Novedades

- (15/07) Ya están disponibles novedades de Julio, ¡no te las pierdas!

- (15/07) Ya podéis pedir los dracs del mes de Julio.

- (15/07) En el pregón, nueva entrevista a Vaurien.

- (15/07) ¿Quieres tener un negocio privado? Pásate por aquí.

- (15/07) Importante: Nuevas normas de las búsquedas y las minitramas ¡Pasaros a mirarlas! ¡Hay tablilla nueva!

- (15/07) ¿Quieres conocer nuestro índice del foro? Pásate por aquí.

Últimos temas
» ¿Que harías si te besa el de arriba?
Ayer a las 23:54 por Moira

» Nuevas Amistades [Moira]
Ayer a las 23:43 por Moira

» ¿Qué estás escuchando? v2.0
Ayer a las 23:07 por Moira

» [FB] Excuse me, do I know you? || Priv. Kariel
Ayer a las 22:45 por Kariel

» Draconians por Cerrar Temas
Ayer a las 22:35 por Moira

» Sometimes Quiet Is Violent | Priv. Kaira
Ayer a las 22:33 por Hawke

» Our future in a couple of words {Izumy FB}
Ayer a las 22:14 por Mercurio

» Cusco's postbox
Ayer a las 21:55 por Mercurio

» Duty and hunt -FB (Siri)
Ayer a las 21:55 por Moira

» Days to come aren't easy [Mercurio-FB]
Ayer a las 21:37 por Mercurio

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Nyssa
Mod
MP
Aldrik
Mod
MP
Selene
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

03/06

Directorios y Recursos

09/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumRandom High SchoolElentarirpgLoving Pets
60/60

Afiliados Normales


Beloved inception ~ Thareon [+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Thareon el Vie Ene 01 2016, 07:59

Spoiler:
A medida que la pasión entre ambos aumentaba, también lo hacía el siniestro lado oscuro de Thareon. No era exactamente el monstruo, más bien su sombra dejándose ver y convirtiendo el cariño y la ternura en un deseo codicioso y visceral. La sensación placentera del movimiento de caderas contra ella, sumado a la necesidad deseosa e intensa que leyó en sus ojos, su rostro y su respiración; encendió la pasión instintiva de Thareon más de lo que hubiera esperado en un inicio. El dragón dejó que Megerahh devorase con toda avidez sus labios, gruñó sonoramente, y la invadió también con su lengua. Se hizo el dueño de su boca al mismo tiempo que de su cuerpo. Empezó a subir la cadencia y la intensidad de sus embestidas, a respirar fuertemente, al mismo tiempo que su corazón parecía competir por hacerse oír hasta en el infierno. Una sola idea circulaba en su pensamiento en aquel momento:

"Eres mía".


De Thareon. De Leviathan. Del hombre que amaba y el monstruo que la aterraba. La tenía, sólo para él, por fin. Y lo más importante: ella era quien se entregaba a él. La que le deseaba, sin mostrar en aquel momento ningún atisbo de miedo. Sólo podía oler en ella las endorfinas corriendo y activando el sistema a base de placer, incentivándole también a él hasta el límite de su autocontrol. Deseaba oírla gemir de gusto, gritar en pleno gozo, desahogar su lujuria con todo su instinto y su pasión desenfrenada.
Tanto lo quería, tanto bullía en su interior la necesidad, que Thareon despegó sus labios de ella para cambiar los jadeos placenteros por una mueca a caballo entre el placer y el dolor. Sus manos dejaron de rozar la piel de la mujer, para apoyarse enteramente en el colchón, y su cabeza se echó levemente hacia atrás. Sufrió una pequeña convulsión, y las oleadas de escamas azules se concentraron en su espalda, dejando asomar las puntas de su hilera de espinas dorsales entre las formas de sus vértebras. Alguno incluso crugió, pero en aquel momento, el dolor sólo parecía acrecentar aún más su disfrute.
Cerró los dedos en sendos puños, apretando las sábanas bajo su peso.
Era incapaz de detenerse. Era incapacz de parar lo que ya había empezado, ni de pensar en otra cosa que no fuera lograr ver esa expresión del clímax en los ojos aguamarina de la mujer. Quería alcanzar ese momento infinitesimal en el que ella le perteneciera por completo. En mente, cuerpo y coraxón.
Se lanzó a devorar su cuello, llenándolo de ardientes y succionantes besos, sin desear otra cosa...






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Megerah el Mar Ene 05 2016, 12:48

Spoiler:
Ardía. El cuerpo del dragón ardía. Y con él, el de la rubia. Ese calor en vez de apartarla, la arrastraba a desear rozarse más contra él. Fundirse. Ser solamente uno. Ser completamente suya. Así lo quería. Así lo ansiaba. Y así, se lo intentó hacer saber a Thareon en aquel beso. En respuesta, el dragón no sólo contestó con la misma avidez, sino que aumentó la cadencia de sus caderas y el ímpetu de estas.
Erah no lo recordaba así. En absoluto. El dragón siempre había tenido un deje tierno con ella, en aquellos momentos a escondidas. Pero… en esta ocasión se le antojaba más a ese hombre con estupefacientes en el cuerpo, pura artimaña de Moloch. Mas seguía habiendo algo distinto. No estaba siendo violento como todas esas veces. Parecía ansioso por venerarla, no precisamente con suavidad. Una pasión irracional. Instintiva… que excitaba a Megerah de forma imprevista.

Ese gutural gruñido que reverberaba en el pecho de Thareon la hizo exhalar el aire hasta el fondo de la boca del dragón. Pero lo que verdaderamente le hizo perder el aliento en un sonoro gemido fueron esas dos palabras que el propio Thareon proyectó en la mente de la rubia. La piel se le erizó violentamente, estremeciéndola con intensidad. Tanto que su cuerpo se encogió parcialmente, sucumbiendo a aquel escalofrío. Tensó esa pierna que tenía sobre la base de la espalda del hombre, valiéndose de ella para sincronizar el movimiento que empezó de sus propias caderas contra las de él, marcando más la penetración. Aquello le arrancó jadeos acompañados por murmullos de placer.  

Suya. Final y exclusivamente suya.

Soltó los dedos de su mano derecha que aprisionaban suavemente el cabello del dragón, deslizando sus uñas por su nuca, su cuello, trazando un paseo por medio de sus pectorales, su abdomen, hasta que alcanzó el costado del dragón y llegó a la misma altura que su izquierda. Y entonces, crispó sus dedos en la carne del contrario, ansiosa. Aquel leve crujir que escuchó, esta vez, contribuyó a ese deseo casi desquiciado que la había envuelto sorprendentemente rápido. Aquella lujuria hostigada ahora por los vehementes besos del dragón en su cuello, que la hacían vibrar una y otra vez, con creciente exaltación, que la llevaba por un camino ya conocido a una velocidad pasmosa en comparación, hacia un clímax que la amedrentaba parcialmente por la fuerza y libertad que caracterizaban todo aquel frenesí.

¿Por qué no había sentido aquella intensidad en todos los encuentros íntimos anteriores con Thareon?





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 823

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Thareon el Dom Feb 21 2016, 04:16

Spoiler:
Sus gemidos, su entrega, la forma en que Megerah incitaba y se rendía a aquel encuentro entre ambos cuerpos, estaba empezando a llevar el lado más dominante del hombre por el camino más animal. Prueba de ello fueron las escamas azules que tapizaron su espalda, brillando con destellos labradoritas bajo el sol de la mañana y las gotas de sudor deslizándose bajo la piel desgarrada.
Una de sus embestidas se volvió especialmente profunda e intensa cuanfo su espalda se arqueó, presa del dolor de la cola surgiendo de la base de su colunba vertebral, agitando y salpicando de sangre las sábanas. Le dolió, pero no paró. No dejó de hacerle el amor intensamente a Megerah. Sus gruñidos y gemidos de dolor se mezclaban con los de placer, y a ratos la voz de la mujer tapaba la suta propia.

La cola del dragón, cálida por la humedad de la sangre, serpenteó entre sus cuerpos y rodeó la espalda de Megerah, como un fuerte abrazo. Rodeó también su cintura, alzándola varios centímetros sobre el colchón, pegando aún más ambos cuerpos, dejándola sin escapatoria, sin opción a que pudiera hacer otra cosa que no fuera recibir las caderas del dragón contra las suyas.
La mentendel Thareon estaba a años luz de allí para entonces. No pensaba, solo actuaba siguiendo su instinto. Sólo escuchaba los gemidos de Megerah, el sonido de sus cuerpos en un cada vez más desenfrenado vaivén, el corazón latiéndole desvocado en las sienes... Y su visión empezó a tornarse sangrienta, con flashes de imágenes brutales y violentas de lo que su intenso y retorcido instinto planeaba hacer con Megerah, sabiendo que lo disfrutaría a sobremanera.

Y justo entonces se detuvo de repente. Respirando agitadamente, con las pupilas estrechamente contraídas y el sudor cayendo por su frente. Le temblaron los músculos hinchados y doloridos, sintiéndose cerca, muy cerca de su propio límite. De pronto parecía haber despertado de una turbia pesadilla. Una que no queraía volver realidad.

La mano derecha del dragón voló de la sábana, haciéndole un sonoro desgarro, hasta la madera del cabecero. Éste crujió, jubto con sus huesos, y la cama tembló a medida que sus garras empezaban a clavarse entre las astillas de la madera. Thareon resopló, bajando la cabeza con los ojos cerrados. Hiperventilaba, gruñía con los ojos cerrados, intentando a toda costa no perder el control. Entre dientes musitó: - No quiero... Hacerte daño... - ¿Aquello era una advertencia, una súplica? ¿O tal vez una disculpa por esa cicatriz que decoraba el brazo de Megerah, pronunciada en el único deseo que en aquel momento era capaz de hacerle mantener la cordura y la humanidad? Era como si estuviera jadeando sobre una cuerda floja, sabiendo el fatal resultado que podría darse si se cayera al vacío oscuro y amenazante que era su instinto. Apretó las mabdíbulas, sabiéndose cerca del éxtasis, deseándolo y temiéndolo por igual...






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Megerah el Mar Feb 23 2016, 19:42

Spoiler:
La intensidad de sus gemidos aumentó, llegando a convertirse en gritos, por aquel violento deseo del dragón al embestirla. Por todos aquellos sonidos masculinos que la arrastraban a un estado realmente abstraído de la realidad, que parecía ir por libre con respecto a lo que la rubia estaba viviendo. De no haber entrado en aquella burbuja de necesidad por Thareon, liberando aquellos sentimientos que tuvo por él desde que le conoció prácticamente, la facilidad para ver que aquello estaba llevando al dragón al límite, habría sido aún más evidente. Pero Erah, sumida en ese afán por demostrarle que lo quería y aceptaba cual era, había dejado de lado aquella parte consciente que, horrorizada, veía los cambios paulatinos en el dragón. La repentina calidez de la cola que rodeo su cuerpo por la cintura la estremeció violentamente, haciéndola arquear aún más su espalda. Alzó la barbilla, en clara señal de entrega a esa sumisión impuesta por la bestia que empezaba a dejarse ver, con una evidencia alarmante.

Hasta que Thareon se detuvo súbitamente. Erah volvió a la realidad entonces, siendo consciente de su respiración acelerada, su pulso más que acelerado, repiqueteando en su nuca y del calor que emanaba de la fusión de sus cuerpos. Pero también de todos los cambios que él había sufrido. Su susurro entre dientes terminó por devolverle la conciencia. Pero, al contrario de lo que cabía esperarse, no se asustó.

Con él aún tenso en su interior, las manos femeninas subieron con una calma que quiso transmitir a ambos, hasta rodear su cuello sutilmente, dejando que sus antebrazos atravesaran esa hilera de espinas dorsales que dividía verticalmente la espalda del dragón. Elevó su rostro para dejar un nuevo beso suave sobre el sudoroso y negro cabello de Thareon-. Mírame…-rogó en un quedo murmullo, aún con la voz tomada. Terminó por llevar su mano derecha de nuevo a esos tatuajes que adornaban el semblante del dragón, cuando Thareon estrelló sus irisadas pupilas en las de la mujer. Ambas miradas estaban henchidas de deseo, intensas, voraces y, aún así, con esa inquietud propia de una primera vez que, irónicamente, no era tal. Habían cambiado demasiado. Él mucho más que ella. La rubia contempló la idea de que aquello implicaría más de un intento por ambas partes, hasta que limaran los engranajes de lo que pretendían construir juntos, hasta que encajaran a la perfección. Ahora más que nunca, Erah tendría paciencia para que aquello se diese-. Tranquilo. Sé que no quieres hacerme daño… -ella sonrió levemente, calmando esa ansiedad que ya no sabía si venía dada por el deseo o por la precariedad de la situación. O por ambas. Tanto Thareon como Megerah tenían que aprender a convivir ahora con la sombra de aquel alter ego del dragón, terriblemente destructivo y sangriento. ¿Cómo lidiar con algo así? Aquello seguía siendo nuevo para Erah. No obstante, se sentía protegida, pues las veces que vio asomar la personalidad de Leviathan, Thareon había conseguido mantenerla precariamente a raya. Le quedaba claro la nula intención del dragón de herirla, tal y como la bestia añoraba hacer en la sombra de su interior.

Erah se vio en la tesitura de querer calmar su pasión y de querer continuarla a partes iguales. Tras largos segundos de reflexión, en los que las yemas de sus dedos volvieron a repasar los dibujos en la faz masculina varias veces, la rubia no reprimió el impulso de besarlo a ritmo lento, suave, queriendo que compartiera esa tranquilidad que esa sensación de protección le transmitía. ¿Se daría cuenta el dragón que ella estaba dispuesta a esperar? Con ese simple y tierno gesto, eso quiso hacerle ver. ¿Sería suficiente? La mujer gozaba de una facilidad sorprendente para tranquilizar esa lujuria que implicaba el yacer con Thareon en la misma cama-. No quiero llevarte al límite en el que dudes que puedas controlarte... por más que anhele llegar al final contigo.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 823

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Thareon el Lun Mar 14 2016, 23:44

Spoiler:
"Mírame…"

Abrió sus ojos, azules e irisados, con las pupilas constantemente dilatándose y estrechándose debido al dolor, al placer, a su batalla interna. Thareon y Leviathan, los dos consumidos por un mismo fuego. El tiempo a él le pasaba a distintas velocidades, primero muy rápido, luego muy despacio. Tutumtutumtutumtutum... El corazón le bombardeaba la cabeza a toda velocidad, lo sentía palpitar en la garganta; tanto como sentía el corazón y la respiración agitada de Megerah. Pidiendo más. Exigiendo más. - Tranquilo. Sé que no quieres hacerme daño… - Thareon sabía que el cuerpo de la mujer traicionaba sus palabras. Su humedad, su calor, su sudor, su olor... su mirada. No... Ella no quería parar. Aunque hiciera el esfuerzo, aunque quisiera darle confianza y no presionarle... aunque su intención fuera buena... Le estaba mintiendo: - No quiero llevarte al límite en el que dudes que puedas controlarte... por más que anhele llegar al final contigo.
A lo que el dragón negó con la cabeza, desesperadamente, y añadió: - Ya es tarde... para eso... - Gruñó, entre placentera y agónicamente, cuando las manos terminaron de transformarse, y las espinas dorsales de su espalda salieron al completo. Presionó inconscientemente la cola enroscada alrededor de la mujer, y ésta se deslizó bajos su vienre. Se abrió paso entre los dos cuerpos, y acarició la húmeda y palpitante entrepierna de la mujer, acariciando con la punta el núcleo ardiente de su placer. Thareon se agitó, sacudió la cabeza en aquel molesto tic que tanto caracterizaba a su otro yo. Y con una sonrisa afilada y una mirada feral, siseó: - Ya no puedessss... pedirme que pare... - Y se inclinó hacia delante, arrancándole un beso a la mujer que bien podría haberle absorbido el alma.

El dragón se irguió entonces, quedándose de rodillas en la cama, y levantando con él a la humana. Teniéndola atrapada en su musculosa cola, ni siquiera pareció costarle esfuerzo, ni siquiera tuvo que separar sendos cuerpos. Apoyó sendas manos, ahora garras, clavando las uñas obsidiana en la madera. Y sin dejar de besarla, empezó a imprimirle a sus caderas también la fuerza de sus rodillas. La poseyó, con sus movimientos, su cadera, su cola, su lengua... La hizo suya, la inundó, impidiéndole, negándole, poder sentir nada más que no fuera él. El lado más posesivo de Leviathan, el más egoísta, aquel que quería por imperativo categórico que ella no fuera de nadie más, que sólo le perteneciera a él, salió a flote en aquel momento...
Un momento inconsciente, en el que Thareon... ¿o Leviathan? Descendió sus labios por el mentón y el cuello de la mujer. Y a llegar al lugar en el que éste se unía a su delicado hombro izquierdo, el que estaba recorrido por aquellos tatuajes florales, sus colmillos (por suerte aún humanos) se clavaron en su piel. El sabor de las dos gotas de sangre resultantes rompió el último eslabón de su cordura. El placer estalló, y el dragón rugió sonoramente, como un animal, antes de agitarse y temblar sensiblemente bajo el éxtasis del orgasmo, mateniendo sus mandíbulas apretadas contra la piel de la rubia.






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Megerah el Dom Mar 20 2016, 19:37

Spoiler:
Las cristalinas orbes de la mujer impactaron con las irisadas del dragón, dejándola sin aliento una vez más. Esa conexión fue acunada con los jadeos que escapaban de entre sus labios, evidenciando que, por mucho que intentase ser comprensiva, ella quería seguir, vendida en esa exaltación que sacudía su cuerpo y lo llenaba de placer, ávida porque él siguiera moviéndose en su interior. Megerah quería llegar hasta el final.Había pasado por demasiado en poco tiempo como para no ansiar volver a estar con Thareon ahora que podía.

Frunció el ceño, cuando lo vio negar enérgicamente, soltando el aire despacio cuando escuchó sus palabras acompañadas por un gruñido, bastante parecido al que ella adoraba arrancarle al dragón. Éste, sin embargo, era más desgarrador, grave. Llegaba a poner los pelos de punta. De hecho, Megerah sintió su piel erizarse, pero no por el gruñido aquel. Sintió su sexo invadido por aquella cola del dragón que había rodeado -y seguía haciéndolo- su abdomen, colocándola a placer contra el cuerpo de Thareon. Un quedo gemido salió de su garganta ante las primeras caricias. Notó que volvía a la excitación que había conseguido apaciguar segundos antes, con extrema rapidez. Y oír la rota y cavernosa voz de Leviathan aumentó la intensidad de otro gemido que quedó amortiguado por aquel codicioso beso. Erah necesitó su esfuerzo para seguirle el ritmo a aquel movimiento violento de los labios masculinos contra los suyos. Pero supo adaptarse y pronto, su avidez acabó correspondiendo la del dragón.

Otro gemido se perdió en el fondo de la boca de Thareon cuando los incorporó. Cuando volvió a moverse dentro de ella, con demasiado ímpetu, manteniéndola pegada a él con la simple prensa de su cola, adueñándose de ella con una desesperación que la mujer no recordaba, ni siquiera cuando la poseía en presencia de la Muerte Negra. Megerah apenas alcanzó a posar sus manos, en sendas mejillas de Thareon, mientras sus cuerpos se rozaban en excitante y atrayente fricción, por muy brusca que llegara a ser. Fue entonces cuando Erah se dio cuenta de que… estaba tan supeditada a aquel dragón en aquel momento que le daban igual las consecuencias por continuar. Quería volver a sentir su clímax a cualquier precio. Deslizó entonces ambas manos, hasta la nuca masculina. Esa parte de la rubia que había aprendido a disfrutar de las torturas de su dueño. Esa Erah retorcida… sádica y perversa, que disfrutaba con el dolor, tanto ajeno como propio, se valió de la situación para sacar provecho, en pos de su propia excitación y beneficio. Claro que, Thareon -o Leviathan- tuvo a bien ayudarla cuando atrapó su piel, su carne entre sus dientes, mordiéndola hasta el punto de hacerla sangrar. Ahogó un grito provocado por su propio dolor, por el placer, pero se perdió en el ambiente, aventajado por el rugido del dragón cuando sucumbió a ese feroz orgasmo que la rubia no llegó a compartir. Por poco.

Tampoco era lo que más importancia tenía para Megerah en aquel momento.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 823

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Thareon el Lun Mar 28 2016, 23:47

Respiraba agitadamente, resoplaba, y su histérico corazón aún palpitaba embravecido en su garganta. Por segundos dejaba de diferenciar su propia su propio resuello del de Megerah. Su mente se había quedado en blanco. Vacía de todo: de voces, de pensamientos, de impulsos... De repente aquella tormenta que había sido su interior hacía apenas unos minutos, había caído en un profundo y súbito silencio. Una quietud que, no obstante, distaba mucho de ser cómoda o pacífica. Era más bien similar a ese momento ínfimo, apenas tangible, en el que uno se ve al borde del precipicio; y cuando aún no ha comenzado a caer, pero al mismo tiempo sabiendo que el precipitarse por él es del todo inevitable. Al borde, al límite, justo en el filo de la navaja.

Lentamente, el cuerpo de Thareon empezó a destransformarse en aquel silencio. Las escamas desaparecieron bajo su piel, como la hilera de espinas, las garras y la cola; la cual liberó su presa sobre el cuerpo de Megerah y serpenteó entre las sábanas una última vez hasta desaparecer. Despacio, casi como a cámara lenta, el dragón se inclinó hacia delante, volviendo a dejar reposar la espalda de la mujer sobre el colchón. Despegó las manos agarrotadas del cabecero de madera destrozado por su propia fuerza. Y se quedó aún tendido sobre ella, apoyando los codos sobre las sábanas. Tenía la mirada perdida, ida, ausente...


De repente su cerebro parecía haber decidido dejar de funcionar. No podía pensar, no tenía ninguna voz interior, no podía ni siquiera formar una frase interna para atarse de nuevo a la realidad. Leviathan parecía no estar, pero Thareon... ¿estaba? Sí, estaba. Estaba, pero sólo en un estado puro, frágil, únicamente emocional.
Finalmente sus ojos se cerraron. Y al hacerlo, dos lágrimas brotaron bajo sus párpados, y cayeron sobre el cálido pecho aún agitado de Megerah. No podía decir con palabras qué era lo que sentía en ese momento. ¿Felicidad? ¿Gozo? ¿Plenitud? ¿Tristeza? ¿Rabia? ¿Culpa? ¿Vergüenza? ¿Podía un corazón, humano o dragón, soportar tal cantidad de sentimientos en un sólo momento?

El dragón hundió la cara tatuada entre los hombros llenos de cicatrices entintadas. Y ahogó un lamento silencioso que se le clavaba en la garganta sin necesidad alguna de voz. Rodeó con sus brazos el cuerpo de la mujer, y permaneció un largo momento así. Sintiendo cómo su alma se deshacía sobre ella. No se paró a preguntarse el por qué de repente tanta tristeza, o tanta emoción. Sencillamente la dejó ir, salir de su corazón, y tocar el de Megerah a través de aquellas lágrimas cayendo sobre ella. Y a medida que las lágrimas caían, su corazón entendía. Por fin, sencillamente, entendía, aceptaba, se creía una realidad que se le quedaría grabada a fuego para el resto de sus días: - Te quiero, Erah. - Susurró, en una voz casi inaudible, besando aquella piel mientras hablaba. Pegó su frente contra ella, y posó los labios sobre su corazón, de forma que percibió el sabor salado de sus propias lágrimas. - Si alguna vez te hago daño, o vuelves a sufrir por mi culpa... jamás me lo perdonaré. - Era un juramento. Una promesa. Que selló alzando la mirada, humana y de un azul más intenso que nunca; para encontrar una vez más sus ojos con los de la rubia. - Eres lo mejor que me ha pasado en la vida. - Y sonrió. Sencilla y plenamente, sonrió, notando que de pronto, su interior era mucho menos pesado. Y que quedaban menos sombras en su corazón.

Era difícil determinar lo que acababa de pasar. Ni el propio Thareon lo tenía claro entonces. Tal vez sencillamente era feliz por haber consumado su encuentro con Megerah, a pesar de haber estado tan al límite con su propia bestia. Tal vez no podía evitar emocionarse al ver que ella no había sentido miedo y no le había pedido parar presa del pánico. Quizá se sintiera culpable por haberse visto tan al borde del descontrol, o avergonzado por no haber podido llevarla hasta el clímax o porque le viera en semejante estado. Y a pesar de eso, contento por no ver recriminación ni fastidio en los ojos de ella. A pesar de todo, seguía allí, mostrando su lado más humano ante ella una vez más, y sintiendo que no tenía nada que temer.

Quizá, sencillamente, su mente y su corazón se había creído de verdad que aquello no era un sueño del que fuera a despertarse. Que aquel momento, era indiscutiblemente real. "Aquí y ahora".






avatar
Thareon
Dragon

Ocupación : Líder de La Última Rebelión
Mensajes : 1361

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Megerah el Miér Mar 30 2016, 21:41

Erah acompañó la agitada respiración de Thareon con la suya, aún abrazada a él, sintiendo su excitación menguar paulatinamente conforme aquellos jadeos se apaciguaban en el silencio que se había establecido entre ellos. La rubia elevó con suavidad una de sus manos a la parte posterior de la cabeza del dragón, aún con los dientes pegados a su tersa piel. Poco a poco la presión cedió, así como sintió deslizarse, liberándola, la cola, que había mantenido pegadas sus caderas a las masculinas, poniéndolas a total disposición de lo que él quisiera hacer. Pero ella no se soltó, aguantando en ese delicado abrazo hasta que el dragón volvió a inclinarse, haciendo que la espalda femenina acariciase de nuevo las sábanas, antes de posarse definitivamente sobre ellas. Pensó que Thareon hablaría, o que se apartaría, o... que hiciera más de lo que realmente hizo. El hecho de que se quedara ausente, frunció el ceño de la rubia ligeramente. Mas esperó, tan sólo dejando que  los dedos de una de sus manos se deslizaran suavemente hasta el hombro masculino. La otra, por contra, masajeó sutilmente el cabello corto y oscuro. Quizás, algo más cuando se percató del frescor de las lágrimas que el dragón dejó caer sobre ella. La preocupación mantuvo su ceño arrugado, cuando él se abrazó a Megerah, con el rostro escondido muy cerca de su cuello. La mujer cerró los ojos, quedando como mudo testigo de esa faceta tan vulnerable de Thareon que jamás había llegado a ver. Al menos, no desde que Moloch había hecho malos estragos en él. No era ningún secreto para Erah todo lo que había sufrido aquel hombre que aún tenía entre sus piernas. Fue a murmurar palabras tranquilizadoras, suaves, tiernas, en lo que era su intento por hacerle ver que había acabado. Que ella iba a encargarse ahora de cuidarlo, como siempre quiso hacer. Aunque mantuviera la pequeña duda de esos sentimientos que, sin previo aviso, Thareon plasmó en palabras, terminando así, con toda intención de hablar por parte de la rubia:- Te quiero, Erah.  

Y en ese mismo instante, supo que todo lo pasado durante los últimos años había merecido la pena. Megerah se había enamorado del peor enemigo del que fuera su dueño; había desobedecido a Moloch en incontables ocasiones por el capricho de ver a Thareon, a escondidas, entre las sombras; había mentido a aquel que tanto quería para protegerlo, permitiendo que la Muerte Negra lo torturase a su antojo, aunque tampoco tuvo duda alguna de liberarlo cuando se enteró de las malas artes de la Muerte Negra; enfermó gravemente, viendo cómo Moloch jugaba con su destino, condenándola por quererla a su lado; tuvo que asimilar que tenía un futuro sellado por un maldito desafío y por ello buscó consuelo en un veneno que no llegó a consumir; fue torturada vilmente y aún habiendo conseguido el objetivo que tuvo desde los cinco años, al acabar con el que fue su retorcido dueño, la rubia no lo tuvo nada fácil después. Había convivido con la culpa, con la incertidumbre, el desaliento y hasta el miedo. Incluso cuando le dijo a Thareon que lo había querido, la duda de ser correspondida estuvo presente. Y, ahora, con esas tres simples palabras, el dragón desterraba todo miedo y duda del corazón de Megerah-. Si alguna vez te hago daño, o vuelves a sufrir por mi culpa... jamás me lo perdonaré. -alcanzó a negar con suavidad, antes de apoyar su mejilla contra esa melena negro azabache que desprendía aquel aroma que la rubia no había olvidado pese al tiempo separados. Su cuerpo tembló de emoción, aún pegado al de Thareon, dejándose embaucar por esas palabras que liberaban tanta carga en su pecho. Suponían un bálsamo para su alma, en realidad. De sus cerrados ojos cayeron un par de tímidas lágrimas que casi pudo tildar de pura felicidad. Pero entonces, él alzó la cabeza, ella abrió los ojos y aquella intensa conexión entre miradas que se produjo, volvió a dejar sin aliento a Megerah, incapaz ya de articular-. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida. -Thareon sonrió. Y Erah hizo lo propio, embelesada por el momento. Su tímida y torpe mano izquierda viajó con suavidad al pómulo de Thareon, acariciando de forma nimia el hueso de su mejilla con el pulgar.

La sensación de plenitud, de empatía que la invadió justo después era algo indecible. Único. Henchía su pecho más allá de lo físico. ¡Cuántas veces había soñado la rubia con aquellas palabras de aquella voz grave desde que conoció al dragón! Y qué poco se aproximaba a lo que realmente despertaba en su corazón escucharle decir eso.

Ya no quedaba duda alguna por su parte. Y esperaba que todo lo hecho hasta ahora por él dejase claro para el dragón que no había -ni habría- nadie más para Megerah mientras ella viviera. Suspiró, pensando por un segundo que, tal vez, no estaría de más hacérselo saber-. Y tú te convertiste en la mía, Thareon. -murmuró justo antes de elevar su rostro, sellando en un lento pero profundo beso lo que acababan de compartir, tildando el movimiento de sus labios de puro sentimiento.
Sin prisa.
Sin pausa.
Con toda su vida por delante desde aquel instante.





couldn't help myself <333333:


avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 823

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Beloved inception ~ Thareon [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.