpo, frío y castigado, para hacer alguna señal.

… vuelve conmigo… por favor…

Estoy aquí. Estaba ahí, en algún lugar, esforzándome por que mis deseos viajaran por impulsos nerviosos hasta llegar a mis extremidades o mi propio semblante. No obstante, pinchaba y seguía doliendo hasta robar el aliento. Ahora la voz sonaba algo más cerca. Más clara. O tal vez, fuera mi consciencia, estimulada, la que despertaba mis sentidos e hizo que mi cuerpo reaccionara, con ligeros temblores por el extenuante frío que se había instalado en cada fibra de mi ser, llevándome al borde del abismo.

Trystan… no te vayas…

Esas palabras, aún más cerca ahora ayudaron significativamente a que mi alma reconquistara mi cuerpo, frunciendo verdaderamente el ceño hasta que vencí la pesadez de mis párpados y pude alzarlos levemente. Vi todo blanco. Otra vez. Y la sombra que antes había sido un dragón, ahora era una silueta de mujer de pelo lacio y moreno. Sonreí con cansancio cuando conseguí enfocar algo más y reconocerla-. Eras tú... -ni Rainreth, ni Nyssa me habían llevado volando. Había sido Moira en realidad. Luego recapacitaría y recordaría que la morena era humana, así que el detalle de la sombra del dragón volvió a estar en incógnita. Quise alargar una mano, para tocarla y cerciorarme de que no era otro producto de mi imaginación... pero, en su lugar, sólo congestioné mi rostro emitiendo un murmullo como consecuencia del dolor. No llegué a cerrar los ojos. No dejé de mirarla. Y en un último alarde de fuerzas conseguí articular otra vez-. Creí que no volvería... -me interrumpí, intentando coger aire, con punzantes dolores a ambos costados que entrecortaron mi leve respiración antes de seguir:- ... a verte...




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Mar Ene 05 2016, 23:16

Notó un ligero temblor, pero pensó que era su propio cuerpo, tiritando por la gélida sensación que hacía encoger sus pulmones. Un frío que esperaba que le diese paz, junto a aquel cuerpo que había encontrado. Junto con aquel hombre que lo significaba todo para ella. Y, que sin él, ya no tenía más fuerzas para continuar luchando. Porque si su corazón se rompía en mil pedazos, no quería existir como un mero espectro, lleno de dolor, siendo espectadora del pasar de los años hasta que la muerte tuviese la piedad de acudir a su encuentro.

Pero mientras lloraba, destrozada por haberlo encontrado y que no se moviese ni tuviese ninguna señal de vida, entonces debió de ser la vida, tan cruel e injusta a veces, la que decidió ser misericordiosa por una vez. Aquellas dos palabras, pronunciadas con esfuerzo, la hizo mirarlo. Un milisegundo de sorpresa dio paso al alivio. Aquella sonrisa cansada de él llamó a la suya. Sus propios labios se estiraron en una tímida curvatura llena de cariño. La desesperación de sus ojos dio paso a un brillo tierno y de alegría por verlo despierto… vivo. Lo miró a los intensos irises azules que él poseía, deslizando un pulgar desnudo por una de las mejillas del pelirrojo, en una tierna caricia.

Quiso decirle tantas cosas… mas ninguna llegó a ser pronunciada, trabándose en su garganta. O quizá en su corazón sobrecogido aún por la angustia, por verlo en ese estado, por la agonía de la incertidumbre anterior. Siendo consciente, también, del dolor que estaba sufriendo. Se sentía impotente, contemplando sin poder aliviarlo. Casi en estado de shock, como si la pesadilla hubiese menguado un poco. Como si todavía hubiese esperanza pero no se atreviese a hacer nada brusco para no hacerla pedazos.

Pero su intento de entereza, su fortaleza para que él se apoyase en ella, se esfumó cuando él habló de nuevo. Su barbilla tembló, mientras las lágrimas arrasaban de nuevo sus ojos, deslizándose por sus pálidas mejillas. Sus labios se posaron varias veces, con suavidad, en el rostro masculino. En cortos besos, cubriendo sus mejillas, su frente, su nariz-. Yo creía lo mismo de ti –sollozó, castañeándole un poco los dientes por el frío-. No cierres esos ojos, por favor… Dame un momento. Aguanta –susurró, sintiendo un escalofrío, justo antes de depositar un beso en la sien de él.

Lo echó suavemente, intentando taparlo lo más posible con el abrigo. Entonces, se levantó con esfuerzo, tiritando. Se abrazó a sí misma, andando hacia el trineo. Tiró de él, acercándolo hasta dejarlo al lado de Trystan. Entonces, volvió con él. Lo levantó, sujetándolo por debajo de las axilas, intentando subirlo al trineo sentándolo para luego acostarlo sobre una manta, con suavidad para hacerle el menor daño posible. Después, subió las piernas masculinas, con cuidado. Le quitó el abrigo mientras ella temblaba, para luego ponerle otra manta peluda por encima a él, para abrigarlo lo más posible, protegiéndolo del frío.

Se puso ella el abrigo, a sabiendas de que si se dejaba vencer por el frío y se debilitaba, no iba a lograr ayudarlo. Tenía que resistir por él. Se arrodilló en la nieve, agarrando la bolsa que llevaba. La abrió, sacando un pequeño pellejo con agua y una tela. Humedeció esta última, antes de apoyarla delicadamente sobre los labios resecos del otro resistente. Varias veces, en suavísimos toquecitos, para no hacerlo daño y que fuese poco a poco. Y, después, hizo que se deslizase un hilillo de agua a la boca del pelirrojo para continuar hidratándolo.

Mientras le daba progresivamente agua, con la mano libre le acariciaba los rizos. Sus irises, acuosos por las lágrimas que se asentaban en ellos, lo miraban con una mezcla de cariño y preocupación-. Volvamos a la base, ¿vale? Voy a trasladarme a tu habitación unos cuantos días. No quiero dejarte… no me alejaré de ti bajo ningún concepto –susurró, deslizándose las lágrimas por sus demacradas y níveas mejillas.





avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Miér Ene 06 2016, 12:01

Vi sorpresa en sus ojos. Alivio. Hasta felicidad. Pero también preocupación. En exceso, además. Pura retórica si me paraba a preguntarme si mi estado era tan lamentable. Moira terminó echándose a llorar por mis palabras, y aquello me preocupó a mí-. Por favor, no llores… -susurré en un hilo de voz que pareció no llegar a sus oídos. Quise consolarla, incorporarme a medias o aunque fuera, otro mísero intento de elevar mi mano hasta su húmeda y pálida mejilla. Pero para mi adolorido cuerpo era un imposible, pese a lo reconfortante que era sentir todos esos mimos que me estaba dedicando.

Intenté hacerle caso cuando me pidió que no cerrara los ojos. Cuando me pidió un momento que quise darle, sin dudar. Pero mis parpadeos eran lentos y mi mirada se desenfocaba con extrema facilidad. No me fue fácil mantenerme despierto, como me había pedido ella. El viento seguía soplando, el frescor de la nieve sobre la que estaba tumbado seguía calándome los huesos. Se me antojó que podía perder el control de mi cuerpo en un último suspiro, pese a la esperanza de tener a Moira a mi lado para cuidar de mí-. Hace frío... -murmuré cuando la sentí cerca de mí otra vez.

Hasta que decidió moverme, cogiéndome por debajo de los brazos. Un tremendo pinchazo me atravesó el tórax, haciéndome gritar de dolor. Y de un flashazo, mi mente recordó golpes secos que había recibido en mi costado. Temblé violentamente cuando Moira me dejó volver a tumbarme. Cerrando los ojos con fuerza, sintiendo hasta el frescor característico de lágrimas que, por desgracia, no eran de alegría. Pero tampoco tristeza.
Aquel movimiento había conseguido hacerme consciente de lo herido y entumecido que estaba. Quise encogerme sobre mí mismo, pero la morena no me dejó. Afanada, me dio a beber con sumo cuidado algo de agua. Como si aquello fuera a ayudarme a olvidar el dolor. Humedeció mis agrietados labios con una tela y alcancé a tragar un poco de aquel líquido que tan sólo me reanimó a medias-. Vale... -dije simplemente. No tenía ni fuerzas ni ganas para replicar en el caso de que quisiera. Intenté acurrucarme un tanto más bajo la manta con la que ella me cubrió-. ¿Está...  muy lejos? -enuncié con esfuerzo, deseando llegar al abrigo de los túneles.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Miér Ene 06 2016, 14:07

Parecía que, aún con los esfuerzos del pelirrojo para hablar, su voz no llegase a poder ser lo suficientemente audible como para que ella lo entendiese. Por los sonidos que su oído alcanzaba a oír, sabía que estaba intentado comunicarse. Y, de haber estado el otro resistente bien, le habría preguntado para que repitiese. Pero no quería que se esforzase más. No quería centrarse en descifrar lo que decía y que aquellas fuesen las últimas palabras que escuchase de sus labios.

Por suerte, seguía consciente cuando volvió a él. Como si pusiese todo su empeño, aún estando débil, para no preocuparla más. Y la sola idea la emocionó de tal modo que no pudo evitar que sus ojos volviesen a derramar más lágrimas. Apoyó sus labios en la frente Trystan, agradeciéndole su esfuerzo. Que la cuidase incluso cuando estaba él imposibilitado para moverse, herido, debilitado por lo que hubiese podido sufrir durante aquellos días. ¿Tan mal la veía? ¿Tan sensible al finalmente encontrarlo, verlo en aquel precario estado y con sus sentimientos a flor de piel?

El grito de dolor que brotó de la garganta del pelirrojo la hizo tragar saliva, culpable por haberle hecho daño-. Lo… lo siento. Lo siento mucho –susurró la morena, con sus irises arrasados en lágrimas. Su barbilla tembló y con tímidas manos le acarició las mejillas y los hombros, como si quisiera calmarlo, menguar aquel temblor que se adueño del cuerpo masculino. Deslizó un pulgar por debajo de los ojos ajenos, quitando el rastro de humedad con suavidad, en un tierno roce. Dejó de hidratarlo cuando escuchó un murmullo-. Mmm… -pensó ante aquella pregunta, mirando con gravedad y preocupación alrededor-. No mucho… creo –contestó, antes de mirarlo de nuevo con devoción, asomando una sonrisa en sus labios antes de agregar algo-. No importa lo lejos que esté. Te llevaré –susurró, acariciando los rizos una vez más antes de separarse de su lado para ponerse las correas y tirar del trineo.

Tiritó aún dentro del abrigo, con el frío calándole hasta los huesos, mientras iniciaba el regreso a la base. Su rastro estaría oculto por la nieve que continuaba cayendo. Con su mayor esfuerzo, pudo regresar a los túneles. Agotada, con los brazos entumecidos. Pero sin darse por vencida. Pues todo cuanto le importaba era que él estuviese a salvo.

Un par de días después

Finalmente, había decidido instalarlo en su propia habitación en vez de en la del líder. Era más pequeña. Contaba con un camastro en el que podían entrar dos personas sin dejar mucho más espacio. Además de un biombo plegable de madera a un lado, tras el cual solía cambiarse. Poco más había en aquel habitáculo, salvo aquella bolsa de viaje con la cual había llegado y una mesa baja llena de pieles que había preparado ya para ser utilizadas.

Durante aquellos dos días había estado velando y cuidando a Trystan. Con sus noches, sin dormir. Atenta a cualquier movimiento, a cualquier necesidad que él tuviese. Había dejado entrar a los sanadores, ayudándolos a desinfectar y vendar los cortes. A dar pomadas caseras de caléndula y aloe de vera en las quemaduras, despacio, para que propiciasen la curación y paliar las posibles cicatrices que pudiesen quedarle. El sudor frío perló su propia frente durante varias ocasiones, preocupada, afanada en darle mayor comodidad y protegerlo.

También permitió adentrarse a Nyssa, una pelirroja cuyas lágrimas no le vinieron nada bien al intento de mantener la compostura. Las manos temblorosas de la morena acabaron por apoyarse en los hombros de la otra mujer y pedirle que se calmase. Pero la ignoró cuando la otra resistente le dijo que debería descansar o tomar un poco el aire. En ningún momento abandonó el lado de Trystan. Llegó a tomarlo de la mano, deslizando el pulgar por su piel, en unas caricias, mientras observaba su rostro y se preocupaba por su estado. Y Nyssa tuvo que salir varias veces a hablar con los curiosos para que se alejasen, antes de que Moira les gruñese y quisiese cortar cabezas.

Aquella noche, cuando Nyssa había salido en busca de algo de comida a la parte de la cocina de la base, se recostó al lado de Trystan, con los ojos bien abiertos, manteniéndose alerta. Apoyó su frente en una de las sienes del otro resistente y rozó con su nariz de forma cariñosa su mejilla. Una de sus manos se coló bajo la manta con la que había tapado el cuerpo del pelirrojo, buscando una de las manos de él y entrelazando sus dedos con los masculinos con suavidad. Mientras sus ojos, en ese momento de un verde oscuro y grisáceo lo contemplaban.





avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Miér Ene 06 2016, 17:30

Quería preocuparme por mi estado, visiblemente más deteriorado que el suyo. Por descontado. Pero aún así, intenté negar con la cabeza cuando ella se disculpó. Me limité a emitir un murmullo, con intención de hacerla saber que no pasaba nada, mientras me dejara acurrucarme un poco, para pasar el mal trago.

Me adormecí con el traqueteo de aquel trineo y el calor del resguardo de las mantas, mientras me deslizaba por la nieve. Y, desde luego, aunque no abriera los ojos, supe enseguida que habíamos llegado al ambiente cargado característicos de las alcantarillas y alcancé entonces a suspirar de alivio, de saberme aún más protegido ahora. No obstante, aquel gustoso calor me arropó tanto que, del cansancio que traía, terminé por dormirme.

******

No sabía cuanto tiempo me mantuve en aquella duermevela, espabilándome cuando alguien movía mi cuerpo, pero cayendo con la misma rapidez, de nuevo, en un sueño pesado que no me dejaba despertar. Había pasado días sin dormir y aquello estaba siendo una clara cura de sueño. En todas esas horas, aquel dolor punzante menguó, con una sensación fresca y reconfortarte por prácticamente toda mi piel. Mi respiración poco a poco fue afianzándose, así como mi calor corporal, que fue restaurándose en las primeras horas.

Finalmente, recuperé la suficiente consciencia para poder abrir los ojos de nuevo, con una facilidad que no había tenido en días. Mis pupilas no tardaron en adaptarse a la oscuridad del techo y fue entonces cuando mi ceño se frunció, dándome cuenta de que aquellas grietas y dibujos de las estructuras no me eran familiares. Tragué saliva, mientras iba retomando el control de mí mismo, y pequeños flashes volvían a centellear en mi memoria. En esos segundos que me tomé para ubicarme, mis azules se ladearon a un lado, forzándome a girar levemente la cabeza... para estrellarse con dos intensos orbes de color cambiante que no tardé en reconocer-. Hey... -susurré mientras mis labios se curvaron ligeramente sin problema ni impedimento, y mi codo izquierdo se dobló con la misma ligereza, para poder llevar mi mano a su mentón.
El tacto con su tersa piel me hizo suspirar, sabiendo que era real y no otro producto más de mi imaginación. Repasé aquella suave barbilla con el dorso de mis dedos, una y otra vez, siendo incapaz de de apartar mi mirada de la suya-. Yo a ti te conozco...




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Miér Ene 06 2016, 18:16

Sentía el cansancio acumularse en cuanto estuvo un tiempo recostada a su lado. Sus labios se abrieron involuntariamente, en un suave bostezo. Podía ver el pecho masculino ascender y descender cuando respiraba, lo cual la tranquilizaba un poco. Aunque aún se resistía a dormirse. Sus párpados cayeron un momento y al instante los abrió de nuevo, parpadeando un segundo para intentar despejarse.

Cuando lo miró de nuevo al rostro, él había abierto sus propios ojos. Lo dejó ubicarse mientras lo contemplaba. Pero cuando vio que la nuez de Adán se movía, tragando él saliva, su pulgar se deslizó en una caricia por la mano que tenía tomada. En un gesto para tranquilizarlo, para hacerle saber que estaba allí. Finalmente la miró y la expresión de la morena cambió de preocupación a una sonrisa calmada, con un brillo de ternura en sus irises.


-Hola –susurró, marcando una adorable sonrisa sólo para él. Su mirada se vio atrapada por los intensos azules de los que él era dueño. Suspiró profundamente, con alivio. Las caricias en su barbilla y aquellos impactantes irises cuyas pupilas no se apartaban de las suyas lograron que sus orbes se volviesen acuosos de nuevo. Frunció el entrecejo, sintiendo la humedad bañar sus pestañas. Bajó sus labios a besar uno de los hombros masculinos, con suavidad. Después, alzó el rostro para cubrir de tiernos besos una de las mejillas masculinas. Cuando dejó de hacerlo, rozó su nariz varias veces contra la misma zona-. Gracias por volver… -susurró con la voz rota por la emoción-. ¿Necesitas agua? ¿Comida? Espero que no te importe, te traje a mi habitación… -habló atropelladamente, evidentemente nerviosa y preocupada, pero en un susurro.

La mano libre la posó sobre la mejilla contraria, deslizándola hasta los rizos que había limpiado, junto el resto de su cuerpo, para liberar al pelirrojo de cualquier rastro de suciedad. Enredó los dedos en los cabellos rojizos, encima de la oreja, con suavidad. Mirándolo como si aún no pudiese creerse que estuviese a su lado, despierto. Y no pudo evitar que su barbilla temblase y unas lágrimas escapasen de sus ojos. Pero no fue de tristeza. Sino de pura alegría y alivio de tenerlo allí-. Estoy aquí… para cualquier cosa que necesites. No me voy a ir a ningún lado –murmuró, sin dejar las caricias de ambas manos.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Miér Ene 06 2016, 21:23

Volví a ver esa emoción turbando aquellas claras pupilas que no dejaban de mirarme. Estiré mi dedo índice para poder dejar una caricia que pretendía consolarla. Tuve miedo de moverme, por los antecedentes. Liberé un suspiro cuando ella se acercó, eliminando la poca distancia que había ya entre nosotros. Marcó mi sonrisa con ese beso en mi hombro, y esos que dejó en mi mejilla, me incitaron a mover mi semblante hacia ella, para buscar e incluso, prolongar el contacto con Moira. Su voz tomada fue la que me animó a hacer lo propio y ser yo quien dejara un beso tranquilizador en su piel antes de que se separara-. Es lo que quería… -murmuré en respuesta, sorprendiéndome de lo sincero que estaba siendo con los dos en aquel momento.

Negué ligeramente, como contestación válida para todas esas preguntas-. Sólo quédate… -musité, deseando que no se fuera. Volvía a sentirme desvalido, como aquella otra tortura de la que salí con vida por los pelos, con la ayuda de Rainreth. Pero ella ya no estaba. Estaba Moira en su lugar. De hecho, en aquel momento, recapitulé. La morena había estado ahí desde que la conocí, de la forma más discreta y entregada posible. Mi relación con ella empezó de una manera tan peculiar que no había sido consciente de lo bien que habíamos conectado desde el principio ella y yo. A mi mente acudió entonces esa conversación con la pelirroja cuando era ella la convaleciente: le había dicho que quería a Moira.
Y era totalmente cierto.
Cerré los ojos con esa caricia, que empezó en mi mejilla y acabó entre mis rizos cobrizos. Volví a suspirar por el estremecimiento-. Yo tampoco pienso irme… -susurré bajito, sólo para ella-. Tranquila, ¿vale? -añadí, fijando mis zafiros en el gris de sus ojos llorosos-. He salido de cosas peores…

Porque yo mismo me sentía diferente, con respecto a la última vez que había estado en una situación parecida. Me sentía más compuesto, pese a que no sabía cuánto tiempo había pasado. Más fuerte. Pero también había un vacío que no sabía explicar.

Su cercanía supuso una conocida tentación a la que no pude resistirme. Seguía siendo débil, después de todo. Moví mi rostro, buscando el suyo, que rozaba mi mejilla con su nariz. Mis labios conectaron con los suyos, suaves al principio, a tientas. Necesitaba aquel beso suyo, disfrutando como nunca recordaba haber hecho-. ¿Cuánto tiempo llevo así? -inquirí finalmente, en voz bajita, cuando ese beso terminó.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Miér Ene 06 2016, 23:51

Dejó escapar un delicado suspiro con aquella caricia y aquel beso que él dejó en su piel. Como si con aquellos gestos fuese capaz de calmarla, de sacarla de su desasosiego. Tan sincero, tan directo, que se preguntó hasta qué punto lo había marcado aquella experiencia. No obstante, le gustó. Como si cada faceta, cada capa que descubría de él, fuese de su agrado para incrementar los sentimientos que tenía por él. En muda respuesta, acarició con el pulgar una de sus mejillas.

Asintió cuando le dijo que se quedase. Continuó mimándolo, con suaves caricias, hasta ese susurro que le aseguraba que él no iba a irse tampoco. Se sumergió en el azul de los irises masculinos y asintió de nuevo, esta vez más suave-. Estoy mejor… ahora que estás aquí y consciente –admitió, sin apartar la mirada de la masculina. Sus dedos marcaron un suave sendero entre los rizos pelirrojos, con un ligero masaje rítmico-. ¿Dónde has estado? –le preguntó en un susurro, mirándolo a los ojos.

Estaban tan cerca el uno del otro, susurrando sólo entre ellos, creando una especie de burbuja de intimidad que a ella la invitaba a continuar ofreciéndole sus mimos. Y él no pareció inmune tampoco a ello. Buscando sus labios, en un beso que comenzó suave. La cazadora dejó escapar un suspiro junto un débil murmullo, dejando caer sus párpados y correspondiendo a la suave danza entre sus bocas. La mano que estaba en sus rizos bajó, para que las yemas de sus dedos se deslizasen por el contorno de la mandíbula inferior de forma delicada, tierna. Quizá era la primera vez que no profundizaba un beso, que no se dejaba llevar por aquel instinto pasional. Aquella vez se dejó llevar más por el corazón, por un cariño inusual en sus besos.

-Dos días –susurró cuando el beso terminó y él formuló la última pregunta. Dos eternos días que para ella parecían haberse convertido en semanas, alargando su angustia y su desesperación-. Aunque… debo reconocer que te has recuperado bastante más rápido de lo que pensaba –frunció un poco el entrecejo, extrañada. Esta vez fue ella quien comenzó el beso, tan suave como el anterior, tomándose su tiempo para disfrutar de los labios ajenos… hasta que marcó una pequeña distancia para volver a hablar con los párpados caídos, con la evidente influencia de aquel momento compartido-. Te quiero demasiado. Te he dado mi corazón dos veces en mi vida… y esta vez sé que mi vida no tendría sentido si tú no estás a mi lado –susurró, tragando saliva al darse cuenta que era la primera vez que le decía lo que sentía por él. Se sonrojó, antes de palidecer súbitamente. Porque no sabía cómo él se lo tomaría. Era consciente de que él nunca la echaría de su lado por ello. Otra persona quizá, pero no Trystan. Quiso decirle que no hacía falta que dijese nada, que no tenía por qué corresponderla. ¿Pero realmente sería cierto?




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Jue Ene 07 2016, 19:22

Ladear la sonrisa suavemente tampoco me supuso ningún sobreesfuerzo cuando ella me dijo que estaba algo más tranquila… pero su pregunta consiguiente borró todo rastro de calma en mi persona. Me tensé, volviendo a notar cierto dolor de aquellas partes de mi piel que aún no habían sanado, algún músculo adolorido… o a saber qué más. Sin embargo, ya no me envolvía por completo, como lo podía haber hecho cuando Moira me encontró en la nieve. Fruncí el ceño cuando hice el intento de hacer retrospectiva, de reunir recuerdos en mi memoria para poder contestar. Y mi principal problema es que no supe diferenciar si realmente cada recuerdo era real o fruto de un delirio: una carrera con un traspiés bastante caro, una dragona de melena oscura, un calabozo, grilletes, astillas bajo las uñas, hambre, los orbes áureos de Rainreth, sed, fuego, sueño, desesperación, una mirada violácea, sangre, dolor, gritos, látigos y cuchillos acariciando mi piel, Nyssa… y luego Moira. Todo tan caótico que me fue imposible sacar una contestación clara-. En un lugar al que no quiero volver… -nunca más. No habría una tercera. No podría soportarla-. Pero tengo la sensación que sabes perfectamente qué lugar es ese. -ella, al haber vivido como esclava en el castillo, sabría de sobra que, tal y como me encontró, tenía pocas opciones sobre las que decidir.

Recosté mi cabeza de nuevo sobre la almohada-. ¿Sólo dos días? -me extrañé, aunque no cambié la suavidad en mi tono-. Me ha parecido una eternidad, que me he pasado durmiendo… -quise aligerar la conversación, pero mi ceño volvió a arrugarse, justo antes de que una de mis cejas se enarcara-. Eso es porque seguramente no habrás comido ni dormido por cuidarme… -la miré, inquisitivo, con una pregunta que no llegó a pronunciarse. La conocía lo suficiente, y ya había visto lo pendiente que estuvo de mí cuando yo me descuidé por velar a la pelirroja. Articulé un ‘gracias’ con los labios sin llegar a pronunciarlo, antes de que ella me besara, manteniendo un ambiente tan tierno y raro entre los dos, que por un segundo, pensé que no era real.

Pero fue ella la que se dejó llevar por aquel momento, confesando en palabras la reciprocidad de lo que yo ya sentía por ella. Su susurro me hizo sonreír una vez más y hasta tuve el arrebato de acunar su mejilla con la mano que había mantenido más alejada de ella-. No tendrás necesidad de intentar buscarle otro sentido… porque no tengo ninguna intención de irme a ninguna otra parte… -estaba repasando su piel conforme hablaba. Y fue aquel imán que suponían sus ojos, el aliciente perfecto para que ahora fuese mi turno de buscar los labios contrarios-. … no después de darme cuenta de que siento lo mismo por ti, Moira. -susurré, segundos después, habiéndome apartado sutilmente y clavado mis azules en esa mirada que sería la primera en reaccionar.

A pesar de que estaba siendo sincero, había algo, demasiado oscuro, que no le estaba diciendo. Algo que seguramente cambiaría demasiado las cosas.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Jue Ene 07 2016, 21:54

Frunció el entrecejo, preocupada, con gravedad, pudiendo hacerse una idea del oscuro lugar al que había sido confinado temporalmente. Acarició su mejilla, deslizando las yemas de los dedos entre el fino vello facial. Quería abrazarlo, sostenerlo contra ella, hacerlo olvidar el dolor, alejar las posibles pesadillas que lo quisieran amedrentar. Pero no quería hacerle daño estrechándolo entre sus brazos. Y así se lo hizo saber al pelirrojo-. Quiero abrazarte, pero aún no estás bien completamente para hacerlo sin hacerte daño –susurró, antes de rozar con sus labios la nariz del otro resistente, en un suave beso-. Sé el lugar que es. Vi… vi tu cuerpo –admitió, tragando saliva, sintiendo un nudo en la garganta al recordar cómo lo había encontrado. Las quemaduras, los cortes, cada marca que había sido testigo de lo que ella ya conocía-. Ahora estás aquí, conmigo. Se terminó –susurró, besando esta vez su sien. Con tal ternura que parecía querer borrar con ella el horror y el dolor experimentados.

Asintió respecto al tiempo que había estado convaleciente. Se mordió el labio inferior de costado con cierto nerviosismo, recordando las horas que había pasado observando aquel rostro perdido en las tinieblas de la inconsciencia. El par de días preocupada, comiendo ansias porque despertase, por ver de nuevo aquellos intensos irises que le dijesen que lo peor había pasado. Pero entonces él pronunció una frase que resumía en parte lo que ella había pasado durante aquellos días. Sin comer, sin dormir, alerta, por y para él-. No tengo hambre –susurró, pues todavía tenía un nudo en el estómago de la preocupación-. Pero sí empiezo a notar el cansancio acumulado. No sólo mientras te he estado cuidando –añadió. Pues los días en los que él había estado desaparecido había estado más pendiente en buscar ayuda y querer encontrarlo que en las necesidades básicas. De no ser por los brebajes que Megerah le había hecho beber, no se habría calmado lo suficiente como para dormir-. Pero he gruñido mucho. Creo que pesa amenaza de muerte para buena parte de la resistencia –intentó bromearle un poco, como si quisiera aliviar aquella carga emocional del momento.

Pero nada alivio más y al mismo tiempo intensificó aquel momento emotivo como los besos tiernos que compartieron. Había planeado decirle lo que sentía de otra manera. El mismo día que Trystan no volvió a la base, de hecho. Tanteando un poco el terreno. Pero le había salido tan directo que se sorprendió a sí misma. Permaneció con los párpados caídos hasta que sintió la mano masculina acunar su mejilla. Entonces elevó la mirada hasta su rostro. Lo vio sonreír y ella sintió un poco de alivio, ladeando la cabeza hacia aquella mano, restregando suavemente su suave piel contra la palma, dedicándole un esbozo de sonrisa.

No esperaba que le dijese nada, pero sus palabras la hicieron suspirar. Asintió sutilmente, clavando sus irises en los de él. Nadando en aquel profundo mar de intensa tonalidad azul zafiro. Porque sabía que en él podía confiar, que no la iba a empujar fuera de su vida por serle sincera. Murmuró en aquel nuevo y fugaz beso. Y, cuando este terminó, clavó de nuevo sus pupilas en las ajenas. Parpadeó, sorprendida, algo incrédula ante el agregado. Como si le costase creer que él hubiese dicho aquello. Después se ruborizó, sus ojos se volvieron acuosos de emoción contenida y sus labios esbozaron una sonrisa de felicidad. Justo antes de capturar sus labios de nuevo, empezando suave. Para después incrementar la intensidad, frunciendo el entrecejo al sentir que su propio pecho se henchía con un corazón liberado del férreo puño que lo capturaba-. Eres mío, únicamente mío –susurró, posesiva, antes de volver a besarlo, desgastando sus labios, bebiendo de su boca con necesidad, mientras su cuerpo se quedaba todavía de lado y un poco boca abajo, más cerca del masculino sin llegar a estar sobre él. Porque la mano más alejada de él se movió un poco más, con sus finos dedos femeninos internándose entre los rizos pelirrojos.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Jue Ene 07 2016, 23:38

- Estoy aquí… -murmuré, apoyando sus palabras- sí. -añadí, dejando que volviera a posar sus labios en mi piel, esta vez, en mi sien, adorando esa sensación húmeda tras el beso, cuando finalmente se separaba. Estaba siendo realmente adorable. Una Moira que no había visto hasta ahora: en extremo preocupada y tierna. Nada que ver con aquella morena pasional y posesiva, que me llamó la atención desde aquel encuentro con aquel ciervo y el posterior escondite en la cascada. Ahí empezó todo. O bueno, no realmente, si contábamos con aquellos dos días en los que nos habíamos visto, cuando éramos niños. Nuestra historia se me antojó entonces como una serie de casualidades con buen final.

Fruncí el ceño con cierta preocupación por su susurro. Había acertado: la morena me había estado cuidando tan entregada que se había olvidado de ella misma. No obstante, contuve cualquier réplica, pues no tenía ganas de discutir en aquel momento. Y no tardé en sonreír y olvidarme de ello, con aquella ligera broma-. No entienden tu carácter… -le seguí, queriendo reírme pero sin atreverme a hacerlo. Moira era recelosa con cualquiera que se le acercara y no me fue difícil suponer que sin dormir y sin comer, tenía aún menos paciencia con los que pudiesen venir a verme.

La sorpresa y posterior conmoción en su mirar, aquel rubor, aquella sonrisa, cuando yo le admití que su sentimiento era recíproco, me enternecieron, teniéndola inclinada hacia la palma de mi mano que acariciaba su mejilla. Tomé aire antes de que cubriera mis labios con los suyos en un nuevo beso que dejó la suavidad inicial a un lado. Intenté seguirla, dejándome llevar, frunciendo el ceño mientras liberaba ese anhelo reflejado en aquel baile. Su murmullo y la inmediata continuación del beso, se sucedieron, estremeciéndome por aquel paseo de sus dedos entre mis rizos. Hasta que, de la avidez, tensé mi cuello y parte de mi abdomen. Y aquello dolió. Emití un quejido, que interrumpió y transformó toda pasión en incomodidad. Una exhalación se me entrecortó-. Sólo tuyo… -contesté, juguetón, con la voz algo ronca-. Pero te voy a pedir un respiro… que estoy algo indispuesto. -enarqué una de las cejas, con una sonrisa ladeada. Quería tranquilizarla con aquel comentario. Quería que no me pidiera disculpas porque yo también había ansiado aquel beso. Y por el hecho de que, de poder, habría estado más que inclinado a llegar al final con ella en aquel preciso instante. Pero primero tenía que recuperarme-. Ven, venga. Échate un rato conmigo. -la ofrecí, moviendo el brazo que más cerca tenía de ella, de tal forma que Moira no tuviera más remedio que apoyar su cabeza en mi pecho vendado.

Había un secreto cuya realidad se había afianzado conforme me recuperaba, de forma latente, acechante en mi memoria, como si mi alma se esforzase en negar la evidencia. Y si no lo confesaba ahora, ella misma se daría cuenta más temprano que tarde-. Moira… -inspiré una buena bocanada de aire. Hasta que las vendas me presionaron tanto que me dolería si hinchaba más el pecho. Y exhalé con la misma parsimonia, aunando fuerzas para ser sincero una vez más. Del todo. Aproximé mis labios a su cabeza, para posarlos sobre su melena color negro azabache, antes de comentar:- Tengo algo que decirte...




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Moira el Vie Ene 08 2016, 20:35

Esbozó una sonrisa cuando él le siguió la broma por su carácter. Pero todo rastro de intento de broma desapareció cuando escuchó el quejido de dolor. Se apartó lo suficiente como para dejarle espacio, sin llegar a incorporarse. Interrumpiendo todo contacto, no sabiendo qué hacer para no provocarle daño. En aquel momento de indecisión y preocupación, él actuó rápido, bromeándole. No pudo evitar que una sonrisa asomase a sus labios y ladease una sonrisa llena de cariño, por lo adorable él que era preocupándose por su reacción-. Y yo que pensaba aprovecharme para dominarte... Pero prefiero que puedas vengarte, es más divertido -le bromeó un poco en respuesta.

Alzó la mirada, un poco temerosa de volver a hacerle daño, cuando él le dijo que se echase y la incitó a hacerlo sobre el varonil pecho. Pero terminó, mansamente, por descansar su cabeza con suavidad en su pecho. Las yemas de los dedos de una mano se deslizaron por encima del vendaje hasta rodear la cintura masculina. Tomó aire, expulsándolo después por sus fosas nasales. En alivio y calma. Sus párpados  terminaron por caer de puro agotamiento. Frunció el entrecejo, no obstante. Había algo que no le cuadraba. Algo no iba bien.

Pudo sentir el pecho masculino hincharse al tomar aire, tras decir su nombre. Aquello terminó por espabilarla lo suficiente como para indagar. No podía ser. Su mano rápidamente se movió desde la cintura al cuello del pelirrojo. Y, después, levantó un poco el vendaje.

No hizo falta que él le dijese nada. El oscuro secreto fue revelado. Ni siquiera el beso que Trystan dejó en sus cabellos suavizó el golpe que le deparó aquel descubrimiento. Su rostro palideció tan súbitamente que su piel se tornó marmórea, amenazando con que a su dueña pudiese darle un ataque.

Su mano tembló, descendiendo para rozar con las yemas de sus trémulos dedos aquel testigo que amenazaba con cambiar sus vidas para siempre. Sus ojos se volvieron acuosos, por la crueldad del destino. Las lágrimas volvieron de nuevo a dibujar su cauce, rodando por las mejillas-. ¿Por qué no...? -y su voz se vio interrumpida, ahogándose en su garganta, incapaz de terminar la frase.




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 990

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Trystan el Sáb Ene 09 2016, 11:38

- … Porque no lo tengo… -murmuré en simple respuesta, sin pensármelo dos veces, adivinando esa pregunta que se quedó en su garganta. Adivinando que Moira, por los movimientos que había hecho tras recostarse sobre mí, se había percatado de que había algo distinto. Que aunque yo pareciera el de siempre, no era del todo cierto. No era muy difícil. Pero así era. No sólo me habían torturado. En sutil venganza, también me habían arrancado el corazón.

Me habían convertido en un desafiado.

Empecé a sentir un pequeño temblor. Tardé unos segundos en darme cuenta que no era yo. Era Moira. Rodeé su cuerpo con mis brazos e imprimí algo de presión sobre ella. Lo más que pude sin que me doliera. No me atreví a decirle nada. ¿Qué palabras podría emitir que pudieran consolarla en aquel momento? Lo curioso era que cualquier preocupación que ella pudiera tener, no era nueva para mí. Pues poco a poco, mi memoria se recuperaba, conectando todas esas piezas del rompecabezas que encajaban, dándome de nuevo la perspectiva real de lo que había pasado. Volví a perder color parcialmente, como si fuera justo ese segundo en el que asimilaba mi negro y corto porvenir. Como si toda esa pérdida de sangre que había sufrido se reflejara en el tono níveo que adquirí. Hasta la saliva que intenté pasar, quiso estancarse en mi garganta. ¿Estaba asustado? Hasta era un término sutil, pues sobre mí pesaban rumores, animadversión a partir de ahora... una maldición. Lo perdería todo en cuanto se supiera de forma oficial.

¿Todo estaba bien? En teoría, sí. En la práctica... no. No lo estaba en absoluto.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1280

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Never knew I could feel like this || Moira

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.