Novedades

- (15/10) Ya están disponibles novedades de Octubre, ¡no te las pierdas!

- (15/10) Ya podéis pedir los dracs del mes de Octubre.

- (15/10) En el pregón, nueva entrevista a Dev.

- (15/10) ¿Quieres conocer las leyes? Pásate por aquí.

- (15/10) ¡La llegada del anexo del Gremio ya está aquí! ¡Conócelos!

- (15/10) ¿Quieres conocer nuestro índice? Pásate por aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving PetsFINAL FANTASY: Zero
59/60

Afiliados Normales


No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Sáb Nov 21 2015, 23:25


Gritos. La sangre goteando en un viscoso repiqueteo contra el suelo de piedra. Una risa maquiavélica que se filtraba por sus oídos. Un frío filo atravesando su piel, rasgando su carne, en punzante dolor. Su propia voz convirtiéndose en un alarido tan penetrante que sería capaz de impactar contra un cristal y hacerlo quebrar en mil pedazos. Y después, un rostro que se inclinaba sobre ella, trayéndole paz. Una ilusión, quizá.

El pequeño y castigado cuerpo se agitaba en aquel oscuro sueño. Sobre la cama, sus puños se cerraban en sendos agarres de la manta que la cubría. Sus labios entreabiertos se esforzaban en  tomar aire suficiente, haciendo subir y bajar su pecho erráticamente. Su entrecejo se encontraba fruncido, mientras el frío sudor perlaba su frente. Y, en ella, de repente sintió algo suave y cálido que se apoyaba contra su piel. Instándola a despertar.

No lo hizo inmediatamente, no obstante. Nadando entre turbulentas y turbias aguas con sus más oscuros demonios. Parte de sí luchó contra unas manos que tomaban las suyas, intentando devolverla al estado de vigía. Contra unos brazos que la rodeaban, en cálida sensación. En temor de que no fuese real. De que continuase en aquella celda y aquello fuese sólo parte de una tortura que no había terminado. Quiso rehuir el contacto, pero el agarre fue firme a la vez que… ¿cariñoso?

“Estás en casa”

Aquel susurro femenino hizo que brotasen más lágrimas de sus ojos, humedeciendo sus pestañas y deslizándose por sus mejillas. Poco a poco la fue sacando de aquel insondable pozo negro, parpadeando, permitiéndose tantear progresivamente el despertar. Se hizo un ovillo contra el cuerpo ajeno, en busca de protección. Sintió una mano mesar sus cabellos rojizos y ahogó un sollozo contra la ropa de la otra persona que estuviese con ella.

En casa. En las alcantarillas. Lejos de los duros, fríos y lúgubres muros del castillo. A salvo. A donde pertenecía. Esperando que el hogar borrase todo el dolor que había sufrido, que aún la atormentaba, haciéndose eco en cada rincón de su castigada mente. Y, aún así, se sentía tan distante de aquella sensación, todavía inmersa en una oscuridad que la engullía implacable. Cuando lo único que quería era abrazarse a la única persona que pensaba que había perdido. Estrecharlo contra sí mientras las lágrimas se llevaban todo el pesar, la agonía y el terror con ellas.

“Tranquila. Abre los ojos sin miedo”

Por sus oídos se coló el suave susurro, un bálsamo incapaz de ignorar. ¿Podía realmente entender lo que le pasaba? Apretó más los párpados, pero los labios ajenos de nuevo decidieron posarse sobre su piel, esta vez sobre sus ojos cerrados. Cuando aquel contacto se rompió, los abrió. Un poco… entrecerrándolos para empezar a habituarse a la luz. No era la primera vez que los abría desde la tortura. Recordaba vagamente destellos, formas humanas yendo y viniendo, cuando dejaba la inconsciencia momentáneamente, antes de sumergirse de nuevo en ella. Desconectando su mente por el dolor, por el trauma. Huyendo de su propia existencia y de la realidad, temiendo no haber sido rescatada. Aterrorizada con la idea de estar viva para experimentar otro día más de tormento, mortificada si ver a su mejor amigo había sido producto de su anhelo y su desesperación.

Se encontró con unos irises verdes oscuros y parpadeó, antes de reconocer a su dueña. Extrañada y sorprendida, se preguntó qué hacía Moira abrazándola y en la cama con ella. Iba a preguntárselo, pero entonces la nariz de la morena rozó la suya de una forma juguetona y casi tierna, haciéndole cosquillas que la hizo sonreír a pesar suyo y de las circunstancias. Después, la otra mujer hizo amago de incorporarse en la cama. “¿A dónde vas? Nu me dejes sola”, pensó la pelirroja, al tiempo que le impedía que se separase, abrazándola y mirándola con expresión temerosa. “Por favor, no te vayas. No quiero que esto sea imaginación mía. Y si lo es, no quiero que termine.”

-Voy a buscar a Trystan –escuchó asegurar a la morena.

¿Trys? ¿Estaba allí? ¿Vivo? ¿Dónde? Un débil sollozo escapó de su garganta, al tiempo que sus irises verde selva se volvían acuosos. ¿Y si aquello era una pesadilla? Empezaba con un sueño muy calmado, cumpliendo las esperanzas y luego… ¿y si él aparecía con vívida y rojiza sangre cayendo de su cabeza? ¿O tiñendo su camisa por varias heridas abiertas que tuviese en su cuerpo? Sacudió la cabeza, presa del terror.

-No te vayas, no quiero estar sola. Por favor… -rogó la pelirroja, con sus ojos brillantes y arrasados en lágrimas. “No dejes que tenga esa pesadilla”. Consiguió que le correspondiese el abrazo y unas caricias en su pelo y en su espalda que la hicieron ronronear suavemente.

-No vas a volver allí –recibió como susurro.

Después de unos minutos, la sintió separarse de nuevo. Iba a decirle algo, pero entonces miró lo que posaba en sus manos. Era un platito con pan tostado y una crema que parecía de chocolate por encima. Su estómago rugió, reclamando la comida que veía. Entre sus dedos cogió uno de los trozos de pan y empezó a mordisquear como un roedor. Entonces se dio cuenta de que su cuerpo dolía menos que la última vez que fue consciente de ello. ¿Cuánto tiempo había pasado? No lo sabía. Sus heridas debían de estar curándose. Se subió un poco la camiseta con una mano y miró. Bueno… no habían desaparecido… pero no estaban tan abiertas.

Alzó la mirada hacia la otra mujer, para agradecerle. La vio de pie, sirviendo un vaso de agua. Se fijó en una mancha rojiza en la ropa de la otra resistente, a la altura del costado. ¿Se le había abierto alguna de las heridas que el inquisidor le había infligido y le había manchado? Oh, no, por favor. ¿Y si empezaba la pesadilla? Alargó una mano automáticamente cuando le tendió el vaso, temblorosa. La morena debió de darse cuenta qué miraba porque sacudió la cabeza para quitarle importancia mientras le transmitía confianza al pasarle el vaso, con ambas manos capturando la suya.

-Los puntos se han abierto otra vez. Tendré que cauterizarla, ya curará.

La pelirroja la miró con la cara desencajada de terror. ¡Así empezaban esos sueños! Nyssa se dejó incorporar lo suficiente en la cama para no atragantarse. Permitió que la otra mujer la ayudase a tomar pequeños tragos de agua. No había sabido la sed que tenía hasta que el frescor inundó su paladar. Pero sus ojos no podían dejar de fijarse en la sangre que había en la tela. En su interior rogaba porque no fuese a más. Quería cerrar los párpados con fuerza y mecerse a sí misma, hasta que desapareciese. Pero a la vez, estaba alerta. Todo parecía tan real… pero los detalles eran importantes y la mente los utilizaba en su contra. Que Moira fuese tan amable le escamaba, ahora que pensaba en ello. Iba a preguntar, cuando terminó de beber, por aquella herida, cuando los dos pares de ojos femeninos se desviaron hacia la familiar cortina que había a la entrada de la estancia.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Vie Nov 27 2015, 16:26

La verdad era que el apoyo imprevisto que la morena me daba, me estaba ayudando más de lo que podía admitir. Curiosamente, sabía lo que yo necesitaba a cada momento sin necesidad de que yo le dijera nada o alcanzase a hacerlo. Porque la verdad era que estaba más pendiente de la recuperación de Nyss que de mí mismo. Sus heridas sanaban lentamente y parecía haber entrado en un sueño del que no quisiera despertar. Quizás por falta de fuerzas. Quizás por miedo. No lo sabía. Y lo cierto era que… Me estaba desesperando aquella espera. ¿Y si no despertaba nunca? ¿Y si había llegado minutos tarde y aunque hubiese conseguido traerla de vuelta a la base no había nada que hacer? Mi ánimo ahora tan inestable con todas esas preguntas, minaba mi esperanza. No quería perderla a ella… También. No me veía preparado para algo así. Eran demasiado pocas las personas de mi pasado que seguían a mi lado y… ¿A quién quería engañar? Sólo me quedaba ella. Perderla implicaría desprenderme de una parte de mi ser que ya no podría recuperar. Y con todo lo que había cambiado en el último año… ¿Quién me aseguraba que hubiese vuelta atrás? ¿O que yo quisiera volver atrás?

Mi línea de pensamiento no varió mucho ni aunque Moira me ‘echase’ sutilmente de mi propio habitáculo en los túneles para que me airease. Me aseguró que velaría por ella una vez más y yo obedecí por inercia más que porque quisiera.

Tampoco es que aguantase mucho tiempo fuera.

Al poco rato, decidí que era tiempo de volver al habitáculo, de hecho. O, más bien, ya quería volver a él. Algo encogía mi pecho cuando no estaba allí. Y esa sensación de ahogo que traía consigo, no me gustaba nada.

Pese a todo, ralenticé mis pasos al moverme por los túneles hasta la base. Tardé un poco más en llegar a aquel hueco en la pared que suponía mi pequeño espacio propio, y que ahora compartiría hasta que Nyssa se recuperara. Porque sí, no había querido que se quedara en ningún otro lugar. A cambio sacrificaba mi intimidad pues las visitas de los sanadores eran frecuentes. Pero no me importaba. De no haberse quedado en mi cuarto me habría trasladado yo al suyo para cuidar de ella. Una sonrisa partió mi rostro en cuanto vi a la pelirroja consciente al apartar la cortina para entrar-. Nyss… -el murmullo me salió solo mientras me acercaba a ellas. Me senté en el borde del camastro, más que dispuesto a fundirme en un abrazo con ella-. ¿Cómo estás? -inquirí cuando ya la tuve entre mis brazos. Cerré mis ojos con fuerza, disfrutando de ese calor y esa esencia que eran sólo suyas. Si me concentraba hasta juraba escuchar el ritmo acelerado de sus latidos. Abrí mis azules entonces, encontrándome con los de la única artífice de que la pelirroja volviera a estar en la base, pues sin la tremenda ayuda de aquella morena, me habría sido imposible sacarla del castillo.

Murmuré un gracias sin llegar a pronunciar la palabra, con una sonrisa que no llegó a mis ojos, sin querer soltar a Nyssa. Mis ojos cayeron entonces a ese brillo apagado que ella tenía en su costado, sobre una mancha carmesí oscura-. Se te volvieron a abrir… -señalé antes de alzar de nuevo mis orbes cristalinos a los suyos, consecuente-. ¿Voy a tener que valerme de mi cargo para decirte que bajes el ritmo, Moira?




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Moira el Sáb Nov 28 2015, 17:45

La cortina dejó paso a la figura del pelirrojo. Una calma sonrisa fue llamada a sus propios labios cuando lo vio sonreír. Por primera vez desde que le dio la noticia de la captura de su amiga. Pudo sentir cierto alivio recorrer cada fibra de su cuerpo, un poco antes de dejarle espacio para que se sentase y abrazase a la pelirroja. Creyó que era un buen momento para salir de la habitación y darles un poco de tiempo, ahora que su amiga había despertado.

Estaba pensando en preguntarles si necesitaban que les llevase algo cuando volviese, cuando notó la mirada del otro resistente sobre ella. El silencioso agradecimiento fue recibido con una genuina y encantadora sonrisa de ella. Asintió, como si quisiera decirle que lo volvería a hacer y que le gustaba que reparase en ella. Entonces lo vio descender la mirada hacia la mancha de sangre en su propia ropa.

-No te preocupes, la cauterizaré con un hierro al rojo vivo –murmuró antes de ladear la cabeza por la pregunta. Sin duda, sabía manejarla, siendo consciente de que había vivido en una sociedad de estatus marcados-. ¿Planeas inmovilizarme? –le preguntó, con un leve tono juguetón y sugerente. Con una miradita de las suyas, por supuesto-. Prometo descansar después de ocuparme de la herida. Luego os traeré agua fresca y comida recién hecha. Pero antes… -se inclinó para subir la camisa que él llevaba y comprobar cómo iba el hematoma-. Está mejor… -susurró. Le puso una venda limpia con una pasta de hierbas medicinales que había conseguido para que la sangre circulase mejor y el hematoma fuese desapareciendo-. No te muevas mucho también, ¿vale? –susurró, antes de apoyar sus labios en la sien del pelirrojo. Una de sus manos acarició los cabellos rojizos de la exploradora-. ¿Os puedo dejar solos un rato?




avatar
Moira
Human

Ocupación : Esclava
Mensajes : 1111

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Sáb Nov 28 2015, 20:00


Tragó saliva al verlo entrar. ¿Era producto de su torturada mente? ¿Un sueño? ¿Un espíritu que venía a visitarla? ¿O aquello era real? Sus intensos irises verdes se fijaron en la camisa que él llevaba, paranoica, temerosa de encontrar alguna señal de que aquello no iba bien. Pero no hubo nada que la alertase. Hasta su murmullo diciendo su nombre era familiar, cálido y acogedor. Igual que sus brazos rodeándola después, logrando que los propios lo estrechasen con necesidad.

-¿Trys? ¿Eres tú? –murmuró, con voz apagada, cuando escondió su rostro en el pecho del varón.

Sus ojos se volvieron acuosos. Su corazón empezó a galopar con fuerza. Su respiración se volvió errática. Abrazó con más fuerza a aquel que había sido su amigo desde que había llegado a la resistencia. A aquel hombre que había llegado a ser su familia y un amor inconfesable hasta su transformación. Su pregunta la hizo ahogar un sollozo que quedó atrapado en su garganta.

No sabía exactamente la respuesta. Aún le dolían las lesiones físicas. No sabía la magnitud de las psicológicas, aunque era consciente de que tenía miedo a dormirse y a estar sola. Porque no quería que todo se esfumase al abrir de nuevo los ojos. Y porque no estaba preparada para las pesadillas que pudiesen asolarla. En cuanto a las emocionales, casi podía decir que eran las más fáciles de conocer. Permaneció abrazada a Trystan, con su rostro escondido contra su pecho, aún cuando llegó a murmurar de nuevo.

-No estoy bien… -musitó.

Aquella realidad le golpeó con vehemencia. Solía mentir, quitar importancia, decir que estaba bien. Pero al no hacerlo, se daba cuenta de que estaba más rota de lo que había podido imaginar. Sintió que su corazón era encerrado en un férreo puño mientras los recuerdos de la tortura la golpeaban uno tras otro. Y, finalmente, no pudo más. Su pequeño cuerpo tembló contra el del otro resistente. Pudo notar la mano de la morena acariciar sus cabellos, pero no le importó. Se abrazó aún más al otro pelirrojo, estallando en llanto.

-Lo… lo… sien…to… -sollozó sin poder contenerse, con su cuerpo agitándose al llorar.

Sentía haber sido descuidada. Sentía haberlo dejado solo. Sentía haberlo puesto en una situación difícil después de todo lo que había pasado. Sentía no ser lo suficientemente fuerte como para reponerse, porque todo cuando quería hacer era continuar abrazada a él llorando y que no la soltase. Sentía la posibilidad de no ser la misma después de aquello. Sentía no haberle dicho tantas cosas de las que se había percatado cuando pensaba que estaba muerto. Y sentía derrumbarse, sabiendo que el verla así lo ponía mal.

-No… no me… dejes… por… favor –lloró, agarrando con sus manos la camisa del pelirrojo, como si eso pudiese afianzar más aquel abrazo. Como si aquello lograse que no se fuese a esfumar si era producto de su psique.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Mar Dic 01 2015, 18:00

Sonreí un poco más a la pelirroja convaleciente, como si con ello contestase de forma afirmativa a esas dos preguntas con las que me recibió. Instantes después, sentí esa necesidad de Nyssa en el abrazo, pero sólo la correspondí a medias.
Enarqué una de mis cejas, ante esa pregunta juguetona de Moira-. Si te lo digo, perdería el factor sorpresa y no lo conseguiría… -contesté con suavidad, devolviéndole ese tono juguetón que perdí cuando volvió a hablar-. No habrá luego, Moira. Cúrate la herida y descansa. -murmuré al tiempo que ella se levantaba y se ponía detrás de mí. Tensé un poco la espalda al perder la protección que me ofrecía la tela de mi camisa-. Es sólo un golpe. -aspiré aire por la nariz cuando me cambió la venda con aquella pasta fresca que significó un contraste para que mi cuerpo intentara rehuir aquella frescura en un acto reflejo.  

Con Nyssa aún aferrada a mí, sonreí suavemente al sentir sus labios en mi sien, girando mi cabeza finalmente para poder mirar a Moira y contestar a su pregunta con un simple asentimiento. La sonrisa en mis labios quiso mostrar más agradecimiento que de costumbre, aunque no llegué a saberlo, antes de que se marchara.

Sonreía y encadenaba gestos lo suficientemente expresivos como para no tener que hablar demasiado. Al menos hasta ahora, la presión que aprehendía mi pecho apenas me dejaba articular. Presión que claramente menguó al tener a Nyssa entre mis brazos, consciente, salva y en vías de recuperación-. Sssshhh… Lo estarás. -murmuré en el mismo tono que ella. La necesidad que me transmitía con ese abrazo al que se aferraba como si yo fuera a soltarla, turbó mis pensamientos. ¿Qué clase de monstruosidades le habrían hecho? Aparentemente, tenía mucho mejor aspecto que yo en su lugar cuando me sacaron de aquella celda que consideré mi tumba llegado a un punto. Pero claro, las torturas no sólo eran físicas. Algunas no se veían.

Mi ceño se arrugó por aquella petición entrecortada, entre sollozos. Mi cabeza negó entonces de forma inconsciente-. No voy a dejarte sola, Nyss… Nunca más… -añadí llegando a mecerla suavemente, intentando calmarla. Mis labios emitieron de nuevo esas dos últimas palabras, en un hilo de voz ausente, mientras mis manos repasaban su espalda de arriba a abajo y vuelta a empezar-. Vamos, tranquila… ya estás en casa.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Vie Dic 04 2015, 15:58

Abrazada a Trystan, esperó a que la morena saliese de aquel habitáculo para estar a solas con él. ¿Herida? ¿Golpe? Tembló contra él. Entre la neblina de sus recuerdos vislumbró una imagen en tinieblas. Algo que le había parecido un sueño producto de sus anhelos. Los dos, yendo a rescatarla. Una realidad que ahora era tangible. ¿Había sido heridos durante el rescate? Lo estrechó contra sí, sin querer soltarlo. Consciente de lo cerca que había estado de perderlo. De no volver a verlo. De no tener una razón para querer continuar. De no regresar a casa y hacerlo sufrir de seguir con vida él.

El murmullo masculino logró que ella escondiese más su rostro en su pecho, ahogando un delicado quejido. En busca de protección. De su protección. Con una necesidad palpable de que sólo él la cuidase. En cuanto se desmoronó, sintió aquel familiar mecimiento que sólo él le proporcionaba en sus horas más oscuras para calmarla. Las manos acariciando su espalda logrando que, inconscientemente, su cuerpo se adelantase para evitar el contacto fugazmente. Al darse cuenta, se quedó quieta. Intentando que él no pensase que lo estaba rechazando a propósito. Pero cada fibra de su ser se tensó. La punta del iceberg del premio que había pagado durante su cautiverio.

En casa. Su familia. Su hogar. A salvo. Sin soltarlo, separó su rostro de la camiseta. Lo levantó hasta que sus intensos irises verde selva lo enfocaron. Brillantes, arrasados en lágrimas. Su mentón tembló, en el intento de contener el llanto.

-Gracias por volver a por mí –susurró con la voz tomada por la emoción. Obligó a una de sus propias manos a soltarle la ropa, para ascender y posarse sobre una de las mejillas del pelirrojo-. Yo… sabía que lo harías. Pero tenía miedo… de que te pasase algo… -confesó, tragando un poco de saliva-. Él… me dijo que alguien había ido a visitarme. Enseguida pensé en ti… Oí los gritos, los golpes, en la celda de al lado. Me dijo que te mataría. Intenté negociar. Quedarme por tu vida. Pero… pero… no fue suficiente. Quería que le dijese quién era el líder. Pero… no podía decírselo. Nos iban a matar a los dos… no resolvería nada el decírselo, salvo que para ti fuese peor la condena y la tortura. No quería que sufrieses como yo lo estaba haciendo… -las lágrimas brotaron, deslizándose por sus mejillas y dejando un húmedo rastro en su piel-. Vi el látigo, la sangre. Escuché que estaba hecho. Yo… creí que te habían matado. Luego me hizo dudar –sollozó y escondió su rostro en el cuello de Trystan-. No le dije nada, lo juro. Aguanté todo lo que pude… para tener una oportunidad de sacarte de allí. Y al final… sólo quería que terminase. Pero no te traicioné, te lo prometo. Tú eres mi familia. Eres lo más importante para mí.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Dom Dic 06 2015, 11:23

Aguanté aquel abrazo desesperado de la pelirroja cuando Moira finalmente se fue, dejándonos solos. Aguanté aquel sollozo liberador, claro signo de todo lo que había llegado a contener y soportar. Aguanté que se estrechara más contra mí, como si huyera de aquella caricia tranquilizadora de mis manos. No le di mayor importancia, pues sabía lo vulnerable que era en aquel momento. E ignoraba también los horrores de los que había sido testigo y víctima.

Podía entenderla aunque fuera mínimamente.

Una sonrisa tierna se dejó ver en mis labios en cuanto se separó y vi aquellos intensos iris verdes, brillosos, conteniendo demasiado. Negué suavemente. No necesitaba darme las gracias. Fui a hablar, a decirle que ella habría hecho lo mismo por mí. Pero no era cierto. La vez que yo estuve preso ni siquiera sabía dónde estaba ella. Ni después, cuando yo ya estaba en la base de vuelta. Supuse, cuando ya tuve conciencia y entereza para hacerlo, que debía de haber estado lo suficientemente ocupada o agobiada como para querer arriesgarse tanto. Tampoco es que le guardara rencor por ello-. No hay nada que agradecer. No iba a dejarte sola allí... -sentencié, frente a su titubeo-. No pensarías que me quedaría de brazos cruzados, estando tú prisionera en el castillo, ¿verdad?

Fruncí el ceño con toda esa avalancha de información, más cuando volvió a llorar. Atajé esas lágrimas subiendo una de mis manos a su húmeda mejilla-. Vamos, Nyssa. Tranquila. Nada de lo que él te dijo es cierto. -me preocupó que jugaran con su mente de aquella manera. Pero no me sorprendía, después de todo. Lo que sí hubiese sido del todo inesperado es que no lo hubieran hecho-. Mírame, estoy aquí. Contigo... ¿Vale? Estamos en casa... -insistí, ignorando por completo las referencias al líder que alcanzó a hacer. No me importaban. Volví a abrazarla en cuanto se refugió en mi cuello-. Olvídate de eso, ya está, Nyss... Aguantaste y yo pude sacarte de allí por ello. No voy a dejar que vuelvan a tocarte, ¿me has entendido?




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Lun Dic 07 2015, 19:34

La ternura en su sonrisa le hizo saber que siempre estaría ahí para ella. Los brazos que la rodeaban le transmitían la seguridad de que la ayudaría a levantarse cada vez que cayese. A través del acuoso velo que caía frente a sus propias esmeraldas, se zambulló en los profundos zafiros que él poseía. La familiar mirada le dio una certeza de la que había sido consciente en las mazmorras. Tembló suavemente y se inclinó hacia delante, presionando con su frente suavemente la de él. Sus párpados cayeron con fuerza mientras rozaba su nariz contra la ajena.

-Lo sé… -murmuró-. Pero si te hubiera pasado algo por ir a rescatarme… yo… no quiero vivir sin ti –agregó, trabándose su voz en el último momento.

Dejó escapar aire por la nariz, en un suspiro que no pudo reprimir, justo cuando sintió la mano masculina ascender a su mejilla y detener las lágrimas que surcaban su pálida tez. Se mordió el labio inferior, intentando calmar el temblor que se había apoderado de este. ¿Nada? Había cosas que sabía que eran mentira desde el principio, como que no fuesen a rescatarla. Tampoco era cierto que estuviese muerto. Pero otras… no sabía qué pensar. Salvo la seguridad de que Trystan no se iba a alejar de ella.

-Por favor… No les dejes que vuelvan a hacerme daño –le rogó en un murmullo, abrazada a él con necesidad de protección-. ¿Trys? –susurró su nombre tras un instante de silencio, sin soltarlo-. Yo… no sé… no sé si pueda seguir siendo la misma… -su voz sonó rota y tuvo que tragar saliva antes de continuar, sintiendo un nudo en su garganta que no parecía querer deshacerse-. Pero… no quiero que estemos lejos uno del otro. Por favor. Veas lo que veas en mí a partir de ahora, no te alejes. Porque quiero seguir a tu lado, cuidándote. Porque tú eres la única razón que necesito para seguir aguantando. Porque después de todo lo que me hizo… lo único que queda intacto de mí es lo que siento por ti –musitó, restregando suavemente su mejilla contra la de él. Sintiendo la barba pelirroja contra su piel, de una forma tierna y familiar. Aferrándose a ese pedazo de sí misma. Agarrándose con desesperación al vínculo que tenía con él. Porque el dragón no podía tener razón en aquello tampoco.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Mar Dic 08 2015, 22:55

Suspiré lentamente, moviendo ligeramente la frente, provocando un suave roce con la de ella cuando se inclinó hacia mí. La vi cerrar los ojos, sintiendo de alguna forma que no llegaba a poder explicar, cómo su cuerpo perdía algo de tensión. ¿Era aquello señal de que estaba asimilando por fin que aquella terrible pesadilla por la que había pasado, había acabado ya? Realmente sí pensaba que lo necesitaba para poder recuperarse lo antes posible. Tanto nerviosismo castigando su cuerpo no podía ser beneficioso tal y como estaba-. Nyssa... no me pasó nada... -contesté. Estancarse en el hubiera tampoco era una idea muy inteligente que digamos-. Así que vas a tener que aguantarme un poco más... -susurré, divertido, queriendo aliviar un poco aquella conversación. No me incomodaba... pero sí sabía que un trauma como el que ella podía tener, te hacía capaz de ser más directo. No obstante, yo tenía en mente aún aquella conversación que mantuvimos antes de que se fuera a las montañas, justo antes de aquel incidente con la diosa.

- Nunca... -murmuré, bajito, después de recibirla de nuevo entre mis brazos. Elevé una mano para perder mis dedos entre sus mechones cobrizos, en un suave masaje que siempre le gustó. Escuché sus palabras con cierta inquietud, pese a que aquel roce de mejilla me hizo curvar los labios en una suave sonrisa. ¿Y qué sentía por mí? Que yo supiera, un cariño tremendo después de tantos años-. ¿Lo hiciste tú acaso cuando yo cambié después de mi... cautiverio? -inquirí como simple respuesta. Quizás entendiera que después de tanto tiempo, y pese a muchos cambios por los que habíamos pasado los dos... seguíamos ahí. El uno para el otro-. No voy a dejarte sola otra vez, pelirroja. -musité separándome un poco de nuevo, para poder envolver mis azules en sus glaucos orbes intensos y centelleantes-. Por mucho que cambies y, hasta que tú quieras echarme de tu vida o me arrebaten la mía... yo seguiré ahí, Nyss.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Miér Dic 09 2015, 19:52

Suspiró al sentir el suave roce propiciado entre sus frentes. Ese mero gesto, tan familiar, parecía ser capaz de llevarse todo su dolor, de secar sus lágrimas, de ayudarla a vencer sus demonios y arroparla en sus pesadillas. La comisura de sus labios se curvó ligeramente con el susurro divertido de él. Movió la punta de su nariz contra la de él, suavemente, entre cariñosa y agradecida.

-Siempre, Trysie –susurró en respuesta.

La palabra nunca murmurada en los labios del otro resistente hizo que suspirase de alivio, notándose sus hombros caer y relajarse un poco en el abrazo. Involuntariamente, dejó escapar un murmullo por el masaje entre sus cabellos. Una de sus manos empezó a repasar muy despacio y suave la espalda masculina, en respuesta a los mimos. La pregunta retórica le hizo saber que él nunca se alejaría. Porque si de alguien podía estar segura era de él. Aún cuando ella había marcado distancia tiempo atrás, sabía que tenían un vínculo irrompible.

Cuando él se separó un poco, sus miradas impactaron. Como el agua bañando la maleza. Las palabras del otro pelirrojo la enternecieron que su voz quedó trabada en su propia garganta. Quiso decirle que nunca más lo iba a alejar de ella. Quiso pedirle que pelease porque no le arrebatasen la vida prematuramente. Incluso decirle que, cuando inevitablemente él ya no estuviese por la diferencia de razas, él continuaría a allí mientras ella continuase con vida. Hasta el último latido de su existencia.

Pero, falta de palabras, se dejó llevar por el deseo de actuar. Sus propios irises devolvieron a los azules una intensa mirada antes de bajar fugazmente a los labios masculinos. Se inclinó sin demora para capturarlos con suavidad, comenzando una rítmica danza al presionar un poco con los suyos. Una de sus manos se deslizó por la varonil espalda y la otra ascendió hasta la nuca donde nacían los rizos pelirrojos. Se apoderó del carnoso labio inferior que él poseía y tiró con delicadeza antes de separarse y juntar de nuevo sus frentes.

Tomó con suavidad una de las manos de Trystan y la puso sobre su propio pecho, a la altura de su corazón, el cual palpitaba con fuerza. Sin separarse, alzó un poco sus párpados y buscó los orbes azules.

-Lo que sentía por ti… no se me ha pasado. Me di cuenta cuando creí que te había perdido –murmuró con la voz un poco quebrada, volviéndose un poco más grave.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Dom Dic 13 2015, 16:56

Ver ese intento de sonrisa ante mi comentario suavemente jocoso, significó para mí más de lo que ella podía imaginarse. Y su añadido provocó que fuese yo el que acompañara aquella sonrisa con una de las mías. Encogí la nariz, en un gesto que se me antojó infantil, enternecido a su vez por aquel roce que ella misma provocó-. No lo dudes… -agregué bajito, realmente… contento por tenerla conmigo de nuevo, por ver que se estaba recuperando y que, aunque fuese durante un momento, dejase atrás todos sus miedos y penurias pasadas.

Pude notar como, poco a poco, relajaba los hombros, sus dedos engarfiados a mi ropa perdían fuerza y suavizaba el abrazo, dejándose embaucar por esa tranquilidad que me esforzaba en transmitirle. Hasta sentí un pequeño hormigueo en mi espalda, fruto de aquella suave caricia que ella empezó, en respuesta tácita y tierna.

No obstante, cuando nuestras miradas volvieron a encontrarse, la intensidad que desprendían aquellos orbes glaucos era… distinta. No sabía explicarlo. Me fue imposible obviarla, de hecho, quedé inmerso en aquel verde que iluminó mis azules por un momento. Hasta que Nyssa desvió la mirada un segundo y al siguiente, sus labios estaban sobre los míos. Por inercia, correspondí esa suavidad, sintiendo cómo algo se removía en mi interior. Exhalé despacio por la nariz, mientras nuestros labios se movían contra el contrario, enlazándose por un momento, hasta que la pelirroja acabó enganchando mi labio inferior.
El escalofrío que sentí cuando ella cogió una de mis manos, latigó mi columna y consiguió que se me escapara el aire en un suspiro lento y suave. Seguí con la mirada lo que hacía, hasta que sus palabras me hicieron volver a mirar aquellos ojos. Exhalé con la mirada clavada en aquel verde. Aquella confesión suya me pilló de total imprevisto. ¿Por qué? Juraba que hacía unos pocos días era ella la que negaba precisamente lo que acababa de decir.

¿Y yo?

¿Qué sentía yo? Pregunta y punto importante también. Estaba confundido, en realidad. Y, por un momento, ya ni supe si eran todos esos años compartidos o que yo también le correspondiera lo que me instó a esa necesidad por sacarla del castillo con la mayor presteza posible. Lo que me instó en ese momento a subir la mano desde su pecho hasta su mejilla. Lo que me instó a ser yo esta vez quien se inclinase para probar sus labios de nuevo. Pero no tan suave como había sido ella. Me faltó el aire más rápido que otras veces, quizás de la impresión, haciéndome interrumpir aquel segundo beso con la respiración alterada. Volví a apoyar mi frente en la suya, antes de suspirar y articular:- ¿Por qué así? -ella, que no tenía costumbre ninguna de ser directa. O, al menos, tan directa con un tema tan escabroso como el que siempre le pareció cuando había sentimientos personales de por medio-. Sabes que no me eres indiferente después de todo. Pero también que no estoy solo. ¿Por qué ahora, Nyss?

Y, ¿por qué yo era terriblemente influenciable por aquella mujer?




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Lun Dic 14 2015, 16:20

Lo sintió corresponder, creando una suave danza entre sus labios. Un suave suspiro se formó dentro de ella, deslizándose al final el aire por su nariz. Como si con ello pudiese aliviar toda la tensión que la había encadenado desde hacía tantos días. Quizá una señal de que todo podía mejorar a partir de ahora… con él.

Esperó, tras su declaración, alguna respuesta por parte del otro pelirrojo. Sus intensos irises verdes brillaron con cierto temor a un posible rechazo. Siendo consciente de lo inoportuna que era en aquel momento. Dejó caer los párpados con delicadeza al sentir la mano masculina en su mejilla. Con un aspecto increíblemente vulnerable. Volvió a clavar sus pupilas en los profundos zafiros que él poseía, un segundo antes de que él uniese sus labios de nuevo. Se le escapó un sonido, mezcla de sorpresa, alivio y gustarle.

Esta vez subió ambas manos a cada mejilla de Trystan, bebiendo de su boca con la intensidad que él marcaba. Cerró los ojos, mientras sentía la humedad acumularse contra sus largas pestañas. Probablemente producto de la emoción contenida. De lo sensible que estaba tras la infernal experiencia. De que él no la hubiera rechazado, aunque fuese con aquella manera tan adorable que tenía. Porque… no lo había hecho, ¿verdad?

Sus carnosos labios se quedaron separados, en busca de aire, cuando él se separó. Sus frentes quedaron apoyadas de forma que a ella se le antojó tierna. Con esa familiaridad que arrastraban durante años. Su corazón latía con fuerza. Su pecho subía y bajaba con rapidez y marcadamente. Tragó saliva con suavidad, dejándose llevar por esa aparente calma.

Pero entonces él habló. Ascendió sus irises hacia los de él y tragó de nuevo saliva. Esta vez con una inquietud de haber metido la pata hasta el fondo. Palideció por un momento antes de decirse a sí misma que él sólo quería algunas respuestas. Porque la verdad es que no era el mejor momento para él y había sido inesperado que ella le dijera de repente lo que sentía. Tomó aire y se armó de valor para responderle.

-Porque tenía la necesidad de hacerlo -¿eso respondía a ambas preguntas? Quizá. “Joder, Nyss… especifica un poco más, ya que has abierto la bocaza”, se reprochó a sí misma antes de suspirar-. Hace unos minutos fui más sutil pero no lo captaste. Que es la tercera vez que me declaro en menos de diez minutos. Si no soy directa y te lo digo con gestos, no te enteras –le soltó con rapidez y tomó aire para volver a hablar-. Y sabes que a mí me cuesta hablar de… estas cosas. Pero necesitaba decírtelo, quería decírtelo. Y no podía esperar más. No quiero esperar a perderte de verdad… no puedo… -suspiró, sintiendo sus ojos acuosos. Se pasó una mano por los ojos, intentando secarlos-. No quiero meterte en líos con tu pareja. Pero no sé lo que sientes por ella y yo tengo la ventaja de conocerte desde mucho antes –vale, quizá por ahí no iba por el mejor camino. Carraspeó con suavidad antes de continuar-. No soy celosa –empezó a decir. “Salvo aquella vez que casi le fastidio el estómago a una chica por besarte. Hey, pero no son reincidente”, pensó-. Y he tenido mis encuentros con otras mujeres –agregó y ladeó la cabeza para mirarlo-. Moira es guapa, tiene buen cuerpo y… aunque es algo gruñona y mala hostia, estuvo mimándome un ratín cuando desperté. Quiero decir que a mí no me importaría que estuviésemos los tres juntos.

Ahí lo dejaba, una posibilidad abierta. Aunque sabía que Trystan siempre había sido monógamo y Moira no tenía pinta de compartir. Frunció los labios con expresión pensativa antes de continuar hablando.

-Que si quieres intentarlo, puedo yo encargarme de tu novia. Para que no te lleves el marrón –sugirió con carita compradora-. ¿Sabes si ella es hetero cerrada? Si no te atreves a preguntarle, le puedo comer la boca a ver cómo reacciona –comentó y luego clavó su mirada en la de él con mayor intensidad-. Trys… no digo que nos vayamos a acostar los dos juntos. Acostar de… ya sabes… más que echarse uno al lado del otro. ¡Los tres juntos, perdón! El caso… eso… no sé si alguna vez pueda volver a hacerlo con alguien. No después de lo que él me hizo… -terminó por murmurar lo último. Se quedó en silencio, apagada, con la mirada baja y entristecida-. No sólo me tiró agua fría varias veces. Me dio palizas. Hizo que un esclavo que quemase con un hierro ardiendo. Me puso sobre una silla rara con pinchos por todas partes que se clavaban… y quemaba. Aparte de la tortura psicológica y de tirarme por la torre para ver si me convertía… Él… -tragó saliva y se apartó del pelirrojo, sentada y encogida, abrazada a sus piernas recogidas y con las rodillas completamente juntas.

No supo cómo decírselo. Ni siquiera si estaba preparada para ello. Las saladas lágrimas discurrieron de nuevo por sus mejillas. Su cuerpo empezó a temblar suavemente. En su mirada se vio miedo, culpabilidad y tristeza. Había intentado estar bien. Había intentado distraerse con el tema de Moira. Pero, desgraciadamente, había hecho una junta de ideas y había sentido la necesidad de explicarle. De contarle lo que le había pasado. ¿Para qué? Quizá para que él no se sintiese rechazado si alguna vez avanzaba. Quizá para que simplemente la cuidase.

-Lo siento. Fue culpa mía… -balbuceó en un sollozo-. ¿Podrás perdonarme, Trys?





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Mar Dic 15 2015, 18:09

El calor de sus manos al corresponderme ese segundo beso que yo empecé me provocó un escalofrío. Mi propio cuerpo reaccionaba ante los estímulos de aquella mujer sin que yo pudiera hacer nada, o mi mente alcanzara a formular pensamiento de reticencia. Volvimos a mirarnos tras ese beso, antes de que obtuviera su respuesta. Fruncí el ceño entonces-. Pues menos mal que sólo necesitabas un beso… -fue un comentario que me salió sin pensar. Solo. No era la primera vez que Nyssa tomaba lo que se le antojaba sin pregunta o aviso previo. Resoplé molesto por ese reproche. ¿A qué venía decirme aquello? Me había dicho que no cuando yo le dije lo que sentía, en su momento. ¿Qué esperaba? ¿Que mantuviera la esperanza de que ella se diera cuenta de que también lo sentía, semanas después? ¿Y si no la hubieran torturado, se habría dado cuenta igual? Porque si algo estaba claro es que no te despiertas queriendo a alguien de un día para otro-. No sería la primera vez que te malinterpretara… -murmuré, apretando ligeramente los dientes, en tono demasiado bajo como para que lo escuchara nadie más.

Me quedé atónito por los comentarios que se sucedieron después, olvidándome de la molestia. Hola, si tengo pareja, algo sentiré para estar con ella, digo yo… No obstante, no alcancé a formular réplica alguna pues la bomba de relojería me explotó en la cara con aquellas tres palabras. Y las que siguieron después. Pero, ¿qué demonios se había tomado? Puede que acabase hablando seriamente con Moira sobre las hierbas que había podido utilizar al curarla. Porque a cada palabra que ella pronunciaba más me dejaba a mí sin ellas. Desde luego, mi cara de estúpido debía de ser épica. No lograba entender que me propusiera de verdad lo que me estaba diciendo. Precisamente por el hecho de que me conocía. Porque sabía perfectamente que a mí las historias viciosas de más de dos personas en una cama no me iba en absoluto. Además… ¿un trío? ¿Con Moira? Esta mujer no conocía a la morena-. Nyss… No. -es lo que primero me salió. No, perdón. Lo primero que pude articular-. Vale que no quieras perderme, que hayas tenido tus experiencias sexuales propias o meterme en líos con… mi pareja… Pero que me propongas algo así… -como si no hubiera hombres… Ehm, personas, dispuestas a estar con ella si la conocían lo suficiente-. No lo entiendo. -igual yo era estúpido. O cortito. O demasiado… tradicional para esto. Pero no conseguía llegar al mismo punto que la pelirroja.

Pero eso era un tema que procuré olvidar en cuanto Nyssa empezó a contarme lo que le habían llegado a hacer. Sobraba decir que a aquella mujer era imposible callarla a veces, llegando a resultar inconexa en sus temas de conversación. Uno tras otras. Bim. Bam. Algún día reconocería que más de un par de veces ignoré la mitad de sus comentarios cuando empezaba a hablar sin parar. Pero hoy no sería ese día.
Escuché con atención, callándome el comentario de que habían podido ser hasta suaves con ella. ¿Era cierto? Bueno, yo casi no lo cuento. Ni ella tampoco. Ambas fueron igualmente válidas y horribles como para cambiarnos. Yo ya había pasado por ello. Ahora le tocaba a ella-.Tranquila, eh, no te estoy forzando a que me lo cuentes. Tómate tu tiempo. Aún es demasiado pronto, Nyssa. -aunque se separara, aunque se arrinconara ella sola y se hiciera un ovillo, me fue imposible reprimir mi mano que se elevó a su mejilla y secó el húmedo surco de una de las lágrimas-. Va, no te preoc-... -¿perdón? Volví a sentirme perdido. A pensar que entre los dos había un abismo bestial de falta de comunicación. ¿Por qué decía que era culpa suya? ¿Por qué se disculpaba? ¿Por lo de instantes antes? ¿Por haber sido capturada?
¿Por qué, de repente, sentía que ya no era capaz de entenderla?
- No hay… nada que perdonar, pelirroja. -murmuré, bajito. Lo sentí así. No había ninguna necesidad de pedir disculpas. Pues a mi juicio, salvo la locura que había planteado hacía un par de minutos, no había nada por lo que sentirse culpable. ¿O sí?




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Nyssa el Sáb Dic 19 2015, 19:43

Parpadeó sorprendida por el comentario. Y después se sonrojó, cayendo en la cuenta de que era ella quien solía besarlo o incitarlo a tener relaciones. Bajó la cabeza un poco, logrando que algunos mechones pelirrojos se moviesen hacia sus ruborizadas mejillas, como si quisieran ocultarlas. No supo qué decir, siendo una de las pocas veces que se quedaba sin palabras. Tampoco llegó a escuchar qué decía después él, sólo oyó un sonido murmurado y amortiguado entre dientes. Pero se cuidó mucho de no preguntarle porque, conociendo al pelirrojo, cuando él agarraba carrerilla para sonrojarla y enmudecerla, no paraba.

-¿Por qué no? –se le ocurrió preguntar ante la negativa que él le dio. En su cabeza tenía todo el sentido del mundo la propuesta. Aunque quizá tenía miedo a la reacción de Moira-. Mira, es muy sencillo. Y te quiero, tú me quieres, ella posiblemente sienta algo por ti y tú por ella. Pues para que nadie salga herido, trío. Nadie se queda fuera y sin cariño –le explicó su modo de ver la solución, ladeando la cabeza mientras lo miraba. No era tan mala idea, ¿no? “Me parece a mí que a él no le gusta mucho”, pensó, frunciendo encantadoramente el entrecejo-. A ver, que tampoco hay que forzarlo. Si un día pasa, pues pasó. Sigo diciendo que no quiero meterte en más problemas. Yo… Trys… yo quiero que seas feliz. Siempre lo he querido. Sin mí, conmigo… como fuese. Sólo que… he estado pensando, dándole vueltas… Por raza…  te voy a perder antes. Por la vida que llevamos, cualquier día, en cualquier momento, a cualquiera de los dos nos puede pasar algo. Sólo quiero aprovechar el tiempo que nos quede a los dos. Y, por una vez, quiero tener un poquito para mí de eso que llaman felicidad. Y sé que es egoísta y que es mucho esperar que sea contigo. Pero… es también tu decisión. Y si tú decides que me prefieres de lapa, amiga y sin complicaciones, pues… aquí me vas a tener igual. Porque eso no va a hacer que te quiera menos o me enfade. Siempre me vas a tener –terminó de decir en un susurro, más parecido a cómo había sido siempre ella. Porque no, nunca lo iba a forzar a tener nada con ella que no quisiera él. Pero su estancia en las mazmorras había cambiado un poco su perspectiva. Aunque tarde, mal y nunca… porque Trystan había encontrado a otra mujer, una que no parecía temer a sincerarse con él. Y tenía sentimientos encontrados respecto a ello. Por una parte, alivio, porque sabía que él estaría bien y cuidado. Por la otra, cierto desasosiego por no ser ella.

Y después, vino el silencio por parte de la pelirroja. Al menos en palabras. De su boca brotaban suaves sollozos amortiguados en sus rodillas. Lo escuchó, sí. Que era demasiado pronto. Pero… tenía esa necesidad de contarle a él, sólo a él, lo que le había pasado. Quería que lo supiese, porque él la entendería. Porque así podría cuidarla mejor. Porque estaba harta de esconderse, de los silencios, de las omisiones cuando estaba mal. O quizá era porque estaba demasiado mal que no podía evitar soltarlo todo.

Sintió la mano ajena en su mejilla, secando la humedad que era el rastro de sus lágrimas. Y su cabeza se inclinó hacia aquellos dedos, buscando su contacto. Quiso ceder al impulso de abrazarlo de nuevo, de aferrarse a él, de hundir su rostro en su camisa en busca de refugio. Pero su cuerpo quedó tenso e inmóvil, atenazado por el terror que le provocaban los recuerdos. Su mirada verde selva, llena de lágrimas, se elevó un poquitín para encontrarse con los intensos azules que él poseía.

-Cuando pude darte todo, no lo hice. Y ahora que quiero hacerlo… no puedo. Sólo puedo darte mi corazón, mi presencia, mi tiempo… pero no puedo ofrecerte nada íntimo. Y no sé si eso cambie.  Por eso te pido perdón –sollozó en explicación la pelirroja. Sintió su corazón estrujado y un nudo en la garganta y en la boca del estómago. Tenía que decirle. Todo. Tenía que explicarle. Su pequeño cuerpo tembló, junto con sus carnosos labios que habían perdido el color de repente-. Me… me… -tartamudeó, sintiendo las lágrimas reanudarse en sus ojos-… forzó –musitó, volviendo a llorar-. Intenté que no lo hiciese, pero me salió mal. Fue mi culpa. Si me hubiera callado… si hubiera dicho otra cosa… -sintió que le faltaba el aire en los sollozos, con su respiración errática. Y sus labios enmudecieron, incapaces de pronunciar más palabras, siendo esclavos de los sollozos, del lloro incontenible.





avatar
Nyssa
Hybrid

Ocupación : Exploradora
Mensajes : 2809

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Trystan el Jue Dic 24 2015, 00:24

- ¿Posiblemente? -mi ceño se frunció de forma considerable-. ¿Te das cuenta de lo que estás diciendo? -negué con la cabeza de forma suave pero con una molesta incredulidad-. Nyss, estoy con ella. Dos personas no están juntas porque posiblemente sientan algo. Yo la quiero. -hablaba con tono decepcionado por sus palabras, por lo que me estaba pidiendo-. Aunque lo que más me duele es que, conociéndome como me conoces, me sugieras algo así. -yo no era así. Ella lo sabía. Puede que durante años, no prestara mucha atención a las relaciones. Pero si había aprendido algo de mis padres era que se necesitaba el consentimiento de ambos en una relación de pareja para incluir a alguien más, fuera quien fuera. La pelirroja estaba dando por sentado que Moira accedería o incluso, forzarla a ello si no quería.
Y el que no quería obligarla principalmente era yo.
- Las cosas no van así. Puede que tu manera de pensar sí... pero no la mía. Si no quisieras meterme en problemas, como tú dices, sabrías que lo propuesto no va para nada conmigo. -la incógnita entonces radicaba en el porqué me lo había dicho. Además de una forma tan desenfadada, como si aquello fuera lo más fácil y normal del mundo. No podía dejar de negar, incrédulo, decepcionado, molesto, mas mis movimientos eran suaves y pequeños-. La felicidad no radica en quitarle a los demás lo que tienen, en ser egoísta o ansiar lo que no se puede tener... -ella tuvo su oportunidad conmigo antes de Moira, y antes de Rain, incluso. Pero no quiso. Y yo no era tan estúpido como para bailarle el agua, seguirla como un perro faldero a merced de sus caprichos, sin importarme el daño colateral que aquello conllevara-. No puedo darte lo que me estás pidiendo. Lo sabes. Lo sabías antes siquiera de mencionarlo. -concluí en un murmullo solemne pero bajo. Suave. Otro sentimiento de molestia que reprimía. Pero me era complicado enfadarme con ella, pese a su... inocencia, despreocupación, esa perspectiva tan infantil e inocente de ver la vida, pese a su edad en el mundo en el que vivíamos. No obstante, no podía ceder a sus caprichos.

Mi ceño se frunció aún más, aunque no apartara ese roce que dejaba mi palma en su sonrojada y húmeda mejilla. No lograba entender sus palabras, claro reflejo de lo que yo había pensado de una forma u otra, instantes antes. Primero me ofrecía un trío y después me decía que no me podía ofrecer nada en el ámbito sexual. ¿Quién en su sano juicio podía comprender ese cambio? Sin embargo, no articulé palabra cuando ella siguió hablando-. Oh, Nyss... -murmuré tan horrorizado como preocupado por su confesión posterior-. No podrías haberlo evitado... hicieras lo que hicieras. -los dragones eran así, capaces de hacerte sentir realmente que era culpa propia cuando les daba igual lo que hubiéramos hecho como excusa para que ellos tuvieran la libertad de torturar como les diera la gana. Tiré de ella de nuevo para acercarla a mí y poder así abrazarla. No se me ocurrió qué decir o hacer para consolarla, salvo el rodear su tembloroso cuerpo con mis brazos y dejar que llorara hasta la extenuación si es lo que ella quería.




This above all: to thine own self be true
avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 1296

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No matter what it takes. I'm coming home (Trystan)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.