Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


An odd rescue [Corah]

Ir abajo

An odd rescue [Corah]

Mensaje por Invitado el Vie Oct 30 2015, 14:22

"¿Quién es el barbudo?... Le han sacado de las mazmorras... Dicen que podría ser uno de los nuestros... Apenas es capaz de formar frases inteligibles... Maldita sea, está muy débil... Dejadlo sobre el catre, yo me encargo de él..."

- ¡Aaaaaaaaaaah! - de un violento tirón, Koschei se incorporó gritando, como era costumbre. Y cómo era costumbre se dispuso a saltar de su cama y correr hacia delante cual demente. - ¡Un momento! - dijo el dragón al tiempo que paraba de golpe. Normalmente, siempre que hacía aquello, las cadenas que rodeaban su cuello y brazos se encargaban de darle un buen tirón y hacer que cayese de espaldas, golpeandose la cabeza contra la dura y fría piedra. Presto, el viejo dragón se frotó las muñecas. - No hay grilletes... - susurró para si mismo antes de alzar la vista y darse cuenta de que no se encontraba en su pequeña y húmeda celda. El extraño lugar aparentaba ser algún tipo de enfermería o un dormitorio comunitario, cortinas y biombos separaban diversos catres y podía oírse algún que otro ronquido en la lejanía. - ¿Qué es lo que...? Ooooooooh, sí, sí, sí, sí. - La voz de Koschei se excitaba por momentos mientras los borrosos recuerdos de su huida llegaban lentamente a su cabeza. - Pelirroja... puerta... pasillos... alcantarillas... heces, mucho olor a heces... Aire libre. - aquellas últimas palabras salieron de su boca mientras esta dibujaba una aliviada sonrisa y se llevaba las manos a la cara. - Corah... Corah, Corah, Corah, Corah ¡Tranquila, mi niña, papi va a por ti!

-

- Oh, Corah, ¿no me digas que también te tienen encerrada? - susurró Koschei mientras miraba horrorizado el enorme edificio frente al que se encontraba, el castillo de la Reina Madre. Tras caminar por las alcantarillas durante más tiempo del que hubiera deseado, pese a contar con su velocidad de dragón, había llegado a Talos guiado por la red de dragones mientras la escaneaba en busca de su hija con cuidado de no ser detectado. Y la señal le había llevado hasta el mismo palacio. Sabía que la reina no iba a matar a una cría, pero tampoco pensaba que fuese capaz de encerrarla igual que había hecho con el viejo dragón. - Mala pécora... - susurró mientras se tapaba la cabeza con la capucha y cubría su maquillado rostro. Por lo visto su huída no había pasado desapercibida y ahora era un fugitivo de la ley, de nuevo. Así que antes de adentrarse en la ciudad se había visto obligado a dejar que le cubriesen la cara con todo tipo de potingues con la intención de aparentar ser un humano anciano. Había conseguido engañar a su maquillador diciendo que tenía que reunirse con un contacto, no creía que nadie allí le hubiera permitido colarse de nuevo en el castillo por razones personales apenas unos días después de haber escapado.

- ¿Qué traes ahí, vieja? - el guardia alzó la vista tras la enorme carretilla para mirar a Koschei a los ojos. "¿Vieja? La madre que le trajo..." el dragón se mordió la lengua y decidió seguirle el rollo. - Fruta fresca para el banquete de esta noche - respondió con su mejor voz de anciana - Bien maduras para hacer buenas tartas. - el guardia echó un vistazo a la lista que llevaba en sus manos y, tras unos interminables segundos, dio el visto bueno. Raudo, Koschei entró por la puerta con la carretilla, debía colarse dentro antes de que corriese la voz que habían robado el cargamento de frutas que se dirigía a palacio.

"Vamos, vamos, vamos, aparece mi niña" La cabeza del dragón rastreaba con rapidez a Corah mientras este se abrochaba la túnica de sirvienta que había robado. La señal le llevaba escaleras arriba en vez de hacia las mazmorras, no sabía que también tenían celdas en los pisos superiores. Bueno, al menos estarían mejor ventiladas y con suerte habrían ventanas. Con la cabeza gacha y un montón de sábanas sobre los brazos para simular que era una esclava, se paró frente a una elegante puerta de madera. Tras mirar a un lado y a otro, Koschei cogió carrerilla y se dispuso a cargar contra la puerta, abriéndola con tanta facilidad que cualquiera diría que no se encontraba cerrada a cal y canto. - ¡Ajá! - gritó tomando una pose triunfante antes de encontrarse con una enorme y elegante habitación propia de un noble.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An odd rescue [Corah]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 02 2015, 19:28

Vaya, aquella era una celda de lo más lujosa y espaciosa, con una gran cama mullida, ventanales y espacio suficiente para meter por lo menos veinte mazmorras como la de Koschei, desde luego estos dragones no sabían cómo repartir el espacio. Casi parecía que aquello no fuese una celda para nada, pero claro, debía serlo si allí se encontraba su hija, ¿no? Una mujer rubia saltó de la cama y se dirigió al disfrazado dragón con voz severa y autoritaria demandando explicaciones. Koschei abrió levemente la boca al ver a la dragona. Sus ojos, que hasta el momento se habían mantenido en un granate oscuro casi marrón, se iluminaron como pequeños rubíes. Aquel rostro, aquel precioso rostro que le recordaba tanto al de su difunta esposa no podía ser otro que el de su hija. Era tan distinta a como la recordaba y al mismo tiempo tan familiar...

- ¡Corah! - el dragón saltó sobre la carretilla que les separaba con una agilidad para nada propia de la anciana por la que se hacía pasar y abrió los brazos con fuerza para abrazar a su hija. Desde luego ya no era la pequeña niña que cabía sin problema entre los brazos del viejo dragón, aquella mujer no le pasaba en altura de milagro – Mi  pastelito... soy yo – dijo Koschei sonriendo efusivamente tras separarse de ella. Al ver los confusos ojos de su niña se dio cuenta de que varias capas de maquillaje tapaban su cara impidiendo que Corah pudiese reconocerle. Se llevó las manos al rostro y arrancó la goma y la pintura que lo cubría, ayudándose con su túnica.

Tras quitarse la capucha y deshacerse de la peluca grisacea que tapaba sus morenos cabellos, volvió a mirar a su hija con la misma sonrisa bobalicona esperando sacar de ella una reacción distinta. Fue entonces cuando reparó en la ropa que llevaba la ya no tan pequeña Corah. Otro ya habría deducido que la dragona no se encontraba para nada cautiva, pero la dañada mente de Kos se había pasado más de doscientos años convenciéndose de que su preciosa hijita había sido capturada por la malvada reina y se encontraba encerrada en lo más alto de la más alta torre del castillo. Y sin embargo la prisionera llevaba el tipo de ropa que solían llevar los mismos dragones que durante años habían intentado sonsacarle información sobre la resistencia hasta romper su mente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An odd rescue [Corah]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 17 2015, 19:43

Los brillantes ojos del viejo dragón se oscurecieron levemente al darse cuenta de el extraño comportamiento que mostraba Corah. Su más que alarmante demencia solía alejarle de la realidad con frecuencia pero incluso él se había dado cuenta de que la mujer con cara de pocos amigos que tenía frente a él no era la pequeña lagartija que solía llevar en brazos antes de acabar en las mazmorras. Durante todo el tiempo que pasó a oscuras, a solas con sus pensamientos, la enferma mente de Koschei se dedicó a recrear una y otra vez como sería el reencuentro con su querida hijita. En su cabeza, Corah aún era una niña que corría a los brazos de su padre, ataviado con elegantes ropas de héroe y desde luego no con una vieja túnica de mujer. Ambos se abrazaban y a continuación sacaban sus alas y salían volando hacia el horizonte. Pero la realidad no prometía demasiado...

- ¿Pensabas que estaba muerto, verdad? Bueno, es una historia graciosa. Verás, la reina tiene un sentido del humor muy raro y... - las palabras de su hija cortaron la inminente verborrea de Koschei y le dejaron con la boca entreabierta mientras el viejo intentaba procesar la nueva información. Corah, por supuesto, no le dio tiempo a hacerlo y se abalanzó sobre su padre, pero no para darle un fuerte abrazo, más bien para retorcer su pescuezo. El dragón dio un par de pasos hacia atrás para evitar el ataque de su hija y sus piernas chocaron con el carrito de frutas, haciando que tanto el vehículo como Koschei cayeran al suelo. El dragón rodó sobre el suelo e inmediatamente se recuperó de la caía con nerviosismo.

- Cielo, cieeeeelo... ya sé que estás disgustada, llevo varios siglos sin enviar cartas y te debo muchos regalos de cumpleaños, pero puedo lo puedo explicar - dijo lentamente el dragón, manos alzadas para intentar apaciguar la ira de su hija, mientras caminaba de espaldas con los ojos fijos en los de Corah. - Llevo más de dos siglos encerrado en las mazmorras, conseguí escapar hace nada. Lo... lo primero que hice en cuento me desperté fue venir a rescatarte.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An odd rescue [Corah]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 28 2015, 16:23

Koschei sintió un doloroso pinchazo en la boca del estómago al escuchar aquellas dos palabras salir de la boca de su hija. Inquisidora... parecía que los temores que habían florecido dentro del viejo dragón al entrar en aquella supuesta celda se habían hecho realidad. Los brillantes rubíes de Koschei se tornaron de un granate oscuro, casi marrón a medida que la tristeza y la rabia sustituían a la confusión dentro de su dañada cabeza. Llevaba más de dos siglos creyendo que su pequeña Corah se encontraba encerrada por la reina dentro del castillo y la verdad estaba resultando ser aún más aterradora...

- ¿Crees que tu madre fue asesinada por culpa de mis elecciones? - dijo el dragón bajando lentamente las manos, ceño fruncido. - No, tanto Clara como yo sabíamos los peligros que corríamos cuando abandonamos el lado de la reina. - dijo aún caminando de espaldas intentando no toparse con nada. - A decir verdad, yo tenía mis dudas sobre traicionarle pero tu madre estaba obcecada, ver todo el daño que habíamos causado la dejó destrozada y se empeñó en que debíamos hacer algo al respecto. La verdad es que mi principal objetivo era manteneros sanas y salvas a ambas, pero acabé fallando y Clara acabó muerta... - terminó susurrando antes de pararse en seco y cerrar los puños con rabia.

Con un gruñido, el viejo dragón comenzó a andar en dirección a su hija. - Pero esto... esto es horrible - murmuró con creciente rabia mientras fulminaba a Corah con la mirada - Sabía que la reina no sacrificaría a una cría y que seguías viva, pero no puedo creer que te haya envenenado la mente de esta forma y te haya convertido en una de sus torturadoras. - soltó un rugido de rabia e impotencia mientras notaba como sus sienes empezaban a cubrirse de escamas granates y plateadas, símbolo de que todo aquello empezaba a superarle. Se llevó las manos a la cabeza y comenzó a rascarse las duras escamas. - ¡No! ¡De eso nada! ¡Recoge tus cosas, jovencita, nos vamos de aquí!
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An odd rescue [Corah]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 05 2016, 17:10

¿Irse? No pretendía irse, irse era lo último que se le pasaba por la cabeza al dragón. Había pasado por demasiado, se había visto obligado a quedarse quieto e inmóvil mientras los años pasaban y su hija era alejada de él cada vez más. Tenía claro que no iba a marcharse de aquel lugar hasta que Corah entrase en sus cabales y se diese cuenta de que todo lo que le había contado era cierto. la dragona era testaruda, pero el viejo era un loco testarudo, algo mucho peor. - Sé que te cuesta creer todo esto... has pasado más de doscientos años sin tus padres, creyendo que fueron ejecutados. Parte de eso es cierto, por desgracia, pero yo sigo aquí. Te mintieron y te llenaron de odio para convertirte en lo que eres ahora.

Koschei podía ver en la expresión huidiza de su hija el debate interior que tenía lugar dentro de la dragona. Incuso él podía entender lo difícil que estaba siendo todo aquello para ella. Ver como sus padres desaparecían delante de sus narices y pasar a ser acogida por la propia reina que, bajo falsos pretextos pretendía llenar la mente de la niña con ideologías contrarias a las que sus padres querían inculcarle. Crecer cultivando el odio a los humanos y aprender a usarlos como objetos, como bestias. Koschei tan solo podía imaginar los terribles actos que su hija cometía en su día a día, solo de pensarlo notaba como su piel se retraía de temor pero también de pena. Quizá Corah necesitaba algo de tiempo, había sido un error intentar llevársela de allí a la fuerza.

- Corah... - susurró el viejo dragón tras unos segundos de pausa mientras se acercaba de nuevo a ella, buscando con la mirada los ojos de su hija, que seguían empeñados en no mirarle. - Te quiero, hija mía, siempre lo he hecho. - tragó saliva, un leve suspiro abandonando sus labios tras soltar aquellas dos palabras por primera vez en siglos. - Durante todo el tiempo que estuve encerrado bajo este castillo, tú eras en lo único en lo que pensaba - ladeó la cabeza para poder por fin hacer contacto visual con la dragona. - Mi principal objetivo era ponerte a salvo... pero parece que ya lo estás, así que dejaré lo de sacarte de aquí para otro momento. Sé que necesitas tiempo para asimilar todo esto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: An odd rescue [Corah]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.