Novedades

- (09/18) Ya están disponibles las novedades de Septiembre.

- (09/18) Ya podéis pedir Los Dracs de Septiembre.

- (09/18) ¡Enhorabuena Faora, ya eres Moderadora!

- (09/18) Nueva actualización de las fichas de personaje. Mada MP a Selene para actualizar.

- (09/18) El juego "Confieso que..." se clausurará si persisten las malas conductas entre sus participantes. ¡Los juegos son para divertirse, no para atacar a nadie!

- (07/18) Nuevas normas respecto a los posts +18 de índole sexual.

- (05/18) Nuevas normas de emisión de reportes aquí.

Últimos temas
Staff
Letyko
Admin
MP
Thareon
Admin
MP
Selene
Admin
MP
Faora
Mod
MP
Síguenos

Afiliaciones V.I.P
Foros Hermanos

06/06

Directorios y Recursos

06/14

Afiliados Élite
Expectro PatronumLoving PetsTime Of Heroes  photo untitled45.png

37/64

Afiliados Normales


Light 'em up-FB (Megerah)

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Light 'em up-FB (Megerah)

Mensaje por Megerah el Miér Oct 28 2015, 22:20

Libre.
Erah no se consideraba libre en absoluto, pues seguía ligada a su antiguo dueño de una manera cruel. Seguía dependiendo de él. ¿Quién podía considerarse libre en esos términos?

Moira, como acostumbraba cuando la emoción podía con ella, empezó a parlotear. Quizás para la morena todo lo que dijo tenía sentido. Mas no para Megerah. ¿Celebrar? No había nada que celebrar. A menos que su amiga quisiera regodearse de su miseria y festejar que su situación ahora era peor que estar muerta. cosa que Erah dudaba seriamente. ¿Disfrutar? ¿De qué? Tenía un puñado de años por delante, como tiempo límite para cumplir con el enigma que el propio Moloch le había puesto... antes de dejar de ser dueña de sus sentimientos y capacidad para sentir, como humana que ya no era.

Pero Megerah, no supo cómo propinarle un guantazo de realidad, para que Moira bajara de la nube en la que ella sola se había montado. Por mucha confianza que tuviera con ella, tampoco era el mejor modo. No obstante, aquella simple explicación sobre la Inquisición parecía un buen punto de partida-. No, no lo soy. -murmuró con convicción. ¿Mejor? ¿Cómo podía serlo con tremenda maldición pesando sobre ella?-. Mejor ellos antes que yo... -añadió, casi sin pensar. De hecho, eso era algo que no la preocupaba en absoluto, pues la única ventaja que le otorgaba el desafío era inmunidad frente a todo dragón que no fuera la Muerte Negra. No obstante, Erah tenía un motivo bien distinto cuando decidió formar parte de la Inquisición. Y era más que probable que Moira no lo entendiera-. No, Momo. Lo hago por mí... -contestó con soltura y decisión-. No voy a marcharme... No voy a escapar... -no tenía sentido ahora que era libre y se había quedado por iniciativa propia. La explicación que intentaba montar en su cabeza no llegó a salir siquiera de sus labios con ese segundo abrazo entusiasmado de Moira.

Pero algo no fue bien.

La rubia tragó saliva por la pregunta de la que había sido su amiga desde bien pequeña. Le mantuvo la mirada clara durante unos segundos, antes de agachar sus pupilas aguamarina. Con un suspiro, se llevó ambas manos a la cremallera que cruzaba su torso por la mitad, desabrochándola hasta su pecho, lo justo para poder descubrir la parte superior del izquierdo, donde Moira había puesto la mano, para descubrirle la cicatriz de color negro que esclarecía su nueva naturaleza- ... Porque ya no tengo corazón, Momo... -murmuró bajo, con miedo en esos ojos que volvieron a la morena-. Estar viva, es un término demasiado relativo para mí... -añadió. Quizás así, Moira entendiera muchos de sus motivos, y echaba luz sobre explicaciones tácitas que a Megerah no le apetecía tener que argumentar.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 917

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Light 'em up-FB (Megerah)

Mensaje por Megerah el Lun Nov 02 2015, 21:00

Erah escudriñó cada contracción muscular del semblante de su amiga conforme se desarrollaba y avanzaba la conversación. Conforme le explicaba el porqué. Conforme le enseñaba aquella marca a la que ni se había acostumbrado, que decía mucho más que lo que pudiera articular Megerah con sus palabras. Desde luego, el que Moira se mostrara tan comprensiva con su nueva situación fue algo que la alivió sobremanera. No tanto sus muestras de cariño y ese optimismo que rallaba lo ridículo, que seguían hastiándole ligeramente después de tantos años.

Y Moira volvía a sorprenderla, con sus comentarios que la hacían sentir como si el camino que ella misma había elegido no era su mejor opción. Para colmo, le devolvió aquel frasquito que la rubia alcanzó a darle cuando la vio por última vez. Cuando más débil y delirante estaba y, aún así, lo suficientemente consciente para hacerle a la morena un regalo de lo más simple y significativo. Por toda esa vida juntas. ¿Por qué se lo devolvía ahora?-. Era un regalo... -murmuró, extremadamente bajito, entre extrañada e indignada.


Frunció el ceño mientras la morena hablaba. ¿Cómo podía estar diciendo tantas cosas que a la rubia se le antojaban in sentido?-. ¿Por qué te cuesta tanto entenderlo? -inquirió molesta. No con la morena en sí. Mas sí con su propia situación. No le gustaba en absoluto depender de esa nueva manera del dragón que había sido su dueño -y por quien se había desvivido por contentar- hasta hacía unos días. La rubia se apartó entonces-. No tengo más opciones, Momo. -se incorporó entonces, pese a la expresión tierna y agradable de la morena-. Estoy maldita. Me ha convertido en una paria... ¡por puro egoísmo! -masticaba esa frustración que la había acompañado en los últimos días, justo desde que había visto su corazón siendo extirpado de su propio pecho.

Una de sus cejas se elevó hasta el techo, sin ser capaz de creer lo que Moira mencionaba-. ¿Un herbolario? ¿Estás de broma? -siguió con la retahíla de preguntas con tono incrédulo, separándose un poco más-. Consumirme entre plantas secas con una fama para nada merecida que alejaría a cualquier persona que quisiera comprarme algo, sin siquiera luchar... ¿esa es tu mejor proposición? -no alcanzaba a creerse que la más soñadora de las dos le propusiera una opción tan... conformista. Tan cómoda. ¿Qué diablos estaba diciendo? Erah tragó saliva, sin perder ese gesto de incredulidad e incomprensión-. Como inquisidora tengo libertad y acceso a los mismos sitios que Moloch, como una igual, no como una esclava... -quizás para su amiga no tenía sentido todo aquello pero, ¿y qué? Ella seguía siendo cómodamente una humana esclava a la que nadie conocía y que podía optar a la libertad. Fuera como fuese. Sin embargo, Megerah era libre, sí. Pero en un sentido ilusorio, pues seguía atada a los designios de aquel dragón que por mantenerla a su lado la había condenado a una muerte lenta e insensible. A una maldición. A un proceso que acabaría con la humana en unos pocos años-. La Inquisición es mi única opción si quiero recuperar lo que es mío. Es un medio. Y si tengo que matar para poder sobrevivir, que así sea. No soy la única que tiene prioridades aquí. -y Megerah estaba dispuesta a llegar lo lejos que hiciera falta-. Todo tiene un precio y yo estoy más que dispuesta a pagar el mío. -no tenía nada que perder pero sí podía ganar esa ansiada libertad que tanto anheló desde que se lo propuso de pequeña. Y quizás, acabar con aquel dragón egoísta y caprichoso al que ahora veía de una forma bien distinta.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 917

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Light 'em up-FB (Megerah)

Mensaje por Megerah el Lun Nov 09 2015, 13:27

¿Que se lo devolviera? Erah no salía de su asombro. ¿En qué momento había pensado Moira que la rubia querría recuperar ese frasquito que le había dado? Para empezar fue un detalle que la más pequeña de las dos tuvo con la morena como ridícula compensación por haber sido su compañía y única amiga durante tantos años. Como compensación por dejarla sola a causa de una enfermedad que le había estado robando la vida poco a poco. Porque Erah ni pudo imaginarse que volvería a ponerse en pie cuando su mejor amiga, esa hermana que nunca tuvo, fue a visitarla a los aposentos de Moloch. Y de hecho ni se había planteado el pedírselo. Fue cuando Moira se lo colgó de nuevo al cuello que Erah supo que no lo quería de vuelta. Quizás porque así, ambas tendrían presente aquel momento que, seguramente no volvería a repetirse, pues en la contrarreloj de la ahora desafiada no entraba precisamente la sensibilidad. Y Megerah no era cariñosa de per sé.
Si había algo que no echaba en falta de la morena era su -según Erah- 'gasto inútil de saliva', acostumbrada como la tenía a hablar muchas veces con obviedades tan evidentes que resultaba redundante mencionarlas. Bueno, bien, a Moira le gustaba hacerlo... Pero Megerah medía mucho sus palabras, y no era algo que le gustara gastar a la primera. Bien sabía, aunque no lo admitiría, que el afán por hablar de su amiga llegaba a exasperarla en ocasiones. ¿Por qué ella no había aprendido después de llevarse la misma respuesta por parte de su dueña que la que tuvo Moloch con las impertinencias de la rubia hasta que ésta aprendió? Erah quiso achacarlo a la faceta soñadora que ella nunca tuvo. Porque no le veía más explicación.

El susurro de Moira la hizo exhalar con fuerza-. Razón de más para no meterte en más líos si no quieres verte contra mí... -sentenció la inquisidora. No quería verse en la tesitura de tener que ir tras ella de cometer alguna estupidez-. Hablo en serio, Momo. Está bien que tengas ideales y todas esas cosas de la gente con esperanzas... -tragó algo de saliva-. Pero te conozco perfectamente como para saber que algún hecho extraño pueda ser obra tuya... -palmeó su hombro, con una advertencia escondida-. No quiero verme en la necesidad de elegir... No quiero que me pongas ahí... Porque nos estarías poniendo en peligro a las dos. -a ella por hacer la tontería y a Erah por cubrirla. Porque por mucho aviso que le hiciera, la rubia no se pensaría ocultar cualquier pista que llevara directamente a su amiga. Y algo así, estando entre dragones, era difícil de ocultar. La primera que pagaría sería la inquisidora. Por traición.

¿Era egoísta pedirle que no se arriesgara tanto? ¿O era, simplemente precaución?

Se levantó, indignada, molesta, nerviosa. Se cruzó de brazos ante Moira, aún arrodillada, casi atravesándola con la mirada. No era ella el motivo por el que la rubia estaba así. Era su propia situación. Le quitaba el sueño, el hambre y las ganas. Hay momentos en los que hubiera deseado que Moloch se hubiera vengado a su manera de aquellos años en los que Megerah tonteó con Thareon, enfriando esa relación dueño esclava tan extraña. Que la hubiera dejado morir. Pero no, Moloch la quería junto a él, bajo cualquier circunstancia, al parecer.

Un intento de sonrisa afloró al semblante de la rubia, no obstante, cuando su amiga mencionó que acabara con su antiguo dueño-. No es tan fácil. -con razón no lo había conseguido hasta ahora y, aún así, Erah tenía serias dudas de conseguirlo alguna vez. Habiendo estado durante toda una vida planteándose miles de formas de acabar con él y no pudiendo llevar a cabo ninguna. Por unas cosas o por otras.

Erah acabó negando con la cabeza-. No puedo dejar que me ayudes en el desafío. Es asunto mío, Momo. No puedo dejar que te arriesgues así por ayudarme. -el desafío y lo que conllevaba era algo que tenía que averiguar por sí misma. No tenía sentido que la ayudaran. No contaría como resolución propia, por lo menos. Además, Moira no conocía a la Muerte Negra tan bien como ella, para saber dónde y el qué buscar.

- Dáselas a ella. -enunció cuando mencionó a Corah-. Por suerte para ella, su altivez no la dejará mezclarse conmigo... -acabó suspirando, mientras en su mente rumiaba unas palabras que terminó por enunciar, arrodillándose de nuevo frente a su amiga. Pellizcó la barbilla contraria, con suavidad, para que la mirara-. Aunque sean mi nueva familia... yo ya tengo una... -sonrió un pelín-. Y no voy a cambiarla, por mucho que mi situación sí lo haga...





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 917

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Light 'em up-FB (Megerah)

Mensaje por Megerah el Jue Nov 12 2015, 23:21

Megerah casi pudo suspirar cuando Moira aceptó la condición de que no hiciera estupideces. Que comprendía la nueva situación lo suficiente para saber que con sus actos podría poner a la rubia en un verdadero apuro. Porque no era dilema. Erah tenía claras demasiadas cosas a estas alturas de su vida, como para ahora empezar a vacilar en cuanto la situación se complicara para ella-. 'Quizá' no... -la parafraseó, dejando claro que si recibía ayuda de alguien, superar el desafío no contaría como válido. Y entonces, ni Erah sabía lo que sería de ella. No quería arriesgarse, tampoco. Y no iba a dejar que Moira maltrechase sus planes de esa manera.

La rubia rodó los ojos cuando la morena hizo aquel comentario de su dueña-. No le tengo ningún miedo, pero no te lo dije para que lo hicieras. -se encogió de hombros, con cierto desinterés. La dragona no estaba en su top ten de preocupaciones. Si Moira quería decirle o no eso a Corah, no era asunto suyo. Tampoco le apetecía saberlo, la verdad. Su nueva compañera inquisidora y una piedra a un lado del camino le importaban lo mismo.

Erah ladeó una sonrisa suave por el exceso de emoción de la morena-. Mira que eres ñoña, Momo... -murmuró con cierta diversión cuando vio como contenía el impulso de volver a abrazarla -al que Megerah respondió apartándose fugaz y levemente, en señal de advertencia-, para terminar cogiendo sus manos y apretarlas.

Pronto, la rubia se incorporó, instando a su amiga a que también lo hiciera. Ambas tenían cosas que hacer y pronto volvieron a sus tareas, tras ese inciso.

La pasada Navidad...

Lo que Erah no se esperó era que la Inquisición fuera una institución tan caótica. Cada dragón barría para casa y salvo la excepción de matar híbridos, cada uno hacía su propuesta macabra, ilógica, para que al final, el mérito fuera individual más que grupal. Las reuniones que se organizaban resultaban concursos ridículos de ver quién tenía el hocico más grande y, más de una vez, a Megerah le había llovido críticas por sus investigaciones y ese supuesto desinterés en las ejecuciones.

En realidad, no era desinterés, pues Erah gustaba más de llevar a los prisioneros al límite, en vez de ver como otros se los cargaban. Y era justo ese día cuando Moloch accedió a dejarla, de forma extraoficial, naturalmente, a torturar bajo su supervisión. En ocasiones, la Muerte Negra tenía ese tipo de caprichos. Pero la desafiada no tenía la más mínima intención de agradecérselo como seguramente él querría. No, aquella relación se había enfriado como así lo haría Megerah con los años.
Satisfecha con aquella oportunidad, no dudó en desplegar sus minuciosas artes de persuasión y tortura, divirtiéndose por primera vez con su trabajo como inquisidora. No obstante, llegó un momento en el que el dragón también reclamó esa diversión, mandando a la antigua esclava a por más utensilios afilados y retorcidos, impidiendo que se quedara a ver el resto. Pero en esta ocasión, Erah no se quejó, porque tampoco quería tentar a su suerte. Decidió que aún podía aprovechar la tarde, si volvía rápidamente a su cuarto, se hacía un preparado aromático de hierbas con agua caliente y volvía a la biblioteca a seguir con sus investigaciones. Tanto de herejes como de su desafío. Con suerte, vería a Moira, en una de sus visitas sorpresa.


Como sorpresa fue el encontrarse una pequeña nota encima de su cama cuando llegó a su cuarto. Erah frunció el ceño, cuando la cogió y abrió. Reconoció enseguida la letra de la morena y terminó por sonreír... Pero la sonrisa se le cayó en cuanto leyó la primera frase. Moira era finalmente libre. Como ella. No, mucho mejor. Era realmente libre. De haber tenido corazón en aquel momento se le habría encogido y acelerado a partes iguales. Erah se alegraba enormemente por ella, sin embargo, según continuó leyendo sintió que perdía una parte de sí misma. Sus ojos repasaron las primeras frases, cortas y descuidadas mientras se sentaba en la cama. Flaqueó momentáneamente, encontrando difícil hasta el tragar saliva, sintiendo la boca repentinamente seca.

Tengo que irme del castillo.

Erah se interrumpió ahí, apretando ligeramente los labios. No se lo pensó dos veces antes de salir de su cuarto de forma precipitada, dispuesta a repasarse cada habitación por si tenía la bendita suerte de encontrársela. Toda investigación y hasta su desafío perdieron toda importancia. No obstante, aún sintió una desesperación creciente conforme recorría los pasillos y no veía rastro alguno de Moira.

Why do you have to leave so soon?
Why do you have to go?
Why do you have to leave me when I needed you the most?
Cause I don't really know how to tell ya without feeling much worse.
I know you're in a better place and it's always gonna hurt.
Carry on, give me all the strength I need.
To carry on.

Por primera vez, fue verdaderamente consciente de que mirara donde mirase y estuviera donde estuviese dentro de aquel maldito castillo, Momo estaría con ella. Demasiados años, demasiado tiempo e historias juntas como para no tenerla a su lado. Mas ya no podría encontrarse con esa mirada grisácea, ni corresponder la picardía en aquella sonrisa de la que tantas veces había sido cómplice y testigo. No la vería emocionarse más veces por sus palabras. O hastiarse por esa facilidad de su amiga por dar abrazos. O dárselos a ella en concreto. Erah no había visto a la morena abrazar a nadie más. Tuvo entonces la imperiosa necesidad de ser precisamente ella la que tuviera ese impulso en aquel momento. Pero tenía que encontrarla primero.

Vio el rostro de Moira en todas las mujeres morenas con las que se cruzó en aquel periplo personal y apresurado. Durante unas horas, la rubia buscó a su amiga, a la morena, a esa hermana que nunca tuvo por todos los rincones del castillo, sin encontrar la menor pista de ella. Tragó saliva entonces, volviendo a llevar sus  pupilas cristalinas al papel que le había dejado, continuando con la lectura. No tenía ni idea de cuando se había pasado por su cuarto para dejar aquella nota. Así que, Erah se limitó a apretar aún más los labios, sin llegar a creerse la estupidez que había cometido. De haber seguido leyendo, habría ido a la mansión de Kariel directamente a buscarla. Sus orbes aguamarina fueron hacia la primera ventana que encontraron, viendo los indicios del atardecer. Ya era tarde, incluso para intentar corregir su error e ir de una carrera a casa de aquel dragón. Moira ya estaría camino del bosque. Tuvo la genialidad de asomarse al balcón más cercano, desde donde pudo otear la ciudad y parte del camino, más allá de sus muros.

So let the light guide your way, hold every memory as you go.
And every road you take will always lead you home.

Megerah no paró de buscarla con la mirada, manteniendo y aguantando ese escozor en ella, por la frustración. Pero no vio siquiera a nadie que se le pareciera. Exhaló con cierta desesperación, reprendiéndose a sí misma. Quizás no volviera a verla. Quizás sí. Ninguna de las dos lo sabía. Pese a lo realista que Megerah siempre había sido, quería pensar que sí tendrían esa oportunidad.


Finalmente, se rindió. Alzó la mirada, parpadeando varias veces, conteniéndose. Parcialmente, apartó sus ojos, y su rostro, de las calles de Talos que alcanzaban a verse desde aquel pequeño balcón y, resignada, volvió al abrigo de la piedra de aquella fortificación inmensa, que se le acabaría antojando aún más fría ahora que su amiga se había ido. Por el momento, tan sólo le quedaba alegrarse inmensamente por ella y rogar de forma silenciosa por que Moira pudiera disfrutar de esa libertad plena por las dos. La morena se lo merecía. La inquisidora sonrió con suavidad, finalmente-. Buena suerte, Momo... -murmuró justo al entrar.

... Hasta que nos volvamos a ver.





couldn't help myself <333333:


OMG ♥️:


honours:



avatar
Megerah
Redeemed

Mensajes : 917

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Light 'em up-FB (Megerah)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.