Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
» Our Worst Nightmare... Our Damnation... Our Last Goodbye... (Oneshot)
Hoy a las 23:42 por Arthyel

» ¡Busco Rol!
Hoy a las 23:24 por Khanan

» ღ Rose Workshop ღ Firmería
Hoy a las 22:32 por Khanan

» Registro de Rango
Hoy a las 22:18 por Khanan

» Registro de Grupo
Hoy a las 22:16 por Khanan

» Registro de PB
Hoy a las 22:15 por Khanan

» Flowing [+18] (Kya)
Hoy a las 22:13 por Trystan

» Time to Make you Mine... (Inaya)
Hoy a las 21:52 por Karellhen

» Draconians por Mes
Hoy a las 21:40 por Yanara

» Dos lunas [Delilah]
Hoy a las 21:22 por Delilah

Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

05/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

43/64

Afiliados Normales


A casual meeting (Trystan]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Lun 22 Jun - 21:49

- ¿Por qué? -Su voz salía apagada, desganada y carente de toda animosidad mientras sus ojos calvados en el horizonte seguían la puesta del dorado disco solar. Hermoso era el espectáculo que presenciaban sus dorador orbes mientras la bóveda celeste se teñía de naranja, luego rojo y un poco de morado ¿Cuánto tiempo hace que estuviera parado? No tenía ni idea, había perdido la noción del paso de las horas hace muchas atrás. Sentía los miembros ligeramente entumecidos, en especial los pies desnudos que se hundían en la pequeña hierba que asomaba del suelo; sus labios estaban resecos y un regusto salado por la brisa constante del mar quedó impregnado en su boca… pero ni la puesta del sol, ni las sensaciones frescas, ni siquiera el fuerte rugido de las olas al embestir con fuerza las rocas cientos de metros abajo como truenos de una tormenta importaban; su mirada y cuerpo se perdían en la profundidad de su propia mente, en el torbellino de dudas que aquejaba su espíritu.

Dentro de su cabeza miles de voces hablaban al unísono, susurrando constantemente cosas todo el tiempo; quejas sobre la falta de alimento, sobre el daño a los ingresos, tumultos en la ciudad y algo sobre una ¿Mascarada? Tanto parlar... El ruido lo sofocaba y nuevamente se desconectó de la red para permanecer con la vista fija en la inmensidad de las mareas, una sensación de calma salvaje que le facilitó el abstraerse en sí mismo en busca de respuestas; después de todo, era un problema suyo así que suyas deberían ser las soluciones. Lo que encontró fueron más incertidumbres sin respuesta ¿Por qué debían tener aquellos cascarones de carne y pelo? Ellos no eran eso, eran seres inmensos, escamosos con garras y dientes como sables, con la fuerza para aplastar rocas y alas… Las alas eran lo mejor de todo, no había libertad más absoluta que la que pudiera sentir en el vuelo; no, aquella no podía ser forma de ellos ¿Por qué no podía volver a lo que era antes? Él no era humano ¡Era un dragón!

Parpadeó con dificultad, sus ojos se habían secado levemente y las manos le escocían. Al bajar la mirada se percató de que tenía los puños cerrados con fuerza, tan tensionados que vibraban y pequeñas gotas de sangre se escurrían de entre sus dedos y caían al suelo. Trató de abrirlos pero apenas le respondían, y cuando al fin logró que se extendieran los encontró agarrotados y dolorosos. Elevó la vista de nuevo; ya era muy poco lo que quedaba del sol, apenas un vestigio de su presencia y junto a los últimos rayos de luz desaparecían gradualmente los vivos colores del firmamento- ¿Acaso ese es también mi destino? Ser el vestigio de lo que alguna vez fui, nada más que meros reflejos de una estrella que termina ocultándose en el ocaso de su vida… Un recuerdo de lo que fue… -Sentía la propia desesperación y amargura impregnada en sus propias palabras y el saberse consciente de ello solo acrecentó la pesadez que sentía en su pecho.




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Mar 23 Jun - 20:26

No tenía ni la más remota idea de por qué tomé aquella dirección. Pero lo que sí necesitaba era olvidarme de todo por un rato. Fuese grande o pequeño. Lo seguro era que no lo encontraría con el aire viciado de las alcantarillas. Así que, salí, saltándome todas esas advertencias y bromas de atarme a la cama si volvía a salir solo. ¿Qué podía pasarme? Sin embargo, esta vez, llegué a los acantilados. Una zona que no había visto antes. Me puse como meta unas colinas que resultaron ser unos escabrosos acantilados, de aquella brecha que el mar había abierto hacía meses, coincidiendo justo con la aparición de aquellos dioses. Las olas golpeaban fuertemente las abruptas rocas a nivel del mar. Había una caída considerable hasta allí abajo. Desde luego, para alguien que no tenía miedo a las alturas, pero no sabía nadar, aquella sensación de encontrarte ante un abismo era indescriptible. El viento golpeó mi cara, haciéndome cerrar los ojos. Inspiré hondo, como si con ello consiguiera que el aire fresco entrara de lleno, apagando el infierno que yo guardaba dentro. Mis azules se abrieron entonces, dejándose invadir por aquella calidez del atardecer. Pero había algo que no llegaba a satisfacerme del todo.

Más alto.

Desvié mis azules de aquel espectáculo de color, hacia la pared del acantilado que quedaba justo a mi derecha. La cima estaba alta pero se dejaba alcanzar. Y una sonrisa se ladeó en mi rostro.


De un par de zancadas y de impulsos con los pies, salvé la distancia que separaba los dos salientes. Lo que nunca me esperé era que a más altura pudiera encontrarme lo que me encontré.

Un hombre.

Pero no era cualquiera. Desde mi posición se me antojaba bastante alto, imponente. Su piel era la más blanca que había podido llegar a ver en mi vida. De no conocer a Lyvana, no habría dudado de su naturaleza tanto. Pero fueron aquellos inquisitivos orbes dorados los que me llevaron a la conclusión de que aquella figura que me observaba con cierta sorpresa y tensión, no era humana.

Ups.

Con las anaranjadas luces del atardecer, el color se reflejaba en él, y aquellos ojos adquirían una intensidad que amedrentaba e hipnotizaba a partes iguales. No supe si fue aquella imagen o el verme ante un dragón, lo que me hizo enmudecer. Como un idiota, me quedé en el sitio, con los brazos aún estirados y una de mis rodillas posada en el borde, mientras mi otra pierna, quedaba estirada en el vacío. ¿A qué estaba esperando? Quizás a un simple movimiento por su parte. Y dependiendo de éste, podría terminar de subir o bajar de un pequeño empujón, para poder huir con algo más de margen.

Todo dependía de él ahora.




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Mar 23 Jun - 21:40

Un pequeño punto brillante hizo acto de presencia entre los escasos colores que quedaban en el cielo. Blanco y brillante como su propia piel, la estrella se alzaba solitaria como él mismo se sentía y cerrando los párpados bajó la vista y suspiró. Se hacía tarde y no era conveniente que las brisas nocturnas lo alcanzaran teniendo en cuenta que solo llevaba encima el pedazo de vestido que Morrigan le cedió en la playa y que empleaba para cubrir desde la cintura hasta las rodillas.

Dio un paso, acercándose al borde cuando un sonido llamó su atención. Permaneció quieto, agudizando el oído y con la mirada en la dirección del que provenía el aviso ¿Sería algún animal salvaje? Lo dudaba, estaban a demasiada altura y aquella no era zona de cabras montañesas y el peligro de las aguas rugiendo metros abajo, amenazando con una muerte que lejos sería muy dolorosa debería ser disuasivo suficiente para casi cualquiera. Grande fue su sorpresa cuando unos dedos asomaron por el acantilado, seguidos de unos pelirrojos rizos; para cuando ambas miradas se encontraron ya tenía medio cuerpo arriba y se congeló. De alguna forma era como si todo el cuerpo del visitante hubiese quedado tieso como una roca y en una posición que le resultaba demás curiosa al dorado.

Elevó una ceja al cielo sin saber interpretar la situación que se le presentaba ¿Qué debía hacer? Aunque sus ojos recorrieron velozmente su rostro, sus manos, lo que tenía al alcance de la vista no encontraba rasgo alguno de los de su clase por lo que podía ser un humano; o podía no serlo, el encuentro con Morrigan le había enseñado que no todos los rasgos eran detectables y algunos dragones hasta podían parecer muy humanos… Pero de ser humano ¿Realmente un humano había llegado hasta ahí sin ayuda alguna?

- Interesante - La curiosidad podía mucho más que el buscar refugio en su tan precaria situación- ¿Te quedarás ahí quieto esperando que una ráfaga te lleve como la hoja de un árbol o subirás? -Algún día su curiosidad sería su perdición, lo llevaría quizá a la ruina pero tal como había dicho hace días al druida ” Si alguna vez debo ser juzgado por lo que hice será con la cabeza en alto por el orgullo de haberlo hecho, sin arrepentirme”.




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Miér 24 Jun - 21:58

El dragón parecía tan sorprendido como yo. Quedaba claro que no se esperaba visita y mucho menos que apareciera por el borde del precipicio. Sorpresa. Le mantuve la mirada, de todas formas, mientras veía su torso moverse conforme a una respiración pausada. Podía sentir sus ojos recorriendo lo que alcanzaba a ver de mí. Y parecía...

¿Indeciso?

¿Desde cuando un dragón dudaba en una ocasión así? Tener a un humano, no esclavizado tan a tiro y permanecer impasible.O, ¿acaso se pensaba que yo fuera a atacarlo? No, no podía ser. De sobra se sabía que un humano simplón -como era yo- no tenía nada que hacer contra un dragón en forma humana. Siempre serían más rápidos y fuertes. Se suponía que la raza humana tenía una gran habilidad... pero para huir.

No sé por qué me quedé. Si es que, estúpido era un rato. O demasiado ingenuo. Casi que podían ir de la mano aquellos dos calificativos conmigo. Sabía de un par de personas que torcerían el morro e, incluso, me daría una colleja si me llegan a ver ahí, plantado, con medio cuerpo más allá del borde, esperando cortésmente a que al contrario le diese la gana de reaccionar.

- En realidad... más que a una ráfaga de viento, estaba esperando a ver qué hacías tú. -confesé sin llegar a mover más que mis labios. No obstante, sin llegar a saber por qué, mis músculos perdieron parte de esa tensión que los estiraba, preparándolos para cualquier esfuerzo fortuito-. Cuesta saber quién es más peligroso. -si el dragón o el viento. Los dos podían ser igual de contundentes en su ataque.

Finalmente, encogí la pierna que mantenía estirada, acabando de rodillas demasiado cerca del borde. Como sana y burda solución, si pecaba de confiado y él llegaba a atacar, siempre podría rodar, defenderme como pudiese y salir pitando de allí.




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Jue 25 Jun - 22:36

Permaneció con el semblante impasible y el rostro en alto mientras sus dorados orbes quedaban fijos en los azules del pelirrojo. En otra situación hubiese al menos esbozado una sonrisa ante las palabras del visitante pero sus labios permanecieron estáticos, congelados en una fina línea negra que contrastaba demasiado con lo marfil del resto de su piel. Su espíritu estaba cansado aunque su mente seguía aguda como siempre.

- Ya veo. Haces bien en ser precavido… Humano -Soltó el término con ligereza, sin que posea un ápice del sabor a insulto que sabía sus congéneres solían usar; sino como un término de uso más genérico para referirse a él. Ahora tenía en claro que se trataba de un humano, o al menos lo suponía, de lo contrario no hubiese tenido tales maneras al verse frente al dorado- Pero no tengo motivos para ser una amenaza, no más que la roca en la que estás parado o las turbulentas aguas a las que das la espalda; así como supongo tú no los tienes para serlo hacia mi ¿No? -Se giró dándole la espalda y caminó unos pasos hacia un conjunto de rocas del tamaño de butacas- Si no vigilas tus pasos puedes caer -Esperaba que el pelirrojo fuera capaz de interpretar el doble sentido que tenían sus palabras en aquella situación.

Una brisa fresca de viento lamió la piel expuesta de su níveo cuerpo, en especial la zona donde la sangre propia manchaba sus manos y cerró los ojos pensando en lo larga que se pondría la noche. No había nada que hacer, su decisión había sido tomada desde el momento en que había pronunciado para sí mismo la palabra mágica que ancla su mente a determinados momentos y lugares a lo largo de su vida ¿Qué opción le quedaba? Cuando algo atrapaba su interés no podía simplemente darle la vuelta, puede que no le importaran las vidas de los humanos más que la de otro animal que no fuera un dragón pero reconocía que eran seres capaces de cosas muy variadas. Su historia estaba plagada de sucesos interesantes, bien valía la pena hacer una pausa e indagar lo que pudiera.

Acabó por volver a girarse y sentarse en una de las rocas con la vista hacia el horizonte y hacia el pelirrojo- ¿Qué trae a un humano a un lugar peligroso como este? -Neutral, casi sin emociones se dirigió al pelirrojo. Podía sentir interés hacia su persona pero como dragón también tenía su orgullo y este le dictaba el no dejar que el pelirrojo pudiera captarlo aunque sus palabras lo traicionaran.




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Dom 28 Jun - 13:52

Pude ver un atisbo de duda en los dorados del dragón. Mis azules cayeron parcialmente entonces, dándome cuenta de la falta de ropa que acusaba de cintura para arriba. Raro dejarse ver así en un dragón. O iban totalmente desnudos, o totalmente vestidos. No acostumbraban a las medias tintas en ningún sentido. Ni tampoco tenía ese pudor tan característico de los humanos a que les vieran desnudos. Un halo de singularidad rodeaba a aquella figura, blanca, firme... y tensa.

Una sonrisa torcida afloró a mi rostro cuando el contrario supo que yo era humano.

- A menos que tú mismo me lo dijeras, yo no tenía forma de saberlo. -me encogí de hombros, resuelto. Las posibilidades de que quisiera atacarme eran las mismas que las que tendría de entablar conversación. O bueno, no. De hecho, estaba acostumbrado a que las de ataque fuesen siempre mayores-. Has tenido suerte. No tenía intención alguna de desenvainar mi espada. -sólo, salir corriendo. Pese a los cambios por los que había pasado, seguía teniendo claro que, a menos que el contrario se mostrara hostil abiertamente, no tenía razones para no plantearme el huir primero. Así había sido durante toda mi vida, no iba a cambiar justamente eso ahora, por muy impulsivo y agresivo que me hubiera vuelto. Encogí mis labios a un lado, ante aquella frase que claramente tenía ese doble sentido, aparte de mascar la obviedad que llevaban aquellas palabras: un paso en falso y estaría perdido.

La misma brisa que meció su melena lacia, revolucionó mis rizos de manera inesperada, llegando a deshacerlos parcialmente. Le observé moverse, y su decreciente tensión me hizo acomodarme un poco mejor, alejándome del borde para poder sentarme en la hierba con más tranquilidad, siempre vigilando. De hecho, parecía más interesado en aquel dragón que en la propia puesta de sol-. La curiosidad, supongo. -volví a encogerme de hombros, antes de pensármelo mejor-. O ese intento por huir de todo durante un rato. -enuncié algo más bajo, desviando la mirada hacia lo poco del astro rey que se dejaba ver ya. Pronto, sumiría al mundo en tinieblas, despertando pesadillas, monstruos con deseos impuros y asesinos. Por mi parte, tan sólo quería olvidarme de mi vida, de mi cargo, de los que me rodean, de la situación... Escapar, como no podría hacer nunca de manera física hasta que la muerte me alcanzara.

Suspiré de forma marcada, dejando que mi aliento se perdiera en el viento que traía ese aroma a salitre desprendido de las rugientes olas que golpeaban la tierra por debajo de nosotros-. Está claro que mi esfuerzo por buscar el riesgo de que no me encuentren ha sido más que infructuoso. -en realidad, yo había encontrado a alguien. No al revés-.  ¿Es lo mismo que os ha traído hasta aquí? -una sonrisa ladina emergió ligeramente a mi rostro, queriendo indagar en sus gestos si aquel dragón había tenido la misma idea que yo.




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Lun 29 Jun - 22:30

Que criaturas más extrañas podían resultar los humanos. Entre las numerosas criaturas puestas en el mundo no poseían capacidades innatas que los especializaran de forma alguna; sus dedos carecían de garras, sus bocas de colmillos, su vista era pobre, olfato y oído en el mismo rango de precariedad, con cuerpos carentes de protección alguna contra los elementos. Aquellos eran parte de los numerosos motivos por el que en su mente no lograba encontrar cabida el reparo que sus congéneres le daban a aquella forma de la que él no podía salir.

Y aun así… un humano le plantaba cara con sorna. No pudo evitar que una ligera sonrisa divertida asomara por la comisura de sus labios- Pues supongo entonces que la suerte nos favorece a ambos -Sin desearlo un tono irónico adornó sus palabras, en especial con la mención de la “suerte”. Sería la primera vez que esta lo mirara con buenos ojos y lo favoreciera aunque fuera solo por un instante.

Ahí sentado en la fría roca, sus dorados orbes no se apartaban del pelirrojo visitante. Había abandonado su, en apariencia, precaria posición para acercarse más aunque no tanto; no podía culparlo, entre sus especies existía demasiada historia manchada de sangre y muerte como para no desconfiar del primero que se encontrara, si lo sabía él de primera mano por lo que no le sorprendió que se sentara a unos varios metros sobre la hierba, dando la espalda al horizonte, vigilante de Ras como él lo era.

Pero la guardia pareció no durarle mucho pues dirigió una mirada al horizonte mientras se sumía en sus propias palabras. Su rostro se relajó entonces, al igual que el resto del cuerpo que había estado alerta; lo estaba desde que no lograba volver a su forma real. Ahí, en lo alto de aquella formación de tierra y roca adornada de vegetación, no sentía peligro alguno frente al humano; en cambio sentía algo de empatía, no era un dragón así que no podían interesarle menos sus asuntos pero no dejaba de sentirse identificado ante su cambio de ánimo. Percibía el pesar en sus palabras de quien tiene una gran carga sobre sus hombros y el suspiro como respuesta, un intento inconsciente por librarse de aquello que lo aquejaba. Lo reconocía con facilidad pues varios habían sido los alientos que su boca perdía en intentos vacíos y vanos por recobrar lo perdido- Para un dragón la soledad es mortal, no la buscamos… pero a veces es necesaria -la voz le salía suave, algo apenada-- Supongo que con los humanos es igual, aunque no pueda comprenderlo del todo. Ustedes nacen solos, solo ustedes y sus pensamientos ¿Por qué buscar la soledad cuando ya lo están? ¿O quizá las voces de los que los rodean sean tan fuertes que les resulta agobiante y no pueden encontrar el silencio para sopesar su vida, sus decisiones y las consecuencias que estas han tenido? -Parpadeó un momento e inspiró con lentitud ¿En qué momento había empezado a hablar de sí mismo? - Por mi parte no huyo, busco encontrar algo que he perdido -Frunció apenas el ceño, le estaba sucediendo de nuevo; primero en la costa y ahora ahí, sentía que de alguna forma necesitaba hablar, desahogarse con alguien… ¿Pero con un humano?




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Dom 5 Jul - 11:23

- Supongo lo mismo, pues. -suspiré, ladeando la sonrisa, en un deje que bien se podía interpretar como gesto de satisfacción, de credibilidad o simplemente de un agradecimiento inherente, por el hecho de resultar ser un dragón para nada interesado en atacar a un humano en unas... ¿circunstancias tan extrañas? Por regla general, sus congéneres habrían estado encantados de toparse conmigo y matarme, con la consecuente realidad que habrían dado caza al actual líder de la Resistencia, sin saberlo.

Y yo, por mi parte, habría muerto solo. De una manera que se me antojaba ridícula y que, de ser posible, llevaría reprimenda, pues ya eran dos mujeres las que me habían pedido que no saliera de las alcantarillas solo y que no hiciera estupideces. Bueno, aquello no había sido una estupidez. Simplemente había salido a dar un paseo... sin compañía. ¿Habría eso marcado una diferencia si aquel dragón me hubiera atacado? Seguía siendo un individuo mucho más rápido y fuerte que un humano... incluso dos.

No obstante, y aparte de la conducta que lo diferenciaba de muchos dragones, aquel hombre de nívea piel y melena dorada se me antojaba demasiado peculiar y distinto. Aún con la incomodidad tácita que se respiraba entre dos extraños, enemigos por naturaleza, tanteándose entre gestos, respiraciones y miradas. Pero más allá de todo ello, pude vislumbrar que su tensión intentaba ocultar... ¿desengaño? ¿decepción? ¿Qué podrá estar frustrando a aquel tipo? Desde mi punto de vista, de frente a todas esas cálidas y coloridas luces que el cielo reflejaba sobre su piel, tenía un aspecto solemne, imponente... sabio. Pude preguntarme su edad en aquel momento, sin poder decir que llegara a entender lo que se sentía al vivir más de cincuenta años. ¿Cuánta gente habría conocido del mundo antiguo? ¿Qué habría visto? Llegaba a fascinarme aquella inmortalidad dracónica, pues el leer los hechos que acontecieron en los libros, muchas veces me dejaba un amargo sabor de boca, pese a todo. No era lo mismo vivirlo en carne propia que documentarse de ello.

Cuando él habló, me di cuenta que mis ojos habían caído ligeramente por su esbelta figura, así que opté por alzarlos de nuevo a sus áureas pupilas. Tardé unos segundos en darme cuenta que hacía referencia a esa red telepática que poseía su raza, estando todos conectados, capaces de leer lo que pensaban los demás. Un escalofrío me recorrió entonces. Menos mal que los humanos no teníamos aquella... cualidad-. Ignoro como sea estar... atado de ese modo... -admití, como ignorante humano que era-. Pero, nosotros suplimos esa conexión psíquica con compañía física. -los dragones, no la necesitaban tanto, con aquella red-. Me supongo que el concepto de soledad, aplica de igual modo, aunque cada uno la necesitemos de manera diferente. -encogí mis labios a un lado, con aquella conclusión que me parecía tan convincente en ese momento-. Se me antoja que nuestra necesidad de estar solos resulta más... evidente. -o quizás no. Los dragones no tenían problemas en parecer criaturas solitarias porque su compañía era mental, no se veía, pero estaba ahí. Ladeé la cabeza ligeramente a un lado, con la escueta y concisa explicación del dragón-. ¿Puedo preguntar qué has perdido? -ok, me estaba metiendo en terreno claramente pantanoso, pero la curiosidad humana pudo con mi afán por ser discreto y prudente.




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Lun 6 Jul - 19:32

Una de sus cejas subió levemente, casi sin alterar la lisa piel de marfil de su frente pero sin ser lo suficiente pequeño el gesto como para pasar completamente desapercibido al ojo curioso y atento- Pareces satisfecho, humano, y más relajado también -No pasó por alto la sonrisa ladeada y la expresión más relajada en su rostro- Una raza curiosa la tuya… ciertamente… Con una gran confianza en sí misma aunque no deberías bajar tu guardia frente a los demás con tanta resolución -Un comentario al aire de quien se ponía a recordar momentos antiguos, lejanas glorias y maneras de criaturas pasadas.

Tanto había visto y escuchado durante sus tantos milenios de vida. Sus ojos atestiguado la historia de la raza del que tenía enfrente como si de una obra de teatro se tratase, aunque los actores cambiaban los personajes eran siempre los mismos; la esencia parecía mantenerse constante. Pocos fueron los hombres o mujeres con los que cruzó palabras alguna vez, siempre manteniéndose al margen como un observador pero descuidos los cometía cualquiera, incluso criaturas como los dragones. El pelirrojo lo observaba con una extraña atracción en sus ojos, una mirada de la que ya había sido testigo cuando apenas rondaba el primer milenio; pero en aquel entonces el visitante era de cabellos y ojos oscuros como la sangre del mundo, con piel de arena y palabras más toscas salían de sus labios, aun así sentía que lo tenía frente suyo una vez más- No cambian en nada; pueden pasar centurias y aún me encuentro con esos ojos llenos de preguntas, deseosos de conocer misterios ajenos a los de su propia vida -

Por supuesto ¿Cómo podían expresarse conceptos que resultaban tan ajenos para el uno como para el otro? Aunque tuviera toda la eternidad, sin la experiencia de nada servía el adentrarse en un tema como era el de la conexión mental que tan arraigada estaba en su especie- No nos creas tan fríos -Replicó tranquilo- El estar “unidos” en mente no nos excluye de la necesidad de estarlo en cuerpos… Una isla se sabe parte del mundo, escucha el viento y siente las olas golpear sus costas; puede ver otras islas a lo lejos pero sigue sintiéndose sola, sigue sintiéndose fría por las noches, afrontando las tormentas por su cuenta -Su mirada descendió un breve instante, sus propias palabras le calaban por dentro con fuerza sin saber si se dirigía al humano o a él mismo; mas el gesto no le duró demasiado, su propio orgullo no le permitía mostrarse tan abierto con sus emociones, tanto a dragón como a humano… pero tanto había pasado, tanta pérdida que solo deseaba poder apoyar el peso que le aquejaba en alguien más. Alzó sus dorados orbes al encuentro de los azules del pelirrojo cuando este quiso saber sobre su pérdida- Puedes preguntar pero responder depende de mí ¿Por qué un dragón ha de compartir sus asuntos con un humano? -No estaba molesto por la pregunta pero tampoco era algo que libremente se lo diría, ni siquiera con uno de sus propios congéneres sería tan abierto como para tratar aquello de buenas a primeras.




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Sáb 11 Jul - 13:30

- Disto mucho de estar satisfecho, aunque te lo pueda parecer... -enuncié, mirando por un momento a la hierba que acariciaba mi calzado. No detuve mis azules ahí durante mucho tiempo antes de corresponder esa curiosa mirada dorada que me observaba más de lo que hubiera pensado en un principio. Aún tenía demasiadas cosas por hacer... por conseguir, como caudillo de los rebeldes-. Aunque te reconozco que, indudablemente estoy más relajado al haberme dicho, por tu parte, tendré al menos un día más... -me callé para escucharlo. Sus palabras, como advertencia, como fiel reflejo de esa vocecita en mi interior que me regañaba por cada ocasión que me dejaba llevar, me hicieron sonreír abiertamente-. Siempre peco de confiado... o de ingenuo. -me encogí de hombros-. Sé que no debería, sé que eso algún día marcará mi final pero... -encogí mis labios a un lado, apartando por un segundo mi mirada-. Pero supongo que es mi pequeña aportación para hacer de esta tierra un lugar un poco más acogedor. -resolví, con voz queda, pero lo suficientemente robusta para que aquel dragón la escuchase.

Fruncí el ceño con esas palabras que parecían no ir dirigidas a mí. No obstante, esperé, pues por sus gestos, supe que replicaría a lo que yo pude decir. Y así fue-. No te equivoques. No pienso que lo seáis en absoluto. -cierta sonrisa ladina se paseó por mis labios. Aparte de la obviedad de que eran criaturas de fuego, y cuyos cuerpos en apariencia humana fuesen más calientes que nosotros, los dragones que yo había llegado a conocer, eran seres arrogantes, sí, pero podían resultar tremendamente afectuosos si conseguías llegar a intimar con ellos lo suficiente. O ellos te dejaban hacerlo-. Pero no puedes negarme que esa conexión vuestra permanente os da una seguridad por pensaros unidos que los humanos no podemos tener. Al menos, contra nosotros. -era esa seguridad la que los hacía altivos, ariscos con los humanos. Yo definitivamente no podía ni imaginarme la sensación, por más esfuerzo que hiciera por aunar fuerzas entre los míos.

La comparativa que hizo, me llamó la atención-. No obstante, es igual de fuerte que sus hermanas, en ese archipiélago particular. Los árboles que pudiera poblar su bosque no podrían decir lo mismo. -esos eran los humanos. Mucho más irregulares, egoístas incluso, pisándose entre ellos, quitándose luz los unos a los otros para conseguir llegar más alto que ninguno. Así había sido durante toda la historia humana que yo había podido conocer gracias a los pocos libros que había en la base.

Reí con suavidad, ante su última pregunta. ¿Por qué tan a la defensiva después de todo? Porque era su naturaleza. No era la primera ni sería la última vez que me hicieran esa pregunta-. Por la misma razón que yo no decidiera atacarte: es tu elección, después de todo. Nadie nos ha obligado ha entablar conversación antes que cruzar nuestras espadas en primera instancia. -enuncié, ladeando ligeramente la cabeza-. Es una decisión en la que coincidimos los dos. Yo puedo preguntar, como tú, pero la libertad de confiar es exclusivamente de cada uno. -los dragones, sí eran más desconfiados en ese sentido. Aunque, bueno, cualquiera era más desconfiado que yo-. No me considero autoridad tal como para que te sientas obligado a contarme que puede afligirte, frustrarte o cabrearte. -enarqué una ceja finalmente-. Pero tengo que hacer honor a esa curiosidad más que propia de mi raza... -tentado estuve de sonreír de nuevo. Era precisamente esa, la que me había traído hasta aquel lugar.




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Miér 15 Jul - 18:59

Parpadeó una vez, en parte sorprendido por las palabras del pelirrojo de reconocerse insatisfecho pero a la vez más relajado por lo que a su parecer era la buena voluntad de Ras. Él por su parte no lo veía así- No debería ser de otra forma. Entiendo lo que tu raza ha pasado frente a la mía y lo que eso pueda generar al encontrarse ambos miembros de las distintas especies… pero ya tanta lucha ha habido que no tiene sentido guardar rencor por pérdidas pasadas, no, no tendría motivo para comenzar una lucha contra alguno de los de tu clase sin necesidad -La fina línea negra de sus labios se torció un poco a uno de los lados, en una suerte de media sonrisa- Quizá… pero es difícil ir contra nuestra naturaleza ¿No? -De alguna forma lo entendía, aunque no sufrieran de lo mismo había cosas de su propia personalidad que le podían más que la precaución- Si alguna vez eres juzgado por lo que hiciste que sea con la cabeza en alto por el orgullo de haberlo hecho, sin arrepentimientos… - Le resultó divertido encontrarse repitiendo aquellas palabras que dijera en el bosque al druida, es como si se volviera su frase tema-- Encuentro encomiable tu deseo pero el mundo, desde siempre, ha sido un lugar… “difícil” por decirlo de algún modo. Buscar que toda ella se vuelva más acogedora es una tarea imposible; sin embargo, tal vez sea más posible el hacerlo con algo más “pequeño” -

Negó ante las palabras del pelirrojo acerca de su unidad- No lo niego, siempre hay voces, siempre hay alguien y un sentimiento de ser parte de un todo te embarga… aún así dista mucho de la seguridad que mencionas, dista mucho de sentirte parte de alguien -Su mirada gacha, perdida por un momento en la hierba debajo de sus pies de mármol evitó que el humano pudiera ver del todo la sonrisa apagada en su rostro mientras comparaba los árboles ¿Con quién? Pues con él mismo de seguro- Y sin embargo… los vientos pueden soplar, las mareas subir y el sol abrazar; aún así el árbol no se quebrará, no se ahogará y no se quemará mientras las raíces sean fuertes -En ese momento se dio cuenta de lo profunda que la conversación se estaba tornando y de lo inverosímil que le resultaba que un dragón tuviera un momento de debate filosófico con un humano ¿Es que tan necesitado estaba? Era posible pero no podía evitar reconocer que en el pelirrojo encontraba un diálogo interesante, ameno y substancioso como no lo hacía con muchos de sus propios congéneres desde hace milenios.

¿O es que acaso ya estaba dejando de ser como los de su raza? El pensamiento le cruzó como un relámpago, fuerte y certero a la vez que destructivo. No pudo mantener mucho tiempo la mirada fija en la del humano y tuvo que volver a descenderla para encontrarse con que sus manos temblaban, aún teñidas sus palmas del escarlata de su propia sangre- “Nuestras espadas” -Repitió las palabras con angustia y sarcasmo- Aunque quisiera no lo hubiese podido hacer ¿Qué espada pudiera portar alguna vez un dragón que se compare con la majestuosidad de sus propias garras? - Se miró los dedos, blancos y de carne que le temblaban y apretó los dientes- No es una decisión que tuve la opción de tomar con libertad… -Podría estar diciendo demasiado, revelando cosas que no le competían al pelirrojo de saber pero esas alturas sentía que el pecho le dolía y que ya no le importaba- Si, libertad… Eso es lo que se me ha arrebatado… La libertad de ser lo que soy… -




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Lun 20 Jul - 20:39

Quedaba claro que ninguno de los dos, pese a nuestra actitud recelosa, en un principio, estábamos por la labor de seguir con aquella actitud-. Si pretendemos mejorar de algún modo el nexo entre razas, no podemos seguir estancándonos en el pasado. Por lo menos, los humanos. -dije convencido-. Ambas razas, en tiempos diferentes, dañamos a la otra. Tanto odio no puede llevar a nada sólido y duradero. -era mi opinión. Siempre había defendido esa posible igualdad entre dragones y humanos. Algo más equitativo que una relación dueño y esclavo. Pero claro, habían sido doce lunas, bueno, quizás un par más, desde que yo conseguí un cargo con el que, tal vez, estuviera un paso más cerca de conseguir ese objetivo. Un objetivo que, dada mi esperanza de vida, estaba seguro que no conseguiría llegar a ver, pero al menos, quería dejar una sólida base, cimentada en la unión de mi propia raza para poder llegar a algo así. ¿Soñador? Puede, pero, las grandes figuras del pasado, ¿acaso no lo habían sido?-. Al parecer, aunque nuestra naturaleza dictamine lo contrario, tenemos fuerza de voluntad para luchar contra lo que nos pide el instinto. -esto era, luchar, buscando la muerte del otro.

- Si debiera arrepentirme de algo, es de no haber hecho cuando tuve oportunidad. Pero es algo de lo que, por suerte, aún no he tenido ocasión de vivir. Y espero que siga así por los años que me quedan. -lógicamente, hablaba como líder, cuidando de los míos y siendo consecuente. Pues como humano, había fallado a la persona que había llegado a ser lo más importante para mí-. Es una tarea imposible para una persona... Pero yo no busco hacer de la tierra un lugar más acogedor solo... -necesitaba a mi gente y, si ya contaba con el desinteresado -y creciente- acto de apoyo de los dragones, pues mucho mejor.

Asentí, concediéndole cierta razón-. Pero no puedes negarme que por muy profundas que sean las raíces de un árbol, una isla siempre soportará mejor los azotes del temporal. -volví a resaltar la debilidad de los humanos frente a los dragones, de una manera tan sutil como única. Era peculiar aquella conversación. En realidad, la situación en sí, era tan diferente que llegué a considerarla especial. Quedaba claro que aquel dragón albino no tenía doble en su raza.

- Era una manera de expresarme. Bastante evidente, debo añadir. -no estaba hablando en el sentido más literal de la palabra cuando mencioné las espadas-. Vosotros siempre tendréis esa ventaja de contar con unas garras que bien os sirven de armas, así como escamas que os hacen de escudo. Frente a los dragones, ¿qué armadura valdría a un humano? -precisamente por eso, los que íbamos contra el sistema, preferíamos huir, valiéndonos de nuestra rapidez y agilidad al ser mucho más pequeños, para poder escapar.

Fruncí el ceño, por sus últimas palabras. ¿Era yo o desprendía melancolía aquel tono? ¿Anhelando aquello que enturbiara su ánimo de aquella forma? Mi propio cuerpo, de forma instintiva, se inclinó hacia adelante, con cierto aire de complicidad-. ¿Me diréis lo mismo que antes si os pregunto que sois, dragón... o bueno, erais? -mostré cierto titubeo al final. No era de insistir, pero la curiosidad tiró demasiado de mí como para poder ignorarla. Dependiendo de su respuesta, quizás pudiera ofrecerle mi ayuda.

Una vocecita se proyectó en mi cabeza, gritando con eco lejano que tanto salitre me estaba afectando a la cabeza.




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Mar 21 Jul - 2:11

Ras siempre pensó que tantos habían durado los largos años de su vida que pocas cosas encontraría alguna vez que realmente lo sorprendieran. Con una mirada de incredulidad sincera daba fe que estaba muy errado. De todas las metas que pudiera fijarse alguien alguna vez en su vida, fuera dragón o humano; ni siquiera en la tradición griega, entre las doce tareas que Hera diera a Heracles podría encontrarse una tan fantástica, tan inverosímil como de la que hablaba el pelirrojo ¿Había entendido bien o es que hablaba de crear una unidad entre las razas?- Pides demasiado, humano. Nunca habrá humanos que se sientan capaces de unirse a dragones así como dragones capaces de unirse a humanos... sea la forma que sea. Lo mejor que se podría aspirar es apartarse una de la otra -O eso pensaba el dorado. Desde siempre, en su mente, encontraba que la degradación de la cultura dracónica era producto de el intento por asimilar costumbres humanas en lugar de enfocarse en el desarrollo de las propias.

¿Quién era este humano que hablaba con tanta soltura, del que palabras de sabiduría parecían brotar con facilidad? Aquello denotaba cierto grado de entendimiento, educación quizá que era poco común en los humanos normales ¿O tal vez no? Ya hacía tiempo que no tenía contacto con alguno más que el druida y aún así, a diferencia del anterior, el pelirrojo parecía mucho más centrado- Así que hay más como tú -Dedujo; una apuesta verbal, no podía saberlo a ciencia cierta a menos que el pelirrojo se dejara en mayor evidencia. No le interesaba si que fuera un exiliado, un terrorista o un ciudadano común; le daba igual pero el saber que otras personas pudieran pensar como él lo intrigaba.

El resto de palabras que le dijera, que era una forma suya de expresarse, las escamas, armas y armadura; el sentimiento de inferioridad en la voz del humano, no le importó ¿Cómo podía él sentirse en ese momento mayor a aquel humano? Aún a pesar de las limitaciones que tuviera, de la falta de fuerza, velocidad y agilidad no había perdido lo que fuera suyo... su naturaleza. Por el contrario ¿Qué era ahora él? Sin darse cuenta había cerrado los ojos y cuando volvió a abrirlos tenía los puños cerrados como hace momentos; un filo hilo de sangre brotaba de entre sus dedos, resaltando entre el impoluto tono marfil de su piel, goteando y manchando el pasto a sus pies- No recuerdo la última vez que sangré... y ahora lo hago casi todo el tiempo -Levantó la vista, encontrándose sus dorados orbes con los azules del pelirrojo- Yo "era" glorioso, yo "era" enorme, alado y fuerte ¿Qué es de un dragón que no posee garras o escamas? ¿Qué es de un dragón que no puede lanzar fuego? ¿Qué es de un dragón que no puede volar...? -No pudo evitar que de uno de sus ojos brotara una solitaria lágrima- ¿Acaso puedo ser considerado ya un dragón? -Se llevó ambas manos a los costados de la cabeza, manchando sus cabellos y apretando con fuerza- Encerrado en esta forma precaria pero no puedo salir... ¡No puedo siquiera ser llamado Dragón! -Y sin importarle el encontrarse acompañado soltó un grito de rabia, de impotencia... de ayuda.




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Trystan el Vie 24 Jul - 7:51

Mi ceja se enarcó, con cierta extrañeza, al ver la estupefacción reflejada en el semblante de aquel dragón de piel nívea y melena dorada. Parecía haber visto lo imposible... o esa era la impresión que me dio. ¿Tan loco me creía por pensar en esa igualdad? Obviamente, no podía ser total, e incluso, llamarlo igualdad era mucho pedir. Un acercamiento por parte de ambas razas, un respeto más tácito, menos forzado. Quizás era eso a lo que pretendía aspirar-. No es algo que pida de inmediato. Soy consciente de que mis ojos no verán tal cosa. -enuncié con toda la tranquilidad del mundo, como si no tuviera nada que perder-. Tanto los humanos como los dragones son seres que necesitan vivir en sociedad. Claro que, siempre habrá minorías que se aíslan, minorías que odien y minorías que sueñen con algo utópico. -como siempre. En la historia del ser humano, prácticamente nada se había hecho por mayoría absoluta-. Pero lo que sí es seguro es que más pediría si aspirase a querer separar ambas razas. Nos parecemos más de lo que queremos admitir. -concluí, sopesando ligeramente las posibilidades y llegando a la conclusión de que no erraba en mi afirmación. Lo miré entonces-. Puedo estar sonándote como un loco. -admití finalmente, riendo quedamente, antes de que el propio dragón alcanzase a hacer cualquier mueca en respuesta a mis palabras.

Asentí, aunque por no dejarlo seguro al cien por cien, quise ser algo ambiguo-. Quiero pensar que sí... -expresé, suave, queriendo pensar que más allá de todas personas que yo ya conocía que apoyaban mi causa, había mucha más gente. El mundo era demasiado grande, y Talos muy pequeño en comparación. Yo nunca había salido de su jurisdicción, nunca había viajado a otro lugar, y prefería pecar de prudente, antes de asegurar algo que no sabía a ciencia cierta.

No pude evitar tensarme cuando aquel dragón pareció retraerse en sí mismo, con pensamientos que le hacían cerrar los puños, apretarlos, aunque no dejarlos más blancos de lo que ya estaban. Un hilo carmesí empezó a caer entonces, de tanta fuerza que vi que estaba haciendo. Y sus palabras no fueron menos inquietantes. Fijé mis azules en su rostro, medio oculto, encerrado entre sus propias manos, oyéndolo gritar de pura desesperación. ¿Qué problema tenía? Rememoré mentalmente todo lo que había dicho. El reiterado uso del pasado para referirse a él; la incapacidad de volar o lanzar fuego; todas esas preguntas retóricas que yo, como humano, era imposible que supiese contestar-. Para mí siempre serás un dragón, aunque está claro que no piensas lo mismo. Tal vez, deberías abusar más de esa fe en lo que eres, más que repetirte lo que no eres. -¿no decían que creyendo en uno mismo se conseguía cualquier cosa?-. ¿Qué es lo que te impide ser lo que verdaderamente eres? -¿Castigo? ¿Magia? ¿Algún artilugio de jade? ¿Qué? Si no se incluía entre lo que yo contemplaba, no sabía que pudiera estar pasándole a aquel hombre, resquebrajado de angustia.

Me acordé entonces de esa situación invertida que viví con Nyssa, en la que ella quiso volver a su forma humana siendo una dragona. ¿Qué podía servirle a aquel dragón para llevar a cabo la transformación inversa, de humano a bestia?




De parvis grandis acervus erit

Awards:

the unexpected is always the best:

avatar
Trystan
Heartless

Mensajes : 2168

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Ras el Lun 27 Jul - 19:40

- ¿Loco? -Respondió simplemente, manteniendo la mirada en el pelirrojo humano; una mirada curiosa y que se demostraba a momentos cargada de interés por sus ideas- No serías al único al que llamaran así por lo que no soy nadie para catalogarte de dicha forma -No se sentía con el derecho, sus propios congéneres lo llamaban un demente por sus ideas respecto al estilo de vida dracónico, por aferrarse a antiguas tradiciones y modos; aun así lo respetaba- Todos los seres conscientes tienen derecho a dar su opinión… aunque no comparta del todo la tuya -Y bajó los párpados con pesar un momento- Nos parecemos… pues no deberíamos, hace más de dos mil años los dragones no caminaban como humanos sino que en cuatro patas como lo que éramos, nosotros mismos ¡Nosotros! -Apretó los dientes- ¡Somos dragones maldita sea! ¿Dónde quedó el respeto por nuestra propia forma? ¿Nuestra cultura? En cambio mis congéneres deciden que es mejor vivir una vida que no es la nuestra ¿Para qué? ¿Para poseer riquezas? ¡Podemos volar pero deciden dejar todo lo que somos de lado para ser lo que no somos! -Resopló, intentando calmarse pero no podía. Había tantas cosas que callaba últimamente, que había dejado de decir a viva voz desde hace años cuando sentía que el mundo le era arrebatado pieza por pieza.

Toda su rigidez, toda aquella imagen que presentara al pelirrojo de un ser inamovible se resquebrajaba con un simple intercambio de palabras que cada vez hacían más mella en la propia esencia de Ras. El humano no estaría solo, los de su clase difícilmente lo estaban. Ellos siempre fueron demasiado sociales, necesitando apoyarse en los demás para encontrar fuerza mientras que su raza parecía hacer completamente lo contrario y por dentro no pudo evitar sentir la ironía de que la existencia de la red frente a aquel tipo de carácter.

Y el humano volvió a hablar, a decir incoherencias dentro de la mente del dorado ¿Es que no lo veía o estaba ciego? Eso que tenía frente suyo no era un Dragón, no podía serlo de ninguna forma aunque quisiera gritar lo contrario>- ¿Cómo podría pensar de otra forma? Solo una sombra de lo que debería ser… No lo entiendes… ¡No puedes entenderlo! ¿Qué fe me puede quedar en una vida que se ha visto arrebatada de todo cuanto posee? ¿Qué confianza queda para mí cuando he perdido todo y todos los que me definían? -Se levantó en seco de la piedra, extendiendo las manos abiertas a los costados- Tan solo mírame… Si supiera lo que me sucede no permanecería así… Débil y pequeño… Sin garras, sin alas ni escamas... Solo esta cáscara -Se abrazó a si mismo con fuerza, oprimiendo la propia carne de sus brazos, temblando, molesto y confundido… Herido…




avatar
Ras
Dragon

Ocupación : Historiador y de todo un poco.
Mensajes : 153

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A casual meeting (Trystan]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.