Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Hoy a las 02:17 por D'tark

» ¿Que harías si te besa el de arriba?
Hoy a las 01:35 por Moira

» Si juegas con fuego, te puedes quemar - Etta
Hoy a las 01:30 por Drael

» Confieso que...
Hoy a las 00:28 por Moira

» Nuevas Amistades [Moira]
Ayer a las 23:43 por Moira

» [FB] Excuse me, do I know you? || Priv. Kariel
Ayer a las 22:45 por Kariel

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 22:35 por Moira

» Sometimes Quiet Is Violent | Priv. Kaira
Ayer a las 22:33 por Hawke

» Our future in a couple of words {Izumy FB}
Ayer a las 22:14 por Mercurio

» Cusco's postbox
Ayer a las 21:55 por Mercurio

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


Me, you, and the sea {Leoric}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Mercurio el Mar Sep 08 2015, 21:11

Despertar en un lugar completamente nuevo normalmente pone a la gente nerviosa, no a mí. Después de muchos años he aprendido a tomármelo con calma y casi con naturalidad. Si no estaba atado y amordazado, no había razón para alarmarse. A veces hasta despertaba con compañía, lo cual era más raro aún. Explicar que no recordaba nada no me llevaba a ningún lado, así que iba con la corriente.

Está vez descubrí que estaba en una nueva ciudad. Miré la habitación y fui hacia mi bolso de viaje, como había a veces, encontré una nota en mi desgarbada letra. Eran palabras sueltas, no una frase real pero yo podía descifrarlo con facilidad: estaba en Talos, con habitación pagada por una semana, no necesitaba dinero ya pero si me quería establecer allí tendría que empezar a buscar dónde, y había una hambruna. Había tenido mala puntería. Oh, bueno, quizá si iba a la zonas más pudientes o donde los dragones concurrieran podría sacar algo de provecho.

Además tendría que buscar dónde escondí el dinero que tenía... Veréis, es que a veces soy muy paranoico o algo, pero quedarse en una posada y dejar objetos de valor en el bolso es casi pedir que te roben. El tema es que no podía recordar, tendría que buscarlo como si fuera mi propio ladrón, o vivir con las monedas que gane.

Después de buscar a conciencia, decidí que mis monedas estaban a salvo, especialmente de mí mismo. Tendría que salir a ver si conseguía alguna por mi cuenta. Abrí uno de los tres compartimientos de mi bolso que me pertenecía con exclusividad y saqué mi lyra. La verdad es que uno de los tres nunca lo abría, la mayor parte de las veces contenía cosas que no quería ver, y el resto no contenía nada… o sea escondidos. No sé qué pasa en esos momentos que olvido, pero sé que no son buenos, por algo me olvido de ellos.

Con un suspiro me arreglé y salí a caminar, la lyra en un pequeño bolso, llevarla en la mano era mala idea, solía atraer atención no deseada en mi preciado instrumento. Vagué buscando un buen lugar y con asombro miré alrededor cuando llegué a la plaza de la fuente. Era hermoso, un lugar realmente precioso. La fuente era gigantesca y el agua cayendo sufrió de una correntada y varias gotas minúsculas cayeron contra mi rostro recordándome al rompimiento de las olas y a una canción en específico. Saqué mi lyra y dejé el bolso en el suelo, a ver si juntaba alguna moneda. Nadie me prestaba atención, no importaba, tenía muchas ganas de tocar en ese momento. Acaricié las cuerdas, normalmente un laúd hubiera ido mejor, pero tenía dedos rápidos.



-No sé si aún me recuerdas. Nos conocimos al tiempo: tú el mar y el cielo, y quién me trajo a ti. -Mi voz era suave, no era una voz especialmente hecha para cantar, pero mi habilidad con el instrumento era superior, era casi como si el canto fuera un acompañamiento. -Abrazaste mis abrazos, vigilando aquel momento, aunque fuera el primero, y lo guara para mí. Si pudiera volver a nacer, te vería cada amanecer sonriendo como cada vez, como aquella vez.

De a poco la gente alrededor empezaba a escuchar, a prestarme atención, no se acercaban demasiado, y cerré los ojos perdido en la música. -Te voy a escribir la canción más bonita del mundo, voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo. Y un día verás que este loco de poco se olvida, por mucho que pasen los años de largo en su vida…

Acaricié las cuerdas con rapidez, escuché el sonido de monedas y no me distraje, aunque me alegraba que la gente lo apreciara aún con tiempos difíciles, yo también tenía que comer como todo los demás. -El día de la despedida, de esta playa de mi vida, te hice una promesa: volverte a ver así. Más de cincuenta veranos, hace hoy que no nos vemos. Ni tú, ni el mar ni el cielo, ni quien me trajo a ti…

Abrí los ojos y miré con una sonrisa a las personas que me prestaban atención, sin que me diera cuenta me había empezado a mover ligeramente, bailando al ritmo de la canción. - Si pudiera volver a nacer, te vería cada amanecer sonriendo como cada vez, como aquella vez. Te voy a escribir la canción más bonita del mundo, voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo. –Entonces lo vi… allí entre la multitud… Mi hermano, ¿qué estaba…? Justo a tiempo recuperé la inflexión más o menos correcta para continuar, quizá si no lo miraba… - Y un día verás que este loco de poco se olvida, por mucho que pasen los años de largo en su vida… -Quizá no me recordaba, sólo era un esclavo que murió para él. Oh, no… esto iba en contra de todas las reglas que me había auto-impuesto. ¿Qué debería hacer? No causar un escándalo, eso era lo primero, atraer la atención sobre mí era peligroso, había guardias por todos lados. – Y…. Te voy a escribir la canción más bonita del mundo, voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo. Y un día verás que este loco de poco se olvida, por mucho que pasen los años, por mucho de largo en su vida, su vida, tu vida…

Terminé la canción, seguir cantando no había aplacado mis nervios, hice una reverencia y disfruté del cálido aplauso. Tomé mi bolso que tintineó de monedas y traté de irme de allí discretamente, la gente esperaba otro tema, y odiaba decepcionar, pero tenía que alejarme de Leoric, no fuera a ser que me recordase.
avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Leoric el Mar Sep 08 2015, 22:55

El día había comenzado caluroso como lo eran todos los días en Talos desde que el estallido del Volcán y la furia de Maaikaela habían llenado Talos de hambruna, muertes e insolación. Si las cosas seguían así temía que los humanos comenzaran a enfermar y pronto no solo habría hambre, sino enfermedad. Cuando este tipo de cosas llegaban a mi mente me preguntaba por qué la Reina no hacía algo para remediarlo, finalmente todos somos su gente, somos leales a ella y ella sin más no se ha pronunciado respecto a Talos, por el contrario, se ha mantenido callada, ensimismada –según se dice en el cuartel- en la presencia de los dioses.

Yo por mi parte tenía en mente un proyecto, uno que ya llevaba días considerando para ayudar aunque fuera un poco a la gente de Talos, la cuestión para mí era terminar de articularlo, la comida escaseaba y echar a perder toneladas de esta no era la mejor forma de ayudar al pueblo y aunque hoy era mi día libre como soldado responsable del bienestar de las personas en Talos no podía evitar pensar en la situación.

Caminaba por las plazas públicas con ropas de civil, azul y plateado esta vez, y como cereza del pastel un cigarrillo humeaba entre mis dedos, un vicio del que culpaba a Kariel pues antes no lo había tenido tan en consideración como ahora. Mientras el cigarrillo viajaba de mi costado a mis labios cada uno o dos minutos mis ojos se centraban en las artesanías que la gente de Talos exponía en las plazas, sobre todo aquellos que no contaban con el capital para establecer un negocio. Si bien no tenía pensado comprar nada en particular creía que ayudar de vez en cuando la economía de la gente les daría una oportunidad mientras la hambruna.

Pasó un rato, un cigarrillo nuevo se descansaba entre mis dedos mientras me inclinaba a mirar algunos anillos, uno en particular me gustaba como para regalárselo a Kariel pues el rubí grande que se engarzaba en la cima del anillo me recordaba a sus escamas.- ¿Cuánto quiere por el anillo del rubí?- Mordí mis labios ligeramente al escuchar el precio, era algo caro pero parecía valer la pena pues aún si el rubí no era más que un cristal rojo –cosa que dudaba- el anillo en sí era hermoso. De pronto algo cambió.

De fondo una melodía llegó a mis oídos mientras pagaba el objeto y me lo guardaba en los bolsillos, quizá cuestión de segundos cuando una voz lejana, casi ahogada por el murmullo de la plaza me abstrajo de lo que estaba haciendo y barría con mi sonrisa amable. Murmuré una despedida al vendedor y me giré hacia la gente que se reunía alrededor del músico. Él.

Su sola imagen me tenía aturdido, tan confundido como puede estar quien presencia una aparición. Él era un hombre muerto, un hombre que tenía casi ochenta años muerto sin embargo mis ojos no me engañaban, era él, había mantenido tan fresco su recuerdo que reconocería ese rostro aún en la más llena de las multitudes; su voz también la recordaba, tanto que conforme sus palabras, tan significativas, escapaban de sus labios, podía sentir mis mejillas refrescarse por las lágrimas silenciosas que no paraban de salir y que no me molesté en detener. Era él, y temía que si me distraía un solo segundo su imagen y su voz desaparecerían por completo.

De pronto reaccioné, dejando escapar un sollozo, de pronto me percaté que había estado llorando en una plaza pública, demasiado ocupado en mis recuerdos y sentimientos como para preocuparme por ello. Tiré el cigarrillo y tomé mi pañuelo para limpiarme el rostro aprovechando la presencia de un sujeto fornido que estaba enfrente para evitar ser visto.- Es él.-Lo repetí, lo repetí varias veces hasta que los aplausos se fueron apagando, sólo entonces dejé el resguardo del hombretón ese para buscar a Mercurio con la mirada.

Al verlo huir –porque me quedaba claro que lo hacía- no tuve tiempo de pensar, no me detuve a hacerlo, simplemente me abrí paso entre el gentío con los ojos puestos en él para no perderlo. Apresuré mi paso aprovechando la larga zancada que mis piernas podían dar, cada vez estaba más cerca, más, y más cerca. Y cuando estuvo a nada le tomé del brazo, tirando del mismo para hacerlo entrar a una de las callejuelas y mirarlo detenidamente, cada centímetro de su rostro, cada una de esas facciones que conocía bien.- …Tú...-De nuevo me congelé, no había modo de equivocarme, era él y antes de poder controlarme ya estaba abrazándolo.- ¿Por qué?... tú… tú estabas muerto…






He's still alive

Habilidades:
(Azul)


avatar
Leoric
Dragon

Ocupación : Capitan
Mensajes : 307

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Mercurio el Miér Sep 09 2015, 02:55

Si lograba alejarme de la multitud podría esquivarlo. Porque no tenía duda de que me había reconocido por la forma de mirarme. No estaba por encima de largarme a correr como un desquiciado a esa altura, pero Leoric fue más rápido y me empujó a una callejuela menos transitada. Estaba a punto de decirle algo cuando me abrazó. Sentí húmedo en mi hombro y entendí que estaba llorando. No sólo me recordaba, sino que lo ponía tan mal que se ponía a llorar... No sabía qué hacer.

Habíamos crecido juntos, yo como su esclavo en la casa de nuestro padre. Habíamos labrado una gran amistad, pero cuando mi madre me dijo la verdad, supe que tenía que irme. No recordaba exactamente la ida... ni las preparaciones previas. No creía que mi madre le hubiera dicho jamás a nadie la verdad. Habían pasado tantos años...

Automáticamente mi mano fue a acariciar sus cabellos intentando calmarlo. ¿Cómo podía mentirle si me lloraba así? Pero no, no tenía que ser ingenuo, no era mentirle sólo por mí. Si estaba llorando era porque aún le importaba. Y aunque existiera la posibilidad de que me regalase a los inquisidores, también existía la de que me quisiera proteger. Si había un mal mentiroso en el mundo ese era Leoric, al menos cuando eran jóvenes. Por muy duro que fuera, tenía que ocultarle la verdad.

Tomé un hondo respiro y me separé un poco buscando sus ojos.
-Lo siento mucho, ¿me parezco a alguien que conocía? Sé que esa clase de cosas pueden ser muy duras. Pero mucho me temo que está equivocado, no soy a quien busca.

Ahí estaba, lo había dicho, con voz suave como si le estuviera hablando a un niño pequeño. El problema era, ¿me creería? No sabía bien qué más podría hacer más allá de negar fehacientemente que yo... era yo. Podría quizá decir que era mi propio nieto o algo así, quizá colaría. Desde luego dudaba que se imaginara alguna otra cosa, mucho menos la verdad. Me preocupaba un poco que me delatara el color de mis ojos, pero cambiaban con el tiempo, cosa de la luz o algo así, tendría que verme otro día para ver semejante cosa, y no planeaba quedarme tanto tiempo a su alrededor, era demasiado peligroso.
avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Leoric el Sáb Sep 12 2015, 04:29

Si me hubiera detenido unos segundos a pensar me habría sorprendido de lo bien que mi memoria reaccionaba, de lo agradable que eran sus caricias, de su respiración, de ese cuerpo suyo que creía conocer bien por sobre la ropa. ¿cuántas veces no lo habría abrazado? ¿Cuántas veces no lo habría mirado? Era inevitable sentir que me derrumbaba ante su tacto, inevitable sentir mis brazos temblar a causa de un cúmulo de emociones que simplemente se desbordaban en forma de lágrimas y sollozos.

Me sentía tan feliz de verlo vivo y al mismo tiempo confundido de que esto pasara. ¿Cómo volvía a la vida alguien que había muerto hace casi ochenta años? De momento y aunque lo había preguntado no quería que me importara, solo quería abrazarme a él hasta convencerme de que no volvería a morir, pero de lo que yo deseaba a lo que él hacía parecía haber un océano de distancia pues no tardó mucho en dejar aquellas caricias reconfortantes para alejarme por los hombros.

Al momento de escucharlo la confusión en mi mirada fue tan clara como el agua y un sentimiento horrible me invadió, pero si algo me sobraba por hacer de momento era pensar pues ya había seguido mis impulsos suficiente por un día. Mis manos titubearon a su alrededor, no estaba seguro de querer romper ese abrazo pese a que Mercurio me alejaba, pero si algo agradecía a mi vida en el ejército patrullando la ciudad era tener una mente hábil, al menos la mayor parte del tiempo. Lo tomé del torso empujándolo unos pasos para no quedarnos tanto tiempo en un mismo sítio y le miré ahora frunciendo el ceño.- No, no es eso… te reconocería en cualquier lado… no… nunca podría olvidarte…- Me detuve de nuevo sin quitarle los ojos de encima, aún –pese a mi enojo- apreciando su rostro.- De otro modo… ¿Por qué huirías de mí?

Entonces lo pensé y odiaba cuando pensaba de más.- Huiste de mí… oh, Merc… huiste de mi…-Le miré como si el rubio acabara de atravesarme el pecho con un cuchillo.-¿A caso… me… me odias?-Mis brazos le soltaron de inmediato y sentí que los hombros me pesaban.- Me odias por no haber ido contigo…






He's still alive

Habilidades:
(Azul)


avatar
Leoric
Dragon

Ocupación : Capitan
Mensajes : 307

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Mercurio el Sáb Sep 12 2015, 08:00

Mentir nunca es fácil, seas un mentiroso con práctica o no, le mientas a tu mujer sobre dónde estuviste o a un colega de que estás yendo a trabajar, cuanto más grande y dañina, y cuanto más cercana es la persona a ti, más difícil se hace. Leoric y yo teníamos sólo cinco años de diferencia, de muy pequeño no lo recuerdo, pero aún tengo claro la primera vez que me dijeron que estaba a cargo de sus necesidades, siempre había sido un poco llorón así como adorable. Siempre había sido la clase de niño que no quería que nadie se sintiera decepcionado de él, especialmente su padre. Por eso quizá en aquel entonces no le confié mi secreto. Quizá había cambiado, pero yo no había sobrevivido todo este tiempo diciendo la verdad.

Parpadeé al ver que nos movía, ¿a donde nos llevaba? Se frenó un poco más allá y me pregunté si intentaba no llamar la atención o que si alguien quería escuchar nuestra conversación al completo tendría que ir siguiéndonos y arriesgarse a descubrirse. ¿Siempre había sido así de cuidadoso o era algo que había aprendido recientemente?

Ok, tenía un punto. Muy observador de su parte, definitivamente más afilado de lo que lo recordaba. Pero bueno, habían pasado varias décadas. Lamentablemente él también había ganado ciertas habilidades.
-No se ofenda, me estaba mirando usted un poco... Extraño. He tenido problemas antes por mis habilidades artísticas. Quería evitar algo así. Lamento que le haya dado la impresión incorrecta.

¿Veis? Directo de la galera, y si lo presionaba podía jugar la carta de si le gustaba o algo, los dragones eran tan homofóbicos que solían huir de esas acusaciones, actuar ofendidos y esas cosas. Era hasta temible lo fuertes que sus reacciones podían llegar a ser. Y si encima lo decías un poco alto... Aunque no, no lo diría alto con su hermano, tampoco lo quería meter en problemas.

Entonces cambió por completo de emoción, lucía como si le hubiera apretujado el corazón. Rechiné los dientes levemente antes de congelar el gesto, era un hábito de nervios y tener que restringirme de decirle la verdad, que no había huido de él... Aunque no sabía a qué se refería con no irse conmigo, ¿acaso le dije cuando me iba a ir? ¿Me habría interceptado en la huida? No podía recordar, era una de esa memorias perdidas para siempre para mí.
-Mire, no sé qué pasó entre ustedes dos, de esa persona que se parece a mí y usted, pero por sus lágrimas puedo suponer que eran cercanos, que se conocían, y si se separaron estoy seguro que él entendía vuestras razones. La vida es corta para resentir a las personas amadas, los momentos se nos escapan entre los dedos y apenas podemos retener unos pocos. No creo que él lo odió por ello, así como usted no parece haberle odiado por irse.

¿Un poco mucho? Tal vez, ¿pero qué podía hacer? ¿Dejar a su hermano llorando estresado sin decirle nada? Sería demasiado cruel, no tenía el corazón de hacer una cosa así. Siempre había cedido ante sus llantos, ya era mucho para él no decirle toda la verdad de una, no limpiar esas lágrimas con los dedos y proponerle ir a nadar o pescar, no...

Mal momento para perderse entre recuerdos, lo último que necesitaba era hacer resurgir más sentimientos. Tenía que irse, haber venido a Talos era un error. Se separó unos pasos y metió la lira en su bolso, no correría, eso sería sospechoso, pero le iba dejando ver sus intenciones de irse. Después de todo, le había confundido con alguien más.
avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Leoric el Dom Sep 13 2015, 06:21

Realmente la situación me entristecía a muchos niveles, tanto que seguramente alguien en la red iba a notarlo así que me restringí de ella como si estuviera dormido nada más así al menos evitaría que de inmediato alguien notara lo doloroso que me resultaba el hecho de verlo… tan distante, tan conocido y desconocido al mismo tiempo. Pero mis ojos no me engañaban y los odiaba por eso, porque mientras más hablaba más me convencía de que era él, mientras más me miraba más claramente volvían sus ojos a mi mente ¿cuántas veces no los había visto en la playa o a la luz de las velas?

Sentí mis labios temblar y miré a un lado de la calle y luego al otro antes de notar que pretendía irse y avancé el paso que él había dado para alejarse de mí al tiempo que buscaba mi pañuelo para hacer algo con mis ojos.- No, Merc… nunca podría odiarte… fuiste… siempre has sido tan valioso para mí… Nunca pude verte como un esclavo… -Volví a mirar sus ojos y guardé mi pañuelo tomándolo del hombro para hacerle dar algunos pasos más.- No tienes idea de lo mucho que me odié por no haberte seguido… Y… y cuando supe que habías muerto…-Sonreí, no sé por qué sonreí pero era una sonrisa irónica, como un preludio a un llanto más.- Quería morir yo también… Porque debía haber estado para ti… Oh, dioses…-Desvié la mirada soportando el llanto.- Tantos años… no… no hay modo de que me equivoque… Eres tú. ¿Por qué… por qué no me reconoces?

Si bien me preguntaba por qué estaba vivo, era mínimo en comparación al cúmulo de sentimientos que sentía por saberlo vivo. Pero una angustia nueva me invadió de nuevo ¿Y si algo le había pasado y no podía recordarme? ¿Amnesia? ¿magia? ¿Los dioses? Las opciones eran muchas y cada una me aterraba más que la anterior, si algo así estaba pasando entonces debía estarlo espantando y no quería eso, pero tampoco quería dejarlo ir, quería abrazarlo de nuevo hasta saber que estaríamos bien, aún si no me recordaba, quería que estuviera bien.






He's still alive

Habilidades:
(Azul)


avatar
Leoric
Dragon

Ocupación : Capitan
Mensajes : 307

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Mercurio el Lun Sep 14 2015, 20:30

Ver su labio temblando me hizo temer que volvería a llorar, se contuvo a duras penas, la forma en que se le cortaban las frases me hacía pensar que retenía la angustia en su garganta. Abrió de más los ojos al escucharle decir algo tan peligroso en medio de la calle. -Los esclavos son esclavos y nada más que ello. Pueden ser favoritos, realmente apreciados, así y todo no dejan de ser los juguetes de sus amos. Por favor, cuide sus palabras, -dije mirando alrededor viendo si alguien lo habría escuchado. Descuidado, muy descuidado.

Me estaba acompañando y se me hacía que no me iba a dejar escapar de esto. ¿Podría convencerlo de que estaba equivocado? No veía duda en él de mi identidad. Y... ¿Muerto? No estaba muy seguro de qué quería decir con eso, pero no, así y todo se podía imaginar su dolor ante la pérdida, creerlo muerto cuando en su infancia todo lo que habían tenido como apoyo era el uno al otro y... ¡Mierda! Mis ojos se hablan puesto acuosos, tenía que resistir. No podía tirar todo por la borda y poner en peligro a ambos dándole esa información. Miré para otro lado para evitar que Leoric notase que estaba a punto de hacerme llorar a mí. No sabía qué hacer, era mucho para mi pobre corazón.


Parpadeé y fruncí el ceño, Merc casi lo arruina todo con su idiotez. Leoric era alguien del pasado y así se quedaría en lo que a mí respectaba. Me giré a mirarlo de manera dura, tenía que espantar a mí hermano dragón así le tuviera que estrujar el corazón. Después de todo, no puedo decir que yo lo vaya a lamentar mucho, y Merc no se enteraría como para llorarlo.

-Así que me estás diciendo que sentías algo por tu esclavo, huyó, murió y ahora piensas que está vivo y soy yo. He escuchado mejores líneas de levante.

Alcé una ceja, mi mirada era dura. Mi relación con Leoric siempre había sido muy ocasional y dudaba que reconociera esto como parte de lo que él asociaba al Mercurio de su infancia. Me acomodé mi bolso y empecé a caminar de nuevo, me sentía algo desnudo sin mis dagas, odiaba hacer el cambio de manera abrupta, pero si dejaba a Merc, éste se le iba a tirar encima a llorar, estaba seguro.





avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Leoric el Mar Sep 15 2015, 01:25

Levanté los ojos, primero con preocupación, luego con la expresión más neutra que toda la situación me dejaba poner. Lo cierto es que estaba hablando sin pensar, hablaba con el sentimiento y eso simplemente me ponía mal, mal en muchos sentidos, los suficiente como para que Mercurio me hiciera el favor –porque eso parecía- de corregirme discretamente y no darle mayor importancia a lo mencionado. Aunque me hubiera encantado abrazarlo y agradecerlo por eso tuve que mesurarme o acabaría haciendo una escena más grande y arriesgada de la que ya había armado diciendo esas cosas –cosas que no decía a la ligera-

Negué ligeramente, yo quería que aunque no fuera a repetirlo otra vez él entendiera que no podía verlo como un esclavo nada más, incluso quería pensar, decirle, que si él pudiera verse como yo lo había visto todos estos años entendería porqué me afectaba tanto el verlo de vuelta.

Desgraciadamente para mí, algo pasó, aquello que simplemente me evitaba dejarlo ir se rompió como por arte de magia y un comentario tan ruin, pútrido y mal intencionado brotó de sus labios para hacerme recomponer una postura digna mientras le miraba entre furioso e impresionado.- ¿Perdón?-Sentí el ardor subir desde mi estómago, menos mal no estaba en mi forma dracónica y le habría quemado los pies.- Después de tantos años creyéndote muerto y tú crees que intento… Pero qué imbécil.-Ya, lo había dicho, era un imbécil, un imbécil que miraba alejarse con una mezcla de dolor e ira plasmada en mis ojos.

Encendí un cigarrillo y lo calé profundamente.- Qué demonios… - ¿qué demonios pasaba conmigo? En sí toda la situación me parecía tan extraña y enferma, tanto que casi me hacía sentir enfermo a mí. Calé el cigarrillo una vez más antes de girarme sobre mis talones y volver a donde había salido, quizás con algo de alcohol pudiera aclarar mi mente o bien nublara tanto que esto fuera solo un recuerdo borroso.






He's still alive

Habilidades:
(Azul)


avatar
Leoric
Dragon

Ocupación : Capitan
Mensajes : 307

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Mercurio el Miér Sep 16 2015, 00:56

Su hermanito sí que pasaba rápido de una emoción a otra cuando se tocaba una fibra sensible. Era más que obvio que yo no creería semejante cosa cuando lo había visto llorando, pero claro, la ingenuidad no es algo de lo que uno se deshaga tan fácil, Leoric no estaba acostumbrado a sospechar de todo el mundo y de cada cosa que decían.

Talos era una ciudad grande, pero no tanto como para que no me lo volviera a cruzar, tendría que pensar bien qué le diría entonces. Cuando se calmase quizá se le iluminaría una idea… o quizá no, tampoco es que el dragón se caracterizara por ser brillante, Merc y él hacían un par en eso.

Me aseguré de que no me siguiera dando varias vueltas en callejones algo turbios. Cuando finalmente llegué a mi habitación me lancé en la cama sin quitarme la ropa y observé el techo hasta dormirme.


Abrí los ojos y estaba en la habitación en la que me había despertado hoy temprano, lo sabía por esa sospechosa mancha en el techo. Tenía pinta de haber sido alguna clase de fluido… de esos que no quieres averiguar realmente qué era. Me pregunté cómo había regresado y entonces las memorias del fatídico encuentro me avasallaron.




Las lágrimas fluyeron por mi rostro, estaba seguro de que había terminado de una manera horrible. ¿Sino por qué no lo recordaba? Recuerdos selectivos tenían esa tendencia, a bloquear cosas. Me curvé en una bolita en la cama deseando que el bloqueo volviera, no quería recordar nada de nada. No quería ser yo nunca más.
avatar
Mercurio
Hybrid

Mensajes : 312

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me, you, and the sea {Leoric}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.